Preparados… Listos… Fuera de Nuevo León

Ha iniciado la carrera electoral por la Presidencia de la Republica, y es claro que nadie se quiere quedar atrás, sobre todo nuestro gobernador, que como carrera en hipódromo y como buen “bronco” se ha sumado a esta contienda, logrando así decepcionar a quienes lo defienden, apoyaron y creyeron en su “plan de trabajo para el Estado”.

No cabe duda de que el poder es ciego. Los políticos de siempre han logrado transgredir el dogma esencial de una buena política, creyendo, que únicamente con poder se transforma el entorno, dejando a un lado su propia moral, ética y solidaridad con la gente que los elige y que deposita su Soberanía con esperanzas de ver un gran cambio, pero, lamentablemente este cambio siempre se ve postergado por intereses macabros, sin fondo y sin fundamento, ejemplo claro es Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”.

Hace dos años, Nuevo León sufriría uno de los más grandes cambios en la era moderna de nuestra entidad, por primera vez en México y en Nuevo León se tenía un Gobernador Independiente, alguien que no pertenecía a ningún partido político y que era la esperanza de cambio, una esperanza que se vería trastocada por una gran ineficiencia y pasividad de un gobierno “ciudadano” que a medias leguas se había logrado mantener a flote.

Si bien, no todo fue tiempo perdido, se logró crear la Universidad Ciudadana, siendo una universidad 100% pública que su fin es la capacitación y profesionalización de la ciudadanía, entiendo que este el principal punto rector de cualquier buen gobierno. Otro de los grandes logros de este gobierno fue la aprobación y entrega del bono preferente a estudiantes y adultos mayores, quienes con labor comunitario pagarían ese servicio.

Pero, ante lo bueno siempre existirá lo malo, y es ahí donde el gobierno de Jaime Rodríguez se ha caracterizado y mantenido.

Tras dos años de promesas incumplidas, violencia generalizada, corrupción, hartazgo social, decepción política, ineficiencia gubernamental, el Bronco ha decidido ir por la Presidencia de la Republica, creyendo, que su ineficiente desarrollo es base suficiente para construir “una nueva independencia”, eslogan que marcaría su campaña para gobernador y su lema de gobierno.

Jaime Rodríguez Calderón representa el claro ejemplo de un político ciego de poder, quien llegara como todo un mesías con promesas políticas, con una gran hornada populista y con un discurso tan bien estructurado que si estuviéramos en 2006 diríamos “es un peligro para México”, y si, hoy en día, este discurso populista y demagogo ha generado que figuras como Andrés Manuel López Obrador, se posicionen cada vez más fuerte, en una contienda presidencial que estará dividida por una derecha fracturada representando al Frente Ciudadano por México, por una izquierda que su único fuerte es AMLO mismo y un PRI que puede seguir en poder, dado las rupturas políticas existentes en el PAN, PRD, MC y Morena.

Hace dos años el Bronco nos decía que “el chapulineo era inmoral, no puedes dejar abandonada tu responsabilidad. No puedes hacerle eso al Estado”, y hoy nos damos cuenta de que esa inmoralidad es la misma que conoce el Gobernador.

El panorama hacia el 2018 se pone cada vez más disputado, existen 10 posibles candidatos independientes, quienes algunos llegarán, unos más se quedarán en el camino y otros más renunciarán, evidentemente. Por su parte el PAN, hasta diciembre nos dará conocer un candidato a modo de las preferencias de la dirigencia nacional y el PRI, quien estuviera casi muerto para este 2018, hoy está más vivo que nunca, y todo es gracias a esta ciega disputa por el poder y carrera electorera sin justificación alguna.

Nos tocará ver quien será el próximo “jefe de la banda”, podría ser un Bronco con trote lento quien le diera la espalda a su Estado, o un populista como Obrador que ha estado en busca del poder por más de 12 años o tal vez a una candidata que traicionara su partido y a su dirigencia misma.

Quien llegue al final de esta carrera electoral deberá demostrar su verdadero amor por México, eso que la ciudadanía exige y espera y que sobre todo anhela. Basta de políticos de montón, de esos hay muchos. Hoy en día ocupamos lideres ejemplares que en verdad amen a su nación, que tomen la batuta y sean responsables de sus acciones, solo así, podremos generar “un verdadero cambio”.

