Trump tilda a Kim Jong-un de loco al que no le importa matar a su pueblo.

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a arremeter este viernes contra el líder norcoreano, Kim Jong-un, a quien calificó de “loco” y de quien dijo “no le importa matar a su pueblo”.

Kim Jong-Un, dirigente de Corea del Norte, obviamente es un hombre loco al que no le importa morir de hambre o matar a su pueblo”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El presidente estadounidense, que se ha enzarzado en los últimos días en un cruce de reproches y descalificaciones con el líder norcoreano, dice también en su mensaje que Kim “será probado como nunca lo ha sido antes”, en lo que parece una velada amenaza contra su régimen.

Las acusaciones entre ambos líderes se iniciaron el pasado 19 de septiembre en la Asamblea General de la ONU, donde Trump dijo que Estados Unidos tenía “una gran fortaleza y paciencia, pero si nos vemos forzados a defendernos o (defender) a nuestros aliados, no tendremos más remedio que destruir totalmente a Corea del Norte“.

En referencia al líder norcoreano, Trump le llamó “hombre cohete” por su afición a probar misiles y añadió que Kim “está en una misión suicida para él y su régimen”.

Posteriormente, el ministro de Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, dijo en la sede de la ONU que las amenazas de Trump sonaban como los “ladridos de un perro”.

Y la tensión se vio hoy acrecentada cuando el asiático criticó de nuevo el “intimidatorio discurso” ante la ONU y amenazó con detonar una bomba de hidrógeno en el océano Pacífico.

“Ahora que Trump me insultó a mi y a mi país ante los ojos del mundo, barajamos una repuesta al más alto nivel”, que estará “más allá de sus expectativas”, aseguró Kim en un comunicado publicado por los medios norcoreanos.

Kim Jong-un amenaza con hacer pagar muy caro a Trump por sus amenazas en la ONU.

Comparte este artículo:

El líder norcoreano Kim Jong-un advirtió al Presidente de Estados Unidos Donald Trump, de que pagará muy caro por su “excéntrico” discurso ante las Naciones Unidas, en el que amenazó con destruir totalmente Corea del Norte, informaron hoy los medios estatales de Pyongyang.

En este sentido, el líder norcoreano añadió que “ahora que Trump me insultó a mí y a mi país ante los ojos del mundo, consideramos una repuesta al más alto nivel”, que estará “más allá de sus expectativas”.

En su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado martes, el presidente estadounidense advirtió de que si Washington es forzada a defenderse a sí mismo o a sus aliados no le quedará “más opción que destruir totalmente Corea del Norte“.

Las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Pyongyang, que le han deparado ya dos nuevos paquetes de sanciones de la ONU solo en 2017, y el tono beligerante de Trump han elevado enormemente la tensión en la península coreana en el último año.

La crisis con Corea del Norte ha sido uno de los asuntos más candentes este año en la Asamblea General de la ONU, donde se espera que el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, hable este sábado.

A su llegada a Nueva York la madrugada del miércoles, Ri dijo en declaraciones a varios medios que las amenazas del presidente Trump suenan como “los ladridos de un perro”

Trump se refiere con dureza a los gobiernos de Corea del Norte, Irán y Venezuela en la ONU.

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el día de ayer martes con la destrucción total de Corea del Norte y calificó de “inaceptable” lo que llamó “dictadura socialista” en Venezuela.

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Trump se refirió en los términos más duros a Corea del Norte, Irán y Venezuela.

Sobre el régimen norcoreano, Trump urgió a los líderes del mundo a hacer frente a las amenazas de Kim Jong-un y advirtió que de lo contrario, está preparado para la “destrucción total” de Corea del Norte.

El mandatario volvió a referirse a Kim Jong-un como “hombre cohete” y dijo que estaba en una “misión suicida” para él y su país.

“Ya es hora de que las naciones de todo el mundo hagan frente a un gobierno implacable”, planteó Trump.

El presidente estadounidense también dijo cosas muy duras sobre Venezuela, cuyo gobierno calificó de una “dictadura socialista” que dijo es “completamente inaceptable”.

“El dictador socialista de Nicolás Maduro ha infligido un terrible dolor y sufrimiento a la gente buena de su pueblo. Su régimen corrupto ha destruido la prosperidad de su nación, imponiendo ideologías fallidas que crean pobreza y miseria”, dijo.

“Vamos a imponer sanciones al régimen de Maduro en Venezuela que ha llevado a su nación al colapso total”, adelantó Trump.

En respuesta a las declaraciones de Trump, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, criticó al mandatario estadounidense, a quien acusó de buscar un “cambio de régimen por la fuerza” en Venezuela.

