#ElNidoDelGavilán: “Elecciones en Bolivia, una narrativa”

Comparte este artículo:

En días convulsos para la América Latina por las protestas multitudinarias en Chile y las polémicas en las elecciones presidenciales en Bolivia, Uruguay y Argentina, en esta entrega, se analiza lo acontecido hasta el momento en el Estado Plurinacional de Bolivia.

Actualmente, Bolivia se encuentra sumida en una crisis política que tiene al país dividido en dos grandes bandos, los pro-Evo y los anti-Evo. Y es que el presidente Evo Morales consiguió -a la mala- una candidatura presidencial y peor aún, consiguió un triunfo electoral del que los analistas políticos de su país y del mundo dudan y cuestionan su legitimidad.

El antes

El contexto de la situación empieza con el referéndum presidencial de 2016 impulsado por el MAS (partido oficialista), el cual buscaba cambiar el artículo 168 de la Constitución que limitaba a dos el número de reelecciones para el presidente. Fue así como el referéndum para cambiar dicho artículo fue llevado a cabo el 21 de febrero de 2016 ganando la opción del NO con un 51.3% de los votos.

Sin embargo, pese al resultado del referéndum, en 2017, el Tribunal Supremo de Justicia amparándose al artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos se pronunció contra el límite del mandato a pesar de lo establecido en la Constitución. Esta movida legal le permitió a Evo postularse para un cuarto mandato.

La elección

Los candidatos punteros eran el propio Evo y Carlos Mesa, político destacado y expresidente interino, el resto eran candidatos menores, salvo un coreano que de ser tratado como chiste pasó a obtener un resultado interesante.

Llegó el día de la elección, el pasado 20 de octubre, los ciudadanos bolivianos dentro y afuera de sus fronteras salieron a emitir su voto. La normativa electoral mencionaba dos condiciones para declarar un ganador sin segunda vuelta: 1) Ganar por más del 50% de los votos o 2) Ganar por más de 10% de diferencia contra el segundo lugar.

El aparente fraude estaba a punto de hornearse. Diferentes encuestadoras de salida daban una ventaja de 9 puntos a Evo frente a Mesa, entonces fue así como todos los ojos se pusieron al conteo preliminar denominado TREP, un equivalente a lo que en México llamamos el PREP. Al llegar al 83.8% de los votos computados, Evo llevaba 45.3% frente a un 38.2% de Mesa, y un 8% del coreano evangélico desconocido en la escena política.

De pronto, ¡se hizo la magia! Y se cayó el sistema. En una remembranza mexicana de 1988, a las 7:40pm, el conteo preliminar se detuvo. Ni preliminar ni el conteo voto por voto aparecían. En tanto, en la noche, salía Evo a declararse ganador -omitiendo decir- la posibilidad de una segunda vuelta.

Casi 24 horas después, el Organo Electoral publicó unos resultados que indignaron al público: Con el 95.30% de los votos contados, Evo ganaba con 46.86% frente a un 36.72% de Carlos Mesa. Por tanto, Evo lograba la segunda condición para ganar, ese 10% de ventaja.

Las calles

Para ese momento, las calles ya estaban enardecidas. En la mañana, la prensa local reportaba boletas a favor del MAS en posesión de sujetos sospechosos en distintas zonas de La Paz con la policía como cómplice, incluso reprimiendo a los manifestantes.

El eco llegó a todo el país y desde el día 21 al día de hoy han acontecido distintos hechos de protesta. Sucre registró diferentes incendios y las movilizaciones se daban en otras ciudades como Cochabamba, Tarija y Santa Cruz, obteniendo en todos los casos, la represión por parte de las autoridades nacionales. Del mismo modo, los seguidores del MAS también salieron a manifestar su apoyo a los resultados, mostrando ese músculo político que tiene el agregado de sindicatos que es el MAS, dándose eventos violentos entre oficialistas y opositores en diferentes ciudades.

