Panorama lúgubre ante elecciones guatemaltecas

Comparte este artículo:

Después de una controvertida campaña electoral, los contendientes a la presidencia guatemalteca Salma Torres y Alejandro Giammattei lograron imponerse en la primera vuelta con un 25.7% y 13.8% respectivamente. No obstante, ninguno llegó al 50% necesario, por lo que pasaran a una segunda vuelta que se llevara a cabo hasta el 11 de agosto. 

Las elecciones llegan en un momento de incertidumbre y presión para el país centroamericano. Entre pobreza, la crisis migratoria y la inestabilidad institucional producto del gobierno de Jimmy Morales, los comicios reflejan un profundo malestar de la población con el rumbo del país. Por un lado, la suma de votos en blanco y votos nulos es mayor a la cantidad de votos que recibió Giammattei; al mismo tiempo, el “antivoto”, la hostilidad contra algún candidato en particular, ronda en el 49% hacia Torres.

Salma Torres fue primera dama de Guatemala durante la administración de Álvaro Colom (2008-2011). No obstante, al divorciarse de él buscó postularse (sin éxito) a la presidencia. La razón de este primer fracaso fue por la existencia de una ley que no permite a familiares directos al presidente en turno a postularse.  En esta ocasión, se postula por el partido centro-izquierdista Unión Nacional de la Esperanza, llevando así una agenda populista con iniciativas de asistencia social. Sin embargo, desde que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) buscó investigarla por financiamiento ilícito cometido en su campaña presidencial del 2015, su candidatura ha estado envuelta en el escándalo.

Por otra parte, Alejandro Giammattei es un férreo oponente de la Cicig, al argumentar que la necesidad de tener una fiscalía independiente impulsada por la ONU en Guatemala ha llegado a su fin. De hecho, impulsa una rígida agenda pro-militar de centro-derecha de parte del partido Vamos (fundado en 2017 por él mismo) tras tres intentos fallidos para llegar a la presidencia. De esta manera, se pone del lado de iniciativas como la del actual presidente Morales, que ordenó a la Cicig a cerrar sus puertas para septiembre de este año, inclusive cuando su trabajo llevó al encarcelamiento del ex-presidente, Otto Pérez Molina, en 2015.

(Fuente: BBC News)

“No necesitamos a México, ellos nos necesitan”, Trump en Fox News

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su país no necesita a México, esto tras ser cuestionado sobre si no le preocupaban las consecuencias que su amenaza arancelaria pueda tener en el T-MEC.

“No estoy preocupado porque ellos nos necesitan nosotros no los necesitamos, ellos nos necesitan. Nos robaron el 32 por ciento de nuestro negocio automotriz. El TLC es uno de los acuerdos más estúpidos en nuestros tiempos”, dijo Trump en una entrevista con Fox News.

Por otro lado, criticó que México permita la entrada de migrantes centroamericanos, y acusó que miles de estadounidenses mueren cada año a causa del consumo de drogas que se trafican en la frontera.

“Ellos mandan cada año drogas con un valor de 500 mil millones de dólares. Cien mil personas mueren cada año por lo que entra a nuestro país desde la frontera sur, desde Honduras, Guatemala y El Salvador. México no debería permitir que gente entre a su país”, declaró.

México deporta a 204 migrantes de regreso a Honduras

Comparte este artículo:

El Gobierno mexicano deportó a Honduras a 204 migrantes de este país, entre los que se encontraban menores de edad, que fueron regresados por vía aérea, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

De acuerdo con el INM, los dos centenares de migrantes de origen hondureño “tenían una condición de estancia irregular en México“.

Este grupo de migrantes fue trasladado por vía aérea desde la ciudad de Minatitlán, en Veracruz, hacia la hondureña San Pedro Sula, cerca de la frontera con Guatemala, tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Honduras.

En su comunicado, el INM sostuvo que cumplió “con las normas y procedimientos migratorios vigentes”.

Una nueva caravana migrante cruzó este viernes de madrugada la frontera entre Guatemala y México de manera irregular.

El Instituto informó entonces que “un grupo de aproximadamente 350 personas irrumpió de manera violenta en la frontera” puesto “rompieron el candado que cierra la reja fronteriza” y luego se le sumaron más personas, hasta ser unos 800 en total.

El Gobierno mexicano creó una visa especial por razones humanitarias que autoriza a los migrantes centroamericanos entrar y trabajar en México.

