PAN propone sanciones por no decretar contingencias ambientales

Comparte este artículo:

Legisladores locales y estatales del Partido Acción Nacional (PAN) propusieron una iniciativa de reforma a la Ley Ambiental del Estado para que el Gobernador y el Secretario de Desarrollo Sustentable puedan ser sancionados con multas y hasta la inhabilitación por no decretar contingencias ambientales.

La propuesta implica reformas al primer párrafo del Artículo 193 y la adición del 193 Bis al capítulo denominado “Contingencias Ambientales” de la Ley.

En el Artículo 193 se instaurará la obligación de la autoridad a declarar la contingencia ambiental, mientras que el 193 Bis definirá a las personas que serán sancionadas por no cumplir con las medidas obligadas por la Ley.

“Se estableció que el Gobierno tiene la obligación de cerrar fábricas, sacar vehículos de la circulación, cerrar espacios públicos, pero no se aplicaron en enero cuando tuvimos contingencia”, dijo Luis Susarrey, diputado local del PAN. 

“Proponemos por ello que se sancione con una multa que será de 50 a 70 mil UMAS (Unidad de Medida y Actualización) e inhabilitación de 3 a 5 años para el desempeño del servicio público cuando no decreten ni apliquen las medidas que obliga la Ley, para el caso del Gobernador y del Secretario de Desarrollo Sustentable, y si ni así atienden, pues el siguiente paso sería llevar esto al Código Penal”.

Añadió que el Contralor estatal será el encargado de aplicar las sanciones, que proceden desde la primera vez en que haya una omisión.

Mauro Guerra, líder estatal del PAN, comentó que con la reforma buscan obligar al Estado a actuar ante contingencias ambientales y establecer medidas para cuidar la salud de los ciudadanos.

 

Con información de Grupo Reforma. 

 

 

La palabra del año

Comparte este artículo:

Cada año, el portal Dictionary.com selecciona una palabra y la bautiza como “la palabra del año”, buscando encontrar un vocablo que encierre lo que el este tiempo ha significado en general para la humanidad. La elección de este año ha causado algo de polémica por tratarse de un concepto que no es netamente palpable y, por el contrario, apela a algo mucho más profundo en su significado. Para el portal, la palabra del año es “existencial”.

Con poco temor a equivocarme, estoy seguro de que hay muchos que asocian esta palabra con otra que, podríamos decir, describe mejor la situación actual de la humanidad: crisis. Si tomamos en cuenta que las palabras de años anteriores han sido “desinformación”, “cómplice” y “xenofobia”, al lado de éstas, “existencial” no parece continuar con el patrón de las anteriores, pero si agregamos el factor “crisis”, entonces hace todo el sentido del mundo.

¿Quiénes somos? ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos? Tres preguntas que son parte de la base del existencialismo y cuyas respuestas siempre han sido una incógnita para la humanidad, por lo que, si en ellas surgen dudas o cambios, es normal que todo lo que está a su alrededor tambaleé. Basta con observar los últimos dos grandes temas de la agenda mediática internacional para rectificar esta posición: las movilizaciones tanto por la protección del medio ambiente como por la causa feminista.

Este año, hablar de cambio climático es pensar en Greta Thunberg y en Fridays for Future, pero también en el incendio en el Amazonas y en la salida de EEUU del Acuerdo de París. La importancia de la protección del medio ambiente ya se encuentra instalada en la mayoría de las discusiones de las administraciones locales y varios frutos se pueden observar. Por ejemplo, es cada vez más común que en nuestros espacios de trabajo y estudio las personas se preocupen más por estos temas y, si bien es algo muy primario, la clave está en que es algo que ya no vemos como un capricho, sino como una preocupación real.

Otro de los importantes cambios existenciales que ha tenido la humanidad es el enfoque sobre el feminismo y la violencia de género. Mudar de movimientos como “He for She”; duramente criticado en sus inicios por indirectamente fomentar el estereotipo de que los hombres deben de estar para las mujeres, a iniciativas centradas en temas mucho más puntuales y urgentes como “Time’s Up” o la consigna equal pay promovida desde el ámbito artístico fueron clave para visibilizar la necesidad de tratar ambos temas.

