Piden empresarios medidas fiscales especiales ante emergencia por COVID-19

Comparte este artículo:

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) solicitó al Gobierno federal medidas fiscales especiales durante el tiempo que dure la epidemia por COVID-19 en México.

A través de un comunicado, el organismo empresarial reconoció a los Gobiernos federal y estatales por las medidas que han implementado para enfrentar la contingencia, con las cuales se pretende preservar la salud de los mexicanos.

No obstante, piden considerar a los contribuyentes ante las afectaciones que las medidas dejarán en la generación de ingresos necesarios para la operación de las empresas.

Aunado a ello, hacen un señalamiento a las dificultades a las que se han estado enfrentando con los sistemas informáticos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los cuales han resultado ser insuficientes para propiciar la presentación de las declaraciones anuales en tiempo.

Por lo anterior, enlistan opciones como diferir de inmediato la presentación de la declaración del ejercicio de 2019 tanto de personas físicas como de personas morales durante  seis meses y permitir pagar el impuesto que resulte en la misma en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.

Otra de las peticiones es establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de IVA aplicable durante todo el ejercicio de 2020.

Asimismo, permitir temporalmente que los contribuyentes puedan compensar de manera universal los saldos a su favor durante todo el ejercicio de 2020.

“Con estas medidas se permitirá que las empresas puedan contar con un mínimo de liquidez necesaria, con la finalidad de preservar las fuentes de empleo”, afirmó el CCE.

El organismo recordó que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado una serie de medidas emergentes de carácter fiscal a los gobiernos cuya finalidad es poder evitar que se profundice una crisis económica.

Entre ellas se encuentran el diferimiento o la condonación de pagos de impuestos; la eliminación de pagos anticipados a cuenta del impuesto final o en su caso el poder ajustarlos a la realidad que están viviendo las empresas con esta crisis; simplificación y celeridad en los procesos para obtener devoluciones de IVA; diferimiento de pagos de impuestos y derecho a la importación de mercancías; diferimiento de pagos de cuotas en materia de seguridad social respecto de sus trabajadores.

“Para el paquete fiscal 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Servicio de Administración Tributaria han seguido puntualmente diversas recomendaciones de la OCDE para fortalecer las finanzas públicas y disuadir la evasión fiscal.

“Por ello, consideramos que ahora deberían seguir las recomendaciones de dicho organismo para aliviar la situación financiera de los contribuyentes”, subrayó el CCE.

(Fuente: El Mañanero Diario)

El virus de la desigualdad

Comparte este artículo:

A principios de los 70s, Eduardo Galeano escribió en su obra Las Venas abiertas de America Latina que el desarrollo desarrolla la desigualdad y que es un viaje con más náufragos que navegantes. El intelectual uruguayo argumentaba que desde los orígenes latinoamericanos, ha existido una fuerte y arraigada desigualdad económica y fáctica. El conocido comúnmente como Coronavirus o COVID-19 por su nombre científico, viene a quitar nuevamente y de manera abrupta la venda en los ojos de todos sobre esa mortal desigualdad. Este virus que se esparce de manera rápida por nuestro territorio, viene a recordarnos que la desigualdad puede matar de muchas maneras, y una emergencia de salud pública es una de ellas. 

El escenario de posible propagación, forzó a empresas y gobierno a instar a todos a quedarnos en nuestros respectivos hogares, el paro de actividades económicas y la disminución de cualquier asunto no esencial. Sin embargo, esta medida puede sonar razonable en un país con ingresos justos, con una economía incluyente sin pobres y sin informalidad o para aquellos privilegiados que pueden hacer uso de las nuevas tecnologías para continuar sus labores. Sin embargo, esto es una realidad para sólo un pequeño grupo de la sociedad mexicana; porque vivimos en un plugar donde el 10%  más rico concentra el 64.4% de todo la riqueza del país (Esquivel 2015, pág. 16), porque vivimos en un país donde el 60% de la población laboral se encuentra en el empleo informal. Porque como país nos desarrollamos, pero como escribió Galeano, también  desarrollamos una desigualdad que sigue viva, que continúa creciendo, que late y late fuerte en  un  momento de suma vulnerabilidad.

