No me gusta el 7-0

Este fin de semana estuve en casa de mis amigas la Nena y la Beba por el bautizo de un nietecito. Mientras nosotras jugábamos al té canasta, los muchachos estaban viendo un partido de fútbol, después de unas horas me enteré que hablaban de un 7-0, no entendí muy bien, pero creo que se refirieron al PRI.

Me enteré que Manlio Fabio Beltrone Capone, el siciliano dirigente del PRI renunció ante tal espantosa derrota de 7 gubernaturas perdidas frente a una alianza más antinatural que el matrimonio igualitario para el comediante/filósofo Francisco Labastida Ochoa entre el monaguillo Ricardo Anaya y el Club Atlético Chuchista.

Pobrecito Manlio, la presidencia se le fue en un velero llamado libertad… no se respira tanta tristeza y tanta zozobra ni en la casa del terrorista Javiercito Duarte. Se va con la cola entre las patas, no sin antes dejarles un recuerdito a la izquierda nacional llamándoles radicales, fascistas, homofóbicos y otras palabras que mi cabecita no quiere procesar.

Algunos de los presentes en el evento le echaban improperios a un tal Osorio… yo creo que se referían al pachuco de Osorio Chong por los hechos en Oaxaca que hasta ahora nadie sabe que pasó, pero que apegados a la Mexican tropical politik se resolverá en 5 minutos como dijo el sheriff Vicente Fox.

Nuestra Cámara de Diputeibols organizará la Comisión Mixta de Auscultación y Examinación de Nochistlan que armará una verdad histriónica que todos los voceros y portavoces del gobierno abrazarán como dogma de fe, una verdad más pura que el suave manto del profeta Andrés Manuel.

Yo creo firmemente que el PRI necesita recobrar el espíritu, la motivación, las ganas de seguir en el vacilón de la impunidad, necesita ese aliento que sólo puede dar el frijol con gorgojo, ese alimento místico prehispánico que tanto nos ha dado.

Otro que necesita algo de motivación es Agustín Basave que después de llegar a pie y como un total desconocido, logró obtener algunos triunfos por ahí; pero se nos desmotivó al ver como el monaguillo Ricardo Anaya se colgó la medalla solo con miras al 2018… Pobre Agustin, tanto que ayudó al pequeño niño de 39 años que ahora no le van a dar ni una escoba en los gobiernos “de coalición” con el PAN.

Ya más tranquilas después de tanto alboroto, la Nena, la Beba y yo nos pusimos muy tristes, dice Basave que el PRI quiere que el PRD lance a Silvano Aureoles, el monaguillo Anaya quiere destronar a Margarita La Calderona, el fuerte en el PRI ahora es Emilio Gamboa Patrón y el profeta de la paz y la reconciliación, el inmaculado Andrés dice que él va arriba en las encuestas…. En el 2018, todos vamos a perder por default. Ya vamos 7-0 perdiendo desde ahorita….

 

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La regla 10-8

El resultado del fin de semana de la selección mexicana tiene mucho para decirnos, más allá del resultado, nos habla de la mentalidad del futbolista mexicano y en cierta parte de la psique social que se tiene en el país.

Se vio la falta de hambre, de coraje, de espíritu combativo y de lucha… se murieron básicamente de nada. Y esto me recuerda a la recién aprobada regla 10-8 en la Liga MX por la Federación Mexicana de Fútbol.

La regla 10-8 elimina el límite de extranjeros en los clubes mexicanos permitiendo su libre entrada, solamente especificando que en un partido donde se convoquen 18 jugadores, 8 tengan que ser mexicanos por nacimiento.

La regla 10-8 elimina el límite de extranjeros en los clubes mexicanos permitiendo su libre entrada, solamente especificando que en un partido donde se convoquen 18 jugadores, 8 tengan que ser mexicanos por nacimiento.

La regla es polémica en su naturaleza, considera naturalizados como extranjeros violando la misma Constitución Mexicana, y maneja un extraño tratamiento a los “chicanos”.

El punto acá es que gran parte de la comunidad del fútbol se queja alegando la excesiva participación de extranjeros; sin embargo, si los mexicanos que destacan, los mexicanos que sí se ganaron un puesto con o sin extranjeros, dan un performance como el que se vio en California… pues podemos tener una liga sin extranjeros y el país seguirá sin tener elementos del top mundial.

Los jugadores no quieren competencia de extranjeros, se sienten afectados… Más afectados estamos los aficionados cuando en un país de más de 100 millones de aficionados, no salgan 11 jugadores que podamos presumir en el mundo.