Naturalmente, y lo que se convirtió en estos últimos días (me atrevería a decir, con la ignorancia por delante) en la reivindicación más importante de los últimos tiempos en materia de género es el performance colectivo “Un violador en tu camino”. La potencia de su mensaje y la propia atmósfera que lo rodea cada vez que aparece en una manifestación lo convierten sin dudas en un claro desafío al statu quo; un desafío a lo existencial y un cuestionamiento crítico sobre los peligros que viven las mujeres por el simple hecho de serlo.

Profundos cuestionamientos vienen cuando tenemos una crisis existencial y 2019, la antesala de una nueva década, así lo fue. ¿Qué sigue para nosotros? Habrá que vivirlo para saberlo.

Nueva alarma de la ONU por aumento del calentamiento global.

Comparte este artículo:

La ONU ha dado a conocer un informe donde señala que la la Tierra subirá 3,2 grados su temperatura, esto a pesar de que se cumplan los compromisos ambientales.

La temperatura media del planeta este siglo subiría 3,2 grados Celsius, incluso si se cumplen los compromisos de reducción de emisiones enmarcados en el Acuerdo de París, lo que traería “impactos climáticos destructivos” al estar lejos del objetivo de mantener el aumento por debajo de 1,5 grados”, señala el informe. 

El informe realizados por El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, compara las reducciones reales con las que necesita la lucha contra el calentamiento global. En él concluyen que es necesario reducir las emisiones globales un 7,6 por ciento cada año entre 2020 y 2030 para cumplir el objetivo de no superar una subida de 1,5 grados este siglo, y para ello las promesas de disminución de emisiones de la comunidad internacional deben ser cinco veces más ambiciosas que las actuales. 

El Organismo Internacional condena que el mundo ya no puede seguir aplazando las acciones radicales necesarias para reducir las emisiones de CO2 si se quiere evitar una catástrofe climática. 

Diez años de procrastinación nos condujeron a esta situación”, comentó lamentandose la Directora del Programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente,  Inger Andersen. 

Además la ONU presentó algunas recomendaciones a los miembros del G20 para hacer frente a esta crisis: Prohibir nuevas centrales de carbón en China, desarrollar masivamente la red de transporte público en India, contar con nuevos autos de cero emisiones de aquí a 2030 en Estados Unidos. 

“Estas transformaciones radicales de la economía no podrán hacerse sin una evolución profunda de los valores, las normas y la cultura del consumo.  La transición a gran escala chocará sin duda con obstáculos y desafíos económicos, políticos y técnicos, que habrá que acompañar con medidas sociales para evitar la exclusión y la resistencia al cambio”. dicta el informe.

 

(Con información de Deutsche Welle) 

Monterrey XXI

Comparte este artículo:

Esta semana se entregó el premio nobel de economía a Esther Duflo, economista francesa y segunda mujer en la historia en ganarlo. Duflo, en conjunto con sus colaboradores, plantea una nueva forma de hacer política pública. Dejemos las ideologías de lado y concentrémonos en la acción. Hace 500 años la revolución científica nos dio la principal herramienta que nos ha hecho avanzar a pasos agigantados en medicina, tecnología, química, física y muchas otras ciencias naturales. Esa herramienta es el Método Científico, pero irónicamente no lo hemos utilizado para la política, economía y otras ciencias sociales. Es momento de cambiar eso. 

Nuestra capital se encuentra en un momento crítico, seguimos sin resolver los principales problemas que día a día nos afectan, contaminación, tráfico, inseguridad, vivienda digna, pobreza y desigualdad. Lo que plantea Duflo es que en lugar de concentrar los esfuerzos en los grandes problemas, partámoslos en pequeños problemas para encontrar sus causas y ataquemos su raíz con el Método Científico. Para esto hay que desarrollar grupos de control con experimentos sociales para encontrar que sí funciona y que no funciona. 

Monterrey sufre de inseguridad, confirmado con los resultados de la ENSU de Septiembre de la INEGI con un 73.8% de percepción, la peor de toda la ZMM. No sólo eso, somos la ciudad con peor calidad del aire de latinoamérica, perdemos $9,800 mdp anuales en el tráfico, no hay espacios públicos o de esparcimiento, no hay inversión en transporte público, estamos llenos de basura, hay mucho desperdicio de comida y hay un claro rezago en la lucha contra la corrupción dentro del gobierno. Problemas que no se han resuelto con las alcaldías del PAN ni del PRI. 

