París

En estos días se conmemora un año de la tragedia de los atentados en la ciudad de París que acabaron con la vida de 130 personas.

 




Este hecho que marcó de por vida a la nación francesa nos recuerda como la intolerancia religiosa y social detona en terribles consecuencias para propios y extraños. De más, está en señalar al Estado Islámico como responsable de esto, sin embargo, es preciso castigar a los responsables.

Algunas voces en redes y diversos medios apuntaban de manera superficial que los atentados fueron más publicitados porque ocurrieron en Paris y no en Uganda. Ese tipo de comentarios no suma ni nos lleva a ninguna reflexión positiva.

Es lógico que el peso mundial y mediático que tiene Francia es mil veces más grande que el de cualquier país africano, pero una vida es una vida aquí y allá.

La reflexión a la que hoy instó a quienes leen estas líneas es a que la intolerancia nunca nos va a llevar a ningún lado.Los franceses pueden contarnos mil y una historias de crímenes de odio, los estadounidenses también.

 




Hoy que entra un nuevo presidente a Estados Unidos, recibiendo un país dividido, golpeado, criticado y sin una reconciliación aparente, el discurso del odio y el resentimiento surge como un peligro latente.

Lo que les pasó a los franceses debe ser una señal de peligro para un Estados Unidos donde grupos de choque pueden enfrentarse.

Está en nosotros, en nuestra sociedad mexicana y en lo que le enseñamos a nuestra gente el evitar que el odio se convierta en parte de nuestras vidas.

La discriminación en cualquier forma es inadmisible y es un riesgo para la vida sana en sociedad.
Nunca hay que olvidar lo que pasó en Francia y nunca dejemos de poner el dedo en el renglón de que el respeto y la paz valen y valen mucho.
Lo dicho, dicho está.

P.D Un abrazo a Luis González de Alba que no pudo ver esto, pero que tanto abogó, Gonzalo Rivas Medalla Belisario Domínguez. Abrazo cósmico en donde estés.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El fantasma del populismo

En la política, bien se sabe de la técnica del discurso descalificador, que lleva por objetivo atacar a aquellos individuos o grupos que contrarían los ideales propios y representan un peligro para estos mismos. Ejemplos como la conocida frase “eje del mal”, mencionada por George Bush en un discurso realizado en el 2002, (por medio del cual pretendía designar a una serie de países como “aliados del terrorismo”), hasta casos más recientes como el del partido político español PODEMOS, acusado por diversos agentes de ser pro ETA, muestran la clara vigencia de este recurso. Ahora bien, actualmente es apreciable un calificativo particular utilizado con frecuencia, mismo que pretende agrupar a un conjunto de personajes con rasgos aparentemente similares; se trata del conocido “término”: populismo.

Ahora bien, actualmente es apreciable un calificativo particular utilizado con frecuencia, mismo que pretende agrupar a un conjunto de personajes con rasgos aparentemente similares; se trata del conocido “término”: populismo.

Sin embargo, aquellos lectores no muy familiarizados con dicho término se preguntarán ¿en qué consiste el populismo? Pues bien, si se empieza a analizar lo dicho por diversas figuras del mundo político, el populismo podría resumirse en lo siguiente: acervo de discursos y actitudes, que encaminan a concebir un adversario (entidad colectiva en gran parte de los casos) como el responsable de la mayoría de los males que sufre la población de un país, así como el hecho de decir a la ciudadanía lo que esta quiere escuchar y colmarla de falsas promesas. Habiendo dicho esto, y siendo realistas ¿qué político se libra de no haber hecho todo lo anterior al menos una vez en campaña? ¿No es, lo previamente establecido, un reflejo de cómo está nuestra política actualmente? Lo que plantean los implícitamente autodenominados “enemigos del populismo” no es ese término carente de sustento y de argumentos sólidos, sino que va hacia algo más sencillo y practicado desde el nacimiento de la política: la demagogia.