La agresión al rector de la universidad más importante del país, la Universidad Mayor de San Andrés, se viralizó por todos lados, con su rostro ensangrentado por un golpe contuso en la cabeza.

Reacciones internacionales

Es de esperar que la comunidad internacional se pronunció ante tal fraude, la misión de la OEA y la Unión Europea afirmaron su preocupación por los resultados. El propio secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo pidió “restablecer el orden democrático” al gobierno boliviano.

Por otro lado, Andrés Manuel López Obrador, así como el virtual presidente de Argentina, Alberto Fernández y Nicolás Maduro han sido algunos de los líderes latinoamericanos que ya felicitaron a Evo, legitimando así el resultado. El lunes, Evo publicó un video de Diego Maradona felicitándolo por el triunfo.

La vigilia sigue

En tanto, a pesar de que Evo convocó un mitin de victoria en la ciudad de Cochabamba acusando a los opositores como golpistas, las calles están llenas de manifestantes, la sociedad está viviendo una marcada división y la situación nos muestra un golpe a la democracia latinoamericana que tendrá que defenderse a capa y espada.

Solidaridad con las y los bolivianos en la defensa del sufragio.

#ElNidoDelGavilán: “Historias del Topo Chico parte 3: Deudas pendientes”

Comparte este artículo:

En la entrega anterior hablamos de internos famosos, en esta conclusión de la trilogía sobre la clausura definitiva de la famosa prisión estatal hablamos sobre las deudas pendientes que deja en el sistema penitenciario.

Desde corridos hasta canciones de rap se han escrito sobre la prisión, su vida interna y su impacto hacia la sociedad debido a su ubicación céntrica y concurrida que la volvía parte de la dinámica normal del poniente de Monterrey.

Entre las deudas pendientes queda lo siguiente:

1- Reinserción social

Un problema crónico de nuestro sistema penitenciario es la falta de oportunidades laborales y de desarrollo personal que tienen las y los internos dentro de las cárceles. Si bien Topo Chico tenía programas de reinserción, deberán tomarse las prácticas que hayan funcionado ahí para aportar a las realidades nuevas en Cadereyta y Apodaca. No se pueden echar en saco roto las lecciones de 76 años de operación.

2- Infraestructura

Topo Chico fue construido a las afueras de Monterrey, así se decía, sin embargo, en unas cuantas décadas quedó dentro de la zona con mayor boom demográfico de los años 70s y 80s, la zona que va desde Simón Bolívar hasta San Bernabé.

Llegaron las nuevas colonias y con ellas, el Metro, de tal manera que desde la estación Penitenciaría por un tiempo se podía ver al interior del centro.

La prisión fue constantemente parchada, adaptada, manteniendo la operación -como se pueda-, vicios crónicos de las prisiones en México. El sistema penitenciario de Nuevo León tiene que convivir con los planes de movilidad y desarrollo urbano para desarrollar accesos de transporte público eficientes para llegar a las prisiones de Apodaca y Cadereyta, así como la planeación a futuro de la expansión de la mancha urbana alrededor de estos centros.

3- Autogobiernos y prácticas organizacionales

Un problema que tenía el Topo Chico es que durante años vivió tomado por un puñado de narcolíderes que tomaban decisiones organizacionales, operaban hacia dentro y fuera, imponían sus reglas, reclutaban, vendían y transportaban mercancía, entre otras.

Si bien los internos peligrosos fueron mandados a centros federales, Nuevo León tiene historia negra en cuanto a motines e incidentes penitenciarios de alto impacto originados por el crimen organizado. Existe riesgo latente para el gobierno de Nuevo León de que las cúpulas de Topo Chico entren en pugna con las existentes en Apodaca y Cadereyta.

Finalmente, el cierre del “Topo” deja un legado imborrable de historias y anécdotas de seres humanos a quienes la prisión les marcó la vida para siempre.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Historias del Topo Chico parte 2: Nombres famosos”

Comparte este artículo:

En la entrega anterior, abordamos los dos motines que marcaron para siempre la historia del penal del Topo Chico. En esta, hay que recordar a los internos famosos que dieron mucho de qué hablar en prensa.

