El presupuesto que no es presupuesto

Comparte este artículo:

La semana pasada, fue aprobado por la Cámara de Diputados, con 305 votos a favor y 151 votos en contra, el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021. Desgraciadamente, pese a que hubo una infinidad de reservas por parte de los opositores a la bancada de Morena y sus aliados, estas no fueron atendidas. Dando como resultado, una vez más, otro fracaso en cuanto al establecimiento del diálogo y la pluralidad de ideas dentro de la Cámara. Fue así, como se decidió que el gasto a ejercer este 2021 por parte de la Federación sería de 6 billones 295 mil 736 millones de pesos. Dentro de los aspectos más trascendentes a contemplar que surgieron de esta decisión, se encuentra una reducción presupuestal evidente a los estados y municipios y un aumento característico a los programas de carácter asistencialista que hemos venido viendo a lo largo de esta nueva gestión de la administración pública federal. 

Cómo bien se había proyectado con antelación, el recorte presupuestal a estados y municipios ronda los 182 mil millones de pesos. Cabe destacar, que esta cifra es menor al gasto federalizado que se tuvo por aprobado en términos de participaciones en el presupuesto correspondiente al año en curso. A pesar de que hubieron múltiples oportunidades de dialogar por parte de la alianza federalista hacia el gobierno federal, estas fueron rechazadas en innumerables ocasiones. Resultando así, exactamente lo previsto: una Cámara que lejos de actuar con autonomía actuó por una mayoría no representativa, este es un peligro evidente del cual muchos críticos estaban conscientes desde que la Cámara de Diputados quedó conformada prácticamente sin contrapesos. La única respuesta que se tuvo por parte de gobierno federal, fue que esta era una de las tantas estrategias de austeridad y que garantizarían una mejor distribución de recursos. Sin embargo, esta afirmación no descarta las repercusiones que se darán a manos de este recorte. Creer que la austeridad soluciona la corrupción y redistribuir los recursos de forma dudosa, a través de la centralización de los mismos, hace a muchos cuestionar su procedencia y por ende su transparencia. 

La 4T no es ajena y mucho menos inmune a la corrupción. Ya se ha tenido conocimiento de grandes escándalos en materia de corrupción, provocando incluso el desistimiento de algunos representantes de Secretarías que solían integrar el movimiento morenista. Con estas acciones tan repentinas, poco a poco se defrauda mas al pueblo mexicano y lejos de ser la 4T la representación que muchos deseaban, se está convirtiendo exactamente en lo mismo que pretendía combatir. Creyendo que la reducción en cuanto al presupuesto estatal y municipal es ahorro, esta gestión está dejando entrever que a su percepción el uso de las contribuciones para la atención del ciudadano a través de las instancias que tiene a mayor proximidad, representa un gasto cuando en realidad se trata exactamente de lo contrario: una inversión. Por otra parte, el que estos recursos se remitan a las instituciones de nueva creación y a sus programas de carácter asistencialista no garantiza necesariamente que la calidad de vida de los mexicanos haya mejorado. Si bien es cierto, desde que empezaron a funcionar estos mecanismos no ha habido como tal una rendición de cuentas respecto a los apoyos entregados y sobre todo en cuanto al impacto que han tenido los mismos en la población mexicana. 

Alejar el presupuesto de quienes lo solventan en su carácter de contribuyentes, peso por peso, día a día, es una nueva modalidad de transgredir los derechos de los mismos. Si bien no existe una figura progresista que asemeje la función del salario mínimo vigente aplicable a esta materia, sería óptimo que existiera. Ya que esta podría ubicar y hacer exigible un mínimo en cuanto a la distribución de los rubros que cubre el presupuesto de egresos de la federación. Una figura como tal debiera considerarse a efecto de la distribución que se hace año con año, fijando así metas de progreso y no de retroceso. De esta forma, se tendría un candado que evitaría que estas situaciones se produjeran en un futuro a la llegada de una nueva gestión. Es importante reflexionar que centralizar los recursos jamás será sinónimo de transparencia ni mucho menos un intento de querer ayudar al grueso poblacional, en medio de una pandemia, si no se tiene ni la confianza ni las instituciones suficientes para demostrar a la población, su uso. 

