“En la guerra y en el amor todo se vale”; la conformación y retos del Frente Amplio Democrático

Los partidos politicos atraviesan momentos difíciles, ya que casi todos – en especial los más grandes –  se encuentran en medio de escándalos de corrpucion de algunos de sus miembros de alto nivel. En el caso del PRI  han sobrado en el sexenio, en MORENA brotaron apenas este año pasado y el PAN tiene un presidente de partido cuestionado y una evidente división interna  en la busca de la candidatura presidencial de alguno de sus actores principales.

Ya es temporada electoral aunque los tiempos oficiales no han llegado, sin embargo, es tiempo de la conformación de alianzas y definiciones en los temas de las candidaturas independientes. Esto llevo a la creación del FAD, conformado por los partidos PAN-PRD-MC.

Las coaliciones para vencer al PRI han resultado exitosas en los estados, como lo han sido previamente en Oaxaca, Sinaloa y ahora  tambien Nayarit ,Durango y Oaxaca. Parece ser una forma eficiente para vencer el arraigo  partidista en los estados donde se  conforma y ahora se busca aplicar esta misma receta para las elecciones presidenciales.

Las circunstancias dieron forma al frente, ya que AMLO rechazo tajantemente al PRD despues de la fallida elección para ambos en el Estado de México y MC no logró tampoco consolidar unidad partidista de la izquierda con AMLO. El sentimiento de qué hay un camino seguro para MORENA genero las cirsunstancias que hoy se aglutinan en esta opción.

A pesar de tener problemas internos, el PAN se añade a tal frente, lo que posiblemente podría ser utilizada por alguno de los candidatos panistas al ser el partido con más peso electoral de quienes lo conforman. Quien salga mejor librado de la pugna panista sera el abanderado que ha convertido esta elección en un juego de tres y no de dos como algunos podrían haber pensado.

Las negociaciones de los frentes electorales responden a sacrificios, es por ello que AMLO no acepto. A cambio de dejar que el PAN designe por ejemplo el candidato nacional, el PRD designaría el candidato a la CDMX. Si AMLO hubiese hecho esa alianza, le costaría perder la designación de la CDMX, que ha sido su bastión desde el nacimiento de MORENA.

Las alianzas son construidas en base al pragmatismo, no a la ideologia. El PT hizo alianza en Nayarit con el PAN pero hace alianza nacional con MORENA, algo sin sentido ideológicamente pero con una explicación puramente electoral.

Todo se vale, incluso perder la coherencia ideológica con tal de ganar.

Aprueba el PRD alianza con el PAN en el 2018

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), aprobó el día de ayer en su Consejo Nacional, la política de alianzas con otros partidos en el Frente Amplio Democrático para las elecciones del 2018.

Con 207 votos a favor y 33 en contra, el PRD aprobó el documento en el que se da luz verde para formar alianzas con otras fuerzas políticas.

“Que se busque que la candidatura presidencial cuente con el mayor apoyo posible de las fuerzas, grupos y personalidades coligadas, independiente de que sea o no militante de alguno de los partidos integrantes de la coalición”, dice el documento aprobado por el Consejo Nacional del PRD.

La dirigente nacional del partido, Alejandra Barrales, pidió a la militancia que se defina y que los que se quieran salir del partido, lo hagan pronto. Lo dicho por Barrales se debe a que perredistas como Dolores Padierna Luna y René Bejarano, se han pronunciado a favor del proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

“Es muy importante que quien se tenga que ir, lo haga ya. Lo decimos de manera respetuosa, nosotros ya tenemos una ruta definida. Lo que necesitamos es trabajar rápido y sin lastres”, expreso la dirigente nacional del PRD.

Tras la aprobación, el presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, felicitó a los miembros del PRD a través de su cuenta de Twitter.

La aprobación, incrementa las posibilidades de que el PAN y el PRD vayan en alianza para las elecciones del 2018.

Va PRD por Frente Amplio Opositor con el PAN

Jesús Zambrano, vicecoordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRD) en San Lázaro, confirmó que su partido aprobará en su Consejo Nacional, la conformación del Frente Amplio Democrático, mismo que será junto al Partido Acción Nacional (PAN).

Zambrano dijo estar convencido de que se debe de construir una alternativa democrática, puesto que el país no iba bien, pero que tampoco se debía de permitir salidas falsas.

Por otro lado, el legislador del PRD dijo que las reformas aprobadas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, debían de ser re orientadas, debido a que por culpa de la corrupción y la inseguridad, la ciudadanía tiene la percepción de que no han servido para nada.

Por último, Zambrano criticó a los perredistas que han abandonado el partido para sumarse al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, debido a que ellos consideran que es la única opción para el cambio en nuestro país.

