El héroe de los desprotegidos

“Sucedió que una mañana, después de ayudar a unos peones de la hacienda a reconstruir el techo de una casa, regresé de improviso con mi ama. Ah, que escena tan cabrona la de ver a mi madre muerta de miedo, dando explicaciones a Don Agustín de por qué no podía llevarse a mi hermana, él por supuesto exigía el derecho a desvirgarla, con el permiso de su madre o a la fuerza o por la mala. Como venía de fueras corrí a la parte trasera de nuestra casa tan pobre, donde colgaba junto a las palas, el fusil, nomás porque mi mamacita no podía ver las armas en el mismo lugar donde dormía. Sin pensarlo, corté cartucho y entré como alma que lleva el diablo a apuntarle a Don Agustín en el meritito pie. Al momento se desplomó con la mano sobre la hebilla del cinturón; Martina se quedó salpicada de sangre, petrificada y sin poder emitir una palabra” Según el libro de Pedro Ángel Palou, No me dejen morir así, de esa manera empezó la vida de fugitivo de José Doroteo Arango Arámbula mejor conocido como Pancho Villa.

Casi a todos, alguna vez nos vistieron con sombrero, botas negras, pistola de juguete y carrilleras en el pecho, representando lo que ha sido una de las narrativas políticas más grandes, duraderas, interesantes y universales del siglo XX.

El héroe de los desprotegidos, el hombre que encabezó la mayor fuerza revolucionaria en América Latina, Pancho Villa representó el sueño de la lucha contra el más fuerte, del que se levanta en armas contra el invasor y contra el rico en defensa de sus hermanos más pobres.

Hoy, a poco más de 94 años de su muerte (20 de Julio del 1923), ya no encontramos a hombres o mujeres con convicciones tan arraigadas capaces de cambiar el rumbo de una nación, o si los hay, poco se sabe de ellos.

Durante los años que el General Villa estuvo al frente, se escuchaban historias y leyendas de sus hazañas; los pueblos estaban ansiosos de pelear al lado del “Centauro del Norte” hombre que luchaba por la libertad de los mexicanos, fue protagonista en una revolución que dejó un ordenamiento público y sentó las bases de lo que hoy es la democracia en nuestro país.

Hoy en día, nuestra sociedad necesita hombres y mujeres capaces de sentir empatía y buscar el bienestar común, tenemos que dejar a un lado el individualismo que tanto daño nos ha hecho, hay que reconocernos como parte de una sociedad y entender que no somos los únicos en la tierra, hay que dimensionar el impacto de nuestras acciones u omisiones.

Cada vez es más frecuente escuchar que la clase política toma decisiones por su beneficio propio, sin pensar en la ciudadanía que los eligió, quizá, ya llegó el momento en que las convicciones, los valores y las fortalezas de las buenas personas lleguen a los puestos de decisión pública.

No queremos a un nuevo Pancho Villa sino a muchos; a personas convencidas de transformar su entorno, cada quién, desde su trinchera. No es levantarnos en armas para buscar la paz sino vivir la paz para guardar las armas.

En la navidad de 1913, la revista Leslie´s, una de las más populares de la época en Estados Unidos, dedicó su portada al “audaz líder” Pancho Villa, en ese entonces se imprimieron 400,000 ejemplares promoviendo al feroz mexicano.

Quizá, ya es momento que los ojos del mundo volteen a ver a México por las hazañas que podemos lograr.

Somos más los buenos, pero quizá, no hemos hecho tanto ruido.

Se vale debatir.

Centenario Patriótico

Chihuahua, 1916 – En los inicios del siglo XX México se encontraba en la antesala de una guerra debido a una de las relaciones más tensas que ha tenido con los Estados Unidos, cuando el ejército norteamericano comandado por el general John J. Pershing emprendió una búsqueda ilegal por el norte del país para capturar al revolucionario Pancho Villa.

