Juzgado suspende definitivamente obras de Tren Maya en tres municipios de Yucatán

Comparte este artículo:

Un juzgado federal concedió a habitantes de Yucatán la suspensión definitiva de la obra del Tren Maya para tres municipios del estado. Esta cancelación se suma a las concedidas en semanas pasadas contra el Tramo 3.

El juzgado Tercero de Distrito, con sede en Yucatán, otorgó la suspensión definitiva con la cual las autoridades deberán abstenerse de llevar a cabo actos de construcción del Tren Maya, tras la aprobación de su Manifiesto de Impacto Ambiental.

Como se recordará, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), llevó a cabo una consulta pública en julio de 2020, sobre el impacto ambiental para informar sobre flora y fauna en riesgo por el proyecto.

En dicha consulta, algunas personas detectaron la omisión de ciertos anexos que se señalaba en la Manifestación de Impacto Ambiental del Tren Maya Fase 1, pero que no estaban integrados en el expediente a consultar.

Como consecuencia de ello, promovieron un amparo, el cual quedó radicado en el Juzgado Tercero de Distrito en Yucatán.

El pasado 21 de enero, este juzgado concedió la suspensión provisional donde prohibió la ejecución de obras nuevas de este proyecto en los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal.

Y, este 19 de febrero, resolvió la suspensión definitiva del proyecto del Tren Maya, con el cual mantuvo su decisión inicial de ordenar la detención de ejecuciones de obras nuevas, con la finalidad de mantener el estado de las cosas que se guardan al momento en tanto se resuelve el juicio principal.

El colectivo Kanan Derechos Humanos, a través de su vocero Miguel Anguas, señaló que “esta suspensión definitiva es importante, con ello podremos exigir el derecho a la información pública y obtener una sentencia favorable que se pueda materializar”.

Para el colectivo es importante la detención del proyecto para evitar daños irreparables a los derechos de todas las personas, específicamente a la participación pública, transparencia activa y medio ambiente sano.

Ahora, tienen la esperanza de que las autoridades respondan la demanda y se dicte una sentencia favorable en los próximos meses.

Por su parte, Fonatur, a través de su vocera, Geraldine Martínez Estrada, informó sobre el avance semanal y refirió que en el Tramo 3 se prosiguió “con la excavación de material rocoso, la construcción de pasos vehiculares y finalizamos las obras de drenaje transversal en distintos subtramos”, por lo que se mantiene la actividad pese a las suspensiones.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Aumenta rechazo al Tren Maya

Comparte este artículo:

Mientras representantes de comunidades indígenas que resultarán afectadas por la construcción del Tren Maya intensifican medidas para tratar de frenar el proyecto, recolectando incluso miles de firmas en rechazo a la obra, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresa al Gobierno federal su preocupación por el riesgo que representa para los derechos humanos de los pueblos originarios involucrados. 

Este miércoles, integrantes del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX) entregaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Campeche 268 mil 208 firmas para exigir que se niegue la autorización de impacto ambiental para la fase 1 del Tren.

Aseguran que el nombre del proyecto nada tiene que ver con la realidad, pues le llaman Tren Maya a una obra no avalada por su comunidad. 

Las firmas que fueron registradas en una petición publicada en la plataforma SalvaLaSelva.org advierten riesgo de despojo de tierras y tradicionales culturales con el proyecto, además de que, dicen, causará el desplazamiento forzado de indígenas, afectará diversos cuerpos de agua y su manejo, y aumentará la generación de residuos.

Por considerar que no se adecua a las normas ambientales, solicitaron a la Semarnat que niegue la autorización en materia de impacto ambiental del proyecto Proyecto Regional Fase 1 Tren Maya con clave 04CA2020V0009.

“Asimismo, solicitamos que conforme a sus facultades, garantice el cumplimiento de la normatividad ambiental mexicana suspendiendo las actividades de construcción del proyecto Tren Maya, por no contar con los elementos indispensables para la obtención de la autorización pretendida”, señalaron.

En ese contexto, seis relatores especiales de derechos humanos de la ONU advirtieron al Gobierno federal, a través de una carta, presuntas violaciones cometidas en contra de personas que habitan en la región por donde pasará el Tren Maya.

