Jeff Sessions niega complicidad con Rusia

El procurador general estadounidense Jeff Sessions rechazó hablar públicamente sobre si abordó o no con el presidente Donald Trump la investigación a cargo del FBI sobre la presunta intervención rusa en las elecciones del 2016 y en la campaña presidencial del hoy presidente.

Session en audiencia ante el Comité de Inteligencia del Congreso Federal estadounidense aseguro que no había cometido nada inapropiado que implicara el socavar las elecciones presidenciales.

Ante la audiencia pública del Comité de Inteligencia, los senadores le recordaron a Sessions lo que semana pasada bajo juramento les había dicho el ex director del FBI, James Comey ,  sobre las razones por las cual el considero que Trump lo despidió y que se sintetiza en la investigación realizada sobre la presunta complicidad con los rusos.

En referencia  a lo revelado la semana pasada por Comey, el procurador general se limitó a confirmar algunas cosas, como que real el que el paso 14 de febrero durante una reunión con Trump en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el presidente les pidió a él, a Jared Kushner, y otros funcionarios presentes que le dejaran a solas con Comey.

En la audiencia de la semana pasada, Comey expuso esa reunión del 14 de febrero el presidente Trump le solicito que dejara de lado la investigación del caso Rusia que involucraba al ex jefe del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, el general Michael Flynn.

Al momento de la audiencia, en Washington circulaba el rumor de que el presidente Trump considera la posibilidad de despedir a Robert Mueller, ex director del FBI a cargo de la investigación independiente del Departamento de Justicia sobre Rusia.

El caso de la presunta complicidad entre los rusos y la campaña de Trump para intervenir las elecciones presidenciales está sujeto a investigaciones por parte de los comités de inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes del Congreso Federal.

Con información de Revista Proceso.

Rusia buscó intervenir en elecciones de Estados Unidos, asegura el ex director del FBI

Este jueves, el ex director del FBI, James Comey, compadeció ante el Senado de los Estados Unidos en donde dio detalles de su despido y aseguró que Rusia buscó intervenir en las elecciones del año pasado, mismas donde salió electo Donald Trump como presidente.

Comey fue muy claro desde que presentó su testimonio la tarde del miércoles, en donde dio un adelanto sobre lo que hablaría en su audiencia. Calificó de ”perturbadoras” las presiones que ejercía Trump hacia la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia, pero afirmó que nunca le ordenó que se interrumpiera el proceso. También mencionó que no sabía si este hecho era una obstrucción a la justicia.

“No pienso que deba decir si las conversaciones que tuve con el presidente fueron obstrucción de justicia. Fue una cosa muy perturbadora, desconcertante”, dijo Comey ante la comisión de inteligencia del Senado.

 

Durante la audiencia, Comey aclaró que el entonces asesor presidencial de Seguridad Nacional, el general Michael Flynn, se encontraba también bajo sospecha, pero fue el mismo presidente Trump quien le ordenó que dejará en paz a su asesor.

Posteriormente, a principios de mayo, Donald Trump despediría a James Comey de su cargo como director del FBI, argumentando que ”la organización era un desorden, mal conducida, y que los agentes perdieron confianza en su responsable”. Esto fue calificado como mentira, de acuerdo a Comey.

Ante estas declaraciones, la Casa Blanca, a través de su vocera,  salió en defensa del mandatario asegurando que el no era un mentiroso. Se espera que en las próximas horas, el presidente Donald Trump responda a estas declaraciones, ya sea en conferencia de prensa o a través de su abogado, Marc Kasowitz.

James Comey testificará frente al Senado

El día de hoy, James Comey el ex jefe del FBI que fue despedido por Trump en mayo, testificará en el Senado frente al Comité de Inteligencia del Senado.

Partes del testimonio de siete folios que presentará Comey fueron filtradas por The New York Times y por el Washington Post, en este el ex director habla sobre las tres conversaciones en persona y seis telefónicas que sostuvo con Donald Trump entre enero y abril de este año.

