Defendiendo al plurinominal

Comparte este artículo:

Como expresara el politólogo italiano Giovanni Sartori, la democracia es el gobierno de las mayorías con el respeto de las libertades y derechos de las minorías; esta definición viene al caso para analizar la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación del 26 de octubre de 2017 que validó las reformas a ley electoral del estado de Nuevo León, que entre otras cosas, amplían el espectro para la distribución de diputaciones plurinominales: los partidos locales podrán inscribir una lista de candidatos plurinominales al Congreso Local, por ello, ahora van representación partidos y ciudadanos, que de lo contrario, difícilmente podrían entrar al Poder Legislativo, con ello, se dará lugar a las minorías de que habla Sartori para que más sectores o grupos de la población estén representados.

Esto es positivo porque posibilita a personas con perfiles profesionales elevados tener derecho (derecho político a ser votado) a obtener un cargo de elección popular, ya que, si sólo existieran diputaciones uninominales, es decir aquellas por las que se vota de forma directa, podría ocurrir que no ganasen los perfiles mejor preparados sino los que desarrollan una campaña más atractiva, los que tengan mejor presencia ante medios, o los más “populares”, o en su caso sólo los operadores políticos que de manera sistemática traban sus zonas de influencia.

Los diputados plurinominales son un mecanismo para representar a la sociedad, que tienen las credenciales profesionales que los avalan y nutren el debate democrático, mismo caso de otros grupos como los pueblos indígenas o las personas que viven con algún tipo de discapacidad, los expertos que trabajan por causas como los derechos de las mujeres en determinados ámbitos, o en juristas de amplia trayectoria que saben en forma y contenido reformar y escribir leyes.

Sin esta figura, que en su momento se consideró progresista y abonó para bien a nuestra democracia, se darían escenarios en los que un partido podría tener el control del congreso sin haber obtenido la mayoría de la votación. Por ejemplo, sin los plurinominales el PRI, que en la elección federal del 2015 obtuvo apenas el 29.18% de la votación emitida, tendría 160 diputados federales de los 300 que integrarían la Cámara, dándose el caso de que una minoría mandaría sobre la mayoría. Algo que la correlación de fuerzas de un congreso con plurinominales impide en este momento.

El que escribe estas líneas, diputado plurinominal federal y que entre otras cosas, tiene preparación en la abogacía y se ha desempeñado en el Congreso de la Unión, obtuvo diversos reconocimientos, como el Borde Score al ser considerado el legislador mejor rankeado obteniendo una puntuación de 100, y Presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional donde impulsó exposiciones, foros y Congresos sobre la Seguridad Nacional y el fomento al amor y respeto a los Lábaros Patrios sólo por mencionar algunas de las acciones realizadas.

Cuestionar a los diputados plurinominales porque no hacen campaña o porque no  han dedicado su vida de tiempo completo a la política rompe un principio sustancial de la democracia representativa; porque en democracia hasta el que pierde una elección habría de quedar representado. El partido que no se vio beneficiado con una votación mayoritaria tiene derecho a que su voz tenga eco en el Poder Legislativo, por ello la definición de Sartori es pertinente: sí con el voto de la mayoría pero respetando a las minorías, así se debe vivir en democracia. 

Pretender establecer un sistema donde el que gane, gana todo, y que pierde, pierda todo, constituye una regresión a los Congresos absolutos, donde se diluiría la representación de diversos colectivos; debe considerarse que puede ocurrir que sólo los cuadros con mayores capacidades de llevar votos a los urnas dominen -como de hecho ya lo hacen- los partidos políticos, sin que exista una franja para sus cuadros mejor preparados o bien actores políticos o de la sociedad civil que representan minorías que sólo a través de este mecanismo encontrarán una posición en el Congreso de la Unión o en los 32 Congresos Locales. 

Propone Daniel Torres reducir número de diputados y senadores

Comparte este artículo:

El diputado federal sin partido, Daniel Torres, presento ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la iniciativa de ley para modificar los artículos 52, 53, 54 y 56 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La iniciativa busca reducir el Congreso de la Unión, eliminado 100 diputados federales y 32 senadores plurinominales, con lo que se lograría un ahorro para el estado y una mejor representación.

De ser aprobada la iniciativa, se pasaría de 500 a 400 el número de diputados y también se crearían 50 distritos más, esto último con el fin de que 50 diputados tengan que ser elegidos con mayoría relativa y así las coberturas y apoyos lleguen a más poblaciones del país. Con la creación de estos 50 distritos, el número de pluris pasarían a 50 y a 350 de mayoría.

Otro de los objetivos de la iniciativa es mantener el principio de austeridad del Congreso de la Unión, pues con la redistribución federal se podrá aprovechar de mejor manera el presupuesto de egresos y hará más fácil la tarea de los congresistas para apoyar a sus representados.

En el tema del Senado, lo que se busca con la iniciativa presentada por Torres, es que se eliminen los senadores pluirnominales, y se substituya con la representación de los dos primeros lugares por cada entidad federativa, con lo que se lograría que no sea solo una fuerza política la que pueda acaparar la cámara.

La iniciativa también trae beneficios para los candidatos que no están respaldados por algún partido político, esto debido a que como se incrementa la cantidad de escaños que se puedan acceder a través del voto lo que incrementa sus posibilidades de formar parte del Congreso.

“Lo que buscamos es que el Congreso tenga un ahorro y sobre todo una funcionalidad más práctica a la hora de tomar las decisiones, creo que si los diputados son menos cantidad ayuda que hayan acuerdos de una forma más sencilla” dijo Daniel Torres.