Reconocen gobernadores aliancistas victoria de Biden

Comparte este artículo:

Los 10 gobernadores de oposición agrupado en la Alianza Federalista decidieron adelantarse al presidente Andrés Manuel López Obrador y reconocieron el triunfo electoral de Joe Biden y de Kamala Harris, como presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, respectivamente, y entregaron una carta en su casa de transición para felicitarlos por el triunfo.

En un comunicado, los mandatarios estatales informaron que en la carta que se entregó a los políticos estadounidenses se les manifestó el deseo que tienen de trabajar con la nueva administración de Estados Unidos para construir una región competitiva, comercialmente integrada, seguro y próspera, bajo el impulso y las oportunidad que brinda el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

De manera paralela, los mandatarios estatales destacaron el significado histórico de que una mujer ocupe tan distinguida posición, y expresaron su deseo de renovar y fortalecer la relación entre ambas naciones, desde el respeto, la cooperación y la responsabilidad compartida.

En el posicionamiento, los gobernadores de Aguascalientes, Guanajuato, Coahuila, Jalisco, Colima, Michoacán, Chihuahua, Nuevo León, Durango y Tamaulipas destacaron la importancia de impulsar una agenda bilateral que aborde desafíos en materia de comercio, migración y seguridad, entre otros temas.

“Los gobernadores de la Alianza Federalista resaltaron la importancia de una agenda bilateral integral que aborde los desafíos comunes en materia de comercio, migración y seguridad, pero que apueste también con audacia y decisión hacia nuevos objetivos, tales como la protección del medio ambiente en el contexto del cambio climático, las energías limpias y renovables, la certidumbre jurídica a las inversiones, la democracia y los derechos humanos como principios compartidos de convivencia política”, se lee en el comunicado dado a conocer el miércoles.

Incrementa Bronco reclamos contra AMLO

Comparte este artículo:
Esta mañana, el Gobierno de Jaime Rodríguez magnificó los reclamos contra el presidente Andrés Manuel López Obrador al responsabilizarlo directamente de la eliminación de fondos que hasta este año representaban miles de millones de pesos en inversiones en Nuevo León. Esto lo realizó mediante un video difundido por el Estado, donde  se indica que la Alianza Federalista pelea por un nuevo Pacto Fiscal, ya que considera que es tiempo de adecuarlo a la realidad de México, la cual “hoy es otra, y el Presidente la tiene que ver como es“, señala el video.

Además aseguró que “de lo que se trata es de recibir un trato justo y adecuar el sistema nacional de coordinación fiscal a las nuevas necesidades del País“. Siendo que también recrimina la cancelación o disminución de fondos en lo que denomina “el presupuesto de López Obrador“.

Por ejemplo, se asegura que el estado dejará de recibir recursos del Fondo Metropolitano, y que en los últimos años había representado inversiones por unos 7 mil 500 millones de pesos. El proyecto de PEF no contempla tampoco el Fonden, del que el Estado se vio beneficiado en unos 20 mil millones de pesos en lo que va de la actual Administración estatal.

Otra situación es la del Fortaseg, que en los últimos cinco años había representado aportaciones por más de mil millones de pesos a los municipios. En este medio también asegura que los apoyos al campo se reducirán en 58 por ciento, y que no se contemplan recursos para el Fondo a la Transversalidad con Perspectiva de Género.

Con información de El Norte

Niega Fernando Elizondo que Calderón haya creado el Pacto Federal

Comparte este artículo:

El ex tesorero y Gobernador interino del Estado de Nuevo León, Fernando Elizondo, dijo que es falso que la fórmula de participaciones federales a los estados sea obra del Gobierno del ex panista Felipe Calderón, como lo ha afirmado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Eso es falso, pero independientemente de la fórmula de reparto, a la hora que se hacen las estadísticas resulta que los estados que están ahora en esta Alianza Federalista son los que menos inversión federal están recibiendo, y ése es precisamente el daño enorme de eliminar mecanismos como los fideicomisos, porque el presidente López Obrador, a su voluntad, decide que si a su entender una entidad se porta mal, pues entonces no les manda y no les invierte”, dijo Elizondo.

