#HojaDeRuta: “Remendar la confianza”

Comparte este artículo:

La falsedad está al acecho. Confundir, engañar y sembrar discordia son tácticas de guerra tan viejas como el mundo. Sun-Tzu dedica en su milenario tratado una sección al uso de espías y la importancia vital de la presciencia (información anticipada) para resultar victorioso. 

La información es poder, siempre lo ha sido ¿y la desinformación? Una forma de restar poder, de desestabilizar a un sistema o afectar a un enemigo. Si el bolígrafo es más poderoso que la espada, aquél que escribe mentiras convincentes es como una daga con la punta envenenada.

Para consumar el engaño, muchas veces no basta con la mentira a secas: se requiere teatralidad. Tal como el buen histrión nos convence y conmueve a pesar de que sabemos que representa una ficción, la información falsa intenta parecerse a la realidad. Al igual que muchas representaciones artísticas, intenta apelar a nuestros sentidos y emociones.

Ahí radicó el genio de la intromisión rusa en la elección estadounidense de 2016: encontraron y curaron el contenido que despertaba pasiones y rabia, para entonces mostrarlo quirúrgicamente a la audiencia deseada mediante perfiles falsos que encarnaban sentimientos reales.

Hoy, afortunadamente, el fenómeno de las noticias falsas (Fake News ya es un concepto del imaginario político contemporáneo) se reconoce como un grave problema público. Sin embargo, poco se reflexiona acerca del porqué de la proliferación de la información falsa, y más importantemente, de la credulidad que puede llegar a tener.

En una reciente entrevista publicada en el diario El País, Noam Chomsky ofrece una explicación: “La desilusión con las estructuras institucionales ha conducido a un punto donde la gente ya no cree en los hechos. Si no confías en nadie ¿por qué habrías de confiar en los hechos? Si nadie hace nada por mí, por qué habría de creer en nadie”.

El diagnóstico coincide con el de Zygmunt Bauman: “Lo que está pasando ahora, lo que podemos llamar la crisis de la democracia, es el colapso de la confianza… la gente ya no cree en el sistema democrático porque no cumple sus promesas.”

Recientemente, la encuesta “Así Vamos” realizada por Cómo Vamos Nuevo León y la Facultad de Economía de la UANL, arrojó un dato coincidente: la principal razón por la que la población no confía en sus gobernantes es porque estos no cumplen sus promesas de campaña.

En la línea del pensamiento de Bauman, lo que antes era sólido y firme, se derrite hasta volverse líquido. La confianza en instituciones y vocerías que antes significaban certidumbre se difumina: lo mismo gobiernos, empresas, medios de comunicación e incluso asociaciones de la sociedad civil, como puede constatarse en el Barómetro de la Confianza de Edelman 2017.

Decir que ya no se cree en nada ni nadie sería caer en el reduccionismo. Quizá sea mejor partir la reflexión desde un punto distinto: ya no se cree en lo que tradicionalmente se creía, pero eso no significa que no deseemos creer en algo o alguien ¿por qué proliferan entonces las noticias falsas? ¿Cómo explicar el advenimiento de los llamados  influencers que lo mismo recomiendan un par de zapatos que un destino turístico con impresionante impacto?

Apenas en febrero pasado se dio un ejemplo escalofriante del poder de esta “influencia”: Kylie Jenner, modelo y estrella de Reality TV, declaró su disgusto con las actualizaciones a la aplicación Snapchat a través de un tuit: “Entonceees ¿alguien más dejó de abrir Snapchat? O solo soy yo… ugh, esto es tan triste”. Menos de 20 palabras disparadas a sus casi 25 millones de seguidores tuvieron un efecto devastador: las acciones de Snap Inc. bajaron más de 6% en unas horas, significando una pérdida de $1.5 billones de dólares para la compañía.

El Barómetro de la confianza de Edelman antes mencionado, también señala que una de las pocas vocerías con credibilidad es la de “alguien como yo” ¿Qué significa eso? Cualquier cosa: el amigo de la preparatoria que no he visto en años; la prima que vive en otra ciudad y hace mucho no veo; el vecino con el que nunca hablo pero tengo en redes. Si todo lo “oficial” me miente, entonces las personas comunes son el último resquicio de verdad, pareciera ser la lógica.

