#Kleroterion: “¡No es un banco más!”

Comparte este artículo:

Hoy en día el adentrarse a cualquier sociedad significa adoptar todos y cada uno de los servicios que brindan los mismos, tal es el caso de los bancarios. 

Lamentablemente para estos, es necesario entenderlos para poder utilizarlos sin ningún problema, ya que una institución bancaria puede convertirse en un gran aliado para todas y cada una de las finanzas y actividades económicas que realizamos, pero para otra gran parte de la ciudadanía, que carecen o necesitan recursos económicos, es la formalización del típico prestamista usurero que existen por todos lados; la situación es, que en este caso, no sólo son letras firmadas, sino el mal uso o trato con las obligaciones de un banco implica quedarse en la ruina, sin bienes y hasta en la cárcel, ya que la necesidad los obliga a pedir préstamos que pueden inflarse de una manera gigantesca y por supuesto, impagable.

Ahora bien, en este sexenio surgió una institución bancaria que es digna de mencionar, ya que una de sus funciones principales es poder apoyar a quienes más lo necesitan, además de poder llegar a las zonas más alejadas y de alta marginación, dicha entidad, lleva el nombre de Banco del Bienestar, Sociedad Nacional de Crédito, Institución de Banca de Desarrollo, convirtiéndose en el principal dispersor de recursos de programas sociales del gobierno federal.

Es así que siendo una banca social, entre sus funciones principales están la de facilitar y promover el ahorro entre todas y todos los mexicanos, ya sea dentro o fuera de México, siendo personas físicas o morales, con la finalidad de impulsar la inclusión financiera, pero con una verdadera perspectiva de género y tomando en cuenta también, a las comunidades indígenas.

Otro aspecto importante es que promueve la innovación tecnológica mejorando la condiciones financieras, pero lo más importante es que tendrá presencia en las localidades más alejadas y con más alta marginación, buscando siempre como poder apoyar a quienes más lo necesitan, pues es un banco con espíritu social,  teniendo acceso de manera directa o indirecta mediante convenios o alianzas institucionales y/o comerciales, cooperativas, empresa privadas y cajas de ahorro que forman parte de “L@Red de la Gente”, que es una alianza comercial entre 185 sociedades de Ahorro y Crédito Popular y el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, que tiene como fin, ofrecer a la población una amplia gama de servicios de forma rápida y eficiente a la población que más -los necesita, por todo lo anterior, podemos decir que el Banco del Bienestar “no es un banco más”, sino  “el banco de todas y todos los mexicanos”.  

#Kleroterion: “¡Salud por la Salud!”

Comparte este artículo:

Arrancamos un año nuevo, el cual estoy seguro nos dará nuevas oportunidades, así como nuevos desafíos, pero más allá de eso esperamos un buen gobierno que nos brinde lo necesario para poder transitar de la mejor manera en esta sociedad, por supuesto, en el entendido de cumplir nuestras obligaciones, pero también de tener un acceso real a nuestros derechos.

Tal es el caso que al comenzar el 2020 es sustituido el ya conocido Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), creado por iniciativa del Presidente López Obrador, actuando como un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud, con criterios de igualdad, inclusión y universalidad, por lo que de hoy en adelante se podrá ofrecer de manera gratuita servicios de salud a millones de mexicanas y mexicanos, que no tengan seguridad social, acabándose las pólizas, afiliaciones o cuotas anuales; pero lo mejor, es que se tendrá atención para todos los padecimientos, además de incluir los que son muy costosos como el cáncer o VIH, creándose el Fondo de Salud para el Bienestar, así como un acceso a una gran variedad de  medicamentos, todos gratuitos.

Por su parte, será muy sencillo tener acceso a estos servicios ya que solo es necesario contar con el INE, CURP o acta de nacimiento. Asimismo, todo esto será posible al recuperar clínicas, hospitales y centros de salud, que a la fecha se encuentran en abandono, cuidando que no falten medicamentos y equipamiento moderno y eficaz, ponderando el nivel de atención, la promoción de salud y la prevención de enfermedades, reclutando personal médico con sentido de ética profesional, sensibilidad social y dispuestos a trabajar en cualquier rincón del país que lo necesite.

