Gobernador de Campeche pide licencia para ir por la dirigencia del PRI

Comparte este artículo:

El Congreso de Campeche aprobó la licencia del gobernador Alejandro Moreno, quien buscará contender por la dirigencia nacional del PRI.

“He tomado la firme decisión de solicitar licencia como gobernador, iniciaré un nuevo proyecto político que nos acerque a las causas de la gente”, informó este jueves el mandatario estatal en su cuenta Facebook.

En su lugar, los legisladores eligieron a Carlos Miguel Aysa González como gobernador sustituto.

A través de un video, el priista enlistó los logros que consideró que hubo en su Administración y agradeció la dedicación y entrega de sus colaboradores.

“Donde quiera que esté siempre procuraré lo mejor para Campeche”, afirmó el campechano.

Alejandro Moreno fue electo gobernador del estado de Campeche, asumiendo el cargo el 16 de septiembre del mismo año.

En 2018 fue electo presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) en el periodo diciembre 2018 al mes de mayo 2019.

Conago califica de “radicalismo” abucheos contra gobernadores

Comparte este artículo:

La Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) advirtió que no permitirá que Morena los desacredite para imponer su vergonzoso radicalismo.

“La Gobernadora y los Gobernadores hemos sido pacientes ante las manifestaciones frente al presidente López Obrador, pero no vamos a continuar permitiendo que líderes de su partido nos quieran desacreditar para imponer su vergonzoso radicalismo”, dijo el presidente de la Conago y gobernador de Campeche, Alejandro Moreno.

“Ante las constantes abucheos orquestados por grupos simpatizantes de Morena, la Gobernadora y los Gobernadores evaluaremos las decisiones que adoptaremos en las giras presidenciales a nuestros estados”.

Moreno indicó que la Conago presentará un escrito formal para advertir que este tipo de prácticas no ayudan al entendimiento entre los tres niveles de Gobierno y que al contrario entorpecen el trabajo institucional.

 

#HojaDeRuta: “(Algunos) Factores políticos que influirán el 2019”

Comparte este artículo:

Hablar del futuro es un riesgo en sí mismo: no existe tal cosa como la certeza. El poeta Paul Valéry escribió que el problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que solía ser. Quizá se refería a que la era moderna, aún con sus asombrosos avances, es también una era de incertidumbre, una “modernidad líquida”, en palabras de Bauman. Lo que antes era sólido y confiable hoy se escurre entre los dedos.

Aun así, el futuro nos espera. A quienes optamos por no recurrir a las artes adivinatorias, nos queda un camino: buscar la interpretación de la realidad, y con base en ello, dilucidar qué podría devenir. En este sentido, en la agencia que dirijo hemos realizado un breve análisis de las circunstancias en las que inicia el año, y con él, la nueva administración federal. A continuación, comparto algunas de las principales ideas del aspecto político. Por tema de espacio dejaremos para otras entregas las consideraciones en economía, sociedad y política exterior.

– Existe notable optimismo ante el inicio del nuevo gobierno federal, pero la ciudadanía desea percibir cambios en el corto plazo. En diciembre, poco más del 70% de los mexicanos se dijeron optimistas ante el gobierno de AMLO, sin embargo, 45% esperan ver resultados antes del primer año (Reforma). 

Una muestra del optimismo que mantiene buena parte de la población es cómo se ha percibido el combate al robo de combustibles y la crisis de escasez generada en ciertas partes del país. En promedio, el 70% de la población apoya la medida, tomando en cuenta las encuestas realizadas por Reforma, El Financiero, De las Heras y Mitofsky. Esto refrenda que el Presidente López Obrador cuenta con un fuerte capital político para seguir impulsando su agenda.

– Otro tema que aborda el análisis es de dónde vendrá la oposición al gobierno de AMLO. En un escenario de partidos tradicionales considerablemente debilitados y el primer presidente con mayoría en las cámaras desde Zedillo, a primera vista pareciera que el nuevo gobierno federal tiene cómodo margen de maniobra. No exactamente.

Si bien este gobierno goza de un capital político innegable (la victoria más contundente de la era democrática), existen espacios y grupos de poder que fungirán como oposición, incluso por encima de los partidos tradicionales. Uno de ellos son los gobernadores, donde habrá tensión por temas como seguridad y el pacto federal (Enrique Alfaro de Jalisco ha sido el más vocal). El Poder Judicial será otro punto de oposición, como quedó demostrado por el amparo masivo ante el cambio en remuneraciones. También enfrenta el escrutinio de diversos medios de comunicación, así como de grupos empresariales cuya vocería se mantiene crítica.