Entre las revelaciones más impactantes de Comey, se destaca que el 27 de enero en una cena, el ahora presidente de los Estados Unidos le dijo “Necesito lealtad, espero lealtad” a lo que el ex director respondió “Siempre obtendrá de mí sinceridad” pero considera que el interpretó esa lealtad de manera diferente a la Trump lo comprendió.

También en la cena del 27 de enero, Comey declara que “El presidente empezó preguntándome si quería seguir como director del FBI, lo que vi extraño porque ya me había dicho en dos conversaciones previas que esperara que continuase y yo le había asegurado que pretendía hacerlo” y “…que mucha gente quería mi puesto…”

Así mismo, Comey compartió que en una conversación que tuvo con Trump en el Despacho Oval el 14 de Febrero, el presidente le dijo “Espero que encuentres la forma de dejar pasar esto, de dejar ir a Flynn, es un buen tipo. Espero que puedas dejar pasar esto”.

Esto con el fin de que Comey abandonara la investigación que se estaba haciendo a Michael Flynn, el ex asesor de seguridad nacional, por sus vínculos con Rusia.

También el ex director relata que el 30 de marzo Trump lo llamó por teléfono para saber que es lo que podía hacer el FBI para “despejar la nube” que era el asunto de sus supuestas conexiones con Rusia.

En su audiencia ,hoy jueves, Comey compartirá con los senadores información sobre estas conversaciones y otras que sostuvo con Trump antes de su despido.

Con información de El País

 

Y Trump le dice a Comey”Espero lealtad” Trump

Una semana después de asumir el poder, el presidente Donald Trump invitó a cenar al entonces director del FBI, James Comey, en el Salón Verde de la Casa Blanca, para comunicarle cara a cara lo que deseaba de él, después que éste expresó su interés por seguir en el cargo.

El episodio, uno de los momentos emblemáticos de las interacciones con el presidente que lo despediría poco después, Al final de la cena, Trump regresó al tema de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y le dijo a Comey que estaba contento de que decidiera quedarse, pues había escuchado buenos comentarios del general John Mattis y del senador Jeff Sessions.

En otro apartado de su testimonio, Comey recupera una llamada telefónica con el presidente, del 30 de marzo pasado, en la que acepta haberle dicho a comités legislativos que Trump no estaba siendo investigado personalmente. “Necesitamos hacer eso público”, comentó entonces el mandatario.

Comey admitió que no le dijo a Trump que el FBI y el Departamento de Justicia no suelen hacer eso, porque tendrían que hacer una corrección pública, en caso de que la situación cambiara en el curso de la investigación.

Después de la conversación telefónica, Comey llamó al procurador Jeff Sessions para detallarle el contenido de la misma y esperar instrucciones. Nunca recibió una llamada de regreso.

 

Con información de Notimex.

Los Primeros 4 meses de Donald Trump

El sábado se cumplieron cuatro meses desde que tomó protesta el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Donald J. Trump y vale la pena reflexionar un poco sobre el actuar reciente por la trascendencia que tiene en nuestro país las decisiones y los movimientos políticos de nuestro vecino del norte. Contrario a su discurso de campaña los primeros cuatro meses de Donald Trump han sido un camino lleno de obstáculos y retrasos en prácticamente todos los aspectos de su administración y sobre todo los relacionados con sus polémicas promesas de campaña.

En sus primeros 100 días firmó más de 20 decretos ejecutivos lo cual iba encaminado a convertirlo (según sus palabras) en el mandatario más activo en sus primeros días, pero fallos de distintas cortes, presiones del exterior y la propia inexperiencia gubernamental de Trump y su equipo ha generado la nula o poca aplicación de estos decretos. El primer decreto migratorio que firmó fue anulado por un juez federal por ser discriminatorio y atentar contra los derechos humanos pero aunque este plan no prosperó sí termino por inspirar a distintos gobiernos de extracción republicana como Texas para que aprobaran regulaciones migratorias más estrictas que a la fecha sigue siendo discutida en cortes la legitimidad de las mismas.

