#Kleroterion: “¡No es un banco más!”

Comparte este artículo:

Hoy en día el adentrarse a cualquier sociedad significa adoptar todos y cada uno de los servicios que brindan los mismos, tal es el caso de los bancarios. 

Lamentablemente para estos, es necesario entenderlos para poder utilizarlos sin ningún problema, ya que una institución bancaria puede convertirse en un gran aliado para todas y cada una de las finanzas y actividades económicas que realizamos, pero para otra gran parte de la ciudadanía, que carecen o necesitan recursos económicos, es la formalización del típico prestamista usurero que existen por todos lados; la situación es, que en este caso, no sólo son letras firmadas, sino el mal uso o trato con las obligaciones de un banco implica quedarse en la ruina, sin bienes y hasta en la cárcel, ya que la necesidad los obliga a pedir préstamos que pueden inflarse de una manera gigantesca y por supuesto, impagable.

Ahora bien, en este sexenio surgió una institución bancaria que es digna de mencionar, ya que una de sus funciones principales es poder apoyar a quienes más lo necesitan, además de poder llegar a las zonas más alejadas y de alta marginación, dicha entidad, lleva el nombre de Banco del Bienestar, Sociedad Nacional de Crédito, Institución de Banca de Desarrollo, convirtiéndose en el principal dispersor de recursos de programas sociales del gobierno federal.

Es así que siendo una banca social, entre sus funciones principales están la de facilitar y promover el ahorro entre todas y todos los mexicanos, ya sea dentro o fuera de México, siendo personas físicas o morales, con la finalidad de impulsar la inclusión financiera, pero con una verdadera perspectiva de género y tomando en cuenta también, a las comunidades indígenas.

Otro aspecto importante es que promueve la innovación tecnológica mejorando la condiciones financieras, pero lo más importante es que tendrá presencia en las localidades más alejadas y con más alta marginación, buscando siempre como poder apoyar a quienes más lo necesitan, pues es un banco con espíritu social,  teniendo acceso de manera directa o indirecta mediante convenios o alianzas institucionales y/o comerciales, cooperativas, empresa privadas y cajas de ahorro que forman parte de “L@Red de la Gente”, que es una alianza comercial entre 185 sociedades de Ahorro y Crédito Popular y el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, que tiene como fin, ofrecer a la población una amplia gama de servicios de forma rápida y eficiente a la población que más -los necesita, por todo lo anterior, podemos decir que el Banco del Bienestar “no es un banco más”, sino  “el banco de todas y todos los mexicanos”.  

NL: la farsa del Congreso

Comparte este artículo:

Las denuncias relativas a los “ajustes” efectuados a la Ley de Movilidad me parecen el colmo de la degradación de la democracia en el fallido estado de Nuevo León. Cuando una Ley votada en el pleno  del Congreso por los diputados sigue siendo sujeta a negociaciones antes de su publicación en el Periódico Oficial del Estado, muestra que no existe ningún respeto ni siquiera a lo votado.

El PAN habla de errores de dedos, (que dedos tan torpes que se equivocan hasta en 6 artículos de la Ley), el PRI habla de fallas involuntarias de la Oficialía Mayor. ¿Así será el profesionalismo de funcionarios cuidadosamente seleccionados por los dos partidos representantes de la partidocracia?

Los “errores de dedo” alteran el sentido de los artículos “corregidos”, ¿no habrá un lector, como en cualquier casa editorial para dar el visto bueno antes de publicar? La ligereza con la cual Carlos de la Fuente y Francisco Cienfuegos minimizan las alteraciones es más que sospechosa.

La partidocracia no sólo traiciona sus electores, parece que traiciona sus propios diputados y que tras bambalina se puso de acuerdo con la AET y el Secretario de Gobierno para publicar el texto a modo que habían sido incapaces de hacer aprobar en el Pleno.

