Cultura Vial, Avance o Retroceso

Comparte este artículo:

Esta semana el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) mencionó que la mortalidad en accidentes viales en Nuevo León ya ha superado el peor de los escenarios que se estimó podría alcanzarse en el 2020. En 2017 hubieron 643 muertes contadas por accidentes automovilísticos en el estado  cifra que solo ha sido superada por 2013 con 849 defunciones. Nuevo León no ha alcanzado su meta y sigue incrementando en su número de defunciones por accidentes viales lo cual va en contra del Decenio por la acción de la Seguridad Vial que es un tratado en el que nuestro país se comprometió con la ONU a reducir las muertes en percances viales en un 50% y por lo cual a cada estado se le dio una cuota.

En la zona metropolitana de Monterrey prolifera la cultura del uso del automóvil, para cualquier estudiante o recién egresado su primer meta es comprarse un auto, no solamente por una cuestión de estatus (considerando que Nuevo León es el primer lugar nacional en discriminación según la CONAPRED, siendo la discriminación por ingresos uno de los rubros más graves) sino porque la movilidad en el área metropolitana muchas veces así los obliga, tenemos el transporte público más caro del país, el clima y la seguridad no son lo ideal para poder utilizar la bicicleta como medio de transporte y además el desarrollo urbano que ha tenido nuestra ZMM genera largas distancias entre el hogar, los centros de trabajo y de recreación causando así más tráfico y una mayor carga vehicular.

Vale la pena analizar las medidas que han tomado otros países para resolver este problema. Las fotomultas por ejemplo no necesariamente son una medida recaudatoria sino de prevención y aplicación de la ley si se aplican de la manera correcta, no es lo mismo una máquina que busque cubrir con una cuota de multas diaria, que una cámara que sirva como foto evidencia para una posible multa donde la persona se le respete su derecho de audiencia como marca la constitución. En Escobedo, Nuevo León por ejemplo ahora se ha implementado un nuevo sistema de audiencias viales con la aprobación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, donde a la persona en lugar de multársele se la da un citatorio para que acuda ante un juez cívico y puesta determinar la procedencia de la infracción y sí el pago será monetario, con trabajo comunitario o terapia dependiendo del caso.

Este tipo de políticas públicas se basan en modelos de otros países que se pueden aterrizar y adaptar a la dinámica local con el fin de buscar que la política pública de seguridad vial vaya más enfocado a la prevención y la reparación que al castigo y la recaudación como algunos malamente lo ven y/o lo hacen. Cuando un gobierno séase municipal o estatal logra hacer cumplir la ley y al mismo tiempo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos resolviendo la problemática y combatiendo la reincidencia, entonces se puede convertir en el primer paso para generar un cambio cultural, no es posible que muchos regiomontanos solamente respetemos los lineamientos de tránsito cuando cruzamos la frontera a Estados Unidos, muchos padres inclusive le dicen a sus hijos al cruzar, aquí si hay que ponerse el cinturón, respetar los altos, etc. ¿Porqué en nuestras ciudades no lo hacemos? No todo es responsabilidad del gobierno.

Monterrey pierde millones por contaminación

Comparte este artículo:

La contaminación del aire en la zona metropolitana de Monterrey implicó costos por la pérdida de productividad de al menos 557 millones de pesos en el 2017, según estimaciones de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León.

Basados en una metodología del Instituto Mexicano para la Competitividad, el organismo industrial refirió que la Ciudad se ubica como la segunda con más incidencia de la contaminación sobre la productividad, después de la zona metropolitana del Valle de México, donde se perdieron mil 759 millones de pesos.

Por ello, en la búsqueda de aportar a soluciones a largo plazo, se iniciará con un plan de verificación vehicular en el segundo semestre del año, el cual será voluntario para acudir, pero sí tendrá un costo mínimo, señaló Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de la Caintra.

Además de construir el centro de verificación, del cual todavía se está evaluando el lugar y el monto de inversión, se desarrollará un estudio adicional de emisiones de fuentes móviles, coordinado por la Cámara.

El líder industrial destacó que, según estudios de la UANL, el 28 por ciento de las demás emisiones contaminantes en el aire son creadas por la geografía y las condiciones climáticas; el 16 por ciento son por las llamadas “fuentes de área”, que se derivan de las actividades comerciales, domésticas y de servicios.

Mientras que el 11 por ciento restante son emisiones por fuentes fijas, como la industria de manufactura, metalúrgica y de la refinería de Pemex en Cadereyta.

“Esta situación es grave, ya que las altas concentraciones de contaminantes como las PM10, PM2.5 o el monóxido de carbono, exacerban las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, reducen la función pulmonar y tienen otras afectaciones a la salud de la población”.

#PulsoUrbano: “Las banquetas con sangre entran”

Comparte este artículo:

Si algo aprendí de mis maestros Antanas Mockus y Sergio Fajardo es a privilegiar la ética por sobre todo interés personal o colectivo. Me queda claro que la Zona Metropolitana de Monterrey con su cultura “cochecentrista” pone aprueba nuestro comportamiento ético.

Por eso es importante que a la hora de implementar programas de cultura vial entendamos cuál es el sentido de lo que se quiere cambiar. O de otra forma seguiremos viendo escenas donde las personas pueden perder los estribos.

El programa #pintaturaya de San Pedro Garza García como idea es muy buena. Se trata de no permitir que los automovilistas usen el espacio público peatonal (llamado banqueta) como estacionamiento público gratuito. Por eso, insisto que como idea es estupenda.

Sin embargo, siendo tan delicado el tema -no debería pero en Monterrey lo es porque el “auto es primero”- no se puede dejar en manos de quienes creen que abusando del poder o haciendo uso excesivo de la fuerza van a transformar los comportamientos de las personas.

