Monterrey XXI

Comparte este artículo:

Esta semana se entregó el premio nobel de economía a Esther Duflo, economista francesa y segunda mujer en la historia en ganarlo. Duflo, en conjunto con sus colaboradores, plantea una nueva forma de hacer política pública. Dejemos las ideologías de lado y concentrémonos en la acción. Hace 500 años la revolución científica nos dio la principal herramienta que nos ha hecho avanzar a pasos agigantados en medicina, tecnología, química, física y muchas otras ciencias naturales. Esa herramienta es el Método Científico, pero irónicamente no lo hemos utilizado para la política, economía y otras ciencias sociales. Es momento de cambiar eso. 

Nuestra capital se encuentra en un momento crítico, seguimos sin resolver los principales problemas que día a día nos afectan, contaminación, tráfico, inseguridad, vivienda digna, pobreza y desigualdad. Lo que plantea Duflo es que en lugar de concentrar los esfuerzos en los grandes problemas, partámoslos en pequeños problemas para encontrar sus causas y ataquemos su raíz con el Método Científico. Para esto hay que desarrollar grupos de control con experimentos sociales para encontrar que sí funciona y que no funciona. 

Monterrey sufre de inseguridad, confirmado con los resultados de la ENSU de Septiembre de la INEGI con un 73.8% de percepción, la peor de toda la ZMM. No sólo eso, somos la ciudad con peor calidad del aire de latinoamérica, perdemos $9,800 mdp anuales en el tráfico, no hay espacios públicos o de esparcimiento, no hay inversión en transporte público, estamos llenos de basura, hay mucho desperdicio de comida y hay un claro rezago en la lucha contra la corrupción dentro del gobierno. Problemas que no se han resuelto con las alcaldías del PAN ni del PRI. 

Para resolver estos problemas complejos tenemos que plantearnos preguntas sencillas que busquen respuestas concretas. En vez de concentrarnos en resolver la seguridad, preguntémonos: ¿Con más luminarias se reducen los crímenes? ¿Parques, vecinos atentos, hacinamiento, cursos de prevención en escuelas? ¿Un carril carpool reduce el tráfico y la contaminación? ¿Tren ligero, verificación vehicular, scooters eléctricos, red de ciclovías? ¿Una contraloría ciudadana resuelve la corrupción? ¿Evaluación policial, evaluación de políticas públicas o funcionarios? Es así como tenemos que comenzar a implementar acciones concretas que busquen resolver estos cuestionamientos para encontrar soluciones reales, con datos y comparaciones claras para estar seguros de su efectividad. 

Tenemos que dejar de lado el pensamiento ideológico, si aplicamos un capitalismo, socialismo, comunismo, progresismo, etc. y concentrarnos en cada tema. En desarrollo urbano tenemos que voltear a ver ciudades como Singapur, Boston, Barcelona o Curitiba, donde se realizó vivienda social vertical y se aumentaron los espacios públicos. En Medio Ambiente comenzar con programas de reciclaje para poco a poco probar si hay reducción de basura y mayor generación de energía, así como fomentar el uso de paneles solares y regular la contaminación industrial y vehicular. En desarrollo social atacar la desigualdad de ingreso de las familias, dejar de lado la burocracia de esos programas y probar un Ingreso Básico sin ataduras que ayude a su economía a fin de fomentar la reinversión y reenfoque en actividades más productivas. Pero todo esto tenemos que probarlo de manera controlada antes de implementarlo en su totalidad, porque sólo así sabremos si sí funciona o no. 

Duflo fue reconocida por concentrarse en estas preguntas y atacar la pobreza en diversas partes del mundo. Como resultado hay personas en África, Asia y Latinoamérica que cuentan con mejor educación, salud y calidad de vida. Pero todas son diferentes culturas, lenguas y sociedades, no sabemos si lo que funciona en otras partes va a funcionar aquí, a menos que lo probemos.

Todo esto solamente se puede lograr si trabajamos en conjunto, al fin y al cabo el Método Científico es una herramienta, no una respuesta. Pero está muy claro que el conocimiento y la mejora es resultado de un trabajo colectivo, de prueba y error. Pongamos nuestras propuestas en acción, juntémonos como regios para encontrar soluciones, para así, juntos construir el Monterrey que queremos para el siglo XXI. 