El Doctor Ballí

Uno de primeros internos famosos fue el “Doctor Ballí”, Alfredo Ballí Treviño, médico condenado en 1959 por el homicidio de su presunta pareja sentimental, Jesús Castillo, al cual destazó de tal manera que logró meterlo en una pequeña caja, que luego fue encontrada por el rumbo de La Noria.

El doctor fue el último mexicano en ser condenado a la pena de muerte, la cual fue conmutada por una condena de 20 años de prisión. Sin embargo, su fama se extendió por ser la inspiración para Thomas Harris, creador de la novela “El silencio de los inocentes” que luego protagonizó Anthony Hopkins en su versión cinematográfica.

Harris fue a Topo Chico a visitar a un psicópata norteamericano que había asesinado a tres hermanos en Monterrey. Ahí conoció a Ballí, quien, a pesar de estar condenado, actuaba como médico para los internos y estaba atendiendo al recluso extranjero.

Ballí salió libre en 1981 y murió en 2009 haciendo consultas médicas gratuitas en los últimos años de su vida.

Jorge Lankenau

Lankenau, de oficio banquero, era un hombre respetado de la clase alta empresarial de Monterrey. Era dueño de ABA Seguros, Grupo Ábaco, Banco Confía y presidente activo del Club de Futbol Monterrey. En 1997, fue detenido por el delito de fraude en perjuicio de 250 personas por un total de 170 millones de dólares. Después de acusar e involucrar sin éxito en los tribunales a expresidentes, exgobernadores, empresarios y políticos famosos, Lankenau Rocha pasó 8 años tras las rejas hasta el 25 de diciembre de 2005. Alejado de los reflectores y medios de comunicación, murió en su casa en 2012.

Miguel Nazar Haro

Un personaje oscuro de la época de la Guerra Sucia de los años 70s es Miguel Nazar Haro, represor y ex director de la Dirección Federal de Seguridad. Creador de la Brigada Blanca, un grupo paramilitar encargado de la identificación, captura, desaparición, tortura y muerte de militantes de izquierda en esos años. De febrero a abril de 2004 estuvo recluido en Topo Chico acusado de la desaparición de diversos elementos de la Liga Comunista 23 de septiembre, entre ellos Jesús Piedra Ibarra, hijo de doña Rosario Ibarra, renombrada activista y promotora de asociaciones de búsqueda de desaparecidos. Tras pasar a prisión domiciliaria, con juicios pendientes y absuelto de otros cargos murió en 2012.

Rodrigo Medina

El exgobernador acusado de malversación del erario pisó la cárcel solo por 19 horas tras salir bajo el amparo de un juez federal ante el asombro de propios y extraños, especialmente de la Fiscalía Anticorrupción del estado. La gran promesa de campaña de Jaime Rodríguez se vio cumplida por poco tiempo, sin embargo, aunque no logró su cometido, la fotografía de su ficha en Topo Chico se viralizó y es el recuerdo más reciente de Medina de la Cruz, el cual sigue alejado de medios y de la vida partidista.

Estos cuatro internos, entre otros tantos, causaron revuelo en medios y dieron a Topo Chico una proyección nacional e internacional. La prisión se cierra con sus múltiples historias, estas son apenas 4 de los miles de internos e internas que, en más de 70 años, Topo Chico tuvo dentro de sí.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Historias del Topo Chico parte 1: Motines famosos”

Comparte este artículo:

El penal de Topo Chico cerró. Nuevo León culmina el ciclo de la prisión más importante de su historia.  Se convirtió en una cárcel antigua e ingobernable donde las fugas, motines, asesinatos, extorsiones y el autogobierno del crimen organizado, crearon un ambiente enrarecido que cíclicamente en varias ocasiones en los últimos años.

