#ElNidoDelGavilán: “Solidaridad”

Comparte este artículo:

Vivimos en un momento donde el tema del huachicol está en boga. La gasolina escasea en algunas estaciones de servicio y el debate sobre la validad y/o efectividad de la estrategia está en el aire.

Ante ello, el transporte público es una herramienta muy importante la cual cumple con diversas funciones entre la que destaca la reducción en emisiones contaminantes y del tráfico. 

No es sólo una crisis de falta de gasolina, es una crisis de falta de acceso a otros sistemas de movilidad que no sean el carro. Estos días han sido difíciles, principalmente para los que se trasladan en grandes distancias. En el caso de la Ciudad de México, el metro va lleno, los camiones, metrobús también y básicamente todo sistema de movilidad.

Es importante señalar este enorme sacrificio tiene un fin loable que es el combate directo al robo de combustibles. Desafortunadamente es una misión bastante complicada riesgosa y tardada. Una misión con resultados a largo plazo.

La principal lección de esta crisis debe ser qué debemos de dejar de depender en el automóvil como movilidad exclusiva, hay que expandir la cobertura de diversos sistemas de movilidad, de tal forma que tener un automóvil no sea una necesidad si no una opción. 

También hay que tener cuidado con la prensa que en este preciso momento busque defender las prerrogativas de la clase privilegiada, es decir de aquellos que no les interesa el transporte público y sólo utilizan el automóvil en sus vidas por un tema de clasismo y esnobismo.

Cada uno de nosotros tiene que reflexionar sobre el rol que tenemos como ciudadanos, ponernos en el lugar del otro y sobre todo reducir nuestra huella de carbono en el mundo.

Esperemos que la estrategia contra el huachicol dé los resultados esperados y podamos decir que el sacrificio valió la pena y aún si no se lo hubieran logrado resultados, el discutir sobre otros modelos de movilidad sustentables, sobre otras maneras de llegar al trabajo, a la casa, al entretenimiento, siempre serán válidas para la ciudad.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Lo que nos deja el Mundial de Clubes 2018”

Comparte este artículo:

Pues finalmente llegó el final del Mundial de Clubes en los Emiratos Árabes Unidos, donde Real Madrid por tercera vez consecutiva se coronó campeón del torneo, frente a un equipo árabe del que no se tenía esperanza en que pudiera llegar a dicha fase, el Al Ain. 

El Mundial de Clubes es un torneo bastante extraño, es el patito feo de los torneos de FIFA, es un torneo en el que pocos creen, quieren y esperan, un torneo que pasan los años y no se termina de consolidar ni como marca ni como un torneo que los equipos deseen disputar. 

Para los equipos europeos es una interrupción en su liga, para los sudamericanos es la única opción que les queda de jugar dado que la Copa Intercontinental ya no existe. 

Para la Concacaf es un torneo interesante pero que históricamente los equipos que han participado en la región han tenido un desempeño bastante mediocre. Con excepción de algunos terceros lugares, del Monterrey, Saprissa de Costa Rica, Pachuca y Necaxa.

Para las demás confederaciones, en este caso, Asia, África y Oceanía es una opción de mostrarse ante el mundo, una opción de darse a conocer ante el bajo interés mundial en sus competencias. Recordemos al Mazembe del Congo que logró meterse a una final eliminando al Inter de Porto Alegre.

Es una discusión muy buena la que a veces acontece con los sudamericanos acerca del mérito que tiene participar en ese torneo y de ver si realmente es un torneo que dé prestigio.

El fútbol sudamericano siempre se ha visto a sí mismo como el único que puede rivalizar al fútbol europeo. Esta narrativa viene desde la competición de la Copa Intercontinental que se jugó desde los años 60 hasta principios de los 2000. En efecto, el fútbol sudamericano junto al europeo son los dos fútboles más desarrollados del mundo tanto en clubes como en selecciones nacionales. 

Sin embargo, este afán de FIFA de incluir a las otras confederaciones, por razones de qué un equipo no puede llamarse campeón del mundo si no juega contra equipos de todo el mundo no ha terminado por convencer. Es un torneo corto, rápido, sin muchas luces y dónde a diferencia de un mundial donde hay fases de grupos, donde se conocen mejor los equipos, el Mundial de Clubes es básicamente un torneo que dura 10 días, donde difícilmente conoces a fondo a los equipos rivales y siempre está latente la posibilidad de que llegue un equipo del que se tenga poca información, dé el juego de su vida, gane y se acabó el sueño. 

Lo que pasó en esta edición con Chivas es verdaderamente lamentable. Tuvieron una demostración patética de fútbol, que no es novedad porque ya en la liga venían dando un torneo bastante malo, pero que deja muchas reflexiones. Chivas eliminado en el primer juego por un equipo japonés y luego pierde el siguiente partido contra el campeón de Túnez. 

Este mismo análisis vale para River Plate donde es eliminado en semifinales por el campeón de los Emiratos Árabes Unidos que es el anfitrión del torneo. Un equipo que ni siquiera ganó el título de su confederación, así River gana el partido más importante de su historia y al par de días pierde uno de los partidos coperos más ridículos de su historia. 

En general, el Mundial de Clubes es una gran idea de FIFA pero que tiene que ser replanteada y analizada en función de lo que ofrece y pueda ofrecer porque no es un torneo que tenga amplios ratings y no es un torneo que tenga las grandes coberturas internacionales.

