#HojaDeRuta: “Así Vamos 2018: una ventana a nuestras desigualdades”

Comparte este artículo:

Fui invitado por Cómo Vamos Nuevo León a presentar la encuesta Así Vamos 2018, instrumento para conocer qué piensa la ciudadanía sobre Monterrey y su área metropolitana. 

Tras reflexionar los resultados, una conclusión vino a la mente: la encuesta es una ventana a nuestras desigualdades. Esta idea se expresa de múltiples ángulos: el bolsillo, por lo dispares que somos en lo que ganamos. El movimiento, por la enorme diferencia de tiempo que hay entre viajar en transporte público y privado. En el trato, porque pertenecer a una minoría es casi garantía de sufrir discriminación.

Desdoblé mi intervención en tres ideas fuerza: la desigualdad como una constante en la ciudad; la desmovilización política de nuestra ciudadanía y una conformidad aparente a las múltiples problemáticas e injusticias. Énfasis en aparente.

1. La desigualdad como una constante: más del 60% de la población del área metropolitana gana apenas 3 salarios mínimos, y para el 25% el ingreso no es suficiente. Un dato adicional: apenas el 11% de la población puede ahorrar. Digiramos lentamente esa última cifra: en esta, la ciudad de los negocios y las oportunidades, apenas 1 de cada 10 personas tiene ahorro.

A lo anterior hay que sumar la pérdida de poder adquisitivo del salario, que ha caído 80% en los últimos 30 años, de acuerdo a un estudio reciente de la Facultad de Economía de la UNAM.

Desigualdad al moverse, porque viajar en transporte público significa casi el doble de tiempo que hacerlo en auto (103 vs. 53 minutos, en promedio). Lo mismo al caminar: apenas 27% considera que hay banquetas suficientes para llegar a su destino, y un 75% que están dañadas y llenas de obstáculos.

Desigualdad a través de la discriminación. Estudios del CONAPRED han señalado a Monterrey como la ciudad que más discrimina en México, y el Así Vamos 2018 lo confirma: entre el 40 y 50% de la ciudadanía considera que aquí se discrimina por ser indígena; por el color de piel; por la preferencia sexual; por ser pobre. Y en todas las categorías las mujeres lo perciben más que los hombres.

2. Desmovilización ciudadana ante lo público. El 55% de las personas encuestadas no sabe qué hacen su alcalde ni el gobernador. 30% dijo que simple y llanamente no le interesa, otro 30% que no tiene tiempo. 

Aparece además uno de los principales males de la democracia: la desconfianza, pues casi el 40% de la ciudadanía cree que no tiene nada de influencia en las decisiones de gobierno. Esa cifra casi se duplicó en comparación a 2016.

La falta de politización, y por ende, de espacios de organización y presión, es una realidad en Monterrey ¿Por qué el trienio pasado la y los alcaldes podían darse el lujo de poner en entredicho su participación en la plataforma Alcalde Cómo Vamos? Sencillo: el costo político de hacerlo era bajo.

3. La conformidad aparente de la ciudadanía. Este punto resalta contradicciones que requieren análisis. Por ejemplo, a pesar de las dificultades económicas, hay gran optimismo: el 80% cree que le irá igual de bien o mejor. Otro: aunque para el 60% de la ciudadanía ir al trabajo es su principal motivo de viaje, solo el 4% se mudaría para estar más cerca de él ¿Qué es lo que consideramos deseable y valioso del lugar donde vivimos?

Estremece que solo el 8% de la ciudadanía considere la violencia familiar como el principal problema público, cuando Nuevo León fue el tercer lugar en feminicidios durante el 2018, el delito de violencia familiar es el más denunciado en el Estado y está activa la Alerta de Violencia de Género para 5 municipios.

Apilo conclusiones por falta de espacio: a) Aunque la desigualdad es evidente desde múltiples ángulos, combatirla no parece estar en la agenda pública como prioridad. b) Una lectura superficial de los datos nos haría suponer que buena parte de la población está feliz, o cuando menos conforme. Mi tesis es contraria: creo que estamos adormecidos políticamente. Se une la decepción hacia lo público con la “cultura” de la solución del trabajo y los problemas en el fuero individual (el mantra de “la solución está en uno mismo” como gran desarticulador). c) Si se tiene una población desinteresada y desmovilizada, la clase política confía en que el costo de fallar es barato. d) El reto desde la sociedad civil está en generar espacios constantes de activación, reflexión y movilización política, que mantengan constancia y sobre todo, que lleguen a todos los estratos sociales.