El tiempo llegó y Topo Chico se quedó anquilosado, la Ciudad de Monterrey lo cubrió por completo, al tal grado de tener colonias a unos metros de sus rejas o tener plazas comerciales a unas cuadras de distancia por la Avenida Aztlán.

Más allá de los internos famosos de los que hablaré en otra entrega, Topo Chico tuvo dos motines que transformaron para siempre a esa pequeña prisión en el monstruo amorfo que durante años se parchó para mantener el status quo.

El motín de 1980

En esos años, dirigía el penal el carismático capitán Alfonso Domene Flor Milán, en el gobierno de su homónimo, pero oscuro y represor, Alfonso Martínez Domínguez. El capitán se había ganado la confianza de los internos comiendo diariamente con ellos.

Sin embargo, todo cambió el 27 de marzo de 1980, cuando Carlos López Atencio alias “El Cubano” y Rodrigo Alcalá López “El Huevo”, encabezaron un motín, en el que exigían la liberación de 12 internos y mantuvieron de rehenes al chofer y a tres secretarias del centro y asesinaron al capitán. Los amotinados liberaron al chofer y pidieron al periodista Gilberto Marcos como interventor de sus demandas. Durante 36 horas los dos delincuentes y más reclusos simularon tener con vida a Domene para poder negociar su escape de la prisión. Al conocerse la muerte del capitán, el Gobernador mandó a un comando armado al interior del penal, se les comunicó a los amotinados que en el patio del penal sería colocada una camioneta para que huyeran, sin embargo, fueron acribillados tan pronto se acercaron al vehículo.

Este fue el primer motín mediático que durante años, los medios locales recordaban.

El motín de 2016

Fue hasta el 11 de febrero de 2016, cuando en pleno apogeo del crimen organizado peleando el control de los penales del Estado, se desató una masacre conocida a nivel mundial que dejó un saldo de 49 muertos y 34 heridos, en uno de los motines más mortíferos en la historia de México.

Aquel día, el recién electo Jaime Rodríguez Calderón explicó que el motín se debió a que integrantes del Cártel de Golfo se enfrentaron a miembros del grupo criminal Los Zetas. Extraoficialmente, el detonante fue el intento de fuga de Jorge Hernández Cantú, El Comandante Credo, que intentaba supuestamente huir esa noche de la cárcel, pero en su fuga, fue sorprendido y asesinado por sus adversarios, dirigidos por Juan Pedro Zaldívar Arias, alias el Z-27, recientemente había sido trasladado a la cárcel.

El enfrentamiento que duró poco más de dos horas al interior del penal derivó, al exterior, en una gresca provocada por familiares de los internos y personal penitenciario que habían acudido a Topo Chico para conocer el estado de salud de sus seres queridos y se habían impacientado al ser notificados vía telefónica -desde la cárcel- sobre la masacre que estaba ocurriendo al interior.

La presión hacia las rejas les permitió cruzar a uno de los perímetros de seguridad, aunque sin mayores percances. Finalmente, el Ejército Mexicano y la Policía Estatal se hicieron presentes y sofocaron el problema, sin dar cuenta del grado de letalidad que aplicaron para contener el problema.

A los meses, en junio, se registró otro motín de dimensiones más bajas, pero con saldo letal de 3 muertos.

Estas historias nos han mostrado la fragilidad histórica del sistema penitenciario de Nuevo León que no ha sabido integrar debidamente las demandas de los internos, las necesidades de la infraestructura y lo crónico de sus problemas.

El Bronco realizó el protocolo para el retiro de los últimos 150 internos hacia el Cereso de Apodaca y cerró el portón principal como acto simbólico. La historia dio vuelta a una página.

Lo dicho, dicho está.

El Cablebús que nunca llegó a Monterrey

Comparte este artículo:

Esta semana, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum dio por iniciadas las obras de la Línea 1 del Cablebús de Cuautepec a Indios Verdes. El Cablebús es un tipo de teleférico que atenderá a la población del norte de la capital, una población históricamente relegada y abandonada por el Estado.

