Asegura Fasci que ni con Superman se puede frenar violencia

Comparte este artículo:

El secretario estatal de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci, aseguró que la violencia en el País está fuera de control y que ni teniendo a Superman de Secretario de Seguridad se resolverían los problemas.

El funcionario estatal informó que en lo que va del año se han registrado 119 asesinatos más que el mismo período del año anterior.

“Tengo lo que resta del año, a ver si lo bajamos, a ver si. En el País aumentó al doble, si estamos para llorar en Nuevo León, en el País está al doble. La violencia en el País está del asco. Así: del asco. Están las ejecuciones en todos lados”, dijo Fasci.

Por otro lado, el titular de seguridad sostuvo que en este momento la prioridad del Gobierno federal no es el combate al narcotráfico, sino al huachicol, y consideró que eso ha afectado a la seguridad del país-.

“Vamos pésimo, tenemos que arreglarlo, le estamos entrando, nada más que no son enchiladas, son balazos.”

“Nos podemos traer a Superman de Secretario, y no se va a arreglar”, complementó.

Superman vs el crimen organizado

Comparte este artículo:

Ayer, el Secretario de Seguridad del Estado de Nuevo León, Aldo Fasci, afirmaba que ni con Superman como secretario se podría resolver el problema de inseguridad que tiene tintes de estar resurgiendo en el estado. “No son enchiladas, son balazos”, declaraba. La primera reacción natural después de leer una declaración tan simplista, llena de resignación y con un toque de desprecio por la pregunta, es de coraje y reclamo. Si nos detenemos un poco y meditamos la declaración, encontramos tristeza e impotencia. Lo más peligroso sería permanecer en la indignación y contaminarse de la resignación.

¿De dónde proviene el tema de seguridad? Para un servidor, la estratificación y la inmovilidad en la escala social son algunos de los principales elementos. Amartya Sen, cuando hablaba de “pobreza de capacidades” se refiere a que las condiciones preexistentes de una persona pueden determinar su desarrollo futuro. Básicamente, si no hay acceso a educación, sanidad, empleo, vivienda digna; si no se cumplen cierto tipo de necesidades básicas, es poco probable que uno pueda alcanzar la autorrealización como persona. Permanecer en un entorno con estas características obligará a la persona a subsistir y, como es común en todos los países del mundo, existen actividades fuera de la ley que permiten acceder a ciertas comodidades.

En un estudio elaborado por el INEGI en 2016, Nuevo León fue clasificado como la entidad federativa con más desigualdad económica del país, indicando que la población ubicada en el decil más alto tenía 33.5 veces más recursos que los del decil más bajo, situándose muy por encima del promedio nacional (20.7 veces). En ese mismo año, Nuevo León figuró dentro de los diez estados peor evaluados en tema de percepción de inseguridad según el Estudio de Seguridad Pública del INEGI con una calificación de 73.5, siendo cien el valor máximo.

Si bien el dato no se compara con el de 2012, cuando la entidad fue la peor evaluada en todo el territorio nacional (86.7), los indicadores reflejan que las cosas no han cambiado mucho. Por cierto, el año pasado nos sacamos un 75.1 y nos ubicamos “a media tabla”, pero estamos muy lejos de estar en la situación de Yucatán, cuyo indicador nunca ha rebasado los 34 puntos entre 2011 y hoy, o como Campeche, donde la medición nunca ha rebasado los 60 puntos en el mismo periodo.

La inseguridad es uno de los principales temas de dolor de cabeza en América Latina en general, pero no por ello significa que deba ser permisible que la tasa de homicidios incremente. Hace algunas semanas vivimos la memorable discusión entre Jorge Ramos y López Obrador cuando en una de las tan famosas “mañaneras”, el periodista contrastó los datos del mandatario, exponiendo con claridad que, efectivamente, la situación de inseguridad en el país no iba de bajada, sino todo lo contrario: el primer trimestre del sexenio de AMLO fue más sangriento que el primer de Peña entre 2011-2012, en uno de los momentos más álgidos de la crisis de seguridad a nivel nacional, pero con particular énfasis en Nuevo León, como ya mencionado.

