#PolíticaAPie: “La reversa también es cambio”

Comparte este artículo:

Durante 18 años un tabasqueño señalaba, criticaba y proponía como él si podía con el país, desde cosas fáciles, como perforar un pozo petrolero, hasta ponerse al tu por tu con Donald Trump. Durante sus dos derrotas presidenciales, Andrés Manuel López Obrador parecía ser el un ungido (porque así lo cree él) para darle a nuestro país la gloria que tanto merece, proyectos fantasiosos, difíciles, pero como asegura, con el apoyo del pueblo los consolidaría. Spoiler, no los hace tan buenos como los platicó, no es lo mismo ser borracho, a ser cantinero.

Son dos proyectos los que abanderan la causa (necedad) de la 4ta Transformación: La refinería de Dos Bocas en Tabasco y el Tren Maya en la península de Yucatán, lo cual no suena mal, si fuera 1990, esto cuando la economía y todos los países empiezan la migración a energías limpias y nuestro país puede ser potencia en ese rubro, en el caso del tren, se presenta cuando los países mueven sus trenes de pasajeros con energía eléctrica. Obras que beneficiarían a cualquier país, pero aquí no contábamos con que el presidente se empaña en hacer todo lo contrario a la lógica y a la razón.

La refinería de Dos Bocas llegará a nuestro país, si es que la terminan en su sexenio, después de depredar completamente toda la zona en la cual se planea instalar, además, dentro de los estudios que se hacen para ver la capacidad de producción no es nada alentador, ya que al parecer seguiremos importando gasolina, lo cual, la solución termina siendo parte del problema. Producirá más, pero con el pleito de México con la OPEP, el petróleo mexicano tiene incertidumbre, una cosa es sacarlo, otra venderlo. Ahora el flamante y fraudulento Tren Maya se echo andar la construcción este mes, porque ya le apuraba inaugurar algo al parecer, lo cual sigue lleno de inconsistencias, esta semana el precio de construcción se elevo 13%, se determina que mas del 60% de las especies que habitan la selva están en riesgo y para ponerle la cereza a este pastel que nadie quiere, resulta que el Tren Maya funcionara con diesel, así es, contaminando aún más la zona y dejando a un lado la posibilidad de tener algo bueno en medios de transporte, regresaremos al siglo XX con transporte en base a combustión, lo mas curioso es que México no tiene, ni tendrá con la refinería de Dos Bocas, la capacidad ni la producción de diesel para alimentar al Tren Maya, lo cual hace que sea necesario importar el combustible, ósea que nos saldrá la misma o peor, como les digo, una buena idea en las manos equivocadas puede terminar muy mal.

Cuando pareciera que la 4T no tendría suficientes problemas que solucionar, el neoliberal COVID19, este virus oriental que llego para quedarse, y últimamente solo nos permite ver como el Presidente López Obrador contradice absolutamente todo lo recomendado por Hugo Gatell, que preocupante ver como un epidemiólogo, alguien que le sabe al tema, termina haciéndose a un lado por parte de los constantes dichos de su jefe. Hasta el momento han reportado casi 15,000 decesos y alrededor de 130,000 casos confirmados de coronvirus, registrando nuevos records de contagios diarios, ¡ni el mismo Wuhan pasaba esto! Sabemos que el confinamiento genera perdidas y desesperación en la población, pero de nada servirá si además de poner el semáforo en rojo, las autoridades de salud no se ponen en su papel y promueven medidas de sanidad necesarias en todos los estados. Mientras tanto, ¿Qué hace el presidente?, ¿Qué hace el señor?, pues se dedica a decir en sus conferencias mañaneras que no tengamos miedo y que salgamos a las calles, si de irresponsabilidades hablamos, el Presidente que no usa cubrebocas, es el mejor ejemplo. Seguimos siendo calificados como los peores, normal en esta 4T.