Sin embargo, varios grupos de migrantes han accedido al país sin cumplir el trámite de esperar en la frontera con Guatemala para que las autoridades mexicanas les entreguen esta tarjera.

En octubre de 2018, miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron sus países en distintas caravanas y atravesaron México con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo, en un éxodo que causó choques diplomáticos entre ambos países.

#ElTalónDeAquiles: “Maduro inmaduro”

Comparte este artículo:

Afirma el conocido animador de televisión peruano, Jaime Bayly, que Nicolás Maduro, lejos de ser un dictador de verdad, de los que da miedo, es un payaso: sus excursiones lingüísticas Shakespearianas, los pajarillos que lo sobrevuelan, y los “Back from the future”, son algunos ejemplos de sus excentricidades. Hoy, el régimen da sus últimos aleteos en un triste aislamiento. La situación va más allá de la tradicional oposición de derecha, la cual sigue denunciando la intención de cubanizar Venezuela (como si Cuba hubiera vivido la hiperinflación y Fidel Castro hubiese sido el hazmerreir de amigos y enemigos). No. En Venezuela, la realidad superó al peor de los temores. 

El aislamiento de Caracas es triste porque incluye, de manera clara y evidente, críticas de izquierda, que ven impotentes cómo las oportunidades de cambio y de justicia se fueron por la cloaca discursiva. Es decir, a los opositores tradicionales del chavismo, como lo son la derecha colombiana (hoy en la presidencia, de la mano de Iván Duque), y opositores menos tradicionales (como el recientemente electo Jair Bolsonaro, en Brasil), se les une líderes de centro-izquierda, como Alvarado (Costa Rica) y Trudeau (Canadá). Además, el heteróclito Grupo de Lima, compuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, y Santa Lucía, intenta desde 2017, a pesar de Caracas, encontrar una salida pacífica a la crisis. En fin, democracias europeas como Francia y España decidieron recientemente no seguir siendo indiferentes ante la parodia revolucionaria. El gobierno de Maduro sigue siendo reconocido por Bolivia, China, Cuba, Turquía, y otros tantos, pero ya no es reconocido por muchos otros.

Los demócratas progresistas nunca perdonaremos a la nomenclatura petro-chavista el haber fracasado en su intento por cambiar el destino de su país. Habrían podido desmontar el corporatismo creado por el Pacto de Punto Fijo, invertir en el futuro creando un sistema educativo competitivo, y poner la renta petrolera al servicio de la diversificación económica. Pero no. En vez de lanzar la revolución más radical que siempre ha requerido América Latina, la democracia, sustituyeron a los viejos receptores de las dádivas petroleras por nuevos actores. Ya no son los ricachones de los partidos políticos tradicionales los que se aprovechan del sistema, sino los nuevos líderes, prontamente corrompidos, del Partido Socialista Venezolano. Y en vez de educar y desarrollar, se fortaleció el clientelismo, fomentando así la dependencia económica de las clases sociales menos favorecidas a un sistema que no da herramientas para sobrevivir. Entonces, en vez de hacer germinar la democracia, se transformó el autoritarismo: se pasó de un corporatismo de centro-derecha a un confuso gobierno despojado de toda agenda izquierdista. Por su obstinada resistencia al cambio, el grupo fiel a Maduro es hoy más reaccionario que progresista. 

La última vez que escribí sobre Venezuela señalaba que la situación seguía degradándose en una certera descomposición de la revolución bolivariana. En mayo de 2017, se cumplían varias semanas de movilización social que había producido decenas de muertos. El gobierno argumentaba que la principal amenaza era la contrarrevolución (golpista) de derecha. Desde ese entonces, poco cambió pero todo empeoró: Maduro fue reelecto en un proceso electoral muy cuestionado a nivel nacional e internacional. Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó presidente legítimo del país. Mientras tanto, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) pronostica que la economía venezolana se contraerá el 10 % en 2019 mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una astronómica hiperinflación de 10,000,000%.

Maduro es inmaduro. Se aferra al poder y asegura que no hay crisis humanitaria en su país. Cree que todavía puede gobernar. Es posible que el dirigente bolivariano no tenga la sofisticación de líderes autoritarios como Vladimir Putin, y sí, es posible que sea un payaso. Pero sus excentricidades ya no hacen gracia y su testarudez es peligrosa, no solo para Venezuela, sino para toda la región latinoamericana. La invitación es clara: salir del poder ahora que todavía puede hacerlo. 

