Ni salud ni bienestar

Comparte este artículo:

El primero de enero de este año, comenzó a operar el nuevo órgano descentralizado de la Secretaría de Salud: El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que viene a reemplazar al Seguro Popular. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre tener salud y tener bienestar? La Real Academia Española define la primera como el estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones y la segunda como el conjunto de las cosas necesarias para vivir bien. Por lo tanto, la salud para el bienestar se podría explicar como estar en un estado funcional necesario para poder vivir dignamente.

El motivo por el que se crea el INSABI es para brindar servicios gratuitos de salud a 69 millones de personas que no cuentan con un seguro social; algunos de los servicios son atención universal médica y medicinas y tratamientos gratis.

Todo va bien hasta que uno se pone a pensar: ¿cómo puede un presidente decir que va a expandir los servicios médicos cuando ni siquiera en los hospitales actuales se puede brindar una atención suficiente a los pacientes? A diario al pasar por estos lugares vemos a gente desesperada por ser atendida y familiares que son obligados a permanecer fuera sin saber qué pasa con sus seres queridos dentro. A diario vemos noticias o publicaciones en redes sociales sobre el mal cuidado que se da en los hospitales del IMSS y la escasez de cosas básicas como jeringas, gasas y medicamentos.

Según el CONEVAL en el 2015 se contaba en el país con 2.4 médicos por cada 1,000 habitantes, siendo la más baja de los países de la OCDE y en el caso del personal de enfermería se contaba con 2.8 por cada 1,000 habitantes, mientras que el promedio de los países de la OCDE era de nueve. Por otro lado, el porcentaje de hospitales con 30 camas censables o más en el sector público es de 58.7%, siendo nuestro país, el segundo país de la OCDE con menor número de camas totales por cada 1,000 habitantes, justo por encima de la India, con un total de 1.5 camas.

Además, falta hablar sobre los efectos de haber eliminado el Seguro Popular, la gente que estaba afiliada a este seguro ha estado teniendo dificultades para volver a incorporarse a este nuevo Instituto y se quejan en redes sociales que la promesa de que todo fuera a ser gratuito es mentira, pues sí siguen cobrando varias cuotas y otras ya existentes han aumentado como el costo de hospitalización de 88 pesos a 477 pesos.

Es muy triste ver cómo se están ejecutando las acciones del gobierno sin una correcta planeación antes. No puedes prometer algo en una mañanera y luego “cumplir” de una manera tan mediocre. No se les dio un debido seguimiento de transición a los afiliados del Seguro Popular al INSABI, también el personal médico no tiene idea de cómo atender según este nuevo modelo y peor aún, la principal idea de hacer que todo fuera gratuito es completamente mentira. Con estos modos no se cumple ni salud ni bienestar y solo demuestra una vez más el pobre diseño e implementación de las políticas públicas de esta cuarta transformación.

La NOM 035: la promesa a no ser el país más industrioso y estresado del mundo

Comparte este artículo:

Algunos creeríamos que en México, es únicamente costumbre el saber qué nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo y personas cercanas a nosotros están bajo constante presión y que es algo usual, sin mayor fondo. Sin embargo, en realidad, las estadísticas prueban lo contrario. En nuestro país, la alarmante realidad es que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es el país que más horas labora al año. Hablamos de 2,148 horas en promedio… y de una media mundial que queda en las 1,734 horas. Eso no es todo, el dato más preocupante es que los mexicanos a nivel mundial ocupamos el primer lugar en el rubro de estrés laboral, haciendo constar que 7 de cada 10 sufren de esta condición. Esto va incluso por encima de países que son considerados potencias mundiales en términos económicos como lo son China y Estados Unidos. Esto y algunos otros factores trascendentes fueron los que impulsaron que la NOM-035 de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social entrará en vigor. 