Tocando Fondo

Se termino Septiembre, mes en el que el país sufrió grandes catástrofes naturales, teniendo una gran cantidad de daños materiales, pero lo más lamentable son la gran cantidad de pérdidas humanas.

México tuvo dos fuertes sismos, el primero ocurrido el pasado 7 de Septiembre, el cual afecto el sur y centro del país. El segundo ocurrió el 19 de Septiembre, siendo este último impactante por sus daños.

Aún no nos reponíamos de la perdida, del dolor y la angustia cuando estábamos repitiendo la historia, la cifra de personas muertas a nivel nacional a causa de este sismo es de 369, la cual es una gran cantidad, ¿qué está pasando?

Es verdad que los sismos son desastres naturales que simplemente ocurren, no hay una forma de ser pronosticarlos, la tierra no avisa, pero déjenme decirles que si existe una forma de evitar tantas muertes.

No, no crean que tengo una esfera mágica, ni soy prima de Madam Zazu para tener la solución a estos desastres naturales, lo que si se es que los sismos ocurridos en países corruptos son devastadores.

A que me refiero con esto, pongamos el ejemplo de Japón, el cual es un país altamente sísmico por su ubicación. En los últimos 40 años ha tenido grandes desastres siendo devastadores, pero a diferencia de muchos países con la misma situación, los japoneses en los últimos 15 años han trabajado en implementar métodos para que las pérdidas humanas sean mínimas.

¿Como lograron disminuir el número de víctimas ante estas catástrofes? La respuesta es sencilla y todo un reto, sacando la corrupción, si algo tan presente en nuestro país corrupción, la relación de está con los sismos es muy visible.

En Japón invirtieron en tecnología, crearon programas de mitigación de sismos, dándole continuidad para su buen funcionamiento, estudiaron a fondo la prevención, reconcocieron y actuaron sobre los problemas de construcción, cuidaron que la arquitectura que sus materiales sean los adecuados, estudiaron el cálculo estructural, la mecánica de suelo, sin excluir ningún paso.

En cambio, en México, la corrupción brota desde los más profundo, basta con ver los diferentes casos salidos a la luz después de la catástrofe, un ejemplo es el colegio Enrique Rèbsamen, donde quedaron al descubierto todas las omisiones por parte del gobierno y las autoridades correspondientes en diferentes temas como el correcto uso de los edificios

Esta es la gran diferencia entre México y Japón la corrupción, si sabemos que contamos con un país propenso a sismos, pero sobre todo una ciudad de México altamente sísmica porque no invertir en tecnología y seguir correctamente las medidas de prevención, existen gobiernos y autoridades corruptas, así como  inspectores que no están haciendo bien su trabajo, aprendamos de esta desgracia y toquemos fondo.

#ElTalónDeAquiles: “Violencia de Género”

Pasó lo que se temía: el terremoto que todos en Ciudad de México (CDMX) esperaron por años, aconteció el 19 de septiembre de 2017. El derrumbe de edificios no debe sorprender: se sabía de la precariedad estructural en varios sectores capitalinos y, por el epicentro y tipo de sismo, poco era lo que se podía hacer. Vino después lo de siempre: medios de comunicación reportaron el dolor de CDMX (olvidándose del resto del país); el sensacionalismo hizo de Frida Sofía, una niña inexistente, una heroína precoz; se vaticinó un movimiento telúrico mayor: nada mejor que las redes sociales para anunciar el fin del mundo. Los políticos fueron víctima de la indignación ante el patético intento de escabullirse ante las demandas ciudadanas de donar fondos de la campaña electoral a la reconstrucción. Hubo intentos de fraude de inescrupulosos que trataron de aprovecharse de la desgracia. Y claro, salieron las banderas. Ni siquiera en estos casos me gusta el nacionalismo, pero lo acepto, hubo solidaridad. La historia dirá que los mexicanos se unieron para levantarse, como debe ser, y como todo pueblo lo hace, en estas circunstancias.

¿Pero en dónde estábamos antes del drama? Un día antes del fatídico terremoto, ciudadanos indignados de al menos cinco Estados mexicanos, manifestaban por el asesinato de Mara Fernanda Castilla, una estudiante de Ciencia Política originaria de Xalapa (Veracruz), de 19 años de edad, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Castilla perdió la vida presumiblemente el 8 de septiembre, al abordar un taxi para regresar a su casa. Estuvo desaparecida durante ocho días.