No hay reto mayor para personajes políticos, medios de comunicación, empresas y organismos civiles que comenzar a reconstruir la confianza. Hoy el sentimiento generalizado es de perdida: deslealtad, traición, quebrantamiento de la fe debida.

Pero nadie quiere vivir en el engaño. La decepción nunca es lo deseable. Hoy que las Fake News se han problematizado se abre una ventana de reconciliación del periodismo profesional con las audiencias. Ya se dio un gran primer paso en este sentido con la iniciativa verificado.mx donde participan más de 60 medios, universidades y organizaciones de la sociedad civil para desenmascarar las noticias falsas que estén surgiendo durante el proceso electoral.

La desconfianza aleja. En la soledad que encubre el engañoso espejo de las redes sociales, resulta vital para las aspiraciones de nuestra maltrecha e inacabada democracia encontrar vías para remendar la confianza en los hechos, que son fundamento de la sanidad en el debate público.

#EspacioPúblico: “La trampa de la percepción”

Comparte este artículo:

¿En qué condiciones están las calles de Monterrey?

Es muy probable que la primera respuesta sea: llenas de baches.

En fechas recientes la plataforma Cómo Vamos Nuevo León, presentó su encuesta anual de percepción ciudadana Así vamos 2017*. En este estudio, habitantes del área metropolitana de Monterrey, entre otras cosas, destacaron la mala calidad de la infraestructura vial y de manera específica los baches.

En contraste, municipios como Monterrey y Guadalupe, llevan dos años trabajando en programas de pavimentación de sus calles, pero sobre todo han hecho una intensa campaña de comunicación de estos trabajos en medios tradicionales, digitales y redes sociales.

¿Por qué si los municipios comunican un trabajo intenso reparando baches, el problema sigue siendo mencionado por la ciudadanía?

Aquí empieza la trampa de la percepción. 

El ciudadano recibe a través de estímulos una interpretación de la realidad. A diario ve calles y avenidas con bache y hundimientos. Siente el golpeteo en su auto o transporte público en movimiento, esquiva baches, registros y defectos de construcción que lo ponen en riesgo de un percance y escucha el claxon de otros automovilistas desesperados.

Por otro lado, el municipio comunica los trabajos, la inversión y su buena voluntad. Y es probable que el ciudadano vea en las calles y en los medios de comunicación que se están realizando estos trabajos.

Sin embargo, el resultado es que la ciudadanía sigue dando más peso a los baches que al trabajo realizado; o al menos a lo que es comunicado.

Entran muchos factores para entender que sucede: Quizás la gente está viendo que son trabajos similares a los que se han hecho en otros años y conoce los resultados. Quizás lo está viendo en muy pocas calles. Tal vez no ve algo nuevo o ya no cree lo que el gobierno dice que hace y las administraciones municipales siguen pensando que comunicar acciones a través de los medios es suficiente para que sean avalados sus programas.

La realidad que cuenta es la que se percibe y no la que se comunica.

Aquí la importancia de una encuesta de percepción. Es un diagnóstico. Mediante la participación ciudadana se puede verdaderamente entender la ciudad. La encuesta Así vamos 2017 puede servir, si se ve con humildad, para evaluar los resultados de programas de gobierno. Sirve para analizar la efectividad de las acciones y cambiar la dirección de ser necesario. Si las gestiones no están cambiando la percepción, es un foco rojo que se debe de atender.

Con un buen dictamen, se puede saber si la ciudadanía está recibiendo los programas de gobierno como un verdadero medicamento o como paliativos que al paso de un corto tiempo vuelven a dejar a la vista los síntomas de la enfermedad. O peor aún, ya sabe que son paliativos y nunca deja de sentir los dolores del padecimiento.