El pasado miércoles 23 de octubre, entró en vigor en su primera etapa de dos, la Norma Oficial Mexicana 035. Cabe destacar, que esta fue encaminada hacia que los empleadores cumpliesen con la emisión de una política por escrito acerca de la prevención de los riesgos psicosociales en en el ambiente laboral, la inclusión de posibles medidas de prevención, así como también, la identificación de los trabajadores que han sufrido de sucesos que puedan entrar en el rubro de traumáticos severos. Por otra parte, la segunda etapa, que se tendrá por aplicable a partir del 23 de octubre del 2020, pretende que haya una identificación fija y un análisis como tal de los riesgos psicosociales, la evaluación del entorno organizacional, acciones de control y por supuesto, la práctica de exámenes médicos y el llevar a cabo los registros correspondientes. 

Es importante destacar que el apartado quinto de este ordenamiento contempla tanto las obligaciones de los patrones como de los trabajadores. Por parte de los empleadores destaca como tal, la creación de la política previamente descrita, así como también la promoción de un entorno organizacional favorable y libre de violencia. En los términos de las obligaciones correspondientes a los trabajadores, estos adquieren la responsabilidad de observar las medidas de prevención que se tengan por contempladas, colaborar en las acciones que se decidan en vías de cumplir con lo estipulado y prevenir activamente las conductas negativas que se busca aminorar. 

Asimismo, es necesario señalar que la NOM-035-STPS-2018 divide las acciones a tomar por parte de los empleadores en relación a la cantidad de trabajadores con los cuales cuentan. Esta acción se divide en dos rubros, el primero siendo de los 16 a los 50 trabajadores, fracción que únicamente deberá realizar la identificación y análisis de los factores psicosociales incluyendo a todos y cada uno sus trabajadores y la segunda, que realizará lo mismo añadiendo la evaluación del entorno organizacional a través de una muestra representativa. 

Una de las particularidades de esta norma, es que no propone un modelo como tal sino que sugiere que cada centro de trabajo se adecue a sus necesidades y brinda una serie de recomendaciones e incluso Guías de Referencia dentro del mismo ordenamiento. Dando por resultado un modelo libre, en función de las circunstancias de cada relación de trabajo. Además, contempla que los empleadores canalicen a los trabajadores a recibir ayuda. Para la realización de los análisis de riesgo como tal, el ordenamiento sugiere tomar en cuenta las condiciones del entorno de trabajo, la carga laboral, las jornadas, interferencia de los ámbitos personales y también, la falta de control que se pueda llegar a tener sobre el trabajo que se realice. 

Algunos de los medios que dieron a conocer esta noticia también hicieron hincapié hacia las multas que se tendrían por consignadas en el caso del incumplimiento de este ordenamiento, sin embargo, esto aún no es algo que haya quedado previamente esclarecido, ya que por lo pronto la STPS prevé una visión de promover el cumplimiento y no tanto una medida punitiva como tal. En palabras de Omar Estefan; Director General de Previsión Social de la STPS:”el propósito es cambiar el paradigma de cómo se están realizando las actividades con beneficio compartido tanto al trabajador como para el centro de trabajo”. Esperemos que verdaderamente esta medida pueda cambiar la realidad de muchos de los mexicanos y que poco a poco contribuya al fortalecimiento de nuestra nación. 

Educación con AMLO ¿aprobada o reprobada?

Comparte este artículo:

Mucho se habla de la educación sin conocer la trascendencia de sus beneficios individuales, sociales, culturales y económicos. La educación es la base del conocimiento, aquello que nos lleva a entender quiénes somos, dónde vivimos y cuál es nuestra realidad. El desarrollo personal fomenta el desarrollo social, lo que a su vez ha impulsado los derechos humanos y su respeto. Además es la base de la innovación y la generación de productividad de una economía, lo que impulsa su desarrollo y crecimiento.

La educación viene cargando con muchas problemáticas, la mayoría muy complejas para resolver en cuestión de años. La inasistencia escolar, el bajo nivel educativo, la mala calidad, la poca generación de conocimientos y las limitadas herramientas han provocado que México se encuentre ampliamente rezagado. Invertimos 5.4% del PIB en educación, pero si esto lo traducimos a la inversión por alumno tenemos $3,700 dls, mientras que el promedio de la OCDE es de $10,700 dls. 

