Nuevo León lanzará consulta por Pacto Fiscal

Comparte este artículo:

El Gobierno del Estado de Nuevo León y el Congreso local anunciaron que lanzarán un consulta ciudadana para preguntar a los habitantes del Estado si están de acuerdo con lo que recibe la entidad como parte del Pacto Fiscal.

“Hoy por cada peso que Nuevo León aporta al Gobierno Federal, solamente se devuelven 29 centavos, ¿estás de acuerdo en que se modifique el mecanismo,o de distribución para que Nuevo León reciba más recursos a favor de sus habitantes?”, es la pregunta redactada de manera conjunta por los dos poderes y que leyó la diputada local de Movimiento Ciudadano (MC), Tabita Ortiz.

La consulta se realizará del 6 de diciembre al 28 de febrero y el proceso se realizará por medio de una plataforma digital que, aseguraron, será de confianza y permitirá que no haya manipulación ni votos dobles.

El diputado local, Luis Donaldo Colosio, detalló que el acceso será las 24 horas y que además se habilitarán kioscos para que la gente sin acceso a equipos e internet pueda opinar.

Por su parte, el diputado local panista, Luis Susarrey, dijo que no se trata de salirse del Pacto ni de quitar recursos a estados más pobres.

“Lo que le vamos a preguntar a la gente no es su nos salimos del pacto Federal. No le estamos diciendo a la gente: ‘Oigan vamos a sacar a Nuevo León de la Federación y a convertirnos en un país independiente, en un Estado unitario, autónomo’, no señor, eso no es lo que estamos planteando. Tampoco estamos preguntándole a la gente si quieren que le quitemos recursos a otros Estados para que le lleguen más a Nuevo León, no queremos quitarle recursos a ningún estado del sur. Lo que estamos planteando es que se cambie la fórmula para que el recurso que se reparte a los estados y los municipios sea de un porcentaje superior al 20 por ciento como es el día de hoy”, señaló Susarrey.

El dictamen con la propuesta de consulta empezará a circularse hoy en comisiones y se espera que se apruebe el miércoles en el Pleno del Congreso.

Cabe mencionar que el costo de la plataforma no fue dado a conocer, sólo se dijo que se buscó el mínimo impacto presupuestal.

En la rueda de prensa conjunta y transmitida por redes sociales estuvo presente Homero Cantú, subsecretario Jurídico del Gobierno del Estado.

Susarrey y Colosio sostienen reunión con especialistas para analizar planteamiento para consulta sobre el Pacto Fiscal

Comparte este artículo:

Los diputados locales Luis Susarrey y Luis Donaldo Colosio, presidentes de las comisiones de Economía y Desarrollo Social del Congreso local, respectivamente, se reunieron este martes con académicos, especialistas y cámaras empresariales para determinar qué pregunta o preguntas deben hacerse en la consulta ciudadana planteada para definir Liu debe buscarse modificar el Pacto Fiscal.

Susarrey informó que de acuerdo a lo expresado por los especialistas, en la consulta deben considerarse dos o tres preguntas y no una sola.

Añadió que estarán trabajando en los términos de un proyecto de dictamen estableciendo cuáles serán las preguntas, el tiempo en que estará abierta la consulta y el esquema para llevarla a cabo a fin de presentar el viernes en una sesión de trabajo de las dos comisiones en donde se sometería a votación.

“Tuvimos una reunión Luis Donaldo Colosio y un servidor con académicos, expertos de distintas universidades, representantes de cámaras empresariales sobre el tema de Nuevo León y el Pacto Fiscal, para que nos ayudaran a encontrar la pregunta que vamos a considerar en el dictamen que probablemente estemos aprobando el viernes en comisiones unidad”, dijo el diputado panista.

“Nos plantearon que no fuera una pregunta, sino dos o hasta tres preguntas, que no fuera sobre si nos salimos del Pacto sino sobre si se debe modificar la fórmula de la coordinación fiscal, y que el periodo de la consulta sea el más amplio posible, seguramente pondremos en el dictamen que concluya hasta marzo”, agregó.

Cabe recordar que la realización de dicha consulta ciudadana se aprobó por el Pleno del Congreso en la sesión del 28 de octubre.