Para resolver estos problemas complejos tenemos que plantearnos preguntas sencillas que busquen respuestas concretas. En vez de concentrarnos en resolver la seguridad, preguntémonos: ¿Con más luminarias se reducen los crímenes? ¿Parques, vecinos atentos, hacinamiento, cursos de prevención en escuelas? ¿Un carril carpool reduce el tráfico y la contaminación? ¿Tren ligero, verificación vehicular, scooters eléctricos, red de ciclovías? ¿Una contraloría ciudadana resuelve la corrupción? ¿Evaluación policial, evaluación de políticas públicas o funcionarios? Es así como tenemos que comenzar a implementar acciones concretas que busquen resolver estos cuestionamientos para encontrar soluciones reales, con datos y comparaciones claras para estar seguros de su efectividad. 

Tenemos que dejar de lado el pensamiento ideológico, si aplicamos un capitalismo, socialismo, comunismo, progresismo, etc. y concentrarnos en cada tema. En desarrollo urbano tenemos que voltear a ver ciudades como Singapur, Boston, Barcelona o Curitiba, donde se realizó vivienda social vertical y se aumentaron los espacios públicos. En Medio Ambiente comenzar con programas de reciclaje para poco a poco probar si hay reducción de basura y mayor generación de energía, así como fomentar el uso de paneles solares y regular la contaminación industrial y vehicular. En desarrollo social atacar la desigualdad de ingreso de las familias, dejar de lado la burocracia de esos programas y probar un Ingreso Básico sin ataduras que ayude a su economía a fin de fomentar la reinversión y reenfoque en actividades más productivas. Pero todo esto tenemos que probarlo de manera controlada antes de implementarlo en su totalidad, porque sólo así sabremos si sí funciona o no. 

Duflo fue reconocida por concentrarse en estas preguntas y atacar la pobreza en diversas partes del mundo. Como resultado hay personas en África, Asia y Latinoamérica que cuentan con mejor educación, salud y calidad de vida. Pero todas son diferentes culturas, lenguas y sociedades, no sabemos si lo que funciona en otras partes va a funcionar aquí, a menos que lo probemos.

Todo esto solamente se puede lograr si trabajamos en conjunto, al fin y al cabo el Método Científico es una herramienta, no una respuesta. Pero está muy claro que el conocimiento y la mejora es resultado de un trabajo colectivo, de prueba y error. Pongamos nuestras propuestas en acción, juntémonos como regios para encontrar soluciones, para así, juntos construir el Monterrey que queremos para el siglo XXI. 

Después de 20 años de negociaciones, la UE y el Mercosur logran acuerdo de libre comercio

Comparte este artículo:

Después de una demora de 20 años, el Mercosur y la Unión Europea finalmente llegaron a un acuerdo para establecer un tratado de libre comercio entre ambos bloques. Este proyecto, en contracorriente con la tendencia internacional, establecería un mercado que compone casi un cuarto del PIB global.

El 93% de los productos exportados del Mercosur ya no tendrían arancel alguno, mientras que el 7% restante mantendría un trato preferencial. Al mismo tiempo, tanto a bienes industriales como a los agrícolas, Europa liberalizaría sus productos en cuanto el tratado entre en vigor. El bloque sudamericano, por otra parte, tendría un plazo de 15 años para aplicar porcentajes arancelarios similares o iguales.

Las negociaciones, llevadas a cabo en Bruselas, fueron arduas por las preocupaciones de países con importantes industrias agrícolas, como lo son España y Francia. De hecho, el presidente Emmanuel Macron fue de los participantes más escépticos del tratado, tanto por el tema de agricultura como la desconfianza de Brasil ante sus obligaciones y compromisos medioambientales.