Madrugete Legislativo, aprueban pluris en Reforma a la Ley Electoral

Comparte este artículo:

Tras un madruguete, diputados locales aprobaron en lo general la Reforma Electoral con 33 votos a favor y 7 en contra.

Con esto, los legisladores de Nuevo León avalaron la figura de las Diputaciones plurinominales, los cuales serán designados por formula de partido, dejando a un lado la figura del mejor perdedor. Ante esto, activistas lo han calificado como un retroceso en la política electoral del Estado.

De acuerdo a la nueva ley, cada partido presentará dos fórmulas de candidatos plurinominales, cada fórmula será de un género distinto (hombre/mujer), las que llegarán al Congreso si el instituto político obtiene al menos un 3 por ciento de la votación.

Las diputaciones de representación proporcional quedarán a registro de los partidos políticos, quienes entregarán primero las diputaciones a los candidatos plurinominales registrados, y luego a los candidatos de otros partidos que sí hicieron campaña y no ganaron pero que obtuvieron la mayor cantidad de votos. Dando como resultado una mezcla del sistema federal  actual y el sistema de elección que mantenía Nuevo León.

En el tema de reelección los alcaldes podrán dejar el cargo hasta un día antes del inicio de las campañas, sin embargo, los legisladores locales no estarán obligados a separarse de sus cargos para su registro, ni durante la campaña electoral.

De igual forma se aprobó la disminución de número de firmas para el registro de candidaturas independientes, de igual forma, se prohibió el hacer alianzas o campañas conjuntas, aunado les limitaron en 50 por ciento el financiamiento privado, y no les dieron acceso a diputaciones de representación proporcional.

Pasadas las 3:25 de la madrugada, la sesión extraordinaria daba fin, después de una jornada de más de 12 horas de trabajo legislativo. Al término de esta, se instaló la diputación permanente y se llamó a sesión extraordinaria para el 2 de agosto.

¡Eliminemos el senado!

Comparte este artículo:

¿Se imaginan en México un poder legislativo unicameral? Justo eso es lo que vengo a presentarles. La propuesta de los Diputados Federales de Nueva Alianza para eliminar la Cámara de Senadores.

En los últimos meses, se ha generado un consenso a nivel nacional buscando disminuir el aparato burocrático legislativo. Y compartimos. En la actualidad, el entorno socioeconómico y político nos obliga a presentar un poder legislativo moderno, acorde a los retos de la gobernanza en el siglo XXI.

Sin embargo, los partidos políticos mayoritarios han aprovechado esta coyuntura para explotar sus fines políticos. Ellos quieren reducir a los diputados de representación proporcional bajo el argumento de que necesitamos ahorrar dinero.

En Nueva Alianza nos oponemos totalmente a la iniciativa que busca eliminar plurinominales. La razón es muy sencilla. La representación proporcional es un esfuerzo de décadas. Esfuerzo de importantes líderes que buscaron generar espacios de representación para las fuerzas políticas minoritarias. ¿Se imaginan un Congreso donde no hay debate? ¿Un Congreso donde los ciudadanos no puedan expresar sus ideas? Quieren acabar con victorias ciudadanas como las reformas electorales de 1963 y 1977.

También, la reducción de diputados de representación proporcional beneficia a los partidos dominantes. A menos plurinominales, mayor es la posibilidad de alcanzar una mayoría absoluta. Es decir, si un partido político logra obtener el 51% de los escaños, mejor nos olvidamos de los contrapesos y las discusiones.

Reducir plurinominales representa una propuesta meramente electoral y muy poco benéfica para los mexicanos.

Por lo anterior, en Nueva Alianza proponemos una alternativa que tendría un verdadero impacto en las finanzas nacionales. Una alternativa que generaría importantes ahorros y que no reduce la representación política. En Nueva Alianza proponemos la eliminación del Senado.

La propuesta es sencilla. Buscamos implementar un modelo legislativo unicameral, compuesto por 500 congresistas de mayoría relativa y representación proporcional. Así, buscamos generar un importante ahorro en las finanzas públicas, terminar con la duplicidad de funciones, generar más y mejores consensos políticos en pro de los ciudadanos, eliminar intereses sesgados y recuperar la confianza y la legitimidad que ha perdido el legislador. Imagínense… un modelo unicameral terminaría con la parálisis legislativa, haciendo más agiles las discusiones políticas.

Me gustaría hacer énfasis en la cuestión del ahorro. La situación económica, política y social de nuestro país nos obliga a atarnos el cinturón. Tenemos que tomar, obligadamente, medidas de austeridad.

La propuesta de Nueva Alianza generará un ahorro anual de aproximadamente 5 mil millones de pesos, superando el presupuesto de importantes secretarías de Estado como la de Energía, Trabajo y Turismo.

Dicho ahorro podría ser destinado para la creación y el mejoramiento de nuestras escuelas. Para la ejecución de programas sociales integrales. Para mejores hospitales y más espacios públicos.

¿Qué les parece la propuesta? ¿Les agrada?

Los invito a revisar la propuesta en extenso, segura de que les llamará la atención.

Agradezco el espacio a Altavoz MX y a ustedes, amigos que se dan el tiempo de leer los interesantes espacios de los editorialistas.

Por aquí nos estaremos leyendo.

Facebook: MirnaSaldivarPaz

Correo: diputadamirnasaldivar@gmail.com