– El sistema de partidos se encuentra en reconfiguración, lo cual indica que el electorado mexicano podría ser cada vez más cambiante. Los partidos tradicionales se encuentran muy debilitados (apenas un 9% se identifica con el PRI y un 12% con el PAN), mientras que la simpatía hacia Morena ha crecido considerablemente (22%). Sin embargo, la mayoría de los mexicanos se identifica como apartidista, pasando de un 40% en 2016 a un 57% en 2018, lo que indica un desgaste del sistema de partidos en lo general (El Financiero, Alejandro Moreno).

– 2019 será un año de baja intensidad electoral, pero los ojos están puestos en 2021. Durante el 19 solo estarán en disputa dos gubernaturas (una de ellas el proceso extraordinario de Puebla). En contraste, en el 21 se disputarán 14 gubernaturas -incluyendo Nuevo León-, se renovará la cámara de diputados y el Presidente López Obrador se someterá a la revocación de mandato, lo que en cierto sentido lo pondrá “en la boleta”.

Este análisis de pronóstico o Forecast 2019 lo ofrecemos como una cortesía a nuestros clientes, socios y amigos. Si usted desea el documento, con gusto escríbame y se lo enviaré. gilberto@altiusconsultores.com

Gobernadores de cinco estados se oponen al Presupuesto de Egresos 2019

Comparte este artículo:

Gobernadores de cinco Estados alzaron la voz en contra del Presupuesto de Egresos 2019 presentado por el actual presidenteAndrés Manuel López Obrador.

Los mandatarios criticaron el recorte de recursos que el poder Ejecutivo realizó, señalando que se verán afectadas varias obras en los Estados.

Los gobernadores de Chihuahua, Aguascalientes, Jalisco, Tamaulipas y Baja California son los que hasta el momento se han revelado al presupuesto.

Javier Corral, gobernador panista de Chihuahua, señaló que habrá una reducción de casi 30 por ciento de los recursos federales al estado, por lo que aseguró es el peor trato que la federación haya dado a Chihuahua en los últimos 15 años.

Por otro lado, Martín Orozco Sandoval, el gobernador de Aguascalientes señaló el reajuste al presupuesto estatal ante el proyecto del Presupuesto de Egresos que afecta al estado en programas de salud, educación, agua, campo y mantenimiento de carreteras.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, dijo que el presupuesto estaba centrado en los intereses del gobierno federal, ignorando las necesidades en los estados. El mandatario exigió un Presupuesto de Egresos para el próximo año que garantice el desarrollo del estado y todas sus comunidades, no sólo las del presidente.

Francisco Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, explicó que el proyecto de presupuesto no atiende las necesidades regionales de su estado y que los proyectos prioritarios se quedarán sin recursos. Por ello el mandatario estatal urgió a los estados al diálogo fiscal.

#Kleroterion: ¡La Toma de Protesta!

Comparte este artículo:

En estos días, una gran cantidad de mexicanas y mexicanos a nivel nacional, seguimos de cerca la toma de protesta del Lic. Andrés Manuel López Obrador, en la Cámara de Diputados, acto que demuestra sin duda, lo que significa la perseverancia; ahora bien, me parece pertinente en primer lugar mencionar por qué debe ser en ese lugar y los supuestos que podrían darse, además de saber cuáles son las facultades que a partir del 1 de diciembre tuvo el nuevo Presidente de la República.

De acuerdo al artículo 87 de nuestra constitución política, el Presidente tomará posesión y protesta de su cargo ante el Congreso de Unión, si por cualquier circunstancia el Presidente no pudiere rendir la protesta en estos términos, lo hará de inmediato ante las Mesas Directivas de las Cámaras del Congreso de la Unión,  pero en el caso de que esto tampoco sea posible, lo hará de inmediato ante el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Siendo entonces Presidente Constitucional de México, es necesario saber cuáles serán las facultades y obligaciones, que de acuerdo al artículo 89 de la misma Constitución Política, tendrá el Lic. Andrés Manuel López Obrador, dentro de este precepto se establece que puede promulgar y ejecutar leyes que expida el Congreso de la Unión; nombrar y remover libremente a los Secretarios de Estado, embajadores, cónsules generales y empleados superiores de Hacienda, así como los Coroneles y demás oficiales superiores del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacionales y presentar la terna para la designación de Ministros de la SCJ (éstas con aprobación del Senado); nombrar a los demás oficiales del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacionales, así como preservar la seguridad nacional y disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanente para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación, también podrá disponer de la Guardia Nacional para los mismos objetos, declarar la guerra en nombre de los Estados Unidos Mexicanos, intervenir en la designación del Fiscal General de la República y removerlo, dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, convocar al Congreso a sesiones extraordinarias y facilitar al Poder Judicial los auxilios que necesite para el ejercicio de sus funciones, habilitar toda clase de puertos, establecer aduanas marítimas y fronterizas y designar su ubicación, conceder indultos a los reos sentenciados por delitos de competencia de los tribunales federales; conceder privilegios exclusivos a los descubridores, inventores o perfeccionadores de algún ramo de la industria y, en cualquier momento, optar por un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión, además de las que confiera expresamente la Constitución.