“La UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”

Aún falta que el texto final sea aprobado tanto por los Estados Miembros como por el Parlamento Europeo, por lo que las ganancias hechas por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay podrían reducirse.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aprovechó la reunión del G20 en Osaka para verse con los líderes del Mercosur y celebrar el cierre de las negociaciones. Afirmó ante medios que “la UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”, efectivamente poniendo a Europa en un lugar antitético al proteccionismo visto por los EE.UU por ahora.

(Fuentes: El Clarín y El País)

Asegura AMLO que Sheinbaum es conocedora del tema ambiental

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, solucionará el problema de la contingencia ambiental en la capital, debido a que es una experta en el tema.

“Además de sus convicciones y ser una mujer honesta, es conocedora de estos temas en particular, es buena administradora pública, pero además su especialidad como profesional como científica es lo que tiene que ver con el medio ambiente”, aseguró López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Por otro lado, el mandatario recordó que cuando é fue jefe de gobierno, Sheinbaum fungió como secretaria del Medio Ambiente y sólo un día se decretó contingencia ambiental. En ese sentido recomendó estar atentos a las recomendaciones del gobierno capitalino y confiar en las medidas implementadas.

Hasta el momento se ha mantenido la contingencia ambiental extraordinaria en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Tardaría año y medio cambio de gasolina en Nuevo León

Comparte este artículo:

Tras la primera reunión con los grupos de trabajo en la Comisión Reguladora de Energía para cambiar la norma oficial y enviar gasolina de mejor calidad al área metropolitana de Monterrey, el Estado y legisladores federales señalaron que el proceso para que se concrete el cambio tardaría alrededor de un año y medio.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, Manuel Vital; el Diputado federal por el PAN, Hernán Salinas, y los Senadores Indira Kempis, de Movimiento Ciudadano, y Victor Fuentes, del PAN, manifestaron su preocupación por la tardanza por el proceso y señalaron que buscarán acelerarlo.
“Vemos con preocupación los tiempos tan largos que se manejan con este tema”, manifestó Vital al salir de la reunión.
Mientras que Kempis manifestó su molestia porque el proceso tardaría alrededor de un año y medio, Salinas detalló que esto se debe a que las mesas de trabajo para la elaboración del anteproyecto concluirían hasta diciembre, por lo que el plazo legal -de 225 días- que establece la Ley de Metrología y Nacionalización, empezaría a contar hasta enero del 2020.
“Salimos preocupados, realmente hay que decirlo tal cual. Los tiempos, porque se manejo la posibilidad de que estas mesas de trabajo concluyeran hasta diciembre”, dijo Salinas, al calificar como inadmisible la tardanza ante la situación apremiante en el área metropolitana.
¿Y por qué nos preocupa?, porque esto significa que tendríamos un anteproyecto para ahora si iniciar los plazos  que señala la Ley de Metrología hasta enero del 2020, lo que significaría que el cambio de la NOM se estaría concluyendo hasta por allá de septiembre, octubre del 2020“.
Salinas adelantó que pedirán una reunión con el comisionado Guillermo Zúñiga, que preside el Comité, para buscar que se corten los tiempos, e invocar el Articulo 51 de dicha ley para abreviarlo ante situaciones de emergencia, para abreviar los plazos.
Fuentes dijo que pedirán también al presidente de la CRE acelerar los plazos y agotar el recurso de la declaración  de contingencia ambiental  para reducir los tiempos y explorar la importación de gasolina de mejor calidad de Estados Unidos.

La asfixia de Monterrey

Comparte este artículo:

Gobernar es construir una visión, planear y dirigir para que esta visión se transforme en planes realizables. De acuerdo con esta definición, Nuevo León no ha tenido gobernantes durante los últimos 20 años. Que me disculpen todos, pero los legados de Fernando Canales, Fernando Elizondo, Natividad González Parras, Rodrigo Medina y Jaime Rodríguez Calderón, no obedecen a los criterios de gobernantes serios y capaces. 

El desastre en el cual han dejado la zona metropolitana de Monterrey en términos de seguridad, vialidad y desarrollo urbano, demuestra que su visión nunca rebasó su propio sexenio o periodo de gobierno. Los datos publicados por El Norte bajo la firma de José Villasáez, demuestran que los seudo gobernantes nunca entendieron la evolución de la zona metropolitana y en lugar de ofrecer soluciones a su crecimiento, abdicaron frente a intereses de unos cuantos transportistas que no supieron disciplinar. 

