#IntimidadesPúblicas: “El sueño de la segunda vuelta electoral en 2018”

Es el 1 de julio del 2018. La jornada electoral de las elecciones federales ha concluido y los resultados respecto a la elección presidencial arrojan un importante resultado: nadie obtiene más del 50% de la votación.

La competencia entre los candidatos y la oferta electoral entre los partidos políticos fue dura. La votación de los candidatos ronda entre el 30% y 20%. La diferencia entre el primero y el segundo lugar es de tal sólo 3%, habrá segunda vuelta electoral.

La elección por segunda vuelta se celebrará en dos semanas más. Por un lado, un candidato impulsado por la izquierda y por el otro, la centra derecha impulsan al propio. Son dos semanas vitales para que quienes aparecerán en las boletas hagan todo lo posible para conseguir el mayor respaldo posible, desde las bases ciudadanas hasta las negociaciones con los partidos políticos que no pasaron a esta etapa.

Llega el domingo 15 de julio, la jornada electoral transcurre con algunas dudas. Después de todo, se ha optado por utilizar una nueva variable en nuestro sistema democrático que busca fortalecerlo después de una grave crisis por la que ha transitado.

Es así, como después de 30 años, se elige a un Presidente de la República con más del 50% de la votación de la elección, comenzará con la legitimidad suficiente que le permita tener la fuerza y empuje necesario para gobernar a un país como México.

Pero este escenario hipotético respecto a las elecciones del siguiente año no será posible aunque muchos crean que puede llegar a serlo. La Constitución en su artículo 105 es clara al mencionar que “Las leyes electorales federal y locales deberán promulgarse y publicarse por lo menos noventa días antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse…” y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 225 menciona que “El proceso electoral ordinario se inicia en septiembre del año previo al de la elección y concluye con el dictamen y declaración de validez de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos”, por lo que dicho plazo ha vencido.

Independientemente de esto, valdría la pena cuestionarnos acerca de que tan positivo puede llegar a ser que se implemente una segunda vuelta electoral en nuestro país. ¿Cuáles serían sus alcances? ¿Se fortalecería la democracia? ¿Qué soluciona?

En lo personal, considero que dicha medida podría ayudar a que aquel candidato que resulte electo tenga mayor “legitimidad” al inicio de su mandato. Es decir, forzosamente más de la mitad de los electores habrán votado por él. Pero ¿votarían por él por ser la mejor opción o porque era “lo mejor” que había en la segunda vuelta? ¿Qué esto en todo caso no genera una legitimidad ficticia?

Dicho de otra forma, puede llegar a existir la concepción de que un candidato obtuvo un triunfo que genera más legitimidad, pero esto no quiere decir de ninguna forma que dicha legitimidad se traduzca en gobernabilidad. La gobernabilidad dependerá de muchas otras variables más allá del voto recibido por un sector de la población -el cual reitero podría considerarse como una “mayoría falsa” respecto a lo que el elector realmente quiso en la primera vuelta-, será necesario acoplar variables como: una conformación del Congreso distinta, una elección limpia, el apoyo organismos de la sociedad civil organizada, la obtención de votaciones favorables en Entidades Federativas clave, por nombrar algunas.

Desafortunadamente, en la actualidad quienes utilizan como discurso el tema de su aprobación en lugar de buscar fortalecer nuestra democracia es porque parecen estar más preocupados por buscar la forma de ser competitivos mediante esta fórmula, tal vez porque no ven posible serlo sin ella.

En fin, este tema podrá ser materia de discusión para próximas elecciones Presidenciales, pero queda jurídicamente descartado para el 2018.

¿Para qué sirven los suplementos de proteínas? ¿Te ayudan o te perjudican?

Se ha puesto muy de moda el uso de suplementos para complementar la alimentación. Existe mucha controversia al hablar de la suplementación alimenticia, la organización que se dedica a regular estos suplementos llamado Australian Institute of Sports (AIS). Esta organización trabaja para investigar y determinar el balance entre los beneficios y riesgos del uso de suplementos alimenticios. Un suplemento tiene un ingrediente alimenticio para ¨complementar¨ la alimentación en donde busca recuperar deficiencias dietéticas o cuando hay requerimientos elevados por ejercicio intenso o algún padecimiento en específico.

Existe una teoría que mucha gente todavía se rige por ella, se llama la Teoría de Sobrecarga. La cual dicta que sobrecargar el cuerpo con una cantidad extra de un nutriente o componente en sistema metabólico va a hacer que funcione más rápido y con mejor eficiencia.

Hay que recordar que las sustancias y sustratos (como los amino ácidos) del metabolismo dependen de transportadores que estos están hechos en su mayor parte de enzimas. Casi ningún suplemento puede demostrar que el aumento de concentración aumenta la función. Al igual como hay unas que varían en su factibilidad de respuesta según el paciente. Por ejemplo la cafeína, hay quienes con una taza de café están despiertos y otros pueden tomarse 5 y no les hace nada, igual para con los demás suplementos.

