La nostalgia por la rectoría del Estado: apuntalar a PEMEX como motor de crecimiento representaría un error

Comparte este artículo:

López Obrador mira con nostalgia el modelo nacionalista de los gobiernos posrevolucionarios. Alaba la incidencia del Estado en la actividad económica en un contexto de industrialización. El programa posrevolucionario, comenzado en el sexenio de Lázaro Cárdenas, buscó desarrollar el sistema capitalista a partir de la rectoría del Estado. 

Sin duda la economía creció considerablemente en los modelos de desarrollo estabilizador (1958-1970) y desarrollo compartido (1970-1982), sin embargo, se implementaron en un contexto internacional distinto al actual. 

Bajo las críticas a las políticas de una economía de laisser-faire y una gran aceptación por el marco teórico keynesiano, las economías buscaron proteger las industrias nacionales ante la competencia extranjera, así como un aumento en la búsqueda de bienestar social a partir políticas redistributivas.

En la actualidad, las economías nacionales se encuentran integradas en la economía mundial. La importancia del sistema global de comercio para la economía mexicana es tal que la suma de las exportaciones e importaciones representan casi el setenta por ciento del Producto Interno Bruto. 

La entrada de México al GATT (ahora Organización Mundial del Comercio) y la búsqueda de integración económica con Estados Unidos y Canadá implicaron una liberalización de la economía sin precedente. Como señaló la revista británica The Economist a principios de los noventa, en unos cuantos años la economía mexicana pasó de ser una de las más cerradas a una de las más abiertas. 

Si bien López Obrador no ha argumentado en contra del comercio exterior (¡actualmente sería impensable regresar a una autarquía!), sí ha mencionado políticas económicas que aluden a ese pasado supuestamente glorioso. 

Por ejemplo, la insistencia de generar el renacimiento productivo de PEMEX como motor, no sólo de los ingresos federales, sino del PIB, puede resultar perjudicial. Entre algunos de los resultados positivos del periodo denominado neoliberal -el mejor es sin duda la estabilidad macroeconómica- es la conversión productiva, pasando de bienes primarios, entre ellos el petróleo, a bienes manufacturados, principalmente en la industria maquiladora. 

El petróleo es un commodity, lo que implica estar expuesta a choques externos que generan altos niveles de volatilidad. Ante ello, los gobiernos posteriores a la crisis de la deuda de 1982 buscaron blindarse sustituyendo la dependencia de bienes primarios por bienes manufacturados, los cuales no son tan sensibles a choques externos. 

Empero, a nivel de ingresos federales es cierto que los ingresos petroleros representan un porcentaje importante del presupuesto del gobierno federal. Ante la baja de los precios del petróleo y la creciente deficiencia productiva de PEMEX comenzada desde Felipe Calderón, el gobierno federal ha generado menores ingresos. Por ejemplo, para el periodo enero-mayo de 2012 los ingresos petroleros del gobierno federal representaron 42.8 % de los ingresos presupuestarios, mientras que para el mismo periodo de 2019 estos representaron tan sólo 17 % de los ingresos totales. 

La búsqueda de una mayor percepción de ingresos no debe implicar apuntalar al petróleo como motor de crecimiento económico. Por supuesto se debe buscar sanear las finanzas de PEMEX e generar inversiones para incrementar su producción; sin embargo, eso no significa colocar otra vez al petróleo como prioridad nacional, menos aun en un contexto internacional de transformación de fuentes de energía, de combustibles fósiles a energías sustentables. 

Si el gobierno federal desea incrementar sus ingresos debe de cambiar la estructura tributaria y hacerla más eficiente. Debe de combatir la informalidad, un fenómeno que emplea a más de la mitad de la población ocupada. De esa manera, se solucionaría la principal causa del estancamiento en productividad y, por ende, de crecimiento económico y, al mismo tiempo, se conseguiría ensanchar la bolsa del erario.   

Pemex le dio 353 millones de pesos al sindicato petrolero antes de que saliera EPN

Comparte este artículo:

El periódico Reforma dio a conocer que Petróleos Mexicanos (Pemex) entregó cientos de millones de pesos al sindicato en los últimos meses del 2018, gracias a una negociación especial encabezada por Carlos Romero Deschamps.

El diario detalla que Pemex acordó con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) la entrega de 353 millones 175 mil pesos, cantidad que fue adicional a los casi 100 millones de pesos que la paraestatal entrega cada año al sindicato para gastos de administración y operativos.

Reforma da a conocer que la negociación entre Pemex y el STPRM se habría realizado el pasado 25 de junio, unas semanas antes de las elecciones del 2018, de las cuales salió victorioso el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En las negociaciones se acordaron que Pemex entregaría 8 millones 337 mil 112 pesos mensuales al sindicato para gastos administrativos. Sin embargo, existía otra cláusula del convenio que fue reservada por las partes en la que se acuerda entregar otros 29 millones 431 mil pesos al mes. Este dinero esta destinado a “capacitación a trabajadores, organizar y conmemorar aniversarios, celebrar asambleas, y la realización de obras sociales”.

