#ElNidoDelGavilán: “Opus 102.1 FM y la cultura estatal”

En los últimos días hemos escuchado un sinfín de críticas, opiniones y diversos comentarios sobre el sonado caso del “cambio” de FM a AM de Opus y la llamada ahora Radio Libertad en el 102.1 de FM.

El tema es algo escabroso por las diferentes aristas que tiene. Por un lado está el lobby cultural del estado que llama a la resistencia, llama a una “lucha” en la defensa de la estación original. El entrecomillado del párrafo anterior es que la acción del gobierno de Jaime Rodriguez es clara en sus intenciones: Tenemos que tener una radio de autopromoción. El mandar a AM a Opus es una señal del desdén que se tiene en el gobierno estatal por los contenidos, metas y objetivos que tenía Opus.

Ricardo Guerra, columnista de Altavoz MX, decía con toda la razón: “El tema se puso interesante en las redes sociales. Salieron los cultos y los no tan cultos. Los gritones, pero también los reservados”.

Sin embargo, difiero con muchos analistas y con lo que el mismo Ricardo sugiere de que los contenidos de Opus tienen/tenían una horizontalidad de cobertura en el público. La música clásica siempre ha tenido un público de cierto estatus social y cierto nivel académico. Lo que digo es fácil de demostrar mediante una encuesta estratificada en cada municipio del área metropolitana de Monterrey. Contra lo que muchos quisieran escuchar los radioescuchas de Opus se encuentran en determinadas zonas de la ciudad y gran parte de la ciudad jamás siquiera se enteró de su existencia.

El segundo entrecomillado de lucha es por la hipocresía en estos días por promotores culturales en diversos periódicos y espacios digitales. ¿A qué me refiero con hipocresía? A que gran parte de estos “luchadores” son verdaderos mantenidos del erario público y parásitos del sistema (abundan muchos de estos en Conarte…) Sí, hay que luchar porque el gobierno ignorante del estado restaure a su lugar original a Opus y no solo eso, sino que brinde mayores espacios al rubro en un estado donde la cultura está para unos cuantos y la oferta históricamente ha sido limitada en todas las Bellas Artes.

La lucha de los verdaderos activistas que innovan y que brindan al ciudadano promedio la posibilidad de conocer y explorar. Sin embargo, los verdaderos activistas rara vez tienen reflectores porque los privatizadores de recursos públicos tienen influencia en la prensa local.

He aquí el meollo del asunto, gran parte del revuelo de Opus que al ciudadano promedio del estado poco le afectó, fue creado por muchos de estos “luchadores” y sus amigos en la prensa.

Usted lector me dirá ¿Entonces estás diciendo que cambios en Opus no afectan en nada al ciudadano promedio? De inicio la respuesta es no, por lo mencionado anteriormente. Sin embargo, a largo plazo el daño es terrible. ¿por qué? Porque si de entrada, la oferta es mínima, ahora la oferta es limita aún más.

Bien mencionan compañeros columnistas que utilizar la frecuencia con fines de propaganda de gobierno es un error. Sin embargo, hay que detener esa mala costumbre local de depender exclusivamente en el Estado como único garante de cultura. La iniciativa privada sabe que puede ser rentable o no el difundir música clásica en FM. No tengo duda que hay en la ciudad inversores culturales que pueden llevar estos contenidos a FM y que puedan revivir a Opus de otra manera. La cultura debe ser para todos…. En FM, AM, en todos lados y sin límites.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “La selección de Osorio”

Juan Carlos Osorio, técnico de la Selección Mexicana, ha capturado para si el rechazo y la animadversión de prensa y aficionados. Criticado por sus métodos y por los resultados está a un paso del vacío.

La pregunta es ¿Si se va Osorio, a quién traemos? Desafortunadamente, la baraja de técnicos nacionales se ha limitado en demasía y apostar por otro extranjero parece lo más fácil.

Sin embargo, el problema de la selección mexicana es más profundo que perder con Jamaica. Es un problema de sistema.

Por eso, las propuestas para mejorar deben venir de un cambio en el sistema deportivo nacional. La regla 20/11 donde se obligaba a los equipos a alinear jóvenes debe regresar, asimismo una regla que incentive a los equipos de Liga de Ascenso a jugar con nacionales, serviría para generar una mayor cantidad de mexicanos en activo en las ligas profesionales.