Impeachment: EEUU, Trump y el Nuevo Orden Mundial

Comparte este artículo:

Estados Unidos es el país más poderoso del mundo, militar y económicamente, por eso resultó sorpresivo cuando Trump ganó la presidencia en 2016. Siendo alguien totalmente ajeno a la política destacó por sus comentarios sin filtros, frases pegajosas e ideas sencillas para “arreglar” la política de ese país. A más de dos años de presidencia de Donald Trump vemos un listado sin fin de escándalos y conflictos sin precedente.

Para entender la trascendencia de Trump es necesario conocer la historia de EEUU para convertirse en la superpotencia que es. Fue el primer país en independizarse en 1783. Después vivió 150 años de conquistas y compras de islas y territorios en el Caribe, Pacífico y América en los que destacan Alaska, Guam, Puerto Rico, Filipinas, Panamá, Hawai, entre otros. Al terminar la I GM en 1919 tiene una primera oportunidad de liderazgo, con la Liga de las Naciones, que desecha por un aislacionismo en los 20s y 30s. Posteriormente se involucra y gana la II GM pero ahora no deja pasar la oportunidad y toma un liderazgo como la nueva potencia global, siendo el único país de los Aliados que no terminó en ruinas.

La consolidación económica y política se da en 1945 con la creación de la ONU y el tratado de Bretton Woods, estableciendo el sistema económico global con el FMI y el BM además del Plan Marshall haciendo al dólar la divisa de mayor importancia global. Esto llevó al inevitable enfrentamiento con la URSS en la Guerra Fría. La lucha ideológica entre capitalismo y socialismo llevó a intervenciones directas e indirectas en todo el mundo (Corea 50, Cuba 61, Vietnam 60s, Iraq 90, América Latina 60s), todo con el fin de limitar el “socialismo”, siempre defendiendo sus intereses políticos y económicos. Al final EEUU sería el vencedor en 1991 y consolidaría su poderío global, autoproclamandose como “hacedores de paz” y policía internacional sin tener contrapeso alguno en el ámbito internacional.

Hasta el 2016 ningún actor político de EEUU había siquiera mencionado dejar ese lugar de superpotencia, hasta Donald Trump. El nuevo e inexperto presidente, con una mentalidad “mercantilista” muy simplista, no encuentra beneficio alguno en tener balanzas comerciales negativas y gastar tanto dinero en la protección de aliados si no pagan lo suficiente para merecerla. Así empieza un nuevo periodo de aislamiento internacional retirándose de tratados comerciales, políticos y militares que deja un vacío de poder al que China y Rusia se abalanzan inmediatamente.

Hoy China busca consolidar su poderío económico y político. Mediante proyectos de vital importancia está realizando una conquista económica territorial, como la de EEUU hace 150 años. Por un lado reviviendo la Ruta de Seda, ruta comercial de más de 1,500 años que conectaba Europa con el país asiático, ahora con trenes, carreteras y proyectos de infraestructura innovadores a través de todo Asia. Así como una ruta marítima-portuaria que conectará Europa, África y Asia hasta el Mar del Sur de China, donde el gigante asiático está construyendo islas artificiales y tomando el control de esa zona marítima, de manera ilegal, a fin de reforzar su principal acceso al mar.

A pesar de todos los escándalos de Trump, no había habido consecuencia alguna, pero lo sucedido hace una semana fue la gota que derramó el vaso. Un funcionario de inteligencia denunció anónimamente una llamada entre Trump y el presidente de Ucrania, donde a cambio de apoyo militar pedía investigar a Joe Biden, uno de sus principales contrincantes para la elección del 2020. Un claro abuso de poder por parte del presidente. Pero no nos dejemos engañar el juicio político a Trump tiene dos momentos clave, uno para el inicio de las investigaciones en la cámara de representantes, algo que sucederá con una clara mayoría demócrata. Y un segundo momento donde se determinará la inocencia o culpabilidad de Trump con 2/3 partes del senado, en donde es necesario que 20 senadores republicanos, del mismo partido de Trump, cambien su voto para sentenciarlo, algo que difícilmente se dará. 