La FDA no pide que se demuestre lo que explique anteriormente, solo pide que se demuestre que esa sustancia mejora el funcionamiento de algún proceso metabólico mas no que funcione.

Esta vez voy a hablar de los suplementos de Proteínas. Hay miles de suplementos de proteínas en el mercado, pero en realidad ¿quiénes necesitamos suplementarnos? Según la FAO un hombre y mujeres adultas sedentarias a actividad física ligera son de 0.8-1 gramos por kg de peso. Cuando hay factor de estrés como por ejemplo, enfermedad crónica, aletas de alto rendimiento, embarazo o lactancia este requerimiento sube de 1.2-1.5g/kg dependiendo de cada caso. Para regenerar musculo se necesita tener el glucógeno muscular en estado óptimo y esto se consigue con hidratos de carbono.  Los suplementos proteicos aproximadamente tienen 50 gramos de proteína de diferentes tipos en cada ¨scoop¨. Es importante que tenga presente cuál es tu requerimiento de proteína porque si consumes proteína de más, el cuerpo lo va a metabolizar como glucosa y si esa glucosa no se utiliza se deposita como grasa en el tejido adiposo por un proceso llamado Lipolisis de Novo.

Se ha comprobado que los alimentos son mejor fuente de proteína que la suplementación ya que la combinación de proteínas (soya, whey, caseína, etc.) tiene un mayor efecto y más duradero en el cuerpo. Según la American Journal of Clinical Nutrition la síntesis muscular es incrementada en respuesta al ejercicio. El consumo de proteínas que estimula la síntesis muscular post-entrenamiento es consecuencia de la estimulación de transporte de amino ácidos en el compartimiento intramuscular. No solo es importante la composición exacta y la cantidad de amino ácido consumimos después del entrenamiento sino también el tiempo de la ingesta. Hasta la fecha no hay un consenso que refiera el beneficio de suplementación proteica o de amino ácidos en sujetos en entrenamiento recreacional.  La cantidad de proteína que requerimos la podemos cubrir con una buena alimentación y te da mejores resultados que un suplemento proteico.

Se ha puesto muy de moda el uso de suplementos para complementar la alimentación. Existe mucha controversia al hablar de la suplementación alimenticia, la organización que se dedica a regular estos suplementos llamado Australian Institute of Sports (AIS). Esta organización trabaja para investigar y determinar el balance entre los beneficios y riesgos del uso de suplementos alimenticios. Un suplemento tiene un ingrediente alimenticio para ¨complementar¨ la alimentación en donde busca recuperar deficiencias dietéticas o cuando hay requerimientos elevados por ejercicio intenso o algún padecimiento en específico.

Existe una teoría que mucha gente todavía se rige por ella, se llama la Teoría de Sobrecarga. La cual dicta que sobrecargar el cuerpo con una cantidad extra de un nutriente o componente en sistema metabólico va a hacer que funcione más rápido y con mejor eficiencia.

Hay que recordar que las sustancias y sustratos (como los amino ácidos) del metabolismo dependen de transportadores que estos están hechos en su mayor parte de enzimas. Casi ningún suplemento puede demostrar que el aumento de concentración aumenta la función. Al igual como hay unas que varían en su factibilidad de respuesta según el paciente. Por ejemplo la cafeína, hay quienes con una taza de café están despiertos y otros pueden tomarse 5 y no les hace nada, igual para con los demás suplementos.

La FDA no pide que se demuestre lo que explique anteriormente, solo pide que se demuestre que esa sustancia mejora el funcionamiento de algún proceso metabólico mas no que funcione.

Esta vez voy a hablar de los suplementos de Proteínas. Hay miles de suplementos de proteínas en el mercado, pero en realidad ¿quiénes necesitamos suplementarnos? Según la FAO un hombre y mujeres adultas sedentarias a actividad física ligera son de 0.8-1 gramos por kg de peso. Cuando hay factor de estrés como por ejemplo, enfermedad crónica, aletas de alto rendimiento, embarazo o lactancia este requerimiento sube de 1.2-1.5g/kg dependiendo de cada caso. Para regenerar musculo se necesita tener el glucógeno muscular en estado óptimo y esto se consigue con hidratos de carbono.  Los suplementos proteicos aproximadamente tienen 50 gramos de proteína de diferentes tipos en cada ¨scoop¨. Es importante que tenga presente cuál es tu requerimiento de proteína porque si consumes proteína de más, el cuerpo lo va a metabolizar como glucosa y si esa glucosa no se utiliza se deposita como grasa en el tejido adiposo por un proceso llamado Lipolisis de Novo.

