Cienfuegos

Comparte este artículo:

La impunidad es un agravio directo al pueblo y aniquila toda esperanza de un Estado de Derecho. Ello aumenta la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones y erosiona la legitimidad de los gobiernos. Sin duda alguna, la impunidad es síntoma de un Estado ausente. El jueves, la Fiscalía General de la República, a través de un comunicado en redes sociales, dio a conocer que después de “analizar los elementos probatorios enviados por las autoridades norteamericanas y los aportados por el General Salvador Cienfuegos, concluyó que él no sostuvo encuentro ni comunicación con grupo delictivo alguno. Por lo que se determinó ejercer el no ejercicio de la acción penal”. Esto, ante la detención del ex Secretario de la Defensa Nacional en octubre del año pasado en Los Ángeles, California, debido a acusaciones de la DEA por tráfico de drogas, lavado de dinero y favorecer al Cártel H-2 del hermano de Beltrán Leyva, cuando fungió como Secretario, posteriormente el Departamento de Justicia de dicho país removió los cargos y el llamado “Padrino” fue trasladado a México. 

La decisión de la FGR por supuesto tendrá repercusiones políticas, pero lamentablemente, en un país como el nuestro donde la impunidad supera el 90%, dolorosamente no es ninguna sorpresa. Este era el momento indicado para que el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, diera un golpe de timón a una institución tan cuestionada y deslegitimada. Esta decisión indigna en muchos sentidos, no sólo desde un punto de vista político, sino que de una manera tan simple y sin llevarlo ante un juicio para abiertamente perseguir y litigar e intentar que llegue a sus últimas consecuencias, la Fiscalía General sencillamente no hizo nada. Por supuesto que Cienfuegos tiene y debe respetarse su derecho a la presunción de inocencia, pero Gertz Manero pudo exponer el caso ante el poder judicial de manera abierta, argumentando y haciendo su trabajo. 

Y el hecho de que no suceda nada en país con violaciones sistemáticas a los derechos humanos, en país donde las víctimas de delitos viven infiernos para que se haga justicia, en un país donde ser pobre muchas veces se traduce cómo el único elemento para ser encarcelado, el hecho de que un militar de tan alto nivel tuviera tanto privilegio sólo confirma que en México la justicia es selectiva. 

Duele, porque las víctimas del crimen organizado continuarán esperando a que algún día muy lejano se haga justicia. Enoja, porque esta administración ha dicho hasta  el cansancio que “Al margen de la ley, nada, por encima de la ley, nadie” pero los hechos suenan más fuertes. Si  bien, la FGR es autónoma, la decisión de traer a nuestro país a “El Padrino” fue de la Presidencia de la República y ahí tendrán que rendir cuentas. 

Ante un debate sobre la importancia y eficacia de los organismos autónomos, la decisión del Fiscal sólo aumenta la necesidad de consolidar autonomías verdaderas y no simuladas que se someten a las exigencias de los intereses y poderosos, nuevamente somos testigos de cómo la autonomía de papel no funciona y es una obligación moral, constitucional y política, el proponer o abonar para que podamos gozar de instituciones alejadas del poder político para que puedan funcionar. Y mientras somos testigos de una militarización del país, el caso Cienfuegos sienta un precedente y nos demuestra los alcances que tiene este poder. 

El no ejercicio de la acción penal en el caso del ex Secretario de la Defensa Nacional marca un momento crítico y triste para la procuración de justicia en México, elimina las pocas esperanzas que tenemos de un sistema de justicia que funcione, y también nos debe motivar aún más para seguir luchando por las víctimas y sus familias y el sueño de ver y vivir y alcanzar la tierra prometida de la justicia. 

Nuestro peor enemigo

Comparte este artículo:

Muchas veces escuchamos a quienes son mayores que nosotros, decirnos la ya repetitiva frase: “Ustedes, los jóvenes, son el futuro de México.” No podrían estar más equivocados. La realidad es que somos el presente, pero no actuamos como tal. Según datos del INEGI, en México se estima que hay 30.6 millones de jóvenes, equivalente al 25.7% de la población total. A los jóvenes se les cataloga como personas de 15 a 29 años de edad, lo que quiere decir que en un rango de 14 años se agrupa una cuarta parte de la población mexicana. Suficientes para ser el presente y no el futuro, ¿no?

Como generación nos enfrentamos a problemas muy serios, incluyendo a nuestro gran enemigo, la apatía.