Para una persona como yo, que siempre ha trabajado con mujeres brillantes y fuertes, colegas de las que he aprendido un mundo, fue toda una revelación el poder ver, por vez primera, con ojos de mujer, a Cholula, ese pueblo masculinamente tranquilo y amigable que me recibió en enero. Claro, desde mi primer día en México (2012), me percaté del fastidioso machismo que aqueja a esta sociedad. Pero ahora comprendí, gracias a los testimonios de mis estudiantes, que el asesinato de una joven universitaria puede tan sólo ser la punta del iceberg, pues el acoso es constante, y la inseguridad creciente, para todas las mujeres. Contrariamente al hombre, las residentes de San Andrés de Cholula se exponen a diario a situaciones que van desde lo desagradable (piropos, vulgaridades) hasta cuadros potencialmente peligrosos para su integridad física.

Aplaudí su indignación e iniciativa, pero les indiqué que el reto no consistía en hacer conciencia sobre la importancia del tema hoy, sino en mantener la violencia de género en un lugar prioritario en la agenda de discusión de problemas nacionales. Al fin y al cabo, entre 2013 y 2015 ocurrió un feminicidio por semana; solo en 2017, el Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos contó 83, y en el primer semestre de 2017, se contabilizaron, en promedio, 35 denuncias diarias de violación sexual, la gran mayoría de parte de mujeres, para un total de 6,444. Además, entre 2007 y 2014 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) registró 17,274 casos de presunción de homicidios de mujeres. En síntesis, la situación es alarmante.

No estoy ignorando la amplitud de la catástrofe originada por el terremoto del 19 de septiembre, ni la necesidad de ayuda inmediata. Sin embargo, este es un ejemplo de cómo un evento coyuntural, de alto impacto, puede alterar la agenda pública, y sacar del reflector un problema crónico, estructural, y de gran magnitud. El pecado de Mara es salir a divertirse, con tanta libertad como la mía; nuestro pecado, sería olvidarlo. Ante lo coyuntural, no perdamos de vista lo estructural. El reto es re-visibilizar la tragedia de la violencia de género sin parecer insensible ante el drama causado por el movimiento sísmico. Y para ello, un recordatorio de en donde estábamos antes del desastre, puede ser un buen comienzo.

Fernando A. Chinchilla

San Andrés de Cholula, 5 de octubre de 2017

#ContraPortada: “Crónica de un Fracaso Anunciado”

Hace un año era impensable pensar, que después de la opaca y en algunos puntos negativa gestión de Enrique Peña Nieto, el PRI tuviera la mínima oportunidad de retener la presidencia de México. Vaya, era de locos imaginar que el escenario político que pintaba oscuro y lleno de escandalosas noticias entre sus gobernadores corruptos, asesinatos, enriquecimiento ilícito y un sinfín de actos de corrupción que salieron a la luz, aun así se le acomodara previo a las elecciones del 2018.

Pero en la política mexicana todo puede pasar, con tintes de telenovela hoy el PRI vive uno de sus mejores momentos gracias, una vez más, a sus propios adversarios.

Tal parece que la ola de independientes que amenaza con buscar la silla presidencial ha dinamitado el escenario político y pone en peligro las posibilidades de los protagonistas y principales candidatos a ocupar la presidencia de México.

Jaime Rodríguez Calderón anunció su intención por contender en la elección presidencial de manera definitiva. Una decisión con pésimo timing en donde no goza de su mayor nivel de popularidad, tan es así que diversas encuestadoras como la del periódico Reforma, llega a dar cifras hasta del 71% de desaprobación de los neoloneses para con la decisión del Bronco. Me incluyo, no ha saldado las cuentas ni mucho menos ha cumplido las expectativas que nos generó en el Estado, difícilmente le alcanzará para ser al menos tercera fuerza. Y bueno, sin duda será un aliado del PRI en la división del voto antisistema que, anteriormente, era solamente ocupado por Andrés Manuel López Obrador.

Armando Ríos Piter también anunció oficialmente su candidatura independiente, cree tener las mismas posibilidades de repetir la hazaña de Macrón en Francia, le gusta esa comparación. La realidad es que, a pesar de ser un político capaz, los reflectores no le alcanzan para lograr repetir el caso francés, sin embargo su papel pudiera ser clave en la colocación de temas de prioritarios para el país.

