Se me chispoteó: el caso Beltrones

Hace algunas cuantas semanas, en este espacio puede transmitir algunas reflexiones respecto a la derrota del PRI en los pasados comicios y cómo, según el análisis a botepronto de la elección, parecía ser que el panorama para tal partido no era tan desastroso como se pudiera pintar. Pero hoy, la cosa ha cambiado: recientemente fue el mismo Beltrones quien apostó por su salida de la diligencia del partido y, naturalmente, aumentó el grado de compromiso en el que está la elección de 2018.

Si bien mantengo los argumentos sobre el ‘aparente declive’ que el PRI vivió en el reciente proceso electoral (particularmente la parte que tiene que ver con el control del Congreso a nivel federal), he de decir que la salida de Manlio Fabio Beltrones me resultó sorpresiva.

A juicio de un servidor, es posible que el PRI haya jugado una de sus cartas más valiosas para tratar de componer el camino, y realmente es complicado que el panorama mejore de aquí a dos años para que los tricolores retomen su fuerza que tradicionalmente ostentan: que si la poca modernidad política, que si el hartazgo, que si la inminente llegada de nuevas fuerzas políticas como Morena; el caso es que el pronóstico es nada prometedor.

¿Y por qué se fue Manlio? Según información de diversos medios informativos, todo el meollo del asunto se encuentra en las supuestas reuniones entre nuestro Presidente y el entonces dirigente nacional, quienes evaluaron conjuntamente los resultados negativos.

Pareciera ser que la jugada de Peña era hacer una reestructuración general del partido con el objetivo de retener el poder, pero ante tan evidentes sucesos como en el caso de Veracruz, realmente ni con la jerarquía y comandancia de Manlio iba a ser posible recuperarse de semejantes golpes a la imagen política de los priístas.

“Lo que los gobiernos hacen, sus partidos lo resienten”, dijo Beltrones al anunciar su renuncia. Así, parafraseando a Luis Donaldo Colosio, ícono de los mártires priístas y de todos aquellos reformistas que surgieron durante los 90 pero que muchos optaron por alinearse con las fuerzas de izquerda (vaya, el PRD); así fue como Manlio Fabio Beltrones se despidió de uno de los cargos más importantes dentro de su partido.

Si leemos entre líneas sus declaraciones, es más que evidente que deja en claro que la derrota no es enteramente de su responsabilidad. Al hablar sobre conectarse con la gente y de encontrar esa cercanía con los ciudadanos, es claro el mensaje: el PRI ya desde hace mucho tiempo dejó de representar confianza, soporte, fortaleza y grandeza para el pueblo mexicano.

Hoy, y me permito decirlo, para algunos el PRI está representado por gente como Duarte, los Moreira, Rodrigo Medina; gente que en lo absoluto podría entender lo que significa despertarse y no tener nada para comer. Ojo, no digo que las otras opciones del ‘menú’ sí lo hagan, pero sus despilfarros hasta ahora no han sido tan evidentes (salvo los de algunos panistas, por supuesto).

No cabe duda que la vida da muchas vueltas y que ahora, más que nunca, parecería que el PRI es una fuerza política pequeña, sin alternativas y tan ciclada; nada que ver con el antiguo régimen que imponía, ostentaba y se vanagloriaba de la presencia que tenía a nivel nacional. “Nosotros sí sabemos gobernar”, decían algunos. ¿Y ahora? De eso, poco; si no es que nada.

Me pregunto qué estará pensando Andrés Manuel en este momento…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La ‘corona abollada’: El PRI

Un intenso fin de semana fue el que se vivió a nivel nacional tras realizarse elecciones en distintos estados de la República. Haciendo cuentas, el PRI perdió más o menos la mitad de la elección, pues de las entidades donde hubo sufragios, siete fueron las que ahora se vistieron de azul, por cinco tricolores. Lo que hizo que el golpe se sintiera aún más fuerte tiene que ver con las pérdidas de Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas, entidades donde básicamente el priísmo había tenido control toda su vida: gobernaban ahí desde hace 86 años.

Sí, se habla de la gran pérdida que tuvo el PRI y esto de alguna manera para muchos representa la antesala de una nueva alternancia del poder en la presidencia. Sí, en redes sociales se armó la fiesta porque los dinosaurios nuevamente fueron castigados por el pueblo y, en visión de los facebookeros y tuiteros, la sociedad ha despertado nuevamente. En esta ocasión, lo mediático está cubriendo una realidad que podría no ser desagradable del todo para los priístas. Me explico.

Lo que hizo que el golpe se sintiera aún más fuerte tiene que ver con las pérdidas de Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas, entidades donde básicamente el priísmo había tenido control toda su vida: gobernaban ahí desde hace 86 años.

A juicio de su servidor, lo que realmente ha sucedido es que los focos rojos y las alarmas –las mismas que en 2012 mandaron guardar– únicamente se han vuelto a encender. Lectores, el PRI se sigue manteniendo como una fuerza política dominante, pues a pesar de lo sucedido, tiene el control del 45% de las entidades federativas. Preguntémonos: ¿alguna vez, en la historia de México, ha tenido tanto control algún otro partido político que no sea el PRI? La respuesta: jamás. Es más, ni durante el primer trienio de Vicente Fox, donde aparentemente se vislumbraba la nueva democracia mexicana, ni en ese entonces el PAN llegó a tener tanta fuerza política como la que el PRI hoy aún ostenta.