“Barbosa primero, junto a otros en el Senado de la República, con Pablo Gómez, Leonel Godoy, Carlos Sotelo, juntos no representan más que el 3 0 4 por ciento quizá, de la militancia del PRD, pero quieren dar la idea de que el PRD se está vaciando, que ya no es opción”, dijo el perredista en un comunicado de prensa.

Desde hace varios meses el PAN y PRD han coqueteado con la idea de formar juntos un frente amplio opositor, con el fin de crear un gobierno de coalición después del 2018. Sus críticos consideran que se trata de una estrategia para evitar que llegue AMLO a la presidencia de México en el 2018.

Urge Moreno Valle a formar Frente Amplio Opositor

La carrera política hacía el 2018 sigue y el panorama cada día se vuelve más denso, es por ello que, Moreno Valle ha propuesto que cualquiera que sea el aspirante a la candidatura de la presidencia por parte del PAN, este tiene que mantener una línea de acción, donde se permita una coalición con un Frente Amplio Democrático, puesto que sería difícil ganar las elecciones el próximo año.

Si no hay FAD, es muy difícil pensar de que el PAN gane solo, y si lograra, de alguna forma, esa hazaña sería algo similar al 2006 para tratar de permitir la toma de propuesta”, aseveró.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Formula, Rafael Moreno Valle aseguró que “todo es cuestión de números, de cifras (…) los retos de seguridad, economía y sociedad, se torna complicado ante la posibilidad de lograr un cambio”.

De igual forma, Moreno Valle expresó su deseo por que la sociedad civil y organizaciones civiles se sumen a la política, con el fin de crear un diagnóstico preciso de los retos que enfrenta México, y así poder llevar una política plural con inclusión horizontal.

Moreno Valle pide “Segunda Vuelta Adelantada”

La inestabilidad política se tiene que lograr liquidar para que el País camine por un mejor rumbo, ante ello, Moreno Valle ha propuesto la realización de una “segunda vuelta electoral”, donde, se logren sumar los proyectos y planes de las fuerzas políticas, logrando así una mayor estabilidad política y social.

El Dr. Moreno Valle sostuvo una plática en privado con Jaime Rodríguez, al cual se le propuso sumarse al movimiento del Frente Amplio Democrático, sin embargo, el Bronco declinó tal oferta al considerar este movimiento totalmente partidista.

Tras su visita en Monterrey, Moreno Valle tuvo la oportunidad de asistir al evento convocado por el grupo “Mujeres en Plenitud”, en el cual se expresó a favor de la equidad de género horizontal y verticalmente, garantizando así, la promoción política de la mujer y el desarrollo gradual de la misma.

“México necesita un cambio radical, el sistema político está agotado, y en crisis”, expresó. Ante ello, plantea la necesidad de una “segunda vuelta adelantada“, en el cual se lograría conciliar las ideologías políticas diversas que tiene nuestro país, y así con ello concretar proyectos y planes para el progreso de México.

La idea del Frente Amplio Democrático es concretar la participación y realización de un gobierno de coalición tras un frente electoral triunfador.

Coaliciones: Camino a la victoria

A unos meses de definirse los contendientes para las elecciones de 2018, los partidos comienzan a dejar ver sus objetivos, estrategias y acciones políticas para poder llegar a la silla presidencial, teniendo a la mano infinidad de mecanismos que permitan esta meta. Una de las herramientas más utilizadas es aquella de la coalición entre partidos, una estrategia que ha ido creciendo, y que, gracias a ella, ha dado cabida a victorias inesperadas con grandes cambios en el sistema mexicano. Recordando la coalición victoriosa de PAN-PVEM, a cargo de Vicente Fox, ganando la presidencia en 2000, la primera transición política. O la ya muy usada asociación PRI-PVEM, misma que llevó a Enrique Peña Nieto a la presidencia, y que ha sido de gran utilidad en recientes elecciones para ambos partidos, brindando la posibilidad de hacerse de poder a lo ancho del país.

Es de gran notoriedad que los partidos más grandes están buscando consolidarse mediante esta vía, analizando la mejor combinación posible para lograr el triunfo el año próximo.

Pero una coalición no es una simple suma de votos, donde los partidos más chicos venden su fuerza al mejor postor (aquel que le brinde mayor posicionamiento político), las coaliciones tienen como principales objetivos ser una eficiente alternativa para tener acceso al poder, incrementar la pluralidad partidista y fomentar la democratización política mediante la participación de la oposición, sin caer en un bipartidismo que daña directamente al país.