También se agregaron otros 110 millones de pesos por el concepto de préstamos administrativos e hipotecarios.

El convenio, que tiene el número 109270 fue firmado por el líder el STPRM, Carlos Romero Deschamps, así como también por el secretario del interior y el secretario del Consejo General de Vigilancia, Fernando Navarrete y Ricardo Aldana.

Por parte de Pemex firmaron el convenio Marco Antonio Murillo Soberanis, entonces directo corporativo de Administración y Servicios; y por Carlos Argüelles Name, el gerente Jurídico Laboral de la empresa.

Pemex informó en su oportunidad sobre el convenio, pero reservó muchos de sus detalles, además el sindicato presentí varios amparos para impedir que la petrolera diera a conocer al público los detalles reservados a través de peticiones de información y transparencia.

(Con información de Reforma y SDP Noticias)

“Peña y Videgaray armaron persecución contra Lozoya”, asegura abogado

Comparte este artículo:

Javier Coello, abogado del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, aseguró que el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray y el ex presidente, Enrique Peña Nieto, armaron la persecución en contra de su cliente.

“Lo hicieron pomada. Lo juzgaron, lo juzgaron, lo juzgaron. Lo condenaron mediáticamente”, dijo Coello.

El litigante, dijo que tanto Peña como Videgaray, prefirieron perdonar al opositor panista Ricardo Anaya, quien fue acusado en la campaña electoral del 2018 de tener vínculos con lavadores e dinero, que respetar el proceso jurídico de Lozoya.

“Si es necesario, citaremos al ex Presidente Peña para que aclare. No estoy imputando. Que aclare el Secretario de Hacienda (Videgaray) y quienes sustituyeron a Lozoya (en Pemex, como Jose Antonio González Anaya)”,.

Coello insistió que hay una persecución en contra de su cliente.

“Hago una pregunta: ¿ha habido alguien que surja, que levante el dedo y diga, ‘a ver ‘pésenme, eso nos cierto’. Cuando ese dinero era para la campaña. ¿El coordinador de la campaña del Presidente Peña (Videgaray) salió a decir ‘eso no es cierto’? No, Todo el mundo se calló”, aseguro el abogado.

El litigantes aseguró que tiene pruebas de que ningún dólar de la empresa brasileña Odebrecht cayó en las cuentas de Lozoya. También , dijo que ninguna de las propiedades que hoy son objeto de escrutinio judicial fueron adquiridas con dinero de sobornos de Odebrecht o de Altos Hornos de México (AHMSA).

(Con información de Grupo Reforma)

Descarta abogado de Lozoya temer que detengan a su cliente

Comparte este artículo:

El abogado de Emilio Lozoya, Javier Coello, dijo que confía en la estratega legal emprendida ante las acusaciones de las autoridades sobre su cliente, en las cuales el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) es señalado de cometer actos de corrupción.

En entrevista con Carlos Loret de Mola en W Radio, Coello destacó que el revés de la jueza octava de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, quien suspendió el amparo contra la orden de aprehensión que pesa en su contra, era parte del proceso que incluso dijo, ya estaban esperando.

Por otro lado, el abogado de Lozoya dijo que buscará ampliar la demanda de amparo “para que se vaya al fondo del asunto”.

Además, dijo que no teme que el exdirector de la empresa sea detenido, pues si bien no aceptó que por el momento se encuentre “bien escondido”, señaló que al menos puede indicar que “esta tapado”.

“No, no temo que lo agarren, está tapado”, dijo Coello.

El litigante acuso que se ha orquestado una campaña mediática con la intención de desprestigiar a su defendido, sin embargo descartó que por el momento se busque actuar en contra de quienes dijo, se han lanado en su contra.

Incluso, señaló que por parte del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto, existe una abierta intención de desprestigio.

“Está en el libro del doctor Nieto. Ahí se ve plenamente que existe una animadversión y un odio cerval a Emilio Lozoya”, aseguró Coello.

Ahora si pueden ir por Lozoya; suspenden recurso que evitaba su detención

Comparte este artículo:

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, puede ser aprehendido en cualquier momento por las autoridades.

Lo anterior, luego de que incumpliera con las medidas impuestas para evitar una posible captura, las cuales consistían en comparecer en un plazo de tres días hábiles ante el juez de control del Reclusorio Norte que ordenó su detención por los señalamientos en su contra por operaciones con recursos de procedencia ilícita, término que venció el martes de la semana pasada; así como acudir ante el juez de amparo a firmar los días lunes en un horario de 10:00 a 14:00 horas; y exhibir una garantía por 500 mil pesos.

