Expertos del caso Ayotzinapa acusan que fueron victimas del software Pegasus.

Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que podrían haber sido víctimas de los ataques de mensajes espías, presuntamente emitidos del software espía Pegasus, que el gobierno mexicano compró.

El GIEI explicó ante la comisión que mientras investigaron la desaparición y ataque de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014, recibieron mensajes semejantes a los denunciados por periodistas, activistas e incluso políticos del PAN para ser espiados.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) informó que al menos tres dependencias del gobierno federal cuentan con el software espía Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

Esmeralda de Troitiño, comisionada especial para México y titular del Mecanismo de Seguimiento del GIEI cuestionó al Subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno Federal, Roberto Campa, sobre la ilegalidad de los intentos de espionaje. Detalló que ha entregado al Estado Mexicano un segundo cuestionario para dar seguimiento a temas puntuales.

El titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) Ricardo Sánchez Pérez, explicó ante la CIDH que el organismo a su cargo invitó a un grupo de expertos al Instituto Politécnico Nacional para ayudaran en la identificación de este tipo de software y que equipo se utiliza para este tipo de intervenciones.

Y recordó que se pidió a las personas que han denunciado la intervención ilegal de sus conversaciones que entreguen sus equipos de cómputo y autoricen el acceso a sus sábanas de llamadas.

 

Arely Gómez reconoce espionaje por parte del gobierno

La ex titular de la Procuraduría de la República y actual secretaría de la Función Publica (SFP), Arely Gómez, reconoció que durante su paso como titular de la PGR el gobierno mexicano hizo uso del software Pegasus, aunque menciono que su uso fue bajo el marco de la ley.

Esta declaración realizada por Gómez ocurre horas después de que Citizen Lab, de la Universidad de Toronto, confirmo que tres integrantes del PAN fueron victimas de un intento de espionaje por parte del software Pegasus, el cual fue creado por la empresa israelí NSO Group, la cual solo vende a gobiernos.

Gómez reconoció esto un día después de que el periodista Carlos Puig dio a conocer que durante la administración de la ex procuradora fue cuando se comenzó a utilizar el software Pegasus contra los periodistas y activistas defensores de los derechos humanos.

El pasado 19 de junio, periodistas y activistas mexicanos, como Carmen Aristegui, Mario Patróndel Centro Prodh, Juan Pardinas del IMCO, Carlos Loret de Mola, y Salvador Camarena de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) han sido espiados con un software adquirido por el gobierno, llamado Pegasus, reportaron este lunes el diario de The New York Times colocando el tema en la portada de su versión impresa estadounidense, Articulo 19 y la organización R3D.

Tras las acusaciones en contra de su gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto rechazó las acusaciones y prometió una investigación del caso.

 

Confirma The Citizen Lab espionaje a líderes panistas

El día de hoy la organización The Citizen Lab confirmo lo que había acusado el dirigente nacional del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, la semana pasada. Líderes de ese partido fueron víctimas de un intento de espionaje con el uso del malware Pegasus de la compañía NSO Group y que pertenece al gobierno federal.

El líder nacional Ricardo Anaya, el ex presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth y a Fernando Rodríguez Doval, secretario de Comunicaciones del PAN se les intento espiar en junio del año pasado.

El Senador Roberto Gil Zuarth fue al que más frecuentemente se le intento espiar, puesto que se le enviaron tres mensajes entre el 15 y 17 de junio. En los mensajes se le hacia referencia a una nota periodística, donde se mencionaba su nombre, en otro de los mensajes se le notifica sobre la supuesta muerte de un compañero y se le anexa en un hipervínculo la información del velatorio.

Caso simular fue el de Anaya, quien recibió un mensaje el 15 de junio del año pasado, donde se le notificaba sobre una nota sobre el en la revista Proceso y que se estaba volviendo viral. El mensaje iba a acompañado de un hipervínculo. Un mensaje similar recibió Rodríguez Doval el 14 de julio.

Con esta información se confirma lo dicho por el líder del PAN el pasado 21 de junio, donde acuso a las autoridades federales y que se exigió que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el director del CISEN y el titular de la PGR, comparecieran frente al Congreso de la Unión. También el panista pidió que se formara un equipo interdisciplinario externo para investigar el caso de espionaje contra periodistas, activistas, defensores de los derechos humanos y políticos.

