Se declara García Luna no culpable por narcotráfico en Estados Unidos

Comparte este artículo:

En una atropellada audiencia celebrada de manera virtual este miércoles, el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, se declaró ante la justicia estadounidense no culpable por las acusaciones de narcotráfico en su contra.

La audiencia del ex funcionario de la Administración de Felipe Calderón inició con tropiezos y fue suspendida durante varios minutos, luego de que la prensa mexicana no atendiera los llamados para guardar silencio del juez Brian Cogan, encargado del caso.

Sin embargo, procedió con la lectura a García Luna de la actualización de su acusación en Estados Unidos, que añade el cargo de pertenencia a una empresa criminal desde enero de 2001 con seis agravantes por distribución de alrededor de 53 mil kilogramos de cocaína, a los cuatro delitos imputados anteriormente (tres por narcotráfico y uno por falsedad declaratoria).

El ex secretario de Seguridad Pública se declaró no culpable de los cinco delitos de los que se le acusa.

De ellos, el más grave es el de empresa criminal, pues contempla una pena de por lo menos 20 años de cárcel.

El juez señaló que, como parte de la nueva acusación formal, se pretende incautarle a García Luna dinero y propiedades que él haya obtenido por haber distribuido el narcótico en Estados Unidos.

Cogan pidió a los periodistas mexicanos, quienes hablaban en español, que silenciaran sus micrófonos, pues estaban interfiriendo con la audiencia.

De acuerdo con varios reportes, desde el inicio se oían emisoras radiales mexicanas transmitiendo en vivo, periodistas que en español decían estar en las puertas de la corte de Nueva York diciendo información falsa sobre el procedimiento, y varios gritos y comentarios.

El juez Cogan aguantó por espacio de 10 minutos el escándalo generado por decenas de personas que se habían conectado para escuchar el proceso judicial, tras conseguir el teléfono y código de conexión por su difusión en las redes sociales.

He pedido a la prensa mexicana repetidamente que dejen de hablar en esta llamada”, dijo Cogan.

Si no puedo continuar pararé esta llamada y emplazaré (la audiencia) para más tarde”, amenazó el juez, en una advertencia que no surtió el efecto esperado.

Y, aunque la asistente del juez intentó silenciar todas las líneas que no fueran las del juez, los fiscales, los abogados defensores y la intérprete que traducía para García Luna, desistió y Cogan decidió cancelar la audiencia.

Alguien, molesto por la impertinencia de los comunicadores, gritó: Chinguen a su madre”.

Poco después, se anunció la reanudación de la sesión. Tras la declaración de no culpable, se fijó nueva fecha de audiencia para el 07 de diciembre a las 10:30 horas del Este de EU.

#Kleroterion: “Felipe, el oscuro”

Comparte este artículo:

Felipe, el oscuro. El más reciente libro de la escritora argentina Olga Wornat debe ser lectura obligada para cualquier que quiera comprender la espiral de violencia y degradación política en la cual se sumergió México con las administraciones panistas y que se ahondó de manera vertiginosa durante el llamado calderonato. 

El libro, por el cual la periodista denuncia haber sufrido censura y una persecución que la puso al borde de la locura durante el sexenio de Calderón, hace un recuento de las figuras claves y el papel que tuvieron en ese sexenio marcado por la guerra contra el narco.

La argentina arranca su obra con el capítulo titulado “El mariscal de la destrucción”. En este devela el supuesto pacto entre Vicente Fox y Martha Sahagun con Felipe Calderón para que éste les asegurará no sólo impunidad por supuestos actos de corrupción en el sexenio foxista sino que además les habría dado manga ancha para seguir operando. 

El capítulo resucita la alianza de Calderón con Elba Esther Gordillo, a quien señala como la operadora que le permitió hacerse con la Presidencia a la vez que deja claro que la guerra contra el narcotráfico emprendida en enero del 2007 fue la estrategia usada para legitimarse y disipar la sombra de que él no había sido el candidato que había ganado.

En esas pagina Wornat hace un recuento de la vida del Michoacano, el largo periplo dentro de acción nacional hasta llegar a Los Pinos en donde de acuerdo a lo que escribe la argentina, Calderón solapó actos indebidos de su gabinete y se perdió en el poder… 

Hay una declaración que Manuel Espino, Presidente del PAN en aquella elección, le hace a la periodista en la cual desnuda de forma lapidaria que en el sexenio de Calderón se hicieron cosas malas.

