Roger Stone: el siniestro Forrest Gump de la política americana

Se describe a sí mismo como un agente provocador. Un hombre de farándula. Un hombre de poder. Veterano de la consultoría política. Pionero de la guerra sucia. Todo vale mientras se gane, siempre y cuando no se rompa la ley. Todo eso es Roger Stone, uno de los hombres importantes de la política estadounidense.

En días recientes Netflix estrenó el documental Get Me Roger Stone, filme donde se narra la trayectoria del hombre que visualizó, convenció y ayudó a Donald Trump a alcanzar la presidencia de los Estados Unidos.

Stone rompe con el mito de que los asesores políticos deben estar detrás del candidato. Casi como profesionistas de oscuridad. Roger, quien ha sido descrito como un “canalla de primera” es un hombre de medios. Él entiende la necesidad de la imagen. En sus palabras “es mejor ser infame que nunca ser famoso”, ya que la “política es para valientes, el perdedor no gobierna”.

Bajo la lógica de que no existe la mala publicidad, Roger Stone ha logrado superar diversos escándalos. Se vio involucrado en el caso Watergate. Aseguró que Barack Obama había nacido en Kenia. Acusó a la familia Clinton de abuso a mujeres. Y el último, se le investiga por una posible colaboración con los rusos y WikiLeaks para apoyar la campaña de Trump. A todos los afronta con una sonrisa, casi maquiavélica, fortaleciendo un ego que parece enfermizo.

Roger no es ningún ingenuo. Analistas políticos lo describen como uno de los actores que mejor entiende la democracia americana. Roger sabe que tiene que convencer a las mayorías y ese es su objetivo: comprender sus deseos internos, sus necesidades, sus aspiraciones.

Hombre de lealtades. Acérrimo fan de Richard Nixon. Roger Stone forjó desde la década de los 80s el proyecto presidencial de Donald Trump. Más allá de ser su asesor, su amigo. Stone identifico las capacidades interpretativas del actual presidente. Tenía presencia, tomaba decisiones, era líder, se veía presidencial. Roger sabía que el votante promedio no tenía la capacidad de separar a la política del entretenimiento, así, menciona que “la política es el espectáculo de los feos”. Y esa era la gran oportunidad para el protagonista del programa El Aprendiz, Stone intentó convencer a Trump de candidatearse en cada proceso electoral.

La vida se hizo para trascender. Para dejar un legado. O ese es el pensamiento de Roger Stone. Él sabe que se ganó enemigos, pero cada uno de ellos lo vale. Stone logró escalar a los más altos niveles de la política estadounidense. Stone convirtió a Donald Trump en el hombre más poderoso del mundo.

Roger Stone sabe que pasará a la historia como uno de los hombres más odiados de la política americana. Y no lo discute, incluso asegura que disfruta del odio, ya que, si no fuera efectivo su trabajo, no lo odiarían. Es una señal de éxito.

Hombre de medios y de política, Roger Stone cuestiona la ética en la consultoría política. A él no le importa que digan que no tiene principios. Que es un hombre de trucos sucios. Al final… todos ellos son unos perdedores y para ganar, tienes que hacer todo lo que puedas.

Agradezco al Dr. Jesús Rubio Campos por la recomendación.

La Infiltración Rusa

La decisión del FBI de reabrir la investigación en el caso de los correos electrónicos de Hillary Clinton a menos de dos semanas de la elección, le ha dado un giro inesperado a una elección que ya tenía prácticamente una ganadora. Ahora el candidato republicano a la Presidencia de ese país, Donald J. Trump, tiene buenas posibilidades de salir victorioso el próximo 8 de noviembre.

Ciertamente el tema de los correos electrónicos ha sido durante toda la elección el talón de Aquiles de Clinton. Cuando se le pregunta, pide perdón, acepta su error o simplemente evade la pregunta. Pero la realidad es que el tema de los correos ha vuelto a la mesa de las elecciones gracias a la intervención de Wikileaks e indirectamente de Rusia.