Por otro lado, indicó que el actual Pacto Fiscal data de 1980 y desde ese entonces, durante su gestión como Tesorero estatal en el Gobierno de Fernando Canales ya había inequidad en la fórmula de participaciones, algo que buscó aminorar la reforma que impulsó el ex presidente Calderón en 2007.

Por su parte, el especialista en finanzas públicas y director de la consultora Econometría Aplicada, Marco Antonio Pérez Valtier, señaló que hasta cierto punto la inequidad fiscal de la fórmula de epato de 1980 prevalece, porque lo que hizo la reforma de 2007 fue “congelar” en ese momento las participaciones de las entidades y garantizarla, pero con un monto incremental. Además, dijo que la fórmula de reparto nación con la Ley de Coordinación Fiscal de 1980.

“Desde entonces el problema era el mismo que ahora: la Federación se queda con un 80 por ciento de la recaudación y sólo deja un 20 por ciento para repartirlo entre las entidades federativas, que es lo que se denomina como Recaudación Federal Participable”.

En la fórmula original un 45.17% se repartía en proporción al tamal de la población de cada estado respecto al total nacional, otro 45.17% en proporción a lo que aportara cada entidad de los llamados “impuestos asignables”, es decir,. el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios aplicable a gasolina, cerveza, bebidas alcohólicas y tabaco, así como el Impuesto sobre Autos Nuevos y la Tenencia.

Mientras que el restante 9.66% se repartía con base en un factor compensatorio que resultaba de calcular la inversa, es decir, 1 entre la proporción de lo que recibía cada estado por concepto de peso poblacional y de participación en impuestos asignables.

El especialista dijo que a partir de 2007 se garantizó a cada entidad lo que recibiera.

“Un 60 por ciento se reparte en función del PIB de cada estado con relación al total, otro 30 por ciento se reparte en función del crecimiento en impuestos locales de los últimos tres años y el 10 por ciento remanente es con base en el monto que tenga la recaudación absoluta de impuestos locales sobre el total nacional”, agregó.

(Con información de Grupo Reforma)

Alianza Federalista acuerda intercambio de medicinas ante desabasto

Comparte este artículo:

Gobernadores de la Alianza Federalista acordaron este domingo efectuar un “intercambio solidario de medicamentos”, ante el envío “tardío e insuficiente” de la Federación para atender a la población, y acordaron desarrollar un esquema para llevar a cabo un intercambio solidario de fármacos entre las 10 entidades que integran este bloque.

En un comunicado, los gobernadores federalistas detallaron que ante el alza de contagio por COVID-19 en el país, se reunieron de manera extraordinaria y urgente ayer en Michoacán, con la finalidad de intercambiar propuestas que permitan contener la pandemia en el estado, así como analizar el cierre fiscal del presente año.

En el encuentro, los gobernadores de Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Jalisco, Michoacán, y representantes del estado de Nuevo León, Aguascalientes, Colima, Durango y Guanajuato “manifestaron su preocupación por el envío tardío de medicamentos por parte de la Federación para atender la demanda de la población”.

Agregaron que “por tal motivo, a partir de este lunes se reunirán los secretarios de Salud estatales para revisar una posible ruta de intercambio solidario de medicinas que permita a las entidades subsanar el desabasto”.

A través de Twitter, anunciaron que avanzarán en el diálogo hacia una nación más justa, equitativa y competente, sin caer en politiquerías ni confrontación.

Por otro lado, también pidieron que no se les califique de “conservadores ni neoliberales”, que son dos de los calificativos que con mayor frecuencia utiliza el presidente para referirse a los opositores.

“Ni conservadores ni neoliberales: somos representantes elector democráticamente por nuestros pueblos”.