¿Por qué decir algo así? Porque nuestro sistema multipartidista es el primero que lo propicia. A pesar de la caída en números, el PRI sigue manteniéndose en lo más alto de la política nacional. Haciendo uso de la jerga futbolera, se puede decir que al PRI se le ‘abolló la corona’, lo que no significa que no siga siendo ‘el campeón’: el 55% del territorio que no controla está distribuido entre varias fuerzas –PAN, PRD, Morena (ni más ni menos que con la CDMX), y nuestro Bronco neoleonés– y sus poderes en lo individual siguen sin superar al ‘partido oficial’. ¿Quién tiene la mayor cantidad de escaños en el Congreso? La respuesta ya la saben.

Lectores, el PRI se sigue manteniendo como una fuerza política dominante, pues a pesar de lo sucedido, tiene el control del 45% de las entidades federativas. Preguntémonos: ¿alguna vez, en la historia de México, ha tenido tanto control algún otro partido político que no sea el PRI? La respuesta: jamás.

Muy probablemente por eso es por lo que Beltrones se encuentra muy tranquilo: su declaración sobre la ‘reflexión de lo que pasó’ no tiene cara de ‘derrotista’ y por ningún motivo se compara con la actitud de, por ejemplo, Gustavo Madero cuando el PAN también se vino abajo por primera vez. ¿Por qué será? Pues porque es la único tropezón grande que Manlio ha tenido como presidente del partido (recordemos que tomó la protesta en agosto de 2015), y porque su alta jerarquía y trascendencia histórica dentro de la institución lo avalan: no se puede achacar a este hombre, él mismo que fue uno de los principales impulsores de Zedillo y uno de los últimos herederos de la escuela salinista, la aparente ‘caída’ del PRI en estas elecciones.

Mucho se puede leer sobre lo que aconteció este fin de semana y mucho se puede especular sobre el futuro del país, pero lo cierto es que nuestra realidad sigue siendo un poco la misma: hoy nuestro México sigue pintado de los mismos colores de la bandera, pero no precisamente por hacer alusión a nuestra identidad nacional. No lo digo con orgullo ni con desdén, sino como mera aseveración a la realidad inmediata de los mexicanos. Sí, es positivo que el poder no se concentre en una sola fuerza, y poco a poco –o al menos así pareciera ser– se irá revirtiendo la tendencia, pero aún falta por hacer. Falta menos, pero todavía falta.

‘Gánale al PRI’, dicen por ahí.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Quemando las naves: Televisa

Con la próxima salida de Joaquín López-Dóriga del noticiero estelar de Televisa se confirma nuevamente la necesidad imperante de la televisora por tratar de rescatar algo de los niveles de audiencia que solía ostentar, y es que las nuevas tendencias y la apertura a través del Internet han generado un cambio bastante positivo en nuestra sociedad, a tal grado que existen más cuestionamientos al oficialismo y menos creyentes de que lo que aparece en la televisión es cien por cien real.

No podemos olvidar que la salida del conductor de “El Noticiero” había sido anunciada hace varios meses a manera de rumor y ya se decía que algunos buitres ya rondaban por ahí, queriéndose bañar en oro y gloria para ocupar el espacio.

Probablemente Loret de Mola o el mismo Gregorio Martínez se relamían los bigotes para sentarse en esa silla giratoria que, aunque más sencilla en su diseño, vaya que tiene tanto poder como la presidencial. La realidad es que no se les hizo: Denise Maerker les ganó la partida.

Probablemente Loret de Mola o el mismo Gregorio Martínez se relamían los bigotes para sentarse en esa silla giratoria que, aunque más sencilla en su diseño, vaya que tiene tanto poder como la presidencial. La realidad es que no se les hizo: Denise Maerker les ganó la partida.

Haciendo gala de un estilo periodístico bien pulido y con una imagen poco cuestionada, Maerker parece ser una excelente alternativa para sustituir a “El Teacher”. El giro es tan drástico que ella se convertirá en la primera mujer en estar al frente del tradicional espacio noticioso; es más, será la mujer más poderosa en el ámbito periodístico. ¿Por qué hacer una declaración así, tan arriesgada? Porque ni Dresser ni Aristegui tienen el monstruo institucional que Maerker tendrá, y en ese medio las exclusivas, las coberturas especiales y las principales notas se consiguen gracias a eso: a estructuras de poder y relaciones con ‘los grandes’.

Este es el cambio más notorio que está dando Televisa, pero hay muchos otros que se están dando (o ya se dieron) como parte de esta reestructuración general. Si consideramos que además del ámbito noticioso, los principales productos que la televisora ofrece giran en torno al entretenimiento y los deportes (lástima por lo ‘cultural’), entonces encontramos respuesta al porqué de la salida de Javier Alarcón de Televisa Deportes, incluso la razón por la que “En Familia con Chabelo” llegó a su fin. ¿Cuál fue la respuesta de emergencia? Los “Raoul ‘Pollo’ Ortiz”, las “Laura G”, los “Andrés Vaca”, entre otros. Vaya respuesta.

Es evidente que la formula tan reciclada llegó al punto de putrefacción máximo, donde ni la flexibilidad con los temas tabú en la programación, ni la pobre barra nocturna juvenil, ni las peladeces en los programas de revista, ni las caras bonitas, ni los escotes de las súper modelos pudieron detener el declive de los Azcárraga. Por supuesto, si a eso le agregamos los discursos preparados, la discrecionalidad al transmitir la información, y los acontecimientos como la ‘recreación de los hechos solicitada por los medios’ para el caso Cassez, entonces nos encontramos con una serie de graves errores.