Como nunca antes en la historia de los Estados Unidos, un país extranjero está influyendo en el proceso electoral. Según lo que se maneja en la prensa internacional, Rusia sería el país que ha proporcionado a Wikileaks, organización que preside Julian Assange, los correos electrónicos de Hillary Clinton, mismos que han hecho que se reabra nuevamente una investigación en su contra.




Este hecho, ha causado que Trump vuelva a acercarse a la candidata demócrata en las encuestas. Simplemente el día de ayer se daba a conocer que en algunas encuestas Clinton le lleva solamente un punto de ventaja a Trump. También en un promedio de todas las encuestas, Hillary solo aventaja a Trump por cinco puntos porcentuales, esto después de tener hasta una ventaja de dobles dígitos.

Trump ha declarado en repetidas ocasiones su admiración y “respeto” al Presidente ruso, Vladmir Putin. Donald ha también motivado a los rusos a que “hacken” a la candidata demócrata y por supuesto influir en las elecciones de Estados Unidos, mismo que ha sucedido ya en repetidas ocasiones durante este proceso electoral.




Es muy probable que Putin, ve en Trump, alguien que llevara a Estado Unidos al fracaso, por su falta de experiencia y por su estupidez. Putin sabe muy bien que Trump podría ser su títere y por lo tanto tener más poder de influencia en zonas cómo el Medio Oriente y por qué no, Europa Occidental.

Lamentablemente, el FBI no lee la situación de esta manera, y ha iniciado una investigación que bien, puede resultar que Clinton salga absuelta y sin culpabilidad alguna, pero que a estas alturas de la campaña le puede costar la elección. Por esto mismo, creo que la historia de Estados Unidos está en peligro, estoy seguro que existe una infiltración rusa en el proceso y que Trump ganará las elecciones del 8 de noviembre.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Panama Papers: Los Mexicanos involucrados

Los Panama Papers son unos documentos que fueron filtrados de la base de datos de Mossack Fonseca, una de las firmas de abogados más grandes del mundo. El nombre de Panama Papers, o bien, los Documentos/Papeles de Panamá hace referencia a la sede de esta firma de abogados en Panamá.

Es considerada una de las más grandes filtraciones de documentos en la historia de la humanidad, consistiendo de 11.5 millones de documentos y 2.6 terabytes de información. Es incluso más grande que la información filtrada por Edward Snowden sobre programas de vigilancia global o la filtración de los documentos diplomáticos del Departamento de Estado de EEUU por Wikileaks en 2010.

¿Qué revelan estos documentos?

Los documentos sacan a la luz los paraísos fiscales de grandes personalidades de la élite mundial; muestran como Mossack Fonseca ayudó a estos clientes a lavar dinero, evadir impuestos y evitar sanciones.

Incluso algunas celebridades aparecen en los documentos: como los futbolistas Lionel Messi y Leonardo Ulloa, el actor Jackie Chan y el piloto de Fórmula 1 Nico Rosberg.

¿A quién se menciona en los Panama Papers?

Se mencionan en estos documentos a 12 jefes de estado –actuales o pasados—de entre 143 políticos, así como algunos de sus familiares.

Entre ellos se encuentran: el presidente de Rusia, Vladimir Putin; el presidente de Argentina, Mauricio Macri; Ian Cameron, el padre del ex primer ministro David Cameron; Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, el ex primer ministro de Islandia (digo ex primer ministro porque justo el martes 5 de abril presentó su renuncia a petición de miles de islandeses); y Pétro Poroshenko, el presidente de Ucrania.

Incluso algunas celebridades aparecen en los documentos: como los futbolistas Lionel Messi y Leonardo Ulloa, el actor Jackie Chan y el piloto de Fórmula 1 Nico Rosberg.

¿Cómo se obtuvieron estos confidenciales documentos?