En el mundo de hoy Putin logró en 15 años lo que la URSS no pudo en 40, ha puesto a EEUU de rodillas con una grave crisis política, Xi Jinping está aprovechando el momento expandiendo su influencia en todo el mundo. Y en todo este escenario serán unos cuantos senadores los que confirmen el inicio del fin de EEUU y dejen a Trump en el poder, o lo destituyan y empiecen un arduo y difícil camino de recuperación política y legitimidad mundial.

Educación con AMLO ¿aprobada o reprobada?

Comparte este artículo:

Mucho se habla de la educación sin conocer la trascendencia de sus beneficios individuales, sociales, culturales y económicos. La educación es la base del conocimiento, aquello que nos lleva a entender quiénes somos, dónde vivimos y cuál es nuestra realidad. El desarrollo personal fomenta el desarrollo social, lo que a su vez ha impulsado los derechos humanos y su respeto. Además es la base de la innovación y la generación de productividad de una economía, lo que impulsa su desarrollo y crecimiento.

La educación viene cargando con muchas problemáticas, la mayoría muy complejas para resolver en cuestión de años. La inasistencia escolar, el bajo nivel educativo, la mala calidad, la poca generación de conocimientos y las limitadas herramientas han provocado que México se encuentre ampliamente rezagado. Invertimos 5.4% del PIB en educación, pero si esto lo traducimos a la inversión por alumno tenemos $3,700 dls, mientras que el promedio de la OCDE es de $10,700 dls. 

Actualmente el 17% de la población entre 25 y 65 cuenta con estudios de licenciatura, mientras que el promedio de la OCDE es de 37%, un rezago importante para enfrentar los retos de una economía globalizada. Además hay un amplio grupo que no logra los beneficios económicos de contar con estudios superiores o técnicos, algo que impacta directamente en su ingreso, siendo el doble y el 30% extra con respecto a quienes sólo cuentan con educación preparatoria. Aquí tenemos también un reto importante, ya que los alumnos entre los 12 y 14 años abandonan sus estudios en una cifra alarmante del 15.2%.

Las condiciones socioeconómicas de nuestro país tampoco ayudan. La tasa de analfabetismo en zonas urbanas es de 3.1% mientras que en los niñ@s nacidos en comunidades rurales es de 13.2%, en comunidades indígenas de 17.8% y en aquellos con discapacidad visual o auditiva es de 22.6%. La pobreza extrema y las condiciones mencionadas son determinantes importantes en el futuro de un importante grupo de nuestra sociedad.

Para enfrentar estos retos desde el 2002 se cuenta con el INEE, hecho órgano autónomo en la reforma del 2013 de EPN. Si bien esta reforma dio un impulso importante a la evaluación y medición de las políticas educativas y su impacto, su implementación no fue la mejor. EPN gastó más en su publicidad que en su mejora, la evaluación fue utilizada como castigo para los maestros, y no se resolvieron temas importantes de transparencia en la asignación de plazas. 

A pesar de todo esto el INEE compiló más de 17 años de datos y políticas para la mejora educativa. Se desarrollaron metodologías, lineamientos, recomendaciones y directrices que impulsaron una aceptación de las evaluaciones por parte de la mayoría de los maestros. Al punto donde en 2018 alrededor del 80% estaban satisfechos con su crecimiento y evaluación, y mostraban una tendencia positiva en los exámenes de conocimiento. Dicho de otra manera, se tenían los problemas identificados y a pesar de las dificultades el camino estaba trazado y se comenzaba a ver la luz para una educación universal, equitativa, de calidad y con mejora constante. 

Pero todo quedó en el pasado. Con la victoria de AMLO el CNTE retomó el poder perdido en los últimos sexenios y Morena dio carta abierta para que las leyes secundarias en materia educativa fueran prácticamente escritas por el Magisterio. Ayer pasaron a manos del presidente, que las publicará sin oposición alguna. 