Puedo estar de acuerdo con Fasci en decir que ni con Superman es posible acabar con el tema, pero el enemigo que tenemos enfrente tampoco es Lex Luthor. No pienso que estamos pidiendo “peras al olmo” cuando al Secretario de Seguridad se le cuestiona sobre el incremento en el número de asesinatos en la entidad. Que la primera  “mañanera”, del Presidente, fuera de Palacio Nacional, haya sido en Monterrey y que el tema general a tratar era el de la Guardia Nacional y la crisis de seguridad no es coincidencia: la voluntad existe y esperemos que sea más pronto que tarde cuando la ciudadanía pueda gozar de los beneficios.

Por lo pronto, a comer cochinita pibil: capaz que va por un tema de dieta y nosotros sin saber.

Solicitan a la ASE auditor compra de dron

Comparte este artículo:

Por la falta de claridad en la compra y las funciones que tendría, la Comisión de Vigilancia del Congreso local pidió ayer a la Auditoría Superior del Estado (ASE) para que haga una investigación especial sobre la adquisición por parte del gobierno estatal de un dron para presuntas labores de seguridad.

“Pedimos que fiscalice esa compra, que ha cambiado de 54 millones a 29 millones de pesos. Y que audite el Auditor, con su equipo técnico, para ver cuánto es en realidad el costo”, señalo la diputada panista Itzel Castillo, presidenta de la Comisión de Vigilancia.

Cabe recordar que la compra del controversial dron fue anunciada el 19 de marzo por el Gobierno del Estado, que aseguró que éste sería para operaciones de seguridad.

Originalmente, el secretario de seguridad pública, Aldo Fasci, dijo que su costo fue de 54 millones de pesos, pero dos días después se dijo que el gasto fue de 29.8 millones y que faltaban otros 27 millones de pesos en equipamiento.

En esa entonces el Congreso envió al Estado una solicitud de transparencia para que detallara las partidas presupuestales utilizadas en la adquisición, a la cual Casi respondió asegurando desconocer cómo se compró.

Fuerza Civil: La debacle de una institución

Comparte este artículo:

Luego de que una persona cayera del 14vo piso del edificio de departamentos “El semillero” en el centro de Monterrey, la Secretaría de Seguridad Pública estatal anunció que 3 elementos de Fuerza Civil  – aunque versiones extra oficiales dicen que son tres elementos de Fuerza Civil y dos de la Dirección General de Investigaciones (DGI) – fueron detenidos por estar directamente involucrados en el atentado y fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia. Aunque ha habido varias contradicciones entre el Secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci Zuazua, y los primeros reportes que se arrojaron a la opinión pública, tratando de deslindar a Fuerza Civil del suceso, y culpando a un policía rural y cinco elementos de la DGI, este no es el primer caso donde elementos de dicha institución se ven inmersos en delitos de esta naturaleza en los últimos años.

Vale la pena recordar brevemente la historia de dicha institución – y el contexto de inseguridad que vivía Nuevo León –  y cómo paulatinamente Fuerza Civil fue perdiendo el reconocimiento y los resultados que tuvo en un inicio, debido a la soberbia y desconocimiento sobre el tema de unos cuantos. Durante los sexenios de los ex gobernadores Natividad González Parás (2003-2009) y con mayor despunte en el de Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), Nuevo León vivió un contexto de violencia sin precedentes. La debilidad institucional y la incapacidad de los gobiernos estatal y municipales de garantizar a sus gobernados un clima de seguridad y paz social, fomentó el inició de una nueva etapa en la relación entre la Iniciativa Privada (IP) y el Ejecutivo estatal. 

A partir de esta colaboración – junto con Universidades de la entidad y algunos grupos de la Sociedad Civil – surgió el ambicioso programa denominado “Alianza por la Seguridad”, donde se lograron acuerdos hasta ese momento impensables. Entre ellos, destaca el diseño de un nuevo modelo policial estatal llamado Fuerza Civil, siendo este resultado de una suma de esfuerzos sociales.

