El Cablebús que nunca llegó a Monterrey

Comparte este artículo:

Esta semana, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum dio por iniciadas las obras de la Línea 1 del Cablebús de Cuautepec a Indios Verdes. El Cablebús es un tipo de teleférico que atenderá a la población del norte de la capital, una población históricamente relegada y abandonada por el Estado.

En tanto que Claudia empieza las obras, en esta entrega, vamos a recordar la existencia del único equivalente que alguna vez existió en Monterrey. Me refiero al teleférico del Cerro de la Silla.

Los dos son de naturaleza distinta, el fin del Cablebús capitalino tiene una función primordial de servir como transporte público entre las comunidades, el de Monterrey era parte de un recorrido turístico sobre el insigne cerro.

En Monterrey, la idea de tener un transporte público de esta naturaleza ha estado presente, pero ha sido suprimida por el fantasma en el inconsciente colectivo de la mala experiencia con el teleférico del Cerro de la Silla y su trágico final.

A fines de la década de los 50, se proyectó la construcción del teleférico que iría desde La Ciudad de los Niños en Guadalupe hasta la parte intermedia del Cerro de la Silla, el cual estuvo funcionando por un tiempo antes de la inauguración oficial, programada para el 2 de junio de 1961.

Sin embargo, el teleférico tuvo un trágico final, justo ese día, al caerse la góndola en la que viajaban sus diseñadores, los ingenieros Jesús Fernández Guerra, Alberto Rocatti, César Augusto Leal y Ángel Rodríguez.

El proyecto había sido concebido por el fundador de la Ciudad de los Niños, el Pbro. Carlos Álvarez como una obra que financiara su obra de caridad.

Al ocurrir esto, el gobierno del Estado canceló toda actividad y se cerró la puerta para un proyecto similar.

En 2005 desde Semarnat cancelaron un proyecto similar en el área y en 2016 se presentó una iniciativa en el Ayuntamiento de Guadalupe, pero quedó postergado.

Este transporte es común en ciudades en el mundo como Medellín, Colombia y La Paz, Bolivia. Incluso en nuestro país, existe el de Ecatepec como transporte público y en Zacatecas y Torreón, de corte turístico.

En Monterrey, aparte de lo turístico, áreas en la zona de Unidad Modelo, en Santa Catarina o en la famosa Colonia Independencia, pueden ser beneficiarias de un transporte público accesible para conectar estas zonas altas con el resto de la ciudad.

Sin embargo, el miedo y el fantasma de la tragedia siguen presentes en la mente de las personas y de los tomadores de decisiones, como un luto inconsciente. Esperemos que el Cablebús capitalino sea un ejemplo de buenas prácticas para replantear el proyecto en nuestra área metropolitana.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Vamos a la plaza (comercial)”

Comparte este artículo:

En días pasados, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, comentó la necesidad de abrir espacios públicos en la ciudad dado que las plazas comerciales habían ocupado el rol de facilitador de interacción social y convivencia.

En Monterrey, los espacios públicos están abiertamente privatizados o semiprivatizados como el Parque Fundidora. En la anterior columna, resaltaba la importancia de crear nuevos parques públicos en toda la ciudad.

Así ahora, en esta entrega, hay que subrayar la falta de espacios públicos para la interacción social, desafortunadamente están arraigadas las prácticas de segregación social. Las colonias privadas, que fueron hechas para “contrarrestar” la inseguridad, pero que se han vuelto fortalezas donde los vecinos rara vez conviven entre sí.

Un ejemplo claro de la privatización del espacio público a gran escala es la zona de La Fe, esta zona limítrofe entre San Nicolás, Apodaca y Guadalupe.

La zona está inundada por plazas y centros comerciales, específicamente con 4 de gran tamaño, Paseo La Fe, Plaza La Fe, Citadel y Sendero La Fe. En pocas palabras, los habitantes de la zona tienen pocos espacios comunitarios y sí, espacios que ni siquiera están dirigidos a ellos, pues son para atraer gente de otros lados y los que van/vienen del aeropuerto y la zona industrial de Apodaca y Pesquería.

