OSC presentan al Senado su propuesta para la Fiscalía General.

Organizaciones ciudadanas agrupadas en los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás presentaron ante el Senado su propuesta para guiar el proceso de construcción de una Fiscalía General autónoma e independiente, con un fiscal que esté “desvinculado del poder político”.

Ernesto Cordero, presidente de la Cámara Alta, recibió la propuesta ciudadana de reforma al artículo 102 de la Constitución Política, de manos de Ana Dulce Aguilar García, Ana Lorena Delgadillo, Eduardo Bohórquez, Gustavo de Hoyos, Haydeé Pérez Garrido, Mario de la Garza y Marco Fernández.

En un comunicado, las organizaciones señalaron que concuerdan con la iniciativa enviada por el presidente Enrique Peña Nieto, para que sea suprimido el llamado “pase automático”, y se impida que el actual procurador, Raúl Cervantes, sea nombrado en automático fiscal General.

Sin embargo, también señalaron que la iniciativa del mandatario es insuficiente, y plantearon más candados para asegurar la independencia de la institución.

En su propuesta de “dictamen ciudadano”, en el apartado de requisitos de eligibilidad, las organizaciones plantean que quien busque ser fiscal general cumpla con dos puntos:

1.- No haber sido registrado como candidato ni haber desempeñado cargo alguno de elección popular en los últimos cuatro años anteriores a la designación.

2.- No desempeñar ni haber desempeñado cargo de dirección o representación nacional o estatal en algún partido político en los últimos cuatro años anteriores a la designación.

El tema del fiscal General ha provocado tensión en el Congreso, con el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano rechazando la propuesta del PRI para renovar la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados, reclamando que no se aplique el “pase automático”, y sea elegido Cervantes.

No alcanza votos el PRI para Mesa Directiva; Logra Frente Amplio Primer Victoria

El frente conformado por el PAN, el PRD y MC en la Cámara de Diputados impidió que el PRI y sus aliados obtuvieran las dos terceras partes de los votos para instalar la Mesa Directiva.

Diputados del PRI, el PVEM, Nueva Alianza y el PES consiguieron 257 votos; el PAN, el PRD, MC y Morena -quien también votó en contra- tuvieron 209 votos; hubo dos abstenciones.

Para nombrar a la Mesa Directiva son necesarios los votos de las dos terceras partes de los legisladores presentes. Al momento de la votación estaban en el Salón de Plenos 468 legisladores, por lo que eran necesarios 312 votos para conseguir que el priista Jorge Carlos Ramírez Marín se convirtiera en presidente de la Cámara baja.

La Mesa Directiva es el órgano directivo que representa y coordina los trabajos de la Cámara de Diputados.

La todavía presidenta de la Cámara baja, Guadalupe Murguía (PAN), decretó un receso para que la Junta de Coordinación Política busque un nuevo acuerdo y se someta nuevamente a votación del pleno.

A decir del PRI, si a la medianoche de este 5 de septiembre no hubiera Mesa Directiva instalada, la Cámara de Diputados se quedaría sin órgano directivo, por lo que no habría condiciones para continuar con las actividades legislativas.

El PAN, el PRD y MC insistieron en que, sin importar las consecuencias, no cambiarán su posición hasta que se vote la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para eliminar el pase automático del procurador general de la República, Raúl Cervantes, a la Fiscalía General de la Nación.

La votación en el pleno de San Lázaro se dio minutos después de que el frente opositor acusara al PRI de intentar “comprar” las conciencias de algunos de sus diputados.

El PRI negó las acusaciones y pidió que si tienen pruebas, las lleven ante las autoridades.

Los legisladores permanecen en el Palacio Legislativo de San Lázaro, pendientes de una nueva votación; el plazo vence a la medianoche.

Buscarán la vía legal para destrabar situación del Congreso

Tras la crisis y falta de instalación de la Mesa Directiva de la Cámara Baja del Congreso del Unión, el diputado sar Camacho, líder de la bancada del Partido Revolucionario Institucional, anunció que su partido buscará la instancia judicial como eje resolutivo a la problemática de la instalación de la Mesa Directiva.

Podría ser el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación o la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quienes sean las instancias que determinen o intervengan en la crisis que se vive en la Cámara de Diputados.

“(…) Esto no es asunto electoral (…) es un asunto de derechos políticos, por lo que tendrá que ser una instancia judicial superior la que intervenga”, expresó Camacho.

El Partido Acción Nacional, el PRD y Movimiento Ciudadano solicitaron la intervención del Secretario de Gobernación, Osorio Chong, a lo cual, por su parte Cesar Camacho condeno tal propuesta, dado que no es facultad del Secretario de Gobernación ni de la presidenta de la aún presidenta de la Mesa Directiva, Guadalupe Murguía.

Camacho aseveró que el PAN ha secuestrado al Congreso, dado al problema interno que se tiene con algunos militantes y su líder nacional Ricardo Anaya.

“Si no se instala la nueva Mesa Directiva, por las irresponsabilidades de los promoventes, la Cámara baja no funcionará para ningún efecto, sencillamente entraríamos en crisis inimaginable”, señaló.