También hay que señalar que el Mundial de Clubes presenta desigualdades de inicio. Asume que los europeos y los sudamericanos por tener una mejor competición tienen que entrar directo a semifinales. Así mismo como poner en el último lugar del calendario al equipo de Oceanía porque se asume que los equipos de Oceanía están en el último renglón de profesionalismo. Ya desde ahí me parece que genera una relación dispar entre las confederaciones, genera un torneo a modo donde los europeos llegan y con 2 juegos son campeones.

El Mundial de Clubes ofrece juegos en lugares exóticos, a horas que complican a muchos y con demostraciones medianas de fútbol. Equipos cansados y desgastados por viajes o por calendarios específicos. 

En el tema de incentivos, es un torneo qué ofrece poco a los europeos y a los sudamericanos, puesto que van con la consigna de que tienen que llegar a la final. De los demás equipos del mundo nadie espera nada de ellos y entonces cualquier equipo grande que se presenta en el Mundial de Clubes tiene más que perder que ganar. Si pierde un juego, es un fracaso del tamaño del mundo, si gana es un título que ahí está. Un Mundial de Clubes no es más en historia y prestigio que la Copa Libertadores o la UEFA Champions League. 

Históricamente, los campeones sólo han salido de Europa y de Sudamérica, lo cual retrata esa realidad de superioridad de estos fútboles a nivel mundial. No obstante, la presencia de clubes de otras latitudes del mundo es necesaria, pero con un mejor formato con más clubes participando. Lo que debe hacer FIFA es crear un torneo parecido a lo que ya tienen en la UEFA de la Liga de Naciones, algo así como una copa internacional de clubes, o tomar lecciones de otros deportes como el basketball y el volleyball.

Así termina otra edición del Mundial de Clubes, Real Madrid es campeón; el desconocido Al Ain, subcampeón del mundo, suena extraño, pero así es. Chivas termina como penúltimo lugar del torneo solamente por arriba del Team Wellington de Nueva Zelanda con un pésimo sabor de boca y muchas expectativas rotas.

Esperemos que la FIFA piense en el bien deportivo, económico y del marketing y redirija los esfuerzos para rediseñar y reformatear el Mundial de Clubes tal como lo conocemos.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “La ola de violencia en la semana”

Comparte este artículo:

Los narcomensajes son usados por los grupos delictivos para ganar respeto y crear reputación entre los rivales. 

En los últimos días, Nuevo León ha experimentado una ola de violencia inusitada. Cuerpos mutilados han sido encontrados en diferentes zonas del Estado. El domingo, 2 ejecutados en Santa Catarina y un 1 ejecutado en Galeana. El lunes, en Monterrey, en General Terán y restos destazados en la zona rural de China y Cadereyta.

Aldo Fasci ha salido en prensa diciendo que el nuevo gobierno no cambia la situación existente y que la coordinación con el gobierno federal debe prevalecer.

Estas noticias, aunque parezcan nuevas, simplemente son demostraciones de fuerza cíclicas entre los cárteles. 

El gobierno de Nuevo León ha sido sistemáticamente incapaz de desarticular a los grupos criminales, detener las oleadas del crimen y apoyar a las víctimas y familiares.

Ya en el 28 de noviembre aconteció que en el exterior de los tres penales estatales, Topo Chico, Cadereyta y Apodaca, fueron dejados esparcidos los restos de un capo identificado como Luis Reyes, El Rex, que fue asesinado en la cárcel de Nuevo Laredo.

Su cuerpo fue robado de la funeraria donde era velado y los restos cercenados esparcidos en estos tres centros penitenciarios.

Los penales del estado hace mucho que viven intervenidos por los grupos criminales, los internos a merced de ellos y autoridades siendo cómplices.

Estos actos delictivos en los últimos días pudieran estar orquestados desde estos centros penitenciarios como hace algunos años, descartar esta opción es trabajo de la Fiscalía del Estado.

La prensa ha reportado estas noticias para golpear al gobierno del Bronco y a la figura de Aldo Fasci que tal parece algunos grupos delictivos no quieren.

Sin duda alguna, esta ola de violencia es un hecho orquestado y no fortuito, por la manera en que ocurrió, por la disparidad geográfica y el mismo patrón de comportamiento.

Hay que seguir pendientes y al tanto del seguimiento de estas noticias para detectar a los grupos delictivos involucrados y las medidas tomadas por el Bronco-gobierno.

Lo dicho, dicho está. 

#ElNidoDelGavilán: “La final más extraña del mundo. Cronología del papelón.”

Comparte este artículo:

Antes de empezar, como extranjero, cito a académicos argentinos de diversas áreas del conocimiento que se pronunciaron al respecto. 

Pablo Alabarces afirmó “No son animales disfrazados de hinchas: son hinchas. Ni siquiera inadaptados: son sujetos adaptados a lo que espera de ellos una cultura futbolística organizada en torno de la violencia como ética.”

Nicolás Cabrera sostuvo “Hace tiempo que los jugadores, devenidos hinchas, asumen la ética, estética y retórica propia del aguante. Los dirigentes hacen del exitismo una meta sin lugar a obstáculos. Los periodistas, autoerigidos paladines morales, nos saturan, día y noche, con metáforas bélicas, machistas, xenófobas, homofóbicas y racistas, y esto tiene consecuencias, pues la prensa no solo describe al fútbol, también lo prescribe.” 