La liga 10/8 o 9/9 no debe ser eliminada porque la competencia siempre es benéfica y si un club quiere tener 45 extranjeros en su plantilla es válido. Sin embargo, los naturalizados no deben contar como extranjeros dado que eso contraviene la Ley de Nacionalidad.

Existen reglas en Alemania y algunos otros países europeos que conminan al debut y promoción de jugadores locales incluso del área donde reside el club. En el caso de la Liga de Ascenso y las ligas inferiores, se debe liberalizar la participación de clubes para aumentar el número de clubes a nivel nacional. La regla actual de evitar el ascenso a ciertos equipos en México por cuestiones de aforo es ridículo al ver que el Eibar juega en la Primera División de España con un aforo menos de 10,000 personas.

La clave está en facilitar y liberalizar las reglas para la libre contratación de mexicanos y la existencia de clubes. El esquema de franquicias es un modelo que merma el desarrollo a largo plazo de los equipos. Es preferible tener equipos en ligas inferiores para un estado que apostar todo a un proyecto de Primera División como ya se vio en Chiapas.

Osorio con base a resultados y metas debe renunciar, sin embargo, mañana puede llegar Pep Guardiola y el problema del sistema seguirá vigente tal como los “dueños del balón” han permitido.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “¿Y yo por qué?”

En otro arrebato, digno de un nuevo adjetivo en la RAE, “foxiano”, Vicente Fox fue a Venezuela a levantar la voz contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Sin duda alguna, cada vez hay más llamamientos a su separación del cargo y un golpe de estado (que quien sea) es bienvenido por muchos. En esta semana, centenares de venezolanos en Monterrey y en la Ciudad de México se dieron cita para la consulta sobre la creación de una Asamblea Constituyente.

La pregunta que todos nos hacemos es ¿Y tú por qué?, otra pregunta es ¿Desde cuándo Vicente representa a los mexicanos? Es interesante saber quién y quienes están detrás de este golpe mediático al gobierno venezolano y que patrocinan a este impresentable junto a otros expresidentes de otros países.

Desde que dejó la presidencia en aquel 2006, la decadencia de Vicente ha ido en aumento y su credibilidad está terminada desde tiempo atrás.

Foxiano, foxista, foxiar son palabras que difícilmente encontraremos su equivalencia en el diccionario de la RAE por la carga de patetismo, estupidez y cinismo que engloban. Foxiar es la nueva actividad de tiempo completo de don Vicente, salir en prensa a decir sandeces, grabarse en redes sociales haciendo personajes francamente ridículos para atacar a Trump y hacer tonteras que no tienen el respaldo de nadie, es más, ni de su partido.

Más allá de lo que es el señor Maduro, lo de Vicente, el colombiano Pastrana y otros es una clara ofensa a la soberanía venezolana y una muestra de la “democracia por mis huevos” que intentan poner estos “pilares” de la democracia.

El pueblo venezolano está dividido, en conmoción e inestables. Sin embargo, son los mismos venezolanos en Caracas, Anzoátegui, Monterrey o Neptuno quienes tienen que entrarle al asunto. De momento, EUA no ha actuado de frente, sin embargo, raro sería que no estén interviniendo de una u otra forma.

Su visita en Caracas solo le granjeó la declaración de non grato en la capital venezolana, estatus que debería tener en cada hogar mexicano.

¿Y yo por qué? Debió repetir Vicente y no presentarse en Caracas. En fon, diría Gil Gamés.

Lo dicho, dicho está.                

#ElNidoDelGavilán: “La riña de Acapulco”

Hace un par de días, se registraron hechos violentos en el penal Tres Cruces en Acapulco, Guerrero. Por demás está decir lo sanguinario y lo cruento de los hechos, las fotos son verdaderamente horrendas y la zozobra que deja a su paso es notable.

Guerrero, como tal, no se ha destacado por tener altos índices de violencia penitenciaria, sin embargo, lo que ese día pasó denota una clara fragilidad del control que ejerce el gobierno de Guerrero en dicho penal.

En este espacio se han comentado las riñas en Topo Chico, en Ciudad Victoria, en Culiacán, en Cancún, entre otros. Cada estado tiene manejos diferentes y por tanto, normativas diferentes. Sin embargo, algo que está claro es el desmoronamiento institucional en dichos estados donde están notoriamente rebasados y sin un claro mensaje de que las cosas van a cambiar.