Estas tres leyes tienen un impacto profundo en el avance de casi dos décadas en materia educativa. Ahora tendremos un magisterio que podrá asignar las plazas de los maestros, determinar su crecimiento y apoyo con becas a placer. No será por conocimientos, habilidades o desempeño, sino por fidelidad política y apoyo sindical. El INEE se declara extinto, no sabemos qué pasará con todos los esfuerzos, datos y propuestas realizadas y todo quedará en un organismo de evaluación magisterial. 

Nos levantaron de un sueño, y cuando despertamos el dinosaurio seguía ahí. 

MÁS SOBRE EL TEMA: https://open.spotify.com/show/5nqhB8OTYOj5fwe9RKxNBl

Congreso de NL: dos décadas secuestrado

Comparte este artículo:

De todos los actores políticos en Nuevo León los legisladores y los partidos políticos son los peores evaluados en nivel de confianza de acuerdo con la ENCIG del 2017 con 31.4% y 26.6% respectivamente. Sólo 1 de cada 3 y 1 de cada 4 ciudadanos confían en ellos. 

Los diputados locales son actores políticos esenciales para un funcionamiento correcto del gobierno. Son los responsables de establecer las reglas de juego con leyes que aseguren equidad, justicia, transparencia y los derechos de todos los ciudadanos. Deben vigilar el uso correcto de nuestros impuestos y representar los intereses de la ciudadanía. Es necesario entender el impacto que estos actores tienen en nuestras ciudades y nuestro estado para darle la justa relevancia a su trabajo, porque durante estas últimas dos décadas el Congreso ha estado secuestrado por unos cuantos. 

En Nuevo León contamos con 42 diputados, 26 electos en cada distrito y 16 plurinominales que antes eran los mejores perdedores, pero con la reforma electoral del 2017 el PRI y el PAN se encargaron de asegurar más poder para los partidos. Si bien el congreso tiene un costo “decente” comparado con el resto de las entidades, gran parte de nuestros recursos no sabemos en dónde terminan. De los 350 mdp que nos cuestan, alrededor de 70 mdp (20%) son gastados discrecionalmente, sin rendir cuentas. Además, el dinero que reciben no es de acuerdo a la cantidad de votos sino al porcentaje de cada partido, por algo el voto nulo es inútil en nuestro sistema electoral. 

La mejor manera de entender las malas prácticas, falta de resultados, opacidad, acuerdos en lo oscurito y nula rendición de cuentas de los diputados locales es con el caso de las Broncofirmas. En 2018 el Bronco ordenó a funcionarios estatales a recabar firmas para su candidatura presidencial, haciendo uso de recursos públicos para interés propio. Fue tan claro que el Tribunal Electoral Federal (TEPJF) el 21 de junio del 2018 ordenó la imposición de una sanción, siendo el congreso el responsable de estipular qué sanción y cuándo se aplicaría. 

Pasaron dos periodos ordinarios y nada se hizo. El PRI y el PAN teniendo el control del órgano más importante, la COCRI, así como una clara mayoría, decidieron ignorar la resolución del tribunal. Karina Barrón ex panista, ex independiente y ahora en MC turnó a la Comisión Anticorrupción el caso en su momento y ahí quedó. Ahora la comisión presidida por Bonifacio ex Morena y ahora en MC está impulsando su imposición. 

La comisión Anticorrupción compuesta por 4 de MC, 3 del PAN, y un diputado del PRI, PANAL, PT y Morena, debe establecer la sanción que lleva más de un año pendiente. A pesar de esto el PAN no tiene prisa, llevando ahora hasta noviembre el posible desenlace de esta novela, de donde aún se tiene que aprobar la misma en un pleno controlado, como hace dos décadas, por el PAN y el PRI. 

Han sido dos décadas en las que el bipartidismo ha hecho lo que ha querido con nuestro estado. Así como se congelaron las broncofirmas hay un freno total en movilidad, contaminación, corrupción, fiscalización, seguridad, ejecución penal y adolescentes. Sin mencionar la falta de transparencia para las sesiones de pleno y comisiones y la falta de un servicio profesional de carrera.

