Asesores de Trump lo ven “como un niño” y le llaman “idiota”: Michael Wolff, autor de “Fire and Fury”

Comparte este artículo:

El autor del polémico nuevo libro sobre el presidente estadunidense, Donald Trump, dijo hoy que los asesores del mandatario le ven “como un niño” y le llaman “idiota”, y defendió que todo lo que ha publicado se ajusta a la realidad en el Ala Oeste, pese a los desmentidos de la Casa Blanca.

En su primera entrevista desde que comenzó la controversia sobre su libro, que salió hoy a la venta, el periodista Michael Wolff dio irónicamente las gracias a Trump por sus críticas al texto y por el intento de sus abogados de detener su publicación.

El escritor subrayó que sigue respaldando “absolutamente” todo el contenido del libro, pese a las afirmaciones de la Casa Blanca de que está lleno de “falsedades”, y aseguró que “el ciento por ciento” de los asesores de Trump tienen una opinión negativa sobre él, incluida su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner.

El periodista se declaró “cómodo” con todo lo que ha incluido en el libro, llamado ‘Fire and Fury’ (‘Fuego y furia’), cuya salida a la venta se ha adelantado cuatro días debido a la enorme demanda que ha generado el enfrentamiento público entre Trump y su ex asesor, Steve Bannon, a raíz de unas declaraciones de este en el texto.

No obstante, Wolff quiso subrayar que el libro “no es sobre Steve Bannon, sino sobre Donald Trump“, aunque ese ex asesor es el “ejemplo más claro” de quienes pensaron que el magnate podía ser un buen presidente y llegaron “a la conclusión de que no puede hacer ese trabajo”.

En un tuit a última hora del jueves, Trump aseguró que el libro está “lleno de mentiras, tergiversaciones y fuentes que no existen”, y que él rechazó “muchas veces” las peticiones de entrevista de Wolff.

El periodista dijo hoy, sin embargo, que él sí habló con Trump para su libro, aunque quizá el presidente “no se dio cuenta de que era una entrevista”, pero no fue un intercambio “off the record”.

 

Trump visita Arabia Saudí

Comparte este artículo:

Este sábado 20 de mayo, Donald Trump comenzó su primer gira internacional en Riad, Arabia Saudí, acompañado por su esposa Melania Trump, su hija Ivanka y yerno Jared Kushner, entre otros miembros de su gabinete.

El Rey Salman, que lleva en el poder apenas una semana, fue quien recibió a los pasajeros del Air Force One. Trump eligió este país mayormente musulmán como el primero en su agenda debido a las acusaciones que han surgido desde su campaña de que el ahora presidente es anti-musulmán.

El sábado también se firmó un contrato de venta de armas con un valor de 110 billones de dólares, con el fin de expandir las relaciones de seguridad ya existentes entre las dos naciones. Así mismo, el acuerdo tiene la finalidad de que Arabia Saudí modernice su ejército y siga luchando contra el terrorismo.

El domingo, 21 de mayo, Trump dio un discurso  de 36 minutos ante los líderes de 55 países con mayoría musulmana. En este, Trump aclaró que él no estaba tratando de decirles cual era la manera correcta de vivir si no de buscar un mejor futuro para todos.

Así mismo, el presidente estadounidense invitó a los líderes a luchar contra el terrorismo, agregando que esta es una pelea entre el bien y el mal y no una causada por diferencias religiosas y culturales.

Al hablar sobre Irán, Trump dijo que todos debían trabajar en conjunto para aislarlo hasta que el gobierno Iraní eligiera trabajar en pro de la paz. El mandatario también agregó que todos los presentes tenían una responsabilidad compartida para erradicar a ISIS y terminar con la crisis humanitaria en Siria.

El siguiente país que visitará Trump es Jerusalén y después hará paradas en Belén, Roma (donde el papa lo recibirá el 24 de mayo), Bruselas y Sicilia.

Mientras tanto, en Estados Unidos continúa la incertidumbre frente al hecho de que Trump compartió información sensible con Rusia, y despidió al director del FBI, James Comey.