Así lo determinó la juez Luz María Tlapa, quien este lunes dejó sin efectos la suspensión definitiva concedida al exfuncionario peñista.

La semana pasada, Lozoya Austin envió una carta donde dejó claro que no se presentaría ante el juez que ordenó su captura por no existir las condiciones necesarias, asegurando que era víctima de persecución política.

Existe una orden de aprehensión contra el exdirector de Pemex por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Incluso, fue girada una ficha roja por la Interpol para dar con su paradero.

La esposa de Lozoya, Marielle Helene Eckes y la hermana del exdirector, Gilda Susana Lozoya manifestaron su deseo de desistirse del  incidente de suspensión, mientras que a Emilio Lozoya Thalmann, padre de Emilio, se les concedió una suspensión para evitar una posible captura.

Los tres casos están en el juzgado 14 de Distrito de Amparo en Materia Penal.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Lozoya hizo todo en Pemex bajo órdenes de EPN: Abogado

Comparte este artículo:

El abogado de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Javier Coello, aseguró que el entonces presidente Enrique Peña Nieto, fue quien le ordenó a su cliente realizar los movimientos pertinentes para el desvío de recursos y lavado de dinero, por lo que se le acusa.

“Va a levantar polémica, peor lo voy a decir, ¿quién es el que ordena en este país desde hace muchos años? El que tiene el poder Ejecutivo, el presidente de la República… el presidente del Ejecutivo es el que ordena, no se mueve una sola hoja sin que lo ordene el presidente”, declaró Coello en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

El litigante detalló que no hubo movimiento que el mandatario federal no haya autorizado, además aseguró que Lozoya Austin no se presentará a declarar, al considerar que no existen garantías legales a su favor.

“Todo lo que se movió en Pemex, contratos y todo, pasó por el Consejo de Administración de Pemex y las filiales tenían que acordar con el presidente”, dijo el abogado del exdirector de Pemex.

Ayer en una carta dirigida a la opinión pública, Emilio Lozoya, rechazó que vaya a presentarse a declarar, al considerar que existe una persecución mediática en su contra y que no existen garantías para hacerlo.

Trump y PEMEX: dos problemas que agravan el panorama de México

Comparte este artículo:

La semana pasada el país sufrió dos embates que pusieron a la economía a temblar. Por un lado, el presidente de Donald Trump amenazó con imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas si el país no colaboraba con la política migratoria estadounidense. Por el otro lado, Moody’s y Fitch ajustaron las calificaciones de la deuda soberana y de PEMEX. Si bien la primera se mantiene en niveles de inversión, la de Petróleos Mexicanos descendió al umbral de especulación (“bono basura”). Eso significa que el precio de los bonos de la petrolera será más bajo y la tasa de interés a pagar será más alta. Esto se traduce en mayores complicaciones para el financiamiento de la petrolera más endeudada de todo el mundo.

Según la calificadora Fitch, el ajuste en la calificación de PEMEX es debido al panorama de incertidumbre que genera la paraestatal, referente a su alto apancalamiento y a sus bajos de niveles de producción. Asimismo, la incertidumbre aumenta en tanto que PEMEX se encargará de la construcción y operación de la refinería en Dos Bocas; una inversión que para muchos es inviable financiera y operativamente. Además del aumento en el gasto por las condiciones del terreno y el tipo de crudo de la región, el costo de oportunidad de la inversión es considerable. Dentro de la industria petrolera, la refinación es el proceso menos rentable. El gobierno mexicano debería enfocarse en su ventaja comparativa, reorientando esa inversión a exploración y a impulsar la producción de PEMEX.

Por otro lado, si bien se han implementado estrategias para reactivar a la petrolera, a través de capitalización y reasignación fiscal, entre otras, estas no parecen disminuir la incertidumbre alrededor de la paraestatal. El gobierno mexicano todavía no entiende que el problema de PEMEX no es solamente de liquidez, sino de solvencia. 

Paradójicamente, la insistencia de AMLO de apuntalar nuevamente a Petróleos Mexicanos como una gran petrolera que vuelva a aportar sustancialmente a los ingresos federales puede significar el último clavo de su ataúd. Y lo que resultaría peor, su situación financiera podría arrastrar consigo a las finanzas públicas y mermar la estabilidad macroeconómica del país. 

El otro tema no tiene su causa en las malas decisiones de este gobierno, aunado a la corrosiva corrupción del sexenio pasado, sino que alude a una variable exógena. Algunos parecen estar sorprendidos de la asimetría de poder entre Estados Unidos y México. Eso no es algo nuevo, desde el nacimiento de México como país, la relación entre ambos países es de subordinación. Empero, el contexto global de antaño jugaba a favor de México. Sobre todo, en el contexto de la Guerra Fría, en la cual Estados Unidos buscaba evitar la propagación del comunismo en América Latina. Esto le permitía a México tener una moneda de cambio para apaciguar dicha relación.