En “El topo”, capítulo dedicado a Genaro García Luna, se narran las casualidades siniestras que acompañaron durante su carrera como súper policía del panismo a quien ahora se encuentra preso en Estados Unidos en espera de ser juzgado.   

Según este capítulo, García Luna no iba a ser coordinador de inteligencia de la PFP con Vicente Fox, puesto que lo catapultó a las grandes ligas y a la fama. El elegido era Juan Pablo Tavira quien fue asesinado en circunstancias extrañas.

Se da cuenta también de la cancelación de último momento que supuestamente hizo García Luna para asistir a aquella gira que devino en el accidente de avión en el que murieron Juan Camilo Mourhino, Secretario de Gobernación, y Santiago Vasconcelos, funcionario de la PGR,  en quien supuestamente, a diferencia de García Luna, las autoridades estadounidenses si confiaban.

El libro toca las actividades de espionaje en contra de opositores al Presidente Calderón presumiblemente llevadas a cabo por García Luna y su equipo. Y como era de esperarse hace eco de las supuestas relaciones con el crimen organizado.

La acusación más grave de este capítulo es que de acuerdo a la información recabada por la periodista argentina, Felipe Calderón siempre supo de las andanzas de García Luna. De ser cierto cabe preguntarse:

¿Por qué lo permitió? ¿Por qué era tan imprescindible Genaro García Luna para el entonces Presidente de México al grado de permitirle hacer lo que le diera la gana?    

En el tercer capítulo Olga Wornat lo dedica a Margarita Zavala. Destaca su papel como principal apoyo de Calderón, la historia de su familia, su paso como estudiante destacada de la Libre de Derecho y su periodo como una diputada federal competente en asuntos técnicos en la cámara de diputados.

Luego relata la metamorfosis que sufrió en Los Pinos, no con un protagonismo mediático como su antecesora sino con un perfil más de operadora política y de consejera del mandatario.

En Profetas de la guerra santa y los negocios millonarios Olga Wornat retrata la influencia y el poder desmesurado que llegaron a tener en el sexenio calderonista dos fundamentalista evangélicos que literalmente se colaron al círculo de poder más alto.

El matrimonio formado por Rosa María de la Garza Orozco, quien incluso llegó a ser diputada federal en ese sexenio y candidata al Senado, y su esposo Alejandro Lucas Orozco Rubio quien fungió algún tiempo como director del INAPAM, se convirtieron en los asesores espirituales del matrimonio presidencial.

Desde ahí supuestamente se aprovecharon para no sólo tener grandes cargos públicos sin experiencia que ameritara sino que además se habrían favorecido con contratos y hecho negocios al amparo de los puestos que ostentaron.

Quizás la escena que más sacude este capítulo es la recreación de las lectura sagradas que el matrimonio de evangélicos le hacía a Felipe Calderón. En esas sesiones, según el libro, lo convencieron de que era un predestinado por Dios y que era orden diva emprender la guerra contra el narco.  

En el capítulo Ivan el santo y la muerte en Los Pinos se narra el origen de Juan Camilo Mouriño, de dónde venía, cuáles eran los negocios de su familia y el motivo por el cual decidió entrar en política y su rápido ascenso ligado a Felipe Calderón con quien mantenía una relación de hermanos.

Wornat desentierra aquel escándalo en el que Juan Camilo se vio envuelto por firmar contratos millonarios para una empresa de su familia siendo él mismo el funcionario público encargado de asignar los contratos.

El paso efímero por la política del amigo más cercano de Calderón no justifica los honores que se le rindieron después de aquel trágico accidente. El libro documenta que un columnista escribió en aquella época que los honores nos correspondian al personaje pues se le daba un trato de héroe superior al de Hidalgo o Juárez.

En cualquier caso, el capítulo deja abierta la sospecha de que aquel accidente no fue tal, sino un atentado del crimen organizado contra el hombre más cercano al mandatario.

En el capítulo de La favorita Olga Wornat relata el ascenso de Patricia Flores Elizondo, a la que identifica como “señora 10%” de una posición administrativa en la cámara de diputados hasta convertirse en la Jefa de la Oficina Presidencial.

El libro documenta que desde esa posición Flores Elizondo supuestamente incrustó a familiares suyos en altos puestos de la administración calderonista y relata los supuestos actos de corrupción, que luego le costaron ser despedida, como encargada de la construcción de la Estela de Luz. 