Retomando el tema de tan comentada y para muchos, esperada toma de posesión presidencial, se contó con distintos funcionarios y personalidades en diversos ámbitos, tanto a nivel nacional como internacional, entre los que estuvieron el Vicepresidente de EUA Mike Pence y el secretario de Energía Rick Perry, así como Ivanka Trump, el rey de España Felipe VI;  el embajador de Finlandia en México, Roy Eriksson; Antonio Costa, Primer Ministro de Portugal; Martín Vizcarra Cornejo, Presidente de la República del Perú y Salvador Sánchez Cerén, Presidente de la República de El Salvador.

También estuvieron presentes diversos Gobernadores de México como Manuel Velasco, Cuauhtémoc Blanco, Javier Corral, Jaime Rodríguez Calderón, Carlos Mendoza Davis, Héctor Astudillo, Alejandro Moreno, Silvano Aureoles, Alejandro Murat, entro otros; asimismo, Evo Morales, el mandatario de Bolivia; el Secretario de Relaciones Exteriores de Ghana, Charles Owiredulos; empresarios como Joaquín Vargas, presidente de Grupo MVS; Germán Larrea, dueño de Grupo México; José María Rioboó y Carlos Slim, también el cantautor Silvio Rodríguez; Iván Duque Márquez, Presidente de la República de Colombia; Brahim Ghali, Presidente de la República Arabe Saharahui Democrática; Kim Yong Nam, Presidente de la Asamblea de la República Popular Democrática de Corea; Mario Abdo Benítez, Presidente de la República del Paraguay; el obispo Norberto Rivera; el Presidente del Consejo de Ministros de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel; así como parte del gabinete entrante, entre muchos invitados más.

Dentro de lo expuesto en el primer discurso oficial de más de una hora del Presidente entrante, destacó en primer instancia el agradecimiento al ex mandatario Peña Nieto, al no intervenir en el proceso electoral, posteriormente,  su promesa de combatir a la corrupción y emprender la cuarta transformación; asimismo, mencionó que no tiene derecho a fallar, además de comprometerse a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo, también comentó que el Presidente de México nunca dará la orden de reprimir al pueblo, así como decir que van a bajar los sueldos de los de arriba, porque van a aumentar los sueldos de los de abajo, otro punto que muchos simpatizantes no han recibido con mucha agrado, es reiterar que no habrá un enjuiciamiento de administraciones anteriores, diciendo que su fuerte no es la venganza, que si bien no olvida, sí es partidario del perdón y la indulgencia, un mensaje muy importante fue el de su plan para construir refinerías y suspender la importación de hidrocarburos, por mencionar algunos.

Concluyo deseando un gran éxito para México y para el nuevo Presidente de la República, nuevamente se tiene la esperanza de un verdadero cambio, millones de mexicanas y mexicanos confían en esta nueva administración, pero es muy importante entender que el cambio no sólo se da a través del ejecutivo federal, es responsabilidad de todos nosotros ser respetuosos de las leyes y de las instituciones, transitando en una sociedad con derechos y obligaciones, pero sobre todo seguir luchando para bien desde nuestros hogares, eso sería un gran aliado para la administración entrante, por lo que ahora que se tiene la idea de un nuevo comienzo político, también debe tenerse  la idea de una buena relación con el gobierno en todas sus instancias, trabajemos duro, estemos orgullos de ser mexicanos y de pertenecer a una sociedad que ha podido salir de cualquier adversidad, comencemos pues con esta cuarta transformación, adoptando como propia, la toma de protesta…

#HojaDeRuta: “AMLO: 5 claves del arranque de su gobierno”

Comparte este artículo:

López Obrador dice la verdad. Ante un clima de polarización creciente, tal aseveración es polémica instantánea. Hay que tomarla en un sentido literal: el hombre que será Presidente de México a partir del próximo sábado cree en lo que dice, y dice lo que cree. Así lo aseveró el Dr. Mauricio Merino, quien compartió una lúcida charla a periodistas y líderes de opinión y periodistas el pasado martes a convocatoria de Consejo Nuevo León.