Para salir de la trampa de la percepción hay que escuchar a quienes reciben las acciones y los mensajes. Hacer un buen diagnóstico y  modificar lo que sea necesario para que percepción y realidad estén en la misma dirección.

Cuando la percepción es realidad, las acciones y la comunicación que busques cambiarla deben presentar nuevas y mejores realidades.

* La encuesta Así Vamos 2017 está disponible a través de la página de la plataforma Cómo Vamos Nuevo León:  www.comovamosnl.org

#HojaDeRuta: “La ilusión del desarrollo”

Comparte este artículo:

-La ilusión no se come -dijo ella. -No se come, pero alimenta -replicó el Coronel

-Gabriel García Márquez, El Coronel no tiene quién le escriba

Medirle el pulso a una sociedad nunca es cosa fácil. Sea por vía cualitativa o cuantitativa, los resultados siempre tendrán un cierto grado de subjetividad, y por supuesto, múltiples interpretaciones.

Recién participé en un panel organizado por Cómo Vamos Nuevo León para analizar la más reciente edición de la encuesta de percepción ciudadana Así Vamos, publicada por la plataforma y realizada por la Facultad de Economía de la UANL. 

Al reflexionar sobre la información, llegué a la conclusión de que en Monterrey vivimos una suerte de ilusión del bienestar: estamos mejor en prácticamente cualquier medición respecto a los promedios nacionales, pero eso no significa necesariamente que las personas vivan bien.

Ampliemos: los datos brindan una peculiar fotografía de la Zona Metropolitana de Monterrey dividida en las temáticas de desarrollo social y económico; desarrollo sustentable; seguridad y justicia; gobierno eficiente y confiable, y los principales problemas del gobierno.

De entrada, resulta sorprendente que en un contexto de aumento de la gasolina, encarecimiento de la canasta básica y subida del dólar, la mayoría de la ciudadanía manifieste optimismo respecto a su futuro económico. Sin embargo, el 50% de los hogares encuestados vive con menos de 10,000 pesos al mes.

En un hogar se consideran en promedio cuatro personas y, de acuerdo al costo de la canasta básica calculado por CONEVAL, en zona urbana se requieren poco más de 11,000 pesos por hogar para cubrir lo mínimo indispensable. Este es un promedio nacional, que no considera que el costo de vida cambia por ciudad, y que la nuestra es una de las más caras del país.

Lo anterior es un hallazgo que exige, antes que análisis, concientización: cuando menos la mitad de los habitantes de la ciudad viven al día y ganan menos de lo necesario para adquirir lo esencial. Un dato adicional para darle dimensión es que hace 30 años, la canasta básica costaba cinco horas de trabajo de salario mínimo; actualmente se requieren más de veinticuatro.

Sacuden también los datos de movilidad: en promedio los viajes en auto son de una hora, y en transporte público, de hora y cincuenta minutos. La mitad de las personas en la ciudad se mueven en auto. En ciertos municipios como García y Santa Catarina el tiempo que los usuarios tienen que pasar en el transporte público raya en lo inhumano. En materia de medio ambiente, el principal problema percibido es la mala calidad del aire.

De lo anterior podemos desprender interpretaciones preliminares: Monterrey es una ciudad construida desde la perspectiva de las élites para las necesidades de éstas, con desdén hacia el bienestar colectivo. Naturalmente, las mayorías aspiran a emular la vida de las élites: tener auto, vivir en ciertos lugares, asistir a otros.

¿Cómo culpar a alguien de querer comprar un auto si se reduce a la mitad el tiempo de sus viajes, y el transporte público no es una opción asequible, eficiente y atractiva?

Esto genera un círculo vicioso: una ciudad diseñada para los autos, que son la principal causa de emisiones contaminantes, donde quienes tienen auto no están dispuestos a reconocer su responsabilidad en la mala calidad del aire, con un sistema de transporte público absurdamente controlado por privados a pesar de su evidente ineficiencia.