Pero en ese capítulo hay una escena en particular que, de ser cierta, debería investigarse. En plena pandemia de influenza A1H1, Flores Elizondo detiene la compra de unos ventiladores, ¿la razón? La empresa ganadora del contrato no es la que ella quiere que gane. 

La compra de los ventiladores se retrasa semanas hasta que La favorita, como la llama Olga Wornat, cede a cambio de que el 50% de los ventiladores se le compren a la empresa que ella quiere y el resto a la que ya se los habían asignado.

En los capítulos Feos, sucios y malos y El capo del sexenio Olga Wornat devela el papel de la DEA y la influencia estadounidense en la política de seguridad seguida durante el calderonato.

Entre otros episodios se desentierra el operativo Rápido y furioso, como este fue una violación a la soberanía del país y las amargas consecuencias que conllevó dejar que los narcotraficantes se hiceran de más y más armas.

Como era de esperarse la argentina hace un relato de la influencia del narcotraficante más famoso de aquellos años. Su ascenso vertiginoso durante los dos sexenios panistas a los que alguna vez el escritor Juan Villoro se refirió como “La docena trágica” 

Por último la periodista le dedica un capítulo a todas las víctimas de aquellos tiempos aciagos.  

En “Los nadies”, así se llama el capítulo, Wornat documenta testimonios estremecedores.

Los llamados daños colaterales a los que alguna vez hizo referencia Felipe Calderón. Soldados desaparecidos o que se suicidaron, estudiantes ejecutados, activistas secuestrados, periodistas asesinados. 

Todos víctimas de una guerra por la cual el pueblo de México no votó. Como siempre pasa, los políticos toman las decisiones, pero el pueblo es quien pone las bajas.

Si bien el libro es un documento periodístico y no un expediente judicial ni mucho menos una sentencia legal… lo que no cabe duda es que los hecho sucedieron y que le toca al lector contrastar para entender y juzgar a sus protagonistas 

Sólo de esa forma, conociendo nuestra historia y meditando sobre ella podemos asegurarnos que tragedias como las que han ocurrido en la historia de este país no vuelvan a pasar.

No descarta AMLO promover consulta para juzgar a expresidentes

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador no descartó promover la consulta para enjuiciar a sus antecesores, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto por temas de corrupción, una idea que ha planteado desde antes de asumir la presidencia en 2018.

El mandatario ha insistido en responsabilizar a estos mandatarios “del periodo neoliberal”, de gran parte de los problemas que enfrenta su administración, como es el caso de la corrupción y la inseguridad. En ese sentido, ha propuesto realizar este ejercicio para el año próximo.

López Obrador explicó que la consulta se podrá realizar al mismo tiempo que la Fiscalía General de la República (FGR) y el Poder Judicial resuelven la responsabilidad de los expresidentes en casos de corrupción, como es lo referente a Peña Nieto, quien ha sido implicado en el pago de sobornos para el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, y de Felipe Calderón, cuyo secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, se encuentra preso en Estados Unidos acusado de trabajar con el crimen organizado.

“Al mismo tiempo se puede hacer una consulta ciudadana para que la gente sea la que decida. No quiero yo ser verdugo, que lo decidamos todos”, dijo durante #LaMañanera.

El mandatario dijo que, de acuerdo a la ley, para hacer una consulta solo se puede solicitar del 1 al 15 de septiembre. Por lo que recordó, que quienes pueden solicitarla son el presidente de la República, una tercera parte de los legisladores de una cámara o el 2% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral.

Presenta fiscalía de Nueva York 17 audios contra Genaro García Luna

Comparte este artículo:

La Fiscalía de Nueva York presentó 17 audios en su poder en contra de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el sexenio de Felipe Calderón.

La información forma parte de un documento oficial de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York que contiene además dos récords financieros y datos sobre el jurado que emitió la acusación en contra del exfuncionario mexicano y difundió la periodista Dolia Estévez a través de su cuenta en Twitter.

Los audios de prueba forman parte de comunicaciones interceptadas, todo lo cual debe manejarse con base en la regla 16 de las Reglas Federales de Procedimientos Penales dado que contiene “material protegido”, señala el fiscal Richard P. Donoghue.

En la investigación que se sigue en contra de Genaro García Luna, están involucrados dos de sus colaboradores: Ramón Pequeño García y Luis Cárdenas Palomino, quienes habría aceptado sobornos por parte de la delincuencia organizada y su colaboración en la denominada lucha contra el narcotráfico.