Niega Fernando Elizondo que Calderón haya creado el Pacto Federal

Comparte este artículo:

El ex tesorero y Gobernador interino del Estado de Nuevo León, Fernando Elizondo, dijo que es falso que la fórmula de participaciones federales a los estados sea obra del Gobierno del ex panista Felipe Calderón, como lo ha afirmado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Eso es falso, pero independientemente de la fórmula de reparto, a la hora que se hacen las estadísticas resulta que los estados que están ahora en esta Alianza Federalista son los que menos inversión federal están recibiendo, y ése es precisamente el daño enorme de eliminar mecanismos como los fideicomisos, porque el presidente López Obrador, a su voluntad, decide que si a su entender una entidad se porta mal, pues entonces no les manda y no les invierte”, dijo Elizondo.

Por otro lado, indicó que el actual Pacto Fiscal data de 1980 y desde ese entonces, durante su gestión como Tesorero estatal en el Gobierno de Fernando Canales ya había inequidad en la fórmula de participaciones, algo que buscó aminorar la reforma que impulsó el ex presidente Calderón en 2007.

Por su parte, el especialista en finanzas públicas y director de la consultora Econometría Aplicada, Marco Antonio Pérez Valtier, señaló que hasta cierto punto la inequidad fiscal de la fórmula de epato de 1980 prevalece, porque lo que hizo la reforma de 2007 fue “congelar” en ese momento las participaciones de las entidades y garantizarla, pero con un monto incremental. Además, dijo que la fórmula de reparto nación con la Ley de Coordinación Fiscal de 1980.

“Desde entonces el problema era el mismo que ahora: la Federación se queda con un 80 por ciento de la recaudación y sólo deja un 20 por ciento para repartirlo entre las entidades federativas, que es lo que se denomina como Recaudación Federal Participable”.

En la fórmula original un 45.17% se repartía en proporción al tamal de la población de cada estado respecto al total nacional, otro 45.17% en proporción a lo que aportara cada entidad de los llamados “impuestos asignables”, es decir,. el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios aplicable a gasolina, cerveza, bebidas alcohólicas y tabaco, así como el Impuesto sobre Autos Nuevos y la Tenencia.

Mientras que el restante 9.66% se repartía con base en un factor compensatorio que resultaba de calcular la inversa, es decir, 1 entre la proporción de lo que recibía cada estado por concepto de peso poblacional y de participación en impuestos asignables.

El especialista dijo que a partir de 2007 se garantizó a cada entidad lo que recibiera.

“Un 60 por ciento se reparte en función del PIB de cada estado con relación al total, otro 30 por ciento se reparte en función del crecimiento en impuestos locales de los últimos tres años y el 10 por ciento remanente es con base en el monto que tenga la recaudación absoluta de impuestos locales sobre el total nacional”, agregó.

(Con información de Grupo Reforma)

AMLO dice que no le deben nada a Gobernadores

Comparte este artículo:

Esta mañana, el hablar sobre la distribución de recursos federales a los estados, el presidente de la República aseguró que todos los recursos se entregan conforme a la ley y no por capricho.

El día de ayer, los gobernadores de oposición anunciaron que consultarán a sus ciudadanos si desean salir del Pacto Fiscal, a lo que el presidente se dijo a favor de la consulta, pero insistió en que se requiere de una reforma constitucional “tiene que ver con la constitución, no es una asunto personal, no es conmigo, es con la constitución”, aseguró en conferencia de prensa mañanera.

El titular del ejecutivo aseguró: “Qué bien que se va a llevar a cabo esa consulta para que la gente participe, pero sí aclarar para que no vayan a andar diciendo que no les entregamos recursos, no les debemos nada, se entregan todos los recurso que por ley les corresponden”.

En el mismo sentido aseguró que “hasta nos deben, si hacemos cuentas. En algunos casos no han pagado impuestos“.

Sobre el caso de Jalisco

En este tema descartó que esté recibiendo menos dinero por tener diferencias políticas. “Claro que tenemos diferencias con el gobernador de Jalisco, pero nosotros actuamos en el marco de legalidad y se respeta la Constitución… le puedo decir a los ciudadanos de Jalisco que no le debemos nada al gobierno del estado“, agregó.

El presidente insistió en que para aumentar las partidas federales a las entidades habría que llevar a cabo una reforma constitucional para cambiar la fórmula de la distribución del presupuesto.