Lo que no faltó fue la aprobación de la deuda más alta del país de $70,000 mdp, la aprobación de las cuentas de Nati y Medina, los bonos de “desempeño”, la contratación de familiares y el “chaqueterismo” legislativo sin importarles la ciudadanía que votó por ellos.

Esto tiene que cambiar y 2021 es nuestra oportunidad, revisen a sus candidatos, sobretodo a los independientes o de partidos que no han sido parte de llevar a Nuevo León al lugar en el que está, en una crisis política severa, una deuda de $13,300 por persona y siendo la ciudad más contaminada de Latinoamérica. 

Megaproyectos de AMLO

Comparte este artículo:

Parte esencial de la política es plantear una visión de futuro para un país, la cual se construye mediante leyes, políticas públicas, programas, proyectos y obras. Hoy el gobierno de López Obrador plantea una visión más justa y equitativa, con oportunidades para todos y con menor dependencia exterior. Para lograrlo se están desarrollando tres megaproyectos: el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería en Dos Bocas y el Tren Maya, que de manera integral deberían impulsar el desarrollo económico, energético y turístico del país. 

Santa Lucía, actualmente suspendido por un amparo hasta resolver, constitucionalmente, la razón de la cancelación y posible destrucción del NAIM. El proyecto busca una vinculación de los aeropuertos de Toluca, AICM y Santa Lucía. Por sí sólo tiene un costo estimado de 95 mil mdp, pero aunado a esto hay que considerar las adecuaciones viales y de infraestructura en los tres aeropuertos, lo que tiene un costo estimado de 175 mil mdp. Algo no muy lejano de la proyección de 285 mil mdp del NAIM. La cancelación se argumentó por corrupción y sobrecostos del NAIM, algo aún pendiente de comprobar e incluso negado por la SCT. Los dichos son que los terrenos aledaños son del grupo Atlacomulco (EPN, Del Mazo, etc.). Urzúa, ex de Hacienda, se opuso e incluso planteó continuar con el NAIM y expropiar los terrenos del grupo priista, algo posible gracias a la legitimidad democrática de AMLO. Ahora tenemos una suspensión y problemas de factibilidad ambiental, geográfica y logística para su construcción, acceso y uso. 

Dos Bocas, proyecto que busca soberanía energética y empleos en Tabasco. Con un costo aproximado de 150 mil mdp, busca aumentar en 16% la capacidad de refinación para abastecer el mercado interno. El reto es mayor, las fallas de Pemex en ésta última década se pueden resumir en tres: presupuestal, ineficiencia operativa y baja extracción. El gobierno de EPN decidió importar gasolina en lugar de atender las necesidades de Pemex Transformación, pasando así de 200 mil barriles diarios en 2010 a 440 mil en 2018. La extracción de crudo en México se ha reducido drásticamente en los últimos 18 años cayendo en 37.3%. Y una ineficiencia operativa grave en las 6 refinerías, pasando de 75% entre 1990 y 2013 a menos del 40% en 2018. A todo esto hay que sumar que tenemos refinerías para crudo ligero cuando extraemos crudo pesado, por lo que es más difícil de refinar, provocando paros inesperados constantes por falta de suministros esenciales como hidrógeno, agua, vapor, etc. Hoy la alternativa es Dos Bocas, en lugar de mejorar la eficiencia de las refinerías, a pesar de las renuncias de las dirigencias de la ASEA, CRE y CNH, y en contra de los pronósticos de las constructoras expertas. 

Tren Maya, proyecto de atracción turística y desarrollo económico para las comunidades de la península de Yucatán. Con un costo de 120 mil mdp, constará de 15 estaciones a través de 1,500 kms de recorrido. La idea es desarrollar “pueblos bicicleteros” en estas estaciones a fin de impulsar el desarrollo de acuerdo a las necesidades de las comunidades. La ironía está en la falta de apoyo de las mismas comunidades al proyecto, en el que 56% de los predios son de ejidos. La FONATUR, quien dirige el proyecto, se encuentra negociando con los ejidatarios. Pero el acercamiento presenta sólo la propuesta y condiciones que el gobierno y empresarios quieren, anteponiendo sus intereses al desarrollo educativo, social y mejora de servicios en estas comunidades. 