El periódico alemán Süddeutsche Zeitung obtuvo la información de una fuente anónima. La información fue transferida en el curso de pocos meses, consistiendo de e-mails, fotos y otros documentos de la base de datos de Mossack Fonseca.

Süddeutsche Zeitung decide compartir la información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación —ICIJ en sus siglas en inglés—, quien a su vez decide compartirlo con una red internacional de periodistas, incluyendo a los periódicos BBC y The Guardian.

Mossack Fonseca se ha visto relacionado con más de 200,000 compañías, las cuales ha registrado. Estas compañías fueron registradas en una serie de paraísos fiscales para tener –de manera anónima pero aún así legal— propiedades y cuentas bancarias.

¿Cómo transfiere Mossack Fonseca el dinero de sus clientes?

Mossack Fonseca se ha visto relacionado con más de 200,000 compañías, las cuales ha registrado. Estas compañías fueron registradas en una serie de paraísos fiscales para tener –de manera anónima pero aún así legal— propiedades y cuentas bancarias.

Algunos de los lugares donde tenían más compañías eran: Las Islas Británicas (con más de 100,000 compañías), Panamá, Bahamas, entre otras islas caribeñas. También tenían compañías en países de Oceanía y África.

En ciertas ocasiones Mossack Fonseca no tenía contacto directo con sus clientes sino que su relación era por medio de intermediarios. Gran parte de estos facilitadores se encuentran en lugares como Suiza, Hong Kong, Panamá, Reino Unido, Luxemburgo, China, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, etc.

Hacían uso de prestanombres, personas sin ningún tipo de acción en la compañía o el dinero que simplemente prestaban su nombre y firma para que resultase más difícil rastrear a los verdaderos clientes. La mayoría de los prestanombres provienen de China, Rusia, Hong Kong, Reino Unido y Suiza.

En ciertas ocasiones Mossack Fonseca no tenía contacto directo con sus clientes sino que su relación era por medio de intermediarios. Gran parte de estos facilitadores se encuentran en lugares como Suiza, Hong Kong, Panamá, Reino Unido, Luxemburgo, China, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, etc.

¿Quiénes son los mexicanos en los Panama Papers?

Mossack Fonseca también tenía como clientes a empresarios y artistas mexicanos. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha decidido investigar a 33 mexicanos involucrados en los Panama Papers. Estos son algunos de los mexicanos que aparecen en los documentos:

1. Juan Armando Hinojosa Cantú: Dueño de Higa, empresa conocida por construir la famosa “Casa Blanca” de nuestra primera dama, Angélica Rivera. Hinojosa, con ayuda de Mossack Fonseca, movió una fortuna de más de 100 millones de dólares en paraíses fiscales en el Caribe y Nueva Zelanda.

2. Ricardo Salinas Pliego: Presidente de Televisión Azteca y titular de Banco Azteca y Fundación Azteca. Utilizó los servicios del bufete de abogados para obtener un yate en las Islas Caimán y obras de arte en las Islas Vírgenes.

3. Alfonso de Angoitia: Vicepresidente ejecutivo de Televisa. Compró la empresa Ucetel Incorporated, ubicada en las Bahamas, por un capital de 50 mil dólares. Angoitia explicó que esta compra la realizó para comprar un departamento y conseguir una membresía de un club de buceo en la zona.

Un vocero de Televisa afirmó que De Angoitia “se encuentra en pleno cumplimiento de las disposiciones fiscales que le son aplicables en México en relación con Ucetel”.

4. Emilio Lozoya: Fue el primer director de Pemex. Antes de integrarse al equipo de Peña Nieto, Lozoya se hizo miembro del Consejo de Administración de OHL; y en marzo de 2011, pretendió crear una sociedad con Mossack Fonseca en Dubai, mas no se sabe si el proyecto se llegó a concretar.

Por medio de su cuenta de Twitter, Lozoya negó “relación alguna con el despacho Mossack Fonseca”.