Me encantaría dejar de escribir cosas en las cuales la 4T no ha decepcionado, pero ahora con la difusión de los cinco créditos que ha pedido el Gobierno de López Obrador al Banco Mundial, para financiar sus obras y reparticiones de dinero que abiertamente reparten disfrazadas de “becas”. Con esto, otra vez miente y decepciona al decir en su campaña de 18 años que no pediría créditos, ni deuda para el país, pero al final dijo el ganso que no, que era necesario y que a aparte ya lo había pensado, en fin la hipocresía, o ¿Cómo ven?

Me gustaría dejar de hacerlo, me gustaría, pero a estas alturas del partido, a un año de las elecciones intermedias, defender las ocurrencias del Presidente es masoquismo puro. Hasta la BOA, que termino como un documento todo mal redactado saliendo desde las oficinas de la SEGOB. En fin, el viejo truco de los socialistas, cuando todo sale mal, hay que culpar a alguien más.

Sé que lo cambios no se dan de la noche a la mañana, para algunos el gobierno de Andrés Manuel está justo a tiempo para enderezar el timón y apuestan por su proyecto, pero para algunos, cada vez más, más tiempo significaría más ocurrencias y menos resultados, la violencia sigue su escalada, el INEGI reporta que los ciudadanos perciben en su última medición, altos índices de corrupción en su gobierno, lo cual no cuadra con el mensaje que tanto recalca y que hasta para curar el coronavirus sirve.

Cuidado organismos autónomos, cuidado INE, cuidado AFORES, cuando se le empiecen a acabar las ideas al señor presidente, con la excusa de la corrupción, va a poner la mira en ellos. Ya sabemos cual es el resultado después de que López Obrador se aferra a algo, lo asfixia, lo transforma y lo pone a su servicio, como lo hace actualmente con México.

Cuando prometieron cambio, no sabíamos que la reversa también es cambio.

Enfoques cuestionables en momentos incorrectos

Comparte este artículo:

La llegada de AMLO a la Presidencia Mexicana en diciembre del 2018 nos trajo una serie de proyectos que han sido y siguen siendo tema de debate debido a las implicaciones económicas que tienen, así como el posible trasfondo político que impulsa al gobierno de la “cuarta transformación” a llevarlos a cabo. Sin embargo, en estos momentos de una recesión generada a raíz de cancelación de proyectos públicos y privados, aunado a una pandemia sin precedentes, ¿será correcto tratar de seguir llevando a cabo la financiación de estas obras como Santa Lucía y la refinería Dos Bocas?

Desde que el INEGI llegó con la noticia de que el 2019 fue un año sin crecimiento económico se empezó a cuestionar todavía más las obras que propone nuestro presidente y los costos económicos que van a presentar la cuarentena que estamos viviendo solo han servido para potencializar dichos cuestionamientos, pues se considera que una mejor política fiscal anti-cíclica gubernamental sería a través de estímulos fiscales tales como los que se están dando en otros países como Italia, Corea del Sur y EEUU. En cambio, en México el plan de reactivación que fue presentado el pasado 5 de abril, donde se manifiesta continuar con la refinería Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía, incremento la incertidumbre entre los inversionistas, haciendo que las perspectivas de crecimiento económico de México para este año cayeran todavía más y que el peso mexicano se convirtiera en una de las monedas con mayor devaluación a corto plazo.

Se argumenta que, al seguir con el gasto gubernamental previamente planeado a través de estas construcciones, se están siguiendo teóricamente políticas fiscales expansivas, pero no se toma en cuenta que éstas obras podrían ser más bien una muy mala inversión justo en estos momentos porque no son rentables en el corto plazo. La cancelación del NAIM para en su lugar construir el aeropuerto de Santa Lucía significó un incremento en el costo originalmente planteado en gran magnitud debido a que se tienen que pagar más de 10 mil MDP a los contratistas por gastos no recuperables, penalizaciones por cancelación tardía y sumado a esto el nuevo gasto de la construcción de Santa Lucía, estimado en 170 mil MDP. Por otro lado, se estima que el costo de la refinería Dos Bocas podría llegar hasta a 12 mil MDD o 280 mil millones de pesos tomando en cuenta el tipo de cambio del 13 de abril. Este gasto aparte resulta ser de dudosa necesidad ya que las 6 refinerías que actualmente operan en México operan a niveles significativamente menores a su capacidad, y con las recientes caídas en el valor de la mezcla mexicana de petróleo, producir un barril cuesta más que su precio de venta. 