Entendida como aquel discurso donde se pretende atrapar al ciudadano mediante propuestas irrealizables, oratorias cautivadoras que exaltan los sentimientos y crean simpatía con el aspirante a algún cargo público, la demagogia (sea en forma total o parcial) es un mal del que lamentablemente pocos servidores públicos se escapan. ¿Que si el hecho de mencionar que el avión presidencial del mandatario en turno será vendido una vez que la persona que lo mencionó, sea votada para ejecutivo es demagogia? Seguro que sí, tanto como el hecho de declarar la nueva independencia (caso Bronco) de un estado en el que se ganó la gubernatura, o bien, como el pavonearse en redes sociales, cambiando constantemente las fotos con el fin de intentar ganar simpatía de las minorías (caso Peña).

Entendida como aquel discurso donde se pretende atrapar al ciudadano mediante propuestas irrealizables, oratorias cautivadoras que exaltan los sentimientos y crean simpatía con el aspirante a algún cargo público, la demagogia (sea en forma total o parcial) es un mal del que lamentablemente pocos servidores públicos se escapan.

No obstante, volviendo al eje central, ¿por qué motivo se ha optado por encasillar de populistas a ciertos personajes? O mejor dicho ¿qué características ideológicas comparten en común estos mismos? Dejando de lado el concepto de “demagogia” (debido a que, a mis ojos claro, no hay político que se salva de adoptarla) puede decirse que, tanto grupos políticos que han sido “insultados” con este término, como PODEMOS en España, Syriza en Grecia, y hasta MORENA en México, coinciden en replantear un aspecto clave de la democracia: devolver la soberanía al pueblo y volver a las raíces de lo que se conoce como la cosa pública (mejor conocida como república. A pesar de tales descalificaciones, por individuos que incluso lucran y viven de concebir al populismo como el mayor de los males (Gloria Álvarez, por ejemplo), cayendo por cierto en la paradoja de ese supuesto populismo al emplear uno de sus elementos, la lucha por tener un gobierno auténticamente democrático y republicano deberá de seguir, y si algo nos ha mostrado la historia es que las personas que lograron cambiar al país fueron en algún punto tachados por los grupos de poder, tal como ahora.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Chapo: Sálvanos de ISIS.

La semana pasada se dijo que “El Chapo” amenazó a ISIS. Todo surgió de una nota falsa creada a manera de sátira por la página Thug Life Videos que, para no variar, fue tomada como auténtica por diversos medios de información supuestamente serios.

Durante días pasados también circularon enlaces a sitios web de apariencia poco fidedigna que aseguraban que los narcotraficantes habían advertido a los terroristas que no se acercaran a México.

Durante días pasados también circularon enlaces a sitios web de apariencia poco fidedigna que aseguraban que los narcotraficantes habían advertido a los terroristas que no se acercaran a México.

Como de costumbre, sin cuestionar mucho la fuente, las notas se hicieron virales. (¿No les pareció cuando menos cuestionable la posibilidad de que “El Chapo” se pusiera a escribir correos electrónicos desde donde quiera que esté?)

Y es que desde que se hizo público el extraño y desconcertante video supuestamente elaborado por el grupo terrorista de Medio Oriente donde aparecían múltiples banderas, entre ellas la nuestra, el tema de “la amenaza de ISIS a México” originó diversas noticias, opiniones, bromas, hipotéticos y, por supuesto, notas falsas que buscan hacerse virales.

En muchas personas ha surgido la siguiente pregunta: ¿quién nos defendería en caso de que los yihadistas llegaran a México? Aparentemente el ejército, la policía o el Estado no les generan mucha esperanza.

Imagino que más por ocio que por un verdadero temor, en muchas personas ha surgido la siguiente pregunta: ¿quién nos defendería en caso de que los yihadistas llegaran a México? Aparentemente el ejército, la policía o el Estado no les generan mucha esperanza.