Esta situación se presenta en otras zonas de la ciudad como el sur. La solución al problema es regular las plazas comerciales donde se les obligue a ofrecer espacios verdes y de recreación, integrarlas a accesos de transporte público y participación activa del estado como oficinas de información, servicios automatizados de trámites y pagos, entre otras. Las enormes planchas de estacionamiento ciertamente abonan poco o nada, más que a enriquecer a algunos.

Las plazas no pueden hacer lo que se les venga en gana, ni tampoco podemos apostar a que el ciudadano tenga que pagar por su pedazo de espacio público.

Monterrey, la tierra del capitalismo salvaje y desbocado, tiene que mirar al siglo XXI con otra cara, es lo mejor para todas y todos sin importar clases sociales.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Monterrey verde”

Comparte este artículo:

En general, los espacios verdes mejoran la salud de las personas de toda clase social, resaltan el panorama urbano y brindan oxígeno. Son parte de la infraestructura de espacios y salud pública.

En Monterrey, tenemos un problema grave de deforestación. Se desforestaron la Calzada Madero y numerosas avenidas. En general, la tala intensiva y descomunal en San Pedro, en los numerosos nuevos sectores en Cumbres, en Valle Alto y a lo largo de la Carretera Nacional, así como las “casas” en serie que venden como vivienda social en el norte del área metropolitana en El Carmen, Salinas Victoria, García.

En una ciudad tan contaminada como la nuestra, aumentar el número de árboles por habitante sería una inversión verde en nuestra salud, en nuestra calidad de vida y la de generaciones subsecuentes.

Un ejemplo de la poca importancia para las autoridades locales es la sistemática disminución de áreas verdes en el Parque Fundidora, los proyectos que han existido para dar otros usos áreas en el Parque Rufino Tamayo, el abandono del Parque Canoas arrasado por el Huracán Alex y la nula presencia de una política metropolitana de parques.

El río Santa Catarina nos dio una lección de vida sobre el impacto positivo de la reforestación urbana. Después de gobiernos que privatizaron numerosos espacios a lo largo de su cauce y que el huracán se haya llevado todo, la fauna y la flora del lugar se regeneró y regresaron algunos animales a la zona.

Pasan los gobiernos locales y estatales y no surgen parques nuevos ni ampliaciones, la infraestructura metropolitana tiene años en un letargo, solo pensemos cuántos años tiene el Parque España o las Arboledas de Las Puentes. Desafortunadamente, los alcaldes han visto en inaugurar plazoletas de concreto y espacios públicos de dos sillas como la única medida para impulsar políticas.

Invertir en áreas verdes, es invertir en salud y calidad de vida para todas y todos.

P.D Enhorabuena a los movimientos feministas en el país por levantar la voz.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “La Ecovía y la falta de voluntad”

Comparte este artículo:

La Ecovía fue el proyecto de transporte público insignia del gobierno de Rodrigo Medina. Un sistema BRT (tipo Metrobús de la Ciudad de México) que en 30.1 km cruza desde la frontera entre Monterrey y García, en el poniente hasta Guadalupe, casi en la frontera con Apodaca en la zona de Valle Soleado, al oriente.

Desde el inicio de su construcción, el proyecto de la Ecovía generó polémica en el poniente de Monterrey, las rutas de camiones que circulaban por Avenida Lincoln serían sustituidos por la Ecovía. Asimismo, los automovilistas reclamaron dado que se redujeron los carriles a largo de las avenidas Lincoln y Ruiz Cortines.

La obra duraría 6 meses, sin embargo; duró más de 2 años para su inauguración. Sin embargo, ha sufrido numerosos problemas, uno es la subutilización de camiones de dos pisos ya sea por pasajeros y por distancias, otro es la infraestructura con bajo o nulo mantenimiento y el número de accidentes, en la mayoría de los casos debido a que los automovilistas no respetan los nuevos señalamientos, ignoran los nuevos semáforos, hacen maniobras prohibidas o invaden los carriles exclusivos de la Ecovía.

La Ecovía es un proyecto que inició tarde y que ha sido saboteado a largo del tiempo, desde el gobierno estatal, desde los concesionarios tienen un rol ambiguo, donde las rutas alimentadoras son de lo más limitado que existe en la ciudad, es poco transparente en sus manejos, en sus finanzas y en su operación en general.

Es un gran proyecto de movilidad que constantemente se ve criticado por algunos comunicadores de televisión patrocinados por el lobby transportista, específicamente 2 en Televisa. Además del poco apoyo en el Congreso del Estado para abrir nuevas líneas.