Con información de Animal Político

El “inicio del rompimiento del Pacto Federal”

Comparte este artículo:

Hace un par de días los Gobernadores que integran la denominada “Alianza Federalista” declararon que algunas acciones y omisiones del Presidente de la República podían significar el “inicio del rompimiento del Pacto Federal”. Estas declaraciones tuvieron varias interpretaciones. Una ellas consideró que estas palabras significaban que algunos estados podrían “abandonar” la Federación. El objetivo de esta colaboración es el tratar de delimitar el alcance las declaraciones de los Gobernadores aliancistas.

No considero que el significado político buscado por los Gobernadores sea el iniciar un proceso político separatista en México. 

En efecto, si bien se aprecian dos bloques de estados, uno en el norte y noreste de México (Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas) y otro en el occidente-Bajío (Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Colima y Michoacán), sería iluso pensar que las poblaciones y las estructuras sociales, políticas y económicas de dichas entidades, por sí mismas o aglutinadas en dichos bloques, forman una homogeneidad suficientemente articulada para pensar que en ellas se está viviendo un impulso separatista de la Federación. En otras palabras, por más graves que sean los problemas que tengamos en el país y en dichos estados, ni cercanamente se asemejan a procesos políticos como los que vivió en su momento Quebec en Canadá o actualmente tiene Cataluña en España. 

Por otro lado, si dichas entidades “abandonasen” la Federación esto implicaría una modificación al artículo 43 de la Constitución, en donde se establecen las partes integrantes de la Federación. Para esa modificación no hay un procedimiento expreso en el propio texto constitucional. Lo que tenemos es la facultad del Congreso de la Unión para “admitir nuevos Estados a la Unión Federal” (art. 73, fracción I) y para “formar nuevos Estados dentro de los límites de los existentes” (art. 73, fracción III), pero para esto último es necesaria la participación del Congreso de la Unión, del Ejecutivo Federal, de las Legislaturas estatales de que se trate su territorio y del resto de las Legislaturas estatales. De hecho, este es uno de los mecanismos para modificar la Constitución, siendo el otro el establecido en el artículo 135 constitucional (Carbonell 1999: 253). Aun pensando que interpretativamente podría utilizarse este método para el sentido de abandonar la Federación que se ha dado a las declaraciones de los aliancistas, se requeriría la participación de otros Poderes federales y estatales. Sin embargo, no estimo que esta pueda ser la interpretación de dichas normas constitucionales, porque históricamente “el Estado federal, como el unitario, es obra de una Asamblea constituyente, que reduce la soberanía nacional a la independencia del Estado y no reconoce a los estados federados capacidad para cambiar la forma de gobierno (monarquía, república) o para abandonar el Estado en el que se han integrado”. (Artola 2005: 96).

Es por estas razones que el significado de las declaraciones de los Gobernadores aliancistas no puede ser el de “abandonar” la Federación. 

No obstante, sí creo que, si bien de forma un poco obscura, el contenido de sus declaraciones tiene un peso político importante para la discusión y eventual modificación del arreglo constitucional federal en México, el Pacto Federal. Si esto es a lo que realmente quisieron referirse, bienvenida la propuesta.

Si por Pacto Federal entendemos ese convenio fundante entre las partes integrantes de la Federación por el cual, como afirma Arteaga (2017), se (i) distribuyen entre dos fuentes de autoridad las facultades y atribuciones, (ii) se distribuyen los medios o principios para que ambas fuentes de autoridad sean autosuficientes, (iii) se hace funcional u operante la división de poderes y la distribución de las funciones en los ámbitos federal y local, (iv) se establecen las bases para que no exista ambigüedad sobre a qué autoridad le compete una facultad y (v) se establecen los principios para evitar la duplicidad de acciones; entonces, sin duda, el significado de la declaración de los Gobernadores debe llevar a la redefinición del federalismo mexicano.

Efectivamente, tal vez el grito de los aliancistas sea el grito de todas las entidades, aunque algunas no deseen que se les identifique como federalistas. Esto es así, si entendemos que “el federalismo se presenta como un mecanismo de pacificación institucional, que contribuye a encontrar soluciones acordadas (no impuestas desde el gobierno central) entre las partes que integran diversas unidades territoriales federadas”. (Tortolero 2018: 212). 