Ante las hostilidades el presidente en turno, el general Venustiano Carranza, respondió a la amenaza con lo que se conoce como la batalla del Carrizal resultando México vencedor. Con esta victoria el ejército constitucionalista protegió la soberanía y dignidad mexicana.

Este suceso fortaleció la creación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el 5 de Febrero de 1917, la cual es la consolidación escrita e institucionalizada de la autonomía mexicana como una nación libre y soberana.




Pionera en la promulgación y defensa de los derechos sociales, no por nada nombrada “la primera constitución social del siglo XX”. Producto directo de la revolución y el impedimento de una tercera intervención estadounidense, a pesar de la inestabilidad nacional y mundial, México logró la creación de una Carta Magna que ha sido usada como ejemplo y punto de referencia para futuras a lo largo y ancho del globo terráqueo.

El pasado domingo festejamos su primer centenario desde que se decretó en la ciudad de Santiago de Querétaro. Un aniversario que pasó desapercibido, sin pena ni gloria, o bueno, algo de pena, eclipsado por uno de los eventos deportivos más fieles al sistema capitalista y de consumista representativo de los Estados Unidos y que imperiosamente ha impuesto a lo largo del mundo, el Super Bowl.

¿Dónde quedo el #ConsumeLocal o lo Hecho en México? ¿Alguien al menos recordó por que el lunes fue feriado?

Al parecer, y no es por generalizar,  se hizo notar nuevamente la doble moral del mexicano, o al menos la de los más de 5 millones de televidentes que estuvieron al pendiente del evento, no me mal entiendan, no se trata de entremezclar ambos temas –políticos y deportivos-, sin embargo, no podemos dejar de lado la faceta cívica que nos corresponde como participes legítimos de dicha constitución.

No hago mención a dejar de ver el Super Bowl y sustituirlo por un partido nacional, mi referencia va centrada a no echar en saco roto lo establecido en cada una de las paginas constitucionales, en la historia y el esfuerzo que nos llevó consolidarnos como una sociedad regida por una constitución a la altura de las circunstancias.




¡Felicidades a los patriotas!, pero… A nuestros compatriotas constitucionales, a cada uno de aquellos mexicanos que a pesar de no conocer a fondo lo establecido en la Constitución mantienen vigente lo ahí instituido. Al ciudadano civil que exige sus derechos una vez cumplido sus obligaciones, que respeta a sus conciudadanos y que no se excusa con la idea tan mediocre expresada, inclusive por líderes políticos, –el que no tranza no avanza-.

Cien años no se dicen fácil aún más con la complicada situación en la que nos encontramos nuevamente en una relación muy tensa con los Estados Unidos, por un presidente que violenta nuestra soberanía y pone en tela de juicio nuestra capacidad de defendernos.

La historia se repite y solo los más astutos sacan provecho de ella y evitan repetir los mismos errores. Entramos a un segundo siglo de vigencia constitucional y está en nuestras manos impedir que esta sea la más afectada, cuando somos los primeros en olvidarnos de que existe.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Soy de esas demócratas a la antigua

Yo no sé ustedes pero la pasada semana hemos tenido muchas emociones que nos han puesto al filo de la butaca, mis amigas del té canasta de la Nati están muy preocupadas desde que el pianista anticorrupción Aldo Fasci, el metrosexual #1 de Nuevo León, impactó a todos con la revelación del embargo de bienes a expolíticos de la localidad. Se dice que el número uno es Rodrigo “Botarga” Medina, aquel que iba a dar la vida por NL, que por más matazones y royalazos se mantuvo al pie del cañón y ¿Cómo no?… Tanto empeño le puso que le han encontrado ranchos, casas, departamentos, terrenos, lanchas, es más, hasta los módems de los camiones de la Ecovía se llevó.

Muchos acusan a KIA de aprovecharse del “Golden Boy” por el contrato ventajoso y leonino que firmaron, pero pues… no es culpa del indio sino el que lo hace compadre. Eso sí, Medina es tan rata, tan rata que no dudaría que les voló a los coreanos los derechos del Gangnam Style.