“Ningún líder del mundo puede venir a cuestionar nuestra democracia, nuestra soberanía, somos un pueblo de paz”, dijo Arreaza a la prensa en la sede de Naciones Unidas.

Al referirse a Irán, el presidente de EE.UU. dijo que su gobierno está analizando eliminar el acuerdo nuclear que firmó Barack Obama, pues considera que se trata de un error de su país.

“El acuerdo con Irán fue una de las peores transacciones unilaterales que ha firmado EE.UU. en su historia. Francamente, es una vergüenza para EE.UU.“, expuso Trump.

El presidente dijo que Estados Unidos no puede aceptar un pacto que “provee cobertura para la eventual construcción de un programa nuclear”.

“No podemos permitir que un régimen de asesinos continúe con estas actividades de desestabilización, construyendo peligrosos misiles”, dijo.

 

 

Cancillería mexicana expulsa al embajador de Corea del Norte.

Comparte este artículo:

El gobierno mexicano expulsó al embajador de Corea del Norte, Kim Hyong Gil, y le dio un plazo de 72 horas para salir del territorio nacional, informó este jueves la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El presidente Enrique Peña Nieto emitió un decreto en el cual declaró al funcionario norcoreano “persona non grata” como medida de rechazo a la reciente actividad nuclear “que significa una franca y creciente violación del derecho internacional y representa una grave amenaza para la región asiática y para el mundo”, dijo la dependencia en un comunicado.

La cancillería mexicana indicó que Corea del Norte ha violado también las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “al realizar ensayos nucleares y lanzar misiles con tecnología balística de largo alcance”.

“La actividad nuclear de Corea del Norte es un grave riesgo para la paz y la seguridad internacional, y representa una amenaza creciente para las naciones de la región, incluyendo a aliados fundamentales de México como son Japón y Corea del Sur“, agregó la SRE.

Con esta medida diplomática, el gobierno mexicano muestra respaldo a la labor de la ONU para lograr la desnuclearización de la península coreana y resolver la crisis internacional de manera pacífica, se lee en el comunicado.

Durante los últimos meses el régimen de Kim Jong Un ha intensificado las pruebas armamentísticas de Corea del Norte, situación que ha generado tensiones internacionales con sus vecinos Japón y Corea del Sur, así como con Estados Unidos, que ha ejercido presión ante la ONU para solicitar sanciones en contra de Pyongyang.

Trump asegura que la solución militar contra Corea del Norte esta lista.

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump avivó de nuevo este viernes la retórica beligerante que mantiene con el régimen de Corea del Norte, al afirmar que las opciones militares de Estados Unidos están “listas para ser desplegadas”.

“Las soluciones militares están listas para ser desplegadas si Corea del Norte actúa de forma imprudente. Espero que (el líder norcoreano) Kim Jong-un encuentre otra vía”, escribió en su cuenta de Twitter.

Unas declaraciones que se ajustan más a lo expresado ayer por el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, que intentó calmar ayer el incendio provocado por Trump con sus declaraciones, diciendo que aunque “están listos” para actuar, hay que dejar hacer a la diplomacia.

Ayer, en medio de la escalada de tensión entre EEUU y Corea del Norte, el presidente Donald Trump recuperó su retórica bélica y redobló el tono de sus amenazas contra el régimen de Pyonyang. “Deberían estar muy, muy nerviosos”, dijo.

En un intento de rebajar la tensión, la canciller alemana, Angela Merkel, llamó a la calma afirmando que una escalada de la retórica no es el camino para tratar con Corea del Norte y que no ve una solución militar al conflicto.

El responsable de exteriores ruso, Sergei Lavrov también se sumó al llamamiento confiando en que “el sentido común prevalecerá” después de haber acusado a ambos países de “estar pasándose de la raya” con su retórica. Aseguró también que las amenazas de ataque mutuas entre los dos países “nos preocupan mucho” y que “los riesgos son muy elevados”

#HojadeRuta: La república de la sospecha

Comparte este artículo:




En corredores y a calle abierta; en las bocinas de los teléfonos y cada letra digital e impresa; entre las mesas y el tintinear de tazas, están los murmullos. “Renunció porque según quería dedicarse a x, pero realmente quiere y”; “se le ve demacrado, dicen que está enfermo y por eso mintieron del motivo de su operación”; “ya sabían dónde estaba. Lo agarraron ahorita porque vienen elecciones y porque ya negoció que no toquen a los suyos”.

