Son puro cuento: ‘El Bronco’ sobre comisiones por caso Ayotzinapa

Comparte este artículo:

En México se necesitan gobiernos que digan la verdad, no la creación de comisiones que no han resuelto casos, así lo señaló el candidato independiente a la Presidencia, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.

Durante una conferencia de prensa ofrecida en Morelia, el independiente aseveró que de ganar los comicios electorales del primero de julio, buscará la verdad sobre qué ocurrió con los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

En ese sentido, lamentó que el caso Ayotzinapa no se haya resuelto a casi cuatro años de ocurrido y dijo que la desaparición de los estudiantes se ha convertido en “una verdad que nos avergüenza y que lastima a toda una sociedad”.

Asimismo, acusó a las instituciones de derechos humanos de no brindarle la atención adecuada a quien ha sido víctima en el país, al señalar que dichos organismos defienden más a los criminales.

“La comisión de derechos humanos debería de defender a todas las víctimas de este país porque no son escuchadas ni por la comisión de derechos humanos ni por los gobiernos, existe una desatención enorme en ese sentido y tenemos que cambiar la estructura corporativa y ejecutiva del gobierno para que no se necesiten este tipo de cosas”, puntualizó.

 

Anaya habla del aborto y matrimonio homosexual en la Ibero

Comparte este artículo:

El candidato a la presidencia de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, acudió este martes a la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México, fue cuestionado sobre corrupción, aborto y matrimonio entre personas del mismo sexo, y en diferentes momentos fue ovacionado, en un auditorio lleno.

Durante el diálogo con alumnos y el periodista Jorge Ramos, Anaya dijo que no piensa declinar bajo ninguna circunstancia, y que su campaña apuesta por el cambio, no por la continuidad.

Marta Tiana, una alumna de la prepa Ibero, le preguntó a Anaya si investigaría los casos de corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto, si el candidato José Antonio Meade declinara a su favor.

Anaya contestó que no le interesa el apoyo de Meade, porque representa al régimen con el que él quiere romper.

Cuando Jorge Ramos le recordó a Anaya que López Obrador le había dicho “Ricky Riquín Canallín“, durante el segundo debate presidencial, el candidato del Frente dijo sentir “pena ajena” por los recursos utilizados por el político tabasqueño, para atacarlo, y fue ovacionado por los asistentes al diálogo en la Ibero.

En el auditorio José Sánchez Villaseñor de la Universidad, un joven se levantó con una bandera arcoíris, justo en el momento en que el periodista Jorge Ramos cuestionaba al candidato presidencial:

-Si uno de sus hijos fuera gay, ¿iría a su boda?

-Por supuesto que sí-, respondió Anaya.

Sobre el aborto, Anaya dijo que está en contra.

“Ya te dije que estoy a favor de la vida. Quieres que lo frasee al revés, en contra del aborto. Nada más que tengo que aclarar, hay quien está en contra del aborto y quiere criminalizar a las mujeres. Bueno, está bien, siempre y cuando no se criminalice a las mujeres, sí”, respondió ante la insistencia de Ramos, para que se expresara con claridad sobre el tema.

Gloria Ramos, estudiante de Derecho, le preguntó qué iba a hacer con el caso Ayotzinapa y si aceptaría que volviera a venir a investigar el GERI, a lo que el panista respondió que estaba de acuerdo con la ayuda internacional, y que la resolución de un tribunal había dejado claro que el actual gobierno, lejos de ayudar a resolver la verdad, fue un obstáculo en el caso.

Anaya es el primer aspirante presidencial que acude durante este proceso electoral a la Ibero, la universidad que hace seis años marcó un antes y un después en las campañas, con el nacimiento del movimiento YoSoy132 contra el hoy presidente, Enrique Peña Nieto.

Al salir del auditorio, Anaya fue ovacionado y se escucharon gritos de “presidente, presidente”. El Partido Acción Nacional e integrantes de su equipo de campaña presumieron en redes sociales el desempeño del candidato y la reacción que obtuvo ante los alumnos.

Aunque la mayoría de las expresiones fueron a favor, un pequeño grupo de jóvenes gritó a su paso “es un honor estar con Obrador“, y otro alumno con una cartulina lo tildó de “canaya”, “doble cara” y “ambicioso”.

Otro grupo llevó pancartas exigiendo justicia por el caso Ayotzinapa e hizo la cuenta del 1 al 43 para rematar gritando “justicia”, mientras Anaya pasaba de largo hacia la salida, tomándose selfies con quienes sí lo apoyaban.