Se ha comprobado que los alimentos son mejor fuente de proteína que la suplementación ya que la combinación de proteínas (soya, whey, caseína, etc.) tiene un mayor efecto y más duradero en el cuerpo. Según la American Journal of Clinical Nutrition la síntesis muscular es incrementada en respuesta al ejercicio. El consumo de proteínas que estimula la síntesis muscular post-entrenamiento es consecuencia de la estimulación de transporte de amino ácidos en el compartimiento intramuscular. No solo es importante la composición exacta y la cantidad de amino ácido consumimos después del entrenamiento sino también el tiempo de la ingesta. Hasta la fecha no hay un consenso que refiera el beneficio de suplementación proteica o de amino ácidos en sujetos en entrenamiento recreacional.  La cantidad de proteína que requerimos la podemos cubrir con una buena alimentación y te da mejores resultados que un suplemento proteico.

Proteína animal

gramos c/100g Proteína Vegetal gramos c/100g

huevo

13 arroz

6.6

leche

3.3 avena

14

queso fresco

15 cereales

12

pollo

22 garbanzos

20.8

ternera

21 lentejas

23

atún

23 soya

35

lenguado

17 frijol

24

pasta

12

frutos secos

16

hortalizas

1.6-4-9

En otra ocasión hablare de otros suplementos más específicos y cuáles son los que están comprobados que funcionan y bajo qué condiciones ya que estos suplementos no son mágicos.  En resumen, los suplementos alimenticios ayudan en situaciones específicas de una persona que requiere de más de estos sustratos o ingredientes alimenticios.  Muchos de los suplementos ya sean para perder peso, polvos rejuvenecedores, antioxidantes, colágenos, etc. No está comprobado que llegan a donde deben de actuar. (ej. Suplementos de colágeno en polvo, colágeno es una proteína, tomada se degrada en el estómago por el pH del ácido gástrico ¿llego a la piel, uñas, pelo?) En la mayoría de los estudios donde comparan el uso de suplementos y el consumo de alimentos completos tiene mayor beneficio el consumo de los alimentos ya que todos los componentes trabajan sinérgicamente para que tengan un efecto en nuestros procesos enzimáticos y/o hormonales. Aparte que todos tienen un alto costo económico.

En otra ocasión hablare de otros suplementos más específicos y cuáles son los que están comprobados que funcionan y bajo qué condiciones ya que estos suplementos no son mágicos.  En resumen, los suplementos alimenticios ayudan en situaciones específicas de una persona que requiere de más de estos sustratos o ingredientes alimenticios.  Muchos de los suplementos ya sean para perder peso, polvos rejuvenecedores, antioxidantes, colágenos, etc. No está comprobado que llegan a donde deben de actuar. (ej. Suplementos de colágeno en polvo, colágeno es una proteína, tomada se degrada en el estómago por el pH del ácido gástrico ¿llego a la piel, uñas, pelo?) En la mayoría de los estudios donde comparan el uso de suplementos y el consumo de alimentos completos tiene mayor beneficio el consumo de los alimentos ya que todos los componentes trabajan sinérgicamente para que tengan un efecto en nuestros procesos enzimáticos y/o hormonales. Aparte que todos tienen un alto costo económico.

Reducción al financiamiento público de partidos políticos

Convencido que la población siente indignación ante el gasto irracional de los partidos políticos y que México pasa por una crisis financiera, que los hospitales no son dignos para la población, que algunos ni siquiera tienen medicina y de que el gobierno debe ser sensible ante la exigencia de la gente, propongo bajarle hasta un 90 por ciento al presupuesto de los partidos y unirnos para que se deje de gastar miles de millones de pesos en cosas que no nos dejan ningún beneficio.
La ley por ahora, marca que el padrón electoral (Unas 80 millones de personas) es el que rige el presupuesto multiplicado por el 65 % de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), dando una cifra estratosférica de más de 4 mil millones de pesos anuales, ¿Se lo merecen los partidos políticos?, para nada y tenemos que hacer que se ganen ese presupuesto con la modificación al artículo 41 de la Constitución que establece el presupuesto y al artículo 51 de la Ley general de partidos políticos que es la que dice cómo se reparte el presupuesto.
En esta iniciativa, propongo que sea el número de votos en la elección más reciente al presupuesto multiplicado solo por el 15 por ciento de la UMA, que representaría solo asignar cerca de 355 millones de pesos, así el dinero que se ahorraría podría ser usado en beneficio de la ciudadanía, como en hospitales, educación o programas específicos que ayuden a la gente, porque finalmente es su dinero.
Tenemos que lograr que los diputados y senadores le entren al tema y se atrevan a votarla a favor, que se pongan a trabajar y ganar votos reales, eso también sería muy bueno para nuestra democracia, porque ciudadanos más participativos son mejor representados.
Es un gran golpe para los partidos, pero es necesario para nuestro país, pronto estaré presentando también una iniciativa similar en el ámbito local, esto es un “ya basta” en hacer millonarios a los partidos y es un aliento para todo el país.
Y yo sé que se preguntaran: “¿Por qué hasta ahora que no tiene partido lo hace?” Déjenme decirles que no es así, esta iniciativa ya la había presentado cuando aún pertenecía al PRI, pero en el Congreso, las iniciativas son presentadas por bancada, y esta iniciativa estaba congelada por ellos, es una de las razones por las que me salí del partido, para ser libre de legislar, sin ataduras, por México.
Y voy a luchar porque esta iniciativa sea una realidad, por ahora, ya fue turnada a la Comisión de Puntos
Constitucionales del Congreso de la Unión.
Les dejo mi celular para debatir: 044-811-077-26-78 ¡Cuenten conmigo!

