Panorama post-elecciones: ¿Qué sigue para los partidos?

Comparte este artículo:

Ya nos dimos cuenta de que las dinámicas y los equilibrios de poder cambiaron drásticamente con los resultados de estas elecciones. Sin embargo, ¿qué implica esta recomposición? Hoy, vemos a los partidos tradicionales, aquellos con mayor antigüedad y presencia en la política mexicana, golpeados, desfigurados y algunos hasta moribundos.

Esto no solo repercute en un cambio en la arquitectura política que había prevalecido, sino que demanda la reestructuración interna de cada actor. El mensaje del electorado fue claro. Todos los partidos, con la excepción de Morena, se vieron afectados. Con esto, ahora les toca voltearse a ver al espejo, y ver cómo, si es que pueden, le harán para sobrevivir.  

Para Acción Nacional, un partido que desde su nacimiento se consolida como oposición, la derrota electoral no es algo nuevo. Sin embargo, el fracaso que vive hoy no es solo el 22.5% que obtuvo en la carrera a la presidencia. El PAN vive un momento crítico y que requiere de un laborioso proceso de reconstrucción. La candidatura de Ricardo Anaya, independientemente de los resultados, ocasionó fracturas internas que tal vez se hubieran reparado solo ante un glorioso triunfo presidencial.

Sin embargo, creo que no se consideró de manera completa el escenario del fracaso y sus riesgos. Ricardo Anaya apostó por un todo o nada. Todo, esperando que ante el triunfo en la presidencia sus compañeros pudieran olvidar sus acciones para llegar a ser candidato. O nada, al perder las elecciones y darse cuenta de las diferencias irreconciliables que ocasionó. Ahora, encontramos a los panistas, además de divididos, enojados. Ya 32 miembros -entre los que se encuentran diputados, gobernadores y otros militantes- exigen de manera formal su renuncia, junto con la de Damián Zepeda (actual presidente del PAN). 

Por ahora, al menos Anaya confirmó que no vuelve a la presidencia del partido, que ocupaba antes de entrar en la contienda. Reincorporarse en la vida política no será un reto solo para Anaya, sino para el partido completo. Les toca reconfigurarse, abrirse al diálogo e intentar conciliar a las distintas voces y grupos que lo conforman. Si lo logra, tiene la oportunidad de consolidarse como un buen partido de oposición. Por la propia naturaleza ideológica, el PAN resulta un excelente contrapeso para el preponderante Morena. Esto sería clave para tener una democracia plural y de contrapesos. 

Por otro lado, el PRI resulta el más herido, con una derrota incluso más grande que la de 2006, y ahora no solo en la presidencia. Su presencia en senadurías, diputaciones -locales y federales-, ayuntamientos, y gubernaturas se vio reducida tremendamente. En su particular caso, no hay mucho que decir. Como ya mencioné, el mensaje es claro, y tiene como principal destinatario al Revolucionario Institucional. El hartazgo quedó claro, se demostró que hay consecuencias y que la ciudadanía responde. Vieron la realidad y el peso del voto de castigo. Es por eso que hoy, el PRI tiene dos opciones: renovarse o morir.

El PRD, por otro lado, un suceso casi triste. Con las elecciones demostró la dependencia en la figura de Andrés Manuel, y la debilidad institucional que lo conforma. El apogeo que tuvo como oposición al régimen, con la Ciudad de México como bastión y una presencia fuerte en 2006 y 2012, que incluso parecía asustar al PAN para destronarlo de segunda fuerza política. Hoy, todo queda atrás con la salida de Andrés Manuel y la creación de Morena. Su alineación con el PAN y MC no resultó la más efectiva, y probablemente sus días están contados.

Finalmente, a todos les queda incorporar nuevas prácticas en su manera de operar. Ya han surgido nuevas agrupaciones y movimientos como Wikipolítica, que muestran una cara fresca y renovada de la política. Si los partidos no logran entender esto y no renuevan sus prácticas, deben de saber que su forma actual pronto será rechazada totalmente por la ciudadanía.

Panistas piden respetar estatutos para renovar su dirigencia nacional

Comparte este artículo:

Un grupo de panistas afines al ex candidato presidencial Ricardo Anaya suscribió un documento con el que llama a “respetar los plazos fijados” en el estatuto para la renovación de la dirigencia nacional.