Fernando A. Chinchilla

Winnipeg (Canadá), febrero de 2019

Frenan nueva caravana migrante en Chiapas

Comparte este artículo:

Una nueva caravana migrante ingresó hoy a México por la frontera sur, pero a pocos kilómetros de avanzar en territorio nacional fue detenida y sus 200 integrantes llevados a instalaciones del INM.

Esta mañana, los indocumentados cruzaron el río Suchiate, que divide al País con Guatemala, y se enfilaron a pie hacia Tapachula.

Apenas habían avanzado unos 10 kilómetros cuando un operativo del Instituto Nacional de Migración y la Policía Federal los interceptó en el Municipio de Frontera Hidalgo.
Los agentes subieron a los extranjeros a cuatro autobuses y seis unidades tipo urvan para trasladarlos a la Estación Migratoria Siglo 21.
Fuentes de seguridad afirmaron que los migrantes no se resistieron a la detención por la promesa de que las autoridades les facilitarían los trámites de regularización o asilo, según lo que requieran.

A mediados de enero pasado una nueva oleada de centroamericanos llegó al País, por lo que el Gobierno federal implementó un programa emergente que facilitó la entrega de más de 12 mil tarjetas por razones humanitarias.

La medida fue cerrada a finales del mismo mes, pero grupos de migrantes siguen llegando a la frontera sur e ingresando a territorio mexicano.

#ElTalónDeAquiles: “Los éxodos de la vergüenza”

Comparte este artículo:

El 18 de enero de 2019, 1000 nuevos hondureños y salvadoreños fueron recibidos en México, en su travesía hacia los Estados Unidos. La cantidad de migrantes ya colapsó albergues y la inseguridad ha cobrado la vida a varios jóvenes. Por la gravedad de esta crisis humanitaria, cuyo epicentro es el Triángulo del Norte centroamericano, inicio el año esbozando las trayectorias históricas recientes de Honduras, El Salvador, y Guatemala. 

En junio de 2009, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya fue depuesto en un golpe de Estado por quienes afirmaban que el líder buscaba reformar la constitución para perpetuarse en el poder, siguiendo así el camino de sus compinches, Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales. La Organización de los Estados Americanos suspendió al país del sistema interamericano. El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Venezuela anunciaron sanciones, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) suspendieron la ayuda financiera, y los embajadores de la Unión Europea se retiraron. Pero de poco sirvieron los esfuerzos. El golpe derechista siguió su marcha: se decretó un estado de sitio y se juramentó a Roberto Micheletti como presidente de Honduras; posteriormente se realizaron elecciones que dieron como presidente electo a Porfirio Lobo. 

En El Salvador, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) lograba, de forma simultánea, un histórico triunfo electoral que puso fin a décadas de dominio de la derecha, representada en por la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Si, en la opinión de algunos, el gobierno de Mauricio Funes (2009-14), fue demasiado moderado, la elección de Salvador Sánchez Cerén (2014-19), un exguerrillero cuyo nombre de guerra fue comandante Leonel González, presagiaba un genuino viraje de izquierda. Pero el supuesto  causo poco impactó en la vida de los salvadoreños, muchos de los cuales debieron seguir pagando peajes a las Maras para no ser asesinados. La inseguridad siguió siendo el talón de Aquiles del país. 

En Guatemala, el triunfo electoral de Álvaro Colom (2008-12) abrió también un efímero periodo de esperanza progresista. Me ahorro los detalles, pero me permito recordar tres hechos. Primero, el General derechista Otto Pérez Molina (2012-15), su sucesor, renunció en septiembre 2015, luego de ser acusado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de cohecho pasivo y asociación ilícita en un caso de defraudación aduanera. Segundo, en febrero de 2018, Colom fue detenido por corrupción, en un caso que también fue revelado por la CICIG. En fin, el 7 de enero de 2019 el presidente Jimmy Morales (2016-…), un outsider sin ideología, intentó anular unilateralmente el acuerdo entre Guatemala y la Organización de Naciones Unidas (ONU) que da sustento a la CICIG, el cual lo investiga por irregularidades en su campaña electoral. 