 

Asegura “el Bronco” que la consulta va porque AMLO la pidió

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, señaló que la consulta ciudadana sobre la modificación del Pacto Fiscal se hará, esto debido a que el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue quien pidió que se hiciera.

“No se dará marcha atrás a la consulta porque eso él nos lo pidió, no puede estar cambiando de opinión a cada rato el presidente”, dijo en conferencia de prensa Rodríguez Calderón.

El mandatario descartó que la consulta no se haga aunque haya una reunión con el presidente.

“La consulta ciudadana va, va porque él la pidió, nosotros la Alianza Federalista nunca hablamos de eso, él dijo que nosotros consultáramos a los ciudadanos, pero creo que hoy se dio cuenta que los ciudadano sí quieren eso, ahora está modificando su discurso”, agregó.

Por otro lado, el mandatario acusó a López Obrador de estar mintiendo en su discurso sobre el supuesto lucro que planea la Alianza Federalista.

“El presidente sigue siendo confrontador, nosotros lo hemos convocado al dialogo, él sigue insistiendo en no querer escuchar. Nosotros no planteamos, y eso es una equivocación, vuelve a mentir el presidente, nosotros no queremos quitarle al resto de los estados nada, él se escuda en eso, tratando de ganas simpatías en el sur y sureste del país”, agregó.

Cabe recordar que hace unos días, el titular del Ejecutivo Federal invitó a los Estados de la alianza Federalista a consultar a la ciudadanía sobre las modificaciones en el pacto fiscal, lo que propicio que varios gobernadores de dicha alianza tomaran la palabra del mandatario.

AMLO asegura que los estados miembros de la Alianza Federalista deben 70 mil mdp en impuestos

Comparte este artículo:

En la mañanera del día de hoy, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, declaró que los estados pertenecientes a Alianza Federalista recibieron 2.9% más recursos en lo que va del año 2020. Aseguró que los 10 estados en conjunto, han recibido alrededor de 638 mil millones en participaciones federales gracias a una reforma en la Ley de Coordinación Fiscal realizada durante el año 2007. El secretario asegura que “Hay dos mecanismos, el mecanismo directo de las participaciones federales que viene de lo que se recaude, etcétera, y también de los ingresos petroleros, ese ha venido disminuyendo porque la actividad ha caído, pero se ha venido compensando con recursos del FEIP, en total hasta ahora, en total de lo que recibirán las entidades federativas en su conjunto son 638 mil millones de pesos de participaciones federales, y esto representa un incremento del 2.9% con respecto al mismo periodo del 2019”.

El secretario también informó que las transferencias fiscales hacia los estados no han disminuido por dos principales razones. La primera razón, la reforma realizada en el 2007 a la Ley de Coordinación Fiscal y la segunda siendo que la Ley es extremadamente estricta con las transferencias.

Así mismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que los estados de Jalisco, Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Aguascalientes, Colima, Michoacán, Guanajuato, Chihuahua y Durango cuentan con un adeudo de aproximadamente 70 mil millones de pesos a la federación. “Me decía la directora del SAT que en conjunto son alrededor de 70 mil millones de pesos, pero no estamos cobrando eso, que no se malinterprete, es para que haya toda la información” expresó el presidente.

Con información de: “El Heraldo de México”. 

AMLO dice que no le deben nada a Gobernadores

Comparte este artículo:

Esta mañana, el hablar sobre la distribución de recursos federales a los estados, el presidente de la República aseguró que todos los recursos se entregan conforme a la ley y no por capricho.

El día de ayer, los gobernadores de oposición anunciaron que consultarán a sus ciudadanos si desean salir del Pacto Fiscal, a lo que el presidente se dijo a favor de la consulta, pero insistió en que se requiere de una reforma constitucional “tiene que ver con la constitución, no es una asunto personal, no es conmigo, es con la constitución”, aseguró en conferencia de prensa mañanera.