Tal vez por ello, el tema de los narcotraficantes como los auténticos héroes defensores de la patria se vuelve atractivo para crear contenido falso con potencial de difusión masiva.

La pésima imagen del Estado mexicano no es precisamente sorprendente. De acuerdo con Consulta Mitofsky, la confianza en las instituciones se sitúa en su nivel más bajo desde 2004. Por ejemplo, de una escala del 1 al 10 la presidencia obtuvo un 5.7, la policía un 5.3 y el ejército un 7.1 que aunque es alto, representa su calificación más baja en los últimos 11 años.

Pero no sólo disminuye la confianza en el Estado sino que, extrañamente, parece aumentar en ciertos aspectos la que existe hacia los narcotraficantes. Aquellos que supuestamente son los enemigos de la población de pronto se transforman en esperanza y héroes; ha sido tal el fracaso de las autoridades en los últimos 10 años que la gente además de creerlas incapaces de derrotar a los criminales, parecen preferir que sean éstos quienes nos defiendan en caso de un ataque extranjero.

A falta de policía, que el ladrón me defienda de los demás ladrones.

A falta de policía, que el ladrón me defienda de los demás ladrones.

Y es que además de la población, algunas figuras públicas han hecho en el pasado algunas manifestaciones al respecto.

Recordemos aquella lamentable carta escrita por Kate del Castillo cargada de un maniqueísmo casi infantil en la que invitaba al “Chapo” a “mejor traficar con el bien” (lo que sea que eso signifique) o a Susana Zabaleta declarando que se alegraba por la fuga del mismo narcotraficante porque “él sí ayuda a la gente”.

Estos cambios en la percepción que existe del crimen organizado, además de ser en enorme medida responsabilidad de un Estado que lleva años siendo ineficaz en garantizar la seguridad independientemente del partido en el poder, me parecen un error craso de la población.

No se trata de comenzar a creer en las autoridades sin que éstas brinden resultados, sino de no olvidar a los responsables de crímenes indescriptibles. Tanto el crimen organizado como el Estado con su ineficacia y en ocasiones con abuso de poder o hasta coludidos con los delincuentes, han lesionado seriamente a nuestro país.

Tristemente ninguno de los dos bandos es heroíco, y pensar lo contrario es acercarse a perdonar lo imperdonable.

Más allá del romanticismo que pueda existir en las historias de los delincuentes, y reconociendo algunos de sus actos de altruismo, no deben olvidarse sus actos de sadismo y crueldad; más allá de los aciertos que hayan tenido las diversas autoridades del país, no deben olvidarse sus errores ni tampoco sus acciones criminales. Tristemente ninguno de los dos bandos es heroico, y pensar lo contrario es acercarse a perdonar lo imperdonable.

La esperanza de una hipotética defensa patriótica del “Chapo” Guzmán y los demás narcotraficantes en caso de un ataque extranjero, además de ser un tanto fantasiosa, representa idolatría a figuras que no deberían gozar de ella; pero principalmente es testimonio de la poca fe que los mexicanos tenemos en nuestras autoridades que han sido ineficaces, corruptas y, en muchos casos, criminales.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La ironía del terrorismo

El terror ha sido un arma utilizada por diferentes grupos y gobiernos desde hace miles de años. En términos de efectividad, como bien dijo Maquiavelo, el miedo otorga respeto. Pero, como siempre, hablamos de la naturaleza humana, existe un punto en donde no importa que cantidad de miedo exista hacia un determinado grupo, líder o gobierno, en donde la sociedad buscara liberarse de ese opresivo sentimiento.

El mismo Maquiavelo, en su obra principal “El Príncipe”, nos aclara que sólo con miedo jamás se podrá controlar eternamente a un pueblo.