Cuando el crecimiento poblacional es del 34% y el crecimiento de la capacidad de transporte colectivo es solamente de un 16%, el resultado es un abultado desbordamiento de 190% en el crecimiento de autos en las calles. En estos veinte años, cero crecimiento del metro. ¿Dónde tenían la cabeza los seudo gobernantes? ¿En intereses particulares o partidistas? ¿En engordar las cajas del partido para fines políticos? Pero no en una visión de una metrópoli moderna . 

Su incapacidad se traduce ahora en una ciudad paralizada y asfixiada. Son cinco los culpables, inconscientes que heredaron generaciones de sub desarrollo urbano y de muerte por envenenamiento de sistemas respiratorios de millones de personas. ¿Cuál de ellos sembró las bases de un Sistema Metropolitano de Transporte eficaz y operativo? ¿Cuál de ellos propuso una Autoridad Metropolitana de la Calidad del Aire? ¿Cuál de ellos tuvo la visión de un Monterrey moderno y pujante? 

Si alguno la tuvo, no fue capaz de expresarla en organismos eficientes y menos en el dominio de empresarios transportistas (¿cuántos serán, 8, 15, 25?) que privilegian el intereses propio en detrimento de 5 millones de usuarios potenciales. La zona metropolitana de Monterrey merece mejor. El próximo gobernador del estado no puede ignorar estas prioridades. Se trata de salud y de calidad de vida.

La necesidad de ‘Ubuntu’

Comparte este artículo:

El desarrollo sostenible es un tema ha tomado mayor importancia con el paso del tiempo al ver que cada vez es peor la contaminación y problemas ambientales que surgen. El concepto se refiere al uso de los recursos del presente para satisfacer nuestras necesidades, sin condicionar el uso de éstos mismos para las futuras generaciones. Y aunque suene cliché, es un tema que no deberíamos esperar a que el gobierno resuelva, sino que es necesario que cada persona empiece por cambiar su estilo de vida. 

En África tienen una ética ambiental que podría ser comparada en cuánto a raíces y religión. Desde la antigüedad la naturaleza es divina porque era el regalo que se esperaba a partir de los sacrificios a los dioses. Sin embargo, en África esta perspectiva de la naturaleza sigue presente (sin los sacrificios), y crearon el término: ubuntu (en lenguaje Nguni). Ubuntu no puede ser traducido literalmente, pero significa pertenecer a una comunidad y tener el deber de cuidarse los unos a los otros y, por lo tanto, a la naturaleza física. Porque si se cuida el ambiente, traerá mejor calidad de vida a todos. 

Este término tan culturalmente intrínseco es algo que todo el mundo debería conocer y practicar. En general, debido a la importancia que se le da a ser sociedades modernas y altas en tecnología, hay una industrialización sin responsabilidad ecológica y sobreexplotación de recursos naturales que hace que nosotros mismos olvidemos el cuidado del entorno. En México, según el INEGI, en el 2016 se gastó 0.7% del PIB para realizar acciones a favor del medio ambiente, no obstante, la degradación de éste y el agotamiento de recursos costó el equivalente al 4.6% del PIB; es decir, fue casi 7 veces más el daño. 

A pesar de que México está en el ranking de los 5 países más biodiversos del mundo, nosotros los mexicanos, no le damos ese valor a la naturaleza y nos dan igual los temas de basura, transporte verde, energía renovable, etc. Sí puede que haya empezado una campaña para dejar los popotes, pero ¿cuándo van a empezar las campañas para la eliminación de bolsas de plástico? ¿o empezar a usar termos en lugar de comprar una botella de agua cada día? ¿Por qué nos tendríamos que esperar a que los diputados y senadores legislen sobre regulaciones para minimizar la contaminación si son acciones que bien podríamos hacer costumbre desde ahorita? 

Como bien dice el proverbio: “Sólo después que el último árbol sea cortado, el último río haya sido envenenado y el último pez haya sido atrapado, nos daremos cuenta que no podemos comer el dinero.” Nos hace falta más ubuntu, más sentido de pertenencia y respeto por la naturaleza por el simple hecho de que es lo que nos mantiene. Apreciar y cuidar el medio ambiente es también apreciarnos y cuidarnos a nosotros mismos. 