En tanto que Claudia empieza las obras, en esta entrega, vamos a recordar la existencia del único equivalente que alguna vez existió en Monterrey. Me refiero al teleférico del Cerro de la Silla.

Los dos son de naturaleza distinta, el fin del Cablebús capitalino tiene una función primordial de servir como transporte público entre las comunidades, el de Monterrey era parte de un recorrido turístico sobre el insigne cerro.

En Monterrey, la idea de tener un transporte público de esta naturaleza ha estado presente, pero ha sido suprimida por el fantasma en el inconsciente colectivo de la mala experiencia con el teleférico del Cerro de la Silla y su trágico final.

A fines de la década de los 50, se proyectó la construcción del teleférico que iría desde La Ciudad de los Niños en Guadalupe hasta la parte intermedia del Cerro de la Silla, el cual estuvo funcionando por un tiempo antes de la inauguración oficial, programada para el 2 de junio de 1961.

Sin embargo, el teleférico tuvo un trágico final, justo ese día, al caerse la góndola en la que viajaban sus diseñadores, los ingenieros Jesús Fernández Guerra, Alberto Rocatti, César Augusto Leal y Ángel Rodríguez.

El proyecto había sido concebido por el fundador de la Ciudad de los Niños, el Pbro. Carlos Álvarez como una obra que financiara su obra de caridad.

Al ocurrir esto, el gobierno del Estado canceló toda actividad y se cerró la puerta para un proyecto similar.

En 2005 desde Semarnat cancelaron un proyecto similar en el área y en 2016 se presentó una iniciativa en el Ayuntamiento de Guadalupe, pero quedó postergado.

Este transporte es común en ciudades en el mundo como Medellín, Colombia y La Paz, Bolivia. Incluso en nuestro país, existe el de Ecatepec como transporte público y en Zacatecas y Torreón, de corte turístico.

En Monterrey, aparte de lo turístico, áreas en la zona de Unidad Modelo, en Santa Catarina o en la famosa Colonia Independencia, pueden ser beneficiarias de un transporte público accesible para conectar estas zonas altas con el resto de la ciudad.

Sin embargo, el miedo y el fantasma de la tragedia siguen presentes en la mente de las personas y de los tomadores de decisiones, como un luto inconsciente. Esperemos que el Cablebús capitalino sea un ejemplo de buenas prácticas para replantear el proyecto en nuestra área metropolitana.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Vamos a la plaza (comercial)”

Comparte este artículo:

En días pasados, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, comentó la necesidad de abrir espacios públicos en la ciudad dado que las plazas comerciales habían ocupado el rol de facilitador de interacción social y convivencia.

En Monterrey, los espacios públicos están abiertamente privatizados o semiprivatizados como el Parque Fundidora. En la anterior columna, resaltaba la importancia de crear nuevos parques públicos en toda la ciudad.

Así ahora, en esta entrega, hay que subrayar la falta de espacios públicos para la interacción social, desafortunadamente están arraigadas las prácticas de segregación social. Las colonias privadas, que fueron hechas para “contrarrestar” la inseguridad, pero que se han vuelto fortalezas donde los vecinos rara vez conviven entre sí.

Un ejemplo claro de la privatización del espacio público a gran escala es la zona de La Fe, esta zona limítrofe entre San Nicolás, Apodaca y Guadalupe.

La zona está inundada por plazas y centros comerciales, específicamente con 4 de gran tamaño, Paseo La Fe, Plaza La Fe, Citadel y Sendero La Fe. En pocas palabras, los habitantes de la zona tienen pocos espacios comunitarios y sí, espacios que ni siquiera están dirigidos a ellos, pues son para atraer gente de otros lados y los que van/vienen del aeropuerto y la zona industrial de Apodaca y Pesquería.