José del Tronco Paganelli afirmó “No son 15 o 20. No es sólo ‘la sociedad’. Son también, nuestros dirigentes. Los que compran el servicio de los barras, o los toleran por temor. Son ellos, millonarios, prepotentes, los que nos metieron -y a quienes acompañamos- en este desmadre.”

Martín Caparrós remató “En un país donde sigue habiendo un tercio de pobres, 45 por ciento de inflación anual, cada vez menos educación, cada vez menos esperanzas, este partido parecía la ocasión de mostrar otra cosa. No pudieron. Hoy el mundo vio cómo está la Argentina. Ojalá sirva para algo.”

Estamos ante un hecho sin precedentes en el mundo del fútbol, una final extenuante que no llega, que no sucede, desprolija, caótica. La final Boca Juniors vs River Plate es un partido único en el mundo por lo que representa en historia y tradición. Sin embargo, las diversas suspensiones, decisiones, errores y postergaciones nos muestran las terribles falencias del fútbol argentino.

La Copa Libertadores empezó mal: River tuvo problemas de dopaje, problemas de alineaciones indebidas en el juego contra Racing, la tibia sanción a Gallardo por bajar al vestido en Gremio estando suspendido, entre otras cosas. Llega a la final después de ese juego en Brasil contra Gremio con un final bastante extraño con goles al final juego con el VAR jugándole a favor. 

Después de eso, sucedieron situaciones o circunstancias extrañas que fueron llevando esta final a lo más sui generis y extraño que se ha visto en el fútbol mundial en los últimos años. 

31 de octubre: 

Una vez clasificados los equipos para la final, la AFA pidió cambiar las fechas de la final programada por CONMEBOL los miércoles 7 y 28 de noviembre por la reunión del G-20 en Buenos Aires. Hasta ahí comprensible. Después salió Daniel Angelici, dirigente de Boca alegando que por “respeto a la comunidad judía” no podían jugar en sábado… Lo extraño era que Boca ya jugó 3 fechas en sábado, la más reciente contra Gimnasia y Esgrima…

2 de noviembre: 

El rol del Presidente Macri se volvió problemático para la gran final, primero en un chiste insulta a Marcelo Gallardo, técnico de River. También sostuvo que prefería a un brasileño en la final (Gremio) por las dificultades de un juego entre estos equipos, después, en un arranque de insensatez pide que la final se juegue con aficionados visitantes en las tribunas (Algo prohibido actualmente por seguridad).  

3 de noviembre: 

La sensatez regresó de la órbita y tanto River como Boca no le hicieron caso al presidente por tamaña tontera y decidieron jugar sin público visitante. 

8 de noviembre:

Para añadir más en esta lista de cosas sin sentido e inexplicables del fútbol argentino, ese día 8, la AFA emite un video institucional hablando de la final con la palabra “inexplicable” en alegoría a la pasión de la gente por esta final. Precisamente, ese mismo día la AFA junto a Uruguay y Paraguay ratificaron su candidatura para el mundial del 2030. O sea, un día antes no podían asegurar la entrada de visitantes a los estadios y al día siguiente quieren un mundial… …inexplicable…

10 de noviembre

El día de la primera final, el día esperado llegó, sería en la cancha de Boca y un diluvio sobre Buenos Aires obligó a suspender la final. Sin embargo, el clima hizo ver la inoperancia de la dirigencia de Boca Juniors por no prever nada, las malas condiciones del drenaje de la cancha, la inundación de las plateas y en general, una exhibición de la falta de medidas de seguridad de parte del club para con la Copa Libertadores. 

El ridículo de la Conmebol radicó en que tuvieron que cancelar el juego poco antes de jugarse, de acuerdo con La Nación, ya existían 30000 en la Bombonera a los que después de unas horas se les tuvo que comunicar la suspensión del juego para el día siguiente.

11 de noviembre

Llegó el día siguiente, ese día por fin se jugó la ida, un partido altamente trabado, pero con goles empatando 2 a 2. 

17 de noviembre

Como la liga argentina tiene estas medidas extrañas de cambios de fecha y los equipos grandes hacen lo que quieren con el reglamento, ese día 17, Fecha FIFA donde usualmente las ligas en el mundo paran para dar prioridad a las selecciones nacionales, Boca pidió adelantar un juego… y así jugó y ganó contra Patronato de Paraná. Mientras tanto, River no quiso jugar amparado en el reglamento de Liga que permite aplazar juegos de liga debido a compromisos internacionales. Un tinglado…

22 de noviembre

Este día, Boca logró un récord histórico y fue que la cancha de la Bombonera se llenó para un entrenamiento previo a la gran final con más de 45000 personas presentes. El periodismo bautizó esto como “El Bombonerazo” que Clarín en un patético encabezado lleno de fantasía títuló “La tarde en que Boca volvió a vestirse de pueblo”. 

El patetismo dirigencial no paró ahí, la dirigencia de Boca no previó tanta gente y decenas de hinchas se cambiaron de tribunas, se metieron al campo…. Así fue como el gobierno de la ciudad clausuró el estadio. 

En otra parte de la ciudad, hinchas de AllBoys, equipo de tercera división ataca salvajemente a la policía y a hinchas de Atlanta, equipo asociado a la comunidad judía. El Estado falló nuevamente.

23 de noviembre 

La policía hizo dos allanamientos a miembros de la barra de River Plate, específicamente a un sujeto apodado “Caverna Godoy” donde se encontró dinero en efectivo, dólares y entradas para la final de la Copa. Inexplicable el poder y dinero ganado por barras solapados por la dirigencia.