Militantes de la talla de Santiago Creel, Luis Felipe Bravo Mena, Marco Adame Castillo, Cecilia Romero, Mariana Gómez del Campo, Marko Cortés y Fernando Herrera, entre otros, salieron al paso de las voces que dentro del blanquiazul se han alzado para urgir a un cambio de la presidencia que encabeza Damián Zepeda.

Los promoventes del documento estiman que los resultados de la jornada electoral del 1 de julio obligan a “todos los panistas a llevar a cabo una reflexión profunda” que permita al partido reconocer aciertos y corregir errores, para que pueda seguir siendo un instrumento ciudadano al servicio de México.

“Este proceso de reflexión debe ser incluyente, abierto a todas las voces que con recta intención desean el fortalecimiento de Acción Nacional. Para poder ser objetivo, cualquier análisis que se haga de la elección debe incluir la descarada intervención del Gobierno federal en contra de la candidatura de Ricardo Anaya, a la cual buscaron descarrilar por todos los medios a partir de acusaciones falsas y del uso faccioso del aparato del Estado mexicano“, señalan.

Los panistas extendieron un reconocimiento “al trabajo” de Anaya y al esfuerzo de todos los otros candidatos que fueron postulados.

Tras sostener que el proceso de análisis debe llevarse “en unidad, con serenidad y sin simplismos”, propusieron tres puntos: concentrarse en la defensa jurídica de los triunfos electorales y evitar la sobre representación legislativa de la coalición Juntos Haremos Historia; llevar a cabo un análisis profundo de los recientes resultados y “respetar los plazos fijados en el Estatuto para que este semestre se lleve a cabo la renovación de la dirigencia nacional“.

Además, llamaron a respaldar a la dirigencia nacional y a los comités estatales en el término de su mandato para que haya una renovación ordenada y transparente, y generar un diálogo sin exclusiones.

Los militantes advierten que, ante la Presidencia que encabezará Andrés Manuel López Obrador, “el PAN debe convertirse en una alternativa creíble, humanista y ética que respalde aquellas acciones en beneficio de los ciudadanos, pero también señale con toda fuerza lo que no sea adecuado para la vida pública en México“.

El documento lo suscriben también Gerardo Priego, Enrique Vargas del Villar, Laura Rojas, Kenia López y Jorge Luis Preciado.

Anaya no retomará la dirigencia del PAN: Santiago Creel

Comparte este artículo:

Santiago Creel, ex coordinador en la campaña de Ricardo Anaya, y Damián Zepeda, dirigente nacional del PAN, afirmaron que el ex candidato no reasumiría el liderazgo del PAN.

Ricardo no va a buscar regresar como presidente al PAN. Esto no los informó desde antes de los resultados (de la elección del 1 de julio). Durante la campaña ya tenía la idea de que, si los resultados no le favorecían, estaría cerca del partido, pero ya no en calidad de dirigente“, dijo Creel en entrevista telefónica publicada por el diario Reforma.

Zepeda confirmó que Anaya ya no ocupará la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

“Yo siempre fui cuidadoso, porque creía que era su decisión y tema de él decirlo; pero la verdad de las cosas es que, desde antes de la elección, él siempre manifestó al equipo, y a mí en lo personal, que no, que tomó su camino de ser candidato y que no iba a regresar a la dirigencia”, dijo Zepeda en entrevista.

Para aspirar a la candidatura presidencial de la coalición Por México al Frente, Anaya pidió licencia como líder del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) panista, por lo que Damián Zepeda asumió como presidente en funciones.

Legalmente, Ricardo podría regresar al CEN y retomar el liderazgo del panismo.

Creel añadió que Anaya tampoco buscará contender en el próximo periodo trianual de presidente del CEN.

El ex aspirante presidencial buscará encontrar acomodo en la vida académica.

En estas circunstancias, Zepeda comenzará a operar en unos cuantos días el relevo en el liderazgo, luego de tener asegurado un escaño en el Senado de la República.

 

Meade perdió en los 300 distritos del país; Anaya ganó sólo Guanajuato

Comparte este artículo:

El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, no ganó en ninguno de los 300 distritos en el país. Incluso en Baja California y Tabasco sólo consiguió menos del 10% de la votación, de acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares (PREP).

Así, Meade quedó igualado al candidato presidencial independiente Jaime Rodríguez Calderón, y debajo de Ricardo Anaya, el candidato de México al frente.