Esta situación se presenta en otras zonas de la ciudad como el sur. La solución al problema es regular las plazas comerciales donde se les obligue a ofrecer espacios verdes y de recreación, integrarlas a accesos de transporte público y participación activa del estado como oficinas de información, servicios automatizados de trámites y pagos, entre otras. Las enormes planchas de estacionamiento ciertamente abonan poco o nada, más que a enriquecer a algunos.

Las plazas no pueden hacer lo que se les venga en gana, ni tampoco podemos apostar a que el ciudadano tenga que pagar por su pedazo de espacio público.

Monterrey, la tierra del capitalismo salvaje y desbocado, tiene que mirar al siglo XXI con otra cara, es lo mejor para todas y todos sin importar clases sociales.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Monterrey verde”

Comparte este artículo:

En general, los espacios verdes mejoran la salud de las personas de toda clase social, resaltan el panorama urbano y brindan oxígeno. Son parte de la infraestructura de espacios y salud pública.

En Monterrey, tenemos un problema grave de deforestación. Se desforestaron la Calzada Madero y numerosas avenidas. En general, la tala intensiva y descomunal en San Pedro, en los numerosos nuevos sectores en Cumbres, en Valle Alto y a lo largo de la Carretera Nacional, así como las “casas” en serie que venden como vivienda social en el norte del área metropolitana en El Carmen, Salinas Victoria, García.

En una ciudad tan contaminada como la nuestra, aumentar el número de árboles por habitante sería una inversión verde en nuestra salud, en nuestra calidad de vida y la de generaciones subsecuentes.

Un ejemplo de la poca importancia para las autoridades locales es la sistemática disminución de áreas verdes en el Parque Fundidora, los proyectos que han existido para dar otros usos áreas en el Parque Rufino Tamayo, el abandono del Parque Canoas arrasado por el Huracán Alex y la nula presencia de una política metropolitana de parques.

El río Santa Catarina nos dio una lección de vida sobre el impacto positivo de la reforestación urbana. Después de gobiernos que privatizaron numerosos espacios a lo largo de su cauce y que el huracán se haya llevado todo, la fauna y la flora del lugar se regeneró y regresaron algunos animales a la zona.

Pasan los gobiernos locales y estatales y no surgen parques nuevos ni ampliaciones, la infraestructura metropolitana tiene años en un letargo, solo pensemos cuántos años tiene el Parque España o las Arboledas de Las Puentes. Desafortunadamente, los alcaldes han visto en inaugurar plazoletas de concreto y espacios públicos de dos sillas como la única medida para impulsar políticas.

Invertir en áreas verdes, es invertir en salud y calidad de vida para todas y todos.

P.D Enhorabuena a los movimientos feministas en el país por levantar la voz.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “La Ecovía y la falta de voluntad”

Comparte este artículo:

La Ecovía fue el proyecto de transporte público insignia del gobierno de Rodrigo Medina. Un sistema BRT (tipo Metrobús de la Ciudad de México) que en 30.1 km cruza desde la frontera entre Monterrey y García, en el poniente hasta Guadalupe, casi en la frontera con Apodaca en la zona de Valle Soleado, al oriente.

Desde el inicio de su construcción, el proyecto de la Ecovía generó polémica en el poniente de Monterrey, las rutas de camiones que circulaban por Avenida Lincoln serían sustituidos por la Ecovía. Asimismo, los automovilistas reclamaron dado que se redujeron los carriles a largo de las avenidas Lincoln y Ruiz Cortines.

La obra duraría 6 meses, sin embargo; duró más de 2 años para su inauguración. Sin embargo, ha sufrido numerosos problemas, uno es la subutilización de camiones de dos pisos ya sea por pasajeros y por distancias, otro es la infraestructura con bajo o nulo mantenimiento y el número de accidentes, en la mayoría de los casos debido a que los automovilistas no respetan los nuevos señalamientos, ignoran los nuevos semáforos, hacen maniobras prohibidas o invaden los carriles exclusivos de la Ecovía.