Los constantes éxodos de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos son el resultado de la exclusión social, de las faltas de oportunidades, y de una crisis de seguridad sin precedentes que azota a los países del Triángulo Norte. Pero, además, recuérdese: el panorama migratorio centroamericano es aun más complejo, pues también incluye desplazamientos poblacionales hacia el sur. En los últimos meses del 2018, 21,000 estudiantes, activistas, políticos, empresarios, profesionales, profesores universitarios, y exmilitares nicaragüenses pidieron refugio en Costa Rica, debido a la deriva autoritaria del gobierno Ortega. Es decir, en 2019, los heterogéneos flujos migratorios dentro de, y desde Centroamérica, que incluyen a jóvenes, no tan jóvenes, hombres, mujeres, homosexuales y heterosexuales, educados y menos educados, tienen como único denominador común la miseria, de la cual intentan todos huir, y la cual se mezcla con, o es producto de, la violencia intrafamiliar y comunitaria, el crimen organizado, y la violencia perpetrada por el Estado. 

Se trata entonces de éxodos de la vergüenza, no de “caravanas” que romantizan lo inaceptable, porque desnudan el rotundo y patético fracaso de las clases políticas centroamericanas, sin importar su ideología de centro, de derecha, o de izquierda, a mejorar el bienestar de sus ciudadanos. 

Fernando A. Chinchilla 

Montreal (Canadá), 30 de enero de 2018

Trump amenaza con cerrar la frontera con México si no hay muro

Comparte este artículo:

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ésta mañana que cerrará la frontera sur por completo si los demócratas no avalan recursos para construir el muro fronterizo.

“Nos obligarán a cerrar la frontera sur por completo si los demócratas obstruccionistas no nos dan el dinero para terminar el muro y también cambiar las ridículas leyes de inmigración que someten a nuestro país. ¡Es difícil creer que haya un Congreso y un Presidente que lo aprobaría”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, volvió a atacar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al asegurar, como siempre, que su país pierde mil de millones de dólares cada año.

“Los Estados unidos pierden tanto dinero en el comercio con México bajo el TLCAN, más de 75 mil millones de dólares al año (sin incluir el dinero de la droga que sería muchas veces esa cantidad), que consideraría el cierre de la frontera sur una ‘operación de hacer ganancias’. Construiremos el muro o cerraremos la frontera sur. Traeremos nuestra industria automovilística de vuelta a los Estados Unidos, donde pertenece. Volver a pre-NAFTA, antes de que muchas de nuestras empresas y puestos de trabajo fueron tan totalmente enviados a México. O construimos el muro o cerramos la frontera”, agregó en otra serie de tweets el mandatario estadounidense.

Además, amenazó con quitar ayuda a Honduras, Guatemala y el Salvador, países de donde proviene gran parte del flujo migrante.

El día de ayer los líderes del Partido Republicano de la Cámara baja no llegaron a un acuerdo para una votación, por lo que el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos se prolongaría hasta la próxima semana.

(Con información de Grupo Reforma)

México invertirá 30 mmdd para Plan de Desarrollo Integral migratorio: Ebrard

Comparte este artículo:

El canciller Marcelo Ebrard anunció la inversión de 30 mil millones de dólares en el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, que pretende mitigar la migración hacia Estados Unidos.

En conferencia de prensa, Ebrard señaló que los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador también participarán en la implementación del Plan de Desarrollo Integral, en el que México relizará la inversión anunciada en los próximos cinco años, y cambiará su política migratoria para responder a las necesidades que requieren el sur de nuestro país y Centroamérica.

Ebrard dijo desde la Cumbre Intergubernamental para la Adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, que la implementación de este plan será más eficaz que cualquier otra política migratoria de contención, y que los países de la zona aspiran a que se alcance una visión regional en el tema migratorio.

De acuerdo con reportes del diario Reforma, en su participación, la canciller de Honduras María Dolores Agüero, expuso que el dinero que se invierta en la implementación del plan servirá para fomentar la creación de empleo y combate a la pobreza en los países del Triángulo Norte de Centroamérica y el sur de México.

La canciller explicó que con este plan, tienen como objetivo romper el ciclo migratorio con atención a sus causas estructurales: la pobreza, la desigualdad, la violencia y el desempleo.

El proyecto, informaron, está organizado en cuatro capítulos: el origen de la migración; el tránsito de los migrantes; el destino y retorno, que considera cómo recibirlos cuando deciden regresar.