El panista consiguió la victoria en Guanajuato, con 40.54% de los votos. Mientras que Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos haremos historia, ganó en 31 entidades del país.

En Tabasco, estado natal de López Obrador, consiguió 8 de cada diez votos, lo que lo coloca como la entidad con el mayor margen de ventaja respecto a sus competidores. Meade consiguió 8.65% y Anaya, 7.98%.

Hasta las 15 horas, con 71% de actas capturadas en el PREP, la victoria de López Obrador en 13 entidades superó 60% de la preferencia electoral (Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala).

El resultado del PRI, en casos como Baja California, por ejemplo, apenas rebasó al candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, quien obtuvo 6.41% mientras que el tricolor consiguió 8.88%.

¡Andrés Manuel Presidente! Gana Elección con más del 50% del Voto Popular

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, resulto el ganador de las elecciones, con un porcentaje, de acuerdo al conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE), de entre 53% y 53.8%.

Cerca de las 11 de la noche, el consejero presidente del INE, Lorenzo Cordova, dio a conocer los resultado del conteo rápido, en los que el candidato de Junto Haremos Historia, obtuvo un margen de votación de entre 53% y 53.8%, Ricardo Anaya de la coalición “Por México al Frente” registró entre 22.1% a 22.8%, José Antonio Meade de la coalición “Todos Por México” de 15.7% a 16.3% y finalmente el candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, registró 5.3% a 5.5%.

Durante su discurso en un hotel de la Ciudad de México, López Obrador destacó que los mexicanos decidieron iniciar “la cuarta transformación de México” y llamó a la reconciliación. Afirmó que la misión principal del nuevo gobierno será acabar con la corrupción e impunidad, causas de la desigualdad y la violencia.

Por otro lado, el político tabasqueño prometió respetar la autonomía del Banco de México, mantener la disciplina financiera y fiscal, que no hablar expropiaciones, que revisará los contratos del sector energético para evitar actos de corrupción u que habrá libertad de expresión.

Un poco después de las 8 de la noche, Meade, salió a reconocer la victoria de López Obrador, y pidió que se continue con la unidad en la construcción del país aunque haya visiones diferentes.

Por su parte Anaya, el segundo el reconocer que las tendencias no le favorecían, dijo que “los golpes del gobierno federal” afectaron su candidatura, pero que eso no manchan la victoria del morenista.

El Presidente Enrique Peña Nieto, también felicitó en un mensaje al tarasque y ofreció una transición ordenada y llamó a que, “por encima de nuestras legítimas diferencias, nos unamos para trabajar por el bienestar del país”.

Ricardo Anaya vota en Querétaro; se dirige a la CDMX a esperar resultados

Comparte este artículo:

Tuvo que pasar hora y media formado para que el panista Ricardo Anaya Cortés, pudiera emitir su voto acompañado de su esposa Carolina Martínez, en la casilla 485 de la Plaza Millstone, de avenida Paseo Constituyentes, número 809 en la colonia del Valle de la Ciudad de Querétaro.

El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, salió de su casa en ese mismo fraccionamiento a las 09:30 horas en su automóvil, junto con su esposa y sus hijos Santiago, Mateo y Carmen, para llegar a la mesa de votación a las 09:35 horas, que abrió con una hora de retraso.

Anaya, de 39 años de edad, oriundo del estado de Querétaro, depositó su voto en las urnas a las 11:18 horas. En la elección de presidente de la República, Ricardo Anaya mostró a la prensa la papeleta electoral, la cual marcó para los tres partidos políticos que integran su coalición. PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, es decir votó por el mismo.

Al grito de ¡presidente, presidente!, de sus vecinos, el panista salió de la casilla, para después dirigirse a su casa de campaña en la colonia Polanco de la Ciudad de México y seguir el curso de las elecciones.

Se espera que, por la noche, luego de conocerse las tendencias electoralesRicardo Anaya dé un mensaje desde la Sala de Prensa de su Casa de Campaña, instalada en el Hotel Camino Real de la Ciudad de México.

Ricardo Anaya, abogado egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro, es militante del PAN desde los 21 años de edad cuando contendió por una diputación local en Pinal de Amoles, Querétaro.