Ahora bien, la entrada en vigor del INSABI implica un esquema de coordinación con las entidades, evitando la duplicidad de plazas médicas, así como combatir la corrupción en la compra de medicamentos, lo cual será de manera consolidada con la SHCP, logrando ahorros y dando una mejor planeación y ejecución de recursos para la infraestructura médica.

Es entonces que este año es y será histórico para todas y todos ya que con el INSABI se comienza la recuperación del sector salud que tanta falta hacía, ya que gran parte se tenía desmantelado y privatizado, por lo que se cumple a cabalidad con un derecho natural y vital, el servicio médico, así hoy podemos decir…salud por la salud, enhorabuena.

#Kleroterion: “¡Vivir en la Luna, Genaro García!”

Comparte este artículo:

Hoy en día el servidor o funcionario público ha perdido mucha credibilidad, estoy convencido de que cualquier cargo público debe ser honrado, respetado, pero sobre todo transparentado, ya que en los casos cuando dichos servidores tienen acceso a dinero público, con más razón se deben aperturar todas sus acciones; debemos saber que el servidor o funcionario público, moralmente nunca deja de serlo, además que es muy importante saber qué acciones posteriores sobrevienen de ese ejercicio, ya que de inmediato no podemos reflejar todos y cada uno de los resultados, o consecuencias del encargo, tal es el caso de Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón y que ha retumbado en todos los medios, ya que fue detenido en Texas, al ser acusado presuntamente por actos de corrupción y estar ligado con el narcotráfico. 

Como bien sabemos, los cargos relacionados con la Seguridad Pública en nuestro país, siempre están en la mira, ya que muchas mexicanas y mexicanos están convencidos de que el primer problema de fondo en materia de seguridad, son sus administradores o titulares; por supuesto cada persona tiene derecho a su defensa y son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, sin embargo y en varias ocasiones, solo vemos la punta del iceberg, pues dicho ex funcionario ha tenido varios cargos considerables, donde trascienden el de Secretario de Seguridad Pública en el sexenio Calderonista. 

Anteriormente se desempeñó como investigador en el CISEN, Coordinador General de Inteligencia para Prevención de la PFP, Director General de Planeación y Operación y Titular de la AFI, así como agradecimientos del FBI y DEA por su colaboración en diferentes áreas, entre otros cargos. Por lo que podemos notar, nadie juzga su capacidad o preparación del Funcionario, empero su detención en Brooklyn de tres cargos de asociación ilícita por tráfico de cocaína y falso testimonio, lo que abre todo un abanico de actos de corrupción en las administraciones pasadas y que en esta nueva administración una de las posturas primordiales es superar los modelos neoliberales pasados y que conlleva la búsqueda de delitos que en su momento, fueron desapercibidos o simplemente coludidos. 

Coincidimos con el Titular de Ejecutivo Federal que este tipo de delitos, en el caso de ser comprobados, son muy fuertes para los encargados de la seguridad del País, se debe ser respetuoso de las investigaciones para saber qué sucederá con García Luna para que posteriormente, se tomen las decisiones correctas y lógicas para proceder, aunado a los mecanismos de colaboración que tenemos con nuestro País vecino y por supuesto en pos de saber si hay más funcionarios involucrados. Estos problemas deben arrancarse desde raíz, solo así podremos volver a la esencia más profunda de la democracia y la administración pública, ¡México lo necesita! ¡Ya no podemos vivir en la Luna!

#Kleroterion: “¡Primer año!”

Comparte este artículo:

Un elemento primordial para cualquier Gobierno entrante, es sin duda, su labor inicial, ya que con esta se refleja el futuro que podrá tener su gestión.

Tan es así que el primer año es de vital importancia para muchas y muchos ciudadanos, ya que es considerado para saber si tomaron o no una buena decisión al expresar su voto y estar convencidos de que el sufragio que emitieron fue el correcto y más cuando se trata del representante supremo, me refiero al Presidente de la República, en este caso al Licenciado Andrés Manuel López Obrador, que el pasado 1 de diciembre cumplió su primer año.

Se resaltó que fueron cumplidos 89 de los 100 compromisos durante su primer año de gobierno, de los cuales resaltan el combate a la corrupción, nuevos empleos, presupuesto austero, finanzas públicas sanas y crecimiento del salario mínimo, entre muchos más; dicho evento fue realizado en la Plaza de la Constitución denominado popularmente como el “Amlofest”. 