Y esa es la exigencia en general, al sistema político, que ha decepcionado y que es la causa principal de que este país esté como está. Desde que Felipe Calderón implementó su supuesta guerra contra el narcotráfico. Y Anaya no se deslindó ahorita, eso es muy interesante”, criticó Ekaterina Sicardo, de 23 años, estudiante de historia del arte y que participaba en esa protesta.

Tribunal ordena crear Comisión de la Verdad para caso Iguala

Comparte este artículo:

Un tribunal federal ordenó la creación de una Comisión de la Verdad para reponer la investigación sobre el Caso Ayotzinapa, ya que la indagatoria realizada por la Procuraduría General de la República (PGR) no fue pronta, efectiva, independiente ni imparcial.

Los magistrados de Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito de Tamaulipas, resolvieron que existen “indicios suficientes para presumir que las confesiones e imputaciones en contra de coinculpados fueron obtenidas mediante tortura”.

Los magistrados ordenaron también reponer el procedimiento y pidieron al Ministerio Público de la Federación presentar dictámenes elaborados por peritos independientes, que cumplan con lo previsto en el Protocolo de Estambul.

De esta forma, el tribunal señala que por las “graves violaciones a los derechos humanos” a los coacusados, como: tortura, desaparición forzada de personas y ejecuciones extrajudiciales debe crearse la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia (Caso Iguala).

Dicha comisión, estableció el tribunal, “estará integrada por los representantes de las víctimas, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Ministerio Público de la Federación”, aunque serán los familiares de las víctimas y la CNDH los que decidirán qué líneas de investigación seguirán y las pruebas a desahogar. Además podrán validar la incorporación de más organizaciones tanto nacionales como internacionales de derechos humanos.

Los magistrados basan su decisión en la necesidad de hacer valer “el derecho fundamental de acceso a la justicia de las víctimas, previsto en el artículo 17 constitucional, cuyo objeto es llegar a la verdad y que se pueda garantizar que no se repitan este tipo de graves violaciones de derechos humanos“.

En marzo pasado el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU exhortó al gobierno mexicano a perseguir y sancionar abusos y actos de tortura contra detenidos en la investigación del caso de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014.

En su informe “Doble injusticia”, que analiza los casos de violaciones a los derechos humanos cometidos en el marco de las investigaciones del caso, precisó que han sido detenidas y procesadas 129 personas.

Tras analizar 34 de estos casos, el Alto Comisionado encontró “fuertes elementos de convicción sobre la comisión de tortura, detenciones arbitrarias y otras violaciones de derechos humanos.

Expertos del caso Ayotzinapa acusan que fueron victimas del software Pegasus.

Comparte este artículo:

Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que podrían haber sido víctimas de los ataques de mensajes espías, presuntamente emitidos del software espía Pegasus, que el gobierno mexicano compró.

El GIEI explicó ante la comisión que mientras investigaron la desaparición y ataque de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014, recibieron mensajes semejantes a los denunciados por periodistas, activistas e incluso políticos del PAN para ser espiados.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) informó que al menos tres dependencias del gobierno federal cuentan con el software espía Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

Esmeralda de Troitiño, comisionada especial para México y titular del Mecanismo de Seguimiento del GIEI cuestionó al Subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno Federal, Roberto Campa, sobre la ilegalidad de los intentos de espionaje. Detalló que ha entregado al Estado Mexicano un segundo cuestionario para dar seguimiento a temas puntuales.

El titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) Ricardo Sánchez Pérez, explicó ante la CIDH que el organismo a su cargo invitó a un grupo de expertos al Instituto Politécnico Nacional para ayudaran en la identificación de este tipo de software y que equipo se utiliza para este tipo de intervenciones.

Y recordó que se pidió a las personas que han denunciado la intervención ilegal de sus conversaciones que entreguen sus equipos de cómputo y autoricen el acceso a sus sábanas de llamadas.

 

Ni perdono ni olvido: a dos años de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa

Comparte este artículo:

México es, probablemente, uno de los países con el mayor número de heridas abiertas infringidas por su propio gobierno; Tlatelolco, Acteal, Aguas Blancas o Atenco, nos demuestran que la brutalidad es y sigue siendo el arma predilecta del estado para mantener bajo control a la población. El caso más reciente de ello es Ayotzinapa, caso que, como todos los previamente mencionados, sigue sin aclararse.