Lo anterior abre un evidente espacio para la demagogia: evidentemente se requiere reducir el uso del auto, pero las promesas de campaña mataron la tenencia (en todos los países desarrollados tener auto es un privilegio que acarrea un costo por la infraestructura y su huella de carbono). También está el caso de la verificación, que bajo el argumento de añejas corruptelas de anteriores intentos, se rechaza, o se plantea el absurdo de que sea “gratuita”, pero la autoridad tendría que absorber su costo ¿y de dónde salen los recursos de la autoridad?

Muchos de los datos de la encuesta llevan a cuestionar la imagen de bienestar que tiene la entidad y nuestra ciudad. Por supuesto que hay mayor actividad económica, emprendimiento, salarios más altos. Pero eso no se traduce necesariamente en calidad de vida generalizada. Si algo cruza los diversos temas contenidos en la encuesta es la desigualdad y división de clases que impera en nuestra sociedad.

Que Nuevo León sea el mejor en la mayoría de las variables de desarrollo a nivel nacional, no necesariamente significa que la gente esté bien, sino muchas veces que la distancia entre unos y otros es mucha, la desigualdad impera. A veces las élites pueden caer en la ceguera de taller, o como decía un entrañable profesor: “no es que el mundo sea chico, es que la burguesía es poca”.

8 de cada 10 personas perciben corrupción en Autoridades locales: CVNL

Comparte este artículo:

La plataforma “¿Cómo Vamos Nuevo León?”, dirigida por Luis Ávila, presentó este domingo su Encuesta de Percepción Ciudadana Así Vamos 2017, misma que se realizo en colaboración con el Centro de Investigaciones Económicas de la Facultad de Economía de la UANL.

El estudio arrojó que 8 de cada 10 personas que viven en Nuevo León aseguran que la corrupción es frecuente en las autoridades locales. Por otro lado, 91% de las personas encuestadas aseguraron que la corrupción es frecuente o muy frecuente.

Los peores evaluados en la encuesta fueron el alcalde de Cadereyta, Santiago Preciado y el gobernador con licencia, Jaime Rodríguez Calderón, puesto que cada uno tenía 18 y 30 por ciento de aprobación respectivamente.

Además, la Encuesta Así Vamos 2017, encontró que los ciudadanos no confían en sus gobernantes, ya que estos no cumplen con sus propuestas de campaña.

La encuesta fue hecha casa por casa en 2 mil 956 domicilios de los 11 municipios del Área Metropolitana de Monterrey, entre el 5 de septiembre y 5 de noviembre del 2017.

Luis Ávila, informó a partir del mes de febrero estarán presentando los resultados en sesiones individuales en cada municipio y el Estado, con le fin de que vean sus avances y retrocesos y así puedan mejorar la percepción ciudadana.

Plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” fija postura frente a los alcaldes

Comparte este artículo:

Durante una conferencia de prensa ofrecida el día de hoy por la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” en el Museo del Noreste, el Presidente del Consejo Cívico, Jesús Herrera, y el Coordinador de la Plataforma, Luis Ávila, acompañados por el Rector del Tecnológico de Monterrey, David Noel Ramírez, fijaron la postura de ACV con respecto a las inconformidades que en los días recientes han expresado los alcaldes del Área Metropolitana de Monterrey.

Después de que hace unas semanas el alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández, anunciara sus intenciones es abandonar la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, y que los demás alcaldes expresaran que era necesario que la plataforma cambiará, pues desde su punto de vista las formas de evaluar eran obsoletas, los miembros de la plataforma dieron a conocer cuales son los pasos a seguir.

David Noel Ramírez, quien es integrante del Consejo Estratégico de “¿Cómo Vamos Nuevo León?”, anunció que a partir de hoy se escucharan las inquietudes de los alcaldes y alcaldesa a través de reuniones individuales con cada uno, siendo la primera hoy con el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández. Por otro lado, comentaron que la evaluación que saldrá a finales de este mes, tendrá un formato más cercano a cada municipio, es decir adicionalmente a la reunión trimestral con los ediles, también ser harán reuniones publicas con ciudadanos de cada municipio para presentar las evaluaciones individuales.

