La tragedia de Tlahuelilpan

Comparte este artículo:

La muerte de 89 personas en Hidalgo es trágica no solo por la pérdida de vidas humanas, sino porque destapa la ruptura del tejido social que tenemos los mexicanos

Era viernes por la tarde y a mi celular llegaba la noticia de una explosión en un ducto de gasolina en el estado de Hidalgo. En ese momento la nota solamente mencionaba múltiples heridos, pero al correr el tiempo y la información, se supo que había decenas de muertos y la cifra continuó aumentando.

Tlahuelilpan es un nombre de origen náhuatl que significa “lugar donde se riegan las tierras”. Este territorio localizado en el Valle del Mezquital del estado de Hidalgo, fue uno donde se asentaron los aztecas durante su recorrido hacia Tenochtitlan.

Según datos del INEGI, el 53.1% de sus habitantes vive en pobreza moderada y 12% en pobreza extrema. Es decir, 2 de cada 3 pobladores se encuentran en pobreza. Incluso la zona de Tlahuelilpan se encuentra ligada al huachicoleo (el lugar de la explosión está a 14 kilómetros de la refinería de Tula). De hecho, hace apenas unos días una turba retuvo a un grupo de militares que se encontraba realizando tareas de combate al robo de hidrocarburos. 

Paradójicamente, el 19 de enero lo que se regó fue gasolina y la vida de 89 personas (al 21 de enero), además de 53 heridos de gravedad. El suceso por sí mismo es triste, pero igual de triste lo que se vio en redes sociales. No faltó tiempo para que la tragedia fuera tomada a broma por algunos usuarios, como si la vida de las personas fuera un juego. 

Lo que más llamó mi atención fue la manera tan fácil en que muchos juzgamos a quienes se encontraban ahí. Dichos de se lo merecen “por robar el combustible” hasta el “no debían estar ahí sabiendo del peligro que implicaba la fuga de gasolina”. 

Debo confesar que mi primera reacción fue parecida al segundo comentario, mi sentimiento fue de malestar hacia las personas, porque en mi pensamiento era ilógico que se encontraran robando gasolina de un ducto con el peligro que representaba. Pero las causas del porqué lo hicieron van más allá del gandallismo o el aprovechamiento, incluso más profundas que la necesidad. 

Testimonios de testigos relatan que había corrido el rumor de que existía una fuga de gasolina, lo que llevó a un grupo nutrido de pobladores a presentarse y sacar provecho de la gasolina que salía a borbotones. Risas, gente rociada en gasolina, vómitos por el olor, hasta familias con niños eran parte de la escena. El ejército y la policía estatal rebasados se encontraban como espectadores. 

Hasta la fecha no se tiene un conocimiento claro de qué provocó el fuego que acabó con la vida de 89 personas. Lo de Tlahuelilpan es un suceso lamentable, pero igual de lamentable ha sido la reacción que desencadenó. Burlas fuera de lugar, juicios de valor huecos. Muchos de nosotros sentenciamos sin el mínimo de información el acto sucedido. Menospreciamos sus muertes porque se encontraban robando o simplemente porque no debían estar ahí. 

Mi más sentido pésame a las familias de las personas que perdieron la vida. Toda la fuerza para los más de 50 heridos y sus familiares. Confíemos en que las autoridades hagan su trabajo, en que las causas del accidente se clarifiquen, y que en caso de haber responsables, se les juzgue y castigue. 

Sube a 89 cifra de muertos por explosión de ducto

Comparte este artículo:

El Secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó esta mañana que suman 89 las personas fallecidas por la explosión de un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo.

Alcocer, detalló que actualmente 51 personas siguen hospitalizadas y que dos personad fueron trasladadas a Galveston, Texas para su atención.

“Estamos atendiendo a 51. Es el compromiso seguir dando la mejor atención, indudablemente de un nivel que no podemos dejar hacia abajo. Desde nuestro punto de vista, tienen algunos de ellos posibilidades de salvar su vida”, dijo el funcionario en la conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Gobierno de AMLO revisará denuncias contra Deschamps

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró esta mañana que su Gobierno no protegerá a ningún sindicato ni a ningún líder sindical; y que revisará si hay denuncias en contra de Carlos Romero Deschamps pero que no se meterá en la vida interna de los sindicatos.

Durante su conferencia matutina de este domingo, de seguimiento sobre la explosión en el ducto de Tuxpan-Tula, en la zona de Tlahuelilpan, Hidalgo, López Obrador fue cuestionado acerca de un reportaje de Reforma publicado hoy sobre que desde hace 40 años el líder sindical Carlos Romero Deschamps era investigado por robo de combustible.

“No protegemos sindicatos, no protegemos dirigentes, el Gobierno no tienen líderes sindicales preferidos. No hay línea de proteger a nadie. Si existen investigaciones en contra de dirigentes sindicales, siguen su curso”, aseguró.