De confirmarse, estos hechos constituyen una negación de la democracia, al contrario de lo que afirmó el Secretario de Gobierno que tantos vetos y rechazos a las leyes era muestra de una democracia vibrante. Más bien, demuestra que lo único irreversible es la muerte. Un voto en el Congreso es más reversible que una camiseta sin marca.

Frente a estas evidencias, la necesidad de seleccionar con mucho cuidado los próximos diputados se hace más urgente. Todo lo que huele a partidocracia, huele a manipulación y a traición de la voluntad popular.  ¿Será necesario mantener la farsa de un Congreso que junto con su brazo fiscalizador, la Auditoría Superior del Estado,  nos cuesta casi 600 millones de pesos de nuestros impuestos? Para no fiscalizar y para alterar las leyes votadas. Quizás farsa debería escribirse fraude.

Ni salud ni bienestar

Comparte este artículo:

El primero de enero de este año, comenzó a operar el nuevo órgano descentralizado de la Secretaría de Salud: El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que viene a reemplazar al Seguro Popular. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre tener salud y tener bienestar? La Real Academia Española define la primera como el estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones y la segunda como el conjunto de las cosas necesarias para vivir bien. Por lo tanto, la salud para el bienestar se podría explicar como estar en un estado funcional necesario para poder vivir dignamente.

El motivo por el que se crea el INSABI es para brindar servicios gratuitos de salud a 69 millones de personas que no cuentan con un seguro social; algunos de los servicios son atención universal médica y medicinas y tratamientos gratis.

Todo va bien hasta que uno se pone a pensar: ¿cómo puede un presidente decir que va a expandir los servicios médicos cuando ni siquiera en los hospitales actuales se puede brindar una atención suficiente a los pacientes? A diario al pasar por estos lugares vemos a gente desesperada por ser atendida y familiares que son obligados a permanecer fuera sin saber qué pasa con sus seres queridos dentro. A diario vemos noticias o publicaciones en redes sociales sobre el mal cuidado que se da en los hospitales del IMSS y la escasez de cosas básicas como jeringas, gasas y medicamentos.

Según el CONEVAL en el 2015 se contaba en el país con 2.4 médicos por cada 1,000 habitantes, siendo la más baja de los países de la OCDE y en el caso del personal de enfermería se contaba con 2.8 por cada 1,000 habitantes, mientras que el promedio de los países de la OCDE era de nueve. Por otro lado, el porcentaje de hospitales con 30 camas censables o más en el sector público es de 58.7%, siendo nuestro país, el segundo país de la OCDE con menor número de camas totales por cada 1,000 habitantes, justo por encima de la India, con un total de 1.5 camas.

Además, falta hablar sobre los efectos de haber eliminado el Seguro Popular, la gente que estaba afiliada a este seguro ha estado teniendo dificultades para volver a incorporarse a este nuevo Instituto y se quejan en redes sociales que la promesa de que todo fuera a ser gratuito es mentira, pues sí siguen cobrando varias cuotas y otras ya existentes han aumentado como el costo de hospitalización de 88 pesos a 477 pesos.

Es muy triste ver cómo se están ejecutando las acciones del gobierno sin una correcta planeación antes. No puedes prometer algo en una mañanera y luego “cumplir” de una manera tan mediocre. No se les dio un debido seguimiento de transición a los afiliados del Seguro Popular al INSABI, también el personal médico no tiene idea de cómo atender según este nuevo modelo y peor aún, la principal idea de hacer que todo fuera gratuito es completamente mentira. Con estos modos no se cumple ni salud ni bienestar y solo demuestra una vez más el pobre diseño e implementación de las políticas públicas de esta cuarta transformación.

#ElNidoDelGavilán: “Yankeecracy for Iran”

Comparte este artículo:

En estos días estamos viviendo una incertidumbre internacional con respecto a lo que pueda pasar entre Estados Unidos e Irán. Una realidad es la política imperialista y abiertamente confrontativa por parte del vecino del norte respaldada internamente por ambos partidos en el poder.