Margarita Zavala es la última pieza del juego político, anunciará su renuncia al PAN y con ello su virtual candidatura por la vía independiente. La lucha interna con Ricardo Anaya -acusado por ella de tener secuestrado al partido- la ha desgastado tanto que no ve posibilidades de ser la ungida albiazul. Será una candidata fuerte que se lleva consigo varios muchos votos de panistas, arrastrará un porcentaje de los indecisos y tendrá la relevancia suficiente para evitar que el Frente Ciudadano por México tenga reales posibilidades de competirle a Andrés Manuel y al PRI. Si no soy yo, que no sea ninguno de los otros dos, el PAN tiene al enemigo en casa.

La crónica de un fracaso anunciado por relevar al PRI y lograr la alternancia en la presidencia. Cuando el barco tricolor parece más hundido que el Titanic, siempre habrá un enemigo amigo dispuesto a tenderles la mano para salir a flote. El PRI siempre podrá contar con sus adversarios.

¿Las Armas de Fuego son la Solución?

Con 58 muertos y 530 heridos, la matanza ejecutada la noche del domingo 1 de octubre en un concierto de música country en Las Vegas, Nevada es ya la balacera más mortal en la historia de los Estados Unidos de Norteamérica. A diferencia de los múltiples atentados terroristas vistos en los últimos años en países europeos y en el propio Estados Unidos, en esta ocasión el atacante no se trató de un extremista musulmán ni integrante de alguna secta o grupo por el estilo, sino de un señor retirado de 64 años de nombre Stephen Paddock que no tenía antecedentes penales y nunca había tenido un perfil violento según testimonios de conocidos y familiares.

Este suceso viene a revivir la muy vieja discusión en los Estados Unidos sobre si deberían aplicarse normas más estrictas para el control de armas o si debería seguir igual. Para darnos una idea de la magnitud del problema, en EUA mueren 19.5 veces más personas (en proporción a su población) que son el promedio del resto de los países de la OCDE. Lamentablemente la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) ha sido un grupo de presión que por décadas a orillado a senadores y congresistas locales y federales a no endurecer las normas en el control de armas como ocurre en la mayoría de los países desarrollados.

En México poseer armas de fuego es un derecho constitucional, el artículo 10 de nuestra carta magna señala que: “Los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservadas para el uso exclusivo del Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Guardia Nacional. La ley federal determinará los casos, condiciones, requisitos y lugares en que se podrá autorizar a los habitantes la portación de armas.”

Aún así nuestro país es una de las naciones con leyes más estrictas en el tema, la Ley General de Armas de Fuego y Explosivos hace casi imposible para un ciudadano común y corriente poseer y portar un arma de fuego que no este dentro de los calibres permitidos y/o características avaladas por el ente regulador que es la SEDENA. Otro problema es que, suponiendo que una persona logrará adquirir un arma, es que su uso se encuentra limitado a defensa personal en la casa o cacería y para el primero muchos códigos penales de los estados terminan por castigar a quien utilice estas armas, aunque sea para defender su hogar.

En muchos estados han surgido iniciativas para cambiar el concepto de legítima defensa en sus códigos penales locales y permitir al ciudadano defenderse mejor, lo cual, aunque si bien podría darle más herramientas de defensa a los poseedores de armas, también podría convertirse en una excusa para muchos homicidas que podrían alterar los hechos a su favor.

Aunque si bien en nuestro país hay normas muy estrictas la realidad es que para la delincuencia organizada le es fácil conseguir armas inclusive de calibres no autorizados, debido al gran negocio que representa el tráfico de armas desde Estados Unidos que ha incrementado desde que el “Federal Assault Weapons Ban” expiró en 2004 y el problema se agravó con la guerra contra el narco impulsada en el sexenio de Felipe Calderón.

Soy un convencido que tener leyes de control de armas muy flexibles como en Estados Unidos no es la solución para nuestro país. Algunas excepciones como Finlandia y Suiza les han funcionado sus regulaciones flexibles debido a la realidad socioeconómica, la estabilidad social y a la cultura de esos países. En México el problema de la violencia, aunque si bien está relacionado con el tráfico de armas no es la causa mayor, la violencia es multifactorial, tiene sus raíces en problemas sociales como la pobreza, la desigualdad, el desempleo, la falta de oportunidades, entre otros. Por esto mismo es que la solución no debe ser solamente legal ni mucho menos centrarse en el tema de suavizar la posesión y porte de armas ya que como país no estamos listos ni en lo jurídico ni en lo social para poder adoptar ese tipo de sistema.