Mossack Fonseca también tenía como clientes a empresarios y artistas mexicanos. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha decidido investigar a 33 mexicanos involucrados en los Panama Papers.

5. Carlos Hank Rhon: Hank Rhon es el presidente de Grupo Financiero Interacciones y Grupo Hermes.

En 1996, Hank Rhon contactó a Mossack Fonseca, y aunque lo catalogaron en como un “prospecto de cliente”, finalmente decidieron no concretar negocios con él dado el escándalo internacional de la operación “Tigre Blanco”, en la cual el gobierno estadounidense buscó vínculos con su familia y el crimen organizado.

6. Ramiro García Cantú: Empresario tamaulipeco y contratista de Pemex desde hace más de 30 años. Ha dispersado sus recursos en lugares como Panamá hasta Holanda, Nueva Zelanda y Seychelles. Para sus operaciones, recibió la ayuda de IGMASA Management, empresa que se ha visto involucrada en evasión de impuestos en el futbol europeo.

7. Socios de Oceanografía: El ex dueño de Oceanografía, Amado Yáñez Osuna, el ex director financiero, Martín Díaz Álvarez, y los hermanos Oscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio le compraron a la firma panameña tres empresas en las Islas Británicas. Por su parte, Yáñez ha asegurado que desconoce la existencia de una de las tres empresas, Ceresia, a pesar de que en ella aparece su firma.

La empresa Oceanografía fue contratista de Pemex, siendo especialmente favorecida durante el sexenio de Felipe Calderón con contratos millonarios.

8. Rafael Caro Quintero: Fundador del cártel de Guadalajara se asoció con el bufete de abogados para crear dos compañías, Compañía Monte Carlo S.A. y Financiero Monte Carlo S.A. Uno de los socios del despacho, Ramón Fonseca, fue el agente residente y presidente de Compañía Monte Carlo S.A.

9. Omar Yunes Márquez: El empresario veracruzano es hijo del candidato a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares. Omar Yunes creó un fideicomiso en Nueva Zelanda, donde tanto su esposa como él serían beneficiarios, pero finalmente este proyecto se canceló.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Panamá papers: ¿Qué pasará con México?

“Es mejor morir a odiar y temer, es mejor morir dos veces a hacerse odiar y temer; tal oración habría de ser la máxima de toda sociedad organizada políticamente”
Nietzsche

Bien se sabe de diversos casos, a lo largo de la historia de numerosos países, en los que, a raíz de una ardua investigación por parte de periodistas consagrados a su labor de difundir la verdad, se termina por descubrir la traición de diversos servidores públicos mediante el desvío de recursos. Desde el escándalo de Watergate, así como la filtración de documentos clasificados en Wikileaks, hasta sucesos aun en curso, como la malversación de fondos en el que se halla implicado el expresidente brasileño, Lula da Silva, se han apreciado diversos acontecimientos en los que, se ha hecho justicia y los funcionarios involucrados han sido obligados a dimitir. No obstante, se han visto otros escenarios en los que aquellos encargados de administrar la ley no han encarado tales situaciones de la forma debida, y por lo mismo, los responsables han tenido el privilegio de continuar impunemente con sus cargos.

El día de hoy, la interrogante antes planteada se encuentra más latente que nunca, debido a la red global desenmascarada recientemente, llamada Panamá papers. Como bien se sabe, a través de este artilugio un sinnúmero de servidores públicos, estrellas del deporte, actores, empresarios, entre otros, depositaban considerables sumas monetarias con el fin de tener un paraíso fiscal en el que los impuestos no fueran problema. Entre las reacciones ante tales escándalos, hemos visto una polarización considerable, tanto de la sociedad como de los actores de este suceso; de parte de Islandia, podemos apreciar a una sociedad completamente organizada, lo suficiente como para exigir en conjunto la dimisión de su primer ministro, Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, lo cual se ha logrado exitosamente. De parte de Argentina, el presidente actual Mauricio Macri, se ha remitido a mencionar que “los negocios que este hacía eran legales”.

