Jeff Sessions niega complicidad con Rusia

El procurador general estadounidense Jeff Sessions rechazó hablar públicamente sobre si abordó o no con el presidente Donald Trump la investigación a cargo del FBI sobre la presunta intervención rusa en las elecciones del 2016 y en la campaña presidencial del hoy presidente.

Session en audiencia ante el Comité de Inteligencia del Congreso Federal estadounidense aseguro que no había cometido nada inapropiado que implicara el socavar las elecciones presidenciales.

Ante la audiencia pública del Comité de Inteligencia, los senadores le recordaron a Sessions lo que semana pasada bajo juramento les había dicho el ex director del FBI, James Comey ,  sobre las razones por las cual el considero que Trump lo despidió y que se sintetiza en la investigación realizada sobre la presunta complicidad con los rusos.

En referencia  a lo revelado la semana pasada por Comey, el procurador general se limitó a confirmar algunas cosas, como que real el que el paso 14 de febrero durante una reunión con Trump en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el presidente les pidió a él, a Jared Kushner, y otros funcionarios presentes que le dejaran a solas con Comey.

En la audiencia de la semana pasada, Comey expuso esa reunión del 14 de febrero el presidente Trump le solicito que dejara de lado la investigación del caso Rusia que involucraba al ex jefe del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, el general Michael Flynn.

Al momento de la audiencia, en Washington circulaba el rumor de que el presidente Trump considera la posibilidad de despedir a Robert Mueller, ex director del FBI a cargo de la investigación independiente del Departamento de Justicia sobre Rusia.

El caso de la presunta complicidad entre los rusos y la campaña de Trump para intervenir las elecciones presidenciales está sujeto a investigaciones por parte de los comités de inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes del Congreso Federal.

Con información de Revista Proceso.

El FBI investiga a Jared Kushner, yerno de Trump

Medios estadounidenses han informado que Jared Kushner, el yerno de Donald Trump, también está siendo investigado por el FBI, esto relacionado con la supuesta interferencia de Rusia en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

La especulación de que Kushner tuvo algo que ver con contactar a los rusos se debe en parte a que en marzo, la prensa confirmó que este asesor de la Casa Blanca se reunió en Diciembre con Sergei Kisiyak, el embajador ruso, en Washington.

Actualmente los dos centros de la investigación son Michael Flynn, el consejero de Seguridad Nacional de Trump que tuvo que dimitir ya que mintió sobre las conversaciones que sostuvo con Kisiyak. Y el otro es Paul Manafort  quien dirigió la campaña del ahora presidente hasta que en agosto se descubrieron los negocios que hacía con rusos y ucranianos.

Sin embargo, funcionarios le informaron a NBC que aunque el FBI cree que Kusher podría proporcionarles información importante, esto no implica que él haya cometido un delito por lo que se encuentra en una situación distinta a la de Flynn y Manafort que sí forman parte central de la investigación.

 

 

 

 

Donald Trump visita al Papa Francisco

El día de ayer, Trump continuó su primer gira internacional y su siguiente parada fue Roma, donde lo recibió el Papa Francisco en el Vaticano.

A las 8:20 am de este miércoles Donald Trump junto con Melania, su hija Ivanka y su yerno Jared Kusnher, fueron recibidos por el Pontífice.

Esta reunión tuvo lugar después de que a lo largo de la campaña de Trump y una vez que se volvió el presidente de los Estados Unidos, ambos han tenido divergencias, e incluso el Papa llego a cuestionar la cristiandad del mandatario.

A pesar de que la reunión fue un éxito, la tensión estaba presente entre ambos, en gran parte por las diferencias de opinión que han tenido sobre el cambio climático y la aceptación de los migrantes.

El Papa le sugirió a Trump que hablasen en privado, por lo que fueron a la biblioteca papal, acompañados solamente por un traductor, donde tuvieron una conversación de 29 minutos.

Siguiendo la tradición, Trump y el Papa intercambiaron regalos, el presidente estadounidense le dio una caja con libros de Martin Luther King, mientras que el Papa le entregó los documentos que ha escrito, entre ellos la encíclica Laudato si, donde habla extensivamente sobre el cuidado al medio ambiente.

El papa también le dio al mandatario una medalla con una grabación de una rama de oliva, y el Pontifice agregó dirigiendose a Trump que esta era un símbolo de paz y se la otorgaba para que él fuera un instrumento de paz también.

Al finalizar el encuentro, Trump se encontró con otros personajes importantes de la iglesia católica entre ellos el cardenal Pietro Parolin y Paul Gallagher el secretario para las Relaciones con los Estados.

 

 

Trump visita Arabia Saudí

Este sábado 20 de mayo, Donald Trump comenzó su primer gira internacional en Riad, Arabia Saudí, acompañado por su esposa Melania Trump, su hija Ivanka y yerno Jared Kushner, entre otros miembros de su gabinete.