24 de noviembre

Llegó el día de la Gran Final, la vuelta por jugarse en el barrio de Núñez en el Monumental de River y aconteció lo peor, en el mero cruce de Avenida del Libertador y Lidoro Quinteros, un contingente de hinchas de River emboscó y atacó el camión donde se trasladaba el plantel de Boca, quebrando vidrios laterales, afectando jugadores, específicamente Pablo Pérez que sufrió lesiones en el ojo izquierdo. Además, se vieron afectado por los gases lacrimógenos lanzados por la policía a la gente. Los futbolistas de Boca Juniors al verse afectados no quisieron jugar y el partido no inició. 

Para añadir más en esta carrera al ridículo del año sucedió que en esos días se encontraba Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en Buenos Aires.

Visiblemente sacado de onda y agredido indirectamente por la gente, Infantino acudió al Monumental para deliberar con la gente de River, Boca, Conmebol y AFA. Se juntaron intereses y presiones de todo tipo en ese preciso instante. Mientras tanto, 60 mil hinchas en el Monumental esperando el juego… Pero el mamarracho continuó, el juego cambió de horario 3 veces el mismo día, hasta que al final con la gente en el estadio casi todo el día, se canceló para el día siguiente. 

25 de noviembre

La Conmebol en un ridículo repetitivo sin consultar ni mediar puso la fecha y se echó para atrás otra vez. No hubo juego, de nuevo con la gente llegando al estadio.

Luego llegaron las frases vacías y ambiguas en los discursos “El juego se juega siempre y cuando Boca estuviese en condiciones de competir en igualdad de condiciones”. 

26 de noviembre

A pesar de un supuesto respaldo de River Plate hacia Boca Juniors para no jugar y esperar a la mejor decisión, surgieron del mundo Boca la llamada Doctrina Tévez-Benedetto por Pablo Alabarces. 

La cual, tribunera y petulante, sostiene que todo el desorden fue causado por un contubernio de River con la Conmebol, con frases como “Que le den la copa a River que tiene tanto peso en la Conmebol”. En River algunos se planteaban como víctimas de un montaje de Angelici y Macri.

27 de noviembre

Hasta el martes, Boca sigue por la vía legal buscando ganar por escritorio la Copa Libertadores edición número 59. Han llevado la causa al tribunal de la Conmebol en Paraguay, apelando a una venganza legal del caso gas pimienta en 2015 donde Boca se vio afectado por un hincha que lanzó gas pimienta a los jugadores de River, siendo eliminado de la competencia. Esa Copa fue la misma donde River vence a Tigres en la final.

En Conmebol, en un aparente hilo de lucidez, han propuesto postergar la fecha entre el 7 y el 8 de diciembre fuera de Argentina, ya sea en Catar o en Asunción, Paraguay. 

El orquestador del esquema de seguridad y del operativo policial, el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Martín Ocampo renunció al puesto, después de decir en días pasados que no se tenía manera de controlar la situación, y sí, no pudo lograrlo.

Todos los periodistas más reconocidos del fútbol argentino se han pasado días enteros en prensa, televisión y twitter sosteniendo las más desopilantes teorías de conspiración posibles que den que desafortunadamente en el contexto argentino todas tienen algo de sensato, todas pudieran pasar. 

28 de noviembre

La Liga argentina se fue afectada por este bodrio de organización, cerró la jornada 13, 16 equipos jugaron 13 partidos, 7 equipos jugaron 12 partidos, 2 equipos jugaron 11 partidos y 1 equipo jugó 10 partidos. Terrible.

Expectativas a futuro 

Ahora viene la justicia, la justicia donde históricamente en Conmebol se favorece a los equipos grandes, de países relevantes y se friega a los chicos. Ya pasó hace años con Bolívar siendo agredidos por hinchas de Gimnasia y Esgrima, pasó este año con Temuco en el juego con San Lorenzo, no pasa con River Plate, no pasa con Boca, con Sao Paulo, entre otros. En la misma Argentina pasa, con los grandes no pasa nada, pero sí con Vélez, Nueva Chicago o Chacarita. 

Hay muchas soluciones por proponer, en lo personal propondría que intervenga la FIFA o el TAS para imponer sanciones como la imposibilidad de participar en la siguiente Copa Libertadores. Respecto al juego, ojalá se realice fuera de Argentina y a puerta cerrada. Pablo Alabarces propone de manera tajante que la FIFA intervenga la AFA por medio de castigos ejemplares tales como los que recibió el fútbol inglés en 1984, los ingleses fueron sancionados por 5 años de no poder participar en competencias internacionales por tragedias relacionadas con hooligans.

Después del papelón del mítico “38-38”, la imposibilidad de llevar visitantes a estadios, el torneo de 30 equipos, la jornada de clásicos en 2016-17, los barras llenos de dinero y poder, los políticos metidos en el futbol, los desempates extraños para asignar puestos a torneos, entre otras, el futbol argentino tiene que reformarse. El fútbol argentino hace mucho dejó de ser sólo folclor, color y talento se ha vuelto en drama, en violencia exacerbada por esos discursos de vida o muerte, de dar todo por el equipo, de Matar o Morir, de la cultura del aguante, del barra que se la pasa drogado todo el partido y no se enteró cómo quedó el juego. ¿Se necesitan tragedias de decenas de muertos para que cambie todo? Ojalá que no. 