El mismo Maquiavelo, en su obra principal “El Príncipe”, nos aclara que sólo con miedo jamás se podrá controlar eternamente a un pueblo. Existe un tiempo de quiebre, en donde cualquier ser humano, no importa que tan subyugado sea, querrá buscar el destruir esas cadenas que lo mantienen atado al temor.

A pesar de siempre haber sido un arma, el uso del terror como método principal de batalla ha sido popularizado en épocas modernas. A falta de poder militar, económico y territorial, los grupos separatistas se han dado a la tarea de infringir daños directos a zonas inadvertidas. El auto otorgarse la habilidad de atacar en cualquier situación, momento y lugar les ha posibilitado el incrementar su poder. Poder el cual, en nuestro orden internacional, previamente se entendía por superioridad económica y bélica.

Abarcando este punto, ahora se conlleva a la verdadera pregunta: ¿es en verdad el terrorismo un arma útil a nivel internacional?

Citando de nuevo a Maquiavelo, existe un punto de quiebre en donde la necesidad de libertad supera al temor.

Hemos presenciado múltiples actos terroristas alrededor del mundo. Muchos de los cuales no sólo han incitado temor, sino el reproche y hasta retribución hacia los grupos responsables. No sólo hablo del caso de París, viéndolo internamente, podremos también comparar los múltiples ataques de los diversos grupos de narcotraficantes en México. Si estos actos logran hacer que el gobierno y la sociedad entren en un estado de pavor, temiendo no sólo su poder bélico, sino su falta de moralidad y humanidad. Pero en realidad, jamás han logrado subyugar a ninguno de lo dos. Citando de nuevo a Maquiavelo, existe un punto de quiebre en donde la necesidad de libertad supera al temor.

Retomando los actos terroristas internacionales, es importante visualizar su efectividad. Sí, lograron aclarar un punto. También demostraron la facilidad con la cual pueden infiltrarse en una sociedad, pero en realidad, no han podido establecerse como un grupo predominante. El verdadero efecto que han causado a nivel internacional es un odio común, un desprecio hacia su ideología, la creación de un enemigo común.

Los actos de violencia en contra de inocentes han dejado de tener el valor que previamente tenían. Ya no se logra subyugar a nadie. Las limitantes que muchas veces dividen a las sociedades, nacionalidades y hasta ideologias pierden sus divisiones, y todo sólo para acabar con aquel mal que está afectando a la sociedad que ahora llamamos global.

El terrorismo se ha vuelto un arma de doble filo. Crear caos y desesperación en distintas naciones, sólo ha permitido que estas mismas salgan más unidas y fuertes que antes.

El terrorismo se ha vuelto un arma de doble filo. Crear caos y desesperación en distintas naciones, sólo ha permitido que estas mismas salgan más unidas y fuertes que antes. Los grupos terroristas como ISIS ahora se enfrentan a una guerra en múltiples frentes. No sólo pelean contra determinados países, sino con la ideología y los grupos sociales que representan.

El terrorismo sólo logra unir a tus enemigos en contra tuya.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Terror en Mexibús

En la madrugada de este sábado 31 de octubre, se registraron ataques con bombas caseras en las líneas del Mexibús. Mediante un comunicado divulgado por el portal Contrainfo, la asociación Secta Pagana de la Montaña se atribuyó los ataques con el fin de “reivindicarlos”, mencionando que se realizaron con el objeto de rechazar y combatir el “frenético avance del desarrollo moderno“.

En la madrugada de este sábado 31 de octubre, se registraron ataques con bombas caseras en las líneas del Mexibús. Mediante un comunicado divulgado por el portal Contrainfo, la asociación Secta Pagana de la Montaña se atribuyó los ataques.

En múltiples medios informativos[1] se divulgó el ataque como obra de un grupúsculo “anarquista” y eco-ambientalista. Quisiera hacer un hincapié en ese primer calificativo.

