#ElNidoDelGavilán: “Opus 102.1 FM y la cultura estatal”

En los últimos días hemos escuchado un sinfín de críticas, opiniones y diversos comentarios sobre el sonado caso del “cambio” de FM a AM de Opus y la llamada ahora Radio Libertad en el 102.1 de FM.

El tema es algo escabroso por las diferentes aristas que tiene. Por un lado está el lobby cultural del estado que llama a la resistencia, llama a una “lucha” en la defensa de la estación original. El entrecomillado del párrafo anterior es que la acción del gobierno de Jaime Rodriguez es clara en sus intenciones: Tenemos que tener una radio de autopromoción. El mandar a AM a Opus es una señal del desdén que se tiene en el gobierno estatal por los contenidos, metas y objetivos que tenía Opus.

Ricardo Guerra, columnista de Altavoz MX, decía con toda la razón: “El tema se puso interesante en las redes sociales. Salieron los cultos y los no tan cultos. Los gritones, pero también los reservados”.

Sin embargo, difiero con muchos analistas y con lo que el mismo Ricardo sugiere de que los contenidos de Opus tienen/tenían una horizontalidad de cobertura en el público. La música clásica siempre ha tenido un público de cierto estatus social y cierto nivel académico. Lo que digo es fácil de demostrar mediante una encuesta estratificada en cada municipio del área metropolitana de Monterrey. Contra lo que muchos quisieran escuchar los radioescuchas de Opus se encuentran en determinadas zonas de la ciudad y gran parte de la ciudad jamás siquiera se enteró de su existencia.

El segundo entrecomillado de lucha es por la hipocresía en estos días por promotores culturales en diversos periódicos y espacios digitales. ¿A qué me refiero con hipocresía? A que gran parte de estos “luchadores” son verdaderos mantenidos del erario público y parásitos del sistema (abundan muchos de estos en Conarte…) Sí, hay que luchar porque el gobierno ignorante del estado restaure a su lugar original a Opus y no solo eso, sino que brinde mayores espacios al rubro en un estado donde la cultura está para unos cuantos y la oferta históricamente ha sido limitada en todas las Bellas Artes.

La lucha de los verdaderos activistas que innovan y que brindan al ciudadano promedio la posibilidad de conocer y explorar. Sin embargo, los verdaderos activistas rara vez tienen reflectores porque los privatizadores de recursos públicos tienen influencia en la prensa local.

He aquí el meollo del asunto, gran parte del revuelo de Opus que al ciudadano promedio del estado poco le afectó, fue creado por muchos de estos “luchadores” y sus amigos en la prensa.

Usted lector me dirá ¿Entonces estás diciendo que cambios en Opus no afectan en nada al ciudadano promedio? De inicio la respuesta es no, por lo mencionado anteriormente. Sin embargo, a largo plazo el daño es terrible. ¿por qué? Porque si de entrada, la oferta es mínima, ahora la oferta es limita aún más.

Bien mencionan compañeros columnistas que utilizar la frecuencia con fines de propaganda de gobierno es un error. Sin embargo, hay que detener esa mala costumbre local de depender exclusivamente en el Estado como único garante de cultura. La iniciativa privada sabe que puede ser rentable o no el difundir música clásica en FM. No tengo duda que hay en la ciudad inversores culturales que pueden llevar estos contenidos a FM y que puedan revivir a Opus de otra manera. La cultura debe ser para todos…. En FM, AM, en todos lados y sin límites.

Lo dicho, dicho está.

#ElTalónDeAquiles: “Opinólogos”

650 palabras. Eso es lo que hoy la mayor parte de medios de comunicación (impresos y electrónicos) piden a quienes contribuyen a sus publicaciones. En esta entrega del “Talón de Aquiles”, la no. 25, me propongo disertar sobre este tema. Tres aspectos son centrales a considerar aquí: 1) tener una opinión de todo es no tener una opinión de nada; 2) la tentación del puñetazo; 3) el secreto de una contribución significativa.

Al aceptar la invitación para colaborar con Altavoz MX, propuse una frecuencia mensual para mis columnas. Recordaba el comentario de un columnista canadiense, según el cual uno de sus mayores problemas era tener siempre que tener una opinión sobre lo que fuera: los chayotes transgénicos, la destilación del vodka, los calcetines de Trudeau, el carácter “independiente” del (des)gobierno del Bronco, el rol de Arias en la campaña de Álvarez Desanti, los ensayos de misiles intercontinentales de Corea del Norte, y la muerte de las barberías hípster. Lo que es popular hoy no lo será mañana, pero hoy como ayer, el cronista debe tener una opinión. Simplemente, me pareció poco serio pretender tener la posibilidad real para formarme una buena opinión de temas concretos en un lapso de tiempo menor al mes. Siempre he desconfiado de los que tienen una opinión de todo pues, así como existen buenas opiniones, también existen las malas, ante las cuales es preferible no tener ninguna.