Curiosamente los arrestos en frontera han disminuido de 31,575 en enero a 12,500 en marzo aún considerando el fuerte despliegue de fuerzas del estado en distintos puntos de la franja fronteriza. La propuesta del muro es ya para muchos según encuestas algo que se ve lejano debido al alto costo de 1,500 millones de dólares necesarios para iniciar la construcción y los casi 22,000 millones de dólares que costaría el proyecto total, costos que ni siquiera los propios republicanos quisieron incluir dentro del presupuesto más reciente. Mucho más lejana y faraónica se ve la idea que México pague por el muro considerando la falta de mecanismos legales para forzarlo a hacerlo y que por la vía comercial habrían repercusiones para ambas partes.

La aprobación de Donald Trump ante el pueblo estadounidense también está por los suelos, con solo 41% de aprobación lo cual representa 14 puntos menos que cualquier presidente en ese período. De enero a abril su aprobación cayó 6.5% y su credibilidad 17% debido a los nulos resultados y a los constantes fracasos en cumplir lo prometido en campaña.* El plan por sustituir el Obamacare no prosperó aún considerando que tanto la Cámara de Representantes como el Senado tienen mayoría republicana, además, miembros del gabinete, familiares y amigos de Trump han sido cuestionados por sus supuestos nexos con Rusia y recientemente el escándalo por la renuncia del exdirector del FBI James Comey ha causado rumores sobre un posible proceso de destitución “impeachment” contra Trump cuyo equipo jurídico ya está preparando una  posible estrategia de defense según varios medios norteamericanos.

En resumen, los primeros cuatro meses de Donald Trump terminaron por ser un desastre en prácticamente todos los aspectos. En lo diplomático las tensiones y agarrones con distintos jefes de estado han empeorado las relaciones de este país con aliados históricos, en lo social su aprobación va en picada, en lo político no cuenta con todo el respaldo del partido que lo postuló y muchos de sus funcionarios se han visto más ocupados atendiendo los escándalos que gobernando y cumpliendo con los objetivos de su plan de gobierno. Queda claro que como candidato fue exitoso para muchos pero como gobernante y político deja mucho que desear, inclusive para sus propios seguidores. Los próximos 90 días serán muy importantes porque se realizarán las consultas internas sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte cuya renegociación con nuestro país es clave para el futuro económico de nuestro país y aunque si bien representa un reto el enfrentar muchas de estas políticas proteccionistas también puede significar una oportunidad de abrirnos a nuevos mercados y diversificar nuestras relaciones comerciales con Latinoamérica, Asia y Europa.

*Información de Real Clear Politics y Grupo Reforma.

Trump visita Arabia Saudí

Este sábado 20 de mayo, Donald Trump comenzó su primer gira internacional en Riad, Arabia Saudí, acompañado por su esposa Melania Trump, su hija Ivanka y yerno Jared Kushner, entre otros miembros de su gabinete.

El Rey Salman, que lleva en el poder apenas una semana, fue quien recibió a los pasajeros del Air Force One. Trump eligió este país mayormente musulmán como el primero en su agenda debido a las acusaciones que han surgido desde su campaña de que el ahora presidente es anti-musulmán.

El sábado también se firmó un contrato de venta de armas con un valor de 110 billones de dólares, con el fin de expandir las relaciones de seguridad ya existentes entre las dos naciones. Así mismo, el acuerdo tiene la finalidad de que Arabia Saudí modernice su ejército y siga luchando contra el terrorismo.

El domingo, 21 de mayo, Trump dio un discurso  de 36 minutos ante los líderes de 55 países con mayoría musulmana. En este, Trump aclaró que él no estaba tratando de decirles cual era la manera correcta de vivir si no de buscar un mejor futuro para todos.