Es evidente que la formula tan reciclada llegó al punto de putrefacción máximo, donde ni la flexibilidad con los temas tabú en la programación, ni la pobre barra nocturna juvenil, ni las peladeces en los programas de revista, ni las caras bonitas, ni los escotes de las súper modelos pudieron detener el declive de los Azcárraga.

La misma imagen de Televisa es la que comunica todo lo contrario a dinamismo, juventud, o novedad. La empresa sigue representando a la ‘vieja escuela’ y la modernidad le ha quedado grande. Basta con ver que desde el día de su lanzamiento, ‘Blim’ –el intento de Televisa por hacerle competencia en mercado a Netflix– ha sido objeto de crítica y burla, pues no es otra cosa más que ‘pan con lo mismo’, sin pensar que ése es el principal problema: no puedes pretender que con tan sólo reubicar tus contenidos a otra plataforma (y encima usando a los mismos actores) el panorama va a cambiar y serás un éxito; y mucho menos si tu principal contenido son las mismas telenovelas que se transmiten por cadena nacional.

Televisa hoy está quemando sus naves y está echando mano de sus últimos assets no requemados para hacer frente a su fin.

Desafortunadamente no me queda la menor duda de que, si bien Maerker tratará de mantener su estilo, habrá una línea muy marcada en cuanto a notas de coyuntura se refiere, ¿o será lo suficientemente autónoma en tomar las decisiones respecto a la información que comunicará? No niego que es positivo que una personalidad como ella suceda a López-Dóriga, pero las preguntas siguen en el aire, todas excepto una: el primer programa de Maerker como titular del noticiero será el más alto en rating de todas sus emisiones.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Una Cuba libre, pero preparada con Coca-Cola

Tras el retome de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, la isla caribeña ha ido cobrando relevancia en el ámbito internacional y recientemente comienza a ser vista con buenos ojos. A raíz de la visita del Papa Francisco y la de Obama en un acto que podría parecer como la cereza en el pastel durante su administración, los ciudadanos cubanos poco a poco empiezan a ver a más turistas estadounidenses en la isla.

¿Por qué, podría caber la pregunta, esto tendría alguna consecuencia negativa? Verdaderamente no se trata de algún tema de efecto coyuntural para Cuba, pero lo que deja entrever es la caída directa de una de las más fuertes muestras del socialismo latinoamericano; la caída de uno de los ejemplos que primero se mencionan cuando se busca nombrar países no alineados al modelo económico global.

¿Por qué, podría caber la pregunta, esto tendría alguna consecuencia negativa? Verdaderamente no se trata de algún tema de efecto coyuntural para Cuba, pero lo que deja entrever es la caída directa de una de las más fuertes muestras del socialismo latinoamericano…

Unas de las aberraciones más grandes que la vieja cúpula de gobernantes cubanos tendrá que enfrentar es ver cómo los años de trabajo y construcción de un Estado autoritario de izquierdas se derrumba con tanta facilidad. El rodaje de Rápido y Furioso 8 o las selfies de las Kardashians son imágenes que perdurarán en la dinastía de los Castro, sin mencionar que se ha incrementado el rumor sobre la ocupación del nieto de Fidel Castro, Tony Castro, como modelo de catálogo.

Aunque siempre distantes del capitalismo y anteponiendo el discurso del anti-imperalismo, ahora pareciera ser que los cubanos ven con buenos ojos que haya apertura con el antiguo gran enemigo, pues muy seguramente el turismo se disparará considerablemente en el futuro cercano. Cruceros que ya contemplan a la isla como destino y los “escapes” a la isla de fin de semana serán, a juicio de un servidor, las principales fuentes de ingreso en los próximos años, aunque muy probablemente la industria poco a poco irá entrando y comenzará a consumir los (pocos) recursos que la isla ofrece.

Aunque siempre distantes del capitalismo y anteponiendo el discurso del anti-imperalismo, ahora pareciera ser que los cubanos ven con buenos ojos que haya apertura con el antiguo gran enemigo, pues muy seguramente el turismo se disparará considerablemente en el futuro cercano.

En palabras de Isaac Nahón Serfaty, editorialista del periódico El País, hoy la isla se está convirtiendo en la Cuba-Disney que (y reiterando), aunque siempre se quiso mantener lejana a los yanquis, cuyo mayor logo internacional reconocido eran los excelentes servicios médicos y la universalidad en educación básica, hoy son el principal destino turístico de todo aquello que dijeron odiar. ¿Cómo da vueltas la vida, verdad?

La relación entre Cuba y Estados Unidos es un poco misteriosa: mientras se empiezan a liberalizar cuestiones superficiales de vida y ambiente, de los asuntos internos de gobierno, que seguramente son mucho más escabrosos, no es que se haya dicho gran cosa. Sería muy interesante conocer las condiciones de los prisioneros políticos y cómo es que se enmendarán o indemnizarán, dependiendo de los casos (y si es que sucede) a todos aquellos quienes fueron privados de sus garantías ‘por estar en contra del régimen’, mismo que hoy se libera de su propio yugo.

El gesto de Obama para con Raúl Castro (la famosa foto en la rueda de prensa) lo dice todo: vengo a tu casa, quiero que retomemos nuestra relación, pero por ningún motivo me consideres igual a ti.