El primer problema al que nos enfrentamos es la poca representación en la toma de decisiones. En los gobiernos, en los altos mandos de las compañías, a los jóvenes nos hacen a un lado o nos asignan posiciones de relleno, sin oportunidad de ser quienes decidamos el rumbo de nuestras sociedades. 

En el caso particular de México, me parece terrible que nuestros Recursos Naturales estén administrados por un señor de 75 años. El Fiscal General de la República tiene 80 años. La Secretaria de Gobernación tiene 73 años. No estoy diciendo que en esos cargos a nivel federal deben estar personas de 22 años, pero sí digo que se necesita juventud, acompañada de ideas frescas, para transformar nuestro presente y moldear nuestro futuro. Urge que deje de gobernar la generación de nuestros abuelos. Ellos no se preocuparán por el México que viviremos en 2030. 

Los jóvenes y los adultos jóvenes podemos ser los agentes que modifiquen el rumbo que lleva este país. La edad es el factor importante. 

La izquierda de los jóvenes no piensa igual que la izquierda de los adultos mayores, así como la derecha de los jóvenes piensa diferente a los adultos mayores de derecha. En nuestra democracia hay espacio para todas las expresiones e ideologías, pero sí tenemos que buscar que estas ideologías vengan frescas, renovadas, y no mantengan los métodos o modelos de los setentas y ochentas. Somos nosotros los que entendemos al mundo actual y trabajamos para moldear el mundo futuro.

Ahora, a este problema ya expuesto se anexa otro aún más grande: la apatía. Nuestro peor enemigo. Dentro de los espacios de toma de decisiones, faltan jóvenes en parte también porque los jóvenes no se interesan. Todas y todos nos hemos encontrado con gente que no muestra motivación alguna por trascender o transformar a su comunidad. Piensan que es imposible, o que todos los que se involucran son gente que se vuelve mala. 

La apatía es ese enemigo silencioso que hay que combatir con resultados, con ímpetu, con hambre de cambio. Que las ganas de mejorar sean contagiosas, y se pueda llegar a todas y todos. Lo más importante es dar el primer paso, y decidir contribuir en vez de sentarse con los brazos cruzados. Cada joven no está obligada/o a abanderar y defender todas las causas, pero si cada joven lucha por una causa, como generación estaremos luchando por todas. 

Seamos ese grupo que se preocupa por lo que nadie se preocupó antes. Seamos ese grupo que levanta la voz por quien se quedó callado por años. Seamos ese grupo que decida tomar en sus manos las riendas de nuestros caminos, antes de que sea demasiado tarde para nosotros y los que vengan después. Aún estamos a tiempo, sólo tenemos que contagiar esa motivación.

El show está por comenzar

Comparte este artículo:

Nadie puede negar que la corrupción ha sido uno de los principales problemas del México actual. Y también sabemos todas y todos que el sexenio anterior estuvo plagado de la misma. Quizás la figura que más resalta dentro de los corruptos del PRI, es Emilio Lozoya. Quien fuera exdirector general de Pemex durante la primera mitad del gobierno peñista, es acusado por la Fiscalía General de la República por lavado de dinero, crimen organizado y cohecho, entre otras cosas. Se dice que recibió aproximadamente 13 millones de dólares en sobornos, incluidos 10 millones de Odebrecht. También se recuerda la compra de Agro Nitrogenados a AHMSA por 500 millones de dólares cuando esta empresa valía hasta 10 veces menos. Son sólo algunos de los motivos por los cuáles la justicia española lo detuvo en Málaga y fue extraditado a México. Parecía ser que por fin se haría justicia por sus crímenes, pero la historia en cualquier momento puede cambiar.

Esta semana se completó la extradición de Emilio Lozoya a México, después de que el gobierno mandara un jet a recogerlo. A su llegada, las cosas comenzaron a tornarse sospechosas. Toda una caravana de distracción se puso en marcha para confundir a los medios de comunicación en el trayecto al Reclusorio Norte. Poco tiempo después, se confirmó que el detenido encapuchado que viajaba hacia ese destino no era Lozoya, y que el exdirector de Pemex estaba siendo ingresado a un hospital (privado, además) por supuesta “anemia y debilidad general”, misma que las autoridades españolas negaron rotundamente. ¿Curioso, no?

Tanto el Secretario de Seguridad Ciudadana como la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México como el Presidente salieron la mañana siguiente con versiones distintas sobre lo sucedido y el paradero de Lozoya. Así sólo demostraron que no existe comunicación interna. Poco después el Presidente mencionó que no intervendría en los procesos de la Fiscalía y que “no ha hablado con el Fiscal desde hace 5 meses”.

