El Standing Rock mexicano

Hace dos semanas, los indígenas de la reserva de Standing Rock en Dakota del Norte, Estados Unidos, obtuvieron una victoria histórica. La construcción de una pipa de petróleo que atravesaría cementerios de la tribu Sioux, y que pasaría por debajo del río Missouri – su principal fuente de agua – fue detenida gracias a una gran movilización en contra.

La principal preocupación era que esta construcción presentaba un riesgo de derrame que podía comprometer el agua del río; además de que la constructora no contaba con la aprobación de las tribus, violando tratados históricos. Los miedos expuestos por los protestantes fueron avalados casi inmediatamente; el lunes pasado hubo un derrame a tan solo 150 millas de Standing Rock. Oficiales estatales estiman que más de 176,000 galones de crudo se derramaron de la pipa Belle Fourche en el arroyo de Ash Coulee, también en Dakota del Norte [1].

La protesta de Standing Rock fue apoyada por varias tribus, las cuales unieron fuerzas, bloqueando el paso de las máquinas con un campamento que resistió las nevadas y las intimidaciones por parte de fuerzas armadas. Además de contar con las voces de políticos como Jill Stein y Bernie Sanders, su situación también se dio a conocer gracias a algunas estrellas de Hollywood, como Shailene Woodley, Susan Sarandon y Mark Ruffalo. En las últimas semanas, también influyó el apoyo de los veteranos.

Lo más interesante es cómo su lucha resonó con pueblos indígenas alrededor del mundo; la experiencia de la explotación atraviesa fronteras. Se pronunciaron en solidaridad, por ejemplo, la Nación de Nishnawbe Aski, de Canadá [2]; la Nación Sápara [3] y la comunidad Siekopai [4], de Ecuador; e incluso recibieron apoyo por parte de los Maori, quienes compartieron videos haciendo el haka en su nombre, un baile de guerra tradicional [5].

En México, la explotación de los pueblos indígenas no es novedad. Es curioso cómo  los mexicanos somos los primeros en descalificar al pueblo estadounidense por Donald Trump, cuando en México jamás se ha logrado una movilización a favor de los derechos de los indígenas de la talla de Standing Rock, y que además haya logrado su cometido de una manera pacífica.

Y vaya que, hoy por hoy, tenemos razones suficientes para solidarizarnos con nuestros pueblos indígenas. Quiero mencionar dos conflictos similares al de Standing Rock que actualmente se están viviendo en nuestro país. El primero es en Loma de Bácum, Sinaloa, en donde una parte del pueblo Yaqui protesta en contra de la construcción de un gasoducto para la CFE; la oposición se debe a falta de permisos, y por temor a las consecuencias ambientales y posibles accidentes [6].

Esta semana, la abogada de la tribu Yaqui, María Anabela Carlón Flores, y su marido, fueron secuestrados. Aunque la abogada ya fue liberada, su esposo sigue privado de la libertad bajo la amenaza de que se dejen “de chingaderas.” Y esta es tan solo la más reciente en una cadena de amenazas y tácticas de intimidación que se han llevado a cabo en contra de los demandantes [7].

El segundo caso es en Valladolid, Yucatán, en donde comuneros protestan en contra de la venta de la parcelación de tierras en Punta Laguna y de la construcción de un gran desarrollo turístico, que invadiría la reserva natural de Otoch Ma’ax Yetel Kooh [8]. Área protegida que alberga especies como el jaguar, el mono araña y varios tipos de aves [9].

El grupo Indignación, que busca defender los derechos humanos en la Península de Yucatán, reportó que dos de estos opositores, Guadalupe Cahum Uc y Elías Cahum Cahum, fueron secuestrados y torturados la semana pasada por quienes apoyan la venta. Las víctimas afirman que Rafael Acosta Solís, ex subprocurador de Justicia de Yucatán, es uno de los principales interesados en este negocio [10].

La desaparición, secuestro y tortura de activistas se ha vuelto común en nuestro país. La periodista Dawn Paley afirma en su libro Drug War Capitalism (El Capitalismo Narco), que el ambiente hostil generado por la guerra contra las drogas, ha ayudado a disimular estos actos de intimidación, y hasta asesinatos, – ya sea por parte de corporaciones, funcionarios públicos u otras partes interesadas –, como producto de enfrentamientos entre cárteles. La violencia generalizada también desincentiva la movilización de las masas a favor de alguna causa [11].