Mi propuesta inicial es sencilla: así como se habla de urbanismo táctico, esas pequeñas intervenciones para tomar y visibilizar el espacio público, hay que hacer politización táctica. Tomar el espacio público, abrir conversaciones, generar encuentros. Ir a la base. No temer generar organización popular genuina, ahí donde los partidos han copado lo que llaman “tierra”, que no es otra cosa que la compra y control de la movilización política en los espacios más vulnerables. 

Finalicé mi intervención con esta cita de Slavoj Zizek: “Lo fantástico de nuestra tradición democrática es que la imperfección está dentro del sistema. Forma parte  de la capacidad de la democracia para ser crítica consigo misma”. Aunque evidentemente nuestra tradición democrática es débil, el futuro no está escrito: hay que movilizarlo. 

Gobernador del Estado descarta acuerdo del aumento de tarifas

Comparte este artículo:

Después de reunirse con los empresarios del transporte público, Jaime Rodriguez, afirmó que el acuerdo tomado en el mes de septiembre esta totalmente descartado.

Pero no descarto que sea inevitable el alza a la tarifa, sostuvo que no serán en las condiciones aprobadas en septiembre por el Consejo Estatal del Transporte.

“Queremos que el usuario no tenga en sus bolsillos una tarifa como la que se había aprobado”, dijo.

“El crecimiento deslizable no es adecuado y estamos buscando soluciones”.

Indicó que se buscará en los próximos días alternativas para que las empresas puedan cubrir sus costos de operación sin afectar demasiado a los usuarios.

“Creo que podemos utilizar parte del Fondo de Hidrocarburos que tenemos para subsidiar al usuario”.

“No tengo decidido cómo, pero, pudiera ser que si le estábamos destinando recursos a 33 mil estudiantes que ya no vamos a apoyar porque recibirán recursos de la Federación, pudiéramos disponer de aquellos si verdaderamente se tiene la necesidad”, expresó.

 

 

Colectivos rechazan alza en transporte público y amagan con bloqueos.

Comparte este artículo:

Tras señalar que el Gobierno Estatal no ha escuchado a la ciudadanía, colectivos que rechazan el incremento a las tarifas del transporte público y derechos vehiculares anunciaron que habrá una serie de acciones de resistencia que incluyen bloqueos intermitentes en avenidas y vías de transporte.

Dichos bloqueos inicieron en los cruces de Zaragoza y Washington, y Zaragoza y 5 de Mayo y Zaragoza frente a Palacio de Gobierno, donde los activistas mantenían un plantón, por lo que la circulación fue desviada por elementos de Tránsito.

¡No más aumentos!” y “¡Que baje el precio del pasaje!“, eran lo que se escucha de parte de los manifestantes que caminaron por Zaragoza a lo que los automovilistas tocaban el claxon en apoyo.

Ante la negativa del Gobernador. Rocío Montalvo, de Únete Pueblo, señaló que se llamó al diálogo pero el Mandatario anunció que pese a las peticiones el incremento se dará, a lo que analizan realizar otro tipo de acciones.

“Ayer el Gobernador dijo que los ciudadanos de Nuevo León están contentos de pagar tanto aumento, por eso estamos llamando a esta resistencia para mostrarle el descontento” señaló.

“Por eso hemos decidido mantener este plantón; iniciaremos bloqueos intermitentes por diferentes vialidades para informar a los ciudadanos”.

Ante esto se esperan bloqueos en horas de mayor tráfico, Ecovia y en paradas de camiones.

Repetirán una marcha este sábado a las 16:00 horas que saldrá de Colegio Civil rumbo al Palacio de Gobierno, comenzando en Avenida Constitución.

 

 

 

Se opone Movimiento Ciudadano al alza del transporte público

Comparte este artículo:

El dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, Samuel García, rechazó el aumento a las tarifas de transporte público que fue aprobado este lunes por el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad (CETyV).

