Como reguero de pólvora: las armas en EEUU

El día de ayer, el Presidente Barack Obama anunció desde la Casa Blanca algunas de las nuevas mediadas que estarían representando un paso más para fortificar y robustecer el control en la distribución de armas dentro de los Estados Unidos, todo esto en medio de un discurso donde se pudo ver el llanto del mandatario, acompañado por una fuerte crítica los grupos lobistas, calificándolos de mentirosos. A grandes rasgos, las nuevas disposiciones buscan tener un registro más detallado de los distribuidores de armas e investigar el comportamiento de los compradores y vendedores para así evitar masacres como las que, de un tiempo para acá, han caracterizado el diario vivir de nuestro vecino del norte.

Una cosa ha de ser muy clara: en Estados Unidos, cualquier pronunciamiento que esté relacionado a este tema es de tratarse con pinzas, pues no debemos de pasar por alto la ampliamente discutida segunda enmienda (que en español se lee “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido”) y que pareciera estar tatuada en el corazón de algunos grupúsculos republicanos y de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), quienes se han encargado de simplificar el debate y repudian todo argumento que implique endurecer la regulación, alegando que al intentar hacerlo se violenta el derecho constitucionalmente otorgado.

De acuerdo al FBI (2011), en Estados Unidos fallecieron más de ocho mil personas a consecuencia del uso de armas de fuego.

Algunos datos: de acuerdo al FBI (2011), en Estados Unidos fallecieron más de ocho mil personas a consecuencia del uso de armas de fuego. En segundo lugar del ránking se encuentra el uso de cuchillos (casi dos mil muertes), y en tercer sitio a través de las categorizadas “armas personales” (básicamente a golpes) con casi 500 víctimas. En un comparativo a nivel mundial, según el diario New York Times (2012), Estados Unidos presenta un índice de 88.8 armas per cápita, lo que equivaldría a un total aproximado de aproximadamente 28 mil 160 millones.

Obama ha llamado al pueblo a castigar a través del voto a quienes “se han interpuesto en el camino de una regulación de las armas”.

Sin embargo, pareciera ser que Obama ha tenido un mal timing político para extender su propuesta, pues a menos de un año de dejar uno de los cargos más importantes a nivel mundial, y con una mayoría congresista del lado de los elefantes rojos, es muy complicado que la disposición pueda trascender de la manera en que se pretende, y es que al llegado de una administración republicana es muy probable que la agenda sea modificada y que la regulación sea desechada al instante. No obstante, y como parte de su discurso, Obama ha llamado al pueblo a castigar a través del voto a quienes “se han interpuesto en el camino de una regulación de las armas”, dando luz definitiva a que el paso dado el día de hoy no solamente ataca únicamente un punto y toma tendencia previo al proceso electoral de noviembre de este año.

No cabe duda que, aunque las razones por las que se ha propuesto extender la regulación del control de armas son meramente domésticas, el impacto trasciende al ámbito internacional y contrasta con la política estadounidense de intentar apagar el fuego con más fuego, donde usualmente hace gala de su fortaleza militar y demuestra que quien tiene el arma más grande, es el que triunfa. ¿Será que los ciudadanos de este país tratan de emular las prácticas de su gobierno hasta en lo individual?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

ARMAS ILEGALES

Uno de los problemas sociales que más se han tocado en los medios y que más impacto han tenido en nuestra sociedad sin duda es la inseguridad. En años recientes en nuestro país se detonó un gran aumento de la violencia; la estrategia utilizada en contra del crimen organizado durante el sexenio de Felipe Calderón fue uno de los factores desencadenantes.

De acuerdo con un artículo publicado en el diario El País (http://internacional.elpais.com/internacional/2015/01/13/actualidad/1421168394_615309.html), en México circulan 15 millones de armas de las cuales 13 millones son armas ilegales. Además, cada día ingresan 2,000 armas a nuestro país, las cuales ingresan desde los Estados Unidos. Más del 85% de las armas existentes en nuestro país son ilegales.

En un estudio de la Universidad de San José, California, se calculó que las ganancias del tráfico ilegal de armas a México son de alrededor de 127 millones de dólares al año.

En un estudio de la Universidad de San José, California, se calculó que las ganancias del tráfico ilegal de armas a México son de alrededor de 127 millones de dólares al año. En los estados fronterizos con México se localizan 8,000 comercios dedicados a la venta de armamento.

La grave crisis de seguridad que padecimos se vio reflejada en el incremento de lesionados por arma de fuego. La mayor parte de los crímenes que involucran el uso de armas de fuego se comenten con armas que no son registradas debidamente en la SEDENA, es decir con armas ilegales.

La lucha en contra del crimen organizado se ha centrado principalmente en el combate del narcotráfico, el cual sin duda es un grave problema, pero hace falta reforzar las leyes para controlar la posesión y el porte de armas de fuego.

La lucha en contra del crimen organizado se ha centrado principalmente en el combate del narcotráfico, el cual sin duda es un grave problema, pero hace falta reforzar las leyes para controlar la posesión y el porte de armas de fuego. Para las personas que se dedican a actividades criminales es muy fácil adquirir armas de fuego sin registro o las llamadas de uso exclusivo para el ejército.

Frecuentemente vemos en las noticias que se detienen a personas sospechosas de haber cometido algún delito, las cuales son detenidas en posesión de armas ilegales, también frecuentemente nos enteramos que estas personas son liberadas en un corto plazo por diferentes tecnicismos legales.

Debemos generar una discusión con nuestros legisladores para buscar que se eleven las penas para las personas que sean sorprendidas en posesión de armas no registradas o de calibres no permitidos fuera del ámbito militar.

Uno de los temas que como sociedad debemos llevar al debate es precisamente el control de las armas entre la población. Debemos generar una discusión con nuestros legisladores para buscar que se eleven las penas para las personas que sean sorprendidas en posesión de armas no registradas o de calibres no permitidos fuera del ámbito militar.

Debemos combatir el tráfico de armas con mayor fuerza incluso que la utilizada en contra del narcotráfico, no solamente debemos reforzar las sanciones en contra de los traficantes de armas sino también debemos combatir el tráfico de los cartuchos y municiones para las armas de uso exclusivo del ejército. La mayor parte de los delitos cometidos son usando este tipo de armas y municiones. En México casi el 70% de los homicidios son cometidos por disparos de arma de fuego, muy superior a la media mundial que ronda en el 42% de los homicidios.

Otro de los temas importantes es el acceso a estas armas por parte de los menores de edad, debemos aplicar más duramente la ley en contra de las personas que ponen este armamento a disposición de los jóvenes. Solamente podremos tener una reducción de los delitos graves en la medida que podamos controlar el mercado de las armas ilegales.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”