Pero hoy lo que importa es lo contrario. Algunos optimistas pensamos que, con la llegada de Internet, caerían los límites de espacio de las publicaciones impresas, por lo que se podría contribuir con textos un poco más extensos a la construcción de una sociedad más analítica. Algunos, además, supusimos que varios de los nuevos medios de comunicación crearían una cultura diferente, en vez de tratar de competir con más de lo mismo. Una educación deficiente (castigo a la innovación; estímulo a la mediocridad), la expansión de redes sociales (que nos acostumbran a no leer frases de más de 150 caracteres), y otros, explican por qué la crítica escasea. Divulguemos opiniones, pero para generar “Likes“, hagámoslo con “puñetazo” (la versión en español de “punch“, es “puñetazo”). Exageremos títulos (lo que la gente lee); deformemos realidades (si eso atrae el interés), y convirtámoslas en hechos alternativos. Y encapsulemos todo eso en 650 palabras, porque la capacidad retentiva del lector, y su paciencia, es limitada.

Tiempo atrás, Umberto Eco declaró: “Las redes sociales le dan el derecho a hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios”. Una de las más perniciosas ideas de los Millennials, es creer que tienen el derecho a opinar simplemente porque existen. No todos los opinólogos son irresponsables, pero muchos ignoran u olvidan que el debate es fértil cuando la ciudadanía está bien preparada para intervenir, cuando existe una representación del bien colectivo, y cuando se recuerda que cada derecho – y esto incluye al de expresión – acarrea una responsabilidad. Opinar no es un fin en sí mismo, debe servir a algo más.

No necesitamos opinólogos, sino analistas que superen las catarsis desarticuladas y la creatividad fragmentada, para edificar perspectivas integrales que mejoren la discusión y la participación. Necesitamos medios que sepan usar y encausar el poder de las redes sociales para educar. Es justamente porque hilvanar análisis en 650 palabras es retador, que se requieren filtros que permitan hacer valer la razón sobre la provocación. El Talón de Aquiles cambia de una columna de análisis a una de opinión. Pero, como siempre contra la corriente, y consciente que es privilegio y responsabilidad el ser leído, trataré de seguir ofreciendo un análisis inteligente, diferente, creativo, y crítico, que en algo ayude a mejorar el entendimiento de las realidades que nos rodean.

Someterán a Consulta Pública Fotomultas a Transporte de Carga en San Nicolás

El día de ayer el municipio de San Nicolás de los Garza dio a conocer, que someterá a consulta pública la aplicación de foto multas a camiones que circulen por el municipio.

Después del incidente que sucedió la semana pasada en la Av. Manuel L. Barragán, donde dos camiones de carga iban jugando “carrerillas” y que culmino con una de las unidades cayendo desde un paso a desnivel. El alcalde de San Nicolás, Victor Fuentes, dio a conocer que buscarían aplicar fotomultas únicamente a unidades de carga, y de esta manera evitar una tragedia en el futuro.

Con el fin de incluir a los ciudadanos, el municipio ha decido poner a consulta la aplicación de las multas exclusivamente a transporte de carga.

En su cuenta de Twitter, el regidor nicolaita y editorialista de Altavoz MX, Gerardo Vaquera, dijo que la consulta sería exclusivamente para evaluar la posibilidad del uso de dispositivos electrónicos para multar a camiones, y que los regidores panistas solicitaron que esta medida no se extienda a los particulares.

La consulta se llevará acabo el próximo domingo 9 de julio de 8 a 14 horas en Paseo La Fe, Las Arboleadas, MUSAN y en el Deportivo Mezquital.

Esta no es la primera vez que los municipios actuar en contra del transporte de carga, desde la implementación del Reglamento de Tránsito Homologado para Monterrey y su Área Metropolitana, se les limito el transito desde las 6 horas hagas las 9 horas y de las 18 horas a las 21 horas.

 

#ElNidoDelGavilán: “El momento de la izquierda”

El miércoles pasado, en su columna aquí en Altavoz, Waldo Fernández hablaba del reposicionamiento de la izquierda y su agenda. Nos hablaba de los orígenes del PRD y sobre algunos temas en la agenda actual y pasada del partido como lo es el matrimonio igualitario.

Pertinente es el que, en el Estado de México, Juan Zepeda haya revitalizado al partido en un momento de crisis. Sin embargo, lo realizado por Juan Zepeda denota el enorme pesimismo que se tiene del partido, se festeja un tercer lugar venciendo al PAN subestimando de inicio el potencial del partido.

La izquierda mexicana en los últimos años ha tenido un auge como en los 80s con Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas y otros que volvieron a poner a la izquierda en el plano político y no solo como grupos contestatarios. En gran medida hay que reconocerle a Andrés Manuel esta situación que sin duda alguna pone en la cabeza del votante la opción de “izquierda” en plural o singular dependiendo el enfoque.

Ayer el mismo diputado Fernández nos hablaba de la posibilidad de gobiernos de coalición en México y sus pros y contra. Aquí es donde entra el momento que vive ahora la izquierda mexicana.

En una tradicional confrontación interna y externa de la misma es ahora el momento de sentarse y unirse como en aquel 2006 en un frente común que busque ganar los comicios como una sola fuerza.