Una Cuba libre, pero preparada con Coca-Cola.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Exhibiendo a México en Internet

Hace unos cuantos días comenzó a hacerse viral el video de una chica que trataba de sobornar a oficiales de tránsito con un billete de $100 pesos tras haber chocado ligeramente con varios automóviles y estar en completo estado de ebriedad. Gracias a esta acción, Lorena Daniela hoy se llama Lady $100. Hace algunos años también se viralizó otro video donde se exhibió a mujeres faltándole al respeto a los agentes de tránsito y ahora son referidas como las Ladies de Polanco… pero verdaderamente ese no es el problema.

La clase alta mexicana –y no solamente esa– está acostumbrada a mirar por encima del hombro a todos los servidores públicos y más si se tratan de los que ‘velan’ por nuestra seguridad. Estamos acostumbrados a faltar al respeto a la autoridad y hacemos caso omiso a tantas recomendaciones que nos indignamos cuando los agentes comenten un error, pero no nos ponemos a pensar que mucho de lo que pasa es porque está en nosotros. ¿Qué hubiera pasado si Lorena Daniela no hubiera conducido aquella noche? Estoy casi seguro de que solamente la seguiría conociendo el mismo grupo de personas que sabía de su existencia hace menos de un mes, pero también sé que seguiría intentando sobornar a oficiales de tránsito en cuanto tuviera la oportunidad.

La clase alta mexicana –y no solamente esa– está acostumbrada a mirar por encima del hombro a todos los servidores públicos y más si se tratan de los que ‘velan’ por nuestra seguridad. Estamos acostumbrados a faltar al respeto a la autoridad y hacemos caso omiso a tantas recomendaciones…

Por otro lado, el problema presenta una óptica que no solamente tiene que ver con cómo la sociedad se maneja, sino cómo ‘nos cuidan’. En México, los sueldos de los policías y agentes de tránsito varían mucho dependiendo de la zona donde se encuentren y el rango o cargo que ostenten. Según información del Sistema Nacional de Seguridad Pública (2011), un policía de bajo rango en Tamaulipas puede ganar tan poco como $3600.00 MX, mientras que su homónimo en Aguascalientes recibe más de $18000.00 MX. En Nuevo León, según esta misma información, un policía estatal tiene un sueldo promedio de aproximadamente $9500.00 MX mensuales. Por cierto, si gustan consultar más datos como este, sólo se necesita hacer una búsqueda rápida en Google.

¿Qué se puede esperar de la calidad de servicios de seguridad si los policías ganan una mínima parte de lo que podrían obtener por participar, por ejemplo, en actividades del crimen organizado? La brecha de ingreso que existe entre los padres de una chica que conduce un auto de lujo en completo estado de ebriedad por las calles de Guanajuato y el sueldo de un policía de su entidad (aprox. $8300.00MX al mes), es probablemente tan grande que no solamente se puede medir en términos de sueldos e ingresos, sino que también pone en evidencia la carencia de valores como el respeto y la congruencia.

Aunque suene alarmista, nos estamos enfrentando a un tiempo donde lo oculto ahora es público y lo embarazoso es ‘lo que vende’: lo viral es lo de hoy. La era del desarrollo de las telecomunicaciones es tan impresionante que nuestra sociedad puede estar completamente sincronizada a unas cuantas publicaciones en Facebook, algunos mensajes de WhatsApp, o a un video de YouTube. La comunicación es tan rápida, que la vida de las personas puede terminar en instantes, como ha sucedido con otros casos de personas que tras ser exhibidas en Internet, han optado por quitarse la vida.

Aunque suene alarmista, nos estamos enfrentando a un tiempo donde lo oculto ahora es público y lo embarazoso es ‘lo que vende’: lo viral es lo de hoy. La era del desarrollo de las telecomunicaciones es tan impresionante que nuestra sociedad puede estar completamente sincronizada a unas cuantas publicaciones en Facebook, algunos mensajes de WhatsApp, o a un video de YouTube.

Más allá de la burla, el mayor aporte que puede hacer este tipo de videos “denuncia” es que nos dejan entrever las carencias y las necesidades que tiene nuestra misma gente: carecemos de cultura vial, de respeto, de educación cívica y de valores y principios que alienten el buen vivir. En México, seguimos adoleciendo las consecuencias de vivir en una sociedad paternalista donde las decisiones se siguen tomando desde arriba, donde el dedo del rango más alto pesa más que el sudor de la clase media mexicana, y si no, volteen a ver a ‘Los Porkys’.

¿De qué lado te gustaría estar: del lado del México impune donde no nos enteramos de nada y cada quien vive lo suyo, o donde nos damos cuenta de que la impunidad se compra a billetazos o se construye con relaciones de compadrazgo, amiguismo y se aprovecha de la estructura patriarcal?

Con todo respeto, ahí se las dejo.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Qué pasa con nuestros medios?

Leyendo las portadas de algunos diarios y procurando buscar objetividad en algunos de los comentarios que se publican en las páginas de Internet de los portales noticiosos, no es posible evitar sentirse contrariado sobre lo que realmente los medios hoy en día nos quieren comunicar. Claramente no todas las noticias están diseñadas para todo el público (aunque debería), pero lo que sí es digno de darse cuenta es que cada vez más la ficción y la realidad poco a poco se comienzan a sumar.

Sin desprestigiar la calidad de los noticieros locales –que creo que no es la primera vez que la gente se da cuenta de que es paupérrima–, me parece realmente válido establecer que en nuestro país no hay una forma adecuada de informar a los ciudadanos, pues la constante mezcla entre los contenidos de ficción y las notas importantes provoca que aquello que debería de tener importancia, desafortunadamente ya no la tiene.

