Energía: Reto y Oportunidad

Comparte este artículo:

Durante el proceso de las campañas de este 2018 uno de los temas principales sobre la mesa fue el del sector energético en nuestro país, generando debate, propuestas y polémica por parte de los distintos candidatos presidenciales y algunos gobernadores. La discusión real en mesas políticas y  empresariales no se centró en un dilema de si seguir adelante con la reforma energética o echarla para atrás, sino más bien en los cómos y en cada una de las categorías que integran el sector: petróleo, gas, electricidad y su exploración, explotación, transportación, comercialización, etc. Es una reforma mucho más compleja que otras por tratarse no solamente de un negocio sino de un tema de seguridad nacional, empleo, cuidado del medio ambiente, etc. 

Como ya nos han dicho, el sector energético necesitaba un cambio en el marco legal, para poder avanzar, y según expertos si no hubiera sido por la reforma aprobada, México no podría llegar a las metas que se planteó en materia de desarrollo sostenible y emisión de contaminantes ante la ONU, en el protocolo de París y varios organismos internacionales. Los precios de la energía eléctrica para el sector industrial han disminuido y se sigue caminando para llegar a la meta del 35% en generación de energía limpia. Según cálculos, sin la reforma, la economía de México sería 4% menor que como esta ahorita por las inversiones y empleos que se han generado gracias a ella. 

Por el otro lado hay grandes áreas de oportunidad para la reforma, en 2012 por ejemplo solo en el norte de Veracruz se perforaron 650 pozos mientras que en 2013 fueron solo 100 hasta llegar a solo 8 en 2017. Por el otro lado el Gas LP ha subido en 59% su precio afectando a las 25 millones de familias mexicanas que la utilizan, ni se diga del tema del precio de la gasolina que debido a la liberalización de su precio pero con un alto IEPS se disparó su precio a inicios de 2017 afectando toda la cadena de producción y generando descontento a nivel nacional en todos los sectores de la sociedad. 

Parte de la discusión actual por el nuevo gobierno en temas energéticos tiene que ver con la viabilidad de construir 2 nuevas refinerías y pedir un 80% de contenido nacional de contratos petroleros. En lo personal pienso que el tema energético debe evitar politizarse, dada la relevancia que tiene para nuestro país, debemos apoyar las medidas que tome el nuevo gobierno y proponer como mejorar las ya existentes, es necesario reconstruir la capacidad de producción y distribución de gasolina de nuestro país que se encuentra en su punto más bajo desde 1990 y también es importante que hayan grandes inversiones en el sector  no solamente de los extranjeros, sino de la iniciativa privada nacional y del propio gobierno que busque incentivar la creación de empleos de nivel y bien remunerados con profesionistas con buena capacitación.  

Universidades Libres de Humo

Comparte este artículo:

El consumo de tabaco en espacios públicos siempre ha sido un tema polémico y más cuando se trata del consumo de cigarrillos en universidades. En los últimos años la mayoría de las universidades en el país se han sumado a una tendencia de muchos países occidentales de buscar hacer campus libres de humo con la excusa de limitar el uso del tabaco en jóvenes con medidas coercitivas como multas y otro tipo de penalizaciones que se han visto lentas en disminuir el uso de este producto.

Gracias a los acuerdos que muchos países firmaron con la OMS entre 2003 y 2005 se comenzó a legislar para aumentar el IEPS al tabaco, además de buscar limitar su promoción en radio, televisión e internet y obligar a las empresas a incluir leyendas y fotografías en las cajetillas de los cigarrillos.  Entre 2005 y 2013 el consumo en nuestro país de cigarrillos legalmente distribuidos disminuyó en un 35%, pero aumentó después y en 2016 los consumidores aumentaron por 2.95% impulsado sobre todo por los jóvenes de entre 15 y 24 años según datos del INEGI. El aumento de impuestos en 2011 aprobados en México a este producto no detuvo su consumo. Nuestro país está calificado con 5.5 en una escala del 1 al 10 en proteger a la población del humo del tabaco según el Informe MPOWER de la Sociedad Civil 2017. 

El problema en las universidades que han aplicado está política, en nuestro país, es que muchas aplicaron en primera instancia la regla pero no penalizan ni aplican medidas para castigar el uso del tabaco, ocasionado en gran medida porque no incluyen un área especial para fumadores por lo que los estudiantes con adicción prefieren romper la regla a salirse del campus y exponerse a sufrir por algún asalto o problema externo al campus o simplemente por no trasladarse tanto. 

El consumo del tabaco no se combate únicamente con medidas coercitivas, ya que estas solamente actúan como una solución temporal pero el problema persiste. El problema se resuelve en parte con prevención desde el hogar y en la propia universidad, está bien que sean espacios libres de humo como marcan la ley pero deben buscarse espacios para aquellos que no puedan evitar su adicción y no obligarlos a salir porque para muchos en alto grado de adicción no fumar no es opción. 