Los representantes de la plataforma también aclararon que se han hecho 24 ajustes a la metodología de evaluación, esto por solicitud de los alcaldes. De igual manera mencionaron que los compromisos con los alcaldes son individuales y no por bloques, es decir que los acuerdos son con los municipios en específico y no con la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA).

Por último, se comento en la conferencia de prensa que los problemas que sufre Monterrey y su Área Metropolitana, deben de ser solucionados por todas las partes, y no culpan a los alcaldes de los mismos.

Mauricio dice no haber firmado compromisos; Video e imágenes lo contradicen

Comparte este artículo:

Al ser cuestionado el día de ayer por reporteros, sobre si había firmado o no compromisos con la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, el alcalde San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza, afirmo que el solamente había firmado un compromiso, relacionado a la cantidad de policías por habitantes en el municipio, mismo que el afirma ha cumplido desde el inició de su administración. Pero videos e imágenes durante un evento del 21 de abril de 2015 en la Universidad de Monterrey, momento en el que Fernández Garza era candidato a la alcaldía de San Pedro, contradicen lo dicho por el edil sampetrino.

Tras realizar una breve consulta en la página de Facebook de “Cómo Vamos Nuevo León”, se pudieron encontrar imágenes y un video del evento donde Mauricio Fernández se comprometió con las 10 acciones que propone la plataforma. Además se compromete a una onceava acción, siendo esta la misma que menciono durante la conferencia de prensa de ayer.

En el video, el alcalde de San Pedro, confirma que su onceava acción a la que se compromete, es aumentar un 60% la cantidad de oficiales en el municipio, aunque comenta que esta acción ya la había cumplido desde su administración pasada que fue del 2009 al 2012. Mientras tanto en una de las imágenes Fernández sale junto con los otros siete candidatas y candidatos e a la alcaldía de dicho municipio, todas y todos con las cartas compromiso firmadas. Altavoz MX tuvo acceso a la carta que firmo el entonces candidato, Mauricio Fernández.

 

El pasado viernes 2 de junio, Fernández Garza, anunció su salida de la plataforma, “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” al considerar que solamente los ediles eran puestos en el banquillo de los acusados, mientras que no se cuestionaba la labor de las organizaciones civiles que forman parte de la plataforma. A través de una carta, el presidente del Consejo Cívico, Jesús Herrera,  solicito al alcalde de San Pedro reconsiderar su salida de la plataforma y menciona que los alcaldes y alcaldesa firmaron un compromiso con la plataforma desde que eran candidatos.

 

Cómo Vamos 2016: Inseguridad y Corrupción

Comparte este artículo:

El pasado sábado la plataforma “Cómo Vamos Nuevo León” dio a conocer la encuesta “Cómo Vamos 2016”, misma que estará realizando la plataforma cada año. Esto con el fin de saber qué es lo que preocupa a los habitantes del Área Metropolitana de Monterrey y de esta manera poder tener un panorama claro en lo que se debe de trabajar en nuestra metrópoli.

En la encuesta encuentro varios temas que ya se han tratado en Altavoz, entre ellos la calidad del aire, medio ambiente, movilidad e inseguridad. Pero la que ha llamado más mi atención es todo lo relacionado con gobierno y la percepción que tiene la ciudadanía de sus alcaldes y gobernador. A continuación, haré un breve resumen de la encuesta y su importancia en cara a los comicios el año que viene.




Entre la gente encuestada, el 55% está enterada de lo que hace su alcalde o alcaldesa, mientras que el resto, que es un 45%, el 46% dice que no sabe sobre las acciones de su alcalde o alcaldesa, por que no le interesa saber.

Mientras tanto 32% dijo no tener acceso a la información y por eso mismo desconocen lo que hace su alcalde o alcaldesa. Una cifra importante para los municipios, es que el 48% de los encuestados considera que los municipios hacen un buen uso de los recursos públicos, cifra mucho más alta que la del estado, como veremos más adelante.