El titular del ejecutivo aseguró: “Qué bien que se va a llevar a cabo esa consulta para que la gente participe, pero sí aclarar para que no vayan a andar diciendo que no les entregamos recursos, no les debemos nada, se entregan todos los recurso que por ley les corresponden”.

En el mismo sentido aseguró que “hasta nos deben, si hacemos cuentas. En algunos casos no han pagado impuestos“.

Sobre el caso de Jalisco

En este tema descartó que esté recibiendo menos dinero por tener diferencias políticas. “Claro que tenemos diferencias con el gobernador de Jalisco, pero nosotros actuamos en el marco de legalidad y se respeta la Constitución… le puedo decir a los ciudadanos de Jalisco que no le debemos nada al gobierno del estado“, agregó.

El presidente insistió en que para aumentar las partidas federales a las entidades habría que llevar a cabo una reforma constitucional para cambiar la fórmula de la distribución del presupuesto.

Con información de Animal Político

El “inicio del rompimiento del Pacto Federal”

Comparte este artículo:

Hace un par de días los Gobernadores que integran la denominada “Alianza Federalista” declararon que algunas acciones y omisiones del Presidente de la República podían significar el “inicio del rompimiento del Pacto Federal”. Estas declaraciones tuvieron varias interpretaciones. Una ellas consideró que estas palabras significaban que algunos estados podrían “abandonar” la Federación. El objetivo de esta colaboración es el tratar de delimitar el alcance las declaraciones de los Gobernadores aliancistas.

No considero que el significado político buscado por los Gobernadores sea el iniciar un proceso político separatista en México. 

En efecto, si bien se aprecian dos bloques de estados, uno en el norte y noreste de México (Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas) y otro en el occidente-Bajío (Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Colima y Michoacán), sería iluso pensar que las poblaciones y las estructuras sociales, políticas y económicas de dichas entidades, por sí mismas o aglutinadas en dichos bloques, forman una homogeneidad suficientemente articulada para pensar que en ellas se está viviendo un impulso separatista de la Federación. En otras palabras, por más graves que sean los problemas que tengamos en el país y en dichos estados, ni cercanamente se asemejan a procesos políticos como los que vivió en su momento Quebec en Canadá o actualmente tiene Cataluña en España. 

Por otro lado, si dichas entidades “abandonasen” la Federación esto implicaría una modificación al artículo 43 de la Constitución, en donde se establecen las partes integrantes de la Federación. Para esa modificación no hay un procedimiento expreso en el propio texto constitucional. Lo que tenemos es la facultad del Congreso de la Unión para “admitir nuevos Estados a la Unión Federal” (art. 73, fracción I) y para “formar nuevos Estados dentro de los límites de los existentes” (art. 73, fracción III), pero para esto último es necesaria la participación del Congreso de la Unión, del Ejecutivo Federal, de las Legislaturas estatales de que se trate su territorio y del resto de las Legislaturas estatales. De hecho, este es uno de los mecanismos para modificar la Constitución, siendo el otro el establecido en el artículo 135 constitucional (Carbonell 1999: 253). Aun pensando que interpretativamente podría utilizarse este método para el sentido de abandonar la Federación que se ha dado a las declaraciones de los aliancistas, se requeriría la participación de otros Poderes federales y estatales. Sin embargo, no estimo que esta pueda ser la interpretación de dichas normas constitucionales, porque históricamente “el Estado federal, como el unitario, es obra de una Asamblea constituyente, que reduce la soberanía nacional a la independencia del Estado y no reconoce a los estados federados capacidad para cambiar la forma de gobierno (monarquía, república) o para abandonar el Estado en el que se han integrado”. (Artola 2005: 96).

Es por estas razones que el significado de las declaraciones de los Gobernadores aliancistas no puede ser el de “abandonar” la Federación. 

No obstante, sí creo que, si bien de forma un poco obscura, el contenido de sus declaraciones tiene un peso político importante para la discusión y eventual modificación del arreglo constitucional federal en México, el Pacto Federal. Si esto es a lo que realmente quisieron referirse, bienvenida la propuesta.