#ElNidoDelGavilán: “Radiografía financiera de Metrorrey”

Comparte este artículo:

En los pasados días, en el Congreso del Estado, personal de Metrorrey sostuvo que los vagones a comprar son para las líneas 1 y 2 y que de momento no hay vagones para la línea 3 poniendo en hold el término de la obra de la línea 3. Revisando información sobre Metrorrey, el gobierno del Estado publicó en su sección de transparencia los estados financieros del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey con respecto al tercer trimestre del 2018.

Lo que se muestra es un sistema que no se sostiene que por sí solo, por dar un dato, las participaciones y aportaciones (751 millones de pesos) representan el 59% de sus ingresos en el periodo. Asimismo, los gastos de funcionamiento superan en más de 100 millones de pesos a los ingresos de gestión por venta de bienes y servicios.

Y aunque en general, se ven mejoras en el rendimiento de activos con respecto al trimestre anterior y en lo que va del año lo cierto es que Metrorrey es una institución que trabaja con las uñas, con liquidez muy limitada, con un flujo de efectivo de apenas 20 millones y que ofrece un servicio de regular a malo en una red pequeña volviéndolo un sistema ineficiente para la ciudad.

Las críticas al Metro cada día son más comunes y persistentes, el gobierno del Estado ha dejado francamente a su suerte a dichos servicios afectando a miles de usuarios en la ciudad.

Metrorrey tiene que ampliar y diversificar sus recursos, como detonar la rentabilidad de sus espacios por medio de plazas comerciales o renta de espacios en las estaciones. Los ingresos por venta de bienes y servicios no pagan ni 2 veces la nómina y servicios personales de su plantilla. 

Se dice que hay pocos sistemas de transporte colectivos realmente redituables en el mundo, sin embargo, la emulación de mejores prácticas internacionales debería ser la prioridad de Metrorrey.

La solución no está en aumentar el precio del boleto, sino en mejorar procesos y cumplir las metas de infraestructura en tiempo y forma. Por ejemplo, de acuerdo con el reporte, el Metro y el transmetro son los 2 servicios que más generan dinero, sin embargo, el metroenlace (Servicio que conecta con rutas suburbanas que van hacia las periferias de la ciudad) parece no competir con Metro, transmetro y Metrobús teniendo el potencial. Una duda que queda es a dónde llegan los recursos de la Ecovía y cómo se ven reflejados en Metrorrey. Dado que ambos servicios están interconectados, es importante ver la interacción financiera entre los mismos. 

Otro tema por resolver es el porqué Metrorrey tiene en juicio deudas por más de 80 millones de pesos y más de 22 millones en pérdidas por cuentas incobrables. 

La viabilidad financiera de Metrorrey en general no está en predicamento en el corto plazo y se puede hablar bien del departamento de administración del organismo, especialmente por el correcto manejo en términos de deuda contraída, un error bastante común en las empresas paraestatales. Sin embargo, no es suficiente, el organismo genera poco y gasta mucho, invierte y no es eficiente. Tiene problemas de depreciación en sus activos y reconoce no tener un plan formal para provisiones a largo plazo.

De momento habrá que esperar a la reprogramación final de la culminación de la línea 3 y a ver si desde Metrorrey aplican algún cambio real a las condiciones existentes del servicio.

Lo dicho, dicho está.

Fuente: http://www.nl.gob.mx/publicaciones/informe-de-avance-de-gestion-financiera-de-metrorrey-3er-trimestre-2018

#NidoDelGavilán: “Y Ahora ¿Qué sigue para Brasil?”

Comparte este artículo:

En esta columna, cierre de la cobertura a las elecciones en Brasil, sobra decir quien es el ganador. Jair Bolsonaro ha sido electo como nuevo presidente de las y los brasileños con el 55% de los votos.

Previsible triunfo con muchas aristas por analizar sobre lo que el electorado pensó al realizar su voto. La primera gran lección que nos llevamos es: Muchos votantes eligieron al candidato de extrema derecha porque querían un cambio, no porque están de acuerdo con sus puntos de vista.

En este espacio hace un par de semanas, en una entrevista con 12 brasileños, se hacía hincapié en su necesidad de un cambio radical, de un tipo honesto y patriota, de romper con el PT y sus escándalos de corrupción. Los brasileños votaron a manera de castigo y con un objetivo claro de encontrar en “El Capitán” un nuevo paradigma para el país, un país en crisis de todo tipo en los recientes años. 

Si bien la democracia no se come, si se comía mejor con ella, esto se muestra en el gobierno de Lula. Sin embargo, el pueblo brasileño vive altas tasas de desempleo y crimen que los gobiernos anteriores no pudieron resolver.

Aquí es donde entran figuras de la derecha para aprovechar esos baches para poder cuestionar los valores liberales que les incomodan en la sociedad. Minorías de distintos tipos se vuelven el target perfecto para decir: “No al matrimonio igualitario y pongamos nuestras energías en la seguridad nacional” como si existiese una relación directa y tangible. 

Esta es la lucha que tiene que mantener la izquierda brasileña, reconociendo sus errores, reformándose a si misma y jugando el papel de una oposición seria pero que sabe perder. El pueblo brasileño merece más y mejores propuestas de cualquier ideología para sacar adelante al país.

Bolsonaro encarna un tipo de líderes político que gana carisma y popularidad atacando valores liberales, a las minorías y viviendo la nostalgia de un pasado supuestamente grande.