El lobby transportista de Monterrey, dicho con todas sus letras, Transregio (Martínez-Chavarria), Lazcano, el alcalde de Pesquería, la CTM y la CROC, han sistemáticamente saboteado todo esfuerzo de impulsar el transporte público en el estado. Han limitado la expansión del metro, se han opuesto a nuevos concesionarios dentro de la ciudad, imponen los precios que quieren, se inventaron Tarjeta Feria de acuerdo a sus intereses, han cooperado con diferentes políticos en sus campañas y se convirtieron en la principal némesis del sexenio del Bronco.

Jaime Rodríguez no ha podido contra los transportistas, no pudo “ponerlos en cintura”, no ha podido expandir el Metro, ni la Ecovía, a pesar de miles de promesas al respecto.

Andrés Manuel vino a hablar sobre el proyecto de tren ligero para 2021, un proyecto que le tocará a otro gobernador inaugurar y que seguramente no estará en los tiempos programados.

No hay voluntad política con respecto al transporte público, no viene de los sindicatos, no viene de los partidos políticos, no viene de la élite económica-industrial y rara vez viene de la ciudadanía dado que la autocracia se ha impuesto como paradigma dominante.

El que sigan existiendo zonas muertas donde el transporte público no entra como en Contry, Calzada del Valle, San Agustín, entre otras, nos habla del desdén que existe en nuestra ciudad. El mensaje que nos debe resonar es que el transporte público no tiene clase social, origen económico o étnico, es para todas y todos y su promoción, sostenibilidad y viabilidad económica es asunto nuestro.

Esperemos que el gobierno del Bronco pueda terminar los proyectos ya empezados y abra camino a la expansión de la Ecovía tal y como ya lo ha planteado Jaime en sus informes de gobierno, una Ecovía en Constitución y otra cruzando el centro por la Avenida Juárez, todo esto para mejorar el ejercicio del derecho a la movilidad en la ciudad.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “¿Dónde está la izquierda de Nuevo León?”

Comparte este artículo:

Con poco más de 1 año del triunfo del lopezobradorismo y su llegada a Palacio Nacional, la izquierda sigue en un letargo profundo en nuestro estado, sin apuntalar candidatos para la gubernatura y sin un rumbo fijo en los partidos que se autonombran como parte de ella.

De inicio, en la derecha, el PAN y MC ya empiezan a trabajar distintos perfiles, con Samuel García como el candidato más popular. En el PRI, aun guardan calma, todo es incierto, como esperando un milagro o un golpe de suerte.

Morena NL es una organización sin pies ni cabeza, Judith Díaz pesa poco, no hay liderazgos municipales ni en el Congreso. El único que dio la nota fue el lunático de Juan Carlos Leal (expulsado de Morena, ahora con el PES) con su campaña de discriminación contra la comunidad LGBT y de género.

No se ve trabajo de estructura, ni cuadros juveniles, se han apoyado de algunas organizaciones magisteriales y en gran parte, de mercenarios de otros partidos, que vieron en Morena, la posibilidad de lograr ascensos políticos.

Nuevo León necesita de una izquierda sólida, al menos, de una opción de izquierda real. Necesita ofrecer una salida de desarrollo alterna a lo que ha ofrecido el PRI y el PAN o el Bronco.

El PT, opción histórica de la izquierda en el estado, ha quedado corta en todos y cada uno de los temas de la agenda progresista. Como ejemplo, sus votos en contra del matrimonio igualitario y a favor de los tarifazos.

A lo largo de su historia, Nuevo León ha tenido movimientos de izquierda que jamás se han podido traducir en triunfos electorales, incluso pocos han llegado a las urnas. Ya sea por disputas internas, diferencias ideológicas, sabotajes de la derecha o simplemente ineptitud, la izquierda regiomontana tiene muchos retos de cara al 2021. Los únicos en la lista actual serían Pato Zambrano (PT) y Tatiana Clouthier (MORENA) o la tapada desde Gobernación, Clara Luz Flores, los cuales no representan -en ningún sentido- a la izquierda. Así de mal estamos.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Hablemos del futbol femenino”

Comparte este artículo:

Hablábamos hace un par de días sobre las copas masculinas del verano, la Copa América y la Copa Oro, que nos entregaron a dos campeones que cumplieron con su rol de favoritos, Brasil y México, respectivamente.