Aquellos que no pueden encerrarse, no lo hacen por gusto sino por necesidad, porque el país no creció para ellos; el país no procura un sistema de salud para ellos; el país no procura un ingreso justo y las mismas oportunidades y una educación de calidad y servicios básicos. Porque aquellos que no sufrirán por el contagio del Coronavirus, sí sufrirán por el contagio del virus de la desigualdad. Esto no es nuevo, pero debido a su estructural origen, como sociedad lo hemos normalizado, porque México del periodo de 2008 a 2015, los ingresos de la clase media se redujeron en un 2% (OCDE, 2016). Esta desigualdad también tiene un componente de género, ya que las mujeres en México perciben 60% menos que los hombres  y esta brecha tardará 257 años en cerrarse (FEM, 2019).  Este problema es grave, no sólo por las implicaciones económicas y de crecimiento que esto conlleva, sino porque vemos que es una doble vulnerabilidad, ya que en esa situación de una disminución de consumo y contingencia,  las personas del sector informal y que vivan en situación de pobreza, serán las más afectadas, a pesar de que por cada 100 pesos generados en el país, 23 pesos provienen el sector informal (INEGI, 2019), lo cual nos deja ver la magnitud de esta afectación. Con esto no incentivo medidas contrarias a las señaladas por las autoridades, sin embargo, debemos dejar de normalizar la desigualdad y ver  las múltiples formas en cómo esta puede matar a millones de mexicanos. 

El quedarse en casa para combatir al Coronavirus está demostrando ser también un tema de clases, un tema de pocos contra uno de muchos, porque hablar de porcentajes es hablar de millones de mexicanos que no pueden darse ese lujo de parar porque viven día a día, porque la sociedad los ha olvidado, los ha normalizado. Vimos en un México donde 3 de cada 4 personas que hablan una lengua indígena o pertenecer a un pueblo originario, son pobres; ¿ellos como combatirán el COVID-19? ¿si el 38%  de la población indígena vive en pobreza extrema, como podrán quedarse en sus casas sin poder tener su día a día para sobrevivir y no para vivir? Como dicen vecinos del asentamiento La Guadalupana en Mérida, Yucatán: “aquí no hay compras de pánico, ni siquiera tenemos dinero”. Estos días deben de servir para que como sociedad, y en especial, para que los involucrados en la toma de decisiones públicas, reflexionen sobre cómo la desigualdad mata; cómo la desigualdad es un factor de riesgo importante en diversos escenarios como el actual. La ausencia de justicia (hasta la justicia económica) es la gran deuda de este país.

Bolsas se recuperan de pérdidas de la semana pasada

Comparte este artículo:

Las acciones estadounidenses registraron su mayor alza en 14 meses a medida que los inversionistas ganaron confianza en que los bancos centrales de las economías más grandes del mundo actuarían en conjunto para compensar cualquier impacto de la propagación del coronavirus.

El S&P 500 se recuperó 4.6 por ciento después de la noticia de que los Ministros de finanzas y los banqueros centrales del Grupo de los Siete celebrarán una teleconferencia el martes para discutir cómo responder al brote.

Las acciones tecnológicas lideraron el repunte después de siete días consecutivos de caídas para el índice de referencia, con los responsables de la política monetaria desde Japón hasta Inglaterra uniéndose a la Reserva Federal en la promesa de tomar medidas para apoyar sus economías si es necesario.

El coronavirus ya ha causado graves daños económicos, con la advertencia de la OCDE de que el crecimiento se hundirá a niveles no vistos en más de una década, pero los inversores apuestan a que los responsables políticos tomarán medidas decisivas para limitar el dolor.

“Los mercados ya están mirando más allá de la primera mitad, mirando hacia la segunda mitad para ver si tenemos o no una recuperación de la demanda”, dijo Anik Sen, jefe global de renta variable de PineBridge Investments.

Al cierre de la jornada, el índice S&P 500 Index subió 4.6 por ciento, mientras que el Dow Jones Industrial Average ganó 5.1 por ciento. En tanto, el Nasdaq avanzó 4.5 por ciento.

En Europa, el Stoxx Europe 600 Index aumentó 0.1 por ciento, mientras que el MSCI Asia Pacific Index subió 0.8 por ciento.

(Fuente: Bloomberg)

OCDE reduce pronóstico de crecimiento de México para el 2020

Comparte este artículo:

Este lunes la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) disminuyó su estimado de crecimiento para la economía mexicana para este 2020 de 1.2% a 0.7%. Esta es una reducción de 0.5 puntos respecto al pronóstico previo hecho en noviembre del año anterior. Por otro lado, para el 2021, el estimado se recortó de 1.6 a 1.4 por ciento.