Brasil tiene dos películas muy famosas llamadas Tropa de Elite donde la idea original de los creadores fue poner de manifiesto, en forma de drama, la vida de un oficial del Batallón de Operaciones Policiacas Especiales (BOPE) y que muestra los abusos de poder que estas fuerzas pueden cometer. Sin embargo, el personaje principal, el Capitán Nascimento, se volvió un ícono popular por su approach directo y a veces violento para acabar con supuestos criminales. Con un mensaje en la mente “Los derechos humanos sirven para proteger delincuentes”. El público se identificó con dicho personaje y entendió así el contenido del programa contraviniendo lo esperado por los realizadores. Ahora en redes sociales, Bolsonaro es objeto de memes haciendo referencia en que él debe ser el nuevo Capitán Nascimento de la vida real.  

Para muchos sectores del pueblo brasileño, se le ha creado a Jair una imagen internacional como de un chacal o un fascista, sin embargo, sus defensores aseguran que es parte de la campaña de desprestigio y descontextualización.

En lo personal, profundizando en la vida de Jair y de su pasado político, es un tipo que pasó de ser el radical que proponía pocas leyes pero que vivía de hacer carrera en tribuna lanzando frases o comentarios polémicos solo por rating. Quizás no es el monstruo que muchos dicen que es, pero parte de su electorado y aliados políticos si quieren ver a ese monstruo colapsando el statu quo y ahí es donde la sociedad civil brasileña debe hacerse valer como contrapeso.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Bolsonaro visto desde adentro”

Comparte este artículo:

El próximo 28 de octubre, los brasileños votarán la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Como mencioné en semanas pasadas, la competencia estaba y sigue estando entre dos candidatos, Jair Bolsonaro y Fernando Haddad. 

Bolsonaro, representante del conservadurismo y la derecha contra Haddad, ex alcalde de Sao Paulo, pero que figura como un testaferro de la figura de Lula que sigue en la cárcel.

Para la primera vuelta donde convergieron 13 candidatos de diferentes partidos y posturas, Bolsonaro logró llevarse el 46% frente a un 29% de Haddad, lo cual es un hecho histórico para la derecha brasileña y golpe de autoridad frente al rechazo generalizado al partido en el poder.

A nivel internacional han salido diversos videos, entrevistas, memes y comentarios acerca de que Bolsonaro está muy cerca de convertirse en presidente y del “riesgo” que presenta su elección. 

Sin embargo, poco se ha dicho en la prensa hispana que Ronaldinho, Rivaldo y Cafú, 3 pilares del futbol brasileño campeón del mundo lo apoyan.

Para esta editorial conté con el apoyo de 12 amigos brasileños de una comunidad en línea en donde participo. Son 11 hombres y una mujer entre 32 y 67 años de diversas regiones del país. Por medio de un cuestionario me hicieron saber sus opiniones sobre las elecciones y sobre el fenómeno del “O Capitao” Bolsonaro en la sociedad brasileña. 

Las preguntas fueron: 1 – Bolsonaro ganó la primera vuelta. ¿Qué esperas como resultado para la segunda vuelta? ¿Otro triunfo?; 2 – ¿La votación de Bolsonaro es por región, por clase social, por grupo étnico, por género?;  3- ¿Existe un perfil de un elector típico?; 4- De 1 a 10, ¿qué tan buena es su visión de Bolsonaro?; 5- De estas dos posiciones, ¿qué crees que fue decisivo para ese 48%? ¿Anti-Lula o apoyo a Bolsonaro?; 6- Fortalezas de Bolsonaro; 7- Debilidades de Bolsonaro y 8- ¿Es un peligro para Brasil o una solución?

En general, los 12 entrevistados favorecen a Bolsonaro por diversas razones. Lo ven como ganador el día 28 de octubre y tienen cierta esperanza en él. Por mencionar ejemplo, Fernando en Paraná sostiene que ganará con un 55%.

En la pregunta 2, la mayoría no cree que el voto Bolsonarista es por región, pero bien mencionan un hecho. Bolsonaro perdió en el noreste. André en Río piensa que esas regiones mantuvieron su voto por Haddad del partido PT por los programas sociales donde se vieron favorecidos. Edgar en Río piensa que el voto a Bolsonaro representa un “voto de desesperación”. 

En la pregunta 3, los 12 coinciden en que un “votante típico” por Bolsonaro no existe. Los medios internacionales como La Nación de Argentina y algunos sitios brasileños han documentado que los jóvenes, las clases medias y fundamentalmente hombres apoyan a Bolsonaro. Sin embargo, medios brasileños como IBOPE presentaron resultados de encuestas donde las mujeres y los afrodescendientes apoyaron fuertemente a este candidato. Es interesante, sin embargo, ver que IBOPE presenta que los encuestados de ingreso bajo y de educación universitaria estaban con Haddad.

José en Río resume su postura en “El perfil es de quien no está satisfecho con status-quo”

En la pregunta 4, el promedio se mantuvo en 7, lo cual nos dice que la imagen de Bolsonaro para ellos es buena, lo cual manda el mensaje de esperanza de cambio. André resume el sentimiento en una frase “Él va a revolucionar Brasil. Si no lo consigue, nadie más lo conseguirá”.

La pregunta 5 habla de este juego entre pragmatismo y convicción. No es lo mismo apoyar a Bolsonaro directamente que apoyar a quien sea con tal de que no sea Lula o el PT. 11 de ellos afirmaron ser anti-Lula o anti-PT debido a los escándalos de corrupción y de malos manejos. Solo 1 afirmó ser Bolsonarista por convicción. Lucas de Río define su postura “El PT hizo contratos para robar”. 