Respecto al trabajo realizado se reconoce el avance en materia constitucional ya que con todas las iniciativas propuestas se tuvo un gran avance en transformación y bienestar, también se exalta la reforma que legaliza la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, dando por resultado la creación de la Guardia Nacional; asimismo, se registró un presupuesto austero y el incremento del salario mínimo, aunado a la creación de 50 mil empleos, logrando a su vez, la inflación más baja desde 2016, con un 3 porciento, por su parte. 

En materia económica se frenó la intención de EUA para imponer aranceles a un porciento de las importaciones nacionales, además que la inversión extranjera directa creció 7.8 porciento; es importante destacar los megaproyectos del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, además, se estableció una relación estrecha de la iniciativa privada con quienes se construirán 109 proyectos con una inversión de 709 mmdp. 

Respecto a los temas sociales, se apoyaron a 8 mil millones de adultos mayores con pensiones de 2400 pesos mensuales, así como a 790 mil personas con discapacidad, haciendo énfasis también que de cada 10 hogares indígenas, en siete ya llega algún tipo de apoyo.

En el tema de Salud, se crea el Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar, con lo que se responde al abasto de medicamentos y la reconstrucción de más hospitales, así como la asignación de personal medico y la basificación de personal, y un gran programa para combatir las adicciones; por otro lado, se continúa trabajando para revertir la legislación la Reforma Educativa. Un tema el cual fue empoderado en este primer año fue también la integridad de las personas por lo que se tomaron decisiones siempre en pos de salvaguardar la vida de los civiles.

Estas son solo algunas de las acciones cumplidas este año, por lo que es muy importante recibirlas con mucho agrado, no con tintes políticos, no con corrientes o ideologías, no por bandos, sino por “el porvenir de una gran Nación…México”.

#Kleroterion: “¡La iniciativa y el proceso legislativo!”

Comparte este artículo:

Como debemos saber, las y los ciudadanos tenemos derechos y por consiguiente obligaciones, todos somos regidos por instituciones que a su vez se establecen en leyes, las cuales deben ser aplicadas con estricto sentido de derecho, buscando la justicia, equidad, el cumplimiento de nuestras obligaciones, la aplicación de sanciones y sobre todo velando por nuestros derechos.

Asimismo, estas leyes se deben ir adecuando a las necesidades propias de cualquier sociedad, que día a día crece y se moderniza y que por otro lado, surgen nuevas formas de gobierno, de derechos, así como de delitos y sanciones, pero sobre todo de actualización jurídica; por lo que hay leyes que pierden vigencia o simplemente dejan de ser utilizables, o son caducas para una sociedad moderna.

Ahora bien, derivado de lo anterior, alguna vez se han preguntado ¿cuál es el procedimiento para hacer leyes?, en primer lugar este procedimiento es conocido como “Proceso Legislativo” y está compuesto por varios actos, que son: presentación de la iniciativa ante la Cámara de Diputados, Senadores o Comisión Permanente, por parte de los facultados constitucionalmente para ello; turno de la iniciativa dictado por el Presidente de la Mesa Directiva a Comisiones para su análisis y dictamen; presentación al Pleno de la Cámara del dictamen sobre la iniciativa por parte de las Comisiones correspondientes; discusión del dictamen por parte del Pleno de la Cámara y; votación del proyecto de ley o decreto.

Pero, ¿qué es una iniciativa?, es un documento formal que propone reformar, adicionar o derogar disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos o de una ley ordinaria, o bien, crear o abrogar algún ordenamiento jurídico; ¿quién puede presentarla?, de acuerdo al artículo 71 constitucional, el Presidente de la República, diputados y senadores, legislaturas de los estados y la Asamblea Legislativa de la CDMX, también, los ciudadanos en un número equivalente al 0.13% de la lista nominal de electores lo que es equivalente a 109,865 ciudadanos. Dentro de su estructura debemos encontrar el título, fundamento jurídico, exposición de motivos, texto del proyecto de ley o decreto que se propone, y nombre y firma del promovente; finalmente si el proyecto de ley o decreto es aprobado por el Pleno, existen dos supuestos: 1) Se envía al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación, si se trata de un decreto en materias de exclusiva competencia de la Cámara de Diputados o de Senadores y 2) A la otra Cámara en la que se turnará para su dictamen, discusión y eventual aprobación.