¿Qué es el anarquismo? Desgraciadamente, este concepto ha sufrido una terrible demonización, en gran parte gracias al bombardeo de los medios en el siglo XXI que favorecen a los gobiernos derechistas. El anarquismo es el vivir en sociedad en su máxima expresión. En la actualidad, se usa como sinónimo de caos y violencia… cuando realmente es sinónimo de orden y justicia.

Los tres pilares del anarquismo son la libertad, la igualdad y la fraternidad[2]. La igualdad, en el anarquismo, es el poder disfrutar de todos los derechos, a diferencia de en el liberalismo, que sólo pretende otorgarlos pero no se asegura de que realmente todos estén gozando de ellos. La libertad, para el anarquista, consiste en establecer que mi libertad y la libertad de un tercero no se ven limitadas una por la otra. Es decir, el hecho de que el otro tenga plena libertad incrementa la mía, a diferencia del dicho popular: “mi libertad llega hasta donde empieza la del otro”. La fraternidad, en el anarquismo, es el concepto más bello que podríamos encontrar hablando de ideologías. ¿Por qué? Básicamente, porque consiste en amar a la sociedad tanto como se ama uno individualmente.

Contrario a la sabiduría popular, el propósito del anarquismo no es la revolución violenta, sino que reine la paz social.

Si todos nos rigiéramos por estos tres pilares, imperaría la paz, la justicia y la equidad. Contrario a la sabiduría popular, el propósito del anarquismo no es la revolución violenta, sino que reine la paz social.

Y esto lo puede saber cualquiera que lea a Mikhail Bakunin, Pierre Joseph Proudhon, Pyotr Kropotkin y Errico Malatesta [3]. Empero, nadie se toma la molestia de investigar un poco: ya está arraigada hasta los huesos en la sociedad la idea de que anarquismo es igual a caos (que es igual a “malo“).

En el mismo tenor de lo anterior, si analizamos por lo que pugna la asociación Secta Pagana de la Montaña, no tardamos mucho en identificar que no se trata de una organización verdaderamente o ideológicamente anarquista, sino únicamente se trata de una organización autodenominada anarquista (que claramente no sabe lo que ello significa).

Este grupo dio pie a la creación de la Secta Pagana de la Montaña, quienes se definen a sí mismos como “un grupúsculo de individualistas pertenecientes a la tendencia del eco-extremismo…”.

En un portal de Internet español de contra-información llamado La Haine (que significa en francés “el odio“) se publicó a finales de septiembre del presente año un articulo sobre el grupo mexicano Reacción Salvaje, el cual se dedica a sabotear y ejecutar atentados “contra el sistema tecnológico(…) y quienes lo propagan”[4]. Este grupo dio pie a la creación de la Secta Pagana de la Montaña, quienes se definen a sí mismos como “un grupúsculo de individualistas pertenecientes a la tendencia del eco-extremismo (heredada del disuelto grupo Reacción Salvaje), que ejecutan actos en contra de la civilización y su frenético avance[5]”.

Nada que incite a la violencia y al caos tiene que ver con el anarquismo, por lo que las publicaciones que le atribuyen el calificativo de “anarquista“ a dicho grupúsculo son erróneas. Dejando esto claro, prosigo.

El atentado de hace dos días en Mexibús no conforma la primera vez que la Secta Pagana de la Montaña ataca.

El atentado de hace dos días en Mexibús no conforma la primera vez que la Secta Pagana de la Montaña ataca: a finales del mes pasado se adjudicaron (igual, a través de Contrainfo) un atentado para bombardear el estacionamiento de la empresa OHL, también en el Edomex.

Primero colocan bombas en el estacionamiento de OHL, ahora colocan bombas en las líneas del Mexibús… las bombas caseras pudieron haber dañado a cualquier persona inocente.

Esta asociación mexiquense extremista (conformada por un nido de personas sin principios, sin escrúpulos y sin conciencia) está cometiendo el delito de terrorismo.