En mi tesis de licenciatura – donde analizo la relación entre la Iniciativa Privada y el Gobierno del estado, a la luz del diseño de esta política pública – pude constatar en base a entrevistas a actores involucrados en el diseño y a la investigación y análisis de indicadores, dos puntos importantes: El primero, Fuerza Civil tuvo un éxito parcial de acuerdo a diferentes indicadores, pues tres delitos principales que habían aumentado de manera muy acelerada, disminuyeron considerablemente en la entidad (homicidio, secuestro y extorsión) los años posteriores a la implementación de esta política pública, cuando en el resto del país, la situación era distinta – de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) – y el segundo, que con sus resultados inmediatos lograron captar un alto nivel de aceptación entre la sociedad neoleonés, incluso, fue un modelo policial ejemplo a nivel nacional. 

¿Qué hacía distinta a esta corporación policial a la de las otras 31 entidades? 5 puntos importantes: El primero, el número de efectivos – debía alcanzar a 15mil al final del sexenio -; el segundo, los sueldos de los efectivos, donde alcanzaba (con prestaciones) hasta los 20,000 pesos; el tercero, la formación, seis meses de academia de policía complementados por el programa SINERGIA de formación continua; el cuarto, la participación activa de la iniciativa privada, pues buena parte del gasto de lanzamiento y del primer año de sueldos fue asumido por algunos empresarios de Nuevo León; y el quinto, que el reclutamiento de los policías se hizo en diversos estados, únicamente a personas que nunca antes hayan estado en alguna corporación policial, ni fuerzas armadas, es decir, sin experiencia – algo que sin duda tiene sus pros y contras -. 

Entonces, ¿Que pasó con tan innovadora y prestigiada institución? ¿Quién es, el o los responsables de la ruina de Fuerza Civil?

En el entendido de que una institución no se construye en tan poco tiempo y mucho menos si de seguridad pública se trata – pues requiere tiempo para madurar – y que las políticas de seguridad deben ser integrales, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” al tomar protesta y no entender esto – o no querer entenderlo – modificó en el transcurso dicha política pública; el primer cambio: apenas tomando el cargo, corrió a los mandos civiles y puso militares, rompiendo con la esencia de la política, a lo que yo todavía no entiendo qué parte de “Civil” no entendió de “Fuerza CIVIL” el gobernador.. y por otro lado, prácticamente se olvidó a la iniciativa privada, pues se limitó su participación en buena medida, lo que generó el actual descontento del sector empresarial de Nuevo León, pues consideran que no se ha dado seguimiento al proyecto que ellos crearon.

Para obtener resultados, hay que tener continuidad en la construcción de instituciones, si seguimos con la mentalidad de que cada 6 años significa un “borrón y cuenta nueva” no se va a poder progresar en un tema tan sensible y con tantas aristas como lo es la seguridad pública, la realidad, – les guste a algunos o no – es que algunas cosas si se venían haciendo bien, debido precisamente a que, se fortaleció la relación entre muchos actores generando una gobernanza democrática real.

En perspectiva comparada, se puede ver una similitud con lo que recientemente ha venido sucediendo a nivel federal en el tema de seguridad y en lo cual, se debe poner especial atención por parte de la sociedad civil, oposición y ciudadanos en general, pues es que no se trata de desmantelar todo lo que había, si no de conservar lo que funciona y mejorar lo que no. La Seguridad pública no se trata de si la ponemos en la Secretaría de Gobernación o en la Secretaría de Seguridad Pública, no se trata de si la llamamos Policía Federal Preventiva, Policía Federal, Gendarmería Nacional o la Guardia Nacional, no importa como le llames, si los procesos al interior, programas de prevención, protocolos, reformas institucionales, colaboración entre los tres niveles de gobierno, el marco legal, etc, no los modificamos todo va a seguir igual; el problema es de fondo, mientras sigamos cambiando únicamente la forma, el problema perdurará; como diría Albert Einstein “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, pero a algunos gobernantes, los ciega la soberbia.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

Realizan audiencia de imputación contra policías; los imputan de chantaje y robo

Comparte este artículo:

La audiencia de imputación contra los cinco elementos estatales involucrados en la muerte del hombre en el edificio El Semillero inició a puerta cerrada.

Los tres elementos de la Dirección General de Investigaciones y tres de Fuerza Civil comparecen ante la Jueza de Control, Irma Morales Medina.

A espera de atribución oficial, los detenidos podrían ser acusados por los delitos de chantaje, robo, abuso de autoridad y uso de documentos falsos.

Al ser una audiencia privada, la juez solamente permitió el acceso a personal de la Fiscalía, los detenidos y su cuerpo de defensa.