Sin embargo, el futbol femenino tuvo en la Copa Mundial Francia 2019 una vitrina para volverse a mostrar como producto a comercializarse en el mundo. Estados Unidos levantó la copa por cuarta vez para convertirse en la nación con más campeonatos mundiales en la historia del futbol femenino. No obstante, la calendarización del evento hizo que la final coincidiera el mismo con la final de los dos torneos masculinos.

En cada mundial femenino se ven más jugadoras profesionales, provienen de más ligas y de ligas cada día más fuertes. Holanda llegó a una final venciendo a potencias como Japón o Suecia, después de ganar una Eurocopa. En la América Latina, Jamaica, Argentina y Colombia vienen realizando un progreso interesante en busca de emular a Brasil, la potencia latinoamericana en la materia.

Históricamente, el futbol femenino ha permanecido rezagado frente al masculino en todos sus aspectos: Infraestructura, volumen de ventas, desarrollo profesional, desarrollo directivo, salarios, entre otros. Por decir un ejemplo, en varones, Francia se llevó 38 millones de dólares por su título en 2018; en mujeres, Estados Unidos se llevó 4 millones. Sin embargo, poco a poco, se ven cambios para reducir la enorme brecha que existe. Voces como la de Megan Rapinoe ayudan a visibilizar el deporte, a generar respuestas a las demandas y que ponen ese activismo necesario para impulsar el futbol femenino. Es interesante que su nombre se ve en muchos lados, pero pocos hablan de su fútbol, que posición juega o siquiera en qué equipo juega regularmente. Sin embargo, lo que hace Rapinoe es significativo, con que una persona prenda su televisor o googlee lo que hace el seleccionado norteamericano o consuma futbol femenino es un efecto positivo de dicho activismo.

En general, los retos a nivel internacional son: Más apoyo de FIFA a las federaciones nacionales para promover ligas nacionales, generar mayor infraestructura en los países, mejorar la capacitación de entrenadoras y directivos especializados en futbol femenino y coadyuvar a los países a promover campañas en contra del machismo que existe para que mujeres puedan jugar futbol.

En nuestra realidad, México no asistió al mundial debido a su eliminación a manos de Panamá, lo cual representa un retroceso a lo que venía haciendo el equipo, pero a pesar de ello, es de subrayar que la Liga MX Femenil es una realidad, que cada crece en público y en tiempo en televisión.

El futbol femenino en México es aun limitado en categorías inferiores, ligas en diferentes estados están desconectadas con la Liga MX Femenil, no existen clubes profesionales femeninos que no estén vinculados a un equipo varonil y la dependencia en traer de universidades y colleges a jugadoras México-americanas a la selección nacional son obstáculos aun por enfrentar.

La gran meta, sin duda, es generar la rentabilidad financiera del futbol femenino, debe ser un esfuerzo conjunto de afición, patrocinadores, federaciones, FIFA, ligas y gobiernos. Eso nos va a llevar a conseguir una verdadera equidad en salarios y condiciones deportivas para las mujeres en el futbol mundial.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Hegemonías regionales: Brasil y México”

Comparte este artículo:

Terminaron las dos copas masculinas del verano, la Copa Oro de Concacaf y la Copa América de la Conmebol, dando como vencedores a México y a Brasil, respectivamente.

Lo presentado por México en la Copa Oro fue de un nivel mediano, pero adecuado, el cual muestra su nivel en términos generales. Si bien es cierto que algunos jugadores estelares no se presentaron, el nivel mostrado es lo que se ha presentado en Copas Oro con o sin ellos.

México da un golpe de autoridad en Concacaf, ante el rival más serio de la zona, Estados Unidos. La escuadra mexicana refuerza su papel de “Gigante de la Concacaf” en títulos internacionales y ahora sin el incentivo de la Copa Confederaciones, ya cancelada por la FIFA, se vuelve un título con menos brillo cuyo mérito se queda en lo regional.

Tata Martino logra su primer título, con penales y tiempos extras de por medio, pero título al fin. Ojalá, el primero de muchos.