Aun con sus evidentes orígenes partidistas opositores al Gobierno de López Obrador, considero que la declaración de los Gobernadores aliancistas constituye una contundente afirmación política de que el arreglo constitucional federal (el Pacto Federal) y las decisiones que con base en él se timan diariamente en México, están fallando en lograr la pacificación institucional y en construir en común las soluciones que requieren nuestros graves problemas nacionales. Creo que ese es el sentido que quisieron dar los Gobernadores a sus declaraciones. Y por el bien del país, esperemos que ese sea el el sentido que todas y todos le demos a estas palabras.

Bibliografía

Arteaga Nava, Elisur. (2017). Derecho constitucional. Parte general: Teoría y política. México: Oxford University Press.

Artola, Miguel. (2005). Constitucionalismo en la historia. Barcelona: Crítica.

Carbonell, Miguel. (2008). Constitución, reforma constitucional y fuentes del derecho en México. México: Porrúa.

Tortolero Cervantes, Francisco. (2018). “IV. El federalismo mexicano actual”. En Barceló Rojas et al., Manual de derecho constitucional. Estructura y organización del Estado mexicano. México: Fondo de Cultura Económica.

Responde “el Bronco” a AMLO; hará consulta sobre Pacto Fiscal

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, anunció este miércoles que le tomará la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador y realizará una consulta pública en la que preguntará a la población si el Estado debe o no permanecer en el Pacto Fiscal.

Rodríguez Calderón dijo que pidió a su equipo jurídico analizar si es posible realizarla en forma paralela a las elecciones del 2021 a pesar de que cerró el plazo para solicitar este tipo de ejercicios y, si no, preguntará en actos públicos para que la gente se exprese “a mano alzada” como lo ha hecho en otras ocasiones el presidente López Obrador.

“Vamos a tomarle la palabra al presidente, yo le estoy diciendo ahorita, a Manuel González (Secretario General de Gobierno) que cheque si podemos hacer una consulta constitucional el día de la elección. Voy a pedirle al Congreso y a la Comisión Estatal Electoral que la armemos y se decida si seguimos aportando a la Federación o qué hacemos, y por lo pronto haré lo que él hace: a las reuniones a las que vaya voy a consultar así como le hace él, a mano alzada”, dijo el mandatario en entrevista.

Cabe recordar que durante #LaMañanera de este miércoles el titular del Ejecutivo Federal dijo que si los gobernadores de la Alianza Federalista quieren sacar a sus Estados del Pacto de Coordinación Fiscal están en su derecho, pero deberían consultar a los ciudadanos.

Tras los dichos del presidente, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que realizará la consulta, decisión que fue replicada minutos después por otros gobernadores de la Alianza Federalista.

El mandatario de Nuevo León publicó en su cuenta de Twitter una encuesta para preguntar a los ciudadanos si estarían de acuerdo con la realización de la consulta.

Si AMLO continúa sin escuchar los reclamos de la Alianza Federalista, ocasionará una confrontación innecesaria, dice El “Bronco”

Comparte este artículo:

Esta mañana, durante un acto en donde estuvieron presentes diferentes alcaldes, diputados, líderes sindicales y empresarios, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, advirtió que si el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador sigue sin escuchar los reclamos de la Alianza Federalista, esto “ocasionará el primer rompimiento” que terminará con la República y “estará generando una confrontación innecesaria que pondrá a prueba el carácter de cada región del país”. El gobernador aprovechó también para reprochar y “desmentir” el discurso del presidente que, a pesar de llevar más de dos años en gestión, ha culpado a la corrupción de todos los males del país.

Así mismo, Rodriguez Calderón, a través de plataformas digitales, dio a conocer un comunicado en donde expresaba los deseos de crear un Pacto Federal mucho más justo para los estados de la Alianza Federalista. El gobernador considera que la creación de un nuevo Pacto Fiscal es de carácter imperativo, debido a las grandes cantidades que el estado aporta a la Federación y lo poco que se nos regresa. “Hoy fue una mañana histórica; la sociedad de Nuevo León y el gobierno independiente fijamos una postura firme en defensa del presupuesto de cada entidad federativa para 2021, exigiendo respeto y un trato más justo a la Federación” Expresó el mandatario.