Sin importarles procedimientos ni acuerdos, el Ejército de Estados Unidos sobrevoló un país extranjero para ejecutar extrajudicialmente a un mando de otro Estado. Peor aún, el cinismo de la Casa Blanca fue tal que el propio Donald Trump reivindicó públicamente el asesinato en su cuenta de Twitter con la imagen de la bandera estadounidense. No solo eso, un día después de dicha muerte, se registró un ataque aéreo contra las Fuerzas de Movilización Popular que dejó seis personas muertas en Irak.

Por su parte, Irán también ha violado acuerdos nucleares y armamentistas y se ha destacado por ser represor, conservador y corrupto. Sin embargo, la regulación de posesión de armas debe ser un esfuerzo coordinado por la comunidad internacional.

La muerte del General Suleimani respondió supuestamente por sabotajes a bases militares norteamericanas en Irak y al estado de sitio a la Embajada en Bagdad. Es verdad que pudieron (sin conceder) tener elementos para verlo como enemigo, sin embargo, Estados Unidos tiene que someterse al derecho internacional para resolver disputas, lo mismo que Irán, sin embargo, ambos países siguen pisoteando la soberanía iraquí.

Como era de esperarse, el asesinato del General Suleimani fue aplaudido por el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu e indirectamente apoyado por la controvertida monarquía saudí, que juega de lugarteniente de los intereses americano-israelís en Medio Oriente.

Y mientras siguen llegando soldados a Medio Oriente y las sanciones económicas a Irán persisten, lo que Irán responda frente a esto será abiertamente beligerante, dado que el ayatolá Alí Jamenei, ha respondido prometiendo una “venganza enérgica”.

Es claro que tanto Trump en plena campaña electoral y enfrentando el “impeachment” como Jamenei agobiado por extensas medidas de austeridad están sacando rédito político de esta escalada diplomática, unificando la opinión pública dentro de sus fronteras contra “el enemigo”.

Los únicos beneficiados de esta crisis son las élites armamentistas y petroleras de Estados Unidos y del mundo haciendo pagar los platos rotos a los ciudadanos de cada país involucrado. La soberbia imperialista de Estados Unidos, desestima que, de acuerdo a datos propios del Departamento de Asuntos de los Veteranos de 1979 a 2014, cerca de 20 ex combatientes mueren cada día por causa de suicidio. La guerra es parte del American way of life y aunque es un camino posible en este momento, el objetivo de Estados Unidos es reforzar su posición en la zona e imponerse.

Debemos, como ciudadanos del mundo, negarnos y manifestar nuestro rechazo contra la guerra y su propaganda nociva desde ambos frentes. La SRE y la América Latina tienen en sus manos apoyar el desarme y la búsqueda del diálogo como contrapeso al imperialismo norteamericano que tanto daño hace al mundo.

#Kleroterion: “¡Salud por la Salud!”

Comparte este artículo:

Arrancamos un año nuevo, el cual estoy seguro nos dará nuevas oportunidades, así como nuevos desafíos, pero más allá de eso esperamos un buen gobierno que nos brinde lo necesario para poder transitar de la mejor manera en esta sociedad, por supuesto, en el entendido de cumplir nuestras obligaciones, pero también de tener un acceso real a nuestros derechos.

Tal es el caso que al comenzar el 2020 es sustituido el ya conocido Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), creado por iniciativa del Presidente López Obrador, actuando como un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud, con criterios de igualdad, inclusión y universalidad, por lo que de hoy en adelante se podrá ofrecer de manera gratuita servicios de salud a millones de mexicanas y mexicanos, que no tengan seguridad social, acabándose las pólizas, afiliaciones o cuotas anuales; pero lo mejor, es que se tendrá atención para todos los padecimientos, además de incluir los que son muy costosos como el cáncer o VIH, creándose el Fondo de Salud para el Bienestar, así como un acceso a una gran variedad de  medicamentos, todos gratuitos.