Ya han pasado dos años desde aquella desaparición forzada por parte del estado, la cual llegó a abrir los ojos de los jóvenes más alejados de la realidad social. Mediante marchas, concentraciones, mítines y eventos artísticos, la juventud de México mostró un espíritu de lucha y una solidaridad, que llevaba tiempo de no verse.

Igualmente, no solo estos se movilizaron, pues inclusive, adultos mayores formaron parte de las filas de indignación hacia el estado por tal crimen de lesa humanidad. Tal espíritu de unidad y de lucha soportó el mayor cinismo del gobierno, el cual no hizo más que fortalecer esta unidad al hacer declaraciones exentas de toda consideración, como las hechas por Murillo Karam, con su famoso “ya me cansé”.

Desde el norte hasta tierra caliente, todo mexicano y extranjero que estuviera al tanto de lo que sucedía, podía presenciar cómo iba tomando forma un movimiento similar al de los estudiantes de los 60’. El presenciar a diversas generaciones juntas bajo la consigna de “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, llegó a llenar de esperanza a muchísimos que llevaban tiempo en la lucha por un mejor.

Hoy, tras estos dos años cumplidos de la desaparición forzada de los normalistas, no puede negarse que, lamentablemente, el movimiento no tiene la misma cantidad de personas que poseía en el año anterior.

No obstante, a pesar de disminución del número de integrantes de tal movimiento, la fuerza de voluntad se mantiene, y será esa fuerza la que habrá de brindar justicia y que hará relucir la verdad. A su vez, será esta unidad del pueblo, la que traerá una dignidad que tanto le falta a este mismo, para que pueda ser visto como lo que realmente es: la autoridad verdadera, de la cual proviene el poder.

Podrá actualmente, haber una oscuridad que desanima a aquellos que antes marchaban rumbo a la obtención de respuestas y al descubrimiento de la verdad, podrá seguir el gobierno con su nula respuesta respecto al esclarecimiento de lo ocurrido y de su responsabilidad con esto mismo; pero a su vez, seguirán luchando los mexicanos para lograr el México que merecen, y saber de unas vez por todas que les ocurrió a sus hermanos aún desaparecidos.

Este es un camino difícil, pero es el único camino que vale la pena recorrer, sin importar los riesgos que se presenten, pues este camino es el mismo que trazaron nuestros héroes que nos dieron patria, y que ahora nosotros llevamos. Morelos, Victoria y Madero están en nuestra memoria y en nuestras acciones y en nuestra sangre, pues el espíritu de lucha es algo que comparte, todo México.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

MÉXICO: UN PAÍS EN LLAMAS

Comparte este artículo:

Es realmente increíble la facilidad que tiene el mexicano para enojarse, indignarse o resignarse cada semana con un sin número de sucesos que marcan la pauta para el ‘decrecimiento’ de las esperanzas en nuestro país.

Desde la mal votada Ley 3 de 3 que sufrió una rasurada importante por los Senadores y Diputados del PRI que decidieron darle la espalda a más de 630 mil ciudadanos (a los cuales deben su sueldo y su carrera) hasta la humillante actuación de la selección mexicana de fútbol en la Copa América, considerando que somos un país fanático de este deporte.

El mexicano promedio tiene verdaderas razones para sentirse decepcionado, enojado y frustrado. Recibe uno de los salarios mínimos más bajos del mundo por lo cual tiene que trabajar prolongadas jornadas laborales; convive con niveles de corrupción e inseguridad realmente altos e incluso vive en una sociedad donde la discriminación y el lenguaje despectivo son el pan de cada día.

El mexicano promedio tiene verdaderas razones para sentirse decepcionado, enojado y frustrado. Recibe uno de los salarios mínimos más bajos del mundo por lo cual tiene que trabajar prolongadas jornadas laborales; convive con niveles de corrupción e inseguridad realmente altos e incluso vive en una sociedad donde la discriminación y el lenguaje despectivo son el pan de cada día.

México es el país de las etiquetas: el gordo, el flaco, el joto, el pobre, la puta, la fea, la mantenida y demás calificativos sin un gramo de sensibilidad. Aunque nuestra constitución lo demande, no hay verdadera libertad de expresión. La comunidad LGBT sufre una de las épocas más difíciles en el mundo con masacres como la de Orlando o los asesinatos en Veracruz, ¿dónde está la libertad?