#HojaDeRuta: “Golpes a la Sociedad Civil Organizada”

Durante el último mes la sociedad civil organizada de Monterrey ha recibido un par de duros golpes por parte de las autoridades: el desaguisado y distanciamiento de los ediles metropolitanos a la plataforma Alcalde Cómo Vamos, y el rechazo del gobernador Jaime Rodríguez al Sistema Estatal Anticorrupción que diversas agrupaciones ciudadanas trabajaron junto al congreso. Aunque han abundado señalamientos e intentos de justificaciones por todas las partes involucradas, se ha debatido poco la lógica y cálculo de estas maniobras políticas. Aventuremos una explicación.

En el caso de la plataforma Alcalde Cómo Vamos, las señales de tensión y desgaste no son nuevas. La inconformidad de los alcaldes había sido expresada en anteriores ocasiones, la verdadera pregunta es: ¿por qué los alcaldes pueden con tal ligereza amenazar con abandonar la plataforma o condicionar su permanencia? La respuesta es simple: porque tienen el capital político de su lado, y por tanto, el costo político de poner en entredicho, o incluso abandonar la plataforma, es relativamente bajo. Esto es debido a que las múltiples organizaciones que la conforman tienen larga trayectoria y defienden causas loables, pero en términos de real politik, cuentan con una muy limitada base social.

En este sentido, la sociedad civil organizada se conforma como una élite que está más cerca de la clase política que de la ciudadanía en general. Su arma principal es la vocería con resonancia mediática, la cual ejerce presión, pero como cualquier otro recurso, su efecto es limitado. Los esquemas tradicionales de consejos o conjunción de organizaciones suelen surtir efectos positivos, pero mantienen la participación limitada a las instituciones (sociales y privadas) tradicionales, por lo tanto limitando la representación. Por supuesto que la labor que estas organizaciones realizan es fundamental y de alto valor, el tema es que sus plataformas no se socializan lo suficiente.

Tomemos como ejemplo el Informe País para la Calidad de la Ciudadanía en México, realizado por el INE y el Colmex. Al medir el índice de confianza, el estudio encontró que solo el 30% de los mexicanos confía en los gobiernos municipales, y en las organizaciones de la sociedad civil, la cifra sube apenas a 40%. Esto da una idea de la distancia que existe entre la ciudadanía general tanto con las autoridades como con las organizaciones de la sociedad civil.

También podríamos tomar como ejemplo la elección de gobernador de 2015: se dio un fenómeno social hacia una opción alternativa que consiguió una votación inusitada, pero fue un tsunami, una gran ola que rompió rápido. Esto es lógico, la enorme mayoría de la ciudadanía está desorganizada. El citado estudio del INE aventura una hipótesis con tres elementos para explicar la debilidad ciudadana:

1. La desconfianza que existe entre la ciudadanía, y de la ciudadanía hacia la autoridad.

2. La desvinculación en redes que vayan más allá de la familia, amistades o religión.

3. La decepción ante los resultados de la democracia.

Una de las respuestas podría estar en impulsar una mayor organización y politización ciudadana, por ejemplo, mediante los Comités Ciudadanos contemplados en la Ley de Participación Ciudadana estatal, cuestión que organizaciones como Alianza Cívica han visualizado e impulsado.

La clase política tienen recursos, herramientas, espacios y estructuras para generar cuadros, mantener organización y empujar su agenda. La sociedad civil flaquea en este aspecto, a pesar de ser mayoría. Ahí radica hoy su debilidad, y al mismo tiempo, el enorme poder por desarrollar.

 

Partidos Políticos y Candidaturas Independientes

México vive actualmente un momento crucial en la historia de su sistema político. Debido a las reformas impulsadas por el Presidente Enrique Peña Nieto ahora es posible postularse a un cargo de elección popular por la vía independiente, es decir, sin el respaldo de un partido político. Por consiguiente los estados de la república también hicieron las reformas correspondientes por lo que ahora vemos como hay gobernantes y legisladores independientes emanados de procesos electorales del 2015 y 2016. El objetivo de este artículo es contrastar los efectos políticos que han tenido estas candidaturas a la fecha y el impacto que podrán tener en el juego político del 2018.