Si por Pacto Federal entendemos ese convenio fundante entre las partes integrantes de la Federación por el cual, como afirma Arteaga (2017), se (i) distribuyen entre dos fuentes de autoridad las facultades y atribuciones, (ii) se distribuyen los medios o principios para que ambas fuentes de autoridad sean autosuficientes, (iii) se hace funcional u operante la división de poderes y la distribución de las funciones en los ámbitos federal y local, (iv) se establecen las bases para que no exista ambigüedad sobre a qué autoridad le compete una facultad y (v) se establecen los principios para evitar la duplicidad de acciones; entonces, sin duda, el significado de la declaración de los Gobernadores debe llevar a la redefinición del federalismo mexicano.

Efectivamente, tal vez el grito de los aliancistas sea el grito de todas las entidades, aunque algunas no deseen que se les identifique como federalistas. Esto es así, si entendemos que “el federalismo se presenta como un mecanismo de pacificación institucional, que contribuye a encontrar soluciones acordadas (no impuestas desde el gobierno central) entre las partes que integran diversas unidades territoriales federadas”. (Tortolero 2018: 212). 

Aun con sus evidentes orígenes partidistas opositores al Gobierno de López Obrador, considero que la declaración de los Gobernadores aliancistas constituye una contundente afirmación política de que el arreglo constitucional federal (el Pacto Federal) y las decisiones que con base en él se timan diariamente en México, están fallando en lograr la pacificación institucional y en construir en común las soluciones que requieren nuestros graves problemas nacionales. Creo que ese es el sentido que quisieron dar los Gobernadores a sus declaraciones. Y por el bien del país, esperemos que ese sea el el sentido que todas y todos le demos a estas palabras.

Bibliografía

Arteaga Nava, Elisur. (2017). Derecho constitucional. Parte general: Teoría y política. México: Oxford University Press.

Artola, Miguel. (2005). Constitucionalismo en la historia. Barcelona: Crítica.

Carbonell, Miguel. (2008). Constitución, reforma constitucional y fuentes del derecho en México. México: Porrúa.

Tortolero Cervantes, Francisco. (2018). “IV. El federalismo mexicano actual”. En Barceló Rojas et al., Manual de derecho constitucional. Estructura y organización del Estado mexicano. México: Fondo de Cultura Económica.

Responde “el Bronco” a AMLO; hará consulta sobre Pacto Fiscal

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, anunció este miércoles que le tomará la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador y realizará una consulta pública en la que preguntará a la población si el Estado debe o no permanecer en el Pacto Fiscal.

Rodríguez Calderón dijo que pidió a su equipo jurídico analizar si es posible realizarla en forma paralela a las elecciones del 2021 a pesar de que cerró el plazo para solicitar este tipo de ejercicios y, si no, preguntará en actos públicos para que la gente se exprese “a mano alzada” como lo ha hecho en otras ocasiones el presidente López Obrador.

“Vamos a tomarle la palabra al presidente, yo le estoy diciendo ahorita, a Manuel González (Secretario General de Gobierno) que cheque si podemos hacer una consulta constitucional el día de la elección. Voy a pedirle al Congreso y a la Comisión Estatal Electoral que la armemos y se decida si seguimos aportando a la Federación o qué hacemos, y por lo pronto haré lo que él hace: a las reuniones a las que vaya voy a consultar así como le hace él, a mano alzada”, dijo el mandatario en entrevista.

Cabe recordar que durante #LaMañanera de este miércoles el titular del Ejecutivo Federal dijo que si los gobernadores de la Alianza Federalista quieren sacar a sus Estados del Pacto de Coordinación Fiscal están en su derecho, pero deberían consultar a los ciudadanos.

Tras los dichos del presidente, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que realizará la consulta, decisión que fue replicada minutos después por otros gobernadores de la Alianza Federalista.

El mandatario de Nuevo León publicó en su cuenta de Twitter una encuesta para preguntar a los ciudadanos si estarían de acuerdo con la realización de la consulta.