Los jugadores no quieren competencia de extranjeros, se sienten afectados… Más afectados estamos los aficionados cuando en un país de más de 100 millones de aficionados, no salgan 11 jugadores que podamos presumir en el mundo.

El SIETE A CERO de ayer es una muestra más de la falta de hambre del jugador mexicano, se siente cómodo en su lugar, la prensa lo cobija… pero cuando se viene el juego clave, dirían en Argentina “viene el peche o”.

El menosprecio de la prensa y de los jugadores al seleccionado chileno fue tremendo. Por eso, los juegos se tienen que ganar en la cancha y no fue así.

VERGÜENZA.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Los hooligans de Monterrey

Hace 30 años, en junio de 1986, cientos de aficionados ingleses inundaban la ciudad de Monterrey para ver a su equipo jugar la fase de grupos de la Copa del Mundo jugada en nuestro país. Con la llegada de los ingleses, México conoció por primera vez a los hooligans, también llamados ultras que son una bola de inadaptados sociales que bajo el pretexto del futbol hacen N cantidad de desmanes y desorden por donde pasen. Tristemente, los hooligans son un sello característico que ha venido cargando el pueblo inglés durante años.

En esos días de ese Monterrey pre-urbanizado, los hooligans llegaron a la Central de Autobuses de Avenida Colón rumbo a la zona del Tecnológico donde jugarían contra Portugal y Marruecos. Comentarios de la época y narraciones periodísticas señalan la inoperancia de la policía y la sorpresa del público ante estos sujetos que hicieron destrozos en su paso.

Esa fase de grupos que fue algo complicada para Inglaterra, aunado al calor infernal que se vivía en ese mes, increpó a los hooligans de tal manera que tenían que sacar su coraje de algún modo.

En esos días de ese Monterrey pre-urbanizado, los hooligans llegaron a la Central de Autobuses de Avenida Colón rumbo a la zona del Tecnológico donde jugarían contra Portugal y Marruecos.

Escandalizaron en las cantinas del Centro, tuvieron varias batallas campales a las afueras del Estadio Tecnológico contra mexicanos que les hicieron frente con unos cuantos detenidos y para terminar de burlarse de la autoridad, hombres y mujeres se bañaron sin ningún pudor enfrente del Palacio de Gobierno ante la mirada burlona de la policía.

Paren a los hooligans es el clamor en Monterrey” tituló El Norte en esos días. Ahora en 2016, el fenómeno se repite en Francia, los hooligans ingleses se enfrentaron a otros igual de violentos como son los ultras rusos.

Decenas de lesionados y daños en negocios dejaron en Marsella que sin deberla ni temerla ha tenido que pagar el plato roto del nulo control de la seguridad. A diferencia de los policías regiomontanos de 1986 que solo se reían de ver a los hooligans desnudos bañándose en la Macroplaza, en Francia han tomado medidas serias y apropiadas.

De inicio, han puesto sobre la mesa la eliminación de Rusia e Inglaterra como medida final si los altercados continúan. Aparte de eso, han decidido escoltar a estos grupos antes y después de los partidos y expulsar del país a todo aquel desquiciado que siga causando problemas.

A diferencia de los policías regiomontanos de 1986 que solo se reían de ver a los hooligans desnudos bañándose en la Macroplaza, en Francia han tomado medidas serias y apropiadas. De inicio, han puesto sobre la mesa la eliminación de Rusia e Inglaterra como medida final si los altercados continúan.

A reserva de las subsecuentes investigaciones que se harán de cada caso, vemos como la seguridad nacional se pone en riesgo por sujetos descontrolados y carentes de límites que son usados por células del crimen para hacer sus fechorías. Esto no es nada nuevo, ni dejará de pasar tristemente… sin embargo, es preciso señalar que en Francia se están tomando medidas que aquí en México debemos copiar y aplicar no solo en espectáculos deportivos sino de cualquier tipo.

Las barras, que son la versión tropical de los hooligans en México, son grupos que se comportan y actúan por líderes que cual cártel manipulan y agreden a todo aquel que consideren enemigo.

Quizás en México no tenemos en las barras el nivel de violencia que tienen en Inglaterra pero, en un país donde la violencia es casi endémica, no estamos para tolerar más cosas como esta.

30 años pasaron desde el paso hooligan en Monterrey y el gol con la mano de Maradona que los eliminó. Con la mano, la mano de la cero-tolerancia debemos acabar con las barras en México que no le aportan nada al fútbol ni le aportarán y así cortar de tajo cualquier elemento violento bajo el auspicio de una camiseta de un equipo…

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Tamaulipas: El secuestro del diablo

Este fin de semana nos hemos enterado del secuestro de Alan Pulido, futbolista mexicano y también de las múltiples acusaciones de vínculos con el narco tanto del candidato del PRI como el candidato del PAN a la gubernatura de Tamaulipas.

