La última oportunidad: Evo Morales

Comparte este artículo:

Este fin de semana el expresidente Evo Morales, actualmente con asilo político en Argentina, anunció que su partido político, el Movimiento al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), finalmente cuenta ya con un binomio de cara a las elecciones del próximo mes de mayo: se trata del exministro de Economía Luis Arce (para presidente) y el exministro de asuntos exteriores, David Choquehuanca (para la vicepresidencia).

Para quienes no los conocen, Arce estuvo en su cargo desde 2006 y prácticamente hasta el la reciente salida del expresidente. Durante los primeros años, y por encargo de Morales, estuvo altamente involucrado en las empresas estatizadas desde el gobierno y a él se le atribuye el “milagro boliviano”: desde 2006 y hasta la fecha, la economía boliviana ha crecido ha ido siempre en crecimiento y tan sólo en 2015 tuvo un pequeño revés en términos de PIB per cápita. Por su parte, Choquehuanca acompañó desde 2006 y hasta 2017 y fue Secretario General de la ALBA, organismo internacional de entre cuyos miembros destacan Cuba, Nicaragua y Venezuela; países con fuerte sentimiento antiimperialista y con gobiernos de izquierda originarios de la revolución.

Otros nombres como el de Andrónico Rodríguez, considerado como el hijo político de Morales, también fueron propuestos por grupos al interior del partido. A pesar de su cercanía con el expresidente, no fue tomado en cuenta. En cambio, tanto Arce como Choquehuanca fueron de los miembros que más tiempo permanecieron dentro de los distintos gabinetes de Evo.

La clave de su designación podría tener una triple vertiente. En primer lugar, y la más sencilla, por la cercanía con Morales. Después de que el mandatario ocupó la presidencia por más de una década -y tomando en cuenta la manera en la que se produjo su salida- el designar a este binomio podría, hasta cierto punto, garantizarle condiciones para su regreso al país.

En segunda instancia, por las áreas en las que anteriormente operaban. Un país como Bolivia que es altamente dependiente de sus recursos naturales (más del 80% de las reservas mundiales de litio se encuentran en territorio boliviano) y con un gasto público “alto” (debido a la nacionalización de empresas y servicios), requiere de un buen administrador. Además, y de manera tradicional, una de las áreas que siempre es prioritaria para un gobierno es la relación que tiene con sus similares. El reconocimiento de las soberanías entre estados siempre es una prioridad. Si no, que les pregunten a los escoceses, los québecois, los catalanes o a Guaidó y Maduro.

Y, finalmente, por la necesidad de una apuesta moderada en tiempos convulsos. Si bien el objetivo de Morales es que su partido se mantenga en el poder, sabe que existe un riesgo de que no sea así. Por lo cual, y en caso de que la derecha se mantuviera en el gobierno (y da muestras de ello al Jeanine Áñez haber ampliado su mandato recientemente), la única alternativa que tendría el MAS sería negociar con el nuevo gobierno y así buscar la manera de, desde la oposición, mantenerse relativamente vigente y no perder todo su poder político, particularmente Arce, quien es conocido por ser de un ala menos radical dentro del partido.

El panorama para el más MAS es complicado de cara a la cita electoral de mayo y se enfrenta a una prueba importante. Es la última oportunidad para Morales de conservar algo de poder. “El hombre propone y Dios dispone”, o más bien “Evo propone y Jeanine dispone” porque, así como hay mecanismos en contra de Morales, ¿por qué no pensar que también podrían ser activados en contra de Arce y Choquehuanca? Habrá que esperar.

Evo Morales da positivo a COVID-19

Comparte este artículo:

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, está bajo cuidados médicos tras conocerse este martes que dio positivo a la COVID-19, aunque inicialmente se confundió uno de sus síntomas con un resfriado.

“De acuerdo a los análisis de laboratorio practicados en las últimas horas al expresidente Evo Morales Ayma, se le detectó COVID-19”, señala un comunicado difundido en Facebook por la radioemisora cocalera Kawsachun Coca de la región del Trópico de Cochabamba, su principal bastión político y sindical.