Esta asociación mexiquense extremista (conformada por un nido de personas sin principios, sin escrúpulos y sin conciencia) está cometiendo el delito de terrorismo.

En el Código Penal Federal se encuentra regulado el delito de terrorismo en los artículos 139 a 139 Ter y 142. Este estipula que se impondrán penas de prisión de quince a cuarenta años y de cuatrocientas a mil doscientas cuotas de multa a quien “utilizando(…) explosivos(…), o por cualquier otro medio violento, intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular(…) [y] al que acuerde o prepare un acto terrorista que se pretenda cometer, se esté cometiendo o se haya cometido en territorio nacional.[6]”

Además, el articulo 97 del mismo Código, el cual regula la figura del indulto [7], menciona una breve lista de delitos en los que no aplica el mismo: entre ellos, el de terrorismo. Esto significa que el Ejecutivo Federal no podría “perdonarlos“ incluso si demuestran durante el cumplimiento de su sentencia un alto grado de readaptación social.

Sin duda es menester que la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del Edomex se coordinen y articulen esfuerzos para capturar a esta organización de terroristas, porque eso es lo que son. Este tipo de situaciones debilitan fuertemente el Estado de Derecho, y vulneran la seguridad nacional y la de las personas.

Aparte de que no logran absolutamente nada: no hace falta mucha cabeza para saber que no van a lograr “frenar la civilización“ bombardeando a las personas y a las empresas. Así no se hacen ni debieran de hacerse las cosas.

La vía de la violencia nunca es la idónea ni deseable. Y las acciones de la Secta Pagana de la Montaña no sólo no tienen sentido lógico y son constitutivas de delito, sino que además los delatan: son una madriguera de incongruentes y violentos.

______________________________
[1]V.g. El Universal, Milenio, Letra roja, Animal Político, La silla rota, Proceso, y un largo etcétera.
[2]Santos, María. El anarquismo: demonización del concepto. Ius Spatium: Centro de Investigaciones Jurídicas de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. México: septiembre, 2013.
[3]Recomiendo leer: Dios y el Estado, de Mikhail Bakunin (Rusia, 1871); La moral anarquista, de Pyotr Kropotkin (Rusia, 1891); Filosofía de la miseria, de Pierre J. Proudhon (Francia, 1846); y La anarquía, de Errico Malatesta (Italia, 1891).
[4]La Haine. Cronología maldita: la historia de Reacción Salvaje. España: septiembre, 2015.
[5]Secta Pagana de la Montaña. México: paquete-bomba para la empresa OHL. Contrainfo: comunicados y eventos. México: septiembre, 2015.
[6]Código Penal Federal. Libro segundo, Titulo primero, Capitulo VI, Terrorismo. México: agosto, 1931 / marzo, 2015.
[7]El indulto es la extinción, minoración o sustitución de un castigo o una sanción mediante el perdón, la “gracia” o la clemencia por parte del Presidente de la República.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Calaveritas en las Noticias

Si uno ansía sentir auténticos escalofríos en la noche de Halloween como cuando era niño, no lo conseguirá saliendo a la calle, sólo necesita leer las noticias de ese día. Este sábado 31 de octubre, el avión ruso Airbus A321 cayó del cielo para despedazarse en una zona montañosa del Sinaí y llevarse consigo la vida de 224 personas. Quien no tuviera a quién dedicarle su altar de muertos, ahora lo tiene.

Este sábado 31 de octubre, el avión ruso Airbus A321 cayó del cielo para despedazarse en una zona montañosa del Sinaí y llevarse consigo la vida de 224 personas. Quien no tuviera a quién dedicarle su altar de muertos, ahora lo tiene.

El misterio recae entre que si el avión cayó por fallas técnicas, o si fue un acto de deliberado terrorismo auspiciado por militantes del estado islámico, debido a que la zona donde el avión cayó es sitio de enfrentamiento entre extremistas y fuerzas armadas egipcias.