 

 

(Con Información de SDP) 

Felipe Calderón denuncia persecución política en su contra por parte de AMLO

Comparte este artículo:

Felipe Calderón, expresidente de México, aseveró que existe una persecución política en su contra por parte del mandatario Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista en Radio FórmulaCalderón Hinojosa respondió a las declaraciones de esta mañana del presidente López Obrador en la conferencia matutina, quien aseveró que en la administración del michoacano se vivió un narcoestado.

Me podrán criticar muchas cosas, habrá quien incluso esté de acuerdo en desacuerdo con esa actitud y estrategia, pero yo no soy el presidente que anda saludando a la mamá del Chapo (Guzmán), no liberé a ningún criminal  en ninguna circunstancia, ni a los hijos del Chapo ni a los sobrinos. Soy el presidente del gobierno que más criminales ha extraditado a ante la justicia de Estados Unidos, el que más ha capturado a los más buscados de la justicia, 25 de 34.“, expresó.

Calderón Hinojosa detalló que el gobierno de López Obrador no ha demostrado que Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública y preso en EE.UU., haya protegido al crimen organizado.

El exmandatario retó a López Obrador a que si tiene pruebas en su contra actúe en consecuencia y lo acuse ante la autoridad correspondiente, recalcándole que México es un país de leyes, no de consultas públicas.

Calderón Hinojosa, quien reiteró que todavía no ha decidido ser diputado, declaró que lo que están en juego son las elecciones intermedias de 2021, donde el objetivo es derrotar a Morena, partido del presidente López Obrador.

 

 

(Con información de Lopezdoriga)

Asegura AMLO que en México hubo un narcoestado

Comparte este artículo:

Dado lo sucedido las últimas semanas en cuanto al caso del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro Garcí aLuna, investigado en Estados Unidos  por nexos con el narcotráfico; de acuerdo al presidente de la República, sí se podría hablar de que en México había un narcoestado, así lo afirmó esta mañana en Palacio Nacional.

Durante su conferencia de prensa matutina, el titula del ejecutivo federal, señaló que en el pasado, el gobierno estaba tomado, ya que quienes tenían en sus manos el cargo estaban al servicio de la delincuencia.

Mandaba la delincuencia, tenía una gran influencia, era la que decidía a quién perseguir y a quién proteger (…) Esto tiene que atenderse para que no se repita nunca jamás“. Precisó que es necesario tener una línea divisoria entre la autoridad y la delincuencia, ya que de no suceder esto, toda la población está desprotegida.

La periodista Anabel Hernández, abría señalado que en la Fiscalía General de la República (FGR) hay todavía siete funcionarios en activo que tienen que ver con la investigación que se le sigue al exjefe de División de Seguridad Regional, Luis Cárdenas Palomino, y al exjefe de inteligencia de la Policía Federal, Ramón Pequeño García, López Obrador afirmó que en su administración no hay impunidad.

Se destaca que desde hace meses, el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana tiene instrucciones para que no se permita trabajar en el actual gobierno a personas que hayan desempeñado durante el tiempo en que García Luna estuvo al frente. Ademas Obrador refirió que hay expedientes en México abiertos por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en contra de Cárdenas Palomino y Pequeño García.

Finalmente aseguró que ya pasó el tiempo en que sólo se juzgaba a quienes no tenían agarraderas, a quienes no tenían influencia, y que por el contrario, ahora se castiga por parejo a quienes cometen delitos.

Con información de Aristegui Noticias.

 

 

Solicita García Luna desechar acusación

Comparte este artículo:

El ex secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, pidió este martes a un juez federal de Brooklyn desechar la nueva acusación en su contra por el delito de empresa criminal continua, al considerar que hay dudas sobre la legalidad de la integración del gran jurado que lo aprobó.

Los abogados de García Luna presentaron al juez Brian Cogan una moción para acceder a registros sobre la forma en que fue integrado el gran jurado, que no fue establecido en Brooklyn, sino que por la pandemia de COVID-19 tuvo sus deliberaciones en Central Islip, en. el suburbio neoyorquino de Long Island.

“Por una abundancia de precaución, desde este momento solicitamos desechar la nueva acusación, con base en que los procedimientos ante el gran jurado violaron el Título 28 del Código de los Estados Unidos”, afirmarlo los litigantes César DeCastro y Valerie Gotlib.