La Ecovía es un proyecto que inició tarde y que ha sido saboteado a largo del tiempo, desde el gobierno estatal, desde los concesionarios tienen un rol ambiguo, donde las rutas alimentadoras son de lo más limitado que existe en la ciudad, es poco transparente en sus manejos, en sus finanzas y en su operación en general.

Es un gran proyecto de movilidad que constantemente se ve criticado por algunos comunicadores de televisión patrocinados por el lobby transportista, específicamente 2 en Televisa. Además del poco apoyo en el Congreso del Estado para abrir nuevas líneas.

El lobby transportista de Monterrey, dicho con todas sus letras, Transregio (Martínez-Chavarria), Lazcano, el alcalde de Pesquería, la CTM y la CROC, han sistemáticamente saboteado todo esfuerzo de impulsar el transporte público en el estado. Han limitado la expansión del metro, se han opuesto a nuevos concesionarios dentro de la ciudad, imponen los precios que quieren, se inventaron Tarjeta Feria de acuerdo a sus intereses, han cooperado con diferentes políticos en sus campañas y se convirtieron en la principal némesis del sexenio del Bronco.

Jaime Rodríguez no ha podido contra los transportistas, no pudo “ponerlos en cintura”, no ha podido expandir el Metro, ni la Ecovía, a pesar de miles de promesas al respecto.

Andrés Manuel vino a hablar sobre el proyecto de tren ligero para 2021, un proyecto que le tocará a otro gobernador inaugurar y que seguramente no estará en los tiempos programados.

No hay voluntad política con respecto al transporte público, no viene de los sindicatos, no viene de los partidos políticos, no viene de la élite económica-industrial y rara vez viene de la ciudadanía dado que la autocracia se ha impuesto como paradigma dominante.

El que sigan existiendo zonas muertas donde el transporte público no entra como en Contry, Calzada del Valle, San Agustín, entre otras, nos habla del desdén que existe en nuestra ciudad. El mensaje que nos debe resonar es que el transporte público no tiene clase social, origen económico o étnico, es para todas y todos y su promoción, sostenibilidad y viabilidad económica es asunto nuestro.

Esperemos que el gobierno del Bronco pueda terminar los proyectos ya empezados y abra camino a la expansión de la Ecovía tal y como ya lo ha planteado Jaime en sus informes de gobierno, una Ecovía en Constitución y otra cruzando el centro por la Avenida Juárez, todo esto para mejorar el ejercicio del derecho a la movilidad en la ciudad.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “¿Dónde está la izquierda de Nuevo León?”

Comparte este artículo:

Con poco más de 1 año del triunfo del lopezobradorismo y su llegada a Palacio Nacional, la izquierda sigue en un letargo profundo en nuestro estado, sin apuntalar candidatos para la gubernatura y sin un rumbo fijo en los partidos que se autonombran como parte de ella.

De inicio, en la derecha, el PAN y MC ya empiezan a trabajar distintos perfiles, con Samuel García como el candidato más popular. En el PRI, aun guardan calma, todo es incierto, como esperando un milagro o un golpe de suerte.

Morena NL es una organización sin pies ni cabeza, Judith Díaz pesa poco, no hay liderazgos municipales ni en el Congreso. El único que dio la nota fue el lunático de Juan Carlos Leal (expulsado de Morena, ahora con el PES) con su campaña de discriminación contra la comunidad LGBT y de género.

No se ve trabajo de estructura, ni cuadros juveniles, se han apoyado de algunas organizaciones magisteriales y en gran parte, de mercenarios de otros partidos, que vieron en Morena, la posibilidad de lograr ascensos políticos.

Nuevo León necesita de una izquierda sólida, al menos, de una opción de izquierda real. Necesita ofrecer una salida de desarrollo alterna a lo que ha ofrecido el PRI y el PAN o el Bronco.

El PT, opción histórica de la izquierda en el estado, ha quedado corta en todos y cada uno de los temas de la agenda progresista. Como ejemplo, sus votos en contra del matrimonio igualitario y a favor de los tarifazos.