Muchos acusan a KIA de aprovecharse del “Golden Boy” por el contrato ventajoso y leonino que firmaron, pero pues… no es culpa del indio sino el que lo hace compadre. Eso sí, Medina es tan rata, tan rata que no dudaría que les voló a los coreanos los derechos del Gangnam Style.

Esperemos que las decisiones de Sir Bronco, caudillo de esa tierra de ensueño que se llama Nuevo León, tengan un efecto real y no sean otra cajita china al puro estilo de Genaro Garcia Luna Productions

Y es que en estos tiempos electorales todo puede pasar, donde el ventajismo y el acarreo, deportes mexicanísimos por excelencia son la norma. Aun así a pesar de tanto ir y venir y spots vacíos y carentes de propuestas parece ser que la alternancia llegó a algunos estados al puro estilo de película de cine mexicano donde la maestra nueva del pueblo se encarga de resolver el caos bárbaro y mexicanízamente autóctono de nuestra tierra.

Nuestros amigos de la Chilangoland nos recordaron a tiempo que tanto progresismo y tanta vanguardia mezclada con contingencias ambientales era como juntar pulque con sarolo votando al tabasqueñito gracioso. Deberían aprender de los chihuahuenses que desde Pancho Villa no tenían algo de que presumir, Corral, lo último decente que le queda al PAN le dio un revés a la gubernatura llena de sabor y matazones del gordito Duarte.

Aquellos que pensaban que la televisión y la política no se llevaban tendrán otra prueba en sus narices, no bastó que el Primer Copete de México nos diera la primicia, después el esposo de Anahi, un tal Manuel, se hizo gobernador de Chiapas-quistán, ahora la actriz con más minutos llorando al aire en TV nacional, doña Victoria Ruffo será la primera dama de Hidalgo… creo que ahora el llanto lo van a poner los hidalguenses.

Aquellos que pensaban que la televisión y la política no se llevaban tendrán otra prueba en sus narices, no bastó que el Primer Copete de México nos diera la primicia, después el esposo de Anahi, un tal Manuel, se hizo gobernador de Chiapas-quistán, ahora la actriz con más minutos llorando al aire en TV nacional, doña Victoria Ruffo será la primera dama de Hidalgo

Para evitar tanto zangoloteo y subidas de la presión por tanta emoción les recomiendo seguir los consejos de los directivos de la UANL que toman sus escándalos sin apurarse con una calma chicha de campeonato, después de fraudes, reprobados que por arte de magia pasan, maestrías polémicas, facultades infiltradas por el PRI y un sinfín de cositas muy feas parece ser que el Ranchero ni se inmuta. Yo creo que ahí se ve el legado de Todd, aquel viejecito que sale con el Arqui, que después de esfumar dinero en el Cecyte tiene la decencia de darnos cátedra de moral, priismo y buenas costumbres cada semana, que lindo, que “cueri” dice mi nieta… que ahora que lo pienso, eso también me recuerda al Benjas Clariond, otro divertidísimo cómico-político involuntario.

Ahora que se vienen cambios fuertes en las gubernaturas y en el futuro cercano político nacional, en algo coincidimos mis amigas y yo, que bonito era nuestro México en esos tiempos de los 80s, 90s, aquellas épocas de la magia electoral donde los rasurados, los muertos que votaban, las urnas embarazadas, los balazos en las casillas, la izquierda llamando a paro, disidentes políticos de visita en el penal, la mafia de la bata blanca en la UANL, los tapados del presidente, las devaluaciones, la defensa del peso como un perro y los dedazos eran parte de la cotidianeidad… donde las elecciones se arreglaban con la ley del hierro, te destierro, te encierro y te entierro… y no en disputas con el TRIFE. Espero que así como se votó por el regreso del PRI, regresen las joyas de mango y la serie de Friends… quiero democracia a la antigüita.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”