En el mismo sentido, refriéndose a la economía mundial, la organización modificó su pronóstico a la baja, de 2.9%, a 2.4%, “con un crecimiento posiblemente incluso negativo en el primer trimestre de 2020“, mencionó; el motivo del ajuste es, especialmente, el brote de coronavirus, que perjudica a más de 60 países del mundo.

Resulta interesante también que la perspectiva para China, lugar de origen del virus, se encontraron en terreno negativo a 4.9%en 2020, 0.8 puntos porcentuales menos de lo estimado en noviembre. Y para Estados Unidos, el estimado para 2020 es un avance de 1.9%, 0.1 puntos menos de su pasado pronóstico.

Siendo que hacia 2021 anticipa una recuperación a una tasa de 2.1%, 0.1 puntos mejor de lo previsto en el estudio pasado correspondiente a noviembre.

Con información de La Verdad Noticias

Se contrae PIB 0.1% en el 2019; su peor desempeño desde el 2009

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en el 2019 el Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo o.1%, con respecto a 2018, lo que representa su peor desempeño desde 2009, año de la crisis financiera mundial.

El INEGI señaló que la caída del PIB en 2019 se debió a un retroceso de 1.7% en las actividades secundarias, que no pudo ser compensado con el incremento de 1.9% en las primarias y de 0.5% en las terciarias.

Por componentes, las actividades secundarias disminuyeron 1% y las actividades primarias 0.9%, mientras que las terciarias aumentaron 0.3% en el cuarto trimestre de 2019 con relación al trimestre precedente.

El resultado dado por el INEGI es muy diferente al nivel estimado por el gobierno federal, quien calculó que se registraría un crecimiento entre 0.6 y 1.2%. Por otro lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que espera que la economía crezca 4% durante su sexenio.

Organismos internacionales  como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimaron un crecimiento nulo, mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estimó un crecimiento de 0.2%.

Ni salud ni bienestar

Comparte este artículo:

El primero de enero de este año, comenzó a operar el nuevo órgano descentralizado de la Secretaría de Salud: El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que viene a reemplazar al Seguro Popular. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre tener salud y tener bienestar? La Real Academia Española define la primera como el estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones y la segunda como el conjunto de las cosas necesarias para vivir bien. Por lo tanto, la salud para el bienestar se podría explicar como estar en un estado funcional necesario para poder vivir dignamente.

El motivo por el que se crea el INSABI es para brindar servicios gratuitos de salud a 69 millones de personas que no cuentan con un seguro social; algunos de los servicios son atención universal médica y medicinas y tratamientos gratis.

Todo va bien hasta que uno se pone a pensar: ¿cómo puede un presidente decir que va a expandir los servicios médicos cuando ni siquiera en los hospitales actuales se puede brindar una atención suficiente a los pacientes? A diario al pasar por estos lugares vemos a gente desesperada por ser atendida y familiares que son obligados a permanecer fuera sin saber qué pasa con sus seres queridos dentro. A diario vemos noticias o publicaciones en redes sociales sobre el mal cuidado que se da en los hospitales del IMSS y la escasez de cosas básicas como jeringas, gasas y medicamentos.

Según el CONEVAL en el 2015 se contaba en el país con 2.4 médicos por cada 1,000 habitantes, siendo la más baja de los países de la OCDE y en el caso del personal de enfermería se contaba con 2.8 por cada 1,000 habitantes, mientras que el promedio de los países de la OCDE era de nueve. Por otro lado, el porcentaje de hospitales con 30 camas censables o más en el sector público es de 58.7%, siendo nuestro país, el segundo país de la OCDE con menor número de camas totales por cada 1,000 habitantes, justo por encima de la India, con un total de 1.5 camas.

Además, falta hablar sobre los efectos de haber eliminado el Seguro Popular, la gente que estaba afiliada a este seguro ha estado teniendo dificultades para volver a incorporarse a este nuevo Instituto y se quejan en redes sociales que la promesa de que todo fuera a ser gratuito es mentira, pues sí siguen cobrando varias cuotas y otras ya existentes han aumentado como el costo de hospitalización de 88 pesos a 477 pesos.