Seguridad Nacional e intervención de comunicaciones

La mayoría de las Naciones del Mundo disponen de leyes, instituciones y políticas destinadas a enfrentar riesgos o en su caso amenazas sean efectivas o latentes contra sus aspiraciones, objetivos e intereses nacionales. Para ello disponen de recursos materiales, humanos, logísticos y organizacionales que les permitan anticiparse a los riesgos o amenazas o en su caso enfrentarlos.  En nuestro país existen disposiciones establecidas en la Constitución en materia de seguridad nacional e interior y la Ley de Seguridad Nacional define claramente las amenazas que ponen en riesgo a la nación misma y que requieren operaciones concretas del Estado mexicano para conocerlas, anticiparlas y enfrentarlas.

Los riesgos y amenazas son actividades que pueden desarrollar los Estados u organizaciones o actores no estatales contra nuestro país, de ahí la necesidad de tener un sistema de seguridad nacional. Sobra decir que los actores estatales y no estatales que podrían actuar contra los intereses y objetivos nacionales disponen de capacidades financieras, tecnologías, armas y demás elementos que pueden causar un daño, tal y como ha ocurrido en diferentes momentos de nuestra historia nacional.  Por ello, el Estado mexicano no sólo tiene, sino que debe tener la tecnología para dar seguimiento a las actividades de grupos, organizaciones o personas que puedan atentar contra la seguridad nacional o interior.

Existe un programa llamado Pegasus, creado por la empresa NSO Group, se trata de un software que recaba información de teléfonos móviles. El programa sólo se vende a gobiernos y su propósito es vigilar organizaciones criminales y terroristas. De acuerdo con datos del NYTimes cada instalación exitosa del programa cuesta unos US$77,000.

Debe subrayarse que el Estado mexicano sólo puede dar seguimiento para intervenir comunicaciones privadas en materia de seguridad nacional con la autorización de un Juez, al que se le deben explicar los fundamentos, causas, así como el modo, tiempo y lugar para una actuación de este tipo. Lo anterior se establece de manera detallada en la Ley de Seguridad Nacional en materia de información de inteligencia y contrainteligencia en los artículos que van del 29 al 49 que establecen con todo rigor el procedimiento para  intervenir comunicaciones privadas en materia de seguridad nacional. Desobedecer la ley implica sanciones.

Los periodistas y los defensores de Derechos Humanos difícilmente podrían encuadrar en los supuestos de la Ley de Seguridad Nacional. Al mismo tiempo en México la situación del periodismo es preocupante por factores que dañan un principio de la democracia: la libertad de expresión, es el caso de los asesinatos de periodistas; algunas publicaciones señalan que México sólo es superado en esta situación por países que enfrentan conflictos armados. La organización Reporteros sin Fronteras señala que el 90 por ciento de los asesinatos de comunicadores en México siguen impunes. Por su parte, la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión asienta que en poco más de seis años se  registraron 798 denuncias por actos cometidos contra periodistas, de estos 47 fueron de asesinato y sólo se tiene registro de tres sentencias condenatorias, es decir el 99.7% de las agresiones no han recibido sentencia. Por último asentar, que de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) 120 periodistas han sido asesinados en el país.

La polémica por la vigilancia hacia periodistas y defensores de derechos humanos dejó el siguiente saldo: a) la necesidad de una investigación que establezca qué sucedió; b) hoy es conocido que México dispone de un programa de alta tecnología para intervenir comunicaciones, una pena que ya NO pueda usarse en México contra la delincuencia organizada o que vaya a perder efectividad al ventilarse su existencia ; c) la intervención de comunicaciones privadas se ha vuelto algo común en el espacio público, sin que medie algún principio ético o jurídico;  d)  es normal ver que en las campañas se cuestione a actores institucionales o políticos sobre sus comunicaciones privadas; f) el Estado no puede vigilar a nadie sin motivo y autorización de un juez; g) la filtración a los medios de comunicaciones privadas se convierte en un mecanismo de control y daño a las personas; h) es fundamental evitar prácticas que afecten a la persona periodista y dañen al periodismo como profesión. Si vamos a asumir un debate sobre lo que se denomina espionaje habrá que hacerlo en cada línea y con base en el derecho humano a la intimidad y a la privacidad. El debate debe ser basado en el espionaje ilegal y no en las personas objeto del espionaje. Es fundamental evitar prácticas que afecten a la persona periodista, pero también a la persona político, a la persona personaje público, es decir a las personas sea cual sea su profesión. #HagamosloJuntos

PAN exige que Gobierno Federal investigación por espionaje

El dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, exigió al Gobierno Federal dar resultados sobre la investigación por el supuesto espionaje a periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, que dio a conocer hace una semana el periódico The New York Times.

