#Kleroterion: “No votes enojado, ¡vota encabronado!”

Comparte este artículo:

En esta época electoral es inevitable no reflexionar con el cause de nuestra nación, mirar hacia atrás y ver realmente los cambios que nuestro país ha tenido, desgraciadamente no encuentro cambios estructurales, siguen siendo los mismos partidos, las mismas carencias y al contrario, sí noto aumentos, pero en la pobreza, en la inseguridad, en los malos sueldos, en el desempleo, sin embargo, como es época de campañas ahora resulta que de acuerdo a los candidatos, nosotros somos los principales actores, los que debemos de reflexionar sobre el voto, ya que en nosotros recae el elegir a un buen o mal aspirante, así que para el político, nosotros somos los responsables de lo que ocurre o ha ocurrido en este país.

Me parece muy importante tener una reflexión de los círculos de poder, los que conocemos como clase política, círculo rojo, cúpulas empresariales o capitanes de empresa, todos ellos, sin excepción, son los que piden a la población que seamos reflexivos y algo muy curioso, que seamos racionales y serenos al tomar nuestras decisiones, que me queda claro, sólo los benefician a ellos, ahora bien, es importante resaltar que en específico la clase política que tanto nos exige, son los que durante muchos años han vivido desprestigiándose entre ellos, notamos que el respeto político, el respeto a lo contienda, el respeto a la persona está distante dentro de la política mexicana.

Para las cúpulas empresariales tal pareciera que se adecuaron a la corrupción o a la total impunidad, cuando ellos también la criticaban y pedían a servidores públicos honestos, ahora ni a ellos les importa si es corrupto su gobernante, siempre y cuando les permitan seguir trabajando tranquilos, por lo que se vuelve una sociedad corrupta y llena de irregularidades y como siempre los que no pertenecen a estas cúpulas son los menos beneficiados, ya son muy pocas las empresas que quieren a un México próspero, con igualdad de oportunidades y que aportan con trabajo, vivienda, salud y calidad de vida a sus empleados, coadyuvando en todo lo posible con el gobierno, con una visión empresarial de Nación.

Podemos resaltar también, los círculos políticos a nivel local, el sistema que juegan los políticos para ganar votos, sin importar la moral o la ética en la competencia, por ejemplo, en Nuevo León han circulado videos personales o íntimos de candidatos, cuando esto no tiene nada que ver con su desempeño político, realmente lo único que muestra es la falta de profesionalismo y lo vulgares que pueden ser al tratar de lograr algo.

Estas campañas ya no son de propuestas, ni  de demostrar sus buenos antecedentes como servidores públicos, ya no existe el debate ni el respeto mutuo, por supuesto debo exentar a algunas personas, pero por desgracias será, si acaso, un diez por ciento de toda la clase política, se añoran los debates álgidos y ríspidos, pero que terminaban con un abrazo, un apretón de manos y hasta una invitación a gobernar, adoptando lo bueno o malo de dicho enfrentamiento.

Ahora sus estrategias son de degradación y denostación, por el simple hecho de ser candidato presidencial o competir para cualquier otro cargo público, exponiendo la vinculación de personas con la delincuencia, lavado, desvíos, entre otros, en estricto sentido podrían ser válidos los argumentos de antecedentes de corrupción, pero nunca los personales, los que exponen a la familia, hijos, esposas, divorcios, amantes, gustos, etc., asuntos meramente íntimos y personales, ya que en esta guerra sucia sacan pasados de las familias, que nada tienen que ver con el debate y no hablemos del asunto de la doble moral, ya que es descarado, ya que piden reinserción social, pero en la primera oportunidad sacan los vínculos de cosas que hicieron en la juventud o en otros tiempos, esto aquí y en China, no es política.  

Después de todo esto, de las campañas de degradación, donde se la pasaron diciendo que todos son corruptos, que todos son iguales, que todos son parte de un sistema político imperfecto, donde se muestran las listas para ser diputados y senadores plurinominales  y encontramos verdaderos delincuentes y si no, al menos personas que carecen de buena reputación o que simple y sencillamente son los mismos que han estado los últimos 18 años de un puesto a otro, siempre regresando al poder legislativo, brincando de un lado a otro y repartiéndose el botín que representa el Congreso de la Unión, es cuando necesitan al ciudadano.

Ya que te empaparon por tanta información irrelevante y nefasta, cuando lo único que se absorbió en esta época es una campaña desleal, te piden que seas reflexivo y sereno para que tomes una buena decisión por el bien país, cuando ellos en los últimos 20 años no han tomado buenas decisiones, ¿para qué?, para sacar raja política y llevarla a su lado y conveniencia, por lo que me parece que sea como sea, quienes menos deben de convocar al uso racional de voto, son los que durante este tiempo han hecho que haya un sentimiento irracional contra la clase política.

Por eso finalizo diciendo que México está falto de verdaderos políticos, de verdaderos debates, de verdaderos líderes y ahora resulta que la culpa es nuestra, o al menos eso es lo que los candidatos nos quieren hacer pensar, así que para mi punto de vista, estoy seguro que el país no está así por los ciudadanos, está así porque seguimos confiando en los políticos nefastos, en los corruptos, en los ególatras, en esos funcionarios lobos con piel de oveja, en esos que son especialistas en la mentira y el abuso, en los embusteros, “de eso sí tenemos culpa y eso no me enoja, me encabrona”.

#Kleroterion: “Al debate se lo llevó el tren”

Comparte este artículo:

Por segunda ocasión nos tocó ver el debate de los candidatos a la Presidencia de la República y algo muy curioso es que para ellos y sus coordinadores de campaña, cada uno se declaró avante y victorioso, además de hablar del impacto que tendrán en las encuestas, por supuesto, todos enalteciéndose.