¿Nos está diciendo que el Fiscal General de la República y el Presidente de México no se comunican hace 5 meses?

Nada bueno puede surgir de eso…

En lo que Lozoya se “recupera”, la opinión pública acerca de lo que sucederá es dividida. Hay quienes afirman que viene a destapar las alcantarillas de corrupción y que gracias a sus declaraciones caerán muchos políticos influyentes (incluyendo varios que ahora militan en Morena), y también hay quienes comentan que fue extraditado a México para que aquí sea protegido a cambio de su silencio, que podría dañar los cimientos del Gobierno Federal.

Antes de que comience el show, ya tenemos algunas situaciones particularmente curiosas. La senadora Vanessa Rubio, del PRI, misteriosamente solicitó licencia a dos años de iniciar su labor para dedicarse a la academia y a la consultoría privada. Rubio fue mano derecha de José Antonio Meade, acompañándolo en tres subsecretarías y trabajando en su campaña. Ella estuvo en la Secretaría de Hacienda, por lo que es claro que estaba enterada de las acciones de PEMEX.

Esta madrugada se divulgó la noticia (aún no confirmada por el Gobierno), de que Javier Jimenez Espriú habría renunciado a su encargo como titular de la SCT. Ambos hechos, ocurridos horas después de la llegada de Lozoya al país. Bien dicen que en la política no existen las coincidencias.

Sabemos que algo pasará. Bueno o malo, pero pasará. Es el momento perfecto: la popularidad del presidente cae en picada, el país vive un momento oscuro, y las elecciones más grandes de la historia están cerca. Ya sea en beneficio o en contra del Gobierno de México, algo pasará. Emilio Lozoya sabe bastante sobre todo lo que se hizo debajo del agua del 2012 al 2018. Habrá que esperar, y habrá que exigir que su proceso se lleve de manera legal y transparente. Las y los ciudadanos de México nos lo merecemos. 

Acusa FGR a UIF de no presentar pruebas suficientes en sus denuncias

Comparte este artículo:

El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, consideró que, en la mayoría de los casos, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda no presenta pruebas suficientes y se limita a hacer un “show” mediático.

En un debate público con el investigador de la Universidad de Columbia, Edgardo Buscaglia, en Aristegui Noticias, Gertz Manero consideró que todo queda en “declaraciones de carácter publicitario”.

Esto, luego de que Buscaglia comentara que los aseguramientos de activos se redujeron en poco más de 60 por ciento de 2018 al 2019, cuestionando la labor de la FGR en el seguimiento a los casos presentados por la UIF.

“Si Hacienda (la UIF) no funda bien sus proyectos de carácter penal y no presenta las pruebas suficientes, la FGR no tiene capacidad institucional para hacer pesquisas por su cuenta”, dijo Gertz Manero.

Si estas denuncias no son más que declaraciones de carácter publicitario, evidentemente el que tiene la responsabilidad de desarrollar esas tareas no lo ha cumplido”, añadió en relación a Santiago Nieto, titular de la UIF.

El Fiscal dijo que la dependencia a su cargo no puede obtener las pruebas porque las únicas que tienen la capacidad de hacer investigaciones de carácter fiscal son las unidades técnicas de Hacienda.

Sin embargo, Buscaglia insistió que en la gestión de Gertz ha colapsado el dinero asegurado al crimen organizado.

En 2019, lamentablemente nos encontramos con que los indicadores de cantidades de dinero aseguradas por la FGR colapsaron:  pasaron de ser 312 millones de pesos en 2018 a 123 millones de pesos en 2019, ¿por qué se está asegurando menos de la mitad? Ese es un indicador de alerta temprana que hay un problema”, apuntó.

No obstante, el Fiscal se sostuvo en que las unidades de Hacienda deben denunciar con pruebas.

Si la UIF le presenta una denuncia sin pruebas para que él regrese a la Secretaría de Hacienda a que me dé las pruebas que no me dio la propia Secretaría de Hacienda, perdóneme doctor, pero eso es exactamente el problema que nos pasa. Y eso es lo que le hemos pedido en todas las formas a esa Unidad de Investigación, para que haga su trabajo en forma, como usted lo está planteando: unitaria, para que así el SAT, la Comisión Nacional Bancaria, la Procuraduría Fiscal, le alleguen a una institución que no puede hacer esas investigaciones, porque los únicos que lo pueden hacer son los miembros de la Secretaría de Hacienda”, afirmó.