A juicio de un servidor, lo que sucede es que no existe un legítimo interés por la información y las cadenas lo saben. Hoy, e insisto, la idea de capitalismo salvaje –donde lo único que importa es ‘vender la nota’– se ha convertido en el modus operandi de las agencias de noticias.

Retomando un poco el argumento de la película de Birdman, una de las ideas más poderosas que encuentro en el filme es justo en la escena cuando el protagonista sale por las calles en ropa interior y de inmediato todo mundo le reconoce, le piden fotos y hasta videos aparecen en las redes sociales. Además de esta escena, la conversación de nuestro protagonista con su hija acerca de la importancia del Twitter le da todavía más un toque de significancia al argumento: hoy, la diferencia entre lo que es importante y no está dividido por una línea muy delgada. Y lo mismo sucede con las noticias y los artículos periodísticos.

Por ejemplo, y sin afán de demeritar, me parece poco congruente que en el portal web del periódico El Norte aparezca mucho más arriba una nota sobre un desfile literario en el municipio de San Pedro que la nota donde se habla acerca del costo que tendrán los daños ocasionados por el reciente terremoto en Ecuador de 7.8 grados en escala de Richter. O que el diario ‘El País’ anteponga informar sobre que Trump dijo “7-Eleven” en lugar de “9-11” sobre las inundaciones que están costando mucho dinero y han generado tanto caos en Texas.

¿Qué es lo que pasa? A juicio de un servidor, lo que sucede es que no existe un legítimo interés por la información y las cadenas lo saben. Hoy, e insisto, la idea de capitalismo salvaje –donde lo único que importa es ‘vender la nota’– se ha convertido en el modus operandi de las agencias de noticias. Hoy, el chicharroneo, el amarillismo, el sensacionalismo, y la polémica barata son formas en las que los medios buscan llamar nuestra atención y desafortunadamente lo logran.

…me parece realmente válido establecer que en nuestro país no hay una forma adecuada de informar a los ciudadanos, pues la constante mezcla entre los contenidos de ficción y las notas importantes provoca que aquello que debería de tener importancia, desafortunadamente ya no la tiene.

¿Por qué, por ejemplo, no nos enteramos de las actividades que estuvo realizando la presidenta surcoreana en nuestro país y nos rasgamos las vestiduras cuando oímos acerca del caso de KIA Motors en nuestra ciudad? La respuesta: porque no es vendido como sensación. ¿Y por qué no es así? Porque no existe un análisis pertinente de las problemáticas y no se despierta el interés ni ante lo evidente.

Me gustaría saber, por ejemplo, qué es lo que ha sucedido con los apoyos que se habían proyectado para que TVNL se convirtiera en una cadena competitiva para la televisión local; o me encantaría saber cuáles son los planes que se tienen para que poco a poco vaya desapareciendo la telebasura en los televisores regiomontanos. Ojo, no estoy en contra del entretenimiento ni mucho menos, pero sí es importante hacer la distinción entre lo que debe llevar seriedad y lo que puede ser menos rígido.

Si tan sólo El Deforma publicara más notas de ‘Increíble pero Cierto’, estoy seguro de que coexistir con tantas problemáticas que tiene el mundo sería mucho más llevadero. Como diría Galileo: ‘…y sin embargo, se mueve”.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

ELECCIONES 2016: LA ONU

Han sido casi diez años ya desde que el surcoreano Ban Ki-moon fue electo como Secretario General de las Naciones Unidas, convirtiéndose en el sucesor de Kofi Annan y quien fue reelecto de manera unánime para mantenerse en su puesto durante un segundo periodo a finales del 2011. Para el 1° de enero de 2017, las Naciones Unidas elegirán a su nuevo mandamás y, como si fuera elección presidencial en México, ya de a poco van saliendo los nombres y algunas manos temerosas se van alzando. La diferencia: las mujeres están haciendo cada vez más ruido.

Me permito dar una breve semblanza de lo que son las Naciones Unidas en opinión de un servidor. Creada en 1945 con motivo del fin de la Segunda Guerra Mundial y con la intención de dar continuidad a la idea de Woodrow Wilson y la ‘Liga de Naciones’; y con el objetivo de establecer buenas relaciones diplomáticas y de paz a nivel internacional, la ONU –podría decirse– es el máximo órgano redentor a nivel global que existe. Funciona en base a secretarías (como ‘departamentos’) y cada una de ellas se especializa en un tema. Claro está, la Secretaría General es la más importante de todas, pues coordina al resto.

Sin embargo, dentro de las Naciones Unidas existen muchas cláusulas, convenios, métodos, y otras prácticas que hoy podrían considerarse como fuera de tiempo. Por ejemplo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, una de las secretarías más importantes del organismo, sigue contando con la presencia del ‘veto’ por parte de las delegaciones de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia, por lo que si llegara a haber alguna decisión que tomar (como la de elegir al nuevo Secretario General, por ejemplo), basta con que alguno de estos cinco den su voto en contra para que el proceso se deseche por completo. Haciendo un acercamiento a estos cinco miembros, podemos darnos cuenta de que todos son parte de las fuerzas que resultaron victoriosas tras la SGM.

Para el 1° de enero de 2017, las Naciones Unidas elegirán a su nuevo mandamás y, como si fuera elección presidencial en México, ya de a poco van saliendo los nombres y algunas manos temerosas se van alzando. La diferencia: las mujeres están haciendo cada vez más ruido.