Principalmente, de sus derechos territoriales, su derecho a no ser desalojadas y su derecho a la salud. 

“Nos preocupa además la información que indica que el estudio de impacto ambiental haya sido inadecuado, conllevando riesgos de daños ambientales”, afirman en la misiva que fue difundida recientemente.

Los relatores además, se remiten a la consulta indígena en la que fungieron como observadores, y en la que detectaron violaciones al derecho a la consulta y consentimiento previo, libre e informado. 

Aseguran que el proceso fue impuesto simplemente para legitimar el proyecto. 

Siendo que la decisión estaba ya tomada al margen del consentimiento de las comunidades. No habría sido culturalmente adecuado, por el escaso tiempo, la falta de acuerdos previos sobre cómo se habría tenido que llevar a cabo y la creación de asambleas regionales que no corresponden a la manera de organizarse de las comunidades”, añaden.

(Fuentes: Grupo Reforma y El Mañanero Diario)

Dos Bocas ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Comparte este artículo:

La Refinería de Dos Bocas, Tabasco, ha sido planteada por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador desde su campaña, como un proyecto necesario para el desarrollo y la preservación de la seguridad energética del país.

En este sentido, poco se ha dicho por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Secretaría de Energía (SENER) y Petróleos Mexicanos (PEMEX) respecto al posible impacto ambiental durante la construcción de la obra y sus actividades posteriores, misma situación que ha generado incertidumbre entre distintos sectores de la sociedad con relación a la viabilidad ambiental del proyecto. 

Si bien, ya han sido señalados los diversos inconvenientes económicos, financieros y de diseño que pudiesen generarse a partir de la construcción de dicha obra, por parte de especialistas, poco se ha hablado de consecuencias ambientales concretas. Pero ¿qué antecedentes existen para poder tener una idea de los posibles efectos ambientales de una refinería de petróleo en México?

En 1933, la compañía “El Águila”, puso en operaciones una de las primeras refinerías de petróleo del país, ubicada en Azcapotzalco, al poniente de la Ciudad de México. Tras la expropiación petrolera de 1938, decretada por el general y entonces presidente de México, Lázaro Cárdenas del Rio, la refinería fue nacionalizada y tomó por nombre “18 de marzo”. 

La refinería operó poco menos de 60 años, produciendo principalmente gasolina, diésel, gas y algunos otros derivados y llegó a ser una de las plantas más importantes a nivel nacional, con una gran actividad que se vio reflejada en el incremento de su producción y  tamaño a lo largo del tiempo. Finalmente en 1991, esta refinería cerró sus puertas como una de las medidas para evitar la contaminación atmosférica de la Ciudad de México.

Sin embargo, la actividad durante más de medio siglo de esta planta de refinación, aún deja sentir sus efectos en la zona, independientemente del cese de emisiones atmosféricas, sus actividades provocaron un impacto importante en el suelo, debido a fugas de petróleo crudo y presencia de metales pesados, llegando  a reportarse contaminación en el acuífero de la ciudad (García & Fernández-Villagómez, 2014).

Con todo y las medidas implementadas por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) para tratar el sitio, este sigue siendo considerado  un foco de contaminación en la zona poniente del Valle de México, pese a la disminución en la concentración de algunos contaminantes, convirtiéndose en un pasivo ambiental, ya que representa una fuente constante de exposición a sustancias con efectos nocivos para la salud humana (García & Fernández-Villagómez, 2014).

Si bien, las medidas implementadas por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) tratar el sitio, ha logrado disminuir. 

Si bien caso representa un extremo y se entiende por el contexto en el que se construyó la Refinería 18 de marzo (ahora Parque Bicentenario),  existen experiencias positivas en cuanto al manejo amigable con el medio ambiente de procesos de refinación, como el caso de la Refinería de Cartagena en Colombia, que ha logrado, mediante tecnología de última generación, manejar sus residuos, emisiones atmosféricas y descargas con un impacto menor al medio ambiente (Informe 2018).