Respecto a lo sucedido en este encuentro y más allá de entrar en factores como posturas, vestimentas, interacción y conexión con el público o audiencias televisivas, no encontré, para mi percepción, verdaderas propuestas o un debate de opiniones y estrategias, más bien un debate que podría parecer de todo menos de candidatos a la Presidencia del República.

Jaime Rodríguez El “Bronco”, nuevamente se postró como el único independiente, por lo que eso debía darle mas crédito y actuaba conforme iba transcurriendo el debate, pareciendo improvisado, culpando a los partidos políticos por todos los problemas que tiene el país, reiterando el “mochar manos” a los corruptos, además de motivar a AMLO a abrazar a sus contrincantes, entre sus propuestas destaca expropiar Banamex, negociar con otros países y subir a 335 pesos el salario mínimo, así como ser un presidente itinerante e invertir en un fondo de fronteridad.

Para Ricardo Anaya, fue notorio el enfoque de ir sobre AMLO en toda oportunidad, ofreció algunas propuestas sobre reducir el ISR, exigir frenar el ingreso de armas, subir el salario mínimo a 100 pesos, abrir un debate sobre la legalización de la mariguana, agilizar los trámites de asilo a los migrantes, así como la defensa de los dreamers.

José Antonio Meade, arranca felicitando al Santos, sin embargo en sus intervenciones se muestra un estilo de comunicación plano, sin conexión con las personas, entre sus interposiciones sobresalió la de la Candidata por Morena, Nestora Salgado y de sus propuestas sobresale el invertir más en el Sur del País y vender a Japón y a Australia, blindar las aduanas, desarrollar un plan de infraestructura, reformar leyes para dar asilo, así como dar acceso a los migrantes al IMSS o empleos y a los dreamers, becas y bolsa de trabajo.

Andrés Manuel López Obrador, usó la mayoría de sus participaciones para ratificar sus ya conocidas expresiones de “la mafia del poder”, aprovechó los ataques ya que respondía con guiños despectivos, hasta guardó la cartera cuando Anaya se acercó a él, así como su dicho de “Ricky Riquín Canallín”, que fue trending topic en las redes, entre sus propuestas destacaron la de hacer frente a Trump, incluir el alza del salario mínimo en la negociación del TLC, acabar con la corrupción, firmar una alianza con EUA, Canadá y Centroamérica y que los consulados en México se conviertan en procuradurías del migrante.

Lo anterior, no dio los suficientes elementos para poder levantar la mano del vencedor, surgieron diferentes encuestadoras como Massive Caller, Numerus, Global Media Servicios, Conteo, que evaluaron y dieron su veredicto a favor de algún candidato en específico, sin embargo el resultado se basó en las propuestas simples y en los argumentos vacíos y atacantes.

En conclusión, sólo tuve depresión al escuchar el debate, ya que el nivel que se manejó no fue digno de candidatos a la presidencia por la falta de propuestas, fue muy complejo para los contendientes decir con palabras sencillas y precisas cómo van a hacer lo que prometen, es muy fácil prometer, pero no hacer; todos hablaron de percepciones, sin embargo nadie habla de resultados ni de lo que se ha hecho mal en pasadas administraciones, piensan que el progreso de México arranca cuando comiencen su administración.

Cada quien está atrincherado en una posición en donde no le suman nada al país y es muy triste porque uno de estos cuatro candidatos va a dirigir la nación. Su debate pareció anecdótico, con ocurrencias, algunos podrán hablar muy estructurado, pero nadie nos mostró fondo en sus propuestas. Parece ser que pase lo que pase lo único cierto es que el que sea presidente no va a tener las condiciones y las bases suficientes para cambiar nuestro destino, estamos condenados a ser el país donde cada nueva administración borra lo que hizo la otra, por lo que el debate me deja es un estado de depresión permanente, pues pareciera que México tiene un destino manifiesto y es a quedarse en la mediocridad, porque no se han generado líderes políticos a la altura.

Por otro lado, un tema alarmante y que para variar ningún candidato mencionó o hizo énfasis, es el robo de trenes y la violencia del país, el baño de sangre que sigue ocurriendo en México y que nadie le pone atención, la última vez que se atacó a un tren fue en la época de la revolución, Zapata y Villa eran quienes descarrilaban o tomaban trenes, pero en ese entonces los ideales y el concepto de justicia era distinto, siendo el ferrocarril la principal vía de comunicación; ahora, el robo ha crecido de manera alarmante y las formas son más violentas.

De acuerdo a la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, roban principalmente alimentos como granos, vinos y procesados, con un 53%, el resto pertenece a productos terminados de consumo con un 30%, mercancías concernientes a la construcción 8.8% y de la industria automotriz con un 8.2%, los estados con más incurrencia son con el 46.4% Puebla, Veracruz y Guanajuato; de acuerdo a la SCT, indicó que hubo 852 robos a trenes durante enero-marzo del presente año. Como pueden ver esto ya es un delito muy grave en México, sin embargo, a mi parecer no lo es para los candidatos.

Finalizo diciendo que

“el plan de los presidenciables es que no hay plan, ni de seguridad, justicia y ni mucho menos de migración y frontera, o al menos no lo han demostrado”.

#Kleroterion: “Ciberseguridad”

Comparte este artículo:

La mayoría hemos escuchado la palabra Ciberseguridad, en noticias, redes y hasta en órganos de gobierno como la Secretaría de Gobernación con sus campañas de internet seguro, estrategia nacional y monitoreo de tiendas virtuales, sin embargo, para abordar este tema primero debemos entender sus antecedentes.