Las cárceles siguen siendo invisibles para muchos políticos, siguen siendo objeto de señalamientos, de chivos expiatorios para justificar situaciones y de un desdén social que pre juzga y condena el simple hecho de pisar un reclusorio.

Ahora, Miguel Ángel Gómez Garduño, director del penal ha sido cesado, pero el problema sigue y no se ve un cambio.

Los gobiernos estatales tienen que adentrarse a mirar que está pasando, dejarse de tanta discrecionalidad en el manejo de las cárceles y principalmente de la información. Es vital que los estados ofrezcan datos precisos para que los investigadores puedan encontrar esos mecanismos institucionales que inciden en la violencia y que a la postre la detonan o no la controlan como tal.

Existen estados que ni siquiera tienen dada de alta su plataforma de Transparencia y Acceso a la Información.

Los muertos siguen, los cárteles siguen haciendo negocio y los gobiernos estatales solo callan ante un problema que les explota en las manos.

Lo dicho, dicho está.   

#ElNidoDelGavilán: “Frente Amplio Democrático : Segunda Parte”

Como se ha venido publicitando en medios desde hace un par de semanas, el PRD en un golpe de timón anunció la creación del Frente Amplio Democrático que palabras más, palabras menos busca alianzas de cara a 2018.

Bien se ha escrito ya en muchas partes sobre los pros y contras de dicha alianza, sin embargo, falta puntualizar cómo será esta y evitar que la discrecionalidad se apodere del mismo.

Este Frente que ha sido refutado y criticado, me parece que es una bocanada de aire fresco para el PRD que vive la crisis más grande en la década. Ya están saliendo muchos precandidatos, muchos “tapados” y esto es normal en estos tiempos. La clave aquí es cómo se va a elegir un candidato.

Algunas propuestas que ayudarían a legitimar dicho Frente es que se hagan debates públicos y transmitidos en medios entre los posibles candidatos, se deben buscar temas en común porque de nada sirve tener un Frente con visiones opuestas.

Del mismo modo hay que ciudadanizar el proceso, esto es, por medio de elecciones nacionales, es un reto difícil y complejo, pero si cada comité estatal del PRD pudiera ejercer como casilla y abrir dicha votación a cualquier ciudadano con pleno apoyo del INE daría un resultado contundente y claro de lo que la ciudadanía y/o los sectores de izquierda a nivel nacional desean.

Hay que seguir pendientes de lo que decida el PRD y el PAN si es que se confirma la alianza para definir los candidatos. La credibilidad del Frente no puede ser puesta en juego, tomar esto a la ligera sería un suicidio para ambos partidos que capitalizarán el PRI y/o Morena según el caso.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Frente Amplio Progresista”

Hace un par de días, el PRD anunció la creación de un Frente Amplio Democrático abriendo la posibilidad de alianzas con otros partidos en un frente común para 2018. Dicha decisión anunciada por su dirigente Alejandra Barrales es una clara señal de lo que se vive dentro del PRD.

El partido entendió y afortunadamente distintas corrientes dentro del partido fueron parte de este aprendizaje, de que la situación actual del PRD no da para ser la fuerza nacional que pueda hablarse de tu con Morena o el PRI.

Es totalmente sensato y positivo ver que el PRD se abre a nuevas posibilidades, quizás más pragmáticas, pero no por eso menos propositivas. La izquierda nacional tiene que modernizarse, tiene que salir al debate con nuevos conceptos, con ideas frescas, renovadas y sobre todo tiene que hacer una limpia de gente nociva que daña el partido.

Una alianza con el PAN parece aún lejos pero no es algo imposible. Como se escribió en este espacio hace un par de semanas, la izquierda tiene que unirse y aquí incluyo a Movimiento Ciudadano. Es ilógico y necio querer competirle al PRI o a Morena con figuras regionales o hasta locales como un Juan Zepeda.

El PRD da un paso sólido hacia su transformación que tanto necesita y sobre todo pone en la mesa una alianza que si se ciudadaniza y se consensa en favor de agenda plurales sin atavismos del pasado puede llegar a ser una opción muy interesante para el 2018.