Actualmente el 17% de la población entre 25 y 65 cuenta con estudios de licenciatura, mientras que el promedio de la OCDE es de 37%, un rezago importante para enfrentar los retos de una economía globalizada. Además hay un amplio grupo que no logra los beneficios económicos de contar con estudios superiores o técnicos, algo que impacta directamente en su ingreso, siendo el doble y el 30% extra con respecto a quienes sólo cuentan con educación preparatoria. Aquí tenemos también un reto importante, ya que los alumnos entre los 12 y 14 años abandonan sus estudios en una cifra alarmante del 15.2%.

Las condiciones socioeconómicas de nuestro país tampoco ayudan. La tasa de analfabetismo en zonas urbanas es de 3.1% mientras que en los niñ@s nacidos en comunidades rurales es de 13.2%, en comunidades indígenas de 17.8% y en aquellos con discapacidad visual o auditiva es de 22.6%. La pobreza extrema y las condiciones mencionadas son determinantes importantes en el futuro de un importante grupo de nuestra sociedad.

Para enfrentar estos retos desde el 2002 se cuenta con el INEE, hecho órgano autónomo en la reforma del 2013 de EPN. Si bien esta reforma dio un impulso importante a la evaluación y medición de las políticas educativas y su impacto, su implementación no fue la mejor. EPN gastó más en su publicidad que en su mejora, la evaluación fue utilizada como castigo para los maestros, y no se resolvieron temas importantes de transparencia en la asignación de plazas. 

A pesar de todo esto el INEE compiló más de 17 años de datos y políticas para la mejora educativa. Se desarrollaron metodologías, lineamientos, recomendaciones y directrices que impulsaron una aceptación de las evaluaciones por parte de la mayoría de los maestros. Al punto donde en 2018 alrededor del 80% estaban satisfechos con su crecimiento y evaluación, y mostraban una tendencia positiva en los exámenes de conocimiento. Dicho de otra manera, se tenían los problemas identificados y a pesar de las dificultades el camino estaba trazado y se comenzaba a ver la luz para una educación universal, equitativa, de calidad y con mejora constante. 

Pero todo quedó en el pasado. Con la victoria de AMLO el CNTE retomó el poder perdido en los últimos sexenios y Morena dio carta abierta para que las leyes secundarias en materia educativa fueran prácticamente escritas por el Magisterio. Ayer pasaron a manos del presidente, que las publicará sin oposición alguna. 

Estas tres leyes tienen un impacto profundo en el avance de casi dos décadas en materia educativa. Ahora tendremos un magisterio que podrá asignar las plazas de los maestros, determinar su crecimiento y apoyo con becas a placer. No será por conocimientos, habilidades o desempeño, sino por fidelidad política y apoyo sindical. El INEE se declara extinto, no sabemos qué pasará con todos los esfuerzos, datos y propuestas realizadas y todo quedará en un organismo de evaluación magisterial. 

Nos levantaron de un sueño, y cuando despertamos el dinosaurio seguía ahí. 

MÁS SOBRE EL TEMA: https://open.spotify.com/show/5nqhB8OTYOj5fwe9RKxNBl

En México no se es pobre porque quiere

Comparte este artículo:

– México es el país de la OCDE que más horas trabaja y que menor nivel salarial tiene

– Si naces pobre, tienes un 98.3% de probabilidad de morir pobre, según el Colmex

Escribo esta columna a raíz de una discusión que tuve con un tuitero que criticaba a los llamados “ninis” y las becas del gobierno federal, por considerarlos personas sin mérito alguno y susceptibles a ser nueva clientela electoral. 

El tuitero en cuestión argumentaba que las becas se debían otorgar a aquellos estudiantes con los promedios más altos, y que los “ninis webones” se pusieran a trabajar. Ya encarrilado, me puso de ejemplo su historia de vida, como una persona que desde los 8 años trabajó y no esperó que el gobierno le arreglara las cosas. 

