INE sanciona a siete partidos por pagar a representantes de casilla en 2012

Comparte este artículo:

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó a siete partidos políticos con 36.9 millones de pesos por financiamiento paralelo, al pagar con tarjetas bancarias a representantes de casilla en los comicios de 2012.

En sesión extraordinaria, el pleno determinó multas al PRI, por 29 millones 340,000 pesos, y al PVEM, por 964,000, fuerzas políticas que conformaban la coalición Compromiso por México.

En tanto, al PRD impuso una sanción por 1.5 millones de pesos; al PT por millón 648,000 y a Movimiento Ciudadano por 964,000 pesos, que integraban la coalición Movimiento Progresista.

En tanto, al PAN se le impuso una multa por un millón 484,000 pesos y a Nueva Alianza de 978,000.

El consejero Ciro Murayama explicó que el 1 de diciembre pasado, y tras cinco años de requerimiento de información, y a 40 días de que expirara la posibilidad de sanción se obtuvo una base de datos de BBVA Bancomer.

Al cruzar datos, la autoridad electoral detectó pagos a representantes de casilla de los siete partidos políticos sancionados, mediante depósitos de una empresa fantasma denominada Logística Estratégica Asismex.

El Consejo General determinó que se dará seguimiento al caso, por lo que se dio vista a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al Servicio de Administración Tributaria (SAT), a la Unidad de Inteligencia Financiera.

Al respecto, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, calificó de inaceptable que se urdan tramas de financiamiento paralelo cuando los partidos reciben generosos recursos públicos, que este año ascenderán a 12,000 millones de pesos.

Córdova Vianello aseveró que este asunto es un ejemplo de lo que se quiere lograr con la fiscalización, la cual debe trascender la dimensión contable, ya suficientemente probada y consolidada, hacia un trabajo de inteligencia financiera.

De esta manera, se permite desenmascarar las redes de financiamiento paralelo, con el objetivo de revindicar la actividad política, puntualizó.