Monumentos a la corrupción

En los últimos meses hemos observado una innumerable cantidad de sucesos en los que personas inocentes que transitaban o se encontraban en el lugar equivocado, en el momento equivocado, han perdido la vida debido a la mala calidad de en la construcción de las obras, por negligencia o descuido por parte de las autoridades o por clara corrupción en los tramites y permisos de construcción de cada una de estas obras.

Luego del devastador terremoto de 7.1 grados que azotara la Ciudad de México y entidades vecinas, tras el desplome y severas afectaciones en más de 10 edificios nuevos, se dejó en evidencia la clara negligencia y corrupción por parte de las autoridades al no garantizar que la construcción de dichos edificios se hicieran con las medidas y precauciones necesarias para la actividad sísmica.

Semanas atrás en el estado de Morelos, pudimos conocer el lamentable caso donde dos integrantes de una familia perdieran la vida en el socavón del “Paso Exprés” de reciente inauguración por las autoridades. Este es otro claro caso de corrupción, donde diversas autoridades son responsables de la tragedia, tanto el Gobierno Federal a través de la SCT y el Gobierno del Estado de Morelos, es verdaderamente lamentable la corrupción e impunidad con que se sigue actuando en el país, pues al día de hoy no hay quien se haga responsable de este lamentable accidente.

Recientemente en Monterrey, N.L., conocimos la triste noticia del accidente donde una mujer perdiera la vida en un socavón. Una muestra más de la incapacidad, ineficacia y corrupción de nuestros gobiernos, es una verdadera pena que sigamos tolerando administraciones que no velan por la seguridad de la ciudadanía. La ciudadanía organizada debemos exigir a las autoridades transparencia y rendición de cuentas para que realicen su trabajo con eficacia y se eviten todas estas tragedias, que claramente, si se hubieran hecho correctamente desde un inicio se pudieron evitar.

Con el pasar del tiempo, el socavón en Cuernavaca, el de Monterrey y los edificios nuevos que colapsaron tras el sismo del 19 de septiembre permanecerán por siempre en el pensamiento colectivo como Monumentos a la Corrupción en nuestro país.

#ElNidoDelGavilán: “Fútbol e independencia”

El tema de la independencia catalana actualmente en boga por su relevancia mundial entre todas sus aristas, tiene al fútbol en un lugar privilegiado.

El lobby político realizado por el FC Barcelona dentro y fuera de España tiene un peso particular por lo que representa este club en el mundo. No es un club regional o nacional, es un club como un peso mundial y con millones de euros en patrocinios globales.

El Barcelona ha pedido a la Liga española garantías para jugar sus partidos. Contra Las Palmas, se decidió jugar a puerta cerrada por el riesgo que representa alguna invasión de parte de los aficionados.

Sin duda en las negociaciones con el gobierno en Madrid, dicho club figura como un agente importante debido al peso económico que tiene. Poco importa cómo va la tabla general, pero es importante ver el desarrollo de las jornadas para ver si esta crisis impacta de manera económica al club por las entradas perdidas.

Los sectores más radicales en Cataluña piden a la dirigencia del Barcelona salirse de la Liga y romper todo lazo con las dirigencias en Madrid.

Habrá que estar pendientes del desarrollo de las negociaciones y reacciones dentro del gobierno español. Al Barcelona no le conviene dejar la liga española por cuestiones de patrocinios. Existen múltiples actores que se verían afectados por alguna separación.

Las grandes instituciones del fútbol mundial como la FIFA y la UEFA (en el caso de Europa) apoyan a España y así será hasta que se determine la validez del referéndum.

El fútbol como industria se vería severamente afectado por una independencia catalana. Una industria entre tantas. Ver los movimientos y decisiones que tome el club tendrán un peso fundamental en el resultado final, ahí veremos quien o quienes dieron su brazo a torcer.

Lo dicho, dicho está.

#PulsoUrbano: “#19s y el “valemadrismo” mexicano de la construcción”

Ya hay quienes lo apodan “el cartel inmobiliario”… Después de que las pérdidas de vidas humanas y materiales estén causando estragos en el centro-sur de México. Por supuesto que ante la tragedia humana, lo más importante que debemos destacar es la solidaridad inmediata, generosa y presente de la gente que se ha entregado de forma incondicional para ayudar a los damnificados.