Corría septiembre de 2004 cuando el entonces titular de la SEGOB, Santiago Creel, hizo su contribución más duradera a la política nacional al invitar a “dejar atrás la cultura del sospechosismo”. Aunque la academia se ha resistido a abrir los brazos del diccionario al peculiar término, la realidad es que a las y los mexicanos nos hizo perfecto sentido su existencia.

Si la cultura se define como el conjunto de modos de vida y costumbres, por supuesto que en este país existe tal cosa como la cultura del sospechosismo. Quizá sea un sinónimo informal de “desconfianza”, pero que conlleva una carga política muy particular: la idea de que en lo público no puede creerse.

Las traiciones políticas son tan viejas como las dagas que los senadores le clavaron a Julio César, pero en México la cosa va más allá: en un país donde el 70% de la gente dice que no se puede confiar en los demás, la desconfianza se ha vuelto parte del sistema. Y ese es un problema grave.

Ya en otras ocasiones hemos mencionado que el maestro Zygmunt Bauman definió la actual crisis global de la democracia como “el colapso de la confianza”. Desde luego que si existe tal nivel de suspicacia entre nosotros es porque no éramos ariscos, nos volvieron. Años de tradición oral, decepción ante la impunidad y amargas experiencias en carne propia, nos han curtido a ser recelosos. Pero aquí viene lo interesante: la desconfianza debería llevar al cuestionamiento, la reflexión y finalmente, al sentido crítico.

Sucede que el efecto es contrario: hoy, de acuerdo al barómetro de confianza de Edelman, que mide a 28 países (incluido México) confiamos más en “una persona como usted” que en oficiales de gobierno, directores de empresas y representantes de organizaciones civiles. Y ahí tenemos una dificultad seria: si nos creemos lo que dice mi amigo(a) de la primaria que no veo hace 20 años pero que me encontré en Facebook y le doy share a su noticia que relata como el líder norcoreano Kim Jong-un detonó 30 bombas nucleares y se ha declarado nuevo emperador del universo.

La duda, decía Borges, es uno de los nombres de la inteligencia. Y lo es, siempre y cuando esa duda no se quede en mero sospechosismo, pues dudar de todo pero creerse a pies juntillas las oleadas de “fake news” nos pone en el peor de lo mundos: el de los que no saben que no saben, y eso, paradójicamente, no lo sospechan.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El Talón de Aquiles: “Realidades Alternativas”

Comparte este artículo:

El número de estadounidenses que dicen arrepentirse de haber votado por Donald J. Trump aumenta. Y es que lo menos que se puede decir es que las dos primeras semanas de la era Trump han sido intensas.

A mi me han hecho desear llegar al fin de semana, días que hasta el momento han sido “Donald-free”, y que me han permitido respirar y descansar de la cascada de pésimas noticias que llegan de lunes a viernes.

A decir verdad, el solo hecho de referirme al Presidente de Estados Unidos como el “hombre naranja” – jamás pensé hacer algo similar, en su respectivo color, con el expresidente Obama – indica la profunda crisis de credibilidad y de legitimidad por la que atraviesa Washington. Trump no genera respeto. Esta realidad alternativa impacta el mundo entero, iniciando naturalmente por América del Norte.




El 10 de enero, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, procedió a un cambio de gabinete, entre los que resalta la salida del canciller Stéphane Dion, antiguo líder del Partido Liberal de Canadá (PLC), y conocido ecologista.

Sin duda, Ottawa recibió señales de que la nueva administración estadounidense se aprestaba a desbloquear la construcción de los oleoductos Dakota Access y Keystone Pipeline, por lo que, con un pragmatismo sorprendente, engavetó sus principios ecológicos para alinearse con la política de Washington.

Dion, quien estuvo a cargo de la cumbre sobre cambio climático de Montreal (2005), debe haber juzgado inaceptable el cambio. Claro, no todo fue pérdida para Dion: su premio de consolación fue su designación como embajador de Canadá ante Alemania y la Unión Europea. México, por su parte, también hizo lo suyo, a su manera.

La vieja política del compadrazgo, que en esta ocasión puso en el puesto de Canciller a Videragay, fue un intento de adaptación, si bien en este caso no hizo más que aminorar a un gobierno ya de por sí debilitado por su improvisación crónica.

Interactuar con “el Donald” equivale a atragantarse un curso intensivo de diplomacia, guerra y paz. Por lo tanto, Videragay, que llegó “a aprender”, debe estar bien contento con la suerte que le ha tocado. ¡Saldrá hecho todo un erudito en relaciones internacionales este canciller Mexicano!