Una opción que se vería más viable sería suspender estos financiamientos redireccionando el gasto planeado al sector salud, así como a los sectores de la economía que se verían mayormente afectados por la súbita cuarentena, tales como la manufactura y el turismo, para de esta manera apoyar al comercio mexicano y por consecuente, a los empleos de nuestros compatriotas que dependen de dichos sectores de producción, aminorando los efectos recesivos de una pandemia que nos tomó por sorpresa. Mientras tanto, la sociedad civil se tendrá que seguir viendo obligada a hacer el trabajo de reactivación por su propia cuenta.

Referencias

El Universal. (2020, marzo 11). Hoy cuesta más sacar petróleo que venderlo. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://eluniversal.com.mx/cartera/pozos-del-pais-en-riesgo-financiero-por-petroprecios

El Excélsior. (2019, mayo 14). Costo de refinería en Dos Bocas será 8 mil mdd: López Obrador. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://www.excelsior.com.mx/nacional/costo-de-refineria-en-dos-bocas-sera-8-mil-mdd-lopez-obrador/1312885

El Sol de México. (2019, abril 27). Aeropuerto de Santa Lucía será más caro que el de Texcoco. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://www.elsoldemexico.com.mx/finanzas/aeropuerto-de-santa-lucia-sera-mas-caro-que-el-de-texcoco-3430920.html

Expansión. (2020, abril 5). El plan de AMLO para reactivar la economía por COVID-19 polariza las redes. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://politica.expansion.mx/mexico/2020/04/05/el-plan-de-amlo-para-reactivar-la-economia-por-covid-19-polariza-las-redes

El Economista. (2019, agosto 28). Costo de cancelar el NAIM queda en 71,000 millones de pesos: SCT. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Costo-de-cancelar-el-NAIM-queda-en-71000-millones-de-pesos-SCT-20190828-0057.html

Empresas que atienden Tren Maya, Dos Bocas y Santa Lucía continuarán actividades

Comparte este artículo:

La Secretaría de Salud publicó la tarde de este lunes un decreto que establece los lineamientos relacionados con las empresas cuyas actividades son descritas como esenciales para la economía ante la contingencia por COVID-19. De esta manera las empresas de producción de acero, cemento y vidrio con contratos vigentes con el Gobierno Federal, continuarán con sus trabajos para cumplir con compromisos destinados exclusivamente para los proyectos de la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya, el Aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía y el Corredor Transístmico.

El mismo decreto refiere que deberán de continuar sus actividades las empresas de producción de acero, cemento y vidrio con contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por lo tanto, se establece que no piden suspender actividades aquellas empresas que tengan un efecto irreversible para su operación al hacerlo: empresas de producción de acero, cemento y vidrio y servicios de tecnología de la información que garanticen la continuidad en sectores público, privado y social.

Rocío Nahle rechaza financiamiento chino en Dos Bocas

Comparte este artículo:

La titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, rechazó que el proyecto de la refinería de Dos Bocas tendrá financiamiento de alguna institución bancaria, como lo anunció el embajador de China en México, Zhu Quingqiao.

“Yo no sé en qué contexto el señor embajador dio esas declaraciones, el proyecto del financiamiento de Dos Bocas está sustentado en financiamiento federal. No estamos sustentados por ningún banco”, dijo Nahle.

Por otro lado, la titular de la Sener dijo que desconocía si el banco chino le prestó a algunos constructores o empresarios que hayan argumentado que trabajarían en Dos Bocas, pero reiteró que el financiamiento de la refinería, propiedad de Pemex, está soportado y sustentado en el presupuesto.

“Esta declaración que hizo el embajador no es válida para financiar el proyecto de Dos Bocas, por eso digo, que desconozco si algún empresario o alguien fue al banco chino y pidió recursos, argumentando algún trabajo en la refinería, eso lo desconozco. Vamos a trabajar con muchas empresas y eso lo desconozco”.