Pero detrás de ese orgullo mexicano que nos da cada persona que ha sido capaz de hacer cualquier cosa con tal de salvaguardar la dignidad de la vida humana, los cuestionamientos surgen también desde los escombros: ¿Quién otorgó permisos dónde se supone que no debería otorgarse permisos? ¿Quién o quiénes fueron negligentes a la hora de no atender los avisos previos de edificaciones en malas condiciones? ¿Quién o quiénes se atrevieron a entregar departamentos casi nuevos con materiales de baja calidad? ¿Quién o quiénes hicieron caso omiso a las advertencias de las regulaciones e inspecciones que se supone debían existir?

Son preguntas generales que sin entrar a los detalles pueden darnos el panorama sombrío en el que estamos parados como habitantes de este país.

Tan sólo hace unos días después de hacernos preguntas sobre si Monterrey estaría preparado para un sismo u otro huracán y saber que la respuesta es negativa rotundamente, una mujer junto con otros miembros de su familia cayó en un socavón en Monterrey. Para variar, la respuesta en medio de este drama de “valemadrismo” fue ver cómo dos administraciones municipales jugaban a echarse la culpa.

Es tal el riesgo que no sólo el espacio público se ve afectado por decisiones en donde de por medio va la negligencia o la corrupción o la omisión por parte de las autoridades, sino incluso la vivienda… Tan sólo pensemos en esas “cajitas de zapatos” que hacen pasar por casa y que después de construidas representan más “dolores de cabeza” qué beneficios no sólo para los pobres sino para la clase media a la que les venden “gato por liebre”.

¡Qué difícil vivir en estas condiciones! En donde las construcciones anteriores como nuevas están dependiendo de personas sin conocimiento y/o lo que es peor: sin ética.

Después de este sismo somos testigos de que el “qué tanto es tantito” de nuestro valemadrismo mexicano si tiene consecuencias y a veces mucho más graves de las que imaginamos.

Rumbo a las Elecciones del 2018

El proceso electoral comenzó el 8 de septiembre de 2017, cuando el Instituto Nacional Electoral (INE) publicó de forma oficial el calendario electoral del año 2018, con ello se dio cumplimiento a lo que establece Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 225. El próximo año se celebrarán elecciones para elegir a nivel federal al Presidente de la República, 128 senadores, 500 diputados, y en lo local ocho Gubernaturas en Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán  y Morelos así como al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; en ese marco en 30 estados de la República se elegirán diferentes cargos (con excepción de Baja California y Nayarit). En suma, en 2018, estarán en disputa 3 mil 326 cargos de elección en el país.

Hoy el PRI gobierna en 15 estados lo que lo posiciona como el partido con más gubernaturas aunque este número es su mínimo histórico; el PAN tiene siete estados de forma individual y cuatro más en alianza con el PRD; por su parte el PRD es titular de 4 entidades, los independientes tienen 1 estado y el PVEM uno también con un sistema de alianzas.  De acuerdo con Consulta Mitofsky las preferencias electorales rumbo al 2018 muestran en agosto de 2017 que el PAN lidera las preferencias con 18.6%, le sigue Morena con 17.7% y en tercer lugar el PRI con 16.6% esto sin mencionar candidatos o alianzas, es decir sólo votos por partido.

Sin embargo, al considerar alianzas entre partidos políticos, los resultados de la encuesta quedan así: PAN-PRD-MC obtiene una preferencia de 21.2% de los votos; en segundo lugar está la alianza de Morena-PT con 16.4% de los votos; y en tercer lugar la alianza PRI-PV-PANAL-PES con 14.8%. Cabe destacar que 39.7% de las personas encuestadas no declaró su intención del voto, es decir en términos de porcentajes ningún partido o coalición obtiene mayoría, por ese motivo es que se consideran nuevas formas de vincular a la ciudadanía y generar confianza.

El Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano presentaron el llamado Frente Ciudadano, con miras a postular candidatos para el proceso del próximo año, la vigencia de este frente terminará el 31 de diciembre de 2024 y busca establecer una agenda que abarca cinco puntos: 1. acabar con la corrupción; 2. terminar con la impunidad; 3. acabar con la violencia; 4. lograr el crecimiento económico para todos; y 5. terminar con la pobreza y la desigualdad.