Las preguntas 6 y 7 van conectadas en función de la visión de Bolsonaro como el político-candidato. Para la pregunta 6 sobre las fortalezas, las respuestas manejaron las siguientes palabras: No defiende ladrones, es militar, no es corrupto, respeto a los valores, moral, saber hablar de frente, defiende a la familia, patriota. Lucas V en Río sostuvo “Bolsonaro tiene honestidad y coherencia”. Asimismo, Daniel en Brasilia afirma que el candidato “Habla de lo que la mayoría del pueblo quiere escuchar”.

En cuanto a sus debilidades, pregunta 7, contestaron: Exceso de honestidad, que puede ser bravucón y que se ha rodeado de gente que le puede representar un obstáculo después. 

Antonio en Sao Paulo ve mucha seguridad en él, pero puede ser arrogante. Tony en Río sostiene que esa actitud intempestiva le puede jugar en contra a la hora de negociar. Ester lo ve como anti corrupto, pero en una inocencia frente a políticos más experimentados. 

Finalmente, en la pregunta 8, la gran mayoría ve en él una solución para el país ante la debacle económica y la crisis de seguridad pública. Jonathan en Paraná y Daniel creen que puede ser las dos, un arma de doble filo, sin embargo, guardan esperanza en el cambio.

Ester en Río cree que cualquier otra opción que no sea el PT es una solución, André va más allá y afirma “Es nuestra última solución”. Alan en Río con una alegoría manda un contundente mensaje “Él es la quimioterapia para el cáncer de la corrupción”.

Por supuesto, quedan muchas preguntas pendientes, pero al menos en este pequeño grupo, la opción de la derecha representa una salida a los malos manejos de la izquierda en el poder y la expresión de una necesidad de cambio. Asimismo, estas respuestas muestran el sentir real del otro lado de la película que en muchos medios no aparece o se caricaturiza.

La transformación que puede traer Bolsonaro a Brasil seguramente impactará América Latina en muchos aspectos. De momento, los brasileños como André, Lucas, Fernando, Jonathan, Daniel, José, Ester, Tony, Edgar, Lucas V, Antonio y Alan quieren salir del bache en que se encuentran, veremos si resulta la apuesta.

Lo dicho, dicho está. Obrigado!

#ElNidoDelGavilán: “Las enfermedades de Monterrey: El racismo supremacista (Segundo Acto)”

Comparte este artículo:

En días pasados comenté en este espacio los hechos acontecidos el día del Clásico Regio que dejó como saldo un lesionado de gravedad y hasta el momento dos detenidos como “supuestos agresores”.

La radicalización del reporte del hecho por parte de los medios locales y sus presentadores es uno de tantos hechos que están dejando ver lo deshilachado del tejido social y el gusto por la caza de brujas y la denuncia por parte de la sociedad.

La noticia en redes sociales, televisión y medios impresos de Monterrey tiene ingredientes perfectos para llevar a la ira popular. “Ayuda a denunciarlos”, “Hay que atraparlos”, “Asesinos” fueron algunas de frases de los medios y redes, aunado a la exposición de videos en los noticiarios para vender el morbo de la brutalidad.

Sin embargo, hay otro movimiento que tiene años de estar ahí, pero con los meses ha adquirido nombre y el tema de la sequía en las presas avivó en redes sociales específicamente.

Los chiriwillos, un concepto inventado en las clases medias y bajas de Monterrey para denostar de forma racista y clasista a mexicanos inmigrantes en el área metropolitana en Facebook.

Se les ha acusado de robarse el agua, de criminales, de solo “parir” hijos y básicamente de ser pobres. Este concepto describe a mexicanos pobres, de baja estatura, de tez morena, con rasgos indígenas presentes y que viven en las orillas de la ciudad, léase García, Zuazua, Juárez y Cadereyta.

Lo interesante es la ausencia de este término peyorativo en la clase alta de la ciudad sino en la clase media y baja que es quien convive (y compite) en mayor medida con los migrantes poco calificados.

La radicalización del discurso es peligrosa por los riesgos que conlleva. Agresión, discriminación y segregación. Desafortunadamente, el Bronco en una entrevista sostiene que los foráneos contribuyen a la falta de agua en la ciudad. Lo cual, si bien una ciudad entre más grande consume más agua, decir eso, es poner carga del delito a los migrantes, diciendo de manera sutil que si no estuvieran aquí estaríamos con más agua.

Ese discurso no tiene sentido porque no hay manera de restringir la llegada a ningún conciudadano, aparte de que no hay criterios para definir tipologías de foráneos.

Finalmente, es imperante que el Gobierno de Nuevo León en sus políticas públicas de desarrollo económico y principalmente de planeación urbana no contribuya a crear más cinturones de pobreza alrededor del área metropolitana. Los migrantes son parte de nuestra sociedad y como tal no podemos aislarlos ni negarles servicios básicos y de calidad.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Las enfermedades de Monterrey: Primer Acto – El Golpeado”

Comparte este artículo:

En este momento, el aficionado tigre golpeado en la Avenida Aztlán sigue de gravedad en el Hospital Universitario, aunque medios y diversas personas en redes sociales equivocadamente lo han dado por muerto desde el domingo.