Por último, la funcionaria federal detalló que el proyecto está financiado en una partida especial de inversión para Pemex en el Presupuesto, que para este año tiene autorizados 41 mil millones de pesos, el año pasado fueron de 49 mil millones de peso.

Invertirá China 600 mdd en refinería de Dos Bocas

Comparte este artículo:

El embajador de China en México, Zhu Qingqiao, reveló que China realizará un financiamiento de 600 millones de dólares en la refinería de Dos Bocas en Tabasco.

“Hay financiamiento chino en el proyecto… 600 millones de dólares más o menos, con varios bancos”, dijo Quigqiao al ser entrevistado en el ‘Día de China’,. organizado por la Secretaría de Economía.

El embajador detalló que el financiamiento se realizará a través de Bank of China e ICBC, junto con el apoyo de otros bancos internacionales de los cuales no reveló sus nombres.

“China tiene muchos planes para invertir en México, deseamos participar en el desarrollo de nuevos campos, como la petroquímica. China tiene mucho interés en ese tipo de colaboraciones”, señalo el diplomático chino.

Por su parte, el embajador de México en China, José Luis Bernal Rodríguez, agregó que actualmente se encuentran motivando a empresas mexicanas para que se acerquen a estos dos bancos chinos que operan en México.

“Bank of China y ICBC tienen una buena reserva, están aquí para apoyar a la inversión, respaldar algunas operaciones de comercio y son un complemento muy importante respecto a sus tasas de interés para el financiamiento de empresas mexicanas”.

Al ser cuestionada al respecto, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, prefirió no entrar en detalles sobre estas operaciones, debido a que este tipo de información lo maneja la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

 

Dos Bocas ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Comparte este artículo:

La Refinería de Dos Bocas, Tabasco, ha sido planteada por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador desde su campaña, como un proyecto necesario para el desarrollo y la preservación de la seguridad energética del país.

En este sentido, poco se ha dicho por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Secretaría de Energía (SENER) y Petróleos Mexicanos (PEMEX) respecto al posible impacto ambiental durante la construcción de la obra y sus actividades posteriores, misma situación que ha generado incertidumbre entre distintos sectores de la sociedad con relación a la viabilidad ambiental del proyecto. 

Si bien, ya han sido señalados los diversos inconvenientes económicos, financieros y de diseño que pudiesen generarse a partir de la construcción de dicha obra, por parte de especialistas, poco se ha hablado de consecuencias ambientales concretas. Pero ¿qué antecedentes existen para poder tener una idea de los posibles efectos ambientales de una refinería de petróleo en México?

En 1933, la compañía “El Águila”, puso en operaciones una de las primeras refinerías de petróleo del país, ubicada en Azcapotzalco, al poniente de la Ciudad de México. Tras la expropiación petrolera de 1938, decretada por el general y entonces presidente de México, Lázaro Cárdenas del Rio, la refinería fue nacionalizada y tomó por nombre “18 de marzo”. 

La refinería operó poco menos de 60 años, produciendo principalmente gasolina, diésel, gas y algunos otros derivados y llegó a ser una de las plantas más importantes a nivel nacional, con una gran actividad que se vio reflejada en el incremento de su producción y  tamaño a lo largo del tiempo. Finalmente en 1991, esta refinería cerró sus puertas como una de las medidas para evitar la contaminación atmosférica de la Ciudad de México.

Sin embargo, la actividad durante más de medio siglo de esta planta de refinación, aún deja sentir sus efectos en la zona, independientemente del cese de emisiones atmosféricas, sus actividades provocaron un impacto importante en el suelo, debido a fugas de petróleo crudo y presencia de metales pesados, llegando  a reportarse contaminación en el acuífero de la ciudad (García & Fernández-Villagómez, 2014).