Existen figuras relevantes dentro del PRD que pueden armar un equipo muy diverso e incluyente de cara al 2018. Esperemos se dé por el bien del país y por el propio bien del partido, la izquierda mexicana no puede ir con 10 pesos a la “feria política” en 2018. Y esto va más allá de Morena o el PT, siempre es sano tener candidatos fuertes y sobre todo agendas propositivas, esperemos que en el PRD impere la unidad, el consenso y no lo que diga X grupo o X líder.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “El momento de la izquierda”

El miércoles pasado, en su columna aquí en Altavoz, Waldo Fernández hablaba del reposicionamiento de la izquierda y su agenda. Nos hablaba de los orígenes del PRD y sobre algunos temas en la agenda actual y pasada del partido como lo es el matrimonio igualitario.

Pertinente es el que, en el Estado de México, Juan Zepeda haya revitalizado al partido en un momento de crisis. Sin embargo, lo realizado por Juan Zepeda denota el enorme pesimismo que se tiene del partido, se festeja un tercer lugar venciendo al PAN subestimando de inicio el potencial del partido.

La izquierda mexicana en los últimos años ha tenido un auge como en los 80s con Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas y otros que volvieron a poner a la izquierda en el plano político y no solo como grupos contestatarios. En gran medida hay que reconocerle a Andrés Manuel esta situación que sin duda alguna pone en la cabeza del votante la opción de “izquierda” en plural o singular dependiendo el enfoque.

Ayer el mismo diputado Fernández nos hablaba de la posibilidad de gobiernos de coalición en México y sus pros y contra. Aquí es donde entra el momento que vive ahora la izquierda mexicana.

En una tradicional confrontación interna y externa de la misma es ahora el momento de sentarse y unirse como en aquel 2006 en un frente común que busque ganar los comicios como una sola fuerza.

En el PRD hay grupos como los Galileos que no tendrán problemas en analizar una alianza con otros partidos, porque saben que hay momentos donde las ganancias políticas no solo se resuelven el día de la elección o en el Congreso sino en la previa a una gran elección.

Es entonces, una buena oportunidad para que Movimiento Ciudadano le entre a una propuesta en conjunto con el PRD, es más, voy a ir aún más lejos, hay panistas muy destacados que tienen las calificaciones para entrar en esta alianza algo sui generis. Un ejemplo es Javier Corral, gobernador de Chihuahua.

MORENA y el PT por razones ideológicas e históricas no van a acceder a este frente común, sin embargo, ellos han tomado una decisión que se probará en 2018 como sabia o no.

Obviamente, el PRD tiene muchos grupos, algunos de ellos antagónicos entre sí y será difícil conciliar una alianza de las magnitudes que planteo. Sin embargo, el momento está ahí, lo demostró Nayarit y las alcaldías de Veracruz. El PAN también sabe de sus limitantes y sabemos que hay grupos que apoyan estas alianzas.

No se trata de romper con la agenda de la izquierda, no se trata de vender la ideología en aras de un pragmatismo, pero 2018 es un buen momento para que la izquierda mexicana madure a un nivel de discusión menos arcaico y más actual al siglo XXI. Es difícil pensar en una cuarta fuerza que combata al PRI, PAN y MORENA-PT en 2018, sin embargo, si la propuesta es verdaderamente sólida y que abarque intereses y demandas de más grupos de forma innovadora, el resultado será mejor de lo que fue un Juan Zepeda en el Estado de México.

Lo dicho, dicho está.

¡Vamos tesoro, no te juntes con esa chusma!

Al puro estilo Doña Florinda, MORENA convenció al PT y a sus militantes a no negociar con el resto de la izquierda rompiendo relaciones con la chusma del PRD y sus tribus de cara al 2018.

Andrés Manuel en un compromiso ideológico con su gente y su causa terminó cualquier posibilidad de alianza del PRD. Si bien es cierto, el movimiento es congruente con cierta ideología y discurso, el haber roto con el partido es poco estratégico y por supuesto, esto le afectará de cara al 2018.

La estrategia es inadecuada porque hay sectores del PRD que estaban a favor de la unión con MORENA y dividir el voto de la izquierda es afectarse a sí mismo como partido.

Lo interesante de este cisma en la izquierda mexicana es que MORENA, el partido que proclama una renovación en la honestidad del país y con un compromiso latente y directo de acabar de tajo con la corrupción se echa en los brazos del Partido del Trabajo.

¿Alguien sabe cuántas propiedades tiene el Maestro Anaya? En este espacio hace algunos meses se escribió sobre la figura oscura que representa don Alberto. Es así entonces, como Anaya, el único héroe de esta película asegura el registro por un par de años más a costa del “punch” de Morena.