Tres proyectos en los que no se ha visto interés real del gobierno para escuchar a los afectados. No hay análisis de impacto, ni consultas conforme a ley para su aprobación. Y sumado a todo seguimos aferrados a producción y consumo de energías fósiles para la transportación y turismo de nuestro país. Todo se resume en las palabras del director de FONATUR “la decisión ya está tomada, o se suben al tren o se los lleva el tren”.

“Fernand”: Monterrey y la Crisis Climática

Comparte este artículo:

Esta semana tuvimos dos encuentros inevitables con el futuro. Por una parte se presentó “Fernand” que rápidamente creció hasta soltar el 60% del agua del año en unas cuantas horas. Por otro lado ayer se compartió el estudio publicado en Agosto, “Contaminación atmosférica de partículas y mortalidad diaria en 652 ciudades” en el New England Journal of Medicine. Dentro del mismo se deja en evidencia a Monterrey como la ciudad más contaminada de partículas PM10 en todo el continente americano, las más dañinas para los humanos. 

Mucho hemos escuchado de la Crisis Climática, pero en pocas ocasiones se deja una explicación sencilla de qué es lo que está sucediendo y sobretodo, qué podemos hacer para evitarlo. Qué mejor momento que justo después de una cachetada de realidad por parte de la naturaleza.

¿Qué está sucediendo? Estamos calentando el mundo, en exceso. Durante el último siglo hemos crecido poblacional, tecnológica, industrial y económicamente como nunca antes. Esto llevó al desarrollo de grandes sociedades, lo que terminó en el mundo globalizado que conocemos. Pero todo tiene un costo y el crecimiento desmedido provocó la sobreproducción de todos los bienes, por ende mayor consumo de recursos naturales y mayor creación de desperdicio. Entonces tenemos industrialización, deforestación, agricultura a gran escala y contaminación por desperdicios. 

¿Por qué se está calentando? Una de las principales partículas contaminantes es el CO2 (dióxido de carbono), es necesario mencionar que esta partícula se produce naturalmente por los seres vivos, pero los humanos lo hemos producido al extremo. Las industrias de producción y consumo energético, transportación y construcción han provocado un aumento exponencial de estas partículas en nuestra atmósfera. Esto en conjunto con otras partículas como NO2 y NO provocan gases de efecto invernadero haciendo que los rayos solares se reflejen con la atmósfera, provocando un sobrecalentamiento en nuestro planeta. Llevando a que los polos (norte y sur) se calienten y se derritan los glaciares que ahí se encuentran, terminando con el aumento del nivel del mar.

Dicho de otra manera las actividades que mueven gran parte de la economía global han llevado al aumento de la temperatura de la tierra, resultando en cambios climáticos drásticos. Hace poco tiempo nevó en Monterrey, estamos cada año con temperaturas históricas y a gran escala vemos una mayor frecuencia y potencia de desastres naturales. Esto en conjunto con la contaminación (marítima, terrestre y atmosférica) están provocando la muerte de todo tipo de especies como nunca antes visto en nuestra historia.  

¿Qué podemos hacer? Estamos en un momento clave en la historia de la humanidad, el reto no es menor. Son dos las soluciones, a nivel global tenemos que cambiar la base de nuestra economía y las industrias mencionadas que la sostienen, se deben concretar pactos y acuerdos internacionales que impulsen las energías renovables, un Acuerdo de París que sí asegure sus metas. La segunda solución son nuestras acciones individuales, la economía funciona con oferta y demanda, está en nosotros cambiar nuestros hábitos, tenemos que reciclar, no consumir plástico o hielo seco, reducir la carne roja, reducir el uso del carro y la luz, pero sobretodo generar conciencia. Si bien el primer punto es el principal, las acciones individuales son igual de necesarias.

Esto se debe hacer de manera coordinada, de nada sirve reciclar si el Gobierno Municipal no diseña programas factibles. O reducir el uso del carro si no hay un plan de movilidad con alternativas como tren ligero o metrobús por el Gobierno Estatal. O instalar paneles solares o comprar vehículos eléctricos, si el gobierno federal no impulsa y fomenta su consumo y explotación.