La comunicación replicada por esta radio, en la que Morales conduce un programa los fines de semana, señala también que el exgobernante “se encuentra estable y está recibiendo el tratamiento y la atención médica que el caso aconseja”.

La incógnita sobre la salud del exmandatario boliviano ha sido motivo de polémicas desde este pasado lunes por la noche cuando algunos medios locales difundieron la versión de su posible contagio, a raíz de la visita que hizo a una clínica privada en Cochabamba.

“Agradezco a tantas personas que se preocupan constantemente por mi salud y bienestar. Gracias a Dios, a la Pacha (Pachamama) y a tantas muestras de solidaridad de nuestro pueblo me encuentro muy bien”, escribió Morales en Twitter tras las primeras sospechas de haberse contagiado.

Sin embargo, este martes pasado al mediodía, Morales acusó a un diario boliviano de hacer periodismo “dañino y mezquino” porque consideró que “especula” con su estado de salud, en lo que parecía descartarse el contagio.

Más adelante la duda volvió a aparecer cuando en otro mensaje agradeció a algunos periodistas y medios por la “preocupación” que mostraron por su estado de salud.

(Fuente: EFE)

Pecando de inocentes: AMLO, Biden y EEUU

Comparte este artículo:

La relación entre México y Estados Unidos es clave. Me inclino a pensar que es más clave para nosotros que para ellos, pero eso no implica que no lo sea. Las aguas están muy agitadas del otro lado del Río Bravo y de este lado también comienzan a moverse, y en ambos casos se trata de movimientos por temas electorales, lo que tiene a todos con las sensibilidades al por mayor y los nervios de punta. 

El presidente López Obrador se ha negado a reconocer la victoria del demócrata Biden y apela al principio de no intervención de la Doctrina Estrada; el mismo al que se ha recurrido en ocasiones anteriores cuando la postura del gobierno mexicano suele ser contraria a la predominante en el contexto internacional, por ejemplo, cuando nuestro país se negó a las invasiones en el medio oriente a principios de los 2000.

La negativa ha sido gasolina para críticas de la oposición, poniendo en duda la cualidad de estadista del presidente y recordándole cómo sí abrió las puertas del país al expresidente Evo Morales cuando fue exiliado de su país; todo ello en medio del clima electoral que hace que cualquier crítica sea magnificada sin importar si viene desde la derecha, desde la izquierda, desde el oficialismo o desde la oposición.

Como aclaración, es importante destacar que la situación de Morales se trataba de un caso de golpe de Estado y, sí, quizá hay una afinidad ideológica o de pensamiento, pero que AMLO no reconozca aún la victoria de Biden realmente no es tan grave como se ha manejado; sobre todo porque el proceso en el país vecino (estricto sentido) no ha concluido, aunque la verdad es que la congratulación no llega en buena parte porque en la mente de nuestro presidente habita el fantasma del 2006.

Visto desde una perspectiva estrictamente legal, el presidente hace bien en su proceder, pues no se adelanta a los hechos y maneja la diplomacia de una manera cauta. Pero justo aquí está el asunto: es verdad que el derecho internacional es de cuidarse, pero en este ámbito los gestos y las formas son muy importantes, y no reconocer a Biden incluso cuando ya una amplia mayoría de los protagonistas del ámbito internacional lo han hecho; y tomando en cuenta que compartimos una de las fronteras más grandes del mundo, por supuesto que es normal que genere controversia.

Hay que recordar que independientemente de si Biden gana desde ya o se va a la corte, Trump sigue siendo el presidente de Estados Unidos hasta el 20 de enero, lo que significa que las decisiones que tome aún podrían afectar a nuestro país. No hay que olvidar que Trump es una persona de impulsos y ya una vez amagó fuertemente con subirnos los aranceles de un día para otro, medida que si bien es muy poco probable que tome en los próximos días (pues, la verdad, en estos momentos somos su menor preocupación), no quita que haya otras similares que se le puedan ocurrir de repente.

No hay que pecar de inocentes, pero tampoco hay que meterse en camisa de once varas así de a gratis y por nomás. A veces hay que ser un poco más condescendientes y, sinceramente, nada de malo tiene festejar el fin de la etapa más oscura de la democracia contemporánea del (todavía) país más poderoso del mundo. 