Somos un país hipócritamente religioso, y digo hipócritamente porque para nuestra cultura la religión sirve para limpiar nuestra mente los domingos de todos los “pecados” que cometemos el resto de la semana, ah, y para castigar y señalar a los impuros que se alejan del camino de Dios.

Mientras mantenemos los peores índices de seguridad los policías a su vez son de los que más tememos; aún con un rezago educativo preocupante y un analfabetismo en crecimiento, nuestros maestros se encuentran en las calles luchando por sus intereses sindicales mientras son reprimidos por el gobierno.

Somos un país hipócritamente religioso, y digo hipócritamente porque para nuestra cultura la religión sirve para limpiar nuestra mente los domingos de todos los “pecados” que cometemos el resto de la semana, ah, y para castigar y señalar a los impuros que se alejan del camino de Dios.

Sin olvidar que hasta hace poco vivimos una de las peores masacres a los normalistas de Ayotzinapa, los coches bomba y el narcotráfico en Tamaulipas, los fraudes millonarios de empresarios y políticos sin olvidar las casas blancas y los contratos multimillonarios a KIA.

Hoy, como ayer y mañana, la única posibilidad de cambiar la realidad de nuestro país es en base al trabajo de los ciudadanos, a las iniciativas sociales, al castigo participando en las urnas y a la transformación de nuestro propio entorno. A México solo lo salvamos los mexicanos de a pie, los que día a día sufrimos y soportamos un país en llamas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El derecho a pensar diferente

Comparte este artículo:

Con profundo desagrado leí en esta semana los hechos acaecidos en la ciudad de Comitán, Chiapas. El grupo de maestros disidentes que pertenecen a la CNTE se encargaron de vejar públicamente a un grupo de 6 profesores (2 mujeres y 4 hombres) los cuales fueron obligado a caminar descalzos sobre la acera, a portar letreros injuriosos y por último a ser rapados públicamente.

Estos maestros cometieron la “grave falta” de pensar diferente que los disidentes, aparentemente no se sumaron a las protestas y pensaban llevar un reporte a la SEP de los maestros que abandonaron las aulas.

Tal vez muchas personas pensarán que, en nuestro país suceden cosas mucho más graves que estos actos, como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa por ejemplo, pero lo que hace imposible de soslayar este acto de barbarie es precisamente que fue perpetrado por profesores. Los profesores tienen un trabajo de gran responsabilidad en sus manos, no sólo se encargan de instruir a las nuevas generaciones de mexicanos, su responsabilidad es formar con el ejemplo.

Tal vez muchas personas pensarán que, en nuestro país suceden cosas mucho más graves que estos actos, como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa por ejemplo, pero lo que hace imposible de soslayar este acto de barbarie es precisamente que fue perpetrado por profesores.

El acto de denigrar públicamente a 6 de sus colegas debe de ser repudiado y condenado por toda la población, no sólo se comportaron como trogloditas sin ningún tipo de respeto por la sociedad y sus leyes, ya que estos individuos cometieron un delito que debe ser castigado con todo rigor, este grupo de maestros usaron su derecho a manifestarse públicamente para violentar con toda la saña posible los derechos humanos de 6 de sus colegas. Con este repugnante acto le han mandado un mensaje muy claro a todos sus alumnos: el total irrespeto por la ley y por la dignidad humana.

Este tipo de actos constituyen un linchamiento moral contra los maestros que no piensen igual que ellos, es una falta de respeto a la sociedad y es un retorno a prácticas fascistas. Independientemente de la validez o invalidez de los argumentos que los llevaron a tomar las calles para protestar, no podemos tolerar nunca este tipo de actos vandálicos.

Lo más grave de todo esto es que la educación de nuestro país está en manos de estos individuos, no podemos permitir que sigan dañando a nuestra ya de por si vulnerable población. Es un hecho conocido por todos que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) es apoyada por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y por su partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

Este tipo de actos constituyen un linchamiento moral contra los maestros que no piensen igual que ellos, es una falta de respeto a la sociedad y es un retorno a prácticas fascistas. Independientemente de la validez o invalidez de los argumentos que los llevaron a tomar las calles para protestar, no podemos tolerar nunca este tipo de actos vandálicos.