Estimado lector, ¿usted cree que la situación cambiará con el PRI, PAN, PRD o Morena? Nadie tiene idea de lo que pasa, nadie sabe que sucede ni nadie sabe cómo resolverlo.

Tamaulipas, un hermoso estado lleno de gente trabajadora, excelentes músicos norteños, tierra de petroleros y extensas tierras de cultivo está secuestrado por las garras de la corrupción, el nepotismo y el crimen organizado el cual controla cada centímetro del estado.

Tamaulipas, un hermoso estado lleno de gente trabajadora, excelentes músicos norteños, tierra de petroleros y extensas tierras de cultivo está secuestrado por las garras de la corrupción, el nepotismo y el crimen organizado el cual controla cada centímetro del estado.

¿Más soldados, más armas? Ya quedó claro que si el Estado pone 2 fusiles, el narco pone 3, si el Estado pone 1 retén, el narco pone 2, la ley de ojo por ojo y diente por diente.

El Estado mexicano está totalmente rebasado en este estado y no se vislumbra un cambio pronto. Tamaulipas es un muerto que respira artificialmente, que vive en una simulación de poderes, de evasión de la realidad y crisis permanente.

Desde Tampico a Díaz Ordaz, desde San Fernando a Matamoros, los tamaulipecos están siendo ultrajados desde hace años donde el crimen es regla y ley. Son víctimas, como cada uno de los mexicanos, de la narcoguerra que vivimos, de la era de terror en la que entramos desde a principios de los 2000s.

Desde Tampico a Díaz Ordaz, desde San Fernando a Matamoros, los tamaulipecos están siendo ultrajados desde hace años donde el crimen es regla y ley.

Alan Pulido no tiene la culpa de ser famoso, el Estado puso todos los recursos al servicio de la búsqueda y localización del joven a diferencia de cualquier tipo que pasa por la misma situación. Usted y yo lo sabemos, el peso de la prensa es atroz. Sin embargo, quizás esto sea la llamada de alerta que necesitaba el estado de Tamaulipas para pasar de la indignación a la acción.

No sé si Cabeza de Vaca o Baltazar Hinojosa sean narcos, se nota que los partidos no y el INE menos, los tamaulipecos ya van perdieron 3-0 sin jugar, ya perdieron desde hace tiempo, ¿Quién carajos irá a votar? , ¿A quién le interesa votar? ¿Para qué? El demonio llamado Cártel de los Zetas tiene el estado en un puño… Tamaulipas, su rehén.

P.D Felicidades Egidio Torre, gobernador que ganó por lástima, por este logro de la liberación de Pulido. Gracias…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Cuando el fútbol conoce la política”

El día de ayer en un hecho lamentable, el jugador mexicano de fútbol Alan Pulido fue secuestrado cuando salía de una fiesta cerca de su natal Ciudad Victoria en Tamaulipas. Aunque Pulido no es el único ni el último caso de desaparición forzada en nuestro país, su secuestro viene en un momento importante en las elecciones para la gubernatura del Estado de Tamaulipas y otras 11 entidades de la República Mexicana.

Ayer varios usuarios en las redes sociales decían lo siguiente “El crimen organizado ya hizo su voto en Tamaulipas” y esto puede ser cierto. Actualmente la elección en este Estado se encuentra muy peleada entre los candidatos del PRI, representado por Baltazar Hinojosa y el PAN representado por Francisco Cabeza de Vaca. Para muchos analistas políticos el PRI podría perder la elección en un estado que nunca ha visto la alternancia política. El secuestro de Pulido puede ser el claro mensaje de que para el crimen organizado el tiempo del PRI se ha acabado y que para ellos su gallo es Cabeza de Vaca.

Para muchos analistas políticos el PRI podría perder la elección en un estado que nunca ha visto la alternancia política. El secuestro de Pulido puede ser el claro mensaje de que para el crimen organizado el tiempo del PRI se ha acabado y que para ellos su gallo es Cabeza de Vaca.

Se que suena muy descabellado llegar a la conclusión, pero estimado lector, ¿no se le hace raro que el secuestro de una figura venga en una fecha tan pegada a las próximas elecciones? Hasta el cinco de junio sabremos si este hecho tuvo o no efecto.