El Rey Salman, que lleva en el poder apenas una semana, fue quien recibió a los pasajeros del Air Force One. Trump eligió este país mayormente musulmán como el primero en su agenda debido a las acusaciones que han surgido desde su campaña de que el ahora presidente es anti-musulmán.

El sábado también se firmó un contrato de venta de armas con un valor de 110 billones de dólares, con el fin de expandir las relaciones de seguridad ya existentes entre las dos naciones. Así mismo, el acuerdo tiene la finalidad de que Arabia Saudí modernice su ejército y siga luchando contra el terrorismo.

El domingo, 21 de mayo, Trump dio un discurso  de 36 minutos ante los líderes de 55 países con mayoría musulmana. En este, Trump aclaró que él no estaba tratando de decirles cual era la manera correcta de vivir si no de buscar un mejor futuro para todos.

Así mismo, el presidente estadounidense invitó a los líderes a luchar contra el terrorismo, agregando que esta es una pelea entre el bien y el mal y no una causada por diferencias religiosas y culturales.

Al hablar sobre Irán, Trump dijo que todos debían trabajar en conjunto para aislarlo hasta que el gobierno Iraní eligiera trabajar en pro de la paz. El mandatario también agregó que todos los presentes tenían una responsabilidad compartida para erradicar a ISIS y terminar con la crisis humanitaria en Siria.

El siguiente país que visitará Trump es Jerusalén y después hará paradas en Belén, Roma (donde el papa lo recibirá el 24 de mayo), Bruselas y Sicilia.

Mientras tanto, en Estados Unidos continúa la incertidumbre frente al hecho de que Trump compartió información sensible con Rusia, y despidió al director del FBI, James Comey.

 

 

¿Quiénes asesoran a Donald Trump?

Las relaciones entre Estados Unidos y México están en su peor momento. En lo que fue un estire y afloje el día de ayer, Peña canceló su visita a Washington, programada para el próximo martes.

Trump por su parte amenazó en no concretar ninguna reunión con su homólogo mexicano si México se seguía negando a pagar el muro fronterizo y no “mostraba respeto a Estados Unidos”.

Trump esperaba que México se doblegará ante sus exigencias. Esto no sucedió gracias a la presión de la sociedad pidiendo a Peña que, por dignidad, no asistiera a la reunión el martes.

Dando así un fuerte revés a la teoría del mundo paralelo de Donald Trump. Ahora, Trump propone que para que México pague el muro, se le ponga un impuesto del 20% a todos los productos que provengan de México.

Esta es ciertamente una de las medidas más torpes que he escuchado. Básicamente, será el consumidor estadounidense el que pague el muro, no una vez, sino dos veces. Con esta medida, la pregunta es, ¿quiénes asesoran a Trump?




El día de ayer un medio mexicano saco una nota que me pareció muy interesante. En la nota, confirman lo que se veía venir desde la campaña de Trump.

Steve Bannon y Kellyanne Conway son los manda más en la administración del nuevo presidente de Estados Unidos. Steve Bannon fue por mucho tiempo el editor general de Breitbart News, un sitio web de la ultra derecha, especialista en crear noticias falsas con el fin de llegar al público blanco supremacista, hoy es el principal consejero de Trump.

Por su parte, Kellyanne Conway apoyó en un inicio la campaña de Ted Cruz, para muchos analistas más peligroso que el empresario neoyorquino.

Después de las primarias republicanas, Conway se unió al equipo de Trump y hoy funge también como asesora del presidente.

Ambos personajes tienen perfiles 100% anti-inmigrantes, sobre todo Bannon. De hecho, Steve es quien ha asesorado a Trump en su política contra los mexicanos desde la campaña presidencial.

Por lo tanto, viene sin sorpresa alguna la rigida posición que ha tomado el gobierno de Donald. Tampoco nos deben de sorprender las decisiones tan reactivas y vicierales de Trump hacia la “desobediencia mexicana”.




Probablemente en los próximos días, semanas y meses veamos políticas más duras de Trump hacia México, el detalle es que tanto Conway y Bannon están tan cegados con su agenda anti inmigrante, que ignoran las repercusiones políticas y económicas que estas medidas tendrán en su país.

Por otro lado, según fuentes, fueron Bannon y Conway los que reventaron desde el miércoles las negociaciones entre la comitiva mexicana y Jared Kushner, amigo de Luis Videgaray y yerno de Donald Trump.

Ciertamente, gente dentro del gabinete del presidente originario de Nueva York, no quieren, ni les interesa tener una relación estrecha y sana con nuestro país.

Es momento que el gobierno mexicano tome una posición firme ante las amenazas de Trump y que, al contrario, sea nuestro país el que dicte hacia donde irá la relación con Estados Unidos y tal vez de esta forma tomar un lugar más importante en el juego geopolítico del continente americano.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”