Independientemente de las ideas políticas de cada uno de nosotros, no podemos solapar el comportamiento sectario e irresponsable de estos individuos, los hechos sucedidos en Comitán son un ejemplo claro de la manera en la que se conducen y piensan conducir a este país en caso de resultar electos en 2018. No importa si los argumentos que esgriman sean válidos o correctos, no pueden tratar de esa manera a quienes piensen diferente a ellos. El peligro real que encierra esta situación es que caigamos en una sociedad intolerante y cerrada al diálogo, no podemos permitir que los intransigentes nos gobiernen.

Debemos estar atentos y defender un derecho elemental de los mexicanos, el DERECHO A PENSAR DIFERENTE.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Estimado Mexicano…

Comparte este artículo:

Te hago un llamado a ti para crear conciencia de la realidad en la que nos encontramos como país. La situación de México es lamentable pero más lamentable es la apatía de nosotros como ciudadanos hacia la política. Existe una cantidad mínima de personas a las que realmente les interesa la política, se une a los movimientos sociales, a organizaciones, protestas o manifestaciones. Deberíamos exigirle a nuestros representantes que cumplan lo que dijeron y no dejar nuestra participación en el simple voto.

Existe una cantidad mínima de personas a las que realmente les interesa la política, se une a los movimientos sociales, a organizaciones, protestas o manifestaciones. Deberíamos exigirle a nuestros representantes que cumplan lo que dijeron y no dejar nuestra participación en el simple voto.

Nos dejamos llevar por el pan y el circo que nos da el gobierno. Deberíamos, como ciudadanos, darnos cuenta de lo que está ocurriendo en nuestro país, pero ignoramos lo que está pasando ya que nos encontramos en esta circunstancia porque le damos más valor a temas sin importancia como programas de televisión, partidos de fútbol, entre otras cosas. Nuestro país ya llegó al límite y aún no hemos hecho nada para detenerlo.

emas polémicos como la casa blanca, la desaparición de los 43, la devaluación de la moneda, entre otros… deberían de haber creado conciencia en las personas para comenzar a exigirles a sus representantes pero simplemente, no se ha logrado. Los movimientos son una opción para que nosotros como sociedad, ejerzamos nuestra ciudadanía. Estos son una forma de mostrar que tanto las instituciones como el gobierno no han sido capaces de responder de manera eficiente las necesidades de nuestra sociedad. Por otro lado, algo positivo de eso es que muestra nuestro interés por los temas, el problema de esto es que el interés solamente nos dura unos meses.

Los movimientos son una opción para que nosotros como sociedad, ejerzamos nuestra ciudadanía. Estos son una forma de mostrar que tanto las instituciones como el gobierno no han sido capaces de responder de manera eficiente las necesidades de nuestra sociedad.

Únicamente nos interesamos por los temas polémicos porque están de moda y la comunidad lo está conversando. Al solo estar un momento debido a la ‘moda’ no se logra llamar la atención del gobierno. Se hace nacional un hashtag y comenzamos a publicarlo en las redes sociales al igual que nuestros conocidos.

La mayoría de nosotros hablamos, mencionamos y publicamos que se debería de hacer un cambio o que el gobierno debería de hacer algo al respecto, pero no salimos a las calles para exigirlo. Hoy en día muchos de nosotros pensamos que únicamente con compartir o dar me gusta en las redes sociales a un tipo de problema que está pasando en la sociedad estamos haciendo algo para remediarlo. El problema es que cuando tenemos en realidad la oportunidad de ayudar y de hacer un cambio, lo ignoramos. Nosotros, los que tanto criticamos pero no exigimos. Nosotros, lo que publicamos en las redes sociales pero no participamos en manifestaciones. Nosotros, los que hablamos de temas polémicos sin bases ni argumentos válidos.

Nosotros, los culpables de que nuestro país se encuentre de esta forma pero no nos damos cuenta. Debemos reaccionar y cumplir con nuestro deber como ciudadano. Necesitamos involucrarnos más, el haber votado no nos convierte participativos en la política.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Caso Ayotzinapa: El desinterés en su máxima expresión

Comparte este artículo:

El Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) surge a través de un acuerdo entre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado mexicano y los familiares de las víctimas con el propósito de brindar asistencia técnica para el esclarecimiento de los hechos ocurridos en septiembre de 2014 en Iguala. Su trabajo comenzó desde marzo de 2015 y por decisión del gobierno mexicano de no renovar por segunda vez, concluyó este fin de semana.