Pero, sin afán de perder el punto, lo relevante es que la inquietud porque la mujer sea quien asuma el cargo para la(s) próxima(s) gestión(es)… y las candidatas ya están listas. Algunas de ellas son Irina Bokova (Directora General de la UNESCO), Vesna Pusic (ex Ministra de Relaciones Exteriores de Croacia), Natalia Gherman (ex Ministra de Relaciones Exteriores de Moldavia) y Natalia Clark (administradora del PNUD). La iniciativa ha sido impulsada por diversas naciones, pero sobre todo por la delegación Colombiana, quienes además de esto buscan también que se dé un giro al país de origen del Secretario y se consideren países de Europa del Este para ser elegidos.

Desafortunadamente, y así como previsto al inicio de este espacio, los y las candidatas tendrán que hacerle ojitos a las cinco potencias permanentes del CS, pues son ellas las que tienen el poder, de alguna forma, de quitar y poner a quien les venga en gana.

Sin el afán de sonar misógino, ¿Será acaso que la agenda de las Naciones Unidas está ad hoc para que por primera vez una mujer se convierta en Secretaria General? Recordemos que, aunque en el discurso siempre se maneja la cuestión de la paridad y la neutralidad, en la práctica nos seguimos encontrando con situaciones como estas hasta en el plano internacional, pues sólo pocas mujeres ocupan cargos de alta coyuntura, como Christine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional.

Considero importante –y muy a pesar de que la ONU ha quedado mal con el tema de los levantamientos en el Medio Oriente– que nos debemos abocar a conocer con detalle el proceso por el que tendrán que pasar los candidatos, pues aunque no participemos directamente en él, sí sufriremos las consecuencias de estar o no dentro de los primeros temas de la agenda. Desafortunadamente, y así como previsto al inicio de este espacio, los y las candidatas tendrán que hacerle ojitos a las cinco potencias permanentes del CS, pues son ellas las que tienen el poder, de alguna forma, de quitar y poner a quien les venga en gana.

Me pregunto qué pasaría Alicia Bárcena (secretaria ejecutiva de la Cepal) quedara como Secretaria General. ¡Ah, no! Se me olvidaba que nuestro principio de “no intervención” no nos deja participar en tanta cosa…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Panamá de papel

Como bien es sabido, la información que se ha filtrado de la empresa Mossack Fonseca (firma de abogados) ha causado que el mundo se vuelque contra las personas que aparecen y están ligadas con documentos de distintas sociedades offshore donde, según se presume, hay muchas que están relacionadas con el enriquecimiento ilícito y, por qué no, el lavado de dinero, la evasión fiscal y otros tantos más delitos que tienen que ver con el dinero per se.

Según información primaria obtenida, se filtraron alrededor de 11,5 millones de documentos que contienen información de este tipo de sociedades que, básicamente, lo que hacen es que operan de una forma distinta pues no tienen una actividad económica. El principal referente que se tiene sobre un tema como estos podría ser el de WikiLeaks y todo lo que derivó en el caso de Edward Snowden. Pues ahora, si se quisiera comparar un hecho con el otro, de antemano tendríamos que fascinarnos de la cantidad de información que hay: mil 500 veces más que la vez anterior.

La información que se ha filtrado … ha causado que el mundo se vuelque contra las personas que aparecen y están ligadas con documentos de distintas sociedades offshore donde, según se presume, hay muchas que están relacionadas con el enriquecimiento ilícito y, por qué no, el lavado de dinero, la evasión fiscal y otros tantos más delitos que tienen que ver con el dinero per se.

Considero que está de más mencionar que hay muchas personalidades, políticos, empresarios y deportistas que aparecen involucrados en este escándalo, pero lo que sí es importante mencionar es que los Panama Papers ya han cobrado al menos una víctima de renombre: el Primer Ministro islandés, Sigmundur David Gunnlaugsson ha dimitido de su cargo tras haber aparecido en diversas ocasiones en documentos que le vinculan con la contratación de deudas por más de 3.6 millones de euros de los bancos que quebraron durante la crisis económica mundial de 2008-2009. En nuestro país, uno de los casos más sonados es del de Grupo Higa, quien también aparece en estos documentos y que es muy conocido por los acontecimientos de la Casa Blanca del Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera.

No obstante, existe una reflexión interesante cuando se hace un poco más de investigación sobre el tema. Dentro de los hallazgos a compartir, por ejemplo, es preciso decir que este tipo de sociedades no son necesariamente actos ilegales ni tampoco representan necesariamente una vulneración a la ley del país en cuestión. ¿Por qué? Retomo el ejemplo del columnista Sergio Sarmiento: las razones de existir de este tipo de sociedades son las mismas por las cuales algunos de los habitantes de la Ciudad de México registran sus vehículos en el estado de Morelos. Este ejemplo funciona perfectamente si contextualizamos y decimos que, de igual manera como sucede en Coahuila, los automóviles están exentos de la tenencia y, por ello, a sus propietarios que viven en la CDMX les resulta más económico hacer el registro en el estado vecino.