García pidió al gobernador Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” rechazó la propuesta del CETyV, debido a que no existe justificación para dicho aumento, esto debido a las condiciones de las unidades y pésimo servicio por parte de algunas rutas de camiones, taxis y metro.

“La solución no debe ser subir la tarifa, no solamente por la economía de los neoleóneses, cuando subes la tarifa desincentivas el uso del transporte público e incentivas el uso del coro. Ya Nuevo León ya no da más, ya es el 30% de los neoleóneses los que usan el transporte público cuando el índice debe ser el 50 o 70, si no corregimos eso el tráfico nunca se va a terminar”, dijo Senador por Nuevo León.

Por otro lado, solicitó al gobierno estatal buscar soluciones de fondo al problema del transporte, en el cual se haga un consorcio completo donde se estudie la oferta y demanda de las rutas.

“Que todas las rutas tengan un estándar y con esa eficiencia la clave es subir el famoso IPK, que es el famoso índice de pasajeros por kilómetro, hoy es muy bajo, muy ineficiente, por eso las rutas están quebrando porque hay rutas mal hechas, empalmadas, competencia desleal para que el camión nunca este lleno y como quiera tienes que gastar en refacciones, en empleados, en diesel”, aseveró el ex diputado local.

Por último, el senador de Movimiento Ciudadano aseguró que el desde el Senado seguirá impulsando la eliminación del IEPS en el diesel con el fin de que se disminuyan los costos del transporte público en un 25%.

 

Aprueban alza a tarifas de transporte público

Comparte este artículo:

El Consejo Estatal del Transporte y Vialidad (CETyV), aprobó por mayoría el llamado “tarifazo”, que plantea alzas a las tarifas del transporte público en Nuevo León.

El CETuV sostuvo una sesión privada en uno de los patios del Palacio de Gobierno, a donde se dieron cita cámaras empresariales, Organizaciones de la sociedad civil, centrales obrera, transportistas, Alcaldes metropolitanos y funcionarios estatales.

De acuerdo por lo aprobado por el CETyV, el ajuste incrementa un peso las tarifas ordinarias con tarjeta Feria, con un desliz mensual de 10 centavos hasta el 1 de noviembre de 2021. Mientras que los pagos en efectivo, aumentarán un peso, con un desliz de 50 centavos cada 90 días, de igual manera hasta el 2021.

En el caso de los taxis, el aumento será de un peso el banderazo, un peso más por kilometrajes, pero no habrá desliz mensual.

Además el metro, también tendrá un aumento de un peso y un desliz de 10 centavos mensuales hasta el 1 de noviembre de 2021.

En entrevista, el Secretario General de Gobierno, Manuel González, aseguró que no es un aumento agresivo y que si el proyecto es avalado por el Gobernador, los aumentos entrarán en vigor en una semana.

(Con información de Grupo Reforma)

Adquisición de nuevas unidades, la justificación de Longoria para ‘tarifazo’

Comparte este artículo:

El director de la Agencia Estatal del Transporte (AET), Jorge Longoria, justificó este lunes el “tarifazo” que plantea el Gobierno estatal al costo del transportes público, asegurando que el dinero se destinará a la compra de unidades nuevas de las rutas urbanas que dan servicio a los usuarios del Estado.

Este lunes el Pleno del Consejo Estatal del Transportes y Vialidad arrancó la sesión donde se contempla aprobar un ajuste a las tarifas del transporte público.

Longoria, aseguró que sobre el “tarifazo” se han dicho medias verdades y falsedades.

“Vamos a tratar de convencer al consejo. Ha habido alrededor de esto una seria de verdades a medias, de falsedades y distorsión de los que es la realidad y más bien se está politizando”.

Además el directo de la AET acusó que se trata de sacar una “tajada política” del tema, con el que se trata de demeritar el “buen trabajo” que se ha venido haciendo en el estado.

“Todo mundo quiere sacar una taja de lo que es la raja política de esta situación ye so es lo que demerita el buen trabajo que esta haciendo Nuevo León… es lamentable que por esta raja política quieran llevar esto a una situación de capa e inconformidad. El valor de cada unidad oscila entre un millón 800 y 5 millones de pesos, es mentira que aquí tenemos transporte patito; si hay unidades que deben estar en desuso, pero es cuestión del tope de financiamiento que tienen y pueden reemplazarlas.”, dijo el funcionario estatal.