Todos sabemos que la tecnología ha crecido exponencialmente en todo el mundo, cambiando de manera permanente la forma de vivir de las personas y por ende, las sociedades. Su principal detonación se debe a la llegada del internet en los años 90, teniendo como los primeros países impulsores a Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, posteriormente van surgiendo temas como la robótica, la digitalización, redes de datos y la conexión entre dispositivos de cualquier índole, por lo que se ve reflejada una modernización en la vida cotidiana desde lo general hasta lo particular.

A principios de este siglo la Unión Europea realizó políticas públicas con el objetivo de brindar seguridad a las personas en la red y ciberespacio, derivado de éstas se redactó el primer tratado internacional conocido como el “Convenio de Budapest”, relativo a la Ciberdelincuencia para hacer frente a los delitos informáticos y de internet, empleando una política penal común mediante el patrocinio de una legislación ordenada y con fomento de cooperación internacional. Después de el convenio se abre la pauta sobre la clasificación y tipificación de este tipo de delitos en  varios países miembros.

Para México fue trascendente tener una visión respecto a este tema, por lo que era necesario entender los procesos de tecnologías de la información y comunicación como un factor de desarrollo político, social y económico, el INEGI reveló que en México existen 81 millones de usuarios con teléfono celular, de los cuales 60.6 millones utilizan uno inteligente, lo que significa un incremento de 9.7 puntos porcentuales entre 2015 y 2016, esto no sólo representó un tema de infraestructura para el país, sino también del mundo de posibilidades y acceso a una economía y comercio digital como nunca se conoció en la Nación.

En contraparte, surgió la necesidad de cuidar y vigilar estos procesos, ya que comenzaron a existir riesgos derivados al uso de tecnologías y un número muy importante de delitos mejor conocidos como “ciberdelitos”, existiendo amenazas, riesgos, ataques informáticos, como el sucedido en estos días a los bancos Banamex y Banorte por un monto aproximado de 400 millones de pesos, por lo que los delincuentes aprovechan estas vulnerabilidades y abusan de las lagunas jurídicas en este tema, sumado a la naturaleza global del ciberespacio y la abundancia de las soberanías y marcos legales, por lo que ahora los ciudadanos son amenazados con este tipo de delitos tan sencillos pero muy sofisticados.

Después de todo esto, podemos entender que es la Ciberseguridad, la Unión Internacional de Telecomunicaciones estableció una resolución donde aprueba la definición inscrita en una recomendación, quedando de la siguiente manera: “Es el conjunto de herramientas, políticas, conceptos de seguridad, directrices, métodos de gestión de riesgos, acciones, formación, prácticas idóneas, seguros y tecnologías que pueden utilizarse para proteger los activos de la organización y los usuarios del ciber-entorno.”

Por lo anterior, fue necesario realizar políticas de Estado en materia de ciberseguridad, teniendo como primer aspecto la reforma constitucional de junio de 2013, que elevó a rango constitucional el derecho humano al internet, lo que le dio al Congreso de la Unión la competencia para proponer leyes en materia de telecomunicaciones, para dictar leyes sobre tecnologías de la información, radiodifusión, telecomunicaciones, internet,  banda ancha, postas, correos etc.

Estoy seguro que las tecnologías han servido de manera importante como herramienta en la vida cotidiana, lo que conlleva responsabilidades para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas, por lo que a mi parecer y estudio, es necesario introducir un catálogo de delitos cometidos en el ciberespacio y a su vez, perfeccionar o crear otros tipos penales, con la finalidad  de tener certeza de acuerdo a los casos en los que alguna persona pudiera ser vulnerada en sus derechos humanos, lo anterior, sin perder de vista la armonización que se tiene ante los derechos de acceso a internet y a la libertad de expresión.

Por esto, es de suma importancia que la decisión pública por la que la actuación de un derecho pueda someterse a alguna restricción o sanción debe ser totalmente justificada y motivada, pero sobre todo proporcional, en nuestro país todavía estamos en un estado de vulnerabilidad en materia de Ciberseguridad, debemos crear y adecuar nuestras leyes con propuestas eficaces, modernas y acordes al nuevo mundo tecnológico. Estamos en el entendido que México no forma parte del mencionado Convenio de Budapest, sin embargo, debemos tenerlo como referencia y formar un ambiente adecuado para cooperación internacional en esta materia.

Como premisa principal debemos entender que el ciberespacio es un mundo sin fronteras, por lo que para poder prevenir cualquier tipo de acción u omisión, es necesaria una legislación moderna, precisa y acorde a las necesidades en el país, dotando a las autoridades para poder dar seguimiento a este tipo de delitos y de delincuentes, por lo que fue considerado en Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 donde se dispuso el fortalecimiento de las capacidades institucionales en el ciberespacio y la ciberseguridad como uno punto estratégico y esencial de la Seguridad Nacional.

Por mi parte como Legislador y Presidente de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, presenté en conjunto con la diputada Sofía González Torres una iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones de los Códigos Penal Federal, y Nacional de Procedimientos Penales, buscando  una medida legislativa y eficaz en el combate a los ciberdelitos.

Los avances tecnológicos son de vital importancia en la actualidad del país, siempre y cuando exista regulación y protección jurídica para los ciudadanos.

 

#Kleroterion: “Luis Pazos, la estadística de la Desolación”

Comparte este artículo:

En estos días tuve la oportunidad de leer el libro “La Herencia de EPN”, del multicitado autor Luis Pazos, donde me pareció alarmante una serie de gráficas donde menciona que en este sexenio se retrocedió en diversos temas como seguridad, confianza, economía y paz social, dejando una herencia costosa para el próximo Presidente.