En la intervención murió Fortunato Esquivel Gáytan, de 27 años, quien cayo o fue lanzado desde el piso 14 del edificio.

Los policías son asistidos por abogados particulares, entre ellos Fernando Martínez Hulzar.

Hasta las 17:30 horas del día de ayer se debatió si la detención de los los cinco elementos fue legal, para luego pasar a la imputación.

Dos de los sospechosos fueron capturados por la Policía regia a una cuadra del edificio donde ocurrieron los hechos, y tres a la altura de Pino Suárez.

El Semillero de ubica en Matamoros y Serafín Peña.

Aldo Fasci, Secretario de Seguridad, aseguró que los detenidos son elementos de la Dirección General de Investigaciones de Seguridad Pública del Estado y no de Fuerza Civil.

 

Ahora rechazan implicación de Fuerza Civil en extorsión y asesinato de comerciante

Comparte este artículo:

El secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci, rechazó que elementos de Fuerza Civil estén involucrados en la extorsión y asesinato de un comerciante en el Centro de Monterrey, esto a pesar de haber aceptado la participación de policías de la corporación el día de ayer.

Fasci, negó que hubiera policías de Fuerza Civil involucrados y aseguráis eu sólo acudieron dos elementos al lugar, tras recibir una llamada del 911.

Por su parte el vicefiscal de Ministerios Públicos, Luis Enrique Orozco, confirmó que hay cinco policías detenidos, de los cuales tres son de Fuerza Civil y 2 mas de la Dirección General de Investigaciones, que depende de la Secretaría de Seguridad Pública.

“Son dos elementos de la Dirección General de Investigaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado que están detenidos a disposición del Ministerio Público. Además de tres personas de Fuerza Civil que de alguna forma pudieron haber favorecido, ayudado a que estas personas abandonaran el edificio de departamentos”, dijo Enrique Orozco.

El funcionario de la Fiscalía, detalló que hay una persona prófuga la cual están investigando a qué corporación pertenece, aunque Fasci indicó en la atención a medios que es de la Policía Rural.

El domingo, un comerciante identificado como Fortunato Esquivel Gaytán falleció tras caer del piso 14 del edificio El Semillero, en el Centro de Monterrey. Según las primeras investigaciones, fue extorsionado con una orden de aprehensión apócrifa por elementos policiacos.

Horas después de los hechos, el Gobierno del Estado emitió un comunicado donde indicaba que fueron detenidos 5 elementos de Fuerza Civil y uno más estaba prófugo.

Esta versión fue ahora rechazada por el gobierno estatal.

Exhibe Fasci a 40 alcaldes faltistas

Comparte este artículo:

El Secretario de Seguridad estatal, Aldo Fasci, señaló que hay alrededor de 40 Alcaldes “faltistas” en las mesas regionales de seguridad.

Tras participar en la mesa central de seguridad en Palacio de Gobierno, el funcionario dijo que aunque existe un acuerdo para que los Alcaldes asistan por lo menos una vez a la semana a las siete mesas locales, hay casos en que ni siquiera mandan representantes.

“Eso nos preocupa y pues hasta molesta”, expresó Fasci.

“Porque nosotros les damos, enviamos los acuerdos de las mesas centrales a todas las regiones, son siete, para que vayamos en el mismo todos, y ello igual, nos remiten, pero vemos que no hay acuerdos porque no hay asistencia, entonces no vamos a avanzar correctamente así”.

El titular de Seguridad prefirió no revelar cuales Alcaldes no acuden a las meses de seguridad, en las que están representados los tres niveles de Gobierno y que fueron implementadas para coordinar estrategias de prevención y combate al crimen.

“Si, estamos de que hay 40 Alcaldes que tienen bastantes fallas de asistencias”, denunció Fasci, quien fue cuestionado sobre el tema.

“No quisiera yo señalar quienes”

Agregó que son Alcaldes rurales, como metropolitanos.

Aclaró que hay casos en los que se entiende, por las distancias, que por ejemplo, Alcaldes rurales no acudan.

Y aunque hay Ediles que manden representantes, agregó, no debe ser siempre así.

“Se les pide (a los Alcaldes) que una vez a la semana vayan, entonces, llamándoles faltistas, pues sí, son como 40″, reiteró.