Por su parte, será muy sencillo tener acceso a estos servicios ya que solo es necesario contar con el INE, CURP o acta de nacimiento. Asimismo, todo esto será posible al recuperar clínicas, hospitales y centros de salud, que a la fecha se encuentran en abandono, cuidando que no falten medicamentos y equipamiento moderno y eficaz, ponderando el nivel de atención, la promoción de salud y la prevención de enfermedades, reclutando personal médico con sentido de ética profesional, sensibilidad social y dispuestos a trabajar en cualquier rincón del país que lo necesite.

Ahora bien, la entrada en vigor del INSABI implica un esquema de coordinación con las entidades, evitando la duplicidad de plazas médicas, así como combatir la corrupción en la compra de medicamentos, lo cual será de manera consolidada con la SHCP, logrando ahorros y dando una mejor planeación y ejecución de recursos para la infraestructura médica.

Es entonces que este año es y será histórico para todas y todos ya que con el INSABI se comienza la recuperación del sector salud que tanta falta hacía, ya que gran parte se tenía desmantelado y privatizado, por lo que se cumple a cabalidad con un derecho natural y vital, el servicio médico, así hoy podemos decir…salud por la salud, enhorabuena.

Incremento del salario mínimo: una revisión teórica de sus efectos

Comparte este artículo:

El pasado miércoles 1 de enero entró en vigor el acuerdo de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) que establece un incremento del salario mínimo de 20% en términos reales – de 102.68 a 123.22 pesos diarios. 

El gobierno federal ha señalado que el alza general en el salario mínimo no tendrá repercusiones inflacionarias. Si bien es cierto que la relación puntual entre los salarios y los precios no es directa, el aumento se da en un contexto de estancamiento económico. Las consecuencias en la economía no son fáciles de predecir, dada la multiplicidad de factores.

Por ello, conviene precisar algunos postulados teóricos que simplifican el análisis de los efectos que tiene un aumento en los salarios. De esa manera, podremos dar cuenta de efectos opuestos a los que señala la teoría económica ortodoxa. 

La escuela neoclásica de economía establece que el salario real que reciben los trabajadores en una industria debe ser equivalente a la productividad marginal, es decir, a la aportación de la última unidad de trabajo utilizada en la producción. 

El problema con esta teoría es que dicha equivalencia ocurre exclusivamente en equilibrio, un estado de la economía que tiene más relevancia teórica que una existencia fáctica. La economía se encuentra constantemente en movimiento, por ello el análisis debe ser a partir de un enfoque dinámico, no estático. Ante ello, esta escuela de pensamiento toma como simultáneo lo temporalmente heterogéneo. 

Si se acepta este enfoque reduccionista y atemporal, un aumento en el salario real no implica un incremento en la productividad laboral; por el contrario, si se fija un salario mínimo por arriba del equilibrio – ahí donde las funciones de oferta y demanda se cruzan -, las empresas contratarán menos unidades de trabajo respecto al punto de equilibrio, lo que implicaría desempleo. 

Bajo este enfoque existen dos cuestiones que la teoría no toma en cuenta y es consecuencia de la rigidez simultánea que impone entre la remuneración del trabajador y su productividad. En primer lugar, la teoría no prevé que el aumento en las remuneraciones salariales puede generar un mayor esfuerzo, lo que deriva en una mayor productividad. Los trabajadores perciben un estímulo por parte del empleador y lo traducen en un mayor compromiso laboral. Esto no solo se reduce al salario, sino también al acceso a seguridad social, prestaciones, mejor ambiente de trabajo, etc. 

En segundo lugar, la escuela neoclásica define una función de oferta laboral estrictamente creciente, lo que genera un solo equilibrio de mercado. Sin embargo, si pensamos en un hogar con familia extensa que incluya a los abuelos, con salarios muy bajos, todos los integrantes del hogar buscarán trabajar, pero a medida que incrementa el salario y los padres de familia perciben una mayor remuneración, los abuelos pueden dejar de trabajar para cuidar a los nietos, lo que revierte la función de oferta y la vuelve decreciente. Por último, si el salario continúa creciendo, los abuelos tendrán nuevamente incentivos para ofrecer su fuerza laboral dada una mayor remuneración. 