Primero que todo, felicito a todas aquellas personas que con base en esfuerzo han salido adelante. A la gente que tiene una cultura del trabajo y que han forjado sus propias empresas y llegado a puestos altos. 

Ahora bien, tengo que decirles que no es una regla, y menos en México, el que el esfuerzo te saque adelante. 

México es el país que más trabaja entre los países de la OCDE. El promedio de horas trabajadas por cada empleado es de 2 mil 255 horas al año, lo que lo ubica por encima de países como Costa Rica y Corea del Sur.

El esfuerzo ahí está. Día con día, millones de mexicanas y mexicanos se levantan a realizar jornadas largas de trabajo, con el único objetivo de salir adelante. ¿Pero este esfuerzo se ve recompensado? No necesariamente. 

La misma OCDE en su informe “Perspectivas del empleo 2018”, señaló que en materia de empleo y salarios nuestro país reporta los más bajos pues el promedio salarial es de 4.6 dólares diarios, mientras que el promedio entre todos los países que la conforman es de 16.8 dólares. 

Entonces hay esfuerzo pero no alcanza económicamente. ¿Qué más puede impedir que una persona consiga desarrollarse? La pobreza. 

El informe “Desigualdades en México 2018”, editado por el Colegio de México, señala que si eres pobre, tienes un 98% de probabilidad de morir sin salir de ese estatus. Así es, 98 de cada 100 personas en situación de pobreza, habrán nacido, vivido y fallecido en esa misma condición. 

Nuestro país tiene una muy baja movilidad social, y esto va más allá del esfuerzo que las personas le puedan inyectar a su día a día. No se trata de un “es pobre porque quiere” o “los ninis no estudian ni trabajan porque son guebones”. Las problemáticas de nuestro México son muchas y lamentablemente afectan a los más desprotegidos. 

Coincido completamente en que es necesario vigilar los programas de gobierno, sobre todo aquellos que implican asistencia social y económica, para evitar que sean mal utilizados con fines electorales, pero esta no puede ser una razón para eliminar el impulso que un gobierno le puede dar a sus habitantes con las condiciones de vida más precarias.

Invito a todos los que piensen como el tuitero de esta columna, a que seamos reflexivos, empáticos, abiertos a cualquier opción que positivamente ayude a disminuir la brecha de desigualdad que impera en nuestro querido México. 

Asegura AMLO que perspectivas de caída de crecimiento económico son cantaletas de conservadores

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que “todos los días” los conservadores salen con la “cantaleta” de la perspectiva a la baja del crecimiento económico anual del país.

“Los tecnócratas, corruptos, conservadores, están muy molestos y han agarrado esa cantaleta de que se va a caer el crecimiento, como si ellos hubieran garantizado mucho crecimiento”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Los dichos del mandatario se dan después de que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) bajó la perspectiva de crecimiento económico en 2019 de 2% a 1.6% y en 2020 de 2.3 a 2%.

El mandatario aseguró que el gobierno ganará sus pronósticos de crecimiento este año al 2%.

“Vamos a ganar porque hay una variable que ahora nos ayuda mucho, ya no hay corrupción que existía cuando ellos gobernaban, cuando hay corrupción que afecta al crecimiento”.

A la OCDE le preocupa endeudamiento de Pemex

Comparte este artículo:

El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría advirtió sobre el riesgo que representa para la estabilidad económica del país el gran endeudamiento que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex).

En conferencia de prensa para presentar el informe “Estudios Económicos de la OCDE México”, Gurría indicó que Pemex tiene una contingencia que podría afectar la deuda del país y, por ende, su calificación crediticia en lo que a los mercados de deuda soberana se refiere.

“Pemex hoy está poniendo en riesgo la calificación crediticia de México”, aseguró.

“Lo que tenemos hoy con Pemex es una contingencia”, añadió.

El exsecretario de Estado mexicano atribuyó a la política fiscal de décadas pasadas, el elevado endeudamiento de la empresa estatal, pues se obligó a Pemex a transferir recursos a la Federación.