Pasando a otros estados, todo parece indicar que el efecto “Bronco” de los candidatos independientes perderá terreno durante estas elecciones, pues volviendo a Tamaulipas el candidato independiente al no ver posibilidades de ganar la elección declino a favor de Baltazar Hinojosa.

Mientras tanto en otros estados como por ejemplo Quintana Roo, el independiente ni siquiera pinta en las elecciones y es que el efecto en estas elecciones ha sido la mancuerna que han hecho el PAN y el PRD en varios estados del país, con esta mancuerna procuraron mantener una ventaja sobre candidatos independientes a la gubernatura y de esa manera darle competencia al PRI, pues corre peligro de perder Quintana Roo y Veracruz por esta alianza, aunque la historia en Veracruz podría tener un cambio muy brusco, pues no podemos dejar afuera al candidato de Morena.

Mientras tanto en otros estados como por ejemplo Quintana Roo, el independiente ni siquiera pinta en las elecciones y es que el efecto en estas elecciones ha sido la mancuerna que han hecho el PAN y el PRD

Sean cual sean los resultados del próximo cinco de junio, podemos estar seguros que el PRI perderá más de uno de sus bastiones y con el reciente secuestro de Alan Pulido la elección en Tamaulipas se calienta y no solo eso, estaría dándole probablemente la victoria al candidato del PAN, se nos viene una buena semana.

P.D. Mis pensamientos y oraciones están con la familia y amigos de Alan Pulido, pero también de los miles de desaparecidos en todo México.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL GRITO MÁS FAMOSO DEL FÚTBOL

Para todos aquellos que gustamos del deporte del balompié y que seguimos a la Selección Mexicana de Fútboles o algún club de la Liga MX, nos vemos expuestos a una gran cantidad de actitudes y situaciones cuando vemos un partido, particularmente si acudimos al estadio. Vemos las banderas, vivimos los gritos de gol, cantamos las porras y nos ponemos contentos cuando nuestros equipos ganan; pero desafortunadamente se han hecho costumbre y cada vez más común las actitudes negativas de discriminación, racismo y violencia en los estadios.

Hace algunas semanas, tu servidor comentaba precisamente acerca de este último tema y las graves consecuencias a las que ha llegado el desborde de la pasión por los equipos y que se ha convertido en fanatismo sin límites, pero hoy, el tema central de la discusión no es precisamente la violencia física, sino también la psicológica y que ha probado ser un catalizador importante de sucesos que terminan en desastres. En una palabra, el grito de ‘puto’.

De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, ‘puto’ tiene varios significados; todos ellos oscilantes entre un fenómeno con una connotación negativa y la sodomía y prostitución. En México, la palabra es frecuentemente usada para referirse a una persona homosexual o que tiene tendencias de serlo… y también es el grito que se oye en los estadios cada que el portero del equipo visitante despeja la pelota desde un saque de meta.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte??

Si bien el origen de este grito se remonta a poco menos de veinte años en nuestro fútbol, es posible decir que comenzó a popularizarse a nivel mundial desde el Mundial de Sudáfrica 2010, donde además del estruendo de las vuvuzelas, los mexicanos que acudieron al espectáculo deportivo se encargaron de dispersarlo tan rápido como fuera posible, tanto que el grito se escuchó incluso en partidos donde México no estaba jugando ni había aficionados mexicanos. Sin embargo, fue hasta la pasada Copa del Mundo en Brasil donde finalmente la FIFA empezó a prestar más atención al fenómeno y recientemente la FMF ha sido multada por una cantidad que excede los US$20,000.00, esto de acuerdo a información del portal noticioso, El País.

Como respuesta a este fenómeno, el día de ayer se hizo oficial una campaña llamada “Abrazados por el Fútbol” que tiene por objetivo, entre otras cosas, evitar que dentro del fútbol mexicano se pregonen las prácticas distintas al respeto y los buenos valores, a través de resaltar al deporte como un elemento de unidad social y no como algo que genere diferencias entre los aficionados. Esta campaña fue lanzada directamente desde el portal web de la Selección Nacional y le acompaña un video que comparto a continuación: https://www.youtube.com/watch?v=w0bt2SvCpig

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

Las preguntas: ¿Será este esfuerzo de la Selección Mexicana una ‘buena propuesta’ más? ¿O acaso será esta campaña un éxito rotundo? La respuesta: muy probablemente esto no tendrá ningún impacto. ¿Por qué el negativismo? Porque si nos remitimos al esfuerzo primario que se ha hecho dentro de nuestro fútbol nacional al haber ‘modificado el formato’ de competición de la antigua Primera División, haber creado un ‘himno’ con la intención de unirnos, y estar invitando a niños, mujeres y personas con discapacidad a que nos recuerden que el fútbol es un deporte que se debe de ‘jugar limpio’ y que debemos ‘sentir nuestra liga’; si creemos que esto ha dado algún tipo de rédito a nuestro espectáculo nacional, entonces estamos en un completo error.