Es muy triste ver cómo se están ejecutando las acciones del gobierno sin una correcta planeación antes. No puedes prometer algo en una mañanera y luego “cumplir” de una manera tan mediocre. No se les dio un debido seguimiento de transición a los afiliados del Seguro Popular al INSABI, también el personal médico no tiene idea de cómo atender según este nuevo modelo y peor aún, la principal idea de hacer que todo fuera gratuito es completamente mentira. Con estos modos no se cumple ni salud ni bienestar y solo demuestra una vez más el pobre diseño e implementación de las políticas públicas de esta cuarta transformación.

La NOM 035: la promesa a no ser el país más industrioso y estresado del mundo

Comparte este artículo:

Algunos creeríamos que en México, es únicamente costumbre el saber qué nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo y personas cercanas a nosotros están bajo constante presión y que es algo usual, sin mayor fondo. Sin embargo, en realidad, las estadísticas prueban lo contrario. En nuestro país, la alarmante realidad es que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es el país que más horas labora al año. Hablamos de 2,148 horas en promedio… y de una media mundial que queda en las 1,734 horas. Eso no es todo, el dato más preocupante es que los mexicanos a nivel mundial ocupamos el primer lugar en el rubro de estrés laboral, haciendo constar que 7 de cada 10 sufren de esta condición. Esto va incluso por encima de países que son considerados potencias mundiales en términos económicos como lo son China y Estados Unidos. Esto y algunos otros factores trascendentes fueron los que impulsaron que la NOM-035 de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social entrará en vigor. 

El pasado miércoles 23 de octubre, entró en vigor en su primera etapa de dos, la Norma Oficial Mexicana 035. Cabe destacar, que esta fue encaminada hacia que los empleadores cumpliesen con la emisión de una política por escrito acerca de la prevención de los riesgos psicosociales en en el ambiente laboral, la inclusión de posibles medidas de prevención, así como también, la identificación de los trabajadores que han sufrido de sucesos que puedan entrar en el rubro de traumáticos severos. Por otra parte, la segunda etapa, que se tendrá por aplicable a partir del 23 de octubre del 2020, pretende que haya una identificación fija y un análisis como tal de los riesgos psicosociales, la evaluación del entorno organizacional, acciones de control y por supuesto, la práctica de exámenes médicos y el llevar a cabo los registros correspondientes. 

Es importante destacar que el apartado quinto de este ordenamiento contempla tanto las obligaciones de los patrones como de los trabajadores. Por parte de los empleadores destaca como tal, la creación de la política previamente descrita, así como también la promoción de un entorno organizacional favorable y libre de violencia. En los términos de las obligaciones correspondientes a los trabajadores, estos adquieren la responsabilidad de observar las medidas de prevención que se tengan por contempladas, colaborar en las acciones que se decidan en vías de cumplir con lo estipulado y prevenir activamente las conductas negativas que se busca aminorar. 

Asimismo, es necesario señalar que la NOM-035-STPS-2018 divide las acciones a tomar por parte de los empleadores en relación a la cantidad de trabajadores con los cuales cuentan. Esta acción se divide en dos rubros, el primero siendo de los 16 a los 50 trabajadores, fracción que únicamente deberá realizar la identificación y análisis de los factores psicosociales incluyendo a todos y cada uno sus trabajadores y la segunda, que realizará lo mismo añadiendo la evaluación del entorno organizacional a través de una muestra representativa. 

Una de las particularidades de esta norma, es que no propone un modelo como tal sino que sugiere que cada centro de trabajo se adecue a sus necesidades y brinda una serie de recomendaciones e incluso Guías de Referencia dentro del mismo ordenamiento. Dando por resultado un modelo libre, en función de las circunstancias de cada relación de trabajo. Además, contempla que los empleadores canalicen a los trabajadores a recibir ayuda. Para la realización de los análisis de riesgo como tal, el ordenamiento sugiere tomar en cuenta las condiciones del entorno de trabajo, la carga laboral, las jornadas, interferencia de los ámbitos personales y también, la falta de control que se pueda llegar a tener sobre el trabajo que se realice. 