Respecto a la inflación, subimos de 3.57% a 6.7%, la devaluación subió de 26.3% a 49%, un dato también importante fue como lo llama el autor, la precarización  de salarios la cual se elevó de 28.1% a 32.5%, los ingresos por impuestos subieron de 9.8% a 13.2%, otro tema relevante para México es la deuda pública, que se incrementó de 37.7% a 48% contemplando interna y externa, la deuda de PEMEX subió un 50.2% y el porcentaje de gasolina importada respecto al consumo nacional incrementó de 48% a 72% y en el caso de las tomas clandestinas subió un 568.6%.

Un tema de mucha importancia para una gran cantidad de mexicanos adultos mayores, es el tema de gastos de pensiones y jubilaciones, donde se tuvo un aumento de 62.4%, así como el índice de percepción de corrupción, penosamente nos colocó en el peor lugar  en los últimos 10 años, el robo a negocios incrementó 15.7%. Todo lo anterior por supuesto no lo supuso el autor, son datos arrojados por instancias oficiales como SHCP, BANXICO, INEGI, PEMEX y Transparencia Internacional.

Dentro de los diversos temas que el autor desprende, encontramos que en el presente sexenio, el verdadero resultado de la situación económica fue negativo, aún presumiendo que es el gobierno del empleo, ya que en gran parte no significaron empleos nuevos, por ejemplo, muchos trabajadores informales sólo fueron regulados. Respecto a PEMEX, sólo se incrementó el endeudamiento y saqueo, así como el alza de tomas clandestinas.

Por otro lado, señala que en el actual gobierno llegó a récords inimaginables en diversas materias, desgraciadamente no son temas favorables, se refieren a  inseguridad, robos, homicidios, devaluación y un tema tan mencionado en México, la desviación de recursos federales y el enriquecimiento ilícito de gobernantes, pero sobre todo la impunidad.

En cuestiones de partidos políticos menciona un aspecto muy interesante del PRI, cuando el Presidente de la República en turno es de ese partido, los Gobernadores se manejaban por instrucciones de él en todos los aspectos, pero en los sexenios que no fueron Priistas, los Gobernadores se convirtieron en los verdaderos  “reyes” de sus estados, así como de su propio partido, ellos eran los que designaban a sus Diputados y Senadores y al siguiente Presidente de la República, por lo que no le daban cuentas a nadie, lo que los convertía en verdaderos Estados “Libres y Soberanos”.

Muchos de estos poderosos Gobernadores, fueron los principales aportadores económicos para apoyar al actual Presidente Peña Nieto, desgraciadamente fueron millones de recursos ilegales, ya que yacieron principalmente de recursos federales, tales ejemplos se reflejaron en estados como Coahuila, Tamaulipas y Veracruz, que generaron una corrupción inimaginable en sus estados, aunado a el apoyo ilegal que tuvieron estos con el crimen organizado, por lo que estos grupos criminales se sintieron con la libertad de traficar drogas, secuestros y hasta cobrar derechos de piso con total impunidad, así, en conclusión, el regreso del PRI a la Presidencia sólo incrementó la violencia y corrupción.

Otro tema tan sensible en este sexenio fue la impunidad, encontrándonos en un penoso cuarto lugar a nivel mundial, es muy triste ver que existieron muchas denuncias relativas a corrupción, además de tener los elementos suficientes para proceder legalmente, pero nunca prosperaron, lamentando más cómo en otros países con menos elementos se encarcelaba a funcionarios públicos y hasta presidentes, siendo esto una muestra más de la impunidad y corrupción.

Existieron denuncias acerca de la triangulación de recursos del sindicato de PEMEX en año 2000 para el PRI, para apoyar al candidato de ese entonces,  por supuesto este tema quedó impune, en el 2012 la compañía brasileña Odebrecht entregó recursos al Coordinador de Vinculación Internacional en la campaña de EPN, lo que el autor le llamó un nuevo “Pemexgate”, por supuesto esta ayuda de la empresa se reflejó posteriormente en millonarios contratos con sobreprecios a la benefactora, nuevamente, la impunidad ganó.

El autor expone muchos ejemplos más, todos comprobados, el problema fue que después de leer este libro, no me llevo nada más que la verdad irrefutable que hemos cargado durante muchos años los mexicanos, en ningún momento menosprecio al autor, al contrario es muy adecuando documentar y dejar postrado un antecedente de lo fueron los sexenios priistas, ya que muchos de ellos y no sólo los de este partido, apuestan siempre al país de “no pasa nada” , al país que “todo olvida”, al país de “pan y circo”.

Estoy seguro que cada día el mexicano se da cuenta de la realidad de nuestro país, entiende con dolor lo que significan los actos de corrupción y por supuesto llegan al límite, porque no puede asimilar que su familia no tenga bienestar y seguridad, estoy seguro que en las próximas elecciones se votará con la consciencia, con la razón pero sobre todo con una justicia que nos merecemos todos los mexicanos.

Tal vez la mayor herencia de EPN no serán todas estadísticas, sino el odio, la desolación y la degradación de la clase política ante los ojos del ciudadano que si bien es cierto, no es toda la responsabilidad de él, pero sin lugar a dudas fue el principal responsable de esta percepción, haya sido como haya sido.

Espero que este libro en un futuro se recuerde no como “La Herencia de EPN”, sino como un antecedente de “La Herencia que nadie quiso”.

#Kleroterion: “Justicia para nuestros policías”

Comparte este artículo:

En este cierre de periodo y apunto de terminar los trabajos para esta legislatura, la Cámara de Diputados avaló con 320 votos a favor y uno en contra, el Dictamen que permite la reincorporación de agentes del ministerio público, peritos y miembros de las instituciones policiales de la federación, estados y municipios, separados de sus cargos y demuestren en un juicio su inocencia o despido injustificado, lo anterior se logró modificando la fracción XIII del apartado B, del artículo 132 Constitucional.