A opinión de quien escribe, Decio de María y Justino Compeán lograron, una vez más, marear a la afición e hicieron uso de sus trucos de viejos lobos de mar para simular que hacían una buena administración de la liga, pero lo único que hicieron fue reunir más patrocinadores, lo que no necesariamente significó un progreso para el deporte, sino que fue más una excelente negociación donde, como es costumbre, quien partió y repartió se llevó la mejor parte.

…una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte? ¿Por qué no, y ya en el terreno de lo deportivo, reinventar las posiciones así como lo hizo Jorge Campos o inventando regates como Cuauhtémoc Blanco? ¿No nos gustaría algún día tener la jerarquía, trascendencia e impacto que tienen los países europeos? Aunque parezca broma, son este tipo de cosas que, de a poco, determinan la calidad de ligas y su prestigio.

El debate no termina en decir si el grito es homofóbico o no, ni tampoco termina en excusarnos y decir que el grito es únicamente para distraer al portero rival o que se hace como parte del folclor que le damos a nuestra liga y nuestra forma de ver el fútbol. Considero que el debate terminará el día en que se presenten soluciones y alternativas para que la afición verdaderamente se alinee a este tipo de pensamiento positivo y dejemos de ser mala influencia para el resto del mundo. Por ejemplo, una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

…y todo esto por cuatro letras.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Quién es el culpable de la violencia en los estadios?

Hay situaciones en donde la pasión por el deporte nos rebasa y nos dejamos dominar por el sentimiento que tenemos en ese momento. Hay ocasiones en las que nos sentimos agredidos o faltados al respeto con cualquier tipo de comentario; veces que estamos irritables, pero también, y es muy valioso reconocerlo, que nosotros igualmente hemos estado del otro lado de la grosería, del insulto, del sarcasmo y del comentario malintencionado; y que gracias a todo esto afectamos a otros. Aunque estas situaciones se viven en todo tipo de ámbitos, para efectos de esta narrativa, me permitiré abordar el tema de la violencia en relación con el fútbol.

Hace un par de fin de semanas, Monterrey vivió un paro sabatino que ha venido experimentando por lo menos dos veces al año durante las últimas décadas. Hay ocasiones en las que el paro también se da entre semana, pero garantía hay de que dos veces al año se vive. Este ‘paro’ al que me refiero se llama “Clásico Regio”. El Club de Fútbol Monterrey y los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León generan tanto furor y pasión que la ciudad misma se prepara con semanas de anticipación para recibir a los aficionados que se vuelcan con todo en favor de sus equipos. Lógicamente, entre más personas hay involucradas en un acontecimiento, nos podremos encontrar con más visiones, ergo con diferentes tipos de personas.

La violencia en los estadios es un fenómeno global que aqueja a todos los países y que se sufre cada fin de semana en alguna parte del mundo.

Según información del periódico El Horizonte, en el pasado clásico 106, al menos seis personas fueron detenidas por las autoridades y, ya que recientemente se aprobó un nuevo decreto que busca erradicar por completo la violencia en los estadios, los detenidos podrían ser multados con hasta $15,000.00 MN o bien pagar una condena de hasta cuatro años en prisión. Fuera de ello, y como es de conocimiento para todos quienes vivimos en Monterrey y su área metropolitana, los enfrentamientos a palos, pedradas, golpes y patadas se registraron en múltiples ocasiones y principalmente en las inmediaciones del inmueble. Este fin de semana, la historia se repite durante el América contra Chivas donde –y casi de forma literal– los equipos se batieron a duelo en el estadio Omnilife ubicado en la ciudad de Zapopan, Jalisco. Al igual que en el clásico regio, los disturbios, las riñas y los altercados no se hicieron esperar y varias personas resultaron detenidas por participar en estos actos y por alterar el orden.

Historias como estas no son exclusivas de este torneo, ni de esta liga, ni de este país, ni tampoco de esta época. La violencia en los estadios es un fenómeno global que aqueja a todos los países y que se sufre cada fin de semana en alguna parte del mundo. No debemos olvidar que, aunque ajeno al encuentro, no hace mucho existió un atentado en París mientras se jugaba un Alemania-Francia, o las varias avalanchas de gente que han provocado el tumulto y la desesperación por salir de los estadios; incluso en nuestro país ha habido muertes dentro de un estadio (Nou Camp del León) a consecuencia de los actos violentos por el desborde de la pasión.