Evo Morales regresa a Bolivia tras un año de exilio

Comparte este artículo:

El ex presidente Evo Morales (2006-2019) cruzó este lunes en la madrugada el puente que conecta la ciudad argentina de La Quiaca con la localidad de Villazón en Bolivia, después de vivir por casi un año en Argentina. El cruce fue presenciado por el presidente argentino, Alberto Fernández, quien lo despidió con un abrazo antes de que Morales cruzara la frontera para reunirse con algunos de sus conciudadanos. En una breve intervención antes de partir, el ex presidente agradeció la ayuda dispensada por el gobierno argentino durante sus once meses de estancia en el país, un tiempo en que se sintió “como en casa”.

De igual manera, expresó su agradecimiento para con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien facilitó la salida de Evo de Bolivia en un avión, poco después de que este último dimitiera de la presidencia y denunciase un supuesto Golpe de Estado.

Morales aseguró que “No dudaba que íbamos a volver, pero no estaba seguro que iba a ser tan pronto, algo tan histórico y tan inédito, gracias a la unidad del pueblo boliviano y de muchas autoridades y exautoridades del mundo”. 

Ahora, Morales encabezará una caravana de más de 800 vehículos que recorrerá unos 1.000 kilómetros con destino hacia la zona cocalera de Cochabamba. Su intención es llegar a la ciudad el 11 de noviembre, exactamente un año después de abandonar Bolivia debido la controversia por el fraude en las elecciones de octubre de 2019.

 

Fuente: El tiempo

 

Anulan orden de aprehensión contra Evo Morales

Comparte este artículo:

Las autoridades judiciales de Bolivia declararon procedente un recurso de acción de libertad interpuesto por la defensa del ex-presidente del país, Evo Morales, quien estaba citado a comparecer ante el tribunal en La Paz este 27 de octubre. 

“En el análisis de los antecedentes, el juez ha visto la vulneración de sus derechos fundamentales. Básicamente, el derecho a la defensa. El juez ha dispuesto a dejar sin efecto la imputación y los mandamientos de aprehensión” expresó Jorge Quino, presidente del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz (TDJ).

Este caso, iniciado durante el del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez instalado en noviembre pasado y basado en la grabación de una conversación telefónica en la que Morales habría instruido bloqueos de carreteras hasta dejar sin alimentos a las ciudades durante las protestas del año pasado, era el más avanzado de varios procesos abiertos en el último año contra el líder indígena y el único del cual se conocía una orden de aprehensión.

No obstante, el fiscal Mario Cossío explicó que se le notificó a Morales a través de un edicto cuando se debió hacer mediante la cancillería y que el proceso no está cerrado.

Queda en duda si el ex mandatario volverá al país para la toma de protesta del nuevo presidente y ex ministro de Economía durante su gobierno, Luis Arce, quién, en una señal de distanciamiento de su mentor, advirtió que de regresar al país, Morales deberá enfrentarse a la justicia. Sin embargo, la oposición cree que el exmandatario podría influir en el nuevo gobierno.

 

Fuente: El Universal

Acusa canciller boliviana a AMLO de inmiscuirse en asuntos internos de su país

Comparte este artículo:

La canciller boliviana, Karen Longaric, acusó al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de inmiscuirse en los asuntos internos de su país y calificó su proceder de impertinente, arbitrario, arrogante”.

En entrevista con el diario El Universal, la funcionaria consideró que López le ha hecho el juego a la política de Cuba, Venezuela y Nicaragua y de sus socios, como el ex Mandatario boliviano, Evo Morales, para expandir el socialismo en América Latina.

Estoy segura de que es eso: una pretensión de extender la doctrina del socialismo del siglo XXI en la región. Pero, lamentablemente, con esto liderado por la Cancillería mexicana, desdibuja la tradición de la política exterior de México que, en su momento, y hasta este gobierno del señor López Obrador, ha sido (…) de gran influencia y respeto”, señaló la funcionaria.