Es importante poder mirar hacia Standing Rock y ver en ellos un ejemplo a seguir, sin la soberbia de quien empequeñece los logros que Estados Unidos ha tenido en materia de la lucha por la igualdad. Aunque hay mucho camino que recorrer, por algún lugar se debe empezar; y podemos hacerlo informándonos sobre los principales problemas que aquejan a nuestros pueblos indígenas.

Conocer las problemáticas es el primer paso para poder exigir justicia a las autoridades; hacerles ver que éstos no son temas que se pueden esconder debajo de la alfombra – que no son irrelevantes para el resto de los mexicanos. Es nuestra responsabilidad empezar a mover al mundo en una dirección diferente, pero así como los derechos que tenemos hoy nos demuestran, estos cambios no se dan si no se alza la voz.

[1] Daniel A. Medina, “Dakota Protesters Say Belle Fourche Oil Spill ‘Validates Struggle’,” NBC News, 13 de diciembre del 2016, http://www.nbcnews.com/storyline/dakota-pipeline-protests/it-validates-our-struggle-dakota-access-protesters-nearby-oil-spill-n695191.

[2] “NAN Answers Call to Action, Supports Pipeline Protest,” Nishnawbe Aski Nation, 30 de agosto del 2016, http://www.nan.on.ca/article/-11325.asp.

[3] Christian Cangiano, “Leader of Sapara Nation brings awareness to oil drilling in Ecuador,” The Statesman, 27 de noviembre del 2016, http://www.sbstatesman.com/2016/11/27/leader-of-sapara-nation-brings-awareness-to-oil-drilling-in-ecuador/.

[4] teleSUR English, “Ecuadorian Indigenous Leader Joins Dakota Pipeline Protests,” YouTube, https://www.youtube.com/watch?v=xxXhs5-Pq54.

[5] Te Hamua Nikora, “HAKA WITH STANDING ROCK!!!” Facebook, https://www.facebook.com/groups/1102073623245751/.

[6] AP, “Protesta por gasoducto en México deja un muerto,” El Economista, 22 de octubre del 2016, http://eleconomista.com.mx/sociedad/2016/10/22/protesta-gasoducto-mexico-deja-muerto.

[7] Sugeyry Romina Gándara, “Comando secuestra a la abogada de los yaquis y a su esposo; a ella la liberan y él está desaparecido,” Sin Embargo, 14 de diciembre del 2016, http://www.sinembargo.mx/14-12-2016/3125549.

[8] Sergio Caballero, “Protestan comuneros por venta de reserva natural en Yucatán,” Proceso, 4 de octubre del 2015, http://www.proceso.com.mx/417241/protestan-comuneros-por-parcelacion-de-reserva-natural-en-yucatan.

[9] Luis A. Boffil Gómez, “Secuestran y torturan a dos indígenas mayas en Yucatán,” La Jornada, 10 de diciembre del 2016, http://www.jornada.unam.mx/2016/12/10/estados/028n1est.

[10] Ibid.

[11] Dawn Paley, Drug War Capitalism, (AK Press, 2014).

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “De terror: sube la luz”

Hoy Enrique “Henry Monster” Peña Nieto se levantó pensando, cómo joder a México, pero bueno ya lo jodió. La historia de terror después de Halloween es que la luz aumenta a partir de hoy, hoy, hoy (al puro estilo Fox). Esto por obvias razones traerá una serie de consecuencias que, como siempre, terminaremos pagando nosotros los ciudadanos.

 




 

La luz aumentará para el sector industrial entre 5.6 y 7.2 por ciento, para el sector comercial será entre 3.3 y 5 por ciento, mientras que la tarifa de uso doméstico de alto consumo subirá el 3.3 por ciento.

Todo esto a pesar de que desde el 2012 y claro en su campaña a la Presidencia de México, Peña Nieto, prometió reducir los precios de la gasolina y de la luz, esto en consecuencia de la Reforma Energética, que hasta el momento no ha dado frutos.

Aunque como siempre la CFE dice que ellos no tienen que ver con el aumento, sino que la industria gasera es la culpable, y que bueno los incrementos no son significativos, los ciudadanos pagaremos el costo. Debido a que el aumento está más que nada enfocado en el sector industrial y comercial, es muy probable que los precios de los productos suban, al igual los servicios.