Como verán, el tránsito de una iniciativa es larguísimo, lo anterior, para poder llevar a cabo un verdadero y profundo estudio de las futuras leyes que regirán a nuestro país, por supuesto, recordemos que toda ley puede ser perfectible.

#Kleroterion: “¡Mejora Regulatoria!”

Comparte este artículo:

Un gobierno sin trámites y servicios tardados e ineficientes, es sin duda, un gobierno eficaz, cualquier persona que en el mejor tiempo puede hacer algún trámite ante una dependencia de gobierno, estoy convencido que lo valora, agradece y por supuesto, lo recomienda; demostrando que la administración en turno está actuando de manera adecuada y consciente de sus necesidades.

Refiriéndonos a un eje de gobierno fundamental, la atención ciudadana respecto a tramites y servicios, llamada formalmente “Mejora Regulatoria”, que en su definición oficial se refiere a una política pública que consiste en la generación de normas claras, trámites y servicios simplificados, así como de instituciones eficaces para su aplicación, orientadas a obtener el mayor valor posible de los recursos disponibles y del óptimo funcionamiento de las actividades comerciales, industriales, productivas, de servicios y de desarrollo humano de la sociedad en su conjunto; procurando los mejores beneficios para todas y todos, ya sea a costos bajos, o mediante la formulación normativa de reglas e incentivos que estimulen la innovación, la confianza en la economía, la productividad y la eficiencia a favor del crecimiento y bienestar general de la sociedad.

Estamos conscientes que con su correcta aplicación se elevan los niveles de productividad y crecimiento de los estados y municipios, así como la disminución de obstáculos y costos para los empresarios y ciudadanos al momento que realizan sus actividades.

Es así que el estado de Nuevo León por medio de la Coordinación Ejecutiva y por conducto de la Comisión de Mejora Regulatoria, implementó un Programa de Simplificación y Digitalización de  trámites y servicios que se realizan ante las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo Estatal, buscando y resultando 4 aspectos primordiales: 1) Ahorro para las y los neoloneses, logrando un ahorro de 1,350 millones en los últimos 3 años; 2) Acciones de simplificación y digitalización, como la eliminación de documentos, mejora de medios digitales o la incorporación de pagos en línea; 3) Aplicaciones digitales en temas como seguridad, registro público, tesorería, ganadería y desarrollo sustentable y, 4) Ranking Nacional, colocándonos en el primer lugar de Mejora Regulatoria.

Como se observa, en el estado nos hemos preocupado por las y los ciudadanos en todos sus aspectos sin dejar de lado el que pareciera el más común, pero que sin duda se vuelve unos de los más desgastantes y en su caso, caro, la “atención de trámites y servicios”, por eso hoy en día podemos decir con orgullo que Nuevo León, es ejemplo de Mejora Regulatoria.

#Kleroterion: “¡Gobierno Incluyente!”

Comparte este artículo:

Siempre que un gobierno se preocupa por todas y todos sus ciudadanos y trabaja con equidad, está demostrando la empatía natural que se debe tener y no sólo por ser político o gobernante, sino por el simple hecho de que todos somos iguales.

Por lo que se expresa que para ser un buen funcionario, primero que nada, se debe tener una visión plena de inclusión, equidad y justicia, ya que con esto podemos entender de manera clara lo que los demás sentimos, como dicen, “ponerse en los zapatos de todos”, siendo éste, el cimiento principal de la confianza y la reciprocidad.