Con todo y las medidas implementadas por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) para tratar el sitio, este sigue siendo considerado  un foco de contaminación en la zona poniente del Valle de México, pese a la disminución en la concentración de algunos contaminantes, convirtiéndose en un pasivo ambiental, ya que representa una fuente constante de exposición a sustancias con efectos nocivos para la salud humana (García & Fernández-Villagómez, 2014).

Si bien, las medidas implementadas por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) tratar el sitio, ha logrado disminuir. 

Si bien caso representa un extremo y se entiende por el contexto en el que se construyó la Refinería 18 de marzo (ahora Parque Bicentenario),  existen experiencias positivas en cuanto al manejo amigable con el medio ambiente de procesos de refinación, como el caso de la Refinería de Cartagena en Colombia, que ha logrado, mediante tecnología de última generación, manejar sus residuos, emisiones atmosféricas y descargas con un impacto menor al medio ambiente (Informe 2018).

Con todo y los beneficios evidentes que la Refinería de dos Bocas traerá para los estados del sur y en paralelo a la voluntad política de combate a la corrupción que se ha dejado ver por parte del presidente de la república, experiencias como el Paso Exprés de la carretera México-Cuernavaca y la Línea 12 del Metro, son algunos de los fantasmas asociados a la corrupción y a la implementación fallida de proyectos de gran magnitud, no dejan de provocar inquietud por está mega obra.

Esperemos que el Gobierno Federal escuche a los especialistas y que el beneficio económico y desarrollo derivados de este proyecto, principalmente en el sur del país, no se vean reflejados en la degradación del ambiente en la zona, teniendo como experiencia el caso de la Refinería 18 de marzo, que a más de 25 años de su cierre, aun deja sentir sus efectos sobre la población de Azcapotzalco.

Impuestos sin consultas

Comparte este artículo:

Impuesto viene de imponer, “exigir a alguien cumplir, soportar, pagar o aceptar una cosa”. Para  los causantes del norte de México, nunca habrá sido más asertiva la definición de impuesto.

Mientras siguen las “consultas” para lograr una aprobación bien orquestada del “tren maya”, a los que no consultan son a los pagadores de impuestos que verán cientos de miles de millones de pesos salir de una recaudación cada día más apretada, desaparecer del ámbito local para ser orientados con una eficiencia que queda por demostrar, en proyectos del sureste del país, tierra del presidente y de sus protegidos. Tren maya, refinería de Dos Bocas, tren transístmico, “sembrando vida”, otros tantos proyectos de la cuarta transformación, financiado con los impuestos del norte para subsidiar el desarrollo (no el crecimiento) del sur y sureste.

El impulso de la federación al desarrollo y modernización continua del país se está viendo desbalanceado, sustrayendo recursos de los estados más prósperos para inyectarlo en los estados más ¿atrasados, desfavorecidos, pobres? con resultados dudosos. En estas líneas hemos repetido numerosas veces que la cuarta transformación ha escogido nivelar el país hacía abajo y no me refiero al aspecto geográfico, sino al principio devastador del socialismo destructivo de quitarle a los ricos para dárselo a los menos exitosos.

Ni siquiera se intentó darle continuidad al proyecto anterior de las Zonas Económicas Especiales, seguramente calificado de neoliberal y eliminado sin juicio. Las zonas prósperas del sureste lo han sido por inversiones de empresas privadas, particularmente la zona turística y hotelera del Caribe.

Queda en grandes dudas que inversiones del sector público cómo las mencionadas anteriormente puedan generar rentabilidad y por lo tanto prosperidad duradera. Es de apostar que seguirán absorbiendo enormes cantidades de recursos para ser sostenibles y que el día que algún gobierno que no obedezca a los principios de la cuarta transformación deje de abastecer dichos recursos, quedarán como fantasmas inútiles y sin capacidad de sostenerse y menos de generar prosperidad. El Estado no es particularmente eficiente y el estado socialista menos todavía.

El socialismo debe limitarse a ser “social”, es decir atender las necesidades sociales de la población, o sea, educación, salud y justicia. El socialismo económico nunca ha demostrado su capacidad para solucionar los desequilibrios, y más bien se ha caracterizado por acentuarlos.