Algunos de los medios que dieron a conocer esta noticia también hicieron hincapié hacia las multas que se tendrían por consignadas en el caso del incumplimiento de este ordenamiento, sin embargo, esto aún no es algo que haya quedado previamente esclarecido, ya que por lo pronto la STPS prevé una visión de promover el cumplimiento y no tanto una medida punitiva como tal. En palabras de Omar Estefan; Director General de Previsión Social de la STPS:”el propósito es cambiar el paradigma de cómo se están realizando las actividades con beneficio compartido tanto al trabajador como para el centro de trabajo”. Esperemos que verdaderamente esta medida pueda cambiar la realidad de muchos de los mexicanos y que poco a poco contribuya al fortalecimiento de nuestra nación. 

Educación con AMLO ¿aprobada o reprobada?

Comparte este artículo:

Mucho se habla de la educación sin conocer la trascendencia de sus beneficios individuales, sociales, culturales y económicos. La educación es la base del conocimiento, aquello que nos lleva a entender quiénes somos, dónde vivimos y cuál es nuestra realidad. El desarrollo personal fomenta el desarrollo social, lo que a su vez ha impulsado los derechos humanos y su respeto. Además es la base de la innovación y la generación de productividad de una economía, lo que impulsa su desarrollo y crecimiento.

La educación viene cargando con muchas problemáticas, la mayoría muy complejas para resolver en cuestión de años. La inasistencia escolar, el bajo nivel educativo, la mala calidad, la poca generación de conocimientos y las limitadas herramientas han provocado que México se encuentre ampliamente rezagado. Invertimos 5.4% del PIB en educación, pero si esto lo traducimos a la inversión por alumno tenemos $3,700 dls, mientras que el promedio de la OCDE es de $10,700 dls. 

Actualmente el 17% de la población entre 25 y 65 cuenta con estudios de licenciatura, mientras que el promedio de la OCDE es de 37%, un rezago importante para enfrentar los retos de una economía globalizada. Además hay un amplio grupo que no logra los beneficios económicos de contar con estudios superiores o técnicos, algo que impacta directamente en su ingreso, siendo el doble y el 30% extra con respecto a quienes sólo cuentan con educación preparatoria. Aquí tenemos también un reto importante, ya que los alumnos entre los 12 y 14 años abandonan sus estudios en una cifra alarmante del 15.2%.

Las condiciones socioeconómicas de nuestro país tampoco ayudan. La tasa de analfabetismo en zonas urbanas es de 3.1% mientras que en los niñ@s nacidos en comunidades rurales es de 13.2%, en comunidades indígenas de 17.8% y en aquellos con discapacidad visual o auditiva es de 22.6%. La pobreza extrema y las condiciones mencionadas son determinantes importantes en el futuro de un importante grupo de nuestra sociedad.

Para enfrentar estos retos desde el 2002 se cuenta con el INEE, hecho órgano autónomo en la reforma del 2013 de EPN. Si bien esta reforma dio un impulso importante a la evaluación y medición de las políticas educativas y su impacto, su implementación no fue la mejor. EPN gastó más en su publicidad que en su mejora, la evaluación fue utilizada como castigo para los maestros, y no se resolvieron temas importantes de transparencia en la asignación de plazas. 

A pesar de todo esto el INEE compiló más de 17 años de datos y políticas para la mejora educativa. Se desarrollaron metodologías, lineamientos, recomendaciones y directrices que impulsaron una aceptación de las evaluaciones por parte de la mayoría de los maestros. Al punto donde en 2018 alrededor del 80% estaban satisfechos con su crecimiento y evaluación, y mostraban una tendencia positiva en los exámenes de conocimiento. Dicho de otra manera, se tenían los problemas identificados y a pesar de las dificultades el camino estaba trazado y se comenzaba a ver la luz para una educación universal, equitativa, de calidad y con mejora constante. 

Pero todo quedó en el pasado. Con la victoria de AMLO el CNTE retomó el poder perdido en los últimos sexenios y Morena dio carta abierta para que las leyes secundarias en materia educativa fueran prácticamente escritas por el Magisterio. Ayer pasaron a manos del presidente, que las publicará sin oposición alguna. 

Estas tres leyes tienen un impacto profundo en el avance de casi dos décadas en materia educativa. Ahora tendremos un magisterio que podrá asignar las plazas de los maestros, determinar su crecimiento y apoyo con becas a placer. No será por conocimientos, habilidades o desempeño, sino por fidelidad política y apoyo sindical. El INEE se declara extinto, no sabemos qué pasará con todos los esfuerzos, datos y propuestas realizadas y todo quedará en un organismo de evaluación magisterial. 