Entendamos que esto no significa la permanencia de policías que infrinjan la ley, sino únicamente velar por el fortalecimiento de las corporaciones, otorgando estabilidad en el empleo a elementos que cumplan con su cargo.

El principal motivo de esta iniciativa es la dignificación de todos los servidores públicos que pertenecen a instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, destacando que la mayoría de los integrantes de estas instituciones se manejan con los principios constitucionales de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

Recordemos que la reforma de 1999 impidió la reinstalación del policía cuando no cumplieran los requisitos que las leyes en ese entonces señalaran para permanecer en tales instituciones, después, en 2008, se estableció la prohibición a la reincorporación aún cuando la autoridad judicial determinara que la separación fuera injustificada.

Antes de esta reforma, la no reinstalación del policía luego de obtener resultado a favor en el juicio o medio de defensa promovido, lo único que reflejaba era el deterioro de la familia del servidor público, perjudicando su núcleo social pasando a un estado desprovisto de los medios para solventar las necesidades básicas, además de no ser bien visto ante la sociedad por tratarlo como una persona sin respeto y valores y por supuesto no hablemos cuando se presentan a solicitar empleo, ya que por la misma circunstancia se ven imposibilitados de obtener otro.

Sin embargo, es importante señalar que durante varios meses e incluso años, en todos los sectores de la población se habló acerca del asunto de la militarización en el país, aunado a los debates arduos de la Ley de Seguridad Interior, es por esto que dentro de mi agenda legislativa me propuse adoptar este tema tan sensible e importante y por el que nadie se preocupaba, los agentes del ministerio público, los cuerpos policiacos de cualquier índole o rango, así como cualquier individuo que tenga labores relativas a la seguridad en el país. Considerando la premisa de que el sustento de sus familias lo obtienen como producto de su actividad de servicio público, con esfuerzo, dedicación y en ocasiones cubriendo horarios extremos.

Todos hablaron de temas de seguridad, pero nadie entendía que para poder lograrlos era necesario apoyar a los trabajadores con estas labores, ya que son los principales actores para que cualquier ley relativa pueda ejecutarse, nadie los tomó en cuenta, nadie habló de mejorar o formar policías, pero sobre todo nadie habló de brindarles certeza y protección laboral, porque hasta la propia Constitución los tenía en el olvido, así como los Partidos Políticos sin excepción, Gobernadores y Fiscal General o Procurador, por lo que existía un notorio y preocupante abandono hacia ellos.

Es así que, con esta iniciativa, se les da dignidad, logrando que en caso de que sean despedidos injustificadamente pueden ser reinstalados en su empleo. Estoy convencido que con esto se logra pagar una deuda histórica que tenemos con nuestros policías y cuerpos de seguridad, se dio un gran paso para recuperar la seguridad a nuestras familias y un avance fundamental para que en México por primera vez, se fortalezcan las instituciones públicas, entendamos que estas personas se juegan la vida diariamente, con una sola finalidad, cuidarnos a todos nosotros, por lo que es nuestra obligación protegerlos en todos los aspectos.

En conclusión, en una sociedad como la nuestra es imperativo fortalecer a nuestras instituciones, no podemos hablar de seguridad y justicia, si tenemos desprotegidos a nuestros cuerpos policiacos, una ciudad segura debe tener una policía segura, pero esto sólo se logra, no con buena voluntad, sino con reformas como éstas que protegen al servidor público, al policía honesto, valiente e incorruptible, al ministerio público justo y equitativo, al perito virtuoso y capaz de su labor, así como aquel trabajador en el ámbito de seguridad pública comprometido con su país y con respeto hacia su sociedad.

Cabe mencionar que con esta iniciativa cumplo al 100% mi agenda legislativa que me propuse al comienzo de la legislatura, por lo que me quedo sin ningún pendiente en la cámara de diputados, esperando que esto abra la brecha para un sin fin de reformas que beneficien a los buenos servidores públicos, ya que estoy convencido, que son más los honestos, por eso puedo decir que como legislador de la LXIII Legislatura, “los miembros de las instituciones policiales no son, ni fueron olvidados”.

#Kleroterion: “El debate y el futuro de la elección”

Comparte este artículo:

Entre los resultados del primer debate Presidencial en Palacio de Minería, hemos encontrado diversas postulaciones, por supuesto en entrevistas posteriores, cada uno de los candidatos, se han declarado ganadores del mismo.

Respecto a la audiencia, el INE informó que más de 3 millones de personas vieron el debate por medio de redes sociales como Facebook, Twitter y Periscope, por otro lado 11.4 millones de personas mayores de 18 años, lo vieron por televisión.

Es importante conocer las visiones del debate desde un aspecto ciudadano a nivel nacional, sin embargo,  hoy en día y desde la época de Vicente Fox, sobresale la división de ciudadanos a través de grupos, en este caso nos referiremos al mencionado “Grupo Rojo” o conocido en la política como “Círculo Rojo” y cómo puede intervenir de manera importante para las próximas elecciones.

Este círculo está integrado principalmente por líderes de élite en todos los ámbitos, son formadores de opinión pública y consumen información de calidad reconociendo los intereses y compromisos de cada medio y en varias teorías se refieren a que esta información se forma habitualmente de arriba hacia abajo, es decir, primeramente de la opinión del grupo rojo y posteriormente al que le llaman “sociedad de masas” o para algunos investigadores el llamado “grupo verde”, al que pertenecen los demás mexicanos, donde la gente no se preocupa por conocer a los candidatos o propuestas, ni mucho menos fuentes de información eficaces para poder tomar la decisión más acertada a sus necesidades.