#Kleroterion: “¡Primer año!”

Comparte este artículo:

Un elemento primordial para cualquier Gobierno entrante, es sin duda, su labor inicial, ya que con esta se refleja el futuro que podrá tener su gestión.

Tan es así que el primer año es de vital importancia para muchas y muchos ciudadanos, ya que es considerado para saber si tomaron o no una buena decisión al expresar su voto y estar convencidos de que el sufragio que emitieron fue el correcto y más cuando se trata del representante supremo, me refiero al Presidente de la República, en este caso al Licenciado Andrés Manuel López Obrador, que el pasado 1 de diciembre cumplió su primer año.

Se resaltó que fueron cumplidos 89 de los 100 compromisos durante su primer año de gobierno, de los cuales resaltan el combate a la corrupción, nuevos empleos, presupuesto austero, finanzas públicas sanas y crecimiento del salario mínimo, entre muchos más; dicho evento fue realizado en la Plaza de la Constitución denominado popularmente como el “Amlofest”. 

Respecto al trabajo realizado se reconoce el avance en materia constitucional ya que con todas las iniciativas propuestas se tuvo un gran avance en transformación y bienestar, también se exalta la reforma que legaliza la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, dando por resultado la creación de la Guardia Nacional; asimismo, se registró un presupuesto austero y el incremento del salario mínimo, aunado a la creación de 50 mil empleos, logrando a su vez, la inflación más baja desde 2016, con un 3 porciento, por su parte. 

En materia económica se frenó la intención de EUA para imponer aranceles a un porciento de las importaciones nacionales, además que la inversión extranjera directa creció 7.8 porciento; es importante destacar los megaproyectos del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, además, se estableció una relación estrecha de la iniciativa privada con quienes se construirán 109 proyectos con una inversión de 709 mmdp. 

Respecto a los temas sociales, se apoyaron a 8 mil millones de adultos mayores con pensiones de 2400 pesos mensuales, así como a 790 mil personas con discapacidad, haciendo énfasis también que de cada 10 hogares indígenas, en siete ya llega algún tipo de apoyo.

En el tema de Salud, se crea el Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar, con lo que se responde al abasto de medicamentos y la reconstrucción de más hospitales, así como la asignación de personal medico y la basificación de personal, y un gran programa para combatir las adicciones; por otro lado, se continúa trabajando para revertir la legislación la Reforma Educativa. Un tema el cual fue empoderado en este primer año fue también la integridad de las personas por lo que se tomaron decisiones siempre en pos de salvaguardar la vida de los civiles.

Estas son solo algunas de las acciones cumplidas este año, por lo que es muy importante recibirlas con mucho agrado, no con tintes políticos, no con corrientes o ideologías, no por bandos, sino por “el porvenir de una gran Nación…México”.

“Es muy mala idea seguir despilfarrando recursos”: Fox sobre Pemex y dos Bocas

Comparte este artículo:

El expresidente Vicente Fox aseguró a través de su cuenta de Twitter que es una muy mala idea seguir despilfarrando recursos para rescatar proyectos de Petróleos Mexicanos (Pemex) a través de la construcción de la refinería de dos bocas. Luego de que la empresa gubernamental registró pérdidas en el tercer trimestre del 2019, por casi 88 mil millones de pesos.

A través de este mismo tweet, el guanajuatense sostuvo que tras el reporte de la petrolera en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en donde se informó que de enero a septiembre de este año, Pemex perdió 176 mil 367 millones de pesos, mientras que en el mismo periodo en el primer año del sexenio de Enrique Peña Nieto fue 7 veces menor a lo registrado actualmente.

Ante esta situación, Fox reiteró que las inversiones de capital que el gobierno de AMLO solo ha traído como resultado “pérdidas y más pérdidas“.

A cerca de los temas energéticos, el expresidente concluyó que la reforma energética es la “única respuesta” y urgió a AMLO que corrija su estratégica energética pidiendo que no tire a la basura lo poco que nos queda.