Lo que se debe esperar es la multa correspondiente. Lo que debería pasar es que te la entreguen sin “petición de moche” de por medio. Explicarte basándote en el reglamento. Este escenario dista mucho de bajar a golpes a un conductor, evidentemente prepotente, de su auto.

He leído hasta el cansancio justificaciones de ese acto por la defensa del policia a quien minutos antes el mismo conductor le echó el auto. Sin embargo, tenemos que aspirar al mejor comportamiento de ambas partes y no irnos con la finta de creer qué hay que ponerse de parte de alguien cuando vivimos en un país con tanta impunidad que a quien menos le confías es a la policía.

Si vemos más allá, encontraremos que debería ser innecesario llegar a ese punto en donde el respeto por la banqueta con sangre entra. No estamos en Texas (¡qué bueno!) y deberíamos aspirar a más civilización que Ciudad. Porque sin esa sociedad que no entienda que el espacio público no es sinónimo de estacionamiento gratuito y sin esa sociedad que no entienda que ninguna autoridad tiene que bajarte de tu auto golpeándote, poco se puede hacer para la transformación.

La perspectiva de todo cambio tiene que estar en la reeducación de las personas, seamos autoridades o no. Esto lo he aprendido no sólo de mis maestros, sino de la experiencia. Hubo un día que me cansé de hacerla de policía de tránsito, de pegar stickers de “te estacionas como pendejo”, de viodeograbarlos, de subir las fotos con las placas visibles de sus autos, de agresiones que con el tiempo aprendí que no llevan a nada. Absolutamente a nada. Más que a la persona incluso le valga más o lo haga más a propósito de rebelarse al regaño público o la multa.

Ese programa no debió salir sin que estos policías estuvieran capacitados. Porque igual que en el Turismo, en el espacio público, el uso de la fuerza es más bien una oportunidad perdida para la ética, la educación urbana y la convivencia social… No, las banquetas con sangre jamás van a entrar.

La propaganda gubernamental también es cultura; dice Bronco.

Comparte este artículo:

Monterrey (2 de julio de 2017).- Jaime Rodriguez Calderón, El Bronco, ante conferencia de prensa, sostuvo que los cambios decididos para Radio Nuevo León son porque se necesita un espacio para la propaganda gubernamental.

Justificando que la creación de la radio, con el nombre ahora de Radio Libertad, y el cambio de la estación cultural Opus 102 a la frecuencia AM, aseguró que la sociedad necesita conocer lo que realmente hace el gobierno del estado, con información adquirida propiamente del estado.

“Decidí empezar a hacer los cambios que se requieren porque se requiere que la sociedad se entere a través de la institución del Gobierno”, comentó el Bronco.

“Los medios de comunicación son demasiado caros (cuando se compra publicidad) y yo decidí ya no pagarles más que lo necesario, cuando vaya a hacer alguna campaña que implique que tengamos que hacerlo”, agregó.

Jaime comentó que dicha propaganda que sea emitida por la estación de Radio no tendrá carácter político, y añadió que ofrecería a los Alcaldes de todos los municipios les otorgaría espacios en este espacio.

“Hoy tuve una reunión con los Alcaldes para ofrecerles espacios, para que también aprovechen las estaciones de radio del Gobierno, que aprovechen Radio Gobierno para que comuniquen a la sociedad las cosas, no solamente en la diatriba o la critica, no tendremos ningún programa político, todo será cultural”, mencionó.

También comento acerca de las criticas que ha hecho algunos locutores de Opus 102, acerca de estos cambios que se están haciendo en la estación de radio y dejo ver que no se detendrán en cuanto a decisiones.

“Los locutores tienen que hacer lo que el Gobierno diga”, dijo, “Son empleados del Gobierno”, “Cuando veamos el tema de sus prestaciones se quejan”.

 

 

 

 

 

 

Contaminación en Monterrey: Del Activismo de Twitter a la acción

Comparte este artículo:

Si bien la contaminación ha sido un tema polémico que ha tenido mucho impacto en las redes sociales, en lo personal siento que se ha tomado a la ligera y que no se ha llegado a algo más que la difusión de dicha información así que he decidido hoy poner mi granito de arena para explicar las principales razones de esto y en lugar de quejarme, dar soluciones.

Las personas han publicado en sus redes sociales la imagen con el aire contaminado de la Zona Metropolitana de Monterrey pero al mismo tiempo, no se encuentran consientes de las verdaderas fuentes principales de la causa de esta contaminación, las cuales son: las industrias, las pedreras, los vehículos (de combustión derivado del petróleo), la falta de áreas verdes, los polvos y basura que arrastra el aire, entre otros.

Nosotros podemos ayudar a disminuir el problema ambiental al tener los vehículos bien afinados, con las llantas al nivel adecuado, buscar compartir el carro (car pooling), tratar de utilizar los vehículos lo menos posible, plantar árboles en las casas y cuidar los arboles de las áreas verdes, no quemar las hojas o la basura en los terrenos baldíos, recoger la área enfrente de tu casa y depositarlo en la basura (el polvo) y exigir a las autoridades (La Secretaria de Ecología) la implementación de mejores medidas de control para evitar la contaminación de las industrias y el transporte público.

Me encuentro consciente de que al compartir en las redes sociales las imágenes de nuestra zona metropolitana con la contaminación y difundir los índices tan altos en los que nos encontramos es una forma de concientización.

Pero creo yo que debemos llevarlo más lejos, además de compartirlo nos debemos de unir en buscar soluciones pero sobre todo implementarlas para tener un ambiente menos contaminado para el beneficio de todos.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”