El Jefe del Ejecutivo Federal dijo que solicitará las denuncias pues no sólo se debe tratar de una nota periodística.

“También deben de existir las denuncias. Sería muy bueno que en este caso se sepa y como lo está planteando, lo voy a solicitar, si existen denuncias para tener elementos. ¿Cuándo se presentaron? Que no sea sólo la nota periodística, con todo respeto, siendo que haya papel”, dijo.

Recalcó que aunque no se va a permitir la impunidad, tampoco su Gobierno se meterá en la vida interna de un sindicato.

“El dirigente que mencionó lleva ya algún tiempo en esa función, en ese cargo, que yo recuerde pues más de 40 años. Pero eso no significa que nos vamos a meter a la vida interna de un sindicato, vamos a ser respetuosos, también al mismo tiempo no darle impunidad a nadie”, añadió.

E insistió en que si hay las denuncias se va a proceder.

“Y si existen denuncias se va a proceder en lo que nosotros corresponde, es decir, hay estas pruebas, se pone a consideración de la autoridad competente. Si vemos que la autoridad competente no actúa que estamos seguros de que no va a ser así […] en el caso de que un asunto se atorara, inmediatamente, cuando menos en forma respetuosa, sin ofender a nadie, lo daríamos a conocer a los ciudadanos”, dijo, pues señaló que antes importaba mucho la opinión pública.

“‘La fuerza de la opinión pública… se puede gobernar con la fuerza de la opinión pública”, recalcó.

Van 85 muertos por explosión en ducto

Comparte este artículo:

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, dio a conocer que la cifra de personas fallecidas por la explosión de un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, se elevó a 85.

En conferencia de prensa, junto al Presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, Alcocer dio la noticia.

“Habíamos anunciado de 79 defunciones, en estas horas se han sumado otros seis, que nos dan una cifra de 85 fallecidos”, dijo el funcionario.

Por otro lado, también reportó que hay 58 personas hospitalizadas, 2 personas que fueron hoy dadas de alta y que un menor de edad será trasladado a la ciudad de Galveston, Texas, para su atención médica.

Se reporta retención de militares en Tula

Comparte este artículo:

Tres militares habrían sido retenidos por pobladores del municipio de Tula, Hidalgo, cuando realizaban acciones contra el robo de combustibles.

Según reportes de medios locales, los soldados llevaban a cabo un operativo cuando fueron agredidos y retenidos por unas 200 personas en la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan.

Antes de la retención, habría ocurrido un enfrentamiento entre militares y huachicoleros, con saldo de un civil fallecido, de aproximadamente 40 años.

Los reportes indican que la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) envió refuerzos para que los militares sean liberados, pero habitantes aparentemente se han rehusado a hacerlo.

Como parte del plan de combate al huachicoleo, la seguridad en los poliductos que van de Tula a Salamanca fue reforzada.

De acuerdo con reportes, en los últimos días fueron desplegados unos mil 800 elementos de seguridad de distintas corporaciones.

AMLO da a conocer fuga de ducto en Hidalgo

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que se registro un “accidente-fuga” en el ducto Tuxpan – Azcapotzalco, en Hidalgo, situación que creo un problema de desabasto de gasolina.

Por otro lado, López Obrador pidió a la población tener paciencia y no caer en pánico, pues el proceso se está normalizando.

“Si no se necesita, si no es tan urgente ir a la gasolinera a cargar, esperen porque vamos a la normalidad.”, dijo el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Además, pidió a la ciudadanía apoyar contra el huachicoleo.

“Que entre todos triunfemos y acabemos con el robo de combustibles. Hay gasolina suficiente en el País, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para extraer, para robarse las gasolinas. Sería fácil abrir los ductos y decir ‘se normalizó la situación’ pero mantener a sabiendas el robo, es decir, aceptar, tolerar el robo, eso no lo vamos a hacer”, afirmó el Presidente.

El político tabasqueño destacó que el día de ayer solamente se robaron 27 pipas.

Posiblemente a la hora del cálculo no tuvimos la logística suficiente.- Nahle sobre desabasto de gasolina

Comparte este artículo:

La Secretaría de Energía (Sener) admitió que hubo fallas en la logística para el abasto de gasolina, tras el cierre de ductos que transportaban el combustible.

“Posiblemente a la hora del cálculo no tuvimos la logística suficiente”, reconoció la titular de la depedencia, Rocío Nahle,  en una entrevista radiofónica.

Su declaración aparece después de múltiples desabastos de gasolina en los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro y Tamaulipas.

La encargada de la política energética de México declaró que no hubo afectaciones significativas en ciudades como Monterrey, Mérida o la Ciudad de México, pero reconoció que las quejas vienen de la zona de El Bajío.

“Donde tuvimos estos reclamos por desabasto fue en la zona de El Bajío, donde hemos detectado mayor robo, huachicoleo“, dijo.