Con información de Político MX

Megaproyectos de AMLO

Comparte este artículo:

Parte esencial de la política es plantear una visión de futuro para un país, la cual se construye mediante leyes, políticas públicas, programas, proyectos y obras. Hoy el gobierno de López Obrador plantea una visión más justa y equitativa, con oportunidades para todos y con menor dependencia exterior. Para lograrlo se están desarrollando tres megaproyectos: el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería en Dos Bocas y el Tren Maya, que de manera integral deberían impulsar el desarrollo económico, energético y turístico del país. 

Santa Lucía, actualmente suspendido por un amparo hasta resolver, constitucionalmente, la razón de la cancelación y posible destrucción del NAIM. El proyecto busca una vinculación de los aeropuertos de Toluca, AICM y Santa Lucía. Por sí sólo tiene un costo estimado de 95 mil mdp, pero aunado a esto hay que considerar las adecuaciones viales y de infraestructura en los tres aeropuertos, lo que tiene un costo estimado de 175 mil mdp. Algo no muy lejano de la proyección de 285 mil mdp del NAIM. La cancelación se argumentó por corrupción y sobrecostos del NAIM, algo aún pendiente de comprobar e incluso negado por la SCT. Los dichos son que los terrenos aledaños son del grupo Atlacomulco (EPN, Del Mazo, etc.). Urzúa, ex de Hacienda, se opuso e incluso planteó continuar con el NAIM y expropiar los terrenos del grupo priista, algo posible gracias a la legitimidad democrática de AMLO. Ahora tenemos una suspensión y problemas de factibilidad ambiental, geográfica y logística para su construcción, acceso y uso. 

Dos Bocas, proyecto que busca soberanía energética y empleos en Tabasco. Con un costo aproximado de 150 mil mdp, busca aumentar en 16% la capacidad de refinación para abastecer el mercado interno. El reto es mayor, las fallas de Pemex en ésta última década se pueden resumir en tres: presupuestal, ineficiencia operativa y baja extracción. El gobierno de EPN decidió importar gasolina en lugar de atender las necesidades de Pemex Transformación, pasando así de 200 mil barriles diarios en 2010 a 440 mil en 2018. La extracción de crudo en México se ha reducido drásticamente en los últimos 18 años cayendo en 37.3%. Y una ineficiencia operativa grave en las 6 refinerías, pasando de 75% entre 1990 y 2013 a menos del 40% en 2018. A todo esto hay que sumar que tenemos refinerías para crudo ligero cuando extraemos crudo pesado, por lo que es más difícil de refinar, provocando paros inesperados constantes por falta de suministros esenciales como hidrógeno, agua, vapor, etc. Hoy la alternativa es Dos Bocas, en lugar de mejorar la eficiencia de las refinerías, a pesar de las renuncias de las dirigencias de la ASEA, CRE y CNH, y en contra de los pronósticos de las constructoras expertas. 

Tren Maya, proyecto de atracción turística y desarrollo económico para las comunidades de la península de Yucatán. Con un costo de 120 mil mdp, constará de 15 estaciones a través de 1,500 kms de recorrido. La idea es desarrollar “pueblos bicicleteros” en estas estaciones a fin de impulsar el desarrollo de acuerdo a las necesidades de las comunidades. La ironía está en la falta de apoyo de las mismas comunidades al proyecto, en el que 56% de los predios son de ejidos. La FONATUR, quien dirige el proyecto, se encuentra negociando con los ejidatarios. Pero el acercamiento presenta sólo la propuesta y condiciones que el gobierno y empresarios quieren, anteponiendo sus intereses al desarrollo educativo, social y mejora de servicios en estas comunidades. 

Tres proyectos en los que no se ha visto interés real del gobierno para escuchar a los afectados. No hay análisis de impacto, ni consultas conforme a ley para su aprobación. Y sumado a todo seguimos aferrados a producción y consumo de energías fósiles para la transportación y turismo de nuestro país. Todo se resume en las palabras del director de FONATUR “la decisión ya está tomada, o se suben al tren o se los lleva el tren”.