Huachicoleros: Un problema económico y de seguridad

Comparte este artículo:

Esta semana cayeron 4 huachicoleros con 2,500 litros de gasolina en el estado de Hidalgo. En las últimos meses cada vez es más recurrente escuchar de noticias sobre accidentes, cateos y desabasto ocasionado por los famosos huachicoleros, cuyo robo se ha extendido de estaciones a oleoductos e inclusive trenes que transportan el vital líquido. El problema del robo de combustible más que un tema económico es un tema de seguridad nacional, toda la economía opera de manera directa o indirecta con el uso de combustibles, todas las industrias, productos, servicios y medios de transporte dependen de estas fuentes de energía. 

Siempre ha existido el robo de combustible pero este ha ido evolucionando al grado de perforar oleoductos e inclusive descarrilar trenes con pipas provenientes de Estados Unidos. El primer robo de combustible de este tipo se registró en el 2000 donde se registraron 15 extracciones según datos de PEMEX, en 2017 la cifra superó los 7,000 casos, el 40% del combustible que llega a la Ciudad de México y se distribuye al país pasa por el llamado triángulo rojo que abarca 6 municipios de Minatitlan a México, donde ocurre la mayoría de los atracos sobre todo en Veracruz y Puebla. Guanajuato, Tamaulipas, Veracruz y Estado de México son estados que también presentan graves problemas de robo de combustible. 

Se calcula que el robo diario asciende a 27,000 barriles lo cual en ciertas zonas ha llegado en casos extremos a ocasionar desabastos generando pérdidas de entre 15 y 20 mil mdp según SHCP lo cual tiene que ser absorbido por PEMEX gracias a la reforma energética. Organizaciones delictivas provenientes del narcotráfico se han involucrado en este negocio para diversificar sus ingresos, aumentando aún más la violencia, al generarse enfrentamientos con el ejército y fuerzas de los distintos estados de la república.

El problema viene a incrementarse en un momento crítico para PEMEX ya que actualmente tiene la menor producción de barriles de crudo desde 1990 y se importa más de 2/3 de la gasolina que consumimos al tener una producción mínima en muchas refinerías. El precio del barril del petróleo se va recuperando, pero el alto IEPS genera altos costos del líquido afectando la competencia de las empresas mexicanas y además PEMEX tiene que enfrentar sus grandes pasivos laborales y deudas adquiridas en dólares, el cuál no deja de subir de valor por el fortalecimiento de la economía norteamericana, su reforma fiscal, la renegociación del TLCAN y la incertidumbre por las elecciones. 

El problema de los huachicoleros no se resuelve solo con más dinero, el problema es estructural y debe de abordarse no como un gasto de la empresa sino como un tema de seguridad nacional. Ayer El Norte publicó que PEMEX invirtió 42% más en el primer trimestre de 2018 en comparación a 2017 pero las tomas clandestinas aumentaron en 36%. El problema radica en la forma en que enfrentamos el problema, debe haber mayor coordinación entre autoridades de los 3 niveles y pensar en esquemas que usan otros países donde las empresas privadas de seguridad de oleoductos representan un negocio multimillonario y tienen niveles de robo mucho menores que en México aún en países conflictivos como Iraq y Turquía. 

#Gasolinazo y Simulación Política en Redes

Comparte este artículo:

Desde que entró en efecto el famoso #Gasolinazo el primero de enero del presente año. Varios actores políticos y hasta activistas han manifestado la posibilidad de no pagar el IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), cuando se acude a una gasolinera.




El caso más reciente fue el del candidato a la Presidencia por la vía independiente, Gerardo Fernández Noroña, quien en un video se niega a pagar el IEPS y lo logra.

La realidad es que el Sr. Noroña logro su cometido por qué llevaba medios de comunicación y los trabajadores de la gasolinera le siguieron el juego al ex perredista. La realidad es que ni usted o yo podríamos concretar lo mismo, y no tampoco con un amparo, y si lo logra, no está afectando al “gobierno asesino y opresor” (nótese mi sarcasmo) como a usted le quieren hacer creer.

Al contrario, el que pierde en todo este asunto es el dueño de la franquicia de la gasolinera, puesto que el sí tiene que pagar el IEPS a Petróleos Mexicanos. En pocas palabras, el gobierno sigue saliendo beneficiado y no le pierde a la gasolina.

No es raro ver que, en situaciones como el gasolinazo, haya oportunistas políticos que quieran hacerse promoción con falsas campañas. Tan falsas son estas campañas que, de hecho, esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación afirmó que los amparos que se han interpuesto no serán aceptados por los tribunales.




Y es que, aunque sí se puede tramitar un amparo contra un impuesto, este recurso no va a proceder ya que más gente podría entonces negarse a pagar impuestos, dándonos de esta manera un balazo en el pie.

Es triste ver que haya políticos y activistas que se estén haciendo promoción con simulación. La simulación está en promover amparos que ellos mismos saben que no van a proceder, y en el caso del Sr. Noroña, promoviendo “resistencia civil” que no surtirá el efecto que se espera, que es que afecte al gobierno federal.

La única verdadera solución al gasolinazo es que se elimine por el completo el incremento a la gasolina, algo que el gobierno federal ya negó que hará en repetidas ocasiones. No caigas en la desinformación y simulación.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”