A lo largo de su historia, Nuevo León ha tenido movimientos de izquierda que jamás se han podido traducir en triunfos electorales, incluso pocos han llegado a las urnas. Ya sea por disputas internas, diferencias ideológicas, sabotajes de la derecha o simplemente ineptitud, la izquierda regiomontana tiene muchos retos de cara al 2021. Los únicos en la lista actual serían Pato Zambrano (PT) y Tatiana Clouthier (MORENA) o la tapada desde Gobernación, Clara Luz Flores, los cuales no representan -en ningún sentido- a la izquierda. Así de mal estamos.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Hablemos del futbol femenino”

Comparte este artículo:

Hablábamos hace un par de días sobre las copas masculinas del verano, la Copa América y la Copa Oro, que nos entregaron a dos campeones que cumplieron con su rol de favoritos, Brasil y México, respectivamente.

Sin embargo, el futbol femenino tuvo en la Copa Mundial Francia 2019 una vitrina para volverse a mostrar como producto a comercializarse en el mundo. Estados Unidos levantó la copa por cuarta vez para convertirse en la nación con más campeonatos mundiales en la historia del futbol femenino. No obstante, la calendarización del evento hizo que la final coincidiera el mismo con la final de los dos torneos masculinos.

En cada mundial femenino se ven más jugadoras profesionales, provienen de más ligas y de ligas cada día más fuertes. Holanda llegó a una final venciendo a potencias como Japón o Suecia, después de ganar una Eurocopa. En la América Latina, Jamaica, Argentina y Colombia vienen realizando un progreso interesante en busca de emular a Brasil, la potencia latinoamericana en la materia.

Históricamente, el futbol femenino ha permanecido rezagado frente al masculino en todos sus aspectos: Infraestructura, volumen de ventas, desarrollo profesional, desarrollo directivo, salarios, entre otros. Por decir un ejemplo, en varones, Francia se llevó 38 millones de dólares por su título en 2018; en mujeres, Estados Unidos se llevó 4 millones. Sin embargo, poco a poco, se ven cambios para reducir la enorme brecha que existe. Voces como la de Megan Rapinoe ayudan a visibilizar el deporte, a generar respuestas a las demandas y que ponen ese activismo necesario para impulsar el futbol femenino. Es interesante que su nombre se ve en muchos lados, pero pocos hablan de su fútbol, que posición juega o siquiera en qué equipo juega regularmente. Sin embargo, lo que hace Rapinoe es significativo, con que una persona prenda su televisor o googlee lo que hace el seleccionado norteamericano o consuma futbol femenino es un efecto positivo de dicho activismo.

En general, los retos a nivel internacional son: Más apoyo de FIFA a las federaciones nacionales para promover ligas nacionales, generar mayor infraestructura en los países, mejorar la capacitación de entrenadoras y directivos especializados en futbol femenino y coadyuvar a los países a promover campañas en contra del machismo que existe para que mujeres puedan jugar futbol.

En nuestra realidad, México no asistió al mundial debido a su eliminación a manos de Panamá, lo cual representa un retroceso a lo que venía haciendo el equipo, pero a pesar de ello, es de subrayar que la Liga MX Femenil es una realidad, que cada crece en público y en tiempo en televisión.

El futbol femenino en México es aun limitado en categorías inferiores, ligas en diferentes estados están desconectadas con la Liga MX Femenil, no existen clubes profesionales femeninos que no estén vinculados a un equipo varonil y la dependencia en traer de universidades y colleges a jugadoras México-americanas a la selección nacional son obstáculos aun por enfrentar.

La gran meta, sin duda, es generar la rentabilidad financiera del futbol femenino, debe ser un esfuerzo conjunto de afición, patrocinadores, federaciones, FIFA, ligas y gobiernos. Eso nos va a llevar a conseguir una verdadera equidad en salarios y condiciones deportivas para las mujeres en el futbol mundial.

Lo dicho, dicho está.