Debemos entender que para que exista la conciencia no es necesario que nosotros o alguien cercano sufra o padezca una discapacidad, debe ser un sentido natural que todas y todos debemos entender y apoyar de manera constante; hoy en día ha quedado demostrado que las personas con discapacidad enfrentan y salen adelante sin pensar en que los apoyen o no, el que físicamente necesiten ayuda de ninguna manera significa que no sean personas capaces en todos los sentidos, demostrando que muchas veces la verdadera discapacidad la encuentran en la propia sociedad y en su gobierno, es por esto, que hoy más que nunca el gobierno en sus tres niveles, tienen la obligación de contratar en sus filas laborales un porcentaje mínimo de personas con discapacidad y es precisamente en lo que mi estado Nuevo León, se ha comprometido, proponiendo y realizando todo lo concerniente para que se tenga un sistema de inclusión y equitativo; por lo que revisaremos todos los edificios públicos velando porque se cumpla el porcentaje establecido de trabajadores con discapacidad, además de que cuenten con infraestructura adecuada para el buen desempeño de sus funciones, ya que estamos seguros que las personas con discapacidad merecen todo nuestro reconocimiento y deben ser admiradas por su esfuerzo, capacidad, profesionalismo, experiencia y estudios, como cualquier otra persona y nunca por su condición física.

Por lo anterior, concluyo diciendo que es un verdadero orgullo ser partícipe de estas actuaciones de la mano con los legisladores del Congreso de Nuevo León, ya que sin su voto esta iniciativa no hubiera sido posible, así como de los integrantes del Consejo para las Personas con Discapacidad y del DIF Nuevo León, por lo que nuestro estado se compromete a promover y cumplir la inclusión con al menos el 2 porciento de empleados con alguna discapacidad en un periodo de un año al Gobierno Estatal, incluso inferior a los 3 años que propone como meta dicha iniciativa, lo que sin duda demuestra que unidos podemos ser un Gobierno incluyente y de oportunidades para todas y todos…

#Kleroterion: “¡Evaluando el Gobierno!”

Comparte este artículo:

Un factor importante para cualquier sistema de gobierno es lo que mandata la Constitución Política en su artículo 134, que en pocas palabras es evaluar en qué se gasta y cómo el dinero público en las entidades federativas, Municipios y las Alcaldías en la Ciudad de México, es decir, “la evaluación de los resultados del gasto público”, lo que significa hacer el diagnostico para saber si vamos por buen camino, utilizando los recursos de manera transparente y eficaz.

Dicha evaluación nos ayuda a detectar las actuaciones de nuestros servidores públicos, y en su caso, tener los elementos para fincar responsabilidades, ya que al evaluar el gasto público, por ende, se evalúan las políticas públicas realizadas.

Ahora bien, en el caso de mi estado, Nuevo León, existen diversas instancias que son las encargadas de custodiar y evaluar la eficacia en la utilización del gasto público, como la Coordinación Ejecutiva de la Administración Pública y el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica, recordando que la CEAPE, entre sus facultades, es la encargada de coordinar la elaboración del PND, así como del Informe de Gobierno; de la mano del CONL, realizan una evaluación anual de la implementación del Plan Estratégico para Nuevo León 2015-2030, lo que los convierte en una parte estratégica para el desarrollo y bienestar del estado y de todas y todos lo neoloneses.

Derivado de esta responsabilidad y comprometidos con la evaluación, se llevaron a cabo diversos espacios de análisis y discusión en torno al monitoreo y evaluación de políticas públicas, en el marco de la Semana de la Evaluación 2019; por su parte, el Gobierno del Estado a través de la CEAPE, convocó al panel “La Evaluación como Herramienta del Desarrollo”, donde se pudieron adquirir conclusiones entre las que destacaron que la evaluación es para mejorar, que es un proceso de aprendizaje, la evaluación no sólo son números, por lo que los datos duros nos dicen una cosa pero la percepción de la gente es otra; la evaluación es imprescindible aunque se tengan recursos escasos, debe ser de calidad, además, mientras más evaluación, tendremos más efectos y soluciones; debe ser legítima, lo que sin duda da confianza en nuestras instituciones.

Concluyo diciendo que la evaluación es una parte fundamental de cualquier administración, ya que gracias a esto, las y los ciudadanos podemos entender en qué se utiliza el dinero público y nos ayuda a poder evaluar de manera personal a nuestros servidores públicos y poder tomar las decisiones adecuadas, por lo que no sólo se evalúa el gasto, sino también al servidor.

#Kleroterion: “¡Búsquedas Dolorosas!”

Comparte este artículo:

Una de la problemáticas que hoy en día cercenan a nuestra sociedad, es sin duda, la desaparición de personas.

En cualquiera de los escenarios posibles de este lamentable hecho, se vuelve una nebulosa no sólo social, sino también una problemática en derechos humanos.