 




 

Otro de los problemas que causa este aumento, es que una vez más queda demostrado que la Reforma Energética no ha servido para maíz. Los incrementos siguen y siguen, y espérense a la sorpresita con la que nos van a salir entre diciembre y enero, justo para darle la bienvenida al nuevo año.

Pues el rumor está en que, de acuerdo al paquete de egresos e ingresos, que se acaba de aprobar la semana pasada en San Lázaro, la gasolina y diésel va a subir, subir y subir, esto debido a la liberación de los precios del combustible.

Así que la recomendación para estos últimos dos meses del año es que hagan su guardadito y no gasten de más en regalos de Navidad, la cosa pinta gacha en la cuesta de enero.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La paradoja del campo mexicano





El tema del campo en México ha sido visto desde diversas perspectivas a lo largo de toda la historia; desde la visión de la Colonia, el zapatismo hasta el neoliberalismo de los 90s.

En el siglo XX, el campo mexicano tuvo el mayor cambio en toda la historia, el concepto intelectual del ejido fue transformado en una realidad, en una de las tantas reformas sociales del General Cárdenas.

Sin embargo, el tiempo pasó y en los 90s en las vísperas de TLC y diversos tratados internacionales, el campo sufrió cambios, la figura del ejido fue relegada a la sombra, se favoreció a los grandes terratenientes y productores y se impulsó el libre comercio internacional dejando a los campesinos en una situación muy desfavorecida.

En la televisión y prensa vemos como el Gobierno Federal se ufana de promocionar las supuestas ayudas al campo. Sin embargo, en pleno 2016 vemos como el campo mexicano es tierra muerta, desierta, explotada por unos cuantos y por los intereses de otros.




Conversando de primera mano con personas del campo podemos analizar lo complicado que es el estatus actual del campesinado mexicano donde están a merced de todo y sostenidos por nada.

Por un lado están los apoyos y créditos de la Sagarpa los cuales son trámites excesivamente burocráticos y sin sentido que confunden a la gente. Un ejemplo muy claro es el trámite de uso de aguas ya sea por medio de bombas, pozos o norias con la Conagua, el trámite es exhaustivo, donde obligan a la gente a recorrer distancias enormes para efectuar pagos menores a 200 pesos que se pudieran hacer desde los mismos pueblos o rancherías.

Sin embargo, el obstáculo más grande se llama “Secretaría de Hacienda”, la secretaría que dirige Luis Videgaray tiene en su haber una lista de procedimientos para el campo que si bien vistos de una manera pudieran llegar a verse adecuados, en la práctica es un sinsentido agotador.

Veamos el ejemplo de un campesino propietario de un rancho que quiere buscar un apoyo de la Sagarpa. Primeramente tiene que hacer el trámite en su pueblo más cercano y el alta ante el SAT y creación de firma electrónica en la ciudad que le corresponda (normalmente más de 200 km para llegar), ahora bien, aquí viene el problema más complicado que es la venta de productos y compra de insumos porque al declarar al SAT existe la necesidad de facturar a unos y otros.

¿Usted cree que un pequeño vendedor de forrajes o una pequeña ferretería tienen Firma Electrónica? Al reducirse el mercado y el número de proveedores deja al campesino sin una motivación real de emprender el trabajo.

Otro problema es que muchos de los créditos al final son usados para las necesidades propias de la familia y no de la tierra, lo que vuelve inútil en términos prácticos el apoyo en sí.

Súmele lo carísimo que es que la CFE instale la luz entre las brechas y la inseguridad rampante donde cualquier rancho termina a merced de Los Zetas

Alguna vez en este espacio y en otros tantos se ha recomendado la figura de las cooperativas ejidales, sin embargo, como el concepto lo indica, un rancho es de un particular y un ejido es colectivo y los conflictos en la repartición de ganancias y del trabajo en sí están siempre sometidos a disputas.

En pleno 2016, la infantilización del campesinado sigue vigente. Organizaciones como la Sedesol, la Conagua, la Sagarpa y sindicatos ruines como la CNC los tratan de ignorantes, incapaces e ineptos que con una despensa o un apoyo de 10 mil pesos estarán contentos.