El pasado 1 de diciembre, los gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador firmaron un entendimiento en el que se instruía a los cancilleres a trabajar en el diseño e implementación del plan, con la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

“En el Plan de Desarrollo Integral cambia el paradigma, no solamente de la migración y el desarrollo, sino de la cooperación hacia los países del sur”, subrayó la secretaria ejecutiva del mecanismo de Naciones Unidas, Alicia Bárcena.

Llegan a la CDMX 400 integrantes de la caravana migrante

Comparte este artículo:

Un grupo de unos 400 migrantes llegó la mañana de este domingo al estadio Jesús Martínez “Palillo” de la Magdalena Mixhuca, en la Ciudad Deportiva de Ciudad de México, donde el gobierno capitalino instaló el albergue, en el que ha garantizado el abasto de agua.

Algunos migrantes llegaron desde la noche del sábado. Fueron trasladados al albergue tras un recorrido nocturno de las autoridades como parte de la campaña “En Invierno Contigo”.

Los alimentos que han recibido son atún, arroz, un pan y agua. Se les entregaron cobijas y se les hizo una revisión médica. Además se instaló un comedor público y tinacos.

El contingente más grande de migrantes provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala, salió esta madrugada de Ciudad Isla y se dirige a Córdoba, Veracruz. Esta es la parte más importante de la caravana.

La segunda y tercera caravanas avanzan por Chiapas

La segunda caravana de migrantes, que ingresó a México el lunes, llegó este sábado a Pijijiapan desde Mapastepec, en el sureño estado de Chiapas.  

Este grupo va acompañado del dirigente de la organización Pueblos sin Fronteras, Irineo Mújica, quien organizó a las familias para que abordaran con orden vehículos de transporte público, particulares y de carga.

Por su parte, la tercera caravana, que cruzó el viernes el río Suchiate, que divide a México y Guatemala y que está integrada por unas 2,000 personas, permanece en la localidad de Metapa de Domínguez, ubicado sobre la carretera que lleva a Tapachula, en Chiapas.

La lluvia que cayó por la noche no les permitió avanzar porque sus pocas pertenencias se mojaron. La iglesia de la localidad les ofrece alimentos mientras secan sus pertenencias.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con movilizar hasta 15,000 efectivos a la frontera con México para impedir el paso de los migrantes.

Muere migrante al caer de auto en Huixtla, Chiapas

Comparte este artículo:

Un migrante centroamericano murió en el municipio de Huixtla, Chiapas, luego de caer de un auto en movimiento en el que viajaba.

Según medios locales, la persona falleció tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza.

Hasta ahora no se ha revelado la identidad de la víctima, pero se sabe que era miembro de la numerosa caravana de migrantes que busca llegar a los Estados Unidos.

Testigos del accidente detallaron que en el auto viajaban varias personas y que al parecer se soltó y se golpeó contra el asfalto de la carretera.

Trump anuncia reducción de ayuda a Centroamérica

El presidente Donald Trump dijo el lunes que Estados Unidos empezará a “interrumpir, o reducir sustancialmente”, la ayuda a tres países centroamericanos debido a la caravana de migrantes que se dirige a la frontera sur del país.

Trump tuiteó: “Guatemala, Honduras y El Salvador no fueron capaces de impedir que la gente saliera de su país y viniera ilegalmente a Estados Unidos“.

Los tres países recibieron en total algo más de 500 millones de dólares en financiamiento por parte de Estados Unidos en el año fiscal de 2017, aunque de momento no estaba claro cuánto pretende reducir el presidente estadounidense.

Las publicaciones matutinas en Twitter representan la escalada más reciente del presidente, que busca reinyectar las políticas de inmigración en la conversación nivel nacional de cara a las elecciones de mitad de periodo programadas para noviembre.

En una gira de tres días en los estados del Oeste del país la semana pasada, Trump alertó sobre miles de migrantes que viajaban hacia México con destino a Estados Unidos y amenazó con cerrar la frontera sur del país si no los detenían.

A medida que los migrantes continuaban con su trayecto de más de mil 440 kilómetros (900 millas) hacia la frontera sur de Estados Unidos, Trump tuiteó: “Tristemente, parece que la policía y el Ejército de México no pudieron detener a la caravana“.

“He alertado a la Patrulla Fronteriza y al Ejército que esta es una Emergencia Nacional“, agregó Trump. Funcionarios de la Casa Blanca no pudieron brindar detalles de inmediato.

El Pentágono no ha recibido órdenes para proporcionar elementos para la seguridad de la frontera, señaló el teniente coronel Jamie Davis, portavoz de la agencia.