Hoy en día ya hay alcaldes de centros poblaciones importantes como Morelia, García y Ciudad Juárez que llegaron al poder por la vía independiente, tenemos inclusive en Nuevo León un gobernador independiente, Jaime Rodríguez Calderón. Ejemplos y motivos hay muchos por eso vale la pena analizar porque la gente decidió escoger a esas opciones políticas en esos estados cuando en muchas ocasiones eran candidatos que anteriormente habían militado en un partido político. El hartazgo generalizado hacia el sistema o la polarización política en algunos estados terminó por generar estos triunfos.

Desde mi punto de vista los partidos políticos no necesariamente están peleados con las candidaturas independientes, de hecho, hay un artículo dentro de los estatutos del Partido Revolucionario Institucional donde se establece la posibilidad de poder contender por la vía independiente sin dejar la militancia de partido siempre y cuando se obtenga autorización del consejo político de nuestro partido. Fue este partido junto con las grandes fuerzas políticas quienes impulsaron las candidaturas independientes y otros aspectos fundamentales de la reforma electoral del 2013 como lo son la reelección legislativa y la fiscalización de las campañas.

El termino independencia es relativo, ninguna figura que participe en política, desde el regidor, diputado local hasta el presidente de la república puede jactarse de ser independiente 100% tomando en cuenta que la política al final se mueve por muchísimos intereses y los candidatos independientes no son la excepción quienes en muchas ocasiones son apoyados y financiados por los propios políticos partidistas, empresarios y grupos de poder con el fin de arrebatarle el poder a otro  grupo político o inclusive tener un candidato que sirva para dividir el voto ante un panorama anti sistémico.

Una de las críticas mas fuertes que ha habido hacia las candidaturas independientes han sido los excesivos requisitos para poder registrarse y llevar a cabo una campaña, sin financiamiento público elevado y con trabas con el proceso de recolección de firmas. Al final del día en mi opinión hemos visto que estos requisitos no son obstáculo para que contiendan contra los demás partidos y sirven para evitar tener un exceso de candidatos independientes sin respaldo ni legitimidad social alguna. En este 2018 se juega no solamente el futuro del PRI sino el futuro del país ante los grandes retos que se vienen, dudo que tengamos un presidente independiente, pero esperemos las candidaturas independientes sirvan en realidad para representar intereses genuinos de la ciudadanía y no estrategias políticas enfocadas a confundir al electorado.

Seres dignos de un gobierno indigno

“Ningún hombre, dijo Locke, nace para gobernar o ser gobernado”

-Justicia para erizos, R.D.

La desilusión ciudadana ha mostrado la decadencia de la democracia. Los últimos acontecimientos políticos-sociales han ido desencadenando una serie de pensamientos, criticas y cuestionamientos, respecto a la funcionalidad del sistema político democrático, y no únicamente en el plano nacional, sino también internacional.

Con el supuesto declive actual de la democracia surgen también una serie de consecuencias, entre las que se encuentran, la abstención ciudadana, la desconfianza en las instituciones gubernamentales, así como en los políticos que nos representan. Si partimos de los últimos resultados, el fracaso del plebiscito en Colombia, el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, así como los incidentes que existieron en las pasadas elecciones en cuatro estados de México (Estado de México, Coahuila, Nayarit, y Veracruz) las cuales volvieron a demostrar el débil sistema electoral con el que contamos, nos han hecho cuestionarnos si se volvió a premiar la impunidad, y peor aún si continua operando la arbitrariedad del Estado.

Ahora bien, ¿qué es lo que verdaderamente ha erosionado la democracia? Acertadamente Winston Churchill manifestó: “la democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado”. Es así, que también  reconozco que es el único en el cual se nos ha garantizado el poder de elegir soberanamente a nuestros representantes.  Ronald Dworkin decía que la democracia existe siempre y cuando “el gobierno sea del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, es decir, el pueblo debe autogobernarse. ¿Qué pasa cuando el gobierno no funciona para el pueblo?.

Si partimos del anterior pensamiento, Dworkin establecía que los gobiernos democráticos reconocen y salvaguardan la dignidad de sus ciudadanos; por lo tanto, la dignidad se entiende como el papel principal que tiene toda persona en la toma de sus decisiones colectivas respecto de quien ejerce el control, así  como la expresión imperante de los derechos humanos. En la realidad actual somos seres dignos gobernados por un sistema indigno, concatenado entre  las injusticias y la desigualdad.

Si se entiende que el reconocimiento de la dignidad humana va relacionada con el funcionamiento de un verdadero gobierno democrático, entonces, ¿qué pasa cuando ese gobierno “democrático” no funciona? ¿Se sigue considerándose democrático?; Ahora, la culpa de quién es: ¿el sistema? o ¿el pueblo? ¿Los gobiernos garantizan la dignidad de toda persona? Aun no entiendo cómo podemos sentenciar que la democracia no funciona, si vivimos en un Estado el cual aún no reconoce la dignidad de toda persona, y además la atropella constantemente con múltiples violaciones a derechos humanos, por lo tanto, no vivimos en un país plenamente democrático; lo interesante sería analizar si efectivamente existen países planamente democráticos.