Entre las exigencias de Anaya y el PAN, se encuentra también la de separar de sus cargos a todos los funcionarios federales que están involucrados en el espionaje y ponerlos a disposición de las autoridades para que rindan cuentas. Por otro lado, que se detenga cualquier espionaje que esté en curso y que no este autorizado por un Juez Federal.

El panista también reitero que era de suma importancia que los titulares de la Secretaría de Gobernación, del CISEN y de la PGR, comparecieran ante el Congreso de la Unión, con el fin de que den a conocer que instituciones del gobierno han adquirido licencias para hacer uso del malware de espionaje.

Por último, Anaya dijo que el PAN ya busca instancias internacionales al las que denunciaran el asunto.

…Y ven declaraciones como amenaza

En un comunicado firmado por el Centro Prodh, Social TIC, Artículo 19, Poder del Consumidor, IMCO y R3D, organizaciones conformadas por periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, declararon que vieron las declaraciones de ayer del Presidente Enrique Peña Nieto, como una amenaza, por lo que les preocupa.

Peña Nieto dio ayer su primer posicionamiento sobre los presuntos espionajes contra periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos, que salieron publicados esta semana en el diario estadounidense, The New York Times. en el discurso Peña dijo que esperaba que la Procuraduría General de la República (PGR) pudiera con celeridad deslindar responsabilidades y que esperaba que la ley se aplicara “contra aquellos que han levantado estos falsos señalamientos”.

Estas declaraciones no han sido bien tomadas por las organizaciones que han solicitado a un grupo independiente de investigadores para el caso de espionaje.

Los firmantes del comunicado consideran que Peña Nieto, n o se comprometió a aplicar la ley a los responsables de las intervenciones ilegales, “sino que envío un mensaje amenazante para quienes documentaron técnicamente la existencia de esta ilegal vigilancia, para quienes la reportaron desde sus medios de comunicación, para quienes siendo objetivos alzamos la voz y denunciamos”.

Para los denunciantes es también preocupante que el mismo Presidente de la República se sienta susceptible de ser víctima de espionaje, y que lo vea como una actividad normal. Esto después de que en el mismo discurso en Jalisco, el Presidente afirmará, que el también ha sido hackeado y cuida mucho lo que habla por teléfono, por el mismo miedo a que lo escuchen y graben.

Por último, exigieron que se arme un panel independiente para monitorear la investigación de la PGR y solicitaron que los contratos firmados con las empresas que venden equipos de espionaje, se hagan públicos.

PAN denuncia espionaje y piden investigación por expertos independientes

El dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, denuncio que el y otros dirigentes de su partido recibieron mensajes con ligas vinculadas con la descarga del software Pegasus; por lo que solicitaron la comparecencia ante el Congreso de la Union del Secretario de Gobernación, director del Cisen y el titular de la PGR y la intervención de un equipo de expertos independientes para llevar la investigación del caso.

En conferencia de prensa Anaya señalo que el equipo de informática del PAN detecto que el y varios dirigentes de su partido como el coordinador del partido en el Senado, Fernando Herrera, el coordinador de la Cámara de Diputados, Marko Cortes, el Secretario General, Daniel Cepeda, y el diputado integrante de la Comisión Bicamaral, Fernando Rodríguez Nodal, recibieron el mensaje para descargar el malware e infectar sus celulares, sin embargo ninguno lo descargo.

Advirtió que desde el partido exigirán la renuncia e investigación de los funcionarios implicados en la compra de este malware, a la empresa NSO Group, u otras semejantes.

Explicaron que el partido solicitó a la organización para la defensa de los derechos digitales R3d.mx confirmar que los mensajes que recibieron los panistas, provienen del mismo programa espía.

Revienta Sociedad Civil la alianza para Gobierno Abierto por Espionaje

Organizaciones de la sociedad civil anunciaron que se retiran del proceso de colaboración de la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA), por prácticas de espionaje que ha hecho el gobierno mexicano en su contra.

Las organizaciones consideran que en México no existen condiciones para una participación libre y segura. Afirman que el gobierno mexicano ha estado realizando espionaje utilizando el programa Software Pegasus, de la firma israelí NSO Group y que fue vendido exclusivamente al gobierno mexicano.

A pesar de quejarse ante el INAI hace tres meses, no han recibido respuesta por parte de la institución o alguna autoridad, por lo que hoy decidieron romper con la colaboración que llevaba cinco años.

Juan E. Pardinas, representante del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO), mencionó las acciones de acoso que llevaron a este desenlace, entre ella el espionaje ilegal, las agresiones a periodistas y auditorias del Servicio de Administración Tributaria (SAT) a medios de comunicación, activistas y ONGs.