No obstante, sugirió que debe hacerse una reestructuración y considerar utilizar el fondo de contingencia (Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, FEIP) para apoyar a la empresa y cubrir los 6 mil millones de dólares en vencimiento de la petrolera en 2019.

Al respecto, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, señaló que comparte la visión de la OCDE y detalló que el FEIP “está mal hecho”, pues para poder usarlo tiene que haber condiciones muy graves, como que se caiga la recaudación o la economía mundial, por lo que se buscaría hacerlo contracíclico.

Esto, abundó, para evitar que la empresa productiva del Estado salga al mercado y pueda pagar este año sus vencimientos.

Gurría hizo un llamado a evaluar a fondo el costo beneficio de la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, y ponerlo en la balanza, con un resultado que sea transparente.

(Fuente: El Mañanero Diario)

¡En picada! México baja otros 3 lugares en Índice de Transparencia Internacional

Comparte este artículo:

México cayó tres lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional, al pasar del lugar 135 al 138 de 180 a nivel mundial.

Nuestro país obtuvo 28 puntos, en una escala que va del 0 al 100, en el IPC 2018 por lo que se ubicó como el país pero calificado entre los miembros de la OCDE y quedaron atrás incluso de países que han pasado por problemas severos de gobernabilidad y viabilidad económica, como Grecia y Hungría.

Comparado con otros países latinoamericano, México esta 111 lugares abajo de Chile y por abajo de 53 lugares de Argentina. A los únicos países que rebasa son a Guatemala y Nicaragua, que igual enfrentan severas crisis de gobernabilidad democrática. 

Transparencia Internacional destaca que México no ha logrado desmantelar las redes de corrupción destacadas, ni las redes que “les han brindado protección política”.

“Las medidas preventivas tomadas hasta ahora pierden efectividad cuando quienes participan en las redes de corrupción saben bien que no serán sentenciados y que podrán mantener los recursos desviados del erario público”, dijo Eduardo Bohórquez, director de la oficina en México de Transparencia Internacional.

El organismo internacional hace una serie de recomendaciones para que México pueda mejorar su ubicación en el IPC, que incluyen consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción, pasando de la etapa de nombramientos a generar `rimeros resultados, corregir las acciones preventivas que no logren resultados medibles y orientar la política anticorrupción hacia la sanción y la recuperación de activos, desmantelar las redes de corrupción que operan a nivel nacional y que gozan de protección política en los diferentes órdenes del gobierno y mantener un esfuerzo continuo y sistemático en la política anticorrupción.

Morena aprueba punto de acuerdo para pedir la suspensión de la evaluación docente

Comparte este artículo:

Haciendo uso de la tribuna y respaldado por sus compañeros de bancada, el diputado morenista Irán Santiago exhortó a las autoridades federales a suspender inmediatamente la evaluación docente y los consiguientes procedimientos de sanción contra los maestros, en lo que se revisa la llamada reforma educativa.

En el punto de acuerdo, que fue aprobado por la mayoría de legisladores, se enfatizó que las evaluaciones son aplicadas “bajo amenaza  e, incluso, se acusó que las mismas están diseñadas “para ser reprobadas”.

El documento aprobado denuncia que al interior de las escuelas los maestros son acosados, supervisados excesivamente y obligados a realizar trabajos meramente administrativos, por lo que la reforma educativa no generó, en realidad, un beneficio para la sociedad.

Al acusar que la reforma fue implementada basándose en los preceptos de la OCDE, “que desconoce la realidad del sistema educativo mexicano“, los legisladores guindas sostuvieron que la calidad de la educación no sólo depende de mediciones y evaluaciones.

De igual manera, afirmaron que las mismas  son válidas siempre y cuando constituyan un instrumento de retroalimentación y no como se han impuesto en nuestro país: “como una medida intimatoria, represiva que atenta contra los derechos laborales del magisterio“.