Hay algunos Ediles, dijo, que de plano nunca han acudido a las mesas de inseguridad.

 

Fasci admite que se les olvido niña baleada por Fuerza Civil

Comparte este artículo:

El secretario de Seguridad Pública del Estado, Aldo Fasci, admitió que se olvidaron de la menor que recibió un balazo durante una intervención policial el 10 de marzo en la Colonia Valle Hermoso, en Guadalupe.

El funcionario estatal dijo que nadie en la dependencia dio seguimiento al caso, y tampoco se pusieron en contacto con los familiares de la joven, hasta que los padres recurrieron a los medios de comunicación, cuando el Hospital Universitario les exigió un pago de 135 mil pesos por atención médica.

“Al día siguiente (del incidente) se atendió a la familia per no hubo seguimiento. Se le llevó al hospital y luego ya, se les olvidó, así no son las cosas, a las víctimas se les debe de atender correctamente”, dijo Fasci en entrevista.

Por otro lado, el funcionario afirmó que tras la queja pública de la familia, el Estados se hizo cargo de la cuenta hospitalaria y ofreció atención psicológica a la víctima.

Además, el policía que utilizo su arma de forma indebida, esta suspendido y sujeto a una investigación de parte de la Fiscalía General.

El oficial en cuestión hizo disparos al aire durante la detención de cuatro jóvenes en una plaza de la Colonia Valle Hermoso, y uno de los proyectiles lesionó en un tobillo a una menor que se encontraba en el lugar.

De acuerdo a Fasci, los cuatro policías hicieron la detención de jóvenes que supuestamente estaban alcoholizados y drogados. El operativo se complicó cuando unas 30 personas entre familiares y vecinos intentaron impedir la detención.

El Secretario de Seguridad reconoció que en realidad los elementos no tienen un protocolo adecuado para actuar en situaciones donde hay resistencia de civiles que los superan en número.

“Lo que usó fue un accidente porque faltan protocolos, pero de todas formas está mal, no debió haber pasado, y pido una disculpa. Claro que va a haber una sanción, por eso hay una carpeta de investigación”.

(Con información de Grupo Reforma)

 

Falsa alarma de bomba provoca robo masivo de celulares en Pa’l Norte

Comparte este artículo:

El secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci, dio a conocer que durante el primer día del festival Pa’l Norte recibieron una falsa alarma de bomba lo que supuestamente provocó la distracción de los elementos de seguridad presentes y permitió el robo masivo de celulares.

El funcionario no dio mayor detalles, pero atribuyó a esta falsa emergencia el alto número de los robos ocurridos en el interior del Parque Fundidora.

“A todas las Policías nos agarraron con los dedos en la puerta. Hubo llamadas de una bomba, entonces, todos los elementos que andaban cuidando ahí andaban buscando el famoso maletín con una bomba, y mientras hacían eso, se estaban robando los celulares”, dijo el funcionario estatal en rueda de prensa.

Fasci aseguró que todos los celulares fueron robados durante el primer día del festival.

“Todo el robadero fue en ese día. Imagínate desalojar con tanta gente, sin haber revisado… mandamos las unidades caninas, se descartó todo, pero ya para entonces se habían robado un montón de celulares”.

De acuerdo a un grupo en Facebook, se robaron al rededor de 280 equipos durante el festival.

Paga “el Bronco” 54 millones de pesos por un dron

Comparte este artículo:

El gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, adquirió un “potente dron” por 54 millones de pesos, el aparato fue presumido el día de ayer en la Explanada de los Héroes, frente a Palacio de Gobierno.

El secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci, destacó que se trata del primero avión no tripulado adquirido por el estado.

Fasci detalló, que el dron tiene unas dimensiones de poco más de 3 metros de largo y velocidad de hasta 120 kilómetros por hora y que será utilizado para localizar objetivos por parte de los cuerpos de seguridad estatales y federales. 

El funcionario estatal dijo que la fabricación y el desarrollo del proyecto costo 54 millones de peso, y que hubo participación de empresarios.

Rodríguez Calderón, aseguró que es prácticamente imposible derribar y que se diseño en coordinación con la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y que por lo tanto no sabía el costo preciso del equipo.