Algunos de los puntos que más preocupan en los municipios, es que los alcaldes no han podido cambiar la percepción de corrupción entre los ciudadanos. El 82.4% de los encuestados piensa que la corrupción es una práctica frecuente o muy frecuente en los gobiernos municipales. El otro punto es la falta de conocimiento de algunos ciudadanos sobre quiénes son sus gobernantes. Un 25.5% no sabe el nombre y apellido de su alcalde o alcaldesa.

Por el lado del Estado, los números sí difieren, pero muy poco. Por ejemplo, a pesar de que Jaime Rodríguez Calderón, presume tener una excelente comunicación por Facebook, solo el 49% de los encuestados dice estar enterado de las acciones del gobernador. Lo preocupante es cuando vemos que del 51% que dice no saber de las acciones del gobernador, el 44% contestó que no sabe, por que no le interesa estar enterado. Mientras que solo el 36% dice no tener acceso a la información.

Por otro lado, la administración de “el Bronco” no ha podido cambiar la percepción que tiene la ciudadanía sobre el gobierno del estado. El 34.4% de los encuestados consideran que se hace un buen uso de los recursos públicos y el 86.3% piensa que la corrupción es una práctica frecuente o muy frecuente en el gobierno estatal, cifra que supera el promedio municipal. Eso sí, aquí solamente el 10.4% no sabe el nombre y apellido del gobernador.




Estos números nos dicen mucho sobre los actuales gobiernos municipales y el gobierno estatal. Por un lado, los ciudadanos siguen sin confiar en sus gobernantes, siguen considerando que la corrupción es un acto frecuente en los gobiernos.

También preocupa que un cuarto de los encuestado no sepan el nombre y apellido de su alcalde o alcaldesa, es decir desconocen quien les tiene que rendir cuentas y a quien exigirle dar resultados. Estamos hablando que es una parte de la población que, si emitió su voto, lo hizo por que su voto fue comprado o simplemente sin hacer consciencia de por quién estaba votando en las elecciones de 2015.

Aunque los ciudadanos están conscientes que la corrupción es frecuente en los gobiernos municipales y en el estatal, la inseguridad es uno de los temas que más les preocupa, seguido por el aumento de precios y hasta en un tercer lugar la corrupción. Esto a pesar de que, según expertos, la inseguridad tiene como uno de los factores principales, la corrupción.

La encuesta demuestra que tanto gobiernos municipales y el gobierno estatal, tiene mucho trabajo pendiente en el combate a la corrupción y mejorar la percepción que tiene los ciudadanos sobre la política. Pero los ciudadanos deben de entrometerse más en la política, actuar activamente en ella y conocer de mejor forma por quienes están votando y quiénes son sus gobernantes.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Nula Cultura Vial en Monterrey

Comparte este artículo:

Ayer mientras estaba estacionado afuera de un local en la Colonia Vista Hermosa, un automóvil, que claramente quería saltarse la fila que había sobre Av. Terranova para incorporarse a Av. Gonzalitos, rozó el lado izquierdo de mi coche.

Al momento del rozón, inmediatamente me baje de mi unidad, para revisar el daño, que fue mínimo. El otro automovilista, igualmente descendió de su automóvil, y al yo reclamarle que se fijara y tuviera más cuidado al manejar, me recriminó que lo estaba insultando y que por suerte tuvo la cortesía de pararse y no fugarse. Después de los dimes y diretes, le dije que se retirara (perder una hora o más en lo que llega el seguro por un rozón, no lo vale).




La verdad es que en los últimos meses he visto muy de cerca la posibilidad de sufrir una colisión vial, ya sea en mi automóvil o a bordo de mi bicicleta, por lo tanto, un rozón es lo menos que me pudo haber pasado. Saber que un día alguien te atropellará cuando vayas en tu bici o que alguien te impactará mientras vas en tu coche, no es un sentimiento normal, pero la nula cultura vial de muchos automovilistas en Monterrey hacen que el sentimiento sea común.

Según cifras de “¿Cómo Vamos Nuevo León?”, en un periodo de seis meses hubo 377 muertes y 1101 lesionados por colisiones viales en el estado. También, desde 1997 ocupamos el primer lugar a nivel nacional en colisiones viales, según cifras del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Nuevo León.