Si se relaciona la erosión de la democracia con el abstencionismo, el cual se le conoce como el arma silenciosa, entonces, creo que debemos de preguntarnos ¿por qué la ciudadanía se abstiene de votar? Un ejemplo es Colombia, en donde se registro la abstención electoral más alta de la historia, con un porcentaje de 63 por ciento. ¿Por qué surgió lo anterior? En el caso del plebiscito por la paz, se consideró que el Estado tuvo una pérdida de interés en el dolor de las víctimas y su debida reparación, y prefirió mostrarse como un Estado “fuerte” ante la comunidad internacional, por ende, la ciudadanía se abstuvo de salir a votar. Otra vez, el Estado no respondió. Cómo ejerces tu derecho al voto si tu Estado no responde.

La “decadencia” de la democracia, se le puede atribuir a un sinfín de factores, no se pueden limitar únicamente a la poca participación ciudadana o la desconfianza de las instituciones. Sin embargo, aún no es tiempo de desilusionarnos del único sistema político que nos ha dado libertad de elección.

Para mí la democracia es una de las luchas más importantes que se han ganado históricamente, a pesar de sus múltiples fallas y sus resultados en ocasiones no nos favorezcan, aún seguimos teniendo el poder de decisión sobre nuestros representantes. La democracia nos da el poder de equivocanos, pero también de remediarlo.

El reposicionamiento del PRD: la izquierda y su agenda

En la actualidad los partidos políticos se distinguen de otro tipo de organizaciones porque buscan el poder a través de métodos legales y pacíficos con base en el sufragio o voto libre y secreto de la ciudadanía, así las cosas, la formulación de propuestas distintivas, es la plataforma que permite incluir a una ciudadanía plural y plena de diversidades.  En México, los partidos políticos se conciben como entidades de interés público. En ese marco, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) es un actor protagónico en la construcción de una agenda abierta en materia de derechos e inclusión de minorías, atendiéndose a que las democracias modernas son, en su representación,  una suma de minorías.

El surgimiento del PRD se debe a la convergencia de distintos partidos y organizaciones que lo forman tras las elecciones presidenciales de 1988 donde se postuló al Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas a partir de un frente amplio de las izquierdas llamado “Frente Democrático Nacional” (FDN). Ese frente logró el trabajo y vinculación, entre otros, del Partido Popular Socialista (PPS), el Partido Mexicano Socialista (PMS), el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), el Partido Frente Cardenista de la Revolución Mexicana (PFCRM), el Partido Social Demócrata, y diversas fuerzas progresistas que dieron cobijo y consistencia a un proyecto ideológico con la intención de asumir una representación ciudadana de avanzada, abierta, y necesariamente transformadora, todo en clave democrática.

Es importante comprender y asumir la diversidad al interior del PRD, porque una de sus plataformas fue la incorporación de sectores desprotegidos por partidos de derecha o con una agenda más limitada en lo tocante a incluir políticas progresivas al interior de un gobierno, y en evidencia de las leyes,  Es por ello que, desde que gobierna la CDMX y otras entidades en el país, se promulgó la agenda de inclusión de la diversidad sexual, de reconocimiento de derechos como la decisión de la mujer sobre el aborto, y la adopción por parejas del mismo sexo.

La CDMX fue la primera entidad de la República en aprobar el matrimonio igualitario en el año 2009, aperturando un debate necesario sobre nuevos derechos en una sociedad diversa. Hoy nuevos derechos se han aprobado en la Constitución de la CDMX, destacándose: el derecho a la ciudad, a un medio ambiente sano, la protección de animales, el derecho de movilidad y el reconocimiento a la multietnicidad y pluriculturalidad de sus habitantes.

En la elección del EDOMEX el candidato Juan Zepeda se pronunció abiertamente por los matrimonios igualitarios, el aborto y la adopción por parejas del mismo sexo, y ante recientes iniciativas legales, el PRD retoma desde distintos frentes su vocación de izquierda progresista, con un proyecto incluyente. Se trata de posiciones políticas que antes y ahora causan polémica,  e incluso discursos de rechazo y que en su momento tuvieron costos, sin embargo,  la definición política parte de asumir una posición al reconocer derechos de diferentes grupos sociales.  El avance de estas y otras propuestas al seno de la vida social se expresa en el avance electoral del PRD que pese a múltiples obstáculos obtuvo un mayor número de votos al igual que en otras entidades del país, mostrando que la definción política de izquierda es importante para la ciudadanía.

Lanzar diatribas, epítetos e insultos contra el gobierno en turno no es ser de izquierda, ese tipo de política se basa en la negación y hasta en la destrucción del otro, cuando lo que nos define en México es la diferencia, no se puede apostar a tener razón, sino a construir soluciones comunes a los problemas que enfrentamos. A nadie le sirve una izquierda que a todo dice que no, que se fuga de la historia y que más que una propuesta política se convierta en una cuasi-religión con un iluminado al frente.