De acuerdo a lo propuesto por el gobierno estatal, se incrementaría un peso las tarifas ordinarias con tarjeta Feria, con un desliz mensual de 10 centavos hasta el 1 de noviembre del 2021, y aumentar un peso el pago en efectivo, con un desliz de 50 centavos cada 90 días, hasta el 1 de noviembre del 2021. El Metro, tendrá un aumento de un peso y un desliz de 10 centavos mensuales hasta el 1 de noviembre del 2021.

Por otro lado, también e busca incrementar un peso el banderazo de taxis, un peso más por kilometraje y no aumentar la tarifa por tiempo.

Además de justificar el “tarifazo” con la compra de nuevas unidades, también dijo que los aumentos se deben a que se ha elevado en general los costos de bienes y servicios.

“Se ha incrementado el costo de la vida en todo México, han subido hasta los útiles escolares, hasta los celulares que todo mundo usa ya, esto es el costo de la vida, esto no es precisamente decir, el transporte es el único que quiere aumentar, ya todo subió”, justificó Longoria.

La reunión del Consejo tendrá una duración de aproximadamente 2 horas y al final se emitirá una postura para informar los ajustes a las tarifas del transporte público.

(Con información de Grupo Reforma)

#HojaDeRuta: “La ilusión del desarrollo”

Comparte este artículo:

-La ilusión no se come -dijo ella. -No se come, pero alimenta -replicó el Coronel

-Gabriel García Márquez, El Coronel no tiene quién le escriba

Medirle el pulso a una sociedad nunca es cosa fácil. Sea por vía cualitativa o cuantitativa, los resultados siempre tendrán un cierto grado de subjetividad, y por supuesto, múltiples interpretaciones.

Recién participé en un panel organizado por Cómo Vamos Nuevo León para analizar la más reciente edición de la encuesta de percepción ciudadana Así Vamos, publicada por la plataforma y realizada por la Facultad de Economía de la UANL. 

Al reflexionar sobre la información, llegué a la conclusión de que en Monterrey vivimos una suerte de ilusión del bienestar: estamos mejor en prácticamente cualquier medición respecto a los promedios nacionales, pero eso no significa necesariamente que las personas vivan bien.

Ampliemos: los datos brindan una peculiar fotografía de la Zona Metropolitana de Monterrey dividida en las temáticas de desarrollo social y económico; desarrollo sustentable; seguridad y justicia; gobierno eficiente y confiable, y los principales problemas del gobierno.

De entrada, resulta sorprendente que en un contexto de aumento de la gasolina, encarecimiento de la canasta básica y subida del dólar, la mayoría de la ciudadanía manifieste optimismo respecto a su futuro económico. Sin embargo, el 50% de los hogares encuestados vive con menos de 10,000 pesos al mes.

En un hogar se consideran en promedio cuatro personas y, de acuerdo al costo de la canasta básica calculado por CONEVAL, en zona urbana se requieren poco más de 11,000 pesos por hogar para cubrir lo mínimo indispensable. Este es un promedio nacional, que no considera que el costo de vida cambia por ciudad, y que la nuestra es una de las más caras del país.

Lo anterior es un hallazgo que exige, antes que análisis, concientización: cuando menos la mitad de los habitantes de la ciudad viven al día y ganan menos de lo necesario para adquirir lo esencial. Un dato adicional para darle dimensión es que hace 30 años, la canasta básica costaba cinco horas de trabajo de salario mínimo; actualmente se requieren más de veinticuatro.

Sacuden también los datos de movilidad: en promedio los viajes en auto son de una hora, y en transporte público, de hora y cincuenta minutos. La mitad de las personas en la ciudad se mueven en auto. En ciertos municipios como García y Santa Catarina el tiempo que los usuarios tienen que pasar en el transporte público raya en lo inhumano. En materia de medio ambiente, el principal problema percibido es la mala calidad del aire.

De lo anterior podemos desprender interpretaciones preliminares: Monterrey es una ciudad construida desde la perspectiva de las élites para las necesidades de éstas, con desdén hacia el bienestar colectivo. Naturalmente, las mayorías aspiran a emular la vida de las élites: tener auto, vivir en ciertos lugares, asistir a otros.