Considero que está de más mencionar que hay muchas personalidades, políticos, empresarios y deportistas que aparecen involucrados en este escándalo, pero lo que sí es importante mencionar es que los Panama Papers ya han cobrado al menos una víctima de renombre: el Primer Ministro islandés, Sigmundur David Gunnlaugsson

La idea es la siguiente: si existe una manera de economizar en algún costo y evadir algún pago adicional de alguna forma legal, ¿Por qué no hacerlo? Muy probablemente la respuesta a esta pregunta no sea necesariamente el tema del dinero, sino lo que tiene que ver con la cuestión moral y ética de esconderse de las autoridades fiscales de los países de origen y residencia de los implicados porque, ahora que se tiene conocimiento de esta información, es cuando salen todas esas declaraciones que oscilan entre los temas mencionados al inicio de este texto (evasión fiscal, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, etc.).

Es importante precisar y conocer realmente qué es lo que más nos duele: que haya tanto dinero en las manos de unos pocos y tanta carencia en la de muchos otros, o acaso será que adolecemos de indignación y queremos curarnos en salud al criticar al que más tiene.

Lo que hay que ver: millonarios y políticos ‘picudos’. ¿En serio nos sorprende?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL GRITO MÁS FAMOSO DEL FÚTBOL

Para todos aquellos que gustamos del deporte del balompié y que seguimos a la Selección Mexicana de Fútboles o algún club de la Liga MX, nos vemos expuestos a una gran cantidad de actitudes y situaciones cuando vemos un partido, particularmente si acudimos al estadio. Vemos las banderas, vivimos los gritos de gol, cantamos las porras y nos ponemos contentos cuando nuestros equipos ganan; pero desafortunadamente se han hecho costumbre y cada vez más común las actitudes negativas de discriminación, racismo y violencia en los estadios.

Hace algunas semanas, tu servidor comentaba precisamente acerca de este último tema y las graves consecuencias a las que ha llegado el desborde de la pasión por los equipos y que se ha convertido en fanatismo sin límites, pero hoy, el tema central de la discusión no es precisamente la violencia física, sino también la psicológica y que ha probado ser un catalizador importante de sucesos que terminan en desastres. En una palabra, el grito de ‘puto’.

De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, ‘puto’ tiene varios significados; todos ellos oscilantes entre un fenómeno con una connotación negativa y la sodomía y prostitución. En México, la palabra es frecuentemente usada para referirse a una persona homosexual o que tiene tendencias de serlo… y también es el grito que se oye en los estadios cada que el portero del equipo visitante despeja la pelota desde un saque de meta.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte??

Si bien el origen de este grito se remonta a poco menos de veinte años en nuestro fútbol, es posible decir que comenzó a popularizarse a nivel mundial desde el Mundial de Sudáfrica 2010, donde además del estruendo de las vuvuzelas, los mexicanos que acudieron al espectáculo deportivo se encargaron de dispersarlo tan rápido como fuera posible, tanto que el grito se escuchó incluso en partidos donde México no estaba jugando ni había aficionados mexicanos. Sin embargo, fue hasta la pasada Copa del Mundo en Brasil donde finalmente la FIFA empezó a prestar más atención al fenómeno y recientemente la FMF ha sido multada por una cantidad que excede los US$20,000.00, esto de acuerdo a información del portal noticioso, El País.

Como respuesta a este fenómeno, el día de ayer se hizo oficial una campaña llamada “Abrazados por el Fútbol” que tiene por objetivo, entre otras cosas, evitar que dentro del fútbol mexicano se pregonen las prácticas distintas al respeto y los buenos valores, a través de resaltar al deporte como un elemento de unidad social y no como algo que genere diferencias entre los aficionados. Esta campaña fue lanzada directamente desde el portal web de la Selección Nacional y le acompaña un video que comparto a continuación: https://www.youtube.com/watch?v=w0bt2SvCpig

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

Las preguntas: ¿Será este esfuerzo de la Selección Mexicana una ‘buena propuesta’ más? ¿O acaso será esta campaña un éxito rotundo? La respuesta: muy probablemente esto no tendrá ningún impacto. ¿Por qué el negativismo? Porque si nos remitimos al esfuerzo primario que se ha hecho dentro de nuestro fútbol nacional al haber ‘modificado el formato’ de competición de la antigua Primera División, haber creado un ‘himno’ con la intención de unirnos, y estar invitando a niños, mujeres y personas con discapacidad a que nos recuerden que el fútbol es un deporte que se debe de ‘jugar limpio’ y que debemos ‘sentir nuestra liga’; si creemos que esto ha dado algún tipo de rédito a nuestro espectáculo nacional, entonces estamos en un completo error.

A opinión de quien escribe, Decio de María y Justino Compeán lograron, una vez más, marear a la afición e hicieron uso de sus trucos de viejos lobos de mar para simular que hacían una buena administración de la liga, pero lo único que hicieron fue reunir más patrocinadores, lo que no necesariamente significó un progreso para el deporte, sino que fue más una excelente negociación donde, como es costumbre, quien partió y repartió se llevó la mejor parte.

…una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte? ¿Por qué no, y ya en el terreno de lo deportivo, reinventar las posiciones así como lo hizo Jorge Campos o inventando regates como Cuauhtémoc Blanco? ¿No nos gustaría algún día tener la jerarquía, trascendencia e impacto que tienen los países europeos? Aunque parezca broma, son este tipo de cosas que, de a poco, determinan la calidad de ligas y su prestigio.

El debate no termina en decir si el grito es homofóbico o no, ni tampoco termina en excusarnos y decir que el grito es únicamente para distraer al portero rival o que se hace como parte del folclor que le damos a nuestra liga y nuestra forma de ver el fútbol. Considero que el debate terminará el día en que se presenten soluciones y alternativas para que la afición verdaderamente se alinee a este tipo de pensamiento positivo y dejemos de ser mala influencia para el resto del mundo. Por ejemplo, una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

…y todo esto por cuatro letras.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Quién es el culpable de la violencia en los estadios?