Las cifras son alarmantes y desgraciadamente cada vez más crecientes, a estas alturas, existen denuncias por más de 40 mil personas desaparecidas de acuerdo a la Comisión Nacional de Búsqueda; además, las autoridades cuentan con el registro por huella dactilar de 36 mil 708 personas fallecidas sin identificar.

Es urgente realizar políticas públicas necesarias y útiles para poder enfrentarlo y brindar el derecho legítimo que tiene cualquier persona, el saber dónde están sus familiares, ya que aparte de tener que padecer las efectos de la delincuencia y la violencia en nuestro país, es inhumano tener el gran dolor de no saber el paradero de sus seres queridos.

Por lo anterior y entendiendo la gravedad de este asunto, el Gobierno de Nuevo León se convirtió en el primer y único estado en el país que firma un convenio con la Secretaría de Gobernación para la búsqueda de personas desaparecidas, donde se otorgará un subsidio de 11 millones por parte de la federación y 11 millones más que pondría el Ejecutivo Estatal.

Un total de 22 millones de pesos son los que se destinarán para la Comisión Local de Búsqueda de Personas Desaparecidas en el Estado, con la finalidad de que las asociaciones o colectivos de familiares, puedan seguir con la lucha para encontrar a sus familiares.

Por lo que queda de manifiesto la buena voluntad política de trabajar en colaboración por parte del Gobierno Federal y el estado de Nuevo León, comprometiéndose con las familias neoloneses que desde hace mucho tiempo han padecido estas desapariciones.

Es imperante buscar una reconciliación con todas y todos los mexicanos, ya que desde hace mucho tiempo existe una deuda por parte de todas las instituciones, gobiernos y sexenios, con las familias de México en el tema de la violencia, por lo que estas actuaciones brindan un paso firme y humanista en la justicia de nuestro país, empezando con nuestro estado, con la finalidad de terminar o disminuir estas “búsquedas dolorosas”, por lo que Nuevo León, tiende la mano a las familias de desaparecidos…

#Kleroterion: “Fomentemos la Inclusión”

Comparte este artículo:

Los estados y municipios buscan trascender en todos lo sentidos.

La justicia, modernidad, movilidad, transporte, trabajo, así como servicios de salud para todas y todos sus ciudadanos. Sin embargo, aunque muchas ciudades son punteros en varios de estos temas, seguimos observando el atraso en muchos sentidos en una materia muy sensible: La de las y los discapacitados.

De acuerdo a la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud, se entiende como aquellas personas que tienen una o más deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales y que al interactuar con distintos ambientes del entorno social pueden impedir su participación plena y efectiva en igualdad de condiciones a las demás.

El INEGI reporta a nivel nacional más de 7.65 millones de personas con alguna discapacidad, lo que significa un 6.4 por ciento de la población nacional. Por su parte, los tipos de dificultades que tienen son caminar o moverse, ver, mentales, escuchar, hablar, autocuidado, atención y aprendizaje. Asimismo, establece cuatro grupos de motivos por los cuales se produce: nacimiento, enfermedad, accidente y edad avanzada.

Entonces, al darnos cuenta de que existe un gran porcentaje en la población, no podemos entender por qué sigue siendo un grupo discriminado, por lo que de cada 25 de 100 personas con discapacidad  han sido víctimas de discriminación, reflejado en muchos sectores como el laboral, donde es muy difícil que se les de empleo o en el sistema educativo que no tiene la estructura adecuada, o simplemente la movilidad cotidiana en su ciudad, ya que no se cuenta con infraestructura en su totalidad, así como en transportes, y aunque parezca ilógico, hasta en servicios médicos.

Estoy convencido que se han hecho esfuerzos para erradicar la discriminación contando con marcos jurídicos nacional e internacional, pero falta mucho por hacer, ya que se debe garantizar el pleno goce de sus derechos humanos, atendiendo primeramente lo que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad dispuso al establecer que este sector deberá gozar de condiciones adecuadas para acceder al trabajo garantizando sus derechos laborales, así como a la seguridad social.

Concluyo diciendo que todas y todos los ciudadanos debemos adoptar el fomento a la inclusión, ya que la discriminación en todos sus aspectos, es la forma más vil e ignorante de demostrar los complejos de la humanidad.