Ahora es cuando nos tenemos que convertir en ciudadanos del mundo, luchar en lo local por lo global, en el día a día por el futuro de nuestros hijos, o corregimos la tendencia o aquí nos extinguimos. Esto no es de religiones, ideas, culturas, o creencias la vida seguirá con o sin nosotros, tenemos que empezar a actuar.

AMLO: 1er Informe de Gobierno

Comparte este artículo:

Este 1ro de septiembre se tendrá el 1er Informe de Gobierno de Andrés Manuel. En estos nueve meses se han realizado aciertos, se han cometido errores y se ha llevado una política totalmente distinta a sexenios previos. Resumo aquí los principales hechos que han marcado la presidencia de AMLO, y los retos y riesgos que se vislumbran a futuro. 

Iniciemos con los errores cometidos por su administración. Hay 4 principales proyectos que son la bandera de AMLO, ninguno ha librado la crítica y mucho menos han acumulado alabanzas. La cancelación del NAIM y su alternativa de Santa Lucía, la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco en lugar de la optimización de las ya existentes o una refinería en Hidalgo, el Tren Maya a pesar de la negativa de las comunidades y el impacto ambiental, y por último la Guardia Nacional, ignorando Derechos Humanos y una estrategia efectiva para atender las raíces del crimen y la violencia. La falta de planeación, la terquedad para su construcción y la manera en la que se han impuesto estos proyectos ha provocado un claro aumento a la incertidumbre política y económica. Se han ignorando alternativas más viables, así como la crítica de la ciudadanía, aferrándose a su ejecución y muy posible fracaso, además de ir contra los objetivos ambientales globales.

Además las problemáticas graves como la corrupción, migración, desaceleración económica e inexperiencia afectan día a día a un gobierno que no parece tener soluciones claras. El Sistema Nacional Anticorrupción está congelado, prácticamente sin apoyo presupuestal ni institucional en la ASF, SFP e INAI que apoyen su implementación. Un Marcelo Ebrard que prácticamente lidera la política exterior sin interés alguno de Andrés Manuel. La incertidumbre económica provocada por una implementación equivocada de la política de austeridad con la estrategia del “machetazo” presupuestal, recortando sin analizar las consecuencias sociales en temas de salud, deporte, arte, seguridad y economía. Y por último un gobierno sin experiencia que corrió a funcionarios sin asegurarse que los nuevos pudieran cumplir con la carga para ejercer correctamente el presupuesto. 

No todo son fallas, tenemos claros aciertos que AMLO ha logrado y que se deben destacar. Aunque su ejecución no ha sido la mejor, la política de austeridad eliminó la idea y las malas prácticas de súper sueldos, lujos y privilegios de altos funcionarios. El combate al huachicol enfrentó una fuga importante de recursos que el crimen y la corrupción tenía en sus manos. El enfoque a políticas de bienestar social para grupos vulnerables como jóvenes, adultos mayores y madres solteras, especialmente en los muy necesitados estados del sureste del país rendirá sus frutos en poco tiempo. Y sobretodo la cercanía de un presidente con su pueblo, reduciendo de manera importante la brecha entre el poder, sus representados y la prensa. Esto no sólo por la mañanera, ejercicio democrático único en el mundo, sino por la cercanía en sus visitas a cada una de las ciudades que ha pisado. 

Con todo lo acontecido tenemos que interpretar las acciones de gobierno para identificar los posibles riesgos para los siguientes 5 años. Los valores democráticos como la rendición de cuentas y la libre expresión no son prioridad del presidente. Esto se confirma con los ataques constantes a la prensa desde Reforma hasta Proceso, así como los señalamientos a los organismos autónomos desde Banxico hasta el INE. Una centralización gubernamental alarmante en temas de compras y fiscalización. Leyes al vapor como la Ley Garrote, la Ley Bonilla, la Ley Taibó y las que puedan ser necesarias para sus fines. Y una rispidez social entre chairos y fifís, que en lugar de apaciguar termina abonando con sus comentarios matutinos. 