Con todo y los beneficios evidentes que la Refinería de dos Bocas traerá para los estados del sur y en paralelo a la voluntad política de combate a la corrupción que se ha dejado ver por parte del presidente de la república, experiencias como el Paso Exprés de la carretera México-Cuernavaca y la Línea 12 del Metro, son algunos de los fantasmas asociados a la corrupción y a la implementación fallida de proyectos de gran magnitud, no dejan de provocar inquietud por está mega obra.

Esperemos que el Gobierno Federal escuche a los especialistas y que el beneficio económico y desarrollo derivados de este proyecto, principalmente en el sur del país, no se vean reflejados en la degradación del ambiente en la zona, teniendo como experiencia el caso de la Refinería 18 de marzo, que a más de 25 años de su cierre, aun deja sentir sus efectos sobre la población de Azcapotzalco.

Víctor Manuel Toledo será el nuevo titular de la Semarnat

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que Víctor Manuel Toledo Manzur, doctor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), será el nuevo titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“He decidido nombrar al doctor Víctor Manuel Toledo como secretario de Medio Ambiente; es profesional especialista en la materia”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El nombramiento de Toledo se da después de que Josefa González Blanco Ortiz Mena presentara su renuncia como titular de la Semarnat la semana pasada, esto tras retrasar un vuelo comercial el viernes.

“No hay justificación. La verdadera transformación de México exige total congruencia con los valores de equidad y justicia. Nadie debe tener privilegios y el beneficio de uno, así sea para cumplir con sus funciones, no puede estar por encima del bienestar de la mayoría”, expuso la ex funcionaria en su cuenta de Twitter.

Toledo Manzur es biólogo egresado de la Facultad de Ciencias de esta casa de estudios. Además, es investigador del Instituto de Ecología de la UNAM, donde también obtuvo su maestría y doctorado.

México y el Cambio Ambiental

Comparte este artículo:

El medio ambiente es un tema complejo debido a que un pequeño cambio puede alterar todo el sistema. Bajo esta perspectiva, en el año de 1988 la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) crearon el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) con la responsabilidad, entre otras, de investigar el proceso del cambio climático. Este grupo determinó entre otras cosas las siguientes consecuencias del cambio climático generado por las actividades de la humanidad: 1) Aumento de la temperatura promedio global de los océanos y superficie terrestre, 2) Aumento promedio mundial del nivel del mar, 3) Modificación de los patrones naturales de precipitación, 4) Sequías más prolongadas y 5) Disminución de la productividad agrícola por mencionar algunos.

Las investigaciones sobre el cambio climático México demuestran por ejemplo que se ha vuelto más cálido desde 1960 y que la precipitación ha disminuido en la porción sureste desde hace medio siglo. Debe subrayarse que todas las naciones del mundo experimentan los efectos del cambio climático, es algo de lo que simplemente nadie se puede sustraer, y las pérdidas son  públicas y globales.

En este entorno primero se estableció el Protocolo de Kyoto que se adoptó  en el año de 1997 y entró en vigor en 2005, el cual no lo ratificó los Estados Unidos, el mayor emisor de gases de invernadero a nivel mundial. Posteriormente en la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que se celebró París en el año 2015, donde se logró que por primera vez casi todos los estados se pusieran de acuerdo sobre los métodos para reducir el cambio climático, Inclusive el papa Francisco publicó la encíclica Laudato si que llama a la acción contra el cambio climático. Puede apreciarse que se trata de un esfuerzo multilateral en el orden mundial, donde México participa con una agenda precisa, y donde su papel es relevante en el concierto de las naciones al ser la quinceava economía mundial.

México firmó el Acuerdo de París, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) Rafael Pacchiano Alamán lo hizo en representación del Presidente Lic. Enrique Peña Nieto. Posteriormente en diciembre del año 2016 en la Cumbre Mundial de la Biodiversidad COP 13 se estableció un compromiso que incluyó más de 110 países para incorporar criterios de biodiversidad en políticas forestales, agricultura, pesca y turismo.

México es un Estado a la vanguardia en estos procesos, donde destaca la Nueva Estrategia de Biodiversidad 2016-2030 que eleva a 37% el presupuesto para conservar la biodiversidad en México; en contraste permanece la interrogante sobre el papel de los E.U., dado que su Presidente no ratificó el Acuerdo de París, incluso con la presión de la OTAN, la Unión Europea, el grupo G7, y el Vaticano. 