El frente promete pluralidad de ideas, una coalición de gobierno y una alternativa ante el desasosiego que existe ante los partidos. Propone establecer un proyecto de país incluyente, integrado por fuerzas políticas de variada índole que responden a las demandas ciudadanas. El escenario es complejo porque aún no se eligen los candidatos y existen acontecimientos que pueden cambiar las preferencias electorales, entre estos: los recientes sismos, la respuesta de gobierno federal y gobiernos locales, y las acciones de apoyo de los propios partidos.

En este momento, es por complejo saber si se mantendrán las tendencias de voto hacia las coaliciones de partidos; habrá que estar atento a nuevas mediciones y ponderar qué segmentos de la realidad política se transformaron tras los sismos y las presiones ciudadanas hacia los partidos políticos. Para diferentes analistas hoy la circunstancia política nacional es otra, y se corre el riesgo de que la legitimidad de la elección del 2018 se fracture en el año 2017. Ahí están los temas del financiamiento público y los legisladores plurinominales, cambiar la agenda de percepción pública será por demás complejo, más aún porque impera la simplificación de la política y se acumularon una serie de procesos que agraviaron a la ciudadanía. Quien logrará sin lugar a dudas llevarse las preferencias del electorado, será quien abandere las causas ciudadanas y postule ciudadanos con libertad de agendas… Veremos quién se anima.

#EspacioPúblico: “La magia de unas rayas en la calle”

¿Quién debe proponer y ejecutar soluciones a un crucero peatonal complicado en la ciudad?

Si la propuesta la hacen los mismos peatones y la ejecución la realiza el municipio con la supervisión de los usuarios, el resultado puede ser extraordinario.

Para las organizaciones que trabajamos el tema urbano en la ciudad, la Semana de la movilidad era el momento de hacer actividades pero también era la oportunidad de gestionar con los municipios acciones que difícilmente lograríamos sin su colaboración.

Por esa razón invitamos al municipio de Monterrey a ser parte de un ejercicio de urbanismo táctico en unos de los cruceros más conflictivos para los peatones de la ciudad: Simón Bolívar y Moisés Sáenz en la colonia Mitras Centro.

Por urbanismo táctico nos referimos a proyectos de pequeña escala, bajo costo y a menudo temporales para mejorar un barrio, una intersección o una calle.

Lo importante era lograr que un proyecto surgido de la sociedad civil involucrara al municipio para su realización y sirviera de referencia y análisis para una futura ejecución permanente. Y así fue.

Con ayuda de elementos móviles se ampliaron y se definieron banquetas obstruidas y ocupadas por autos mal estacionados, se aplicaron multas simbólicas a malas prácticas viales, pero el mejor resultado inmediato surgió con lo más sencillo: Pintar los pasos cebra sobre las líneas de deseo marcadas por peatones.

Una noche antes de la intervención de calles, se pintaron los cruces peatonales de acuerdo a la sugerencia que hicimos basándonos en que es un mito que los cruces peatonales siempre deben ser en la esquina. Se pintaron donde veíamos que la gente buscaba su seguridad, en donde se hacían más cortos sus recorridos y no se provocaban conflictos con autos.

El día de la intervención era notoria la diferencia. Los autos se paraban al ver los cruces peatonales marcados. Pensamos que se debía a la presencia de agentes de tránsito que estaban apoyando el evento pero fuimos unos días después al crucero y ya sin personal del tránsito los autos seguían respetando los pasos cebra, los peatones los buscaban y la calle dejo de ser un caos.  Unas rayas pintadas en la calle hicieron la magia urbana. 

Es frecuente escuchar que en la ciudad no se tiene cultura vial, pero eso es como culpar de falta de cultura general al que no ha tenido acceso a un libro.

Para llegar a tener una buena cultura urbana hay que leer la ciudad.

Su historia se cuenta en su señalética, sus pasos cebra, sus semáforos, la nomenclatura de sus calles y el reglamento de tránsito, entre otros.

El ejercicio que hicimos pintando los cruces peatonales fue nuestra pequeña aportación al libro de ciudad que quizás hoy está incompleto, le faltan palabra y algunos capítulos, pero que todos podemos ayudar a escribir.

Aún así, incompleto, hoy se puede entender y hacer cultura siempre y cuando se empiece por lo básico: leer.

Leer hace magia.