Es verdaderamente incongruente que Morena acepte al PT y no al PRD acusándolos de mercenarios. Sin embargo, son gajes de la política.

Las consecuencias de esta decisión pueden ser desastrosas nuevamente para la izquierda en sus aspiraciones a la presidencia, con esto le da camino libre al PAN y al PRD para una eventual alianza, una mezcla casi anti natura en sus inicios pero que poco a poco se han perdido el asco a pesar de tener agendas totalmente opuestas.

En la izquierda falta que Movimiento Ciudadano se defina, pero también fueron llamados “mercenarios” por AMLO, con lo que la alianza MORENA-PT probablemente ya no tendrá más cambios.

Con esto hay muchos ganadores y un solo perdedor, Andrés Manuel. Sin embargo, si en julio próximo se alza con la victoria, nos callará a más de uno que no creemos en que dividir a la izquierda es lo mejor.

Con esta decisión, en mi humilde opinión, MORENA sentenció su derrota en 2018, pero nada está dicho. El veterano comandante de la izquierda Alberto Anaya solo sonríe al leer esto… supongo.

Lo dicho, dicho está.

Lo bueno, lo malo y lo ridículo del domingo

Como bien lo saben, el domingo se efectuaron elecciones en cuatro estados del país arrojando como resultado múltiples ganadores, desprestigio y sombrerazos.

Por un lado, y de lo poco rescatable es la resurrección del PRD en el Estado de México bajo la figura de Juan Zepeda, me parece un poco sobrevalorado como lo han ido manejando, sin embargo, de eso a nada, el rockero de Neza hizo un trabajo muy decente para un partido que viene en caída libre a nivel nacional.

En lo bueno, también pondría a lo hecho por MORENA en Coahuila, la izquierda históricamente en el Norte no existe a nivel estatal, solo en pequeñas ciudades y sobreviviendo con algunas diputaciones plurinominales. Guadiana ha sido objeto de muchas críticas, y aunque si bien, sacó un tercer lugar, pone a Morena con 10% en la elección y por encima del independiente Javier Guerrero del que se esperaba mucho más.

Lo malo, como siempre el PRI. Amaños, acarreos, “tinacocracia” dijo el Senador Armando Ríos Piter el domingo. Es verdaderamente lamentable la osadía que ha tenido el PRI para festejar las gubernaturas, ambos resultados son verdaderamente pírricos. Ganaron con muy poco y en dudas. Sin embargo, la política mexicana es un juego de suma cero, “haiga sido como haiga sido”, el vencedor siempre es uno o unos.

Lo ridículo es obviamente la salida de múltiples candidatos proclamándose como ganadores. El mismo Juan Zepeda salió a burlarse de Alfredo Del Mazo y de Delfina Gómez por esa ansia de anticiparse a todo y a nada. Lo mismo pasó en Coahuila. México sigue teniendo una democracia infantil en la que los partidos refutan los conteos rápidos, no los entienden y revientan los limitados resultados que ofrece nuestra faraónica democracia.

Y quien se lleva el premio de la ridiculez es Josefina Vázquez, es increíble que el PAN siga confiando en alguien que jamás ha ganado un puesto de elección popular. Suficiente prueba era su terrible fracaso en 2012, el PAN tiene que sentarse a revaluar muchas cosas. Un cuarto lugar es ridículo en el Estado de México.

Hay que llevarnos varios aprendizajes, el primero es que, si se consuma la derrota de MORENA, el golpe contundente al lopezobradorismo va a ser muy fuerte, tan fuerte; que mina las aspiraciones a 2018. MORENA ganó ciudades muy importantes en Veracruz; sin embargo, se ha quedado corto en estados clave.

Otro aprendizaje es que el PRI intentará quedarse en el poder cueste lo que cueste y eso es muy lamentable porque el financiamiento público más los desvíos desde los estados traerá graves consecuencias de déficits y deuda, mucha deuda.

Un tercer aprendizaje es que los independientes siguen sin saber jugarle al sistema, los pocos que hubo brillaron poco y no entendieron que no pueden jugar tú por tú con los partidos, sino que deben buscarse otras alternativas de promoción.

Finalmente, el triunfo en Nayarit de la alianza PAN-PRD me parece que es una clara demostración que, si los dos partidos quieren ganarle al PRI en 2018, la alianza no solo es adecuada y viable, es lo único.

Lo dicho, dicho está.