Hasta ahora no se puede descartar ninguna de las teorías. La “menos peor” indica de que se trató de un accidente: numerosas fuentes que monitorean el aeronave, incluyendo el ministro de aviación civil egipcio, afirman que no se reportó sobre ningún problema, y expertos en aviación declaran que el momento en el que el avión comenzó a descender fue uno en donde normalmente las naves emplean el piloto automático, de los momentos más seguros de un vuelo. La teoría alternativa indica que fue un acto terrorista: la cuenta de twitter de ISIS se atribuyó el derrumbe (aun cuando expertos declaran que ISIS no cuenta con tecnología de lanzamiento de misiles que alcance las alturas que llevaba aquel vuelo). Nada quedará remotamente claro por lo menos hasta que las investigaciones oficiales terminen.

Desgarradores hechos como este han sido comunes durante el año. En el recuento podemos enlistar la caída deliberada del avión de Germanwings, otro polémico accidente a manos de un sólo individuo, la guerra civil en Siria y sus incontables bombardeos que causan la muerte de miles de civiles y obligan a miles más a escapar de sus hogares en búsqueda de refugio.

A nivel internacional, la muerte anunciada aumenta. Analistas murmuran sobre un escalamiento de conflictos hacia una posible segunda “Guerra Fría” entre los Estados Unidos y Rusia por su respectivo involucramiento en el conflicto Sirio. El aumento de armamento y la complejidad del asunto revelan que el hotspot de violencia internacional sigue ubicado en la zona de Medio Oriente y el Norte de África (MENA). Todo apunta a que dicho sitio continuará dándonos saldos rojos por un buen rato, noticias sobre la muerte masiva, violenta, de inocentes, diariamente.

La noticia siempre ha podido lucrar de la violencia, pero en la actualidad la noticia es el negocio de la muerte no sólo porque la anuncia, sino también porque la causa.

La noticia siempre ha podido lucrar de la violencia, pero en la actualidad la noticia es el negocio de la muerte no sólo porque la anuncia, sino también porque la causa. Especialmente en México, la labor de los periodistas y el de “hacer noticia” es una muy peligrosa.

A nivel nacional, un tweet de este fin de semana leía “En México todos los días es día de muertos” como mensaje dentro de las actividades de protesta por la desaparición de los 43 normalistas y otras desapariciones forzadas. Siendo hoy la celebración de los fieles difuntos, el mensaje no podía ser más acertado.

Aparece un sitio de noticias como ningún otro, Ryot News, que pretende dar al lector algo más que el sólo enterarse de los hechos.

En medio de este escalamiento de violencia y el hartazgo de ver a la noticia como el heraldo oficial de la muerte cotidiana, aparece un sitio de noticias como ningún otro, Ryot News, que pretende dar al lector algo más que el sólo enterarse de los hechos. El futuro de la noticia es poder involucrarnos y por eso nos ofrece más que el típico “qué, quién, dónde y cuándo”, se agrega el “y qué más”, el “cómo ayudo”. Hago una especial invitación a entrar a este sitio que cambia el .com por el .news en un esfuerzo por concretarse como una organización que busca el impacto social y no como un sitio con fines exclusivamente comerciales.

Quizás la violencia sea más visible porque tenemos más medios que nunca para enterarnos de ella. El acontecer internacional siempre ha estado teñido en rojo, pero es verdad también que la violencia actual es más perversa por sus alcances. Nunca antes ha habido tantas personas en conflictos armados, aunque estos no lleguen a la escala que llegaron las grandes guerras del siglo pasado. Nunca antes había habido tanta esclavitud ni trabajo forzado, aún cuando en eras pasadas dichas prácticas fueran legales. Pero convertir a la noticia en una herramienta no sólo para informarnos sino para tomar acción, es un paso inspirador hacia otras maneras de conectar como seres humanos y de aprovechar las maravillosas herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”