Además, aseguró que desde hace más de un año le propuso a Nieto Castillo trabajar en conjunto, pero hasta el momento no han avanzado.

Hace un año y medio le dije vamos a trabajar juntos, vamos a poder hacer un trabajo que funcione, vamos poder dar un resultado vamos a hacer los que usted mismo está planteado, o se es una UIF o se es una unidad de carácter sancionador que puede bloquear cuentas y luego se las desbloquea y pierde los amparos y las suspensiones”, expuso.

(Fuente: El Mañanero Diario)

AMLO recibirá al fiscal general de EU

Comparte este artículo:

La Administración del Presidente Donald Trump confirmó que William Barr, Fiscal General de Estados Unidos, se reunirá este jueves con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para abordar la agenda de seguridad entre ambos países.

Barr también se reunirá con Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, y con Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República. 

Ebrard ha asegurado que durante la reunión con Barr, el Gobierno mexicano planea expresar su rechazo a la propuesta de Trump de nombrar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas.

Asimismo, se espera que los Gobiernos discutan el tema de la masacre de la familia LeBarón y la colaboración que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) ofrece a México para intentar esclarecer los hechos.

 

Con información de El Norte. 

 

 

 

Gertz Manero asegura que Culiacán no será otro Ayotzinapa

Comparte este artículo:

“No va a ser otro Ayotzinapa”, dijo Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, sobre los hechos ocurridos en Culiacán, Sinaloa para establecer que habrá claridad en la investigación y que se esclarecerán con precisión las responsabilidades.

“Les aseguró que la Fiscalía ha asumido plenamente esta investigación la cual será ejemplar, y no va a quedar impune”, comentó.

El fiscal señaló que para fincar responsabilidades penales y aclarar lo ocurrido en Culiacán, se analizarán cómo se llevaron a cabo todas las circunstancias y la actuación de las policías locales y federales, la Guardia Nacional, los delincuentes, y todos aquellos quienes tuvieron un rol en el operativo.

Indicó que hasta ahora, no se señalará responsabilidad al presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a que una acción como la que sucedió en Culiacán “no es una tarea del primer mandatario”  porque hay instituciones, individuos, funcionarios y servidores públicos que se deberían de encargar de esas tareas.

Durante la conferencia, Gertz también afirmó que desde septiembre existe una solicitud por parte del gobierno estadounidense para detener con fines de extradición a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Esa orden nosotros la tenemos, son las instituciones de la Fiscalía las que manejan este tipo de extradiciones, y se continuará con ella como se ha hecho con todas las otras 44 que ya se han realizado”, precisó.

 

Con información de El Imparcial. 

 

 

Terna para Fiscal General: Bátiz, Gertz y De Gyves

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió esta tarde al Senado de la República la terna de los aspirantes a Fiscal General de la República, con el fin de que sea aprobada este viernes en el periodo extraordinario de sesiones de la Cámara Alta.

La terna que mando el titular del Ejecutivo federal de la que saldrá quien ocupara el cargo por los próximo nueve años esta conformada por: Bernardo Bátiz, Alejandro Gertz Manero y Verónica de Gyves.

La terna será turnada a la Comisión de Justicia del Senado para su discusión. Fuentes del Senado aseguran que esta contemplado que el Fiscal General sea aprobado por el pleno este viernes en el periodo extraordinario en curso, pero descartaron que se avale la Guardia Nacional.

PAN va en contra de Guardia Nacional, acusa de simulación el mando civil

Comparte este artículo:

La discusión de la lista de 10 aspirantes finalistas a la Fiscalía General de la República causó un enfrentamiento entre senadores de Morena y el PAN.

La bancada del blanquiazul adelantó su rechazo al listado al considerar que todo el proceso de designación del nuevo Fiscal se ha tratado de una simulación, ya que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ya tiene definida su terna.

“Necesitamos un Fiscal que no sea subordinado o empleado del Presidente“, aseveró desde la tribuna la senadora panista María Guadalupe Murguía.

“¿Qué creen? Sí, (AMLO) sí va por un Fiscal carnal”, añadió Damián Zepeda, al señalar que hay perfiles, como Bernardo Bátiz, que son cercanos a Morena y a López Obrador.

Los panistas también denunciaron que todo el proceso de designación del nuevo Fiscal se realizó de manera apresurada y sin tomar en cuenta a la sociedad civil.