México y el Impuesto a la Herencia

Comparte este artículo:

El impuesto a la herencia es un tema polémico que últimamente se ha estado mencionando más en la prensa nacional. Actualmente en nuestro país no existe ningún impuesto a las herencias, sin importar que somos el segundo país de la OCDE con mayor desigualdad en el ingreso según el índice de Gini, cabe mencionar que en esa misma organización la mayoría de los países tienen algún tipo de gravamen a las herencias. Aquí y en China los impuestos son impopulares pero vale la pena analizar los casos de éxito y ver la forma en la que podría aplicarse en nuestro país.

En Estados Unidos el impuesto a la herencia es del 4% pero solamente aplica para el 2% de la población con herencias mayores a los 5 millones de dólares. La lógica detrás de este impuesto radica en que las grandes acumulaciones de capital no generan bienestar si no se gastan y solo se mantienen como ahorro para el propietario. Es gracias a las condiciones sociodemográficas, comerciales y políticas de un país que los empresarios pueden realizar sus actividades y sacar adelante al país con la actividad económica que generan, por lo cual debe haber una retribución para la gente, no solamente por medio de la responsabilidad social empresarial sino de la redistribución justa del ingreso, tanto para el empresario, como para el resto de la población.

De entrada, si queremos que una propuesta de este tipo tenga buena aceptación en esferas empresariales y de toma de decisiones, es necesario que se demuestre que México puede gastar mejor, combatiendo a la corrupción y mostrando mayores beneficios tangibles al contribuyente , aún y que somos uno de los países que menos recauda comparado con el resto de los países del G20.

El impuesto por si solo no sería suficiente, sería necesario generar un consenso con la clase empresarial y expertos para definir la tasa y a partir de que monto se podría aplicar, así como también deducciones y casos donde no aplique. Además habría que crearse todo un marco legal para evitar lagunas en el sistema como aplicar impuestos a las donaciones, tener unidades fiscales de investigación para evitar que se evada el impuesto, entre otras cosas.

Creo que la medida podría funcionar para redistribuir el ingreso, pero la propuesta debe ser integral y consensuada con la clase empresarial y otros sectores de la población para decidir los cómos y evitar caer en simulación o en una medida recaudatoria que terminé por desincentivar la actividad económica y no al revés como se busca con un mayor gasto público inteligente ocasionado por estos nuevos ingresos para el erario. 

Más Carlos

Comparte este artículo:

Me llené de asombro y alegría después de haber escuchado la historia de Carlos Antonio Santamaría, el niño que con tan solo 12 años logró entrar a la Facultad de Ciencias de la UNAM para cursar la carrera de Física Biomédica. 

Y este mismo suceso me hizo reflexionar: ¿dónde están los otros niños como Carlos? No necesariamente me refiero a los que tienen una alta capacidad cognitiva, sino a niños que podrían interesarse sobre temas actuales y quieran empezar a saber más.

Lo primero que viene a mi mente es que el modelo educativo mexicano tiene fallas, porque lo que hace el niño es memorizar en lugar de razonar, comprender y poner en práctica su aprendizaje. Los datos del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) 2015, muestran que México tiene un rendimiento por abajo del promedio que el de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); por ejemplo en ciencias México obtuvo 416 puntos mientras que el promedio de la OCDE es de 493 y en matemáticas 408 contra 490. 

También existe un problema de accesibilidad y calidad en la educación. Según la Encuesta Nacional de Hogares del 2016 del INEGI, 34% de la población se encuentra en un rezago educativo. Los estados que sufren más de esta condición son Chiapas, Oaxaca y Michoacán (52%, 51% y 48%) y por el otro lado, los que tienen menor rezago son la Ciudad de México, Nuevo León y Sonora (21%, 23% y 25%). 

Sueño con un México donde la educación sea accesible para todos, donde no haya diferencias por haber nacido en el norte o sur del país, dentro o fuera de una capital o estar en una escuela pública o privada. Un México donde los niños quieran aprender por gusto más que por obligación y les enseñen a sobrepasar límites para crear un mejor entorno para todos. Así como existe Carlos, también hay otros que al igual que él tienen muchas ganas de aprender pero no tienen las mismas oportunidades para hacerlo.