Por otro lado, el problema de la migración no es algo reciente. Desde la segunda mitad del siglo pasado, la confrontación por la migración y el narcotráfico han sido temas centrales en la política exterior con Estados Unidos, tal que condicionaban los acuerdos de comercio entre ambos países. 

El gobierno mexicano debe entender que la amenaza de los aranceles no es un asunto comercial, ni siquiera un asunto migratorio, sino un asunto totalmente electoral. Trump, el presidente pragmático por antonomasia, ya apunta a las elecciones del próximo año. Sabe que colocar a los inmigrantes como chivo expiatorio, culpándolos de todos los males que sufre Estados Unidos, lo puede llevar nuevamente a ganar los comicios federales. 

Era necesario evitar la imposición de aranceles, si bien el tipo de cambio hubiera absorbido en su totalidad el arancel de cinco por ciento, el costo del servicio de la deuda hubiera aumentado y la incertidumbre que el país vive se hubiera intensificado. Sin embargo, el costo de evitar lo anterior es sumamente alto, ya que le otorgamos el poder a Trump de jugar la carta de los aranceles cuando crea que México no está cooperando. 

Nos comprometimos a fortalecer los esfuerzos en la frontera sur, lo que se traduce en regresar a más migrantes centroamericanos, así como recibir a aquellos que sean deportados desde Estados Unidos. Trump no entiende que la ola de migración proveniente de Centroamérica es culpa, en parte, de la política exterior de Estados Unidos. La desestabilización de esos países fue generada por el gobierno estadounidense en los años ochenta, poniendo y quitando dictadores, y generando pobreza y marginación. 

Estamos a merced de un megalómano que hará cualquier cosa para poder mantenerse en el poder, incluso si en el intento aniquila a sus socios comerciales. Trump está dispuesto combatir por la victoria -y ganará- sin importar que sea una victoria pírrica. 

Interpol gira ficha roja contra Emilio Lozoya

Comparte este artículo:

A petición de la Fiscalía General de la República (FGR), la Policía Internacional (Interpol) emitió este miércoles una ficha roja contra Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), involucrado en la comisión del delito de lavado de dinero.

La intención es que él y otros involucrados sean buscados en más de 190 países con el propósito de ser capturados.

Destaca que la FGR pidió no publicar el documento en la página electrónica del organismo internacional.

La ficha roja fue girada con base en la orden de aprehensión que libró el fin de semana un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte por presuntos actos de corrupción relacionados con la constructora Odebrecht, de acuerdo con fuentes de la Fiscalía.

El abogado de Lozoya Austin aseguró que este se encuentra en México y que no tiene previsto entregarse.

La Fiscalía realizó cateos en la propiedad del acusado y en la de su padre sin poder localizar al exfuncionario.

Las autoridades no descartan que, de no poder localizar a Lozoya, se pueda emitir una recompensa por su aprehensión.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Juez suspende parcialmente captura de Lozoya

Comparte este artículo:

Una juez federal suspendió provisionalmente la orden de aprehensión liberada el pasado fin de semana en contra del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, aunque esta medida no lo protege de un mandato con un delito con prisión preventiva oficiosa.

La Juez Octavo de Distrito en amparo Penal de la Ciudad de México, Luz María Ortega Tlapa, concedió a Lozoya la suspensión provisional contra cualquier mandato de captura en su contra en la demanda registrada con el número 487/2019.

De acuerdo a la lista de acuerdos publicada hoy por el Juzgado, la importadora de justicia dio un plazo de 15 días tanto a los juzgado como a la Fiscalía General de la República (FGR) para confirmar la existencia del mandato privativo de su libertad.

Por otro lado, Ortega Tlapa acordó celebrar el próximo 24 de junio a las 9:30 horas la audiencia constitucional en este juicio de garantías.

Sin embargo, si existe alguna orden de aprehensión en contra de Lozoya por un delito con prisión preventiva, como la delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito o ejercicio abusivo de funciones, la suspensión provisional concedida o, incluso la definitiva, no podrían impedir la eventual captura.

Lozoya es acusado de cohecho, lavado de dinero y fraude fiscal.

“Peña Nieto tiene que comparecer”, dice abogado de Lozoya

Comparte este artículo:

Javier Coello, abogado del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, aseguró que el expresidente Enrique Peña Nieto debe de comparecer por el caso de su cliente.

“El expresidente Enrique Peña Nieto tiene que comparecer y lo llamaremos a declarar”, dijo Coello en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo una orden de aprehensión en contra de Lozoya Austin, quien es acusado de cohecho, defraudación fiscal y lavado de dinero.

El abogado del ex director de Pemex, confirmó que su cliente se encuentra en México y no en España, como se había especulado el día de ayer.