Pide Anaya el voto útil a su favor en cierre de campaña

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, pidió el voto útil durante su cierre de campaña en León, Guanajuato, esto con el fin dijo, de ganarle al puntero de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

“Nuestra coalición, y eso debe quedar claro, es la única que le puede ganar a López Obrador. Y por eso hago un llamado a toda la gente buena, a quienes militan en otros partidos políticos, a las ciudadanas y a los ciudadanos sin militancia partidista. Que quede claro, en este proyecto cabemos todas y cabemos todos los que queremos lo mejor para México. ¡Hago un llamado expreso al voto útil”, afirmó el Anaya.

Por otro lado, aseguró que las encuestas eran falsas y patrocinadas desde el gobierno, por lo que pidió a la gente no dejarse engañar y hacer todo lo posible por su triunfo en los tres días “cruciales” que quedan antes de la elección del 1 de julio.

“Yo les quiero pedir que en estas últimas horas lo entreguemos todo. que entreguemos alma, corazón y vida. Quiero pedirles que no nos quede una puerta por tocar, que no nos quede un corazón por conquistar. Quiero pedirles que lo demos todo por México”, solicito el ex dirigente del PAN.

El candidato del Frente conformado por el Partido Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano cerró su campaña ante más de 30 mil personas, de acuerdo a números de su equipo de campaña.

2018: Reflexión Final

Comparte este artículo:

Este domingo 1 de julio 90 millones de mexicanos tendremos la oportunidad de votar por el próximo Presidente de la República, es una elección histórica por varios motivos. Es la primera elección en muchos años que un candidato aparece por encima del 50% de las preferencias, en el caso de Andrés Manuel López Obrador, vemos un PRI con una propuesta distinta al postular a un personaje sin partido y con un perfil más técnico como José Antonio Meade, el candidato panista Ricardo Anaya es candidato de una coalición de su partido con el PRD de izquierda y el Movimiento Ciudadano y por primera vez hay un candidato independiente en una elección presidencial, Jaime Rodríguez “El Bronco”

Todos los gobiernos tienen sus aciertos y errores, la corrupción y los malos manejos no respetan colores, pero la gente en cada uno de los estados sacará sus propias conclusiones. Los procesos electorales funcionan también como un referéndum para el gobierno en turno al tratarse de reelección o al partido que lo postuló tratándose de una sucesión, la competencia política en nuestro país impulsada por la apertura democrática, el mayor escrutinio de los procesos electorales con instituciones más rígidas en la materia y el amplio uso de las redes sociales, han ocasionado que no haya en la mayoría de los cargos un candidato con una amplia mayoría de las preferencias. 

De los 125 millones de mexicanos, 90 están inscritos en el padrón electoral, en 2012 con un padrón de 80 millones solamente 50 votaron de los cuales 19 escogieron a quien es nuestro presidente Enrique Peña Nieto. En resumen, solamente 1 de cada 5 mexicanos escogió a quien es ahora nuestro presidente, mientras que los otros 4 no estaban deacuerdo, les era indiferente o no podían votar, esto afecta porque de entrada al comenzar el gobierno el presidente ya tenía el reto de “ganarse” a una mayoría del país que no lo había votado.

Independientemente del resultado de este domingo (de ser una jornada en orden) quien resulte ganador cisión y quienes pierdan deben llamar a la unidad y aportar a la estabilidad política del país, debe abrirse a escuchar e integrar a los demás en el proceso de transición para reforzar su legitimidad. El país tiene muchos problemas pero también ha habido grandes avances y hay mucha voluntad de querer hacer las cosas en muchos sectores de la sociedad, quien llegue debe hacerlo en paz, buscando aplicar su proyecto de nación de la mano de quienes si votaron y no votaron por el.  

En este reflexión final vale la pena preguntarnos ¿Cuál sentimiento o factor tendrá más peso? ¿El enojo a uno o más gobiernos señalados por corrupción, el miedo a ciertas opciones políticas, las propuestas, las opiniones de ciertos medios, los comentarios de ciertos líderes de opinión o la percepción ocasionado por las encuestas? La forma de hacer campañas políticas ha cambiado mucho pero distinto a lo que decía Don Jesús Reyes Heroles, que la política no es ciencia exacta sino ciencia de aproximación yo creo lo contrario, que si puede ser ciencia exacta y que más que sorpresas habrán sorprendidos, porque cuando se generan las condiciones para ciertos triunfos es difícil que no ocurran aún y con todo el dinero del mundo.