Se necesita hacer política para establecer una agenda social, aplicarla y medir sus resultados. Si la izquierda dialogante está de regreso es porque la ciudadanía así lo quiere, el PRD tiene futuro desde definiciones políticas claras; en contraste basta preguntar a los iluminados que opinan de las comunidades de la diversidad sexual, del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo para saber que no saben qué decir, o que ocultan lo que realmente piensan.

#PulsoUrbano: “Mitos urbanos (Parte II)”

“Es culpa de la planeación urbana, “No tenemos planeación”, “hay intereses malvados”.

La planeación urbana existe. No es un fantasma que opere sin instituciones, presupuestos o reglas. Lamentablemente, ha salido de las Secretarías de Desarrollo Urbano en gran medida. Sin embargo, en el país y cada estado existen desde organismos hasta oficinas dedicadas a la elaboración de planes.

No es reciente. Tendrá aproximadamente 30 años que comenzó a ser indispensable contar con la técnica. Esto en medida de que comenzamos a crecer territorial y poblacionalmente. Demanda de infraestructura como servicios para esas comunidades en la periferia crearon tales posibilidades.

No obstante, como casi todo en México. Algunos de esos planes estuvieron supeditados a decisiones políticas que no consideraban los cambios de futuro. Eso aunado a la corrupción, la impunidad y también la falta de visión técnica que estuviera preparada no para tales cambios, sino para crearlos. Tan sólo hagamos la pregunta: ¿cuántos planeadores urbanos hay en la Zona Metropolitana de cualquier ciudad de México?, ¿cuántos organismos públicos dedicados a la planeación urbana? Esa fue una cuestión que nos hicimos expertos de todo el mundo, créame que la respuesta es igual de frustrante en la India, en Inglaterra, en Canadá que aquí. Vaya, es un tema generalizado sólo que en algunas partes estas ausencias son más visiblemente nocivas que otras.

El rezago nos ha alcanzado, no hay duda, con ello el conflicto, el caos, la selva de asfalto. Lo que vivimos con realidad urbana no es más que un reflejo de la coexistencia misma de eso, más los intereses. Intereses que no sobra decir que tenemos todos. Absolutamente cada habitante tiene un interés.

Los intereses de hecho no son malos ni buenos. Sólo son intereses. Pero se convierten en perjudiciales cuando sólo pensamos de la puerta de nuestra casa para adentro sin tomar en cuenta puntos de acuerdo común.

Eso no va a ser posible en su totalidad hasta que resolvamos también otra de las acefalías en las ciudades: la democracia.

La democracia tiene que ver con la Planeación urbana en la medida en que dejemos de entender que esos planes sólo surgen de la “nunca brillante idea” de un sólo actor (llámese Alcalde, Gobernador, empresario, etc). Tenemos que movernos y transitar un duro camino hacia la Planeación colaborativa que permita ese diálogo, la retroalimentación y la cooperación.

Cooperación que no está asegurada sólo con opinar sino que es la sumatoria de esfuerzos públicos, privados y de la sociedad civil que se conjugan no para determinar los planes, eso nos toca a los técnicos, sino para ejercer el derecho a la participación como la vigilancia y la continuidad en la ejecución de los mismos.

En algunas entidades del país, en el caso de México, todavía no se tiene claridad al respecto. En qué se puede, cómo, para qué… Estamos haciendo el camino y estamos aprendiendo a cómo lograr no permanecer inmóviles aún cuando la situación sociopolítica de nuestro país es tensa en este momento

De acuerdo con Joan Clós, Director de ONU-Hábitat esas son las variables que hacen que la planeación urbana sea ahora un reto colectivo que debe rebasar los límites de la técnica.

Quizá por eso los planeadores del futuro nos sentimos en una batalla solitaria y contracorriente. Porque entre esos planes arcaicos, intereses que no todos están en las mesas de debate y algunos en ese sentido del “nadie gana más que yo” nos estamos perdiendo de hacer más ejercicios ricos en diversidad, pluralidad y visiones distintas.

No es trabajo del gobierno. No es trabajo de hecho de una sola persona porque justo lo que pretendemos en la Planeación colaborativa es que esos intereses estén todos representados y decidan qué vamos a hacer realidad o no.

Entonces las preguntas se vuelven complejas, ¿cómo cambiar si los intereses -incluyendo los de los más “progres”, “educados” y con “dinero” cuando no existe en el imaginario si quiera la búsqueda del bien común?

Por eso estamos como estamos.

No es la Planeación, son los intereses que todos los tenemos. Y que en esta ciudad como en otras deberíamos preguntarnos qué clase de intereses tenemos porque con los que hoy están, incluyendo los de los habitantes, pocos quieren transformar a esa urbe que tanto nos duele y aqueja.

Intereses que corresponden a personas con alto nivel de conciencia nos permitiría seguir “picando piedra” en la muerte de la planeación urbana tradicional a una nueva sostenida en procesos colaborativos. Porque no, no es un fantasma. Ni tiene la culpa. Ni hay intereses malvados si el resto de los intereses hacen contrapesos. Eso, es repensar colectivamente la Ciudad en función de solucionar la realidad caótica y no de seguir teniendo fábricas de planes.