En ese sentido, la canciller repudió lo que consideró un fuerte ataque lanzado este miércoles por Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe del gobierno de México, en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde rechazó que hubiera fraude en las elecciones del 20 de octubre de 2019 en Bolivia, en las que Evo Morales dijo haber ganado y acusó al secretario general del organismo, Luis Almagro, de haber utilizado de manera facciosa a la misión de observación electoral para denunciar prematuramente un supuesto fraude que nunca existió”.

Su injerencia” en Bolivia ha ido más allá de un interés político y de coyuntura”, planteó.

También aludió a que México siempre acusó que Morales sufrió un golpe de Estado, en una alianza que se consolidó cuando el ex gobernante aceptó la oferta de asilo que le hizo México tras renunciar en la tarde del 11 de noviembre, admitir en la mañana un reporte de la OEA de que hubo fraude y llamar a elecciones. México nunca reconoció a su sucesora, la opositora Jeanine Áñez.

Al preguntársele si cree injusto el asedio de México, contestó: No diría injusto, (diría) impertinente, arbitrario, arrogante. No me gustaría opinar sobre asuntos internos de México, aunque tiene muchos problemas, algunos estructurales, como narcotráfico, por ejemplo”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Se perfila Luis Arce como nuevo presidente de Bolivia

Comparte este artículo:

El ex Ministro Luis Arce, conocido por muchos como el padre del “milagro económico” de Bolivia, se perfila a alzarse con la presidencia del país en primera vuelta, según sondeos que parecen determinantes, llevando al socialismo nuevamente al poder.

Arce, de 57 años, se desempeñó como jefe de la cartera de Economía durante casi 12 años del Gobierno del ex Presidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales.

Nacido en La Paz, hijo de maestros de escuelas públicas, el virtual Presidente electo se graduó en Economía en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la principal universidad pública de Bolivia, y luego obtuvo una maestría en la Universidad de Warwick, en Inglaterra. Arce pasó 19 años en el Banco Central de Bolivia bajo presidentes fiscalmente conservadores.

Durante su gestión, Bolivia creció a un ritmo anual de 4.6 por ciento, por lo que medios como The Wall Street Journal lo calificaron como “el hombre detrás del éxito de Morales”.

“A pesar de que habla como sus aliados de izquierda de Argentina y Venezuela, Arce ha evitado los traspiés que han llevado a estos países por un sendero de inflación galopante, depreciación de la moneda y recesión”, señaló ese diario en 2014.

Con la mirada puesta en la demanda interna como motor del crecimiento económico, Arce promovió la nacionalización de empresas estratégicas y el desarrollo de inversión pública y políticas redistributivas.

Por otro lado, Arce se mostró en contra de la producción ilegal de hoja de coca y del narcotráfico.

Con la promesa de volver a instalar los grandes planes de industrialización del gas natural y de los grandes yacimientos de litio y de diversificar la matriz productiva del país, Arce tendrá la tarea de recuperar la senda del crecimiento en momentos en que la región está fuertemente afectada por la pandemia del coronavirus.

El Banco Mundial estima que la economía de Bolivia, dominada por la agricultura y el gas, caerá alrededor de 6 por ciento este año después de más de tres décadas de crecimiento.

“En toda esta jornada estamos recuperando la certidumbre, muy importante en la población, en el pueblo boliviano, para poder desarrollar todo tipo de actividades económicas, que beneficia a la pequeña, mediana y gran empresa, pero también al sector público”, sostuvo Arce el lunes en un discurso ante periodistas.

Si bien fue respaldado por Morales, quien se encuentra asilado en Argentina, Arce sostuvo que el ex Presidente debe resolver sus cuentas pendientes con la Justicia antes de considerar una posible participación en el nuevo gobierno del MAS.

Morales debió abandonar Bolivia el año pasado en medio de violentas protestas, luego de que fuera acusado de fraude en los comicios que ganó en octubre, cuando pretendía extender hasta 2025 su mandato iniciado en 2006. El ex Presidente considera que fue víctima de un golpe de Estado.