Como bien se sabe, a través de este artilugio un sinnúmero de servidores públicos, estrellas del deporte, actores, empresarios, entre otros, depositaban considerables sumas monetarias con el fin de tener un paraíso fiscal en el que los impuestos no fueran problema.

Ahora bien, ¿Cuál ha sido la respuesta de los mexicanos participes en la red de paraísos fiscales? Por parte del presidente de Tv Azteca, Salinas Pliego, este no se ha extendido más para tachar la participación de Carmen Aristegui, llamando “amarillista” la investigación; por otra parte, está por verse la respuesta que dará el empresario implicado en estos sucesos, Juan Armando Hinojosa, actual dueño de la empresa Grupo HIGA.

En cuanto a la respuesta gubernamental, el jefe del SAT, Aristóteles Núñez, comenta que “Tener recursos en el extranjero no es ilegal, lo ilegal es que, teniéndolos ahí, obteniendo una utilidad, rendimiento, intereses, no los declare en México“. Lo anterior puede interpretarse, en el modo más optimista posible, como una especie de promesa en cuanto a investigar los hechos y observar si las conductas encuadran con algún delito.

¿Dónde estábamos nosotros cuando se destapó le asunto de la casa blanca, en la que claramente nuestro señor presidente se encontraba involucrado? ¿Por qué en Islandia los ciudadanos procedieron a tomar las calles para exigir la renuncia de su mandatario y aquí en México no lo realizamos, al menos no la gran mayoría, cuando hizo falta?

Pasando a otro punto, personalmente, al enterarme de esta red masiva cuyo fin último es la evasión de impuestos, si bien despertó en mí una indignación al saber de los implicados y de las hasta ahora, débiles respuestas del gobierno, también se ha generado un asombro al observar la polarización social entre la comunidad mexicana y la comunidad islandesa. Si bien es cierto, se podrá decir que la diferencia en cuanto a la respuesta de ambas sociedades se debe, a que en caso de Islandia estaba implicado el primer ministro ¿Dónde estábamos nosotros cuando se destapó le asunto de la casa blanca, en la que claramente nuestro señor presidente se encontraba involucrado? ¿Por qué en Islandia los ciudadanos procedieron a tomar las calles para exigir la renuncia de su mandatario y aquí en México no lo realizamos, al menos no la gran mayoría, cuando hizo falta?

Desde mi punto de vista, a lo que se debe esta diferencia en cuanto a la respuesta de los ciudadanos islandeses con los mexicanos, es que tal vez en Islandia, parte de la cultura cívica, de los valores que comparte la sociedad, sea que el salir a las calles (de forma pacífica, en todo momento, claro está) cuando sea necesario, no es un acto vandálico o “revoltoso”, como se dice comúnmente en algunas partes de México, sino que es un acto de civismo y de compromiso con la comunidad; tal vez nos haga falta cambiar ese aspecto e incorporar a nuestros valores para así levantar la voz cuando así se necesite, y de una manera totalmente desprovista de violencia, pero nutrida de valor y amor a la patria, hagamos realidad el gobierno que merecemos.

Finalmente, realzando lo anteriormente dicho, habría que preguntarnos lo siguiente: Ahora que se han destapado estos casos donde están relacionadas figuras públicas relevantes, donde está por verse si hay complicidad entre autoridades y los actores mencionados ¿Qué haremos nosotros, como pueblo mexicano, si presenciamos una vez más, una clara complicidad entre servidores públicos con sujetos del sector empresarial, como se vio con el caso de la casa blanca? ¿Exigiremos como sociedad, que se haga justicia y se dejen de lado los nexos e intereses particulares? ¿O acaso pondremos el escándalo de los Panama papers junto a otros sin resolver? La repuesta a esta pregunta no está más que en manos de cada uno de nosotros.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”