Sin embargo, la esencia de las alianzas se ha perdiendo en México, desempeñándose incorrectamente, incumpliendo dichos objetivos y poniendo en duda la funcionalidad y credibilidad de la partidocracia. Los partidos más chicos han llegado al grado de venderse, por no decir prostituirse, bajo la bandera de una alianza política.

Y es que estos, los partidos pequeños, son los más grandes favorecidos como resultado de esta colectividad, sin importar si se consigue el triunfo o no. Debido a que la asociación les asegura mantener el registro y continuar en al ámbito político, anteponiendo sus intereses partidistas sobre la verdadera razón y función de las coaliciones. Se ha convertido en mera costumbre política y todo un negocio la asociación entre partidos, inclusive entre aquellos que ideológicamente son antagonistas. Los ideales quedan en segundo término cuando de sobrevivir se trata.

El abuso de esta práctica se ha monopolizado y los partidos de reciente creación o de menor tamaño juegan un rol de acompañantes en cada elección, en un juego político incoherente y tergiversado, donde un partido puede ser aliado de otro, aunque posean una idiosincrasia contraria, o aliarse en una región y ser adversarios en otra en el mismo año, en la misma elección.

Por lo pronto las alianzas partidistas son un mal no tanto necesario, pero sí muy presente en la vida política del país, donde a los partidos políticos más grandes se les acabo la capacidad de bastarse para sí mismos compitiendo solos, y dejando entrever que en la actualidad ningún partido logrará la victoria por méritos propios. No les queda más opción, que dejar a un lado toda vanidad y orgullo, juntándose hasta con su acérrimo rival, siempre y cuando esto les otorgue la presidencia, que para el 2018 no será cualquier victoria, sino un gobierno en la etapa de mayor incertidumbre política, social y económica.

El futuro del país pende de la próxima alianza y su capacidad para persuadir la mayor cantidad de electores. Esperemos se la más óptima y no la más incongruente.

#ElNidoDelGavilán: “Frente Amplio Democrático : Segunda Parte”

Como se ha venido publicitando en medios desde hace un par de semanas, el PRD en un golpe de timón anunció la creación del Frente Amplio Democrático que palabras más, palabras menos busca alianzas de cara a 2018.

Bien se ha escrito ya en muchas partes sobre los pros y contras de dicha alianza, sin embargo, falta puntualizar cómo será esta y evitar que la discrecionalidad se apodere del mismo.

Este Frente que ha sido refutado y criticado, me parece que es una bocanada de aire fresco para el PRD que vive la crisis más grande en la década. Ya están saliendo muchos precandidatos, muchos “tapados” y esto es normal en estos tiempos. La clave aquí es cómo se va a elegir un candidato.

Algunas propuestas que ayudarían a legitimar dicho Frente es que se hagan debates públicos y transmitidos en medios entre los posibles candidatos, se deben buscar temas en común porque de nada sirve tener un Frente con visiones opuestas.

Del mismo modo hay que ciudadanizar el proceso, esto es, por medio de elecciones nacionales, es un reto difícil y complejo, pero si cada comité estatal del PRD pudiera ejercer como casilla y abrir dicha votación a cualquier ciudadano con pleno apoyo del INE daría un resultado contundente y claro de lo que la ciudadanía y/o los sectores de izquierda a nivel nacional desean.

Hay que seguir pendientes de lo que decida el PRD y el PAN si es que se confirma la alianza para definir los candidatos. La credibilidad del Frente no puede ser puesta en juego, tomar esto a la ligera sería un suicidio para ambos partidos que capitalizarán el PRI y/o Morena según el caso.

Lo dicho, dicho está.

Acuerda PRD ir por Frente Amplio Opositor para el 2018

El día de ayer el Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), aprobó integrar un frente amplio opositor para las elecciones presidenciales del 2018.

El proyecto Frente Amplio Democrático (FAD) se aprobó con 16 votos a favor, 5 en contra y una abstención. En la reunión estuvieron los gobernadores Arturo Nuñez, Silvano Aureoles y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

La dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, dijo que con el frente se buscará a otras grandes fuerzas de oposición para lograr la transformación de México. También Barrales comento que era el momento de ser congruentes y poner por delante el interés de México.

Por otro lado, en el proyecto del frente se hace mención indirectamente al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al que los perredista consideran como la opción extremista y polarizadora social y política del País, para el 2018. También se hace referencia al Partido de la Revolución Institucional (PRI), al que los perredista dicen que representa la continuidad y el status quo. Otro de los objetivos del proyecto del FAD, es impulsar la creación de gobierno de coalición.

Por último, Barrales dijo que continuaran platicando con otros partidos políticos con el fin de llegar a acuerdos y subrayó que para el 2018 ninguna fuerza política puede vencer por sí sola.