Así mismo, el presidente estadounidense invitó a los líderes a luchar contra el terrorismo, agregando que esta es una pelea entre el bien y el mal y no una causada por diferencias religiosas y culturales.

Al hablar sobre Irán, Trump dijo que todos debían trabajar en conjunto para aislarlo hasta que el gobierno Iraní eligiera trabajar en pro de la paz. El mandatario también agregó que todos los presentes tenían una responsabilidad compartida para erradicar a ISIS y terminar con la crisis humanitaria en Siria.

El siguiente país que visitará Trump es Jerusalén y después hará paradas en Belén, Roma (donde el papa lo recibirá el 24 de mayo), Bruselas y Sicilia.

Mientras tanto, en Estados Unidos continúa la incertidumbre frente al hecho de que Trump compartió información sensible con Rusia, y despidió al director del FBI, James Comey.

 

 

Trump pidió a Comey detener la investigación sobre Flynn: NYT

Según un memorando al que tuvo acceso un reportero del periódico The New York Times, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le solicito al entonces Director de la FBI, James Comey, detener la investigación contra Michael Flynn por supuestos nexos con Rusia.

El memorando escrito por Comey, después de su reunión con Trump en la oficina oval, específica que el presidente de los Estados Unidos le comento al entonces director lo siguiente, “Espero que pueda dar camino libre para dejar pasar esto”, al igual que le insistió que Flynn no había hecho nada y que era un “buen tipo” y por lo tanto esperaba que dejará pasar la investigación y detenerla.

El memorando filtrado por oficiales al parecer de la misma FBI, es parte de un documento que el ex director de la FBI, James Comey creó para documentar las presiones por parte de Trump para influir en la investigación en contra de Flynn por sus posibles nexos con Rusia. De hecho, según CNN, el mismo Comey quedo tan sorprendido por lo que le solicito el presidente, que comunicó la existencia de tal documento a otros oficiales dentro de la FBI.

Por su parte, en un comunicado, la Casa Blanca negó que Donald Trump tratará de intervenir en la investigación, a pesar de que considera que Michael Flynn es una persona integra y que sirvió y protegió a los Estados Unidos en su momento. De igual manera, mencionan que el presidente Trump tiene mucho respeto hacia la ley y la justicia.

Esta revelación se da después de que el Presidente Trump despidiera a James Comey la semana pasada y además amenazará al ex director de la FBI de tener cuidado con filtrar cualquier información, ya que puede que haya grabado el las conversaciones que sostuvo con el entonces director de la máxima agencia de investigación al interior de los Estados Unidos.

Con información de The New York Times y CNN.

 

Confirma Trump haber compartido información confidencial con rusos

Después de que la Casa Blanca, a través del asesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster, negará la veracidad de la nota publicada por el diario The Washington Post, donde se hacia saber que el presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, había compartido información confidencial con el canciller ruso Sergei Lavrov, el mandatario estadounidense confirmo la veracidad del contenido en su cuenta de Twitter.

Según la publicación del Washington Post, la información compartida por Trump al canciller ruso, era información de un país aliado, mismos que no dieron autorización a las autoridades estadounidenses de compartirla con los rusos, pero Trump de todos modos lo hizo.

Através de una serie de tweets, Trump justificó que había compartido la información con Lavrov, por qué estaba en todo su derecho de hacerlo. De igual manera menciona que lo hizo con la intención de que Rusia incremente su participación en el combate en contra del Estados Islámico (EI).

Hoy por la mañana H.R. MacMaster salió nuevamente a dar una rueda de prensa, donde mencionó que el Presidente Trump, no tenía noción de donde venía la información que compartir con el canciller ruso, además confirmo que la nota del Washington Post, era falsa, ya que no había habido nada incorrecto en el proceder del presidente.

Trump se reunió con Sergei Lavrov en la Casa Blanca la semana pasada, un día después de haber despedido al director de la FBI, James Comey.