Pero no exageremos: no todo es impredecible. El intento por frenar la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare), por ejemplo, era de esperar.

Son 60 votos los que la Cámara de Representantes ha emitido, a lo largo de los últimos años, para anularla. Y si bien ahora los Republicanos no tienen la menor idea de qué hacer en este tema, es una posición tradicional del partido oponérsele y tratar de derogarla.

También era de esperar que Trump, como Bush, restableciera la prohibición, ideada por Reagan, de financiar ONG’s a favor del aborto (y que Clinton y Obama habían eliminado).

No es tampoco raro que se congelen temporalmente las contratos en el Gobierno Federal, ni que se revisen las decisiones que Obama tomó antes de acabar. Los conservadores siempre desconfían del Estado y de su aparato burocrático.




Varios de los decretos ejecutivos, sin embargo se convirtieron en coordenadas que indican, sin lugar a dudas, la existencia de una dimensión desconocida. Primero, la luz verde para construir el muro en la frontera entre México y Estados Unidos, merece nuestra atención. Seamos honestos: ya existe alguna forma de barrera en gran parte de la frontera, y eso desde hace años.

El problema es firmar el decreto cuando el canciller mexicano estaba en Washington preparando una visita del presidente Peña Nieto, continuar afirmando públicamente que México pagaría el muro de una forma u otra, le guste o no, confirmar los planes de deportación masiva de inmigrantes sin papeles, ordenar la publicación de una lista semanal de los crímenes cometidos por inmigrantes, y crear incertidumbre al sugerir gravar importaciones y/o remesas para pagar el muro.

¡Todo eso en 48 horas! Añádase a la lista la intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), buscando un pacto respetuoso para Estados Unidos (porque la víctima es Washington), y señalar que la negativa de México de pagar el muro no haría más que agrandar su tamaño.

Los Republicanos nunca fueron reconocidos por su elegancia y multilateralismo , pero esto es franca provocación. ¿Queda claro por qué no sólo los mexicanos, sino el mundo entero, perciben que México ha sido humillado?

Segundo, la suspensión del programa de refugiados y el veto a la entrada de ciudadanos de siete países (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán, y Yemen) ha mostrado ser explosiva. Finalmente, un juez, quien tampoco escapó a los insultos del Presidente, interrumpió una medida que, más allá de su ilegalidad o inconstitucionalidad, resalta por ser inhumana y discriminatoria.

El problema inmediato fue la inseguridad jurídica creada por la confusión. Personas con visas válidas, con Green Cards, o con doble nacionalidad, fueron detenidas durante el fin de semana del 28 y 29 de enero de 2017.




En la semana siguiente, líneas aéreas rechazaron pasajeros en los puntos de embarque que podían generar problemas a su llegada. Tan solo 48 horas después de la firma del decreto, los procuradores generales de California, Connecticut, Hawái, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Nuevo México, Pennsylvania, Oregon, Vermont, Virginia, Washington, Washington DC publicaron un comunicado condenándolo.

Cuatro jueces (Brooklyn, Boston, Alexandria, y Seattle) emitieron ordenes señalando que quienes poseen una visa válida no pueden ser rechazados en la frontera.

Protestas tuvieron lugar en varios aeropuertos estadounidenses y no pocos abogados ofrecieron servicios gratuitos a las víctimas de estos actos arbitrarios. Hoy, la orden ejecutiva no está rigiendo, pero ya se anunció una batalla judicial al respecto.

El 21 de enero, una marcha contra la misoginia, pero también en defensa de los derechos reproductivos, a la igualdad y a la protección de las minorías latina y musulmana, congregó a miles de manifestantes, que llenaron 1.6 kilómetros.

Fiel a su marca de comercio – Trump siempre se presentó como un político no tradicional – el Presidente se preguntó por qué los manifestantes no habían votado (como si no hubiera perdido el voto popular por casi tres millones).

La inconformidad no es porque el candidato incumpla sus promesas, sino porque puede cumplirlas. La lógica del electorado estadounidense fue peligrosa: es fanfarronería, se dijo, pues al asumir, el sistema lo moderará.

También se afirmó que el sistema estadounidense lo detendría, como si la democracia se tratara de elegir líderes irresponsables para luego contenerlos a toda costa.

En la realidad alternativa en la que se nos ha obligado a vivir, el Presidente de la supuesta democracia más poderosa del mundo – siempre he tenido mis dudas al respecto – inspira terror; un líder comunista defiende el libre comercio mientras que un conservador republicano saca a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TTP); un vecino incómodo parece amenazar con invadir al vecino pobre. Lo grave no es especular, sino el hecho que no se pueda descartar que de verdad haya sucedido. La incertidumbre en esta realidad alternativa es elevada.