Con información de: “El Universal” y cuentas oficiales del gobierno del estado de Nuevo León.

Piden gobernadores 1.5 billones de pesos para enfrentar crisis del COVID-19.

Comparte este artículo:

Los diez gobernadores que integran la la Alianza Federalista propusieron al presidente Andrés Manuel López Obrador destinar 1.5 billones de pesos, equivalente a 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), para poner en marcha lo que denominaron la Estrategia Nacional Integral de Reactivación Económica.

Dicha estrategia de reactivación económica, derivada por los efectos de la emergencia sanitaria por COVID-19, consta de ocho puntos, los cuales fueron presentadas ante el presidente López Obrador y su gabinete legal y ampliado en la reunión con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) en San Luis Potosí.

“Como país, como gobiernos, estamos obligados a tomar decisiones oportunas. No podemos dejar pasar el momento y negar la posibilidad de intervenir por el destino económico del país”, señaló el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, ante la Conago.

El primer punto consta de otorgar recursos extraordinarios a los gobiernos locales para hacerle frente a la crisis y fortalecer los mecanismos de acompañamiento social.

El segundo habla de flexibilizar las reglas de operación de los recursos que llegan a los estados a través de la eliminación de la condición de anualidad en los recursos destinados a temas esenciales como salud, educación y seguridad.

El tercero es instruir a la Secretaría de Hacienda y a Banobras a refinanciar las deudas públicas estatales contratadas antes de la epidemia, que contemple un mismo o menor costo y se otorgue un periodo de gracia de seis a 12 meses para el pago del servicio de la deuda.

El cuarto, que el Presupuesto de Egresos del 2021, contenga recursos adicionales para fortalecer el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios para enfrentar las dificultades del siguiente año.

El quinto punto es aplicar un plan integral de inversiones en obras de infraestructura prioritaria por entidad, acordando la mayor participación posible de empresas locales para impulsar la reactivación de las economías estatales.

La sexta sugerencia es generar políticas públicas emergentes para la reactivación económica, dirigidas a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, considerando su papel relevante en la generación de empleo formal.

El séptimo, crear un plan que de liquidez a las MiPymes con la banca de desarrollo, la banca comercial, la banca social y las bancas de desarrollo estatal.

Por último, se urgió a crear un Fondo de Protección al Empleo con el que se garantice apoyo directo a las empresas que mantengan los puestos de trabajo.

 

 

(Con información de López-Dóriga Digital)

Gobernadores mandan un pliego de peticiones a AMLO

Comparte este artículo:

Gobernadores de ocho entidades enviaron un pliego de peticiones al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre la peticiones se encuentra un programa de apoyo a pequeñas y medianas empresas, un plan de largo alcance contra la crisis económica, activar un seguro de desempleo, y la suspensión de proyectos y programas federales.

Por otro lado, los Gobernadores de Nuevo León, Jalisco, Michoacán, Coahuila, Tamaulipas, Colima, Durango y Guanajuato demandaron también que la Federación analice la posibilidad de contraer deuda para impulsar la reactivación económica del país y se revise la implementación de un ingreso básico universal.

Se reitera también el planteamiento de revisar el Pacto Fiscal y el sistema de tributación.

Por su parte, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón dio lectura a un nuevo oficio que enviarán a López Obrador buscando una reunión.

“Es el momento de unirnos y coordinarnos ampliamente para enfrentar la crisis”.

Impuestos, el tabú que paraliza México

Comparte este artículo:

La historia de México ha sido definida por su amplitud geográfica y variada. Hemos sido víctimas de un país con tanto territorio y un centralismo político histórico, sobretodo a partir de la revolución y el nacimiento del PNR. Ese centralismo político creció entretejido a un centralismo económico y ha definido la recaudación y gasto del dinero público por más de cuatro décadas.

La concentración de poder político estableció un sistema fiscal en el que la federación fuera la principal beneficiada. No sólo en una mayor recaudación y recolección de impuestos, sino en una distribución que la presidencia en turno establecería a placer. Fue así como se creó el Pacto Fiscal a través de la Ley de Coordinación Fiscal en 1978. 

La palabra prohibida en México es impuestos. No se habla al respecto, no se pregunta al respecto. Es un suicidio electoral y quien llegue a decir que son necesarios más impuestos es llevado a la hoguera pública. Como tantos tabúes, lo que no se platica y dialoga se queda en la ignorancia y no se soluciona. 