Cabe mencionar que en el derecho penal estadounidense, el gran jurado es reunido por la fiscalía para aprobar los cargos antes de ser presentados a una corte.

Sus sesiones son secretas, al igual que la identidad de sus integrantes, que deben ser elegidos de manera aleatoria “entre una muestra representativa de la comunidad”, lo que según la defensa del ex funcionario en el gobierno de Felipe Calderón, no habría ocurrido al mover el caso de Brooklyn a Long Island.

La nueva acusación, por un cargo de empresa criminal continua, es la más grave en su contra, pues contempla una pena mínima de 20 años de cárcel.

Dicha acusación fue presentada el 30 de julio, al tiempo que el Departamento de Justicia acusó por los tres cargos de conspiración a Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño Garcia, cercanos colaboradores de García Luna en la SSP y otras dependencias en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón.

García Luna estaña preso desde diciembre de 2019 por tres cargos de conspiración para tráfico de cocaína, por supuesta protección al Cártel de Sinaloa, así como un cargo de falsedad en declaraciones.

Aplazan audiencia de García Luna

Comparte este artículo:

Un juez ordenó este lunes posponer tres meses una audiencia judicial en el caso del ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, debido a los retrasos en logística y preparación a juicio que fiscales neoyorquinos y el abogado de Luna están experimentando por la pandemia del coronavirus.

La audiencia planeada para este jueves en la Corte del Distrito este de Nueva York ocurrirá ahora en octubre, ordenó el juez Brian Cogan, después de que la fiscalía solicitara el aplazamiento.

García Luna está acusado en Nueva York de tres cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio.

Además de la dificultad que tienen los fiscales de reunirse en la cárcel con posibles testigos para el juicio de Luna debido a la pandemia, la fiscalía asegura que aún está esperando respuesta de varios gobiernos, incluido el mexicano, en su pedido de que compartan pruebas sobre el exfuncionario mexicano.

El aplazamiento ocurre después de que la Fiscalía enviara el viernes más de 60 mil páginas en documentos considerados como pruebas para el futuro juicio. Los fiscales dijeron que esas pruebas contienen declaraciones de García Luna, documentos financieros, comunicaciones interceptadas y archivos de la Policía mexicana.

Además los fiscales dijeron que es probable que en el juicio presenten pruebas sobre 43 kilos de cocaína confiscados, además de 20 kilos de cocaína confiscados en un barco en la costa de Panamá. También planean presentar pruebas relacionadas con 22 kilos de cocaína y cuatro kilos de heroína confiscados en Nueva Jersey.

García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública, se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína.

Durante el juicio a “El Chapo”, el jurado escuchó al ex miembro del Cártel de Sinaloa, Jesús Zambada, testificar que entregó personalmente por lo menos seis millones de dólares a García Luna en pagos clandestinos a nombre de su hermano mayor, el jefe del cártel Ismael “El Mayo” Zambada.

García Luna, quien vivía en Miami, fue arrestado en diciembre de 2019.

César De Castro, abogado de García Luna, ha dicho repetidamente que las acusaciones de Zambada fueron absurdas y que no existen pruebas de esas reuniones.

 

 

(Con información de El Norte)

Presentará Estados Unidos 80 kilos de droga como evidencia contra García Luna

Comparte este artículo:

La Fiscalía para el Distrito Este de Nueva York informó a la defensa del ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna que el Departamento de Justicia de Estados Unidos utilizará narcóticos decomisados por las autoridades en el periodo de 2002 a 2009, como evidencia en contra del ex funcionario mexicano.

En una carta dirigida al abogado Cesar de Castro, el fiscal interino Seth DuCharme detalla que la evidencia consiste en al menos 86 kilogramos de cocaína incautada desde hace 18 años, y contempla una cantidad adicional de heroína.

Además, la defensa recibió también miles de páginas de documentos, como parte del procedimiento conocido como descubrimiento probatorio.

Los documentos no son públicos, pero incluyen transcripciones de comunicaciones interceptadas, registros financieros, bancarios y de negocios, expedientes aportados por el Gobierno de México, y declaraciones rendidas por el propio García Luna, quien fue detenido por agentes federales cerca del Aeropuerto de Dallas, Texas, el 09 de diciembre de 2019.

“El gobierno llamará a declarar durante el juicio a expertos sobre análisis forense de drogas, los métodos de lavado de dinero proveniente del narcotráfico internacional, y sobre traducción de español a inglés”, advierte la Fiscalía, que aún no dio acceso a la defensa a la identidad, conclusiones e historial profesional de dichos expertos.