México no está preparado para enfrentar a Trump. Pero Canadá tampoco lo está. Los (supuestamente acalorados) intercambios con Turnbull, Primer Ministro australiano muestran que nadie sabe cómo enfrentar al hombre naranja.

En esta realidad alternativa, el olfato político de Trudeau puede valer lo mismo que la incompetencia de Peña Nieto. Ya ha indicado el Primer Ministro que Canadá recibirá a los inmigrantes que Estados Unidos rechace, lo que lo convierte en un blanco ideal de los insultos de Trump.

En algún momento me pasó por la mente hacer un esfuerzo consciente  para ignorar al  Trump. La mejor táctica es no alimentar ese ego. Pero aquí estoy, apenas dos semanas después de su juramento como Presidente, haciendo exactamente lo contrario.

Lo acepto: la realidad alternativa me ganó. Como intelectual, estoy convencido que es mi responsabilidad unir mi voz para contribuir a contener esta amenaza. Hacer otra cosa es irresponsable e inconsciente. ¿No es extraño que ahora Arnold Schwarzenegger y Kim Jong-un se perciban ahora, de un momento a otro, como chicos casi decentes?

Bienvenidos a la era Trump.

Fernando A. Chinchilla

Cholula (México), enero de 2016

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

COREA DEL NORTE: LA DINASTÍA DE LOS KIM Y EL PROGRAMA NUCLEAR.

Comparte este artículo:

Corea del Norte vuelve a ser noticia mundial. El supuesto estallido de la bomba de hidrógeno cambio los reflectores de Medio Oriente hacia el Este de Asia, puesto que esta región ha sido un foco rojo debido a la Dinastía norcoreana de los Kim. El tema nuclear ha sido usado en los discursos no sólo del actual líder Kim Jong-un, sino desde su abuelo Kim Il-sung y su padre Kim Jong-il. Sin duda se trata de un asunto para disuadir a los Estados Unidos y como un medio de propaganda que trata de demostrar el liderazgo de Kim Jong-un en la región del Noreste Asiático.

Sin duda se trata de un asunto para disuadir a los Estados Unidos y como un medio de propaganda que trata de demostrar el liderazgo de Kim Jong-un en la región del Noreste Asiático.

Después de la Guerra de Corea de 1950-1953, la península coreana quedó dividida en dos coreas. Ambas partes firmaron un armisticio pero no un tratado de paz. Lo que nadie ve nunca es el drama de las familias separadas, que desde 1953 permanecen sin reencontrase. También con esa fecha inicia el gobierno dictatorial de la “dinastía Kim”. Ellos han gobernado Corea del Norte hasta la actualidad. Primero tenemos a Kim Il-sung (1953-1994), conocido como el líder supremo, quien instauró el régimen socialista “Juche”. A la muerte de éste asumió el poder Kim Jong-il (1994-2011) y actualmente está en el poder Kim Jong-un.

De acuerdo al régimen, es el primer ensayo en el que se detonó una bomba de hidrogeno y su fuerza se estima es superior a la de los anteriores dispositivos desarrollados por los norcoreanos.

Con Kim Jong-il inició el programa nuclear. El primer ensayo se hizo en 2006, el segundo en 2009, el tercero en 2013 y el de esta semana tuvo lugar el cuarto ensayo nuclear. De acuerdo al régimen, es el primer ensayo en el que se detonó una bomba de hidrogeno y su fuerza se estima es superior a la de los anteriores dispositivos desarrollados por los norcoreanos.

La región del Noreste Asiático es como un tablero de ajedrez. No podemos dejar fuera a los países que integran ésta que son China, las coreas, Japón y los intereses de Estados Unidos están presentes en el paralelo 38º. Corea del Norte está cada vez más aislada. Anteriormente el apoyo de la URSS y China fueron los que mantuvieron durante tres décadas al régimen norcoreano pero con el Coup d´état de 1991 de la URSS y la caída del comunismo se cortó la ayuda a los norcoreanos; asimismo, China con su crecimiento económico tiene lazos económicos con Corea del Sur y Japón.

Pese a que el tema de la seguridad es amenazante en la región, el tema económico es primordial; como consecuencia, Corea del Sur, China y Japón no permitirán que se altere el status quo en la región. La región está inmersa en una dinámica comercial activa que permite más la cooperación económica con el fin de evitar la guerra. Los principales mecanismos de cooperación como APEC son un ejemplo del dinamismo económico y de la importancia de la economía sobre la política.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”