Con respecto a Brasil, el scratch du oro logró su novena Copa América, fortaleciendo su posición en la región, un título que tenía tiempo de no dársele a costa de crisis internas.

Brasil era el anfitrión y favorito para llevarse el título, cumplió (con todo y ciertas dudas arbitrales). Lo demostrado por los dirigidos por Tite fue un futbol frontal y muy pragmático. Cuando era momento de atacar, iban todos, si era necesario poner línea de 6 lo hicieron.

Comparando lo mostrado en ambos torneos, una sensación que reflejan es que el futbol moderno sigue en constante evolución y no hay equipo que domine 90 minutos a todos los rivales. Este Brasil no está ni cerca al de Ronaldo y Rivaldo, pero tampoco los otros equipos son malos. Lo mismo pasa en Concacaf, Haití y Jamaica, no son los equipos anárquicos del pasado. 

En ambos torneos, ganó el favorito de las apuestas, ganó el futbol con nuevos contendientes y sorpresas, en Copa América con la grata sorpresa de Perú y Japón y en Copa Oro con lo demostrado por Haití y Curazao.

El próximo año regresa la Copa América con un nuevo formato y México no será invitado de nueva cuenta. El efecto a largo plazo de esto puede ser grave: nos empareje más con Concacaf y desaprovechemos la coyuntura de la transición generacional en Conmebol.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Futbol de verano Parte 1”

Comparte este artículo:

De los dos torneos del verano, la Copa América y la Copa Oro, en la primera, la fase de grupos ha terminado, en el caso de la segunda, está cerca de terminar esta fase inicial.

Como es de esperarse, el futbol nos ha dejado sorpresas como el espantoso performance de Argentina, la solidez de Brasil y el paupérrimo nivel de la mayoría de los equipos de Concacaf.

La Copa América, en general, ha sido bastante regular, Argentina a pesar de jugar horrible, clasificó segunda de su grupo, Brasil y Uruguay hicieron lo propio. Colombia y Venezuela son las gratas sorpresas del torneo levantando la mano para competir al trío de siempre.

El formato de competencia es lo suficiente benigno que permite que equipos como Paraguay que sin ganar un juego pasen a la siguiente ronda. Los invitados al torneo, Japón y Catar quedaron eliminados en la primera ronda, pero dejando un grato recuerdo y jugando, en momentos, mejor que Paraguay, Perú, Bolivia y Ecuador.

Los cuartos de final están listos y los favoritos están claros, se pueden dar sorpresas, pero veo a Brasil muy definido para la final.

En cuanto a la Copa Oro, el futbol desplegado es pobre, limitado, con pocas luces, pero muy nuestro. México pasó caminando a la segunda ronda, con un resultado extraño de 3-2 contra la isla de Martinica en el último juego. Costa Rica terminó en un sorpresivo segundo lugar perdiendo contra un Haití que, como es habitual, siempre rompe las quinielas.

Los 3 grandes de la Concacaf tienen la obligación de avanzar de ronda y encontrarse en fase final, sin embargo, con el choque de México y Costa Rica en cuartos, se abre la posibilidad de tres equipos que tienen potencial de dar la sorpresa, Panamá, Canadá y Jamaica.

En grandes rasgos, ambos torneos no han defraudado en las expectativas de los equipos importantes y se han reafirmado las hegemonías históricas.

Los partidos a ver en estos días son, sin duda, los 4 partidos de Copa América que serán durísimos, en tanto de la Copa Oro ver a los 3 de siempre, México, Estados Unidos y Costa Rica.

Por el bien del futbol, ojalá en el mediano plazo, ambos torneos se fusionen para generar un salto de calidad en todo el continente, algo que nos hace falta a todos, especialmente en Concacaf.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Mundial sub-20, reflexiones post torneo”

Comparte este artículo:

El sábado pasado terminó la Copa Mundial de la FIFA sub-20 Polonia 2019 coronándose Ucrania frente a Corea del Sur. El mundial arrojó muchas sorpresas como el que el campeón reinante Inglaterra no pudiera defender su título desde la eliminatoria europea y la goleada de 12-0 de Noruega sobre Honduras. Del mismo modo, la terrible participación de la selección mexicana sorprendió a muchos.