Los nexos entre la política multilateral de México y la agenda de seguridad nacional es clara en el caso del medio ambiente; somos un actor global responsable que honra su compromiso como miembro fundador de los principales foros multilaterales, esto es, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), entre otros no menos relevantes. Más aún cuando es conocido a escala mundial que aplicar políticas que consideren el medio ambiente y la biodiversidad es tema de Seguridad Nacional, por los efectos que el cambio climático supone para poblaciones, ciudades, biodiversidad e inclusive para el desarrollo de los Estados.

Ahora el Presidente de los E.U. enfrenta cuatro problemas: 1) el cuestionamiento de la comunidad internacional; 2) las criticas a su visión sobre seguridad nacional y seguridad global; 3) las dudas sobre si E.U. podrá sustraerse a la generación de energías limpias; 4) el impacto económico que se derivará de la mayor competitividad de las economías que utilizan energías limpias; la sociedad abierta hoy se cierra ante la historia, página difícil en que ni las agencias de inteligencia de los Estados Unidos muestran capacidades para procesar la información de que disponen para proteger a su ciudadanía y explicársela a su Presidente.

El veto a la Ley de Protección y Bienestar Animal

Comparte este artículo:

El día de ayer anunció el Gobernador Independiente que vetaría el decreto aprobado por el Congreso del Estado de fecha 27 de abril del presente año, mediante el cual se expide la nueva “Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad del Estado de Nuevo León”, la cual abrogaría la vigente “Ley de Protección a los Animales para el Estado de Nuevo León”.

Si bien, la nueva Ley contiene mejoras en la materia, tales como mayor regulación en ciertas áreas que no eran contempladas, se pasaron por alto una cantidad importante de avances que ya se habían alcanzado en la ley anterior, y que con la entrada en vigor de la nueva que devendría de su publicación, resultaría en un retroceso a todas luces inadmisible, como lo han señalado ONGs en redes sociales (recabaron más de 5 mil firmas solicitando vetar dicha Ley en la plataforma “Change.org”) con las cuales ya se tuvo un acercamiento por parte de la Secretaría General de Gobierno.

Si bien, la nueva Ley contiene mejoras en la materia, tales como mayor regulación en ciertas áreas que no eran contempladas, se pasaron por alto una cantidad importante de avances que ya se habían alcanzado en la ley anterior, y que con la entrada en vigor de la nueva que devendría de su publicación, resultaría en un retroceso a todas luces inadmisible…

Les comparto las principales objeciones a la Ley, que a mi consideración ameritan su veto:

• En la ley anterior se prohíben expresamente las peleas de animales (excepto las de gallos, charreadas, novilladas y lidia de toros) y en la nueva ley se levanta la prohibición, lo cual permitiría las peleas entre perros y cualquier otra especie.

• En la ley nueva se habilita expresamente la venta de animales en los mercados cuando antes estaba prohibido.

• En la ley anterior estaba prohibida la cría, enajenación y exhibición de animales en instalaciones con uso de suelo habitacional. En la nueva ley levantan la prohibición.

• En la Ley anterior se protegía a toda clase de animales, cuando en la actual dejan fuera de toda tutela y protección de la Ley a los animales de producción (bueyes, vacas, cerdos, gallinas, etc). Dejarlos fuera de la Ley implica que podrían ser torturados impunemente.

• En la Ley anterior se protegía a todos los animales de los supuestos de maltrato y crueldad animal, y ahora solo protege a los domésticos, dejando fuera a los animales silvestres (águilas, coyotes, lobos, osos, ardillas, etc).

En la Ley anterior se protegía a toda clase de animales, cuando en la actual dejan fuera de toda tutela y protección de la Ley a los animales de producción (bueyes, vacas, cerdos, gallinas, etc). Dejarlos fuera de la Ley implica que podrían ser torturados impunemente.

Esto representaría un incumplimiento contractual al “Convenio Específico para la asunción de funciones en materia de vida silvestre”, que celebró el 12 de junio de 2014 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales con el OPD Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, pues el estado de Nuevo León, a través de este organismo que lo representa en la materia, asume la obligación de “promover y aplicar medidas relativas al trato digno y respetuoso de la fauna silvestre”.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”