#ElTalónDeAquiles: “El fin de la era de plástico”

Comparte este artículo:

Hace al menos quince años inició el fin de la era de plástico. La revuelta comenzó en los supermercados de Canadá, Estados Unidos, y Europa, cuando la gente empezó a rechazar el uso de bolsas de plástico, que tardan siglos en biodegradarse, para llevar sus compras a casa. Años después, inició la lucha contra – llamálos como mejor te convenga – los absorbentes, bombillas, calimetes, cañitas, carrizos, pajitas, pajillas, pitillos, o popotes. Luego aparecieron las máquinas para fabricar agua mineral casera. Hoy, el agua natural empaquetada en cartón (como la leche o el jugo de naranja) se popularizariza.

El fin de la era del plástico llegó al punto de no retorno. En definitiva, la economía verde está aquí para quedarse. Los reportajes televisivos sobre la inmensa isla de plástico que flota en alta mar se multiplican. Durante mi escala en el aeropuerto Mohamed V, vi por vez primera uno de los aviones asociados al esfuerzo para limpiar ese mar de desechos. También aflora la conciencia sobre la importancia de los micro-plásticos, esos residuos no biodegradables que entran en la cadena alimenticia de los peces, y por lo tanto, en la nuestra. 

Pero, como siempre, es en los países menos desarrollados en donde el mayor esfuerzo queda por hacer. Tomaré un ejemplo para ilustrar mi angustia. Durante mi semana en N’Djamena, organicé un taller en el cual participaron 30 personas. Todos los días (y el evento duró tres), cada persona recibió una botella matutina de agua, y otra vespertina. En realidad no fue mucho, pero aun así, se repartieron 180 unidades. 

El agua de tubería de la ciudad, como es el caso en muchos otros lugares del mundo, no es potable. Por lo tanto, a parte de las seis botellas de 350 ml que consumí durante el taller, tomé las dos botellas que el hotel puso a mi disposición todos mis días de estancia (10 unidades). Y como esos 750 ml no bastaron para hidratarme diariamente, compré al menos cuatro botellas, de 1.5 L, más. Así, tan solo en materia de agua, mi huella ecológica de plástico de la semana que recién termina fue de 50 botellas (un aumento de alrededor de 1700 % de mi producción individual semanal de este tipo de basura). 

Supongamos ahora un consumo individual similar de cada uno de los participantes al evento: 1500 botellas. Olvidemos el consumo de otros refrescos, envases de jabón (por ejemplo para limpiar la vajilla), botellas de salsas, aceite, etc. Todo ese plástico, sin excepción, durará una eternidad en desaparecer y producirá micro-plásticos no degradables. Ahora multipliquemos esa cantidad por varios billones de personas, y luego hagámoslo de nuevo por 365 días para obtener un estimado del consumo anual. Prefiero no hacer el cálculo. ¿Entendés ahora por qué es un capricho usar una pajilla durante diez minutos para ingerir un refresco? ¿Queda claro por qué es inexusable olvidar tu bolsita de tela para tu diario? ¿No es ser malagradecido el menospreciar el privilegio, porque eso es lo que es, de vivir en un lugar en donde el agua de tubería es potable? 

Es en mi recamara de hotel, entre mis botellas de plástico que de seguro terminarán en cualquier lugar menos en un centro de reciclaje (porque en África reciclar como en Europa es un lejano sueño), que vi al siempre anacrónico Donald Trump eliminar medidas de protección ambiental creadas por su predecesor. Pero también vi un reportaje sobre una empresa europea que descubrió cómo fabricar plástico biodegradable a partir de leche de vaca: el plástico del futuro. Y entonces, como eterno optimista que soy, y a pesar de ser la siempre privilegiada Europa la que desarrollará las primeras sociedades autosustentables de nuestra era (mientras el sur, falto de infraestructuras, se seguirá ahogando en mares y montanas de plástico), que pensé: algo de esperanza todavía hay para el futuro de nuestra especie. 

Fernando A. Chinchilla 

N’Djamena (Tchad), agosto de 2018