Las encuestas y la lámpara del genio

En estos días, Grupo Reforma lanzó en sus diversas plataformas los resultados de sus encuestas en los estados donde hay elecciones este año. Nayarit y Coahuila, de acuerdo a Reforma, tiene al PAN en primer lugar en las preferencias.

No se han hecho esperar las críticas y el descrédito a los resultados que está ofreciendo Reforma, como lo que ha ofrecido Milenio, entre otros. Recordemos aquella campaña negativa que se le hizo a Mitofsky en 2006 y en 2012 por algunos de sus resultados.

Hace días, salió John Ackerman, este gran académico y líder intelectual del lopezobradorismo reventar a Mitofsky por no poner a la maestra Delfina en primer lugar en algunos sondeos en el Estado de México.

En general, una encuesta nunca dice la verdad. Tal como lo lee. Nunca, debido a que una encuesta es una estimación por medio de muestreos en la población. Dicho en otras palabras, las encuestas toman una parte de los votantes y se hacen inferencias a partir de dicha parte de la gente en función de todos.

Un muestreo tiene que ser representativo de la población. Existen diversos tipos de muestreos, los cuales dependen del tema, el presupuesto y el nivel técnico.

Hace años, fui invitado a hablar de este mismo tema en Frecuencia TEC donde me preguntaban sobre la fiabilidad de las encuestas para presidente de la República. Aquel día me presentaron encuestas via web, por teléfono, en Facebook, diversas plataformas en general. Hice hincapié como lo hago ahora sobre fijarnos en la metodología del encuestador.

Rara vez los periódicos abordan el tema, en primer lugar, porque las metodologías son en algunos casos, secretos industriales, debido a los algoritmos y fórmulas matemáticas empleadas para obtener los porcentajes, pero también porque no todos los ciudadanos son expertos en muestreos.

Las encuestas nos muestran una realidad que puede ser generalizable. Técnicamente, si usted hace una encuesta hoy y otra mañana a diferentes personas, tendrá resultados diferentes. El por qué radica en que aparte de que las preferencias cambian siempre existe un margen de error. Algunas encuestas lo muestran. Este margen nos dice que tan lejos está la encuesta de la posible realidad.

El gran problema de las encuestas es que los medios pueden manipularlas para influenciar a la gente o actúan por medio de lo que en política pública se llama “framing” que es ver a los medios dictando sobre qué hablar y que no. Sobre ese proceso de reconstrucción subjetiva de la realidad que hacen para que usted crea que hablar del Bronco es importante o para odiar o no a AMLO a partir de una nota.

Algunas personas hablan de las “encuestas deshonestas”, si bien, hay encuestas trucadas, creer que lo que dice hoy Reforma pasará tal cual el día de la elección es ridículo.

Las encuestas en Facebook rara vez son confiables por la metodología, ahí pueden votar hasta adolescentes o personas que ni votan en dicho lugar, que no tienen su credencial o que de plano no irán.

Las encuestas telefónicas presentan riesgos porque, aunque la muestra sea representativa de un lugar, excluye a las personas que no cuentan con telefonía fija y que desde luego votarán.

Es sumamente difícil para las encuestadoras en estos días captar la realidad porque el votante ahora se encuentra más informado y sobre todo más influenciado por su entorno social, las redes sociales, los medios, la televisión, etc.

Hace un tiempo recordemos que El Norte fue quien afirmó por primera vez que el Bronco iba arriba en las encuestas. ¿Realmente El Norte tiene la lámpara del genio para adivinar?, ¿Fue coincidencia?

Posiblemente el método estadístico que empleó El Norte fue el más adecuado, insisto, una prueba de hipótesis o un intervalo de confianza que son algunos métodos para valorar si un resultado es significativo o no, no necesariamente son 100% seguros. Cada método tiene su nivel de confianza específico y la encuestadora sabrá valorar eso.

No es porque Milenio u otras que dieron a Ivonne como puntera hayan estado equivocados o no, o jugaron “chueco”. Habrá que ver su muestreo y su metodología, quizás Ivonne si pudo haber ganado por un tiempo, quizás no. Nunca lo sabremos. En el caso coahuilense, Anaya va como puntero en una perspectiva de un lugar y momento cuando se hizo la encuesta. Lo que sí es que debemos ver a las encuestas como termómetros de la situación, no como verdades absolutas, pronósticos infalibles o la lámpara del genio que ve el más allá.

Lo dicho, dicho está.