La comunidad salva vidas

Comparte este artículo:

La pandemia nos vino a recordar muchas cosas, pero hay un hecho que destaca: el poder curativo de vivir en comunidad con los espacios públicos que compartimos.

El aislamiento fue letal para la salud mental: alzas en el número de suicidios en todos los países, Estados Unidos registró un pico histórico en muertes por sobredosis de drogas con más de 100 mil víctimas en el último año; México es el país con mayor índice de ansiedad de los países que conforman la OCDE, el abuso de alcohol y de sustancias en nuestro país también se incrementó de manera exponencial. 

Y la lista puede seguir. 

Ante este panorama, como sociedad, hemos revalorizado el poder que tiene la conexión humana y la libertad de disfrutar de nuestros espacios públicos. 

Ahora la construcción y mantenimiento de estos espacios, llámense parques, ciclovías, centros deportivos, centros para las artes, escuelas, centros comunitarios, entre otros, son prioridad para los gobiernos de todos los niveles porque resulta que son básicos para nuestro bienestar integral.

Hace 10 años quién hubiera pensado que un parque puede salvar una vida, que en la realidad del Covid los exteriores serían el lugar más seguro, que no es el individualismo lo que nos va a salvar, sino la cohesión social. 

Por eso, es preciso que los gobiernos desde lo local actúen en consecuencia. Y algunos como San Pedro lo han hecho con su inversión en calles y banquetas.

Resulta por demás ridículo las voces que se oponen a la Vía Libre, la ciclovía en este municipio porque se niegan al cambio. Se rehúsan a aceptar que esta es la nueva realidad necesaria para nuestra supervivencia.

Hay que subir el nivel y construir más espacios compartidos, despojarnos de nuestros egoísmos, porque solamente el amor a la comunidad y el actuar en pro del bien común nos va a salvar como humanidad. 

Protestan contra Ciclovía en Alfonso Reyes

Comparte este artículo:

Vecinos de la avenida Alfonso Reyes protestaron en contra del proyecto Vía Libre del municipio de San Pedro, pues consideraron que no se les tomó en cuenta.

Alrededor de 40 vecinos se hicieron cita en la esquina de Alfonso Reyes y Neil Armstrong, en donde pidieron que la obra sea integral y no impuesta.

“La ciclovía no tiene futuro en Alfonso Reyes, no es práctica, podríamos mejor subsidiar un transporte escolar, queremos una lluvia de ideas, pero que el alcalde venga”, dijo una vecina.

“La única solución que vemos es tener una reunión donde pongamos todas las molestias actuales sobre el proyecto en la mesa y como gente educado resolvamos lo mejor para todos, no sólo para él”, dijo Annie Stratmann.

Por su parte, Martha Marino, señaló que el municipio no tomó en cuenta el riesgo que tendrían los usuarios por la infraestructura de la avenida.

“Esto no es viable, su lo siguen construyendo habrá muchos accidentes”, aseguró.

Durante la protesta, los vecinos portaron pancartas contra el alcalde y el proyecto.

Será el domingo cuando nuevamente los vecinos y vecinas de la zona protesten contra el proyecto que abarcará 4 kilómetros en ambos sentidos de Alfonso Reyes, desde la Universidad de Monterrey (UDEM) hasta el cruce con Avenida Olimpiadas, con un costo de 33 millones de pesos.