¿Cómo culpar a alguien de querer comprar un auto si se reduce a la mitad el tiempo de sus viajes, y el transporte público no es una opción asequible, eficiente y atractiva?

Esto genera un círculo vicioso: una ciudad diseñada para los autos, que son la principal causa de emisiones contaminantes, donde quienes tienen auto no están dispuestos a reconocer su responsabilidad en la mala calidad del aire, con un sistema de transporte público absurdamente controlado por privados a pesar de su evidente ineficiencia.

Lo anterior abre un evidente espacio para la demagogia: evidentemente se requiere reducir el uso del auto, pero las promesas de campaña mataron la tenencia (en todos los países desarrollados tener auto es un privilegio que acarrea un costo por la infraestructura y su huella de carbono). También está el caso de la verificación, que bajo el argumento de añejas corruptelas de anteriores intentos, se rechaza, o se plantea el absurdo de que sea “gratuita”, pero la autoridad tendría que absorber su costo ¿y de dónde salen los recursos de la autoridad?

Muchos de los datos de la encuesta llevan a cuestionar la imagen de bienestar que tiene la entidad y nuestra ciudad. Por supuesto que hay mayor actividad económica, emprendimiento, salarios más altos. Pero eso no se traduce necesariamente en calidad de vida generalizada. Si algo cruza los diversos temas contenidos en la encuesta es la desigualdad y división de clases que impera en nuestra sociedad.

Que Nuevo León sea el mejor en la mayoría de las variables de desarrollo a nivel nacional, no necesariamente significa que la gente esté bien, sino muchas veces que la distancia entre unos y otros es mucha, la desigualdad impera. A veces las élites pueden caer en la ceguera de taller, o como decía un entrañable profesor: “no es que el mundo sea chico, es que la burguesía es poca”.

#HojaDeRuta: “Lo “vintage” de las ideologías”

Comparte este artículo:

Hablar de ideología suena anticuado, trasnochado, y, en el mejor de los casos: “vintage”, aquello a lo que se tiene aprecio -admiración, incluso- en el presente, pero es intrínsecamente perteneciente al pasado. Yo no estoy tan seguro. El jueves, el congreso de Nuevo León se vanaglorió de aprobar una reforma al Código Civil para prohibir el matrimonio infantil. Más que aplaudir la reforma, habría que reflexionar cómo era posible que tal aberración siguiera existiendo.

Pero hay otro tema relacionado al matrimonio que está pendiente debatir en el estado: el de personas del mismo sexo. Ahí sí, los mariachis callaron. En estos tiempos en que se cree (o se quiere hacer creer) que la ideología es cosa del pasado, pareciera que las fuerzas políticas tradicionales tienen muy presente que prefieren congelar el asunto, a correr el riesgo de “ofender” a los votantes conservadores.

En las relaciones sociales la ideología es similar al viento: aunque no la veamos, está presente, y hay momentos en que se hace sentir. En política, pocas técnicas tan efectivas como el cansancio: dejar que el tiempo pase, que los temas se enfríen ¿de qué otra manera podría explicarse el dilatar un derecho que la Suprema Corte ha reconocido? La lógica es sencilla: esperar hasta que pueda venderse como inevitable mandato judicial para no asumir el costo político, y qué mejor que esto suceda cuando hayan pasado las elecciones. Ahí está la vergonzante respuesta de Margarita Zavala ante una pareja de mujeres lesbianas, con hijos, que le solicitan definir su postura para dar certeza jurídica a la comunidad LGBT.

La precandidata independiente se sobresalta ante la presencia del ojo negro de la cámara de un móvil, y sus reacciones resultan una delicia tragicómica: -“¿Estás grabando eso? No, no, apaga eso, que esto es distinto…Yo creo que el matrimonio es hombre y mujer, lo demás habrá que revisarlo -Nuestras familias ya existen ¿qué vas a revisar? -“¿Alguien quiere tomarse una foto?”.