Al respecto, los senadores de Morena Julio Menchaca, Lucía Meza y Ana Lilia Rivera señalaron que, a pesar de las críticas de que todo el proceso de designación ha sido fast track, a México le urge contar con un Fiscal General de la República.

Rivera aseguró, además, que su partido no quiere un Fiscal carnal ni uno que se dedique a implementar persecuciones políticas.

“Queremos al más preparado”, dijo la morenista.

En tanto, Meza acusó a Zepeda de ofender a la Comisión de Justicia con sus comentarios.

El panista respondió que nunca fue su intención hablar mal de ésta, pero, aunque respeta su trabajo, el proceso de designación fue una simulación.

“No queremos a alguien que le haga caso a las instrucciones del Presidente“, aseveró.

La senadora Josefina Vázquez Mota, del blanquiazul, sostuvo que no se debe perder la oportunidad histórica de que el País cuente por primera vez con un Fiscal autónomo.

Guardia Nacional y nuevo Fiscal van a periodo extraordinario

Comparte este artículo:

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó hoy convocar a un periodo extraordinario de sesiones que se llevará a cabo los días 16 y 17 de enero.

• En el periodo extraordinario se revisarán, primordialmente, la propuesta de la creación de la Guardia Nacional, que en la actualidad está en la Cámara de Diputados, así como el nombramiento del nuevo Fiscal General de la República, que le corresponde al Senado.

• Previo a la aprobación del periodo extraordinario, por 33 votos a favor y ninguno en contra, en la sesión, legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y de partidos opositores polemizaron e intercambiaron acusaciones sobre la propuesta de crear la Guardia Nacional.

• Desde tribuna, el senador perredista Miguel Ángel Mancera, el diputado priista Héctor Yunes y la diputada panista Sonia Rocha criticaron al considerar que, entre otras cosas, implica una militarización del País.

Además, condenaron que el Presidente Andrés Manuel López Obrador haya anunciado el inicio del reclutamiento para la Guardia Nacional, pese a que la creación de la corporación aún no se ha aprobado en el Congreso.

“Es una simulación”, acusó Rocha.

El morenista Mario Delgado sostuvo que la creación de la Guardia Nacional es el primer paso en la desmilitarización de México.

También recriminó que el PRI y el PAN acusen una militarización del País, cuando fue en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto cuando se implementó esa estrategia.

“Hay que reconocer que hemos fallado como País, la estrategia iniciada en el País hace 12 años nos lleva a resultados desastrosos”, aseveró.

“No sé en qué País viven, el País está militarizado”.

Respecto a la convocatoria de reclutamiento, Delgado planteó que, si no llega a ser aprobada la Guardia Nacional, los jóvenes serán inscritos en otras corporaciones.

“En caso de que no se apruebe tendrán otro destino estos jóvenes”, destacó.

Delgado insistió en que la próxima semana se realizarán audiencias públicas donde, junto a especialistas, académicos, activistas, organizaciones sociales y funcionarios, se analizará el proyecto de la Guardia Nacional.

Guardia Nacional y Fiscal General, temas urgentes para enfrentar la inseguridad: Martí Batres

Comparte este artículo:

La Guardia Nacional y la designación del fiscal general de la República son dos de los grandes temas relacionados con la seguridad pública que tratará el Congreso de la Unión próximamente, dijo el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres en conferencia de prensa.

Si así lo decide la Comisión Permanente, acotó, la respectiva reforma constitucional para este tema se tratará en un periodo extraordinario de sesionesa mediados de enero.

Sobre el próximo o la próxima fiscal general de la República, consideró que la honestidad, el respeto a los derechos humanos, la voluntad y determinación en la lucha contra la delincuencia, son las principales características con que debe contar.

“Es deseable” que los aspirantes para ocupar dicho cargo comparezcan ante la Comisión de Justicia, como ha sucedido en todas las designaciones. “Es un ejercicio republicano importante, sobre todo para que se puedan conocer los puntos de vista”, expresó.

Batres también hizo un llamado a los partidos políticos para alcanzar un acuerdo para reducir su presupuesto.

Explicó que el Gobierno de la República no podía tomar una decisión unilateral en esta materia, porque hay una fórmula en la Constitución de la que se deriva el reparto de los recursos públicos a los partidos políticos.

“Los partidos políticos también tienen que entrar en el proceso de la austeridad”. Si le estamos demandando a los Poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo este tipo de medidas, si hay un debate con los órganos autónomos sobre este tema, “pues también los partidos políticos tienen que tomar medidas al respecto”, consideró.