El campo mexicano agoniza a manos del gobierno y la inseguridad que solo ofrece inestabilidad, sufrimiento y agonía a quienes labran la tierra…. Y no se ve cuando termine esto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La mano de Peña Nieto

El cuasi-nombramiento de Enrique Ochoa Reza al PRI es una prueba interesante de ver como evoluciona el partido frente al futuro de la próxima década.

Ochoa, de perfil bajo, peñanietista, tecnócrata del corte de Nuño y Videgaray, un sujeto del que hace ocho días nadie hablaba está a un paso del trono que dejó Beltrones.

La imposición presidencial de Ochoa es un regreso al echeverrismo rancio, a la época del dedazo. Una lección total de que el PRI a pesar de sus derrotas no quiere cambiar sus formas, no quieren modificar estructuras y un guiño de que el presidente sigue teniendo el poder para impulsar las “cargadas” de la CTM, CNOP, CNC, anexas… que son una tradición tan vigente como en los 70s.

Este capricho de Peña Nieto demuestra un claro golpe de autoridad frente a las cúpulas priistas que fueron totalmente derrotadas en las pasadas elecciones. Ante las derrotas estrepitosas de Beltrones y los gobernadores, Peña da un golpe de timón para tomar por él mismo el control del PRI frente a las elecciones de 2017 y 2018.

El que Peña asuma este liderazgo y confronte a los perdedores relegándolos de la dirigencia muestra la gravedad de la derrota vista desde el mismo PRI y desde Los Pinos.

El ex secretario de la CFE llegará a solidificar el peñanietismo como modelo de gobierno interno del PRI dejando claro que las reformas no se negociarán y que se morirán “en la raya” con tal de no ceder ante las presiones externas.

Otra imagen que se muestra, es la fragilidad sindical cada día más débil y anticuada que con tal de mantener prebendas y posiciones apoya a Ochoa o a quien sea con o sin afiliación sindical. El legendario Jesús Reyes-Heroles, expresidente del PRI, alguna vez dijo “En política, la forma es fondo” y el tiempo le ha dado la razón. Las formas en el PRI siguen siendo anticuadas, llenas de oscuridad y llenas de grupos de interés con posturas y perspectivas tan dispares pero que al final comulgan en el entendido de mantener el poder.

Visto desde cierta óptica esta imposición es un movimiento antidemocrático y que infantiliza al PRI como partido haciéndole ver débil y necesitado de un control parental, en este caso, desde Los Pinos. Sin embargo, hablar en el PRI de democracia es hablar de utopías.

Sin duda, Ochoa Reza es un erudito del mundo energético y sus capacidades técnicas pocos se deberían atrever a dudar, sin embargo ¿tendrá el capital y la capacidad política para llevar al PRI a buen puerto? Me parece que la caída de aquí al 2018 es inminente y el barco se les hundirá… el tiempo hablará.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Misa de cuerpo presente: PEMEX

Otra vez ocurrió una tragedia donde el nombre de Petróleos Mexicanos está metido y ahora no fue otro despilfarro del sindicato o tráficos de influencia, fueron víctimas humanas, trabajadores que murieron víctimas de la negligencia de la dirigencia de la planta y de Mexichem.

La existencia de accidentes no es algo extraño en la industria petrolera, pero la incompetencia en el manejo y en el mantenimiento es algo tan mexicano que nos hemos acostumbrado a solo agachar la cabeza y llorar por las víctimas como en todos los temas que impactan negativamente la nación.

No tengo la más mínima confianza en lo que vaya a o deje de hacer José Antonio Gonzalez como director de PEMEX, que simplemente es un sepulturero más que tratará de que el cajón fúnebre luzca de buena madera. Con privatización o no, el anuncio de la muerte de la petrolera tarde o temprano llegará y a decir verdad quizás ya estamos preparados para el funeral.

Esto es parte de la sistemática degradación de PEMEX, poco a poco ha ido avanzando el cáncer; desde tiempos del infame Joaquín Hernández Galicia alias “La Quina” que se robó hasta las tuercas de las refinerías para llegar a la dictadura actual del otro traidor de la clase obrera llamado Carlos Romero Deschamps que por salud mental no quiero pensar cuánto se ha robado. Aquella empresa nacional creada a bien por el General Cárdenas ahora es solo un recuerdo de algo que fue y no volverá a ser. Una empresa que mataron, sí , Pemex no murió por el mercado internacional, no fue la OPEP, no fue el “imperialismo yankee”. Fueron Los Pinos, su sindicato ruin y los compadres del presidente en turno que han manejado la empresa.