Las razones detrás de las colisiones son muchas: exceso de velocidad, manejar bajo la influencia del alcohol o drogas, ir texteando (una que se ha vuelto muy común), no respetar los altos y los semáforos, la pobre infraestructura vial que hay en la ciudad, andar de gandalla y tratarse de saltar las filas, y la lista, sigue, sigue y sigue.

Pero aparte de estas razones lógicas detrás de los incidentes, yo detecto otra: el descontrol en el otorgamiento de licencias de conducir. En México las licencias de manejo se dan como si fueran actas de nacimiento. No hay un examen de manejo estricto, el examen escrito y oral son una broma (muchas veces recibes ayuda de la gente que lo aplica). El resultado de esto, son muy malos conductores en la calle, mismos que se vuelven un peligro al volante.




En Finlandia, por ejemplo, son alrededor de tres años de capacitación para obtener la primera licencia. Esa primera licencia dura dos años, en los cuales el conductor no debe de tener ni una sola multa, puesto que esto implicaría más capacitación o incluso el retiro de la misma.

En Alemania es algo parecido, los exámenes de manejo no son solo teóricos, también son de práctica, y el costo de una licencia es de €1,400.00 (alrededor de $1,800.00 USD), nada barata.

Muchos nos quejamos del reglamento de tránsito homologado en Monterrey, pero la verdad es que, ¿cuántos lo respetamos al 100%? Es hora de que en Nuevo León se pongan reglas más estrictas en cuanto al otorgamiento y retiro de licencias para manejar.

Si texteas y manejas, que se te reitre la licencia. Si manejas bajo la influencia de drogas o alcohol, que se te retire la licencia. Si cometes más de tres infracciones, que se te suspenda la licencia por tres meses, y si reincides, que se retire por completo.

Que 377 personas hayan muerto y 1101 hayan resultado lesionadas en colisiones viales, en tan solo seis meses, no es normal. Las cifras hablan de un serio problema de cultura vial en nuestra entidad, y solo la ciudadanía, junto con las autoridades, pueden lograr un cambio en las estadísticas.

P.D. Agradezco a Luisa Peresbarbosa por su apoyo en la realización de esta columna. Les recomiendo seguir a MoVAC, organización que se dedica todos los días a concientizar a los ciudadanos sobre la necesidad de cultura vial en nuestro estado.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

La Lucha del peatón regiomontano

Comparte este artículo:

13427228_10153876403757408_1441091302_n

El tradicional superhéroe mexicano usa máscara, pero ante todo es un luchador. Peatónito es un luchador y activista social por los derechos de los peatones en la Ciudad de México y estuvo de visita en Monterrey conociendo las dificultades que tienen los peatones regiomontanos.

En un breve recorrido por la Avenida Simón Bolívar cerca del área médica universitaria, encontramos banquetas convertidas en estacionamiento que no dejan el más mínimo espacio para la circulación segura de los que transitan a pie.

Y si esto ya es un problema serio, el cruzar las calles se convierte en un peligro al no existir pasos cebra, tener que esquivar mobiliario publicitario, no contar con semáforos adecuados para el cruce seguro de peatones y muchas vueltas a la derecha en luz roja en las que la precaución significa ver si no viene otro auto y no si está un peatón cruzando la calle.

La prioridad del peatón en la ciudad no es respetada. De este recorrido se realizó un vídeo que se publicó en las redes sociales de la plataforma Cómo Vamos Nuevo León y los comentarios fueron tan variados desde los que vieron con gusto la visita de Peatónito apoyando sus acciones hasta los conductores que se defendían diciendo que no eran cuidadores de los peatones poniendo por encima de todo la preferencia del auto.

Pero los comentarios que más llamaron mi atención fueron los que consideraban que las banquetas no estaban tan mal, no veía la velocidad de la avenida como excesiva, ni veían mal que se estacionaran autos sobre la banqueta si dejaban un pequeño espacio para circular a pie.