Este factor aparece como una excepcionalidad: es un político que dice lo que piensa, es decir, en el que el doble discurso no es común. El juicio sobre sus posturas o propuestas es un segundo debate. También, dice Merino, aparece como uno de los líderes políticos más relevantes en la historia de México, característica que no deja de tener sus riesgos, pues su personalidad avasalla de tal forma que las discusiones pueden acabarse centrando más en lo que dijo o dejó de decir, que en el problema público en sí mismo.

El largo camino al primero de diciembre de 2018 está a punto de culminar (uno de casi dos décadas para el propio Andrés Manuel). Se habrá cerrado una etapa e inmediatamente dará comienzo otra en la historia nacional. A partir de ese momento, comenzará oficialmente la administración del Presidente López Obrador, y estará a merced de aquello que Benito Juárez llamó: el fallo tremendo de la historia.

Repasemos entonces 5 claves del arranque de su gobierno:

– La irrupción y fuerza de Morena está transformando el sistema de partidos. En la más reciente encuesta de Alejandro Moreno para El Financiero, realizada a días del inicio del nuevo gobierno, se registra una realidad contundente: Morena es el partido con mayor simpatía en México. 22% de los mexicanos declaró apoyar al partido de AMLO, por apenas un 9% al PRI, 6% al PAN y 2% al moribundo PRD. Para dimensionar, en 2016 apenas un 8% declaraba su simpatía por Morena, mientras que el PRI tenía un 27% y el PAN un 12%. Entre fines de los ochenta y durante los noventa, México transitó de un régimen de partido hegemónico a un régimen plural con tres partidos principales. El escenario actual parece dibujar un partido principal, acompañado de dos partidos de mediana simpatía cuyos bonos van a la baja y el resto de partidos pequeños. Los resultados de las elecciones venideras, en particular las intermedias de 2021, definirán la transformación del sistema de partidos. Un dato importante cierra el estudio de Alejandro Moreno: la verdadera mayoría, en términos de identificación, son los apartidistas: han pasado del 40% en 2016 al 57% a fines de 2018.

– La oposición se está reconfigurando, y podrían no ser los partidos. Ante el desprestigio y debilitamiento de los partidos tradicionales, la oposición al gobierno de AMLO podría venir de otros espacios. Un ejemplo evidente son los Gobernadores: Enrique Alfaro desde Jalisco ya pronunció un fuerte discurso contra los coordinadores estatales del nuevo gobierno, y Silvano Aureoles ha roto el pacto educativo desde Michoacán. Esto también, señaló Merino, es síntoma de un problema que viene: la tensión del federalismo y de la repartición de los recursos federales. Sectores de la Iniciativa Privada y grupos conservadores que sientan sus intereses afectados podrían ser otros polos de oposición. 

– Su agenda inicial está clara. Los proyectos que AMLO y su equipo han puesto a consulta, a pesar de los cuestionamientos metodológicos, marcan con claridad buena parte de su agenda prioritaria: la cancelación del aeropuerto de Texcoco; la construcción del Tren Maya en la península de Yucatán; de la Refinería Dos Bocas en Tabasco; del Tren del Istmo de Tehuantepec y la renovación portuaria de Salina Cruz y Coatzacoalcos; además de ampliar la cobertura de Internet gratuito son los temas de infraestructura. En política social están el aumento a la pensión de adultos mayores, la siembra de un millón de árboles maderables y frutables (que será en sí misma un programa de empleo) y las becas a jóvenes sin trabajo ni estudio, así como a jóvenes de bachillerato. En seguridad, se consultará en marzo la conformación de la guardia nacional. 

– Habrá un enfoque progresista impulsado desde la SEGOB. Aunado a lo anterior, el nuevo Presidente parece haber dado cancha abierta a la Ministra Olga Sánchez Cordero para encabezar transformaciones profundas que están ligadas al objetivo de pacificación y justicia transicional, como lo son la legalización de la mariguana y probablemente de la Amapola. También, el proceso de justicia transicional que tendrá que comenzar con una Ley de Amnistía. De esta manera, la SEGOB se quedará como brazo político y operador del proceso de paz, perdiendo todas las facultades de seguridad, que serán trasladadas a la nueva Secretaría de Seguridad Pública y a las Fuerzas Armadas. No debe descartarse que la Ministra también promueva en el corto plazo el avance de los derechos de las mujeres en temas como la interrupción legal del embarazo.