El futbol de inferiores siempre debe verse con cautela y a la luz de diversas circunstancias. Es un futbol de desarrollo, un futbol donde los jugadores van en un proceso evolutivo desde el amateurismo hacia lo profesional. Es un futbol donde los jugadores son llevados por las federaciones nacionales en un proceso de tutela y guía, a diferencia de selecciones mayores donde el tiempo de entrenamiento y concentración es menor.

Por eso mismo, no se deben hacer ni inferencias ni suposiciones a partir de lo que las selecciones mayores o las ligas nacionales presentan. Los mundiales son torneos relámpago donde todo puede pasar, a diferencia de una liga, en un mundial no hay mucho tiempo para rectificar ni para reponerse de una derrota.

El futbol de inferiores es lo suficientemente “extraño” que selecciones impensadas eliminan a potencias del mundo o países poco conocidos se quedan con el título, ejemplo, Serbia y ahora Ucrania. Asimismo, no todas las figuras de esos mundiales trascienden en la profesionalidad. Ahí está el caso de las sub-17 de México, especialmente de la segunda campeona, la mayoría de esos jugadores quedó en el olvido o con carreras muy medianas.

Habiendo contextualizado esto, la derrota de la selección mexicana tiene que analizarse en función del performance del equipo, las decisiones tácticas y los rivales. Es difícil porque no siempre hay información sobre todos los futbolistas de inferiores, aun así, el objetivo de la FMF no era ser eliminado en la primera ronda, por lo tanto, es un fracaso lo que aconteció.

Se tiene que trabajar en mejorar el roce de los jugadores, impulsar su desarrollo profesional y evitar caer en medidas mediáticas como inventar a Diego Láinez como la única figura del equipo mexicano. La ausencia de presencia mediática en las selecciones inferiores había dado certidumbre a los seleccionadores a la hora de armar equipos. Nadie conocía a Giovani Dos Santos antes de llegar al mundial sub-17, es más ni en la eliminatoria.

Finalmente, la FMF deberá enfocarse en definir un tipo de juego unificado para todas las selecciones inferiores a fin de posicionar a la selección de la mejor manera y evitar las arbitrariedades de técnicos, directivos y principalmente de equipos profesionales que buscan meter su cuchara a la hora de las convocatorias.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “El uniforme neutro: El machismo en falda”

Comparte este artículo:

En los pasados días, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la capital de la República, en un evento con el secretario de Educación federal, Esteban Moctezuma, presentó la idea de tener un uniforme neutro en las escuelas de la Ciudad, buscando una igualdad de género entre niñas y niños.

Sostuvo: “Quedaron atrás las épocas en donde las niñas tenían que traer falda y los niños pantalón, eso ya pasó a la historia, ahora los niños pueden traer falda si quieren y las niñas pantalón, si quieren”.

Desafortunadamente, la noticia hizo eco en el recalcitrante machismo de la sociedad mexicana. En lugar de reportar la nota tal y como Sheinbaum lo sostuvo, la gran parte de los medios sacaron el encabezado “Los niños podrán usar falda en las escuelas de la CDMX”, que en parte era verdad, pero que la real intención era denostar la idea de Sheinbaum insinuando la injerencia de la “ideología de género” en la decisión.

Peor aún, algunas voces acusaron a la Jefa de Gobierno de querer volver homosexuales a los niños… Tan machista es nuestra sociedad, que no solo tergiversaron el mensaje, aprovecharon para mandar un mensaje de odio a todo lo que pudiera estar vinculada a la comunidad LGBT -que ni estaba metida en la discusión, demostraron lo torcida que tienen la mente por pensar que una falda hace cambiar la preferencia sexual de alguien y lo más importante, se olvidaron que el grupo favorecido de la medida eran las niñas.

De este modo, no solo volvieron a invisibilizar a las niñas en su derecho de usar más prendas en las escuelas, sino que el machismo centró el caso en los niños… Es más importante que un niño NO use falda a que la niña no use falda.

Para rematar, salió la SEP a retractarse, a dar mensajes contradictorios y olvidarse de la falda en niños, agravando la situación pues deja en la ambigüedad el tema y se doblega ante la prensa conservadora.

Más allá de que si un niño va o no con falda a una escuela, esta polémica nos recordó el machismo recalcitrante en la sociedad y a los melancólicos de los roles de género.

Lo dicho, dicho está.