Otro caso muy distinto, pero que también revela trasfondo ideológico, es el del transporte público. Nos es más fácil pensar que en esta ciudad debe haber 5 millones de coches, generando embotellamientos interminables que recuerden a “La autopista del sur” de Cortázar, a contemplar la posibilidad de tener una empresa pública que lo reordene de fondo ¿Qué otro criterio, sino el axioma de que lo privado es mejor que lo público, permitiría sostener un modelo tan ineficiente y caduco como el existente? ¿Por qué nadie pone el grito en el cielo si es evidente que los empresarios del transporte lucran con la disminución de la calidad de vida de la población con menos recursos? ¿Por qué la negativa a cambiar de paradigma, si prácticamente todos los casos de éxito internacionales en la materia tienen como elemento fundamental ser una empresa pública, donde la prioridad es mover a las personas, no hacer negocio? Aquí hay otro fenómeno interesante: descafeinar la ideología.

¿El transporte público en Nuevo León sigue siendo público? Por supuesto, los privados meramente tienen concesionado prestar al servicio. Ah, vaya, entonces el sagrado principio se mantiene incólume, como momia cuya sangre caliente hace mucho se evaporó. La distracción, la ignorancia y vaciar de contenido son algunas de las tácticas para evitar el conflicto ideológico, pero así como el viento no desaparece por decreto, tampoco lo hace la ideología. Ahora que nos acechan las boletas electorales, bien haríamos en pensar en qué creemos y por qué. Como escribió el poeta francés Paul Valéry: “Se levanta el viento. Debemos tratar de vivir”.

Propone Jorge Blanco Consulta Pública para Verificar Formas de Pago en Transporte

Comparte este artículo:

Los métodos de cobro en el transporte público deben ser decididos por los ciudadanos, por lo que es necesaria una consulta pública, afirmó el diputado Jorge Blanco.

El legislador solicitó a nombre del Grupo Legislativo Independiente que se inicien los trámites correspondientes para iniciar el sondeo en el portal del Congreso para verificar cómo desean los ciudadanos que se realice el pago: en efectivo, de manera electrónica o ambas.

“En Nuevo León las iniciativas que buscan reformar la Ley de Movilidad Sustentable aún se encuentran en estudio, por lo que considero importante que se realice una consulta pública a la ciudadanía en Nuevo León para conocer si se está de acuerdo o no, con el hecho de que el pago por el servicio sea en electrónico mediante el uso de tarjetas de crédito o debido así como en efectivo”, indicó.

El acuerdo fue aprobado y se remitió una copia del mismo a los órganos de soporte del Congreso para dar el trámite correspondiente a la Consulta pública.

El documento solicita que “el Congreso realice una consulta pública a través de la página oficial de Internet del Congreso del Estado de Nuevo León para conocer cuál es la opinión de los ciudadanos que hacen uso los servicios que ofertan las Empresas de Redes de Transporte”.

Busca el Dip. Jorge Blanco reforzar la seguridad en taxis

Comparte este artículo:

El diputado independiente Jorge Blanco presentó dos iniciativas de reforma para garantizar la seguridad en el transporte público; una al Código Penal y otra a la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable.

Las propuestas buscan garantizar la seguridad de usuarios de transporte privado tanto en  taxis tradicionales como en los servicios de Uber y Cabify.

La iniciativa de reforma al Código Penal plantea que el artículo 177 sea cambiado para endurecer las sanciones para los choferes que usen sus taxis para la comisión de delitos.

Quien ofrezca en renta varios vehículos para el servicio de transporte privado de pasajeros vía internet, careciendo de la Constancia o Certificado vehicular otorgada por el Estado, podría ser castigado con una pena de tres a ocho años de prisión y una multa de 300 cuotas.

“Le estamos dando una seguridad al usuario, se va a castigar con penas desde 1 a 12 años de prisión cuando el que presta el servicio carezca de la concesión, carezca de la licencia  o inclusive participe en hechos de privación ilegal de la libertad o en huidas para robos”, dijo el legislador.

Además, el diputado presentó una iniciativa de Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable, con la que se espera que se los conductores de taxis que funcionan por medio de una plataforma electrónica, como Uber o Cabify, tengan que tener un permiso o Certificado vehicular.

“Con la reforma, será responsabilidad de la Agencia expedir los permisos, otorgar o negar la acreditación de Registro y sus respectivos refrendos, así como las constancias y certificados necesarios en los términos y condiciones que señala esta Ley”, añadió.