En el mes de diciembre del año pasado cuando el gobierno mexicano decidió renovar el mandato del GIEI, éste presentó nuevas líneas de investigación a la Procuraduría General de la República. El GIEI afirmó en su informe “Informe Ayotzinapa II : Avances y nuevas conclusiones sobre la investigación, búsqueda y atención a las víctimas” que efectivamente se tuvieron avances en el mes de diciembre, pero todo esto cambio drásticamente en enero, [1] el gobierno optó constantemente por obstaculizar el trabajo del grupo, con ello limitando la investigación, además de no contar con la independencia ni información necesaria y primordial para poder llevar a cabo su investigación.[2]

En la conferencia del domingo pasado el GIEI sentenció dilación y demora intencional por parte del Estado al no haber realizado las pruebas solicitadas, además de la obstrucción para acceder a la información, así como a las declaraciones realizadas, incluyendo también que existieron pruebas con las cuales contaba la PGR y no les permitieron acceso.

México en el año 2014 no garantizó el derecho a la vida, garantía y protección judicial a las víctimas, México 19 meses después no ha garantizado el derecho a la verdad de los familiares, el derecho a saber dónde están sus hijos.

El segundo informe contempla la posible manipulación de evidencia por parte de la PGR, se dio a conocer un video en donde el directo de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón se ve recolectando información un día después de los hechos y ésta no estaba incluida en el expediente, así como el incumplimiento por parte del gobierno a las líneas de investigación propuestas en el informe pasado, y por último manifestaron que en el basurero de Cocula no había sido posible llevar acabo el acto atroz de quemar a los estudiantes. El GIEI concluyó que en el sistema mexicano existía una formalidad y burocracia que entorpece a las investigaciones, se consideró que existe una deficiencia para el análisis de pruebas, además de encontrar una ausencia por parte de las autoridades al análisis del contexto de los hechos. [3]

Ayer leí la columna de Jorge Fernández Menéndez titulada “GIEI: al diablo con la realidad” en donde decidió tajantemente desacreditar el trabajo realizado por el grupo, alegó que, su informe es de “pena ajena, algo indigno de llamarse producto de grupos expertos”. Para él el informe sólo sembró desconfianza, se basó en meras hipótesis, en esta misma línea argumentativa se sumó Carlos Marín defendiendo la verdad histórica de Murillo Karam llamándola: “precisa y concisa”.

Yo quisiera saber cómo se le puede exigir un informe completo a un grupo que no dejaron trabajar, que desacreditaron con constantes mensajes en los medios de comunicación, cuando todo indica a que el gobierno sólo esperaba de ellos una absurda aprobación de su parte de su tan querida verdad histórica.

En nuestro país existe una brecha enorme entre la ley y su verdadera aplicación, el tener un marco legal protector de derechos humanos no significa garantizarlos, era crucial que el gobierno trabajara de la mano con el GIEI para poder llegar a la verdad de los hechos ocurridos en Iguala…

México en el año 2014 no garantizó el derecho a la vida, garantía y protección judicial a las víctimas, México 19 meses después no ha garantizado el derecho a la verdad de los familiares, el derecho a saber dónde están sus hijos. El Estado no entiende que realizar más cambios legislativos no significa garantizar los derechos humanos, sino que deben de existir una serie de mecanismos efectivos y eficientes los cuales permitan acceder a la justicia.

En nuestro país existe una brecha enorme entre la ley y su verdadera aplicación, el tener un marco legal protector de derechos humanos no significa garantizarlos, era crucial que el gobierno trabajara de la mano con el GIEI para poder llegar a la verdad de los hechos ocurridos en Iguala, porque 19 meses después los familiares y el país entero queremos y exigimos saber la verdad histórica, y no una débil, contradictoria y parcial verdad histórica.

México tiene un claro desinterés por el caso Ayotzinapa, tanto así que nadie del gobierno se presentó a la conferencia ofrecida por el GIEI. Al Presidente Enrique Peña Nieto sólo le alcanzó para escribir un tweet agradeciendo al GIEI por su informe.

[1] Ayotzinapa II. Avances y nuevas conclusiones sobre la investigación, búsqueda y atención a las víctimas, pág. 161, 2016. Disponible en: https://drive.google.com/a/udem.edu/file/d/0B3wuz7S3S9urNFFlZUNMSldQUlk/view
[2] Id.
[3] Ayotzinapa II. Avances y nuevas conclusiones sobre la investigación, búsqueda y atención a las víctimas, pág.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”