¿Es imponer restricciones en los estadios y multar a los jugadores tras sus agresiones la solución al problema? Probablemente ayudan y ponen a pensar a las personas, pero lo interesante aquí es que no solamente ellos tienen un rol importante en cómo se vive la pasión por los equipos.

La pregunta: ¿Son los aficionados los únicos responsables de que exista violencia en los estadios? La respuesta: para nada. ¿Qué pasará por la mente de los jugadores al exhibirse frente a 40 o 50 mil espectadores mientras tienen como objetivo golpear al rival? ¿Qué sentirán al después verse en las repeticiones de las cadenas nacionales e internacionales agrediendo a un contrario? ¿O al ver sus caras en los diarios? Desafortunadamente, y para mal de todos los aficionados al fÚtbol, existen personas que alaban este tipo de actos y gustan de ver a sus jugadores agrediendo a los del otro equipo, alegando que ‘así se nota que los jugadores también viven la pasión’.

¿Es imponer restricciones en los estadios y multar a los jugadores tras sus agresiones la solución al problema? Probablemente ayudan y ponen a pensar a las personas, pero lo interesante aquí es que no solamente ellos tienen un rol importante en cómo se vive la pasión por los equipos. Los medios de comunicación –y en particular Multimedios Televisión y Radio– se han volcado a fomentar la violencia entre ambas aficiones al constantemente estar generando polémica sin fundamentos objetivos, o contribuyendo al dar motes como ‘el estadio de la violencia’ al referirse al Estadio BBVA Bancomer. Pero no solamente los medios son los que se encargan de esto, sino también algunas instituciones generan sentimientos de odio y violencia, como el Club Santos, que ha decidido llamar a su estadio ‘La Casa del Dolor Ajeno’, provocando que los aficionados se predispongan en contra de sus rivales en lugar de vivir en un clima de respeto.

Lectores, vivamos el fútbol como un deporte y no lo convirtamos en un asunto de desestabilización social ni le imprimamos tintes políticos, porque no vaya a ser que un día nuestros estadios se vean manchados de sangre, como alguna vez sucedió en el Estadio Nacional de Chile, donde por la pasión al deporte y las ideologías políticas, muchas personas vieron el final de sus vidas antes de los 90 minutos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Cuauhtémoc, el último emperador azteca

Este fin de semana tuvimos el retiro de unos de los jugadores más emblemáticos en la historia del futbol nacional. Cuauhtémoc Blanco, ídolo de multitudes, querido, odiado; a sus 43 años regresó del retiro para jugar un partido oficial.

Críticas hay muchas, debido a que como alcalde, no puede participar en eventos deportivos de la Liga, sin embargo, el América se pasó por el arco del triunfo el reglamento y el juego se llevó a cabo.

Cuauhtémoc Blanco, ídolo de multitudes, querido, odiado; a sus 43 años regresó del retiro para jugar un partido oficial.

Hablar de Blanco no es solamente hablar de un futbolista común. Blanco reúne todas las características para ser un ídolo popular. Nacido en el barrio, criado en el barrio, mentalidad ganadora; llegó a la Primera División por su talento y su calidad. Fue el gran holandés Leo Beenhakker quien le dio constancia en la titularidad a pesar de su juventud, algo poco común ahora con tan pocos debuts por temporada.

Cuauhtémoc, encarna hasta en el nombre la estirpe de gente del pueblo. Talentoso, líder, polémico… y muchos dirán “hasta con las mujeres era bueno”.

De su carrera política, no hay que hablar mucho, no le veo la vocación ni disposición para tener un cargo así.

Una trágica lesión de un jugador trinitario le cortó el sueño de tener una buena temporada en España donde jugó poco pero metió algunos goles, incluyendo uno al Real Madrid en su casa.

De su carrera política, no hay que hablar mucho, no le veo la vocación ni disposición para tener un cargo así. Lo que importa es su carrera deportiva, su legado, sus goles, su Cuauhtemiña contra Corea del Sur, su personalidad y el hueco tan grande que deja en nuestro fútbol.

Te recordaremos siempre, Blanco, por tu gol contra Bélgica en 1998, cuando salvaste a la selección contra Honduras en 2002, contra El Salvador en 2010, tu gol histórico contra Francia en el mundial de Sudáfrica.