Por supuesto sé muy bien que esto se escucha totalmente elitista o desigual, pero es una realidad hoy en México y es de vital importancia para poder tomar decisiones respecto a elecciones, aunque el grupo verde no percibiría de manera directa los beneficios que postula el grupo rojo, por lo que pareciera que éste sólo se beneficiaría y no la población en general.

Al día de hoy en la etapa de campañas, se percibe un intento en el círculo rojo  de generar una percepción respecto al crecimiento del candidato Ricardo Anaya, la caída de José Antonio Meade en las encuestas, así como la de AMLO, para ser ya un referéndum Andrés Manuel contra el segundo lugar que en este caso sería Anaya. En este sentido ya observamos organismos intermedios, cámaras, y líderes de este círculo rojo, operando  abiertamente en contra de Andrés.

Es importante señalar que este círculo también tiene fijaciones internacionales, por lo que su espectro de crítica e información, trasciende fronteras, por ejemplo, diversos medios informativos a nivel internacional tuvieron reacciones ante el primer debate presidencial, para el Russia Today, no hubo un ganador, resaltando el enfrentamiento de todos contra AMLO, el Associated Press igualmente destacó los ataques en contra de Andrés Manuel estableciendo que este candidato permaneció centrado y preparado, El País consideró que López Obrador fue previsible y que los momentos más destacados fueron la bala del Bronco y mochar la mano al funcionario que robe, la amnistía de Obrador y por último el reto de Anaya a Meade para aclarar los actos de corrupción del PRI, para el Newsweek, lo más relevante fue lo de cortar la mano, para el Irish Time Andrés Manuel salió ileso del debate y para el Turkish Telegrah Ricardo Anaya fue el que se llevó el debate, pero AMLO no entró en provocaciones y el debate versó en atacarlo.

Según los analistas después de este primer debate es poco probable que cambien las preferencias expuestas en las encuestas, donde hasta el momento, supera el candidato Andrés Manuel, seguido por Ricardo Anaya y de acuerdo a la notoria actuación de los cuatro candidatos a atacar a AMLO, los analistas concluyen que realmente éste ganó en sus términos, que sólo fue, como manejaron algunos actores, a administrar su victoria, sin embargo, en una encuesta telefónica que realizó Grupo Reforma menciona que el 36% de los entrevistados consideraron ganador a Anaya.

Después de todos estos datos y razonamientos el asunto medular de fondo no es si gana Andrés Manuel, sino más bien qué va a pasar si pierde.

Estamos totalmente ciertos que con su victoria o no, la vida política y legislativa cambiará de manera drástica, ya que MORENA será parte fundamental de todas las actuaciones venideras del Congreso, se convertiría en una parte medular para aprobar reformas estructurales, desde las más sencillas hasta las más vitales, por lo que podríamos caer en signos de ingobernabilidad en las cámaras, paralizadas por la fuerza que tendrá este partido.

Asimismo, no estamos seguros si al perder AMLO, se podrían generar estallidos de violencia después de que encuestas lo ponían 22 puntos arriba a dos meses de la elección, en el supuesto escenario de que sus seguidores presumieran que exista un fraude, habría que ver los riesgos que presenta esto para el país y el tipo de comportamiento que surgiría, además de saber que AMLO estaría nuevamente en una encrucijada histórica, aceptar la derrota y retirarse, o como comentamos, tomar otro camino.

Por lo anterior, considero que es de vital importancia fortalecer a las instituciones y la civilidad en la elección, ya que al blindarse las autoridades electorales, podremos tener la tranquilidad de que el resultado final, será el que realmente México decidió a través de su voto.

 

#Kleroterion: “Nuevo León el Epicentro de los Cambios Políticos”

Comparte este artículo:

El 4 de octubre de 2015, un poco menos de 3 años, Nuevo León vivió un escenario democrático inédito, en donde un candidato independiente ganó de manera apabullante una elección para gobernador del Estado.

El ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, fue por mucho el candidato ganador para el Gobierno de Nuevo León, a parte de ser el primero en abrir brecha para posteriores postulaciones independientes en diversos cargos públicos para un sinfín de personas a nivel nacional.

Me parece importante decir que “el Bronco”, es una persona que salió de la pobreza y es muestra del esfuerzo constante, con un historial como Secretario Estatal de la Confederación Nacional Campesina, Diputado Federal, Diputado Local y el último antes de ser Gobernador, alcalde de García, ha demostrado que la persistencia es la herramienta principal para lograr cualquier objetivo.

Por otro lado, en el tema de las elecciones presidenciales,  en estos días salió una encuesta del periódico Reforma que pone una diferencia que pareciera insuperable a favor del candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, lo que es muy importante señalar es  que increíblemente Nuevo León es el epicentro de este movimiento.

Estamos totalmente conscientes los nuevoleoneses que Andrés Manuel le va a  deber todo a nuestro estado, aunque muchos creerán que debiera ser a la CDMX, Chiapas o Oaxaca. Entonces, ¿por qué esta situación y qué relación tiene Nuevo León y el Bronco?, a continuación lo explico:

El único candidato que hoy está en la boleta y que en algún momento pudo o pudiera restarle votos a AMLO, es Jaime Rodríguez Calderón y que, sin duda alguna, rivalizaba con el sector electoral que más sigue a AMLO en el país, ya que  Jaime es un ejemplo real de pertenecer y salir de la pobreza con base al esfuerzo.

Desde el primer día de su gobierno vimos a los partidos políticos, en específico al  PRI y el PAN, atacar al gobierno independiente, estoy consciente que también este gobierno ha tenido graves fallas, pero sin lugar a dudas el PRI y el PAN de Nuevo León,  le hicieron un gran trabajo a Andrés Manuel, descalificando y descarrilando una de las candidaturas presidenciales que contendía con él, fue notorio cómo Jaime pasó de 14 o 12 puntos para la presidencia a nivel nacional, al resultado que vemos hoy.