Con ello, se busca señalar que pueden existir más de un equilibrio de mercado, por lo cual, fijar un salario mínimo por arriba de un equilibrio puede conducir al mercado a otro equilibrio, superando el problema de desempleo que la escuela ortodoxa dogmáticamente profesaba. 

A lo anterior, vale la pena agregar los problemas de información que existen en el mercado laboral y que conducen a equilibrios subóptimos. Si bien desde finales de la década de los setenta ya se hacía alusión a escenarios con asimetría de información –moral hazard y adverse selection-, podemos añadir otro de carácter sociológico: la asimetría de poder entre el oferente y el demandante de fuerza de trabajo. 

El empleador, en muchos casos, conoce la situación de necesidad que tiene la persona de ser contratada, por lo cual éste está dispuesto a aceptar el trabajo por una remuneración posiblemente inferior a su productividad. El demandante obtiene una ventaja de la posición de precariedad que tiene el oferente. Por ello, la política pública del candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, de establecer un ingreso universal no era una locura; si bien financieramente poco viable, el ingreso le otorgaría al oferente un respaldo económico que evitaría vender su fuerza de trabajo a cualquier precio.

Con esto no buscamos argumentar que el aumento de los salarios debe ser por mandato gubernamental; por el contrario, estamos de acuerdo en que el aumento sostenido de los ingresos laborales solo es posible con un incremento sostenido de la productividad. Si bien no de forma puntual, el salario y la productividad poseen un relación estrecha y positiva, por lo cual más allá de un aumento por mandato del salario mínimo, el gobierno debe de solucionar el mayor problema para la economía mexicana y que ha provocado el estancamiento del salario y una caída de la productividad: la informalidad. 

La izquierda dividida (Primera Parte)

Comparte este artículo:

En diciembre del 2019, Cuauhtémoc Cárdenas, líder moral de la izquierda mexicana y fundador del partido Partido de la Revolución Democrática (PRD), en una entrevista para el diario español El País, hizo una serie de declaraciones sumamente importantes para entender ese viejo problema que amenaza día con día a la izquierda mexicana: la división y fragmentación. En dicha entrevista, el “Ing, Cárdenas” afirmó que “MORENA no es la izquierda de México[…] hay muchas izquierdas y no ve una izquierda organizada en este momento”. 

El análisis del ex-candidato a la presidencia en 1988, resulta oportuno ante la coyuntura actual donde por primera vez en el siglo XXI, un partido autodenominado de izquierda, gobierna en México. Ante una oleada de inestabilidad y reacomodo de los tableros políticos de America Latina  y Norteamérica,  legitimidad y gran apoyo social con el que cuenta MORENA y López Obrador, resulta imperativo que el actual gobierno establezca un proyecto de nación a la altura de la situación para consolidar una política progresista y liberal a largo plazo. 

La izquierda mexicana, como expone el académico Carlos Illades en su obra “El futuro es nuestro: Historia de la izquierda en México”, desde los inicios institucionales, los movimientos de liberales para transformarse en partidos competitivos, han tenido una dificultad en mantener una uniformidad y solidificación para perseguir un proyecto único, esto ante su naturaleza diversa ya que es difícil mantener posturas homologadas. A diferencia de su contraparte ideológica, la derecha y los partidos de centro, tienen puntos en común mucho más sólidos y detectables, lo cual mantiene el conflicto interno con mayor control y sólo se aprecia en la lucha electoral, sin embargo, la izquierda tiene diversas expresiones, posiciones, movimientos y filosofías. Lo anterior se ha mantenido hasta nuestro tiempos, cómo se aprecia con los comentario de Cardenas. Actualmente, podemos apreciar que dentro de MORENA existen diversas manifestaciones políticas, desde personas que apoyan completamente al Presidente López Obrador como líder, y también existen otros que son más neutrales con las posiciones de su partido e incluso otros que se han mostrado autocríticos. 