Se marcha el último ídolo del equipo más odiado de México, un equipo que tardará años en encontrar su sucesor.
Gracias CuauhtÉmoc, gracias por tanto…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Gobierno y futbol: Un matrimonio tóxico

La semana pasada hablaba de la inconstitucionalidad de reducir el número de jugadores naturalizados mexicanos en la Primera División de México de futbol. La relación gobierno-futbol siempre es peligrosa por el oportunismo y el ventajismo de actores políticos que ven en el deporte una manera fácil de comprar a un público.

La relación gobierno-futbol siempre es peligrosa por el oportunismo y el ventajismo de actores políticos que ven en el deporte una manera fácil de comprar a un público.

Hace unas semanas en Argentina, entró en funciones como presidente el ingeniero Mauricio Macri con un perfil empresarial con experiencia en el futbol precisamente. Una de las primeras medidas que ha tomado es revisar y analizar el programa gubernamental llamado “Futbol para todos”.

“Futbol para todos”, amigo lector, hasta hace un año, era un programa gubernamental donde el Estado pagaba a la AFA (Asociación de Futbol Argentino) por los derechos de transmisión de todos y cada uno de los partidos de la Primera División, la Copa Argentina y el Nacional B (Segunda División) incluidos los derechos de partidos de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana donde participen equipos argentinos, claro está.

Esta “nacionalización” del futbol surgió en 2009 a raíz de problemas financieros de los clubes y que sería canalizado como política pública en el gobierno populista de la familia Kirchner.

Esta “nacionalización” del futbol surgió en 2009 a raíz de problemas financieros de los clubes y que sería canalizado como política pública en el gobierno populista de la familia Kirchner.

Un partido puede ser visto gratuitamente en todo el país en el canal que corresponda al equipo con los analistas del canal pero los derechos del programa y la publicidad en el tiempo aire es totalmente del gobierno.

De esta manera, un partido puede ser visto gratuitamente en todo el país en el canal que corresponda al equipo con los analistas del canal pero los derechos del programa y la publicidad en el tiempo aire es totalmente del gobierno. Solo hay un inversor privado quien compra el patrocinio del torneo y por tanto el torneo lleva su nombre. (Torneo Iveco, en algunos años, por una marca de camiones).

Para ejemplificar de mejor manera, supongamos que un partido entre Tigres y Monterrey que transmite Televisa fuera transmitido con sus analistas con publicidad del gobierno nacional (no estatal, no municipal) y que Bimbo fuera el único patrocinador privado autorizado, dando en el medio tiempo paso a un comercial de la Sedesol. Así de extraño como parece, así lo configuraron allá.

Visto de cualquier ángulo, “Futbol para todos” es una aberración completa del malgasto del dinero público en un servicio que si bien es de interés de gran parte de la ciudadanía, es un despilfarro de los impuestos a entidades privadas.

Visto de cualquier ángulo, “Futbol para todos” es una aberración completa del malgasto del dinero público en un servicio que si bien es de interés de gran parte de la ciudadanía, es un despilfarro de los impuestos a entidades privadas.

En estos días, el gobierno de Macri renegoció el contrato haciendo una especie de licitación con los canales para vender los derechos de transmisión por equipo. Se deshizo de la B Nacional y se quitó de intermediario a la AFA, pero no canceló el programa por presiones del lobby de los clubes y de algunos diputados kirchneristas. Sin embargo, aún y que con esta medida, el Estado recupera poco más de 200 millones de pesos; el Estado argentino paga actualmente 1500 millones de pesos argentinos, lo cual sigue siendo un sinsentido que habrá que resolver.

Es triste ver como en las redes se ve a muchos ciudadanos enojados por los recortes a esta medida hablando de que era un “beneficio del pueblo” cuando Argentina tiene millones en el hambre, la desnutrición, el abandono y la dejadez de un gobierno que prefiere invertir en un espectáculo que en la creación de nuevos hospitales, de nueva infraestructura carretera o educativa.

No cabe duda que “Futbol para todos” es una imagen más del cáncer que representa el populismo en América Latina y lo distante que está Argentina de lo que hace 100 años fue: un país primer mundista, industrial y en crecimiento.

El Ingeniero Macri tiene muchos retos más por afrontar, pero es menester quitarse todas esas medidas clientelares del gobierno anterior que solo limitan y detienen el desarrollo de Argentina. Sin embargo, ¿habrá castigo del electorado?

Esperemos que ningún político nuestro agarre ideas de esto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Fútbol inconstitucional

El artículo 1° de la Constitución Mexicana en su tercer párrafo dice: “Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”

El Club Pachuca en nombre de su presidente Jesús Martínez lanzó una declaratoria a los medios de comunicación sobre la conveniencia de reducir el número de jugadores naturalizados mexicanos que juegan en la Primera División de México.