Nos levantaron de un sueño, y cuando despertamos el dinosaurio seguía ahí. 

MÁS SOBRE EL TEMA: https://open.spotify.com/show/5nqhB8OTYOj5fwe9RKxNBl

En México no se es pobre porque quiere

Comparte este artículo:

– México es el país de la OCDE que más horas trabaja y que menor nivel salarial tiene

– Si naces pobre, tienes un 98.3% de probabilidad de morir pobre, según el Colmex

Escribo esta columna a raíz de una discusión que tuve con un tuitero que criticaba a los llamados “ninis” y las becas del gobierno federal, por considerarlos personas sin mérito alguno y susceptibles a ser nueva clientela electoral. 

El tuitero en cuestión argumentaba que las becas se debían otorgar a aquellos estudiantes con los promedios más altos, y que los “ninis webones” se pusieran a trabajar. Ya encarrilado, me puso de ejemplo su historia de vida, como una persona que desde los 8 años trabajó y no esperó que el gobierno le arreglara las cosas. 

Primero que todo, felicito a todas aquellas personas que con base en esfuerzo han salido adelante. A la gente que tiene una cultura del trabajo y que han forjado sus propias empresas y llegado a puestos altos. 

Ahora bien, tengo que decirles que no es una regla, y menos en México, el que el esfuerzo te saque adelante. 

México es el país que más trabaja entre los países de la OCDE. El promedio de horas trabajadas por cada empleado es de 2 mil 255 horas al año, lo que lo ubica por encima de países como Costa Rica y Corea del Sur.

El esfuerzo ahí está. Día con día, millones de mexicanas y mexicanos se levantan a realizar jornadas largas de trabajo, con el único objetivo de salir adelante. ¿Pero este esfuerzo se ve recompensado? No necesariamente. 

La misma OCDE en su informe “Perspectivas del empleo 2018”, señaló que en materia de empleo y salarios nuestro país reporta los más bajos pues el promedio salarial es de 4.6 dólares diarios, mientras que el promedio entre todos los países que la conforman es de 16.8 dólares. 

Entonces hay esfuerzo pero no alcanza económicamente. ¿Qué más puede impedir que una persona consiga desarrollarse? La pobreza. 

El informe “Desigualdades en México 2018”, editado por el Colegio de México, señala que si eres pobre, tienes un 98% de probabilidad de morir sin salir de ese estatus. Así es, 98 de cada 100 personas en situación de pobreza, habrán nacido, vivido y fallecido en esa misma condición. 

Nuestro país tiene una muy baja movilidad social, y esto va más allá del esfuerzo que las personas le puedan inyectar a su día a día. No se trata de un “es pobre porque quiere” o “los ninis no estudian ni trabajan porque son guebones”. Las problemáticas de nuestro México son muchas y lamentablemente afectan a los más desprotegidos. 

Coincido completamente en que es necesario vigilar los programas de gobierno, sobre todo aquellos que implican asistencia social y económica, para evitar que sean mal utilizados con fines electorales, pero esta no puede ser una razón para eliminar el impulso que un gobierno le puede dar a sus habitantes con las condiciones de vida más precarias.

Invito a todos los que piensen como el tuitero de esta columna, a que seamos reflexivos, empáticos, abiertos a cualquier opción que positivamente ayude a disminuir la brecha de desigualdad que impera en nuestro querido México. 

Asegura AMLO que perspectivas de caída de crecimiento económico son cantaletas de conservadores

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que “todos los días” los conservadores salen con la “cantaleta” de la perspectiva a la baja del crecimiento económico anual del país.

“Los tecnócratas, corruptos, conservadores, están muy molestos y han agarrado esa cantaleta de que se va a caer el crecimiento, como si ellos hubieran garantizado mucho crecimiento”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Los dichos del mandatario se dan después de que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) bajó la perspectiva de crecimiento económico en 2019 de 2% a 1.6% y en 2020 de 2.3 a 2%.

El mandatario aseguró que el gobierno ganará sus pronósticos de crecimiento este año al 2%.

“Vamos a ganar porque hay una variable que ahora nos ayuda mucho, ya no hay corrupción que existía cuando ellos gobernaban, cuando hay corrupción que afecta al crecimiento”.