En el PRD hay grupos como los Galileos que no tendrán problemas en analizar una alianza con otros partidos, porque saben que hay momentos donde las ganancias políticas no solo se resuelven el día de la elección o en el Congreso sino en la previa a una gran elección.

Es entonces, una buena oportunidad para que Movimiento Ciudadano le entre a una propuesta en conjunto con el PRD, es más, voy a ir aún más lejos, hay panistas muy destacados que tienen las calificaciones para entrar en esta alianza algo sui generis. Un ejemplo es Javier Corral, gobernador de Chihuahua.

MORENA y el PT por razones ideológicas e históricas no van a acceder a este frente común, sin embargo, ellos han tomado una decisión que se probará en 2018 como sabia o no.

Obviamente, el PRD tiene muchos grupos, algunos de ellos antagónicos entre sí y será difícil conciliar una alianza de las magnitudes que planteo. Sin embargo, el momento está ahí, lo demostró Nayarit y las alcaldías de Veracruz. El PAN también sabe de sus limitantes y sabemos que hay grupos que apoyan estas alianzas.

No se trata de romper con la agenda de la izquierda, no se trata de vender la ideología en aras de un pragmatismo, pero 2018 es un buen momento para que la izquierda mexicana madure a un nivel de discusión menos arcaico y más actual al siglo XXI. Es difícil pensar en una cuarta fuerza que combata al PRI, PAN y MORENA-PT en 2018, sin embargo, si la propuesta es verdaderamente sólida y que abarque intereses y demandas de más grupos de forma innovadora, el resultado será mejor de lo que fue un Juan Zepeda en el Estado de México.

Lo dicho, dicho está.

¡Eliminemos el senado!

¿Se imaginan en México un poder legislativo unicameral? Justo eso es lo que vengo a presentarles. La propuesta de los Diputados Federales de Nueva Alianza para eliminar la Cámara de Senadores.

En los últimos meses, se ha generado un consenso a nivel nacional buscando disminuir el aparato burocrático legislativo. Y compartimos. En la actualidad, el entorno socioeconómico y político nos obliga a presentar un poder legislativo moderno, acorde a los retos de la gobernanza en el siglo XXI.

Sin embargo, los partidos políticos mayoritarios han aprovechado esta coyuntura para explotar sus fines políticos. Ellos quieren reducir a los diputados de representación proporcional bajo el argumento de que necesitamos ahorrar dinero.

En Nueva Alianza nos oponemos totalmente a la iniciativa que busca eliminar plurinominales. La razón es muy sencilla. La representación proporcional es un esfuerzo de décadas. Esfuerzo de importantes líderes que buscaron generar espacios de representación para las fuerzas políticas minoritarias. ¿Se imaginan un Congreso donde no hay debate? ¿Un Congreso donde los ciudadanos no puedan expresar sus ideas? Quieren acabar con victorias ciudadanas como las reformas electorales de 1963 y 1977.

También, la reducción de diputados de representación proporcional beneficia a los partidos dominantes. A menos plurinominales, mayor es la posibilidad de alcanzar una mayoría absoluta. Es decir, si un partido político logra obtener el 51% de los escaños, mejor nos olvidamos de los contrapesos y las discusiones.

Reducir plurinominales representa una propuesta meramente electoral y muy poco benéfica para los mexicanos.

Por lo anterior, en Nueva Alianza proponemos una alternativa que tendría un verdadero impacto en las finanzas nacionales. Una alternativa que generaría importantes ahorros y que no reduce la representación política. En Nueva Alianza proponemos la eliminación del Senado.

La propuesta es sencilla. Buscamos implementar un modelo legislativo unicameral, compuesto por 500 congresistas de mayoría relativa y representación proporcional. Así, buscamos generar un importante ahorro en las finanzas públicas, terminar con la duplicidad de funciones, generar más y mejores consensos políticos en pro de los ciudadanos, eliminar intereses sesgados y recuperar la confianza y la legitimidad que ha perdido el legislador. Imagínense… un modelo unicameral terminaría con la parálisis legislativa, haciendo más agiles las discusiones políticas.

Me gustaría hacer énfasis en la cuestión del ahorro. La situación económica, política y social de nuestro país nos obliga a atarnos el cinturón. Tenemos que tomar, obligadamente, medidas de austeridad.

La propuesta de Nueva Alianza generará un ahorro anual de aproximadamente 5 mil millones de pesos, superando el presupuesto de importantes secretarías de Estado como la de Energía, Trabajo y Turismo.

Dicho ahorro podría ser destinado para la creación y el mejoramiento de nuestras escuelas. Para la ejecución de programas sociales integrales. Para mejores hospitales y más espacios públicos.

¿Qué les parece la propuesta? ¿Les agrada?

Los invito a revisar la propuesta en extenso, segura de que les llamará la atención.

Agradezco el espacio a Altavoz MX y a ustedes, amigos que se dan el tiempo de leer los interesantes espacios de los editorialistas.

Por aquí nos estaremos leyendo.

Facebook: MirnaSaldivarPaz

Correo: diputadamirnasaldivar@gmail.com