Seguimos con los mismos retos, pero parece que la estrategia para enfrentarlos es más esperanza y buenas intenciones que planeación, análisis, implementación, seguimiento y evaluación de las políticas públicas. 

Recordemos que “el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones”.

México y su economía, tres décadas de desencanto

Comparte este artículo:

Durante más de tres décadas se nos repitió el mensaje, la apertura de la economía y el libre mercado van a ser la solución a las injusticias económicas de nuestro país. Esta fue la bandera de Salinas, reforzada por Zedillo, Fox y Calderón. Pero ese sueño no pudo estar más lejos de la realidad. 

Los noventas llegan con un cambio total al sistema político-económico de México. Se realizan cambios de profundidad para descentralizar el poder político, pero concentrar el poder económico. Se privatizan las empresas del Estado y vende la idea de un México listo para la arena del comercio internacional. Salinas logra algo inesperado y concreta el TLCAN con la potencia económica global, aunado a la nueva autonomía del Banco Central y del IFE. Todo escondiendo una severa crisis del gasto gubernamental y la fragilidad de la moneda mexicana, estallando en 1994. El inicio de la apertura fue complicado pero no minó el crecimiento proyectado y durante esos primeros años se registran nuestras mejores cifras de exportaciones. Pero a pesar de este crecimiento macroeconómico a final del milenio los sueldos no lograron reponerse a su nivel previo a la crisis. 

La idea de una economía de “libre mercado” se consolidó con la entrada del PAN a los Pinos y con Guillermo Ortiz en Banxico. Fue así como se establecieron los objetivos inflacionarios y el fortalecimiento de las políticas monetarias. Inicia el crecimiento de reservas, de Inversión Extranjera Directa, la época dorada de los precios del petróleo y el sueño de ser un país de “primer mundo”. De igual manera vemos una importante reducción en la pobreza, principalmente en el acceso a salud y vivienda digna, pero en educación y seguridad social el combate no es igual de efectivo. Para 2002 se tiene una recuperación de la pérdida del ingreso promedio provocado 8 años antes, hasta llegar a su máximo histórico en 2007 de $17,284 dls anuales. En 2008 tenemos la crisis global provocada por las herramientas financieras de EEUU, y los esfuerzos económicos de una década se ven afectados por la nueva dependencia comercial con nuestro vecino. A esto se le suma la declarada guerra contra el narco y el inicio de una crisis social provocada por la informalidad, la corrupción y la inseguridad, problemas que por años llevaban sin atenderse. Para enfrentarlos se hace el cambio al Sistema de Justicia y se comienzan a gestar las “grandes reformas” que el país requiere.

En ésta última década se da el regreso del PRI gracias a la puesta en marcha de la maquinaria que aún operaba en la mayoría de las entidades. Al inicio de la administración de EPN nace el “Pacto por México” donde se inician las reformas estructurales que lograrían la transformación de México iniciada 2 décadas atrás, pero la realidad de nuevo fue otra. Las leyes no lograron implementarse como se esperaba, el desconocimiento, malos manejos, falta de experiencia y de homologación operativa de las administraciones estatales y la federal dieron mucho que desear. Ésto llevó a un estancamiento del crecimiento, los sueldos, y el combate contra la pobreza en la mayoría de las entidades. Con el PRI regresó el ineficiente gasto de gobierno, llevando a un aumento de la deuda al 53.5% del PIB que tenemos hoy y se terminó la época de la inflación estable, principalmente provocada por el gasolinazo, los precios de la vivienda y de la educación. Todo mientras la guerra declarada seguía desangrando nuestro país. Esto lleva a una arrasadora victoria de AMLO y Morena a nivel nacional, como no se veía desde aquel PRI que inició esta travesía.

Y aquí estamos de nuevo, con los retos de impulsar el crecimiento y la inversión, de eliminar de una vez por todas la pobreza extrema, la corrupción, la inseguridad y los abusos de la clase política. El reto es mayor, las apuestas también, ¿tienen los nuevos actores lo que se necesita?