Frente afirma que está unido y listo

Comparte este artículo:

Dirigentes de la coalición por México al Frente afirmaron que están unidos y fuertes para impulsar el triunfo de Ricardo Anaya, como el candidato que puede captar el voto útil que alcance y rebase a Andrés Manuel López Obrador.

Alejandro Chanona, dirigente de Movimiento Ciudadano, dijo que en las cifras del Frente la distancia entre López Obrador y Anaya es de sólo 6 por ciento, por lo que es perfectamente posible que se cierren las cifras.

El líder de Acción Nacional (PAN), Damián Zepeda, expresó que es un hecho que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se va de Los Pinos.

“Es imposible que gane, la elección es entre dos contendientes. La elección que tú tienes son dos caminos distintos”, expresó Zepeda.

El panista advirtió también que el Frente defenderá con todo los votos para Ricardo Anaya.

El PRI, dijo, presume que tiene toda la cobertura de casillas, pero la coalición Por México al Frente también la tiene.

“El mensaje entre líneas es que se iban a robar la elección, pero decimos que no van a poder, porque estamos listos y fuertes, y tenemos la cobertura total y vamos a defender el voto de Ricardo Anaya“, exclamó Zepeda.

El secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila, informó que el Frente ya logró el 99.8 por ciento de la cobertura de representantes de casillas.

“Tenemos estructura para defender el voto de Ricardo Anaya y de todos los candidatos. Tenemos un ejército de 10 abogados militantes de los tres partidos“, aseveró.

Ávila agregó que así como la Selección Mexicana de Fútbol contó con el gol útil de Corea, los mexicanos le van a dar el voto útil a Anaya.

El coordinador de los diputados del PRD, Jesús Zambrano, afirmó que no está escrito el triunfo para López Obrador.

Zambrano recordó que en 2006 él estaba en el cuarto de guerra de la campaña de la primera campaña del candidato.

Aquel entonces, como ahora, había una distancia de seis puntos, y vieron cómo a las 5 de la tarde se cruzaron las líneas, de acuerdo a las encuestas de salida, y fue rebasado.

El perredista dijo que en esta ocasión confían en que suceda lo mismo, porque la tendencia es que Anaya ha crecido y López Obrador ya no.

Alfredo Figueroa, de la iniciativa Ahora, expuso que Anaya ha sido el candidato presidencial perseguido y atacado por el régimen, desde que inició el proceso electoral y hasta la fecha.

Figueroa mencionó que pese a la persecución política y mediática, los integrantes del Frente llegan unidos y fuertes para enfrentar la elección del domingo y ganar.

Grupo Riobóo demanda a Ricardo Anaya por daño moral

Comparte este artículo:

Grupo Riobóo demandó por daño moral a Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición ‘Por México al Frente’, después de que en el tercer debate presidencial en Mérida, Yucatán, el presidenciable aseveró que López Obrador le dio a José María Riobóo contratos sin licitación, de manera directa, por 170 millones de pesos.

En un comunicado de prensa, Grupo Rioboó informó este martes que la denuncia fue presentada el lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Durante el tercer encuentro que el Instituto Nacional Electoral (INE) organizó entre los presidenciablesAnaya declaró: “Ahora sí que como dicen en el futbol, salen los de Grupo Higa de Peña Nieto y entran los de Riobóo de López Obrador“.

Grupo Rioboó aseguró que cuenta con un expediente intachable en todos sus procesos y dijeron que contrario a lo que dice el frentista ellos “no hacen construcción alguna”, por lo que negaron haber incurrido en irregularidades en cuestiones de obra pública.

En el documento, se exhorta al panista a usar el tiempo de la veda electoral, que comienza a partir del jueves, para probar o retractarse de sus acusaciones contra el grupo.

Además, indican que cualquier reparación que obtenga por el concepto de daño moral lo destinará a la asistencia social.

Alberto Woolrich, abogado Grupo Riobóo, informó en entrevista radiofónica que ya presentaron una demanda por daño moral, que presentarán una segunda denuncia por difamación de honor y también una queja administrativa ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

“Las declaraciones del debate en Mérida afectan severamente la integridad de una persona de bien con una trayectoria impecable, como es el ingeniero Riobóo. Esto no es una cuestión de política, que quede perfectamente claro, es una situación de justicia“, indicó Woolrich este martes en entrevista con Grupo Fórmula.