(Fuente: Reuters)

Ahora vamos a devolver la dignidad y la libertad al pueblo: Evo Morales tras elecciones en Bolivia

Comparte este artículo:

El expresidente boliviano Evo Morales afirmó hoy que el triunfo de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), en la primera vuelta de las elecciones generales de este domingo devuelve “la dignidad y la libertad al pueblo”.

Hemos vuelto millones, ahora vamos a devolver la dignidad y la libertad al pueblo”, tuiteó Morales, que vive en Buenos Aires, poco después de que se hicieran públicos los resultados de las encuestas, que otorgan un triunfo aplastante a Luis Arce, candidato del MAS.

Morales comenzó su mensaje destacando: “Hermanas y hermanos: la voluntad del pueblo se ha impuesto. Se ha producido una victoria contundente del MAS-IPSP”.

“Nuestro movimiento político tendrá la mayoría en las dos cámaras”, añadió.

Pasada la medianoche y ante la presión de políticos y ciudadanos, se conoció que la encuesta de Ciesmori para las cadenas de televisión Unitel y Bolivision daba un 52.4 por ciento de los votos al exministro Arce, con lo que sería el ganador al tener más del 50 por ciento de votos.

A continuación quedaría Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, con el 31.5 por ciento, seguido de Luis Fernando Camacho, de Creemos, con el 14.1.

Otra encuesta, la de la iniciativa Tu Voto Cuenta difundida por la televisora Cadena A, da incluso una victoria más amplia, un 53 por ciento de los votos, al candidato del MAS, por delante de Mesa 30.8 por ciento y Camacho el 14.1.

Arce celebró en La Paz un triunfo que dio por seguro, mientras la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, reconoció que aunque no es el cómputo oficial, la victoria de MAS se ve segura y felicitó a sus candidatos.

Los bolivianos aún tienen en su memoria el violento estallido social registrado tras las polémicas elecciones de 2019, que desencadenaron la renuncia de Morales a la presidencia el 10 de noviembre, denunciando que era obligado por un golpe de Estado, y dejaron al país con un vacío de poder hasta que Áñez asumió a los dos días el Gobierno de forma interina.

Unos 7,3 millones de bolivianos estaban convocados en estas elecciones para decidir entre cinco candidaturas a presidente, vicepresidente, senadores y diputados.

(Fuentes: EFE y López Dóriga Digital)

Fiscalía de Bolivia ordena detener a Evo Morales

Comparte este artículo:

La Fiscalía de Bolivia ordenó la detención del ex presidente Evo Morales, por el delito de terrorismo.

La Comisión de Fiscales Anticorrupción fue quien lanzó la acusación al ex mandatario refugiado en Argentina, por terrorismo y financiamiento al terrorismo.

Según la autoridad boliviana, Morales Ayma habría coordinado el bloqueo de alimentos y un cerco a las ciudades principales en noviembre de 2019, vía llamadas telefónicas el 25 de ese mes desde la CDMX.

En esta llamadas Morales habría instruido a Faustino Yucra cometer los delitos.

El ex mandatario boliviano renunció a la presidencia en noviembre de 2019 tras presiones por haberse cometido un supuesto fraude en las elecciones que lo llevaron de nueva cuenta al poder.

Actualmente el gobierno lo encabeza Jeanine Áñez, legisladora de oposición.

Tunde el Financial Times a López Obrador por respuesta ante el COVID-19

Comparte este artículo:

Una vez más, la prensa internacional criticó fuertemente al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. En esta ocasión, por la manera en que ha enfrentado la crisis sanitaria causada por el coronavirus Covid-19.

A través de su editorial, el prestigioso diario británico Financial Times, comenzó por reconocer que, aunque López Obrador es un mandatario emanado de la izquierda, no ha actuado como otros presidentes populistas de izquierda en América Latina, quienes ” tienen una reputación bien ganada como grandes gastadores” y recordó los casos de Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia y Dilma Rousseff en Brasil, quienes, dijo, agotaron las arcas del gobierno para perseguir sus sueños políticos y todo terminó en ruina económica o política.