Como es una costumbre muy mexa, todo lo que toca el gobierno lo termina empeorando, ejemplos no faltan: Pemex, Conasupo, CFE, Luz y Fuerza, Concarril, etc. Ustedes, la clase política mataron a la empresa, tú, Carlos Romero… ustedes son los traidores, vendidos, ratas, ladrones, cobardes, anti-obreristas, ustedes que son los que se van a enriquecer con la venta no van a poner ni un peso por los trabajadores muertos en los accidentes, no pusieron ni pondrán un peso por las ciudades petroleras como Minatitlán o Coatzacoalcos que van a terminar temblando para ver que hacen en el “after Pemex”.

Hoy en Coatzacoalcos perdieron muchos no solamente Pemex; perdieron el trabajador a pie, su familia, los proveedores, las tiendas de autoservicios hasta el que vende tacos afuera de las plantas, el impacto a la cadena económica es terrible y nadie ha salido a dar la cara por esta bronca que tiene a la ciudad paralizada.

La existencia de accidentes no es algo extraño en la industria petrolera, pero la incompetencia en el manejo y en el mantenimiento es algo tan mexicano que nos hemos acostumbrado a solo agachar la cabeza y llorar por las víctimas como en todos los temas que impactan negativamente la nación.

De los discursos bonitos de los 54980965 directores que ha tenido PEMEX a largo de su historia no come la gente, no come el trabajador que arriesga su vida bajo condiciones paupérrimas solo por la “hueva política” de ponerse a trabajar como empresa que es y no como concesión de poder del presidente.

No tengo la más mínima confianza en lo que vaya a o deje de hacer José Antonio Gonzalez como director de PEMEX, que simplemente es un sepulturero más que tratará de que el cajón fúnebre luzca de buena madera. Con privatización o no, el anuncio de la muerte de la petrolera tarde o temprano llegará y a decir verdad quizás ya estamos preparados para el funeral.

Estimado lector, sobre Pajaritos hay que llorar, pero las lágrimas son para los obreros, los que si amaron a PEMEX, no para el gobierno, ellos no merecen nada.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: “Ni los 15 años de campaña permanente han bastado para que AMLO sea Presidente”

“No todo lo que se dice está dicho.”– Esolam

La historia política en México durante el siglo XXI es incomprensible si no se incluye a un actor político que ha generado un sinfín de reacciones durante los diversos comicios en los que ha participado: Andrés Manuel López Obrador.

Hablar de López Obrador es hacer referencia al líder político más importante que la izquierda mexicana ha tenido, no sólo en la historia reciente, sino talvez, en la totalidad de la misma de nuestro país.

Han existido diversas situaciones en las que ha mantenido una “promoción” constante de su persona, aprovechando los distintos medios políticos y las lagunas legales.

Su polémica personalidad ha generado que a través de los años los ciudadanos lo identificaran en el espectro de aprobación sin ningún punto medio: o es amado o simplemente odiado. Hay que mencionar, que desde que ejerció la función pública como Jefe de Gobierno del Distrito Federal hasta ser en dos ocasiones —2006 y 2012— candidato de la coalición de la izquierda a la Presidencia de la República, han existido diversas situaciones en las que ha mantenido una “promoción” constante de su persona, aprovechando los distintos medios políticos y las lagunas legales.

Para quienes tenemos un gusto especial por la política y especialmente por los procesos electorales, no nos es desconocida la importancia de la reforma político-electoral del 2007, la cual modificó la legislación para que los partidos políticos tuvieran acceso —solamente— a los tiempos oficiales del Estado para promocionar sus plataformas políticas.

Esta reforma además de permitir una mayor equidad en el uso de los medios de comunicación para promocionar a las distintas ofertas políticas, prohibió la posibilidad de los propios partidos de obtener mediante sus propios recursos económicos espacios en la radio y televisión.

Desafortunadamente, existen quienes como AMLO lucran con un principio fundamental del derecho: “todo lo que no está expresamente prohibido por la ley está permitido”.