Desde diversas trincheras, las distintas manifestaciones de la izquierda mexicana se han mostrado en conflicto, no sólo por comentarios por otros líderes de izquierda como Agustín Basave o los colectivos que defienden los derecho de los pueblos indígenas, sino también por académicos o personajes ligados a la izquierda como José Woldenberg, nos dejan ver que los choques internos de MORENA y/o de visión ideológica, son síntoma y efecto de esta división que desde sus inicios tiene la izquierda en México. 

2019: Un Año de Cambios

Comparte este artículo:

La última semana de año es maravillosa, huele a navidad, se abren los presentes, hay comida al por mayor, se espera ansioso el nuevo año. Muchas familias aprovechan estos momentos para estar unidos ya que el trabajo, la escuela u otras situaciones, son factores que los mantienen alejados.

En este momento las personas suelen hacer un recuento de su año, analizan las cosas buenas y malas, además de hacer una lista de propósitos para iniciar el día uno de 365 (en este caso 366) con una meta a cumplir. 

Desde el año pasado, además de hacer una retrospección en mi vida, hago una de mi comunidad y mi país para saber en que acertamos, fallamos y como podemos mejorar. A continuación comparto un resumen de mi reflexión. 

2019 fue un año lleno de cambios y transformaciones políticas que marcaron nuestro país. 

En enero, el gobierno decidió lanzar su estrategia contra el “huachicol” por lo que diversos ductos que suministraban combustible al país fueron cerrados; esto ocasionó desabasto y lejos de organizarnos como comunidad para que todos tuvieran acceso al producto, decidimos ver por nosotros y llenar los tanques de todos los autos del hogar aunque no fueran necesarios. 

Sin duda alguna, este año fue el marco de una crisis de seguridad que acabó con la vida de miles de personas, algunas en batallas por territorio, otras por el simple hecho de ser lo que son. Los feminicidios estuvieron a la orden del día y pareció que el gobierno no estuvo ni un poco preocupado por hacer justicia. ¿Cómo respondió la comunidad? Manifestaciones, marchas, bailes y cánticos. Es cierto, algunos monumentos fueron lastimados; los políticos le dieron más importancia a esto que a los reclamos.

Octubre fue un mes fallido, el operativo militar para detener a Ovidio Guzmán López desencadenó balaceras, bloqueos y enfrentamientos entre militares y narcotraficantes. El Cártel de Sinaloa fue más fuerte que el gobierno y el gabinete de seguridad tomó la decisión de liberarlo. ¿Le abrimos la puerta a otra clase de fuerza?

El gobierno mexicano le dio asilo político a Evo Morales, situación polémica. Además, en noviembre, presuntos miembros del crimen organizado masacraron a integrantes de la familia LeBarón; un día después Donald Trump ofreció su ayuda para limpiar al país de los maleantes. Tiempo después se confirmó que Estados Unidos planeaba considerar a los cárteles mexicanos como terroristas, lo que permitiría que este país desplegara comandos armados sin autorización en nuestro territorio. 

A pesar de tantas cosas negativas que sucedieron en el país y en el estado, en el mes de noviembre, saliendo de mi trabajo, volteé al Cerro del Obispado, vi la bandera ondear y me di cuenta de lo enamorada que estoy de México. Es mi nación, son mis símbolos patrios, mi cultura, mi música, mi gastronomía, mi gente, y yo represento todo eso día con día, sin importar donde este. 

Este año que acabó estuve más pendiente de lo que sucedió a mi alrededor, este año decidí levantar mi voz ante las injusticias, este año comencé un cambio de hábitos, este año ayudé a transformar el pensamiento de mi familia y amigos en algunos temas sociales y políticos, este año fui mejor ciudadana. 

Pero la labor no terminó, en este próximo año me comprometo a ser mejor ciudadana, a involucrarme más en mi gobierno y a ayudar a otros a involucrarse, a hacer más que escribir y hablar cuando algo no me parece correcto, a apoyar causas sociales con las que me identifique, a ser mejor hija, hermana, compañera, amiga y novia, porque estoy convencida de que el cambio positivo comienza con pequeñas acciones que contagias a los demás. 