Hace un par de semanas, el Club Pachuca en nombre de su presidente Jesús Martínez lanzó una declaratoria a los medios de comunicación sobre la conveniencia de reducir el número de jugadores naturalizados mexicanos que juegan en la Primera División de México.

Jesús Martínez y algunos otros actores importantes del fútbol mexicano han venido planteando la idea de reducir el número de extranjeros por equipo (cinco actualmente) y, en específico, la estrategia del Club Pachuca es la de reducir el número de naturalizados.

En la lógica de Martínez, los mexicanos por naturalización son sujetos a diferente trato que los mexicanos por nacimiento restándoles derechos ganados ante la ley y poniéndolos como mexicanos de segunda clase.

El proyecto de Martínez es uno insensato contra conceptos elementales como la competencia, la demanda y la oferta y sobretodo, la Constitución Mexicana. En la lógica de Martínez, los mexicanos por naturalización son sujetos a diferente trato que los mexicanos por nacimiento restándoles derechos ganados ante la ley y poniéndolos como mexicanos de segunda clase.

Esto ha suscitado diferentes reacciones y opiniones de diversos jugadores, tanto mexicanos como naturalizados que causan revuelo en los periódicos, cuando el tema quizás no merece dicha atención.

El límite de naturalizados es inconstitucional porque marca diferencias entre mexicanos. Si bien es cierto, la nacionalidad puede ser adquirida por diversas razones, es totalmente injusto darle prioridad a unos sobre otros en cuestiones laborales. Es otra forma de discriminación.

Incluso voy más alla, el límite de cinco extranjeros es otro sinsentido anacrónico que no brinda ningún beneficio a la industria del fútbol. Recordemos, el futbol es un negocio, no es algo sujeto al patriotismo ni es un emblema patrio. En el mundo globalizado de hoy en día, donde en Europa, la ley Bosman permite a ciudadanos europeos participar en la liga donde deseen mientras sea de la Unión Europa sienta un precedente de que la competencia y la multiculturalidad brindan mejor espectáculo y desarrollo al deporte. Por lo que quitar ese límite es una medida sensata y progresista.

Los argumentos históricos y algunas veces hasta xenófobos contra el que equipos mexicanos jueguen hasta con 8 o 9 “no nacidos en México” parten del punto de las pocas oportunidades que se le dan a los jóvenes por la corrupción, el negocio que representa para algunos promotores el traer extranjeros y una baja en la calidad de la Selección Mexicana en torneos internacionales.

Subsidiar la calidad es un error que se permite en México, la competencia es un principio básico que se debe imitar en el futbol por el simple y sencillo hecho de que entre más competencia, mejor el producto al cliente y en el fútbol es lo mismo. Por medidas proteccionistas como estas, el jugador mexicano es muy caro en el extranjero por el sobreprecio que le ponen los clubes.

Si bien hay medidas a mejorar en el tema de fuerzas básicas, el jugador mexicano debe ganarse un lugar como cualquier otro, como en cualquier lado. Amable lector, ¿usted cree que el ciudadano italiano se indignó cuando el Inter de Milán ganó una Liga de Campeones de Europa sin un italiano en el campo? Obviamente no, y más por el hecho de que su selección se había coronado campeona del mundo en 2006, lo cual por lo visto el resultado lo vale.

Creer que si quitamos 90 extranjeros y otros 50 naturalizados de los 198 jugadores titulares que cada fin de semana disputan un juego de liga, mejorará el nivel de nuestra selección es un absurdo sin poderse comprobar.

Creer que si quitamos 90 extranjeros y otros 50 naturalizados de los 198 jugadores titulares que cada fin de semana disputan un juego de liga, mejorará el nivel de nuestra selección es un absurdo sin poderse comprobar.

Así como los jóvenes mexicanos han demostrado su valía en torneos internacionales para menores, es momento de tener ese espíritu deportivo de competir sin ampararse en leyes que favorecen un pasaporte sobre el talento.

Ya en pleno siglo 21, se eliminó un decreto del presidente Ávila Camacho que limitaba el número de extranjeros que jugaran en un partido en el Distrito Federal. Ahora el debate sigue candente y seguirá mientras se vea el futbol como un escaparate patrio con valor casi similar al de la Virgen de Guadalupe.

Cuando le preguntaron a Jesús Martínez por qué no limitaba el número de extranjeros en su propio equipo (el cual es de 5 extranjeros y 4 “naturalizados”) al margen del reglamento sostuvo que no podían estar en desventaja con el reglamento y que las contrataciones son para competir….

¿Entonces, con extranjeros más o menos competencia?….

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”