La próxima audiencia contra García Luna está prevista para el 30 de julio ante el juez Brian Cogan, sin que todavía exista una fecha para el inicio del juicio con jurado.

Genaro García Luna fue detenido en Estados Unidos en diciembre pasado, acusado de proteger al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos millonarios.

El régimen de las mentiras

Comparte este artículo:

Desde que existe el famoso “Proyecto de Nación” de Andrés Manuel López Obrador, mucho antes de que llegara a la silla presidencial, su movimiento y base política ya tomaban como estandarte la lucha contra la corrupción. Para él, absolutamente todo es una consecuencia de la corrupción que ha lastimado profundamente a nuestro México. Y en parte, no está equivocado.

En ese proyecto confiaron más de 30 millones de mexicanos. El sentimiento era el mismo: se debía poner fin a las prácticas corruptas para construir un país justo y libre. México merecía más que lo que había vivido antes.

Personas como Javier Duarte, Emilio Lozoya y Genaro García Luna, entre muchísimos otros, terminaron por romper la poca confianza que el mexicano tenía en las instituciones y en los políticos. Ahí es dónde entra AMLO a devolverle la esperanza a sus seguidores.

Hay un pequeño problema: López Obrador y su equipo son iguales.

Verán, hay que reconocer que durante su vida, el presidente ha sabido hacer algunas cosas bien. Por eso llegó hasta donde está. Pero algo que ha hecho mal a lo largo de toda su carrera política es elegir a sus colaboradores más cercanos. Curiosamente, siempre termina defendiendo a los personajes más corruptos de la política mexicana.

Es un insulto para sus seguidores, que creen ciegamente en la transformación “austera”, que le haya asignado a Manuel Bartlett una dependencia federal tan importante como lo es la CFE. A ese personaje se le recordará siempre por deshonesto, y esa es la verdad.

También es una burla a la inteligencia de sus seguidores el haber asignado a la Secretaría de la Función Pública a Irma Eréndira Sandoval.

La SFP tiene como una de sus principales obligaciones combatir la corrupción. Recientemente salió un reportaje que afirma que la Secretaria tiene un patrimonio de 60 millones de pesos, con diversas propiedades, que desarrolló mientras laboraba en la UNAM, con salario de académica. La familia de Sandoval critica la exigencia de la ciudadanía de publicar su patrimonio, cosa que al ser funcionaria pública, se vuelve obligatoria. Curioso, ¿No?

Preocupa también que Irma Sandoval tiene a varios familiares dentro de la Administración Pública Federal, incluyendo a su hermano. Justo cuando López Obrador prometió combatir el nepotismo. Y los Sandoval no son la única familia así en este gobierno.

Gran parte de los funcionarios federales (incluyendo al Dr. Hugo López-Gatell, que debería estar atendiendo temas de urgencia) salieron en defensa de Irma Sandoval y su familia. Desde diputados hasta el Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (que también se supone que lucha contra la corrupción).

La Secretaria llamó “sicarios mediáticos” a los periodistas que la acusan. Algo que a simple vista parecería como un ataque a la libertad de expresión.

Ellos no son los únicos políticos corruptos con los que López Obrador se ha involucrado. De hecho, la lista es bastante larga.

Carlos Lomelí, René Bejarano, Dolores Padierna, Miguel Barbosa, Yeidckol Polevnsky, Ana Gabriela Guevara, por mencionar algunos.

Todos estos personajes fueron arropados por el Presidente, haciendo parecer que la única corrupción que hay que combatir es la que ejercen quienes no comulgan con su proyecto de nación. Evitan establecer un suelo parejo, para poder construir desde ahí, un México para todos. Estos políticos de izquierda se burlan descaradamente de sus votantes, que creen genuinamente que ellos son los indicados para transformar a México.

Y para no dejarlo afuera, ahora Morena aprobó una coalición con el Partido Verde para las elecciones de 2021. El Partido que ya estuvo con el PAN y con el PRI, ahora se une a Morena. ¿A qué huele? A corrupción.

Recuerden que mentir, ocultar cifras, regalar cargos y proteger corruptos también son actos de corrupción. Esto es una burla para todos los mexicanos, y un insulto a la inteligencia de los seguidores de la Cuarta Transformación.

Pensemos bien el rumbo que queremos darle a nuestro país.