La constitución en el art. 72 fracción XXIX establece algunos impuestos pero no hay claridad recaudatoria en temas de consumo, ingreso y otras actividades económicas de importancia. Esto termina en una concentración fiscal federal donde el IVA, ISR y IEPS son un 80% del total de impuestos en el país. Esta concentración impositiva, el vacío legal constitucional y el centralismo político fueron la tormenta perfecta para secuestrar al sistema fiscal mexicano. El PRI vio la oportunidad y la tomó, pero ese PRI ya no existe y el México de hoy es muy distinto al de hace 4 décadas. Morena tiene mayoría, pero es otorgada por el pueblo y no es eterna. Y es ahora quien tiene la oportunidad de diseñar un sistema fiscal equitativo.

No sólo la historia es nuestro verdugo, también la pésima administración y la falta de rendición de cuentas. México es el país con una de las peores recaudaciones de la OCDE. Recaudamos sólo 16.2% del PIB del país, mientras que el promedio de los países de la OCDE es 34.2%, prácticamente el doble. El control federal es claro ya que recauda 93 centavos de cada peso de impuestos en México. Pero a pesar de ser los principales responsables en IVA como en ISR su recaudación es muy baja, con 6.4% y 7.2% del PIB mientras que en la OCDE el promedio es de 11% y 11.3% respectivamente. La situación empeora cuando la pasamos a la recaudación estatal y municipal donde sólo hay esfuerzos para recaudar menos de 5 centavos y menos de 2 centavos de cada peso de impuestos. Esto termina siendo un 0.7% del PIB por las entidades y 0.3% del PIB por los municipios, mientras que el promedio de la OCDE es 5.5% y 3.8%. Básicamente tenemos uno de los peores sistemas recaudatorios a nivel internacional cuando podríamos estar recaudando más del doble a nivel federal y hasta 8 y 10 veces más a nivel estatal y municipal.

Los culpables son muchos, principalmente una enorme informalidad que produce 22.7% de la economía mexicana y tiene el 57% de los trabajos. A esto hay que sumarle un endeble Estado de Derecho y una aplicación de la ley a cuentagotas y preferencial. Además hay pésima repartición de los recursos, con fórmulas que no promueven una mejor recaudación y castiga a las entidades y municipios que intentan resolver este problema. Es tan clara la mala distribución que el presupuesto de las entidades depende en 80% de la federación. Sumado a los problemas operativos llega el jaque mate con la democracia y la división política, donde el sistema fiscal mexicano es abusado por parte de los políticos y los partidos. Donde se señalan unos a otros eternamente para jalar recurso a su molino y lo que nunca llega es una solución integral. En la lana cada quien protege sus bolsillos y todos terminan perdiendo al mantener el mismo sistema inequitativo. 

Urge claridad impositiva, reformar la Constitución y las leyes a fin de priorizar el desarrollo local mediante sistemas fiscales estatales. Es imprescindible que sean las entidades quienes tengan la preponderancia impositiva dada la necesidad de usar los impuestos de acuerdo al contexto, economía y necesidades locales. Los estados saben dónde hay mayor urgencia de gasto, y la economía premia la inversión local y el desarrollo social. Además hay una reducción burocrática importante que promoverá la eficiencia administrativa. 

Pero todo esto se debe de acompañar con transparencia en cada centavo, un registro total de los recursos públicos. No más opacidad sindical, no más opacidad partidista y congresional. Necesitamos auditorías independientes y contralorías ciudadanas que ataquen el desvío de recursos sin necesidad de la validación de sus ejecutivos. Ya no se puede ser juez y parte. 

Si bien la reforma al Sistema Fiscal no es la única solución, sí asegura que los recursos sean invertidos de una mejor manera de acuerdo a las necesidades locales y no las impuestas por la federación. Y lo mejor de todo esto es que hay mucho espacio para mejorar antes de empezar a cargar más el bolsillo de la ciudadanía.

Para más información del Sistema Fiscal Mexicano escucha el episodio de “Impuestos y su recaudación” de Kristian con K

https://open.spotify.com/episode/5xk1Ne9DVdUiv8VeKcOiqy