La funcionaria aseguró que las seis refinerías ya están intervenidas y reforzadas por el Ejército mexicano, pues desde hace ocho años las fuerzas armadas “prácticamente” salieron de las instalaciones.

“Hace 8-10 años que los militares no estaban adentro de las refinerías ni complejos petroquímicos”, comentó la política zacatecana a RadioFórmula.

Nahle explicó que las Terminales de Almacenamiento y Reparto (TAR) cuentan con el combustible suficiente para abastecer a los estados con desabasto.

La titular Sener agregó que se está normalizando el abasto del combustible en las zonas afectadas, prometió que se seguirán cerrando los ductos cuando se detecten bajas de presión sin importar la hora ni lugar,  y ofreció disculpas a los mexicanos por los problemas derivados.

“Le pedimos disculpas a la gente de antemano. No fue nuestra intención ocasionarle malestar a alguien”, añadió.

PRI y PRD exigen una solución por el desabasto de gasolina

Comparte este artículo:

De acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex) el desabasto de gasolina ha afectado mayormente a los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro, aunque señaló que no se debe a la falta de producto.

‘Cabe recalcar que no se enfrenta escasez de producto ni especulación de precios; nuestras Terminales de Distribución y Despacho cuentan con suficiente inventario para cubrir la demanda de la población’, explicó.

Ante la declaración de la paraestatal, diputados del PRD y PRI criticaron la problemática a través de redes sociales. La bancada del tricolor reclamó una pronta solución al problema de desabasto.

En tanto, el PRD pidió a través de un comunicado que el gobierno federal dé una respuesta clara e inmediata.

Pemex dijo que está haciendo su mayor esfuerzo para incrementar hasta en un 20 por ciento más su distribución en los estados afectados. La paraestatal explicó que, como parte del Plan Conjunto del Gobierno de la República para combatir el robo de combustibles, el transporte se ha asegurado de mayor forma por lo que la logística ha tenido cambios que atrasan el servicio.

Se reúnen superdelegados con gobernadores

Comparte este artículo:

Gobernadores se reunieron con los superdelegados del gobierno federal para instalar las Mesas de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, en coordinación con autoridades de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, en el marco del Plan de Seguridad del nuevo gobierno federal.

El gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, dio la bienvenida a Delfina Gómez Álvarez y externó el respaldo del gobierno mexiquense para colaborar en los proyectos de la Federación, para ofrecer más seguridad a las personas.

Recibieron a los superdelegados, los gobernadores del Estado de México, Chiapas, Puebla, Oaxaca, San Luis Potosí, Hidalgo, Michoacán, Campeche, Guerrero y Morelos.

En Hidalgo, Omar Fayad dijo que con este grupo de coordinación se planea redoblar esfuerzos en materia de seguridad.

“En Hidalgo, ponemos en marcha acciones para cumplirle a las familias de todo el estado. Con el Grupo de Coordinación Interinstitucional en materia de Seguridad habremos de redoblar esfuerzos, de manera coordinada con el @GobiernoMX, para que tú y tu familia vivan más tranquilos”, comentó el Mandatario.

 

Por la inseguridad en el país, empresas pierden más de 155 mmdp, cierran más temprano y dejan de invertir

Comparte este artículo:

En 2017, un millón y medio de empresas (33.7% de las existentes en el país) fueron víctimas de algún delito. El costo total de la inseguridad y el delito en empresas representó un monto de 155.8 mil millones de pesos, es decir, 0.86% del PIB.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2018, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el sector comercio, el 38.4% de las empresas fueron víctimas de delitos; en el sector industria, el 30.6%, mientras en el sector servicio fue el 29.3%.

Con una tasa de 1,278 por cada 10,000 empresas, el delito que más se cometió fue el robo hormiga, seguido del robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes (1069) y de la extorsión (544).

Las empresas también reportaron ser víctimas de actos de corrupción (541), fraude (471), robo de mercancía en tránsito (425) y robo total o parcial de vehículo (407).

A nivel nacional, las empresas señalaron que han dejado de desarrollar algunas actividades, derivado de la inseguridad que viven, principalmente han dejado de manejar dinero en efectivo (19.4%), redujeron sus horarios de trabajo (18.2%) y cancelaron inversiones (13.1%).

Las entidades federativas con las tasas más altas de prevalencia delictiva contra empresas en 2017 fueron Campeche (4,613), Aguascalientes (4,419), Sonora (4,318), Michoacán (4,417) y Baja California (4,102).

Los estados con las tasas más bajas fueron Coahuila (2,190), Yucatán (2,243), Tamaulipas (2,386), Veracruz (2,678) e Hidalgo (2,705).

La encuesta señala que, en el 39.4% de los casos estuvieron presentes uno o más empleados o propietarios de la empresa durante la comisión del delito.

En el 51.5% de las ocasiones, los delincuentes no agredieron físicamente a las víctimas, a pesar de que en el 27.7% de los casos se reportó que los implicados portaban armas.