¡Vamos tesoro, no te juntes con esa chusma!

Al puro estilo Doña Florinda, MORENA convenció al PT y a sus militantes a no negociar con el resto de la izquierda rompiendo relaciones con la chusma del PRD y sus tribus de cara al 2018.

Andrés Manuel en un compromiso ideológico con su gente y su causa terminó cualquier posibilidad de alianza del PRD. Si bien es cierto, el movimiento es congruente con cierta ideología y discurso, el haber roto con el partido es poco estratégico y por supuesto, esto le afectará de cara al 2018.

La estrategia es inadecuada porque hay sectores del PRD que estaban a favor de la unión con MORENA y dividir el voto de la izquierda es afectarse a sí mismo como partido.

Lo interesante de este cisma en la izquierda mexicana es que MORENA, el partido que proclama una renovación en la honestidad del país y con un compromiso latente y directo de acabar de tajo con la corrupción se echa en los brazos del Partido del Trabajo.

¿Alguien sabe cuántas propiedades tiene el Maestro Anaya? En este espacio hace algunos meses se escribió sobre la figura oscura que representa don Alberto. Es así entonces, como Anaya, el único héroe de esta película asegura el registro por un par de años más a costa del “punch” de Morena.

Es verdaderamente incongruente que Morena acepte al PT y no al PRD acusándolos de mercenarios. Sin embargo, son gajes de la política.

Las consecuencias de esta decisión pueden ser desastrosas nuevamente para la izquierda en sus aspiraciones a la presidencia, con esto le da camino libre al PAN y al PRD para una eventual alianza, una mezcla casi anti natura en sus inicios pero que poco a poco se han perdido el asco a pesar de tener agendas totalmente opuestas.

En la izquierda falta que Movimiento Ciudadano se defina, pero también fueron llamados “mercenarios” por AMLO, con lo que la alianza MORENA-PT probablemente ya no tendrá más cambios.

Con esto hay muchos ganadores y un solo perdedor, Andrés Manuel. Sin embargo, si en julio próximo se alza con la victoria, nos callará a más de uno que no creemos en que dividir a la izquierda es lo mejor.

Con esta decisión, en mi humilde opinión, MORENA sentenció su derrota en 2018, pero nada está dicho. El veterano comandante de la izquierda Alberto Anaya solo sonríe al leer esto… supongo.

Lo dicho, dicho está.

#MartesDeGrilla: “Alcalde, ya no vamos”

Pásele a lo barrido que el tema está en su mero punto. Desde la salida de Mauricio Fernández de la plataforma ACV (Alcalde, ¿Cómo Vamos?) la discusión se ha venido creciendo como espuma entre la misma plataforma, la iniciativa privada, los líderes de opinión y los funcionarios públicos. Cada quien desde su bando defiende su postura.

El tema no es para menos ya que ACV es una de las pocas herramientas ciudadanas que por fin había logrado reunir en la misma sala a los 9 alcaldes del área metropolitana, esos mismos que hoy aseguran no volverán a la plataforma hasta que sus índices e indicadores sean modificados. Es imposible intentar medir a todos con la misma vara, por eso sería importante que dichos índices fueran diferentes e independientes para cada municipio, los cuales, además de cumplir con la plataforma, se ven obligados a respetar su Plan de Desarrollo Municipal y los objetivos a corto, mediano y largo plazo. Además, acusan que desde el titulo pareciera ser más un interrogatorio que una plataforma para sumar esfuerzos.

Este problema tiene muchas aristas. Por un lado, algunas de las personas que han estado muy cercanas al movimiento han terminado por involucrarse en el sector público de un día al otro. Casos como el de Lorenia Canavati y Miguel Treviño desacreditaron a la plataforma al convertirse en candidato y/o al unirse al gobierno independiente de Jaime Rodríguez. En automático se deslegitima, ¿Qué tipo de resultados puedo exigirte a ti alcalde, si hoy te siento frente a mí y con lupa te juzgo para así, en menos de un año yo poder convertirme en candidato a ocupar tu puesto? En esta vida hay que ser muy cautelosos porque no se puede ser juez y parte.

Por otro lado, en beneficio de Lorenia y Miguel, ellos están en todo su derecho de hacerlo al cumplir con los tiempos que delimita la ley para ser candidato. Sobre todo si lo hacen bajo la bandera de que hay que pasar de la queja a la acción; es solo que su forma de hacerlo levanta tremendo polvo y harto sospechosismo, tanto que pareciera son solo oportunistas de estas plataformas para conseguir su objetivo.

En fin, juzgue usted por sí mismo. Lo que es un hecho es que la plataforma hoy cruza el momento más complicado desde su creación. La cuestión ahora es: reinventarse o morir.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.