El presidente de México ha sido la excepción a la regla, resaltó la publicación. “Andrés Manuel López Obrador puede haber alarmado a empresas e inversores con sus diatribas contra el neoliberalismo, una búsqueda de grandes proyectos cuestionables y las promesas de una transformación revolucionaria”, destacó.

Pero al menos, señaló, podían asegurarse que es reacio a pedir préstamos y gastar en juergas.

“El consenso de los inversores fue que las políticas de López Obrador significaron una decadencia institucional gradual y un estancamiento económico creciente: una oportunidad perdida, pero no un desastre”, apuntó el editorial.

Sin embargo, destacó el Financial Times, la crisis del coronavirus ahora ha expuesto nuevas y peligrosas debilidades del mandatario mexicano.

“Las respuestas confusas y el comportamiento errático de López Obrador en las primeras semanas de la pandemia sugieren que el país se encamina hacia una crisis mucho peor en el resto de su mandato de seis años, a menos que haya un cambio dramático de rumbo”, alertó la publicación británica especializada en economía y finanzas.

Recordó que durante el mes pasado, el presidente mexicano mostró un trébol de seis hojas que, según él, lo protegerá contra el coronavirus y ha violado reiteradamente los consejos de su propio gobierno (de las autoridades sanitarias) sobre el distanciamiento social.

Además, destacó cuando López Obrador le estrechó la mano a la madre del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien se encuentra preso de por vida en una cárcel de los Estados Unidos.

Pero también, recordó el diario británico, López Obrador instó a los mexicanos a que frecuentaran restaurantes y se abrazaran mucho después de que el resto del mundo se bloqueara, incluso, sugiriendo que el coronavirus “encaja perfectamente” con sus planes para transformar México.

Parte de este comportamiento, particularmente la negación del coronavirus y el debilitamiento de los expertos médicos, se hace eco de sus compañeros populistas en las Américas, Donald Trump y Jair Bolsonaro, aseguró el Financial Times.

Sin embargo, dijo, “López Obrador es único en su clase al negar la necesidad de implementar un gran estímulo fiscal y monetario para rescatar a la economía de la recesión”.

Y es justo por eso que el consenso entre los especialistas es que México estará entre los países más afectados por la pandemia debido a su dependencia de la manufactura, el turismo, las remesas y el petróleo de los Estados Unidos, destacó.

“Si bien Estados Unidos y Brasil han anunciado grandes paquetes de estímulo anticíclico, el líder de México ha descartado préstamos adicionales, exenciones de impuestos o rescates. En cambio, la receta de López Obrador para la economía en crisis de su país es más austeridad, incluida una segunda ronda de recortes salariales para los funcionarios del gobierno”, resaltó el diario europeo.

Pero (el presupuesto) “se ha duplicado en sus costosos proyectos favoritos, incluido el aumento de la producción de crudo y la construcción de una refinería de petróleo de 8,000 millones (de dólares) justo cuando la demanda se está evaporando” y en contraste “se ha relajado sobre la grave escasez de camas de hospital en el país y una tasa de pruebas de coronavirus que se encuentra entre las más bajas de cualquier nación importante”, alertó.

Por otra parte, “el presidente mexicano se resistió al acuerdo de suministro de petróleo de este fin de semana destinado a estabilizar los precios”.

Es por eso que dice el Financial Times “cada vez más voces en la élite de México hablan de una inminente tragedia”. Los líderes empresariales han propuesto un plan alternativo de respuesta a virus.

Y aunque “a veces se puede escuchar la extraña voz disidente dentro de la alianza de gobierno de López Obrador (..) México tiene una presidencia imperial y un presidente imperioso. El tiempo es peligrosamente corto”, enfatizó el rotativo británico.

“Los políticos de todos los partidos, gobernadores estatales y líderes empresariales deben unirse para acordar un programa económico y de salud integral para tratar el coronavirus y presionarlo sobre su presidente. Deben lanzarse desafíos legales contra algunas de sus políticas más cuestionables. La terrible catástrofe humanitaria de Venezuela es una clara advertencia de lo que otros cuatro años y medio de López Obrador podrían hacerle a México”, finalizó el reconocido diario.

(Fuente: InfoBae)