El martes sale el Secretario de Gobierno y ex gobernador Manuel González a decir que las medidas a tomar serían: Las barras visitantes se prohíben en los estadios del área metropolitana de Monterrey, la prohibición de las caravanas y un supuesto registro de dichos barristas.

A unos días de acontecido el Clásico Regiomontano 117, la sociedad regiomontana avergonzada a nivel internacional se ha insertado en la polémica en medios masivos y redes sociales en una especie de Inquisición buscando las “caras” de los supuestos “criminales”, videos, fotos, rostros pululan al hacer una búsqueda.

Incluso existen voces que claman pena de muerte a los perpetradores de hechos violentos de ese fatídico domingo. Lo cierto es que la sociedad del área metropolitana debe reflexionar a conciencia sobre el problema con diversas luces:

  1. Las barras son una importación cultural desde Argentina como grupos de choque supuestamente seguidores de un equipo en cuestión.

Las barras no son necesariamente el problema, sino los violentos detrás. Así como los financiamientos detrás de estos. ¿Se deben eliminar? Es algo que los clubes tienen que plantearse, cada aficionado al estadio es un cliente más para Sinergia Deportiva o para FEMSA según sea el caso. Si les he rentable o no eliminarlos y vender sus espacios es una decisión que no le compete ni al gobierno ni a la sociedad civil.

  1. La politización del incidente

El gobierno del Estado salió pronto a resolver el tema con las directivas. Si bien el Estado no puede vigilar en cada centímetro de la ciudad, en el caso específico del joven casi asesinado, la patrulla de Fuerza Civil estaba ahí y huyeron del lugar. Asimismo, existieron agentes dentro y afuera del estadio el domingo. A lo que voy es que el Gobierno del Estado parece “ser rápido” en actuar cuando desde el principio el tema estuvo en sus manos. Si esperamos que el Gobierno haga “bomberazos” apagando incidentes que las mismas fuerzas de seguridad no atienden crea un incentivo perverso para los políticos de “Después de ahogado el niño, tapan el pozo”.

  1. Radicalización del discurso en la prensa local

Los medios buscan vender, la muerte vende, el drama vende, la tragedia vende. Es triste decirlo, pero es verdad. En los medios locales de Monterrey se escuchan voces contra las barras, que buscan en la otredad culpar: “Son ellos”, “Aquellos criminales”, “Asesinos”… “¿Quiénes son esos criminales?, ¿Estudian?, ¿Tienen familia? Son vagos, delincuentes, no hacen nada… “

Esos “otros”, pensados como si fueran marcianos y tratados como si fueran cucarachas, también ciudadanos de nuestra sociedad, y están siendo juzgados en juicios sumarios de un presentador o presentadora de noticias. Buscan “ganchar” a la gente para que escriba, para que se alarme y para alimentar ese tumor cancerígeno xenófobo, clasista, discriminador en los corazones de la ciudad.

A hoy miércoles, se dan nombres, se lanzan fotos de sujetos “violentos”, no hay expedientes terminados ni dictámenes terminados. De procesados y sentenciados ni hablamos…

En los próximos días esperemos que la Fiscalía del Estado tenga información al respecto y de tenerla, expandirá el tumor que menciono y anticipo los posibles apelativos a los involucrados: “asesinos”, “marihuanos”, “vagos”, “huevones”, “mátenlos”… para diversión y entretenimiento de la sociedad regiomontana alimentada con ira y rabia por los presentadores de las televisoras locales y opinólogos reaccionarios.

Lo dicho, dicho está. 

De cuchillos y mesías: Bolsonaro el puntero

Comparte este artículo:

Las y los brasileños están llamados a votar el día 7 de octubre del presente. De momento, el panorama electoral está en crisis dado que los dos candidatos punteros de las encuestas están en circunstancias adversas, Lula, en la cárcel y Jair Bolsonaro, en un hospital. 

El atentado a Bolsonaro, de acuerdo a las últimas encuestas, está fortaleciendo al candidato de la ultraderecha de cara a la primera vuelta. El exmilitar Jair Bolsonaro, de ser un candidato minoritario se está volviendo popular entre la gente. 

Por otro lado, el candidato del “establishment” Geraldo Alckmin se mantiene relegado en un tercer lugar, casi fuera de las posibilidades de meterse a la segunda vuelta electoral.

A todo esto, Lula sigue en la cárcel y aunque se sigue intentando en los juzgados buscar su liberación, la realidad sigue adversa y el Partido de los Trabajadores muy posiblemente tendrá que elegir a otro candidato. Lo cual es una gran desventaja pues será un candidato estilo Delfina Gómez en el Estado de México, una candidata que depende de la luz e imagen de Andrés Manuel, en este caso, de Lula.

Sujetos como Bolsonaro que pueden parecer deleznables para algunos sectores liberales de la población, es en estos momentos cuando capitalizan apoyo para sí a costa de sectores menos acomodados de la población.

Los comentarios de Jair Bolsonaro en materia de género, interrupción legal del embarazo, tortura, dictadura, etc son polémicos, y se pensaría que es impensable un candidato así con apoyo popular; sin embargo, los sectores conservadores de toda clase social apoyan en cierto modo dichas ideas, lo cual es un signo de atavismos aun presente en la sociedad brasileña.

Sea verdad o no el atentado, Brasil se perfila para decidir entre un “Juanito” designado por Lula desde la cárcel y Jair Messias Bolsonaro que en el nombre lleva el eslogan de la ultraderecha pseudo-religiosa brasileña.

Lo dicho, dicho está.