– La concepción del Estado está dando un giro. En lo político, López Obrador tiene claro que el poder político debe regresar al Estado y no depender de poderes fácticos o de los mercados. En lo social, se plantea la ampliación de un Estado de Bienestar con temas como las pensiones a adultos mayores, la creación de infraestructura, los programas de empleo y las becas a jóvenes sin oportunidades de estudio ni trabajo. El nuevo Presidente parece querer recuperar terreno y marcarlo para dejar claro aquello que es del ámbito público. 

Llegamos así al umbral de un nuevo sexenio, donde la consecución de la paz, la erradicación de la pobreza y la lucha contra la corrupción serán los grandes retos a vencer. Comenzamos.

AMLO arranca proyecto de Tren Maya con gobernadores actuales de Chiapas y Tabasco

Comparte este artículo:

El Tren Maya “es el proyecto de una nación”, expresa el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, al informar que el nuevo régimen empezará a trabajar el proyecto con los actuales gobiernos de Chiapas y Tabasco.

Reunido en Palenque con cinco gobernadores: de Chiapas, Manuel Velasco; Arturo Núñez de Tabasco; Ronaldo Zapata de Yucatán; Alejandro Moreno de Campeche y Carlos Joaquín González de Quintana Roo; además de los mandatarios estatales electos Rutilio Escandón, de Chiapas; Adán Augusto López, de Tabasco; y Mauricio Vila, de Yucatán; el presidente electo de México anunció que en un mes seguirá la evaluación y el trabajo de la mesa, para “lanzar el próximo 1º de diciembre las licitaciones y comenzar de inmediato la construcción del Tren Maya“.

Acompañado por futuros titulares de dependencias federales como Carlos Urzúa Macías (SHCP), Javier Jiménez Espriú (SCT), Josefa González Blanco (Semarnat), Gabriela Cámara Bargellini (Consejo de Promoción Turística), Manuel Bartlett Díaz (CFE); Alejandro Álvarez Reyes-Retana (Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario y Multimodal, adscrita a la SCT) y Rogelio Jiménez Pons (Fonatur), López Obrador detalló que inicia el programa de desarrollo integral del sureste con el actual gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y el gobernador de Tabasco, Arturo Nuñez.

“Ellos están iniciando porque sin el apoyo de estos gobernadores no podríamos tener a tiempo los proyectos las bases de licitación y comenzar de inmediato las obras“, detalló.

El futuro presidente de México destacó que el Tren Maya va a significar empleos en toda la región; tras subrayar que la línea ferroviaria es una inversión pública federal de 120, 150 mil millones de pesos “ahí les dejo de tarea si en otro tiempo se ha hecho una inversión así para los habitantes del sureste tan sólo en un programa”, retó López Obrador a los periodistas.

“Tenemos la necesidad de trabajar en estos dos meses y medio que faltan para que iniciemos el gobierno y queremos pedir su apoyo para que en estos meses los gobiernos estatales ayuden en la elaboración de anteproyectos, en los trabajos que se tienen que realizar para tener las bases completas de licitación, no desperdiciar estos dos meses y medio”, expuso el futuro mandatario a los gobernantes estatales.

López Obrador enfatizó que el Tren Maya “no es un programa del gobierno federal, es un programa de todos con participación de gobiernos municipales, estatales, del gobierno federal, de la sociedad civil, de inversionistas nacionales, y si se necesita, de inversión extranjera. Invito a que los gobernadores lo adopten, que se  sientan parte del programa, que en cada estado se promueva, se impulse para que tengamos buenos resultados”.

El presidente electo hizo énfasis en que el Tren Maya será una obra  que deberá concluirse a tiempo. “Que podamos terminar la obra a tiempo. Tenemos las bases de licitación”,  señaló.

No se aceptará ningún tipo de justificación que impida el avance de la obra en tiempo y forma, por lo que el futuro primer mandatario advirtió que él personalmente supervisará  de manera personal el avance de los trabajos del Tren Maya.

“No vamos a aceptar excusas” insistió el presidente electo que siempre hay…Finalmente, el presidente electo, adelantó que él personalmente dará seguimiento a los trabajos previos al inicio de la construcción del  Tren Maya (como lo hizo en su momento con el Segundo Piso a Periférico).