Me parece que el candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, así como el candidato por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, deberían felicitar al panismo y priismo local, por haber dinamitado al único que hubiera podido, al menos, mover el tablero electoral.

Por otro lado, la inclusión de Tatiana Clouthier y de Alfonso Romo para sumarse  en el equipo de AMLO, particularmente de Tatiana, ha venido a refrescar la participación política de Nuevo León en las elecciones, se ha convertido después de Andrés Manuel, en un actor relevante en la campaña, con personalidad propia, decisiones y por supuesto experiencia, por lo que sin dudas es un acierto más para el Estado.

Por último, cabe mencionar que los ciudadanos de Nuevo León ya no votan por las marcas tradicionales, ya no es tan sencillo caer en el canto de las sirenas y no están dispuestos a votar por cualquier electorado.

Hoy el norte del país se está consolidando como una fuerza importante para López Obrador y pareciera que lo que sigue ya no es saber si va ganar o no, más bien si tendrá el control total del Congreso.

Después de ver el resultado del primer debate en Palacio Nacional, a mi parecer fue notorio que Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez, superaron a los demás candidatos, sin embargo López Obrador, se llevó la simpatía de la población, por lo que tal vez esto pueda ayudarle en el mal desempeño de su participación,  tal pareciera que todos los candidatos solo lo atacaban a él, pero nunca se dieron cuenta que la realidad fue que lo fortalecerían y por su parte ni Meade y Margarita aprovecharon esta importante oportunidad.

Es posible que  si no se mueven las encuestas antes del próximo debate, empecemos a ver cómo integrantes de otros partidos comenzarán a levantar la mano y a sumarse al proyecto de AMLO, sin lugar a dudas nos encaminaremos a lo que parece, será, el  triunfo inminente de Andrés Manuel López Obrador, pero sin olvidar algo fundamental, que esta presidencia tendría “olor a cabrito y machaca”, gracias a la acción y omisión de personajes políticos de NL.

 

#Kleroterion: “La lucha por la Dignidad”

Comparte este artículo:

En estos días hemos conocido las declaraciones de la reunión que sostuvo el Presidente Enrique Peña Nieto con el Vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence previo a la Cumbre de las Américas en Lima.

Me pareció de mucha importancia que el Presidente Peña destacara la necesidad de la “relación bilateral” y “respeto mutuo” en la relación de México y Estados Unidos, así como acelerar los trabajos de la renegociación del TLCAN.

Recordemos que durante marzo y abril, el presidente norteamericano criticó el recorrido de la tan mencionada “caravana de migrantes”, provenientes en su mayoría de Honduras y que se dirigían a su país, entre sus declaraciones mencionó que ésta tendría que ser contenida por los mexicanos, pero sobre todo advirtió que cancelaría las negociaciones del TLCAN si el gobierno mexicano no detenía a los centroamericanos.

En respuesta el presidente de México emitió un mensaje en cadena nacional donde respondió al mandatario que si tales declaraciones emanan de una frustración por asuntos de políticas internas de su país, o de su congreso, éste debe dirigirse a ellos y no a los mexicanos.

Remembró las palabras de un importantísimo Presidente de los Estados Unidos de América diciendo que “No tendremos miedo a negociar, pero nunca vamos a negociar con miedo” y que no permitiría que la retórica negativa defina sus acciones, posteriormente citó las declaraciones de los candidatos a la Presidencia de la República, haciendo énfasis que los candidatos apuestan por la unidad pese a sus diferencias políticas.

En mi apreciación estuvo muy bien la actuación del presidente de la República con su mensaje a los mexicanos, probablemente el mejor que ha dado desde que asumió la presidencia el Presidente de Norteamérica, señalando que la dignidad de los mexicanos no está sujeta a negociaciones.

Sin embargo también habría que valorar a los políticos y a los presidenciales, incluyendo al propio presidente, que todavía tiene poder para hacerlo, es correcto que se peleen por la dignidad de las personas en el extranjero por este asunto, pero también es cierto que desde México se debe pelear por la verdadera dignidad de los mexicanos.

Me refiero a la dignidad de las madres de familia que día con día se quedan preocupadas por saber si sus familiares van a regresar a casa, por la dignidad de los policías, que en muchas ocasiones tienen que comprar con su dinero las balas de sus armas reglamentarias para poder cumplir con sus funciones.

O por la dignidad de los obreros,  que no tienen para completar la comida en su casa, por los salarios injustos, así como por los muchos ciudadanos que a veces no pueden ni con el pago de los servicios básicos, así como la dignidad de los jóvenes que no encuentran empleo o que a veces tienen que ser contratados para labores distintas a sus estudios y en peores casos, se involucran en trabajos no lícitos por la necesidad de salir adelante.

En fin, me parece que nuestra clase política se puede poner de acuerdo, siendo totalmente crítica de lo que sucede en la actualidad, estoy seguro que al hablar de dignidad implicaría que ellos hubieran hecho algo por mejorar estos pequeños ejemplos de cómo se falta a la dignidad de tantas y tantos mexicanos.

Para los candidatos y la clase política es un buen momento para reflexionar acerca de la verdadera dignidad de los mexicanos, estamos en época electoral, por lo que escuchamos las repetidas soluciones a las problemáticas nacionales que curiosamente nunca han desparecido.

Por lo anterior concluyo que para hablar de dignidad y criticar es importante que también nuestros gobernantes y políticos dejen de ver “la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”.

#Kleroterino: “El voto y el pensamiento mediocre”

Comparte este artículo:

Durante al menos los últimos dos procesos de elecciones federales en México, hemos notado la aplicación de la teoría del voto útil.