Desafortunadamente, existen quienes como AMLO lucran con un principio fundamental del derecho: “todo lo que no está expresamente prohibido por la ley está permitido”. Si bien lo anterior es cierto, se debe de tener mucho cuidado especialmente cuando se trata de una promoción personal, que en todo caso derivará a la posible obtención de un puesto público.

Ha utilizado los espacios en radio y televisión que le fueron otorgados a su Partido, para promocionarse de forma personal y sin incluir dentro de los mismos algún esbozo de la plataforma política de su partido.

López Obrador, quien fue recientemente nombrado como Presidente del partido político MORENA, ha utilizado los espacios en radio y televisión que le fueron otorgados a su Partido, para promocionarse de forma personal y sin incluir dentro de los mismos algún esbozo de la plataforma política de su partido.

No hay que confundir como una realidad el hecho que al presidir un partido político se pueda usar entonces de manera personal los spots que fueron otorgados para radio y televisión. Justificar esta conducta sería como tolerar que todo lo que no está expreso en cualquier Ley se puede realizar, aún y cuando sean conductas que contravengan de forma positiva a la sociedad. Lo más preocupante es que quien lo realiza tiene anhelos legítimos de gobernar, y que si al gobernar lo hace de la misma forma, entonces tendríamos un gobernante que para bien o para mal juega con la ley.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Modernismo en el Estado Mexicano

En los últimos meses hemos visto decisiones polémicas e interesantes de elementos del Estado Mexicano con respecto a temas polémicos. Se discutió en la Suprema Corte el tema del matrimonio igualitario y el amparo a cuatro personas sobre el consumo de mariguana. Lo interesante acá es que este progresismo ha sido provocado por el modernismo presente en nuestra política y en el mundo entero. Tiene mucho que ver el concepto de “neoliberalismo”, dado que ha potenciado ciertos debates y abordado temas con otros enfoques. Sin embargo, el término tiene una connotación negativa desde el gobierno de Pinochet en Chile y las privatizaciones en México a finales de los 80s.

El modernismo que en la primera década del siglo pasado, Pio X en su encíclica “Pascendi Dominici gregis” lo condenaba como algo hereje, ahora es algo aplaudible y hasta fomentado por ciertos actores sociales.

Esto cambios de paradigma que busca el modernismo buscan reconfigurar lo existente, así la política antidroga se “moderniza” evitando el combate frontal y buscando golpear otras áreas.

Básicamente el modernismo, y después el post-modernismo, motivan a re-examinar cada aspecto de la existencia misma desde la filosofía hasta el comercio, desde la religión hasta el arte. Se fomenta cambiar la mentalidad de la sociedad de manera progresiva fomentando nuevos criterios y nuevas maneras de ver las cosas, como la separación Iglesia-Estado o privatización de industrias estatales.

En México, este modernismo no es algo nuevo, desde los 80s se privatizaron los bancos, los ferrocarriles, el teléfono, el gas natural, la industria siderúrgica, entre otras. Próximamente, la electricidad, el petróleo e incluso el IMSS. Esto cambios de paradigma que busca el modernismo buscan reconfigurar lo existente, así la política antidroga se “moderniza” evitando el combate frontal y buscando golpear otras áreas. Políticos e incluso expresidentes, como Fox, la semana pasada lanzaron frases como “el Estado no tiene derecho a imponer conductas”. Esto es parte de este cambio en donde hay que reducir el estado, fomentar el libre mercado y quitar lo coercitivo a un sistema aparentemente improductivo e ineficaz.

El modernismo puede traer muchos beneficios a la sociedad como la equidad de género y la multiculturalidad, pero hay que estar alerta porque del progresismo pueden salir algunos chacales “neoliberales”.

El modernismo puede traer muchos beneficios a la sociedad como la equidad de género y la multiculturalidad, pero hay que estar alerta porque del progresismo pueden salir algunos chacales “neoliberales”, a privatizar hasta la risa sólo por privatizar sin sentido. La CFE van en camino de esto con la reforma energética, lo mismo PEMEX y el IMSS con el mismísimo Seguro Popular que sigue el esquema de las prepago. Si el modernismo llegó al Vaticano y al Islam, que no llegue a los despachos de nuestros servidores públicos…

_______________________
www.supernaturalworldview.com

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”