Normalizar el exceso de velocidad, ver con indiferencia las malas condiciones de banquetas y la apropiación del espacio público para uso privado es la terrible realidad de la cultura vial regiomontana.

Existe el reglamento de tránsito pero no es respetado y al momento de ejercer sanciones la gente lo ve como una medida recaudatoria del gobierno. Hay un gran reto para mejorar esta cultura y comprender que los límites de velocidad son para respetarse y reducir accidentes que involucren a peatones porque pueden ser mortales, las banquetas son un bien público que no se puede apropiar ni reducir su tamaño para el beneficio privado y sus condiciones deben ser tan optimas como las que a diario la ciudadanía exige para las calles.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Cómo va Nuevo León rumbo al Gobierno Abierto

Comparte este artículo:

En Nuevo León se ha dado el primer paso a mediados de Abril para construir el camino rumbo a un Gobierno Abierto. Se trata de una alianza plural, abierta y ampliamente participativa por parte de quienes conforman esta iniciativa a nivel local.

Si bien los términos Gobierno Abierto pueden sonar claros a nuestros oídos, nos lleven a cuestionar ¿de qué se trata?, ¿quiénes están involucrados? Tenemos aquí una nueva concepción del ejercicio gubernamental cuyo fin primordial es que la ciudadanía incremente la confianza en sus servidores públicos y gobernantes a través de la colaboración.

Fue justo el 14 del mes pasado cuando organizaciones como el Centro de Integración Ciudadana (CIC), Cómo Vamos Nuevo León y Redes Quinto Poder; así como el Poder Judicial del Estado, el Gobierno estatal y el Congreso local, firmaron una carta de intención para participar en este ejercicio denominado Alianza para el Gobierno Abierto 2016.

Si bien los términos Gobierno Abierto pueden sonar claros a nuestros oídos, nos lleven a cuestionar ¿de qué se trata?, ¿quiénes están involucrados? Tenemos aquí una nueva concepción del ejercicio gubernamental cuyo fin primordial es que la ciudadanía incremente la confianza en sus servidores públicos y gobernantes a través de la colaboración.

Nos encontramos frente a un nuevo paradigma social en que ciudadanía, entidades, partidos políticos, trabajadores públicos y cargos electos pueden participar e interactuar en el debate, definición, creación y evaluación de las políticas del gobierno de manera directa.

Es decir, los principios básicos para un Gobierno Abierto están asociados con la participación, la colaboración y la transparencia de manera que a través de las tecnologías de la información y la comunicación se generen entornos de diálogo que faciliten una conversación directa y fluida entre la comunidad y sus gobernantes.

Y es aquí donde llega el ejemplo más claro acerca de la voluntad y la intención de que organizaciones civiles, autoridades como el Gobierno estatal, el Poder Judicial y el Congreso local hayan firmado la carta para un Gobierno Abierto.

La decisión fue tomada por la Comisión de Justicia del Congreso local, sin consultar ni al Poder Judicial ni a la academia, por lo que las organizaciones civiles emprendimos un llamado para que los diputados involucrados respondieran cinco cuestionamientos de forma personal.

Sucede que el Legislativo, a través de sus dos fracciones mayoritarias, toma la decisión de aprobar las reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Nuevo León, el 25 de abril, para reducir de 16 a 14 el número de magistrados ,totalmente contraria a la propuesta inicial de pasar de 16 a 20.

La decisión fue tomada por la Comisión de Justicia del Congreso local, sin consultar ni al Poder Judicial ni a la academia, por lo que las organizaciones civiles emprendimos un llamado para que los diputados involucrados respondieran cinco cuestionamientos de forma personal.

Sin embargo, nuestros representantes dieron por cerrado el tema dejando plantadas a las organizaciones quienes los invitaron a un diálogo para aclarar las decisiones que habían tomado.

Si bien Nuevo León estaba siendo ejemplo nacional al ser el primer estado en el que los tres poderes pactaron una Alianza para el Gobierno Abierto, lamentablemente vemos como la intención de incentivar la participación, la colaboración y la transparencia sigue quedando sólo en intención.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”