Hay situaciones en donde la pasión por el deporte nos rebasa y nos dejamos dominar por el sentimiento que tenemos en ese momento. Hay ocasiones en las que nos sentimos agredidos o faltados al respeto con cualquier tipo de comentario; veces que estamos irritables, pero también, y es muy valioso reconocerlo, que nosotros igualmente hemos estado del otro lado de la grosería, del insulto, del sarcasmo y del comentario malintencionado; y que gracias a todo esto afectamos a otros. Aunque estas situaciones se viven en todo tipo de ámbitos, para efectos de esta narrativa, me permitiré abordar el tema de la violencia en relación con el fútbol.

Hace un par de fin de semanas, Monterrey vivió un paro sabatino que ha venido experimentando por lo menos dos veces al año durante las últimas décadas. Hay ocasiones en las que el paro también se da entre semana, pero garantía hay de que dos veces al año se vive. Este ‘paro’ al que me refiero se llama “Clásico Regio”. El Club de Fútbol Monterrey y los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León generan tanto furor y pasión que la ciudad misma se prepara con semanas de anticipación para recibir a los aficionados que se vuelcan con todo en favor de sus equipos. Lógicamente, entre más personas hay involucradas en un acontecimiento, nos podremos encontrar con más visiones, ergo con diferentes tipos de personas.

La violencia en los estadios es un fenómeno global que aqueja a todos los países y que se sufre cada fin de semana en alguna parte del mundo.

Según información del periódico El Horizonte, en el pasado clásico 106, al menos seis personas fueron detenidas por las autoridades y, ya que recientemente se aprobó un nuevo decreto que busca erradicar por completo la violencia en los estadios, los detenidos podrían ser multados con hasta $15,000.00 MN o bien pagar una condena de hasta cuatro años en prisión. Fuera de ello, y como es de conocimiento para todos quienes vivimos en Monterrey y su área metropolitana, los enfrentamientos a palos, pedradas, golpes y patadas se registraron en múltiples ocasiones y principalmente en las inmediaciones del inmueble. Este fin de semana, la historia se repite durante el América contra Chivas donde –y casi de forma literal– los equipos se batieron a duelo en el estadio Omnilife ubicado en la ciudad de Zapopan, Jalisco. Al igual que en el clásico regio, los disturbios, las riñas y los altercados no se hicieron esperar y varias personas resultaron detenidas por participar en estos actos y por alterar el orden.

Historias como estas no son exclusivas de este torneo, ni de esta liga, ni de este país, ni tampoco de esta época. La violencia en los estadios es un fenómeno global que aqueja a todos los países y que se sufre cada fin de semana en alguna parte del mundo. No debemos olvidar que, aunque ajeno al encuentro, no hace mucho existió un atentado en París mientras se jugaba un Alemania-Francia, o las varias avalanchas de gente que han provocado el tumulto y la desesperación por salir de los estadios; incluso en nuestro país ha habido muertes dentro de un estadio (Nou Camp del León) a consecuencia de los actos violentos por el desborde de la pasión.

¿Es imponer restricciones en los estadios y multar a los jugadores tras sus agresiones la solución al problema? Probablemente ayudan y ponen a pensar a las personas, pero lo interesante aquí es que no solamente ellos tienen un rol importante en cómo se vive la pasión por los equipos.

La pregunta: ¿Son los aficionados los únicos responsables de que exista violencia en los estadios? La respuesta: para nada. ¿Qué pasará por la mente de los jugadores al exhibirse frente a 40 o 50 mil espectadores mientras tienen como objetivo golpear al rival? ¿Qué sentirán al después verse en las repeticiones de las cadenas nacionales e internacionales agrediendo a un contrario? ¿O al ver sus caras en los diarios? Desafortunadamente, y para mal de todos los aficionados al fÚtbol, existen personas que alaban este tipo de actos y gustan de ver a sus jugadores agrediendo a los del otro equipo, alegando que ‘así se nota que los jugadores también viven la pasión’.

¿Es imponer restricciones en los estadios y multar a los jugadores tras sus agresiones la solución al problema? Probablemente ayudan y ponen a pensar a las personas, pero lo interesante aquí es que no solamente ellos tienen un rol importante en cómo se vive la pasión por los equipos. Los medios de comunicación –y en particular Multimedios Televisión y Radio– se han volcado a fomentar la violencia entre ambas aficiones al constantemente estar generando polémica sin fundamentos objetivos, o contribuyendo al dar motes como ‘el estadio de la violencia’ al referirse al Estadio BBVA Bancomer. Pero no solamente los medios son los que se encargan de esto, sino también algunas instituciones generan sentimientos de odio y violencia, como el Club Santos, que ha decidido llamar a su estadio ‘La Casa del Dolor Ajeno’, provocando que los aficionados se predispongan en contra de sus rivales en lugar de vivir en un clima de respeto.

Lectores, vivamos el fútbol como un deporte y no lo convirtamos en un asunto de desestabilización social ni le imprimamos tintes políticos, porque no vaya a ser que un día nuestros estadios se vean manchados de sangre, como alguna vez sucedió en el Estadio Nacional de Chile, donde por la pasión al deporte y las ideologías políticas, muchas personas vieron el final de sus vidas antes de los 90 minutos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”