Esta teoría consiste en que al tenerle fobia, desagrado o desconfianza al candidato o candidata que está como puntero en las encuestas, votas por el segundo, algunas personas lo manejan como “voto estratégico” o “voto en contra de”, considerando que con este evitarían que gane determinado candidato.

Con esta dinámica se ha logrado en repetidas ocasiones que lleguen a los puestos de elección popular, candidatos que no eran los mejores, sino aquellos que consideraron que evitarían que tus miedos y fobias se cumplan y que sus propuestas no satisfacen necesariamente las insuficiencias de los ciudadanos.

Sin embargo, la utilización de este voto a excepción de un verdadero razonamiento, desgraciadamente se vuele mediocre y por consiguiente daña al país y a la cultura democrática, ya que cuando se está ejerciendo el encargo, el ciudadano se queja y  postula que votó por el menos malo.

Durante los años hemos escuchado a los ciudadanos expresar que les gustaba tal o cual candidato, sin embargo manifiestan que no votaron por éste porque prefieren asegurar y no desperdiciar su voto.

La reflexión aquí sería considerar si realmente tu derecho y ejercicio del voto fue utilizado de manera correcta, así como recapacitar si la colectividad no hubiera pensado con esa dinámica, cuál hubiera sido resultado.

Es de vital importancia  entender que el voto es uno de los derechos más importantes del ciudadano, con una historia de lucha, democracia y perseverancia en México, por lo que se vuelve un aspecto de seriedad fundamental en el elector.

Dentro de mi analogía, este sistema de voto lo puedo ejemplificar con una familia con dos hijos, cuando entre los dos uno es más responsable que el otro, es trabajador, honrado y estudioso, siempre se sintieron orgullosos de él, pero el otro hijo es irresponsable, flojo, vicioso y problemático, pero en su testamento o su última voluntad le dejan todo al hijo malo, el motivo, es que el hijo bueno tiene todas las herramientas para sobrevivir ya que siempre demostró su capacidad para lograr todo lo que se proponía, entonces su deber como padre es proteger al débil.

Si como sociedad seguimos pensando en que al momento del voto útil protegemos al más débil, votando por el segundo lugar aunque no sea tu primera opción, lo único que estamos haciendo es alimentar una sociedad mediocre.

Si desde el lado familiar nuestros hijos ven desde pequeños  que no importa lo desordenados o desobligados que sean, lo importante es el paternalismo  que van a tener sus padres al momento de estar y en su caso, como es el tema, al momento de votar.

Necesitamos como sociedad reconocer las candidaturas, que aunque sean testimoniales representan liderazgos éticos y positivos para la colectividad, pero sobre todo tenemos la obligación de conocerlas a fondo, para así poder fortalecerlas. 

El día que los mejores  ganen las elecciones estando en cualquier partido, ese día México se convertirá en la potencia mundial que aspiramos, se tendría al Presidente y a los legisladores más capaces y preparados para el cargo, pero sobre  todo ese día tendremos como sociedad el respeto y la importancia del voto.

No permitamos que nuestro voto se defina por miedos, fobias o nuestros temores.
Votemos por el mejor y punto, sea quien sea.

#Kleroterion: “Justicia para el estado no para el gobierno”

Comparte este artículo:

En estos días han sido toda una polémica las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador respecto al aeropuerto de la Ciudad de México.

Entre sus afirmaciones comentó que renegociará  los contratos de la construcción del nuevo aeropuerto con las mismas empresas que ganaron las obras, pero para ejecutarlas en el proyecto de la base militar Santa Lucía, construyendo dos pistas para aviación comercial y una terminal para vuelos internacionales, ahorrando así 200 mil millones de pesos.

Además, ha expresado que si es presidente, suspendería la obra que se está realizando, mencionando que se utilizará el terreno para fines de salvaguardia del medio ambiente y recreación.

Asimismo, en la Cámara de Diputados el 20 de Marzo, Javier Jiménez Espriú, quien sería el Secretario de Comunicaciones y Transportes,  en el caso que López Obrador gane la presidencia, sostuvo una rueda de prensa junto a legisladores de Morena, que el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México es un proyecto costoso, que puede resultar inviable y que será demostrado con estudios técnicos y científicos.

Por su parte, Ricardo Anaya candidato por la Coalición Por México al Frente, también ha manifestado su postura, determinando que meterá a la cárcel a las personas que tengan responsabilidades sobre la obra, pero sosteniendo que en caso de ser Presidente, el proyecto continuará llevándose a cabo con los más estrictos estándares de transparencia internacional.

En este tenor, en diferentes instancias y foros he encontrado a ciudadanos particularmente con alto nivel educativo, que hablan sobre la importancia de mirar hacia delante.

Estoy seguro que el país lo que menos necesita es entrar en un espiral de confrontación, búsqueda o de revancha, sin embargo, hay un asunto de vital importancia en México y es la injusticia, tal parece que bajo ninguna circunstancia y bajo ninguna situación se debe de omitir la justicia por un sentido político de bienestar para el país.

Desgraciadamente México es un país donde la justicia es una palabra aspiracional, de motivación, pero nunca de actuación y aplicación,  durante años no se ha podido tener más que para el que más tiene y esto seguirá gane quien gane la presidencia.

Inclusive el candidato del PRI José Antonio Meade menciona que México tiene que entrar en un espiral donde los intereses caigan y la justicia prevalezca.

En resumen, si nunca logramos que este sea un país de oportunidades donde impere el Estado de Derecho, siempre estará el acuerdo político por encima de la justicia.

Recordemos que la justicia en un país está para servir al Estado no para servir al gobierno.