Y a ti, que llegaste hasta aquí, te invito a que te pongas un propósito que ayude a mejorar tu entorno. Yo estoy segura de que poco a poco podemos transformar nuestra comunidad para cambiar una ciudad, y la suma de estas podrá restaurar el país. 

El sueño de transparencia y rendición de cuentas en el Sistema Anticorrupción de Nuevo León

Comparte este artículo:

El sistema anticorrupción de México no podrá rendir frutos si no cumple con dos condiciones: Una, que si bien existe una instancia nacional de coordinación encargada de delimitar una política nacional anticorrupción, es en los estados y municipios en donde debe ponerse mayor énfasis en la prevención, combate y sanción de los hechos de corrupción; y dos, que la actuación de todos los órganos y estructuras anticorrupción se sometan a un escrutinio público reforzado bajo los principios de máxima divulgación, máxima eficacia y transparencia activa (Castilla Juárez 2012). La presente colaboración se centrará en esta segunda condición, particularmente respecto del carácter de sujeto obligado a transparentar y rendir cuentas de sus decisiones y procedimientos del Comité de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción del Estado de Nuevo León (SEANL).

En mayo de 2018 publiqué una colaboración relacionada con este tema (https://altavz.com/2018/05/11/la-designacion-de-la-magistratura-anticorrupcion-en-nuevo-leon-una-oportunidad-perdida/). La colaboración de ahora es el segundo capítulo de esta historia de opacidad y falta de rendición de cuentas.

Una vez concluido el procedimiento para la configuración de la lista de personas aspirantes al cargo de la Magistratura Anticorrupción a cargo del Comité de Selección del SEANL, para que el Congreso del Estado designara a quien desempeñaría dicho cargo, se formularon solicitudes de acceso a la información al referido Comité peticionando, entre otra información, lo siguiente: : (i) los criterios, parámetros o ponderación para la evaluación y el análisis de perfiles de las personas aspirantes y (ii) las razones y fundamentos legales de la integración final de la lista de aspirantes al cargo de Magistratura Anticorrupción que se propuso al Congreso. 

El referido Comité de Selección del SEANL jamás respondió a dichas solicitudes de acceso a la información. Esto es, el Comité incumplió con su deber constitucional no solamente de permitir el acceso a información pública, sino, sobre todo, de justificar la integración de la lista que remitió al Congreso, es decir, incumplió con su obligación de rendir cuentas para poder ser “monitoreado y vigilado.” (Schedler 2011, 81).

En contra de la falta de respuesta del Comité de Selección se interpuso el recurso de revisión ante la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información de Nuevo León (COTAI). En esta instancia, la COTAI resolvió que el Comité de Selección del SEANL no contaba con el carácter de sujeto obligado porque, desde su perspectiva, “no reciben recursos públicos, pues su encomienda es de calidad honorífica”; además, porque “[t]ampoco ejercen recursos públicos” y en razón de que “dicho Comité, tampoco realiza actos de autoridad.” (RR/45/2018, 25-6. Énfasis en el original).

Afortunadamente, el pasado 22 de noviembre, el Poder Judicial de la Federación resolvió que, efectivamente, el Comité de Selección del SEANL sí tiene el carácter de sujeto obligado a transparentar y permitir el acceso a su información y proteger los datos personales que obren en su poder, de acuerdo con la Ley de Transparencia del Estado, porque, claramente, dicho órgano del SEANL: 

(i) Realiza actos de autoridad cuando genera y envía al Congreso del Estado la lista de candidatos que cumplen los requisitos para el cargo de Magistratura Anticorrupción, y con base en dicha lista el órgano legislativo elige a quien ocupará el cargo; (ii) este acto es equivalente al de una autoridad porque afecta los derechos de quienes participan en la convocatoria, dado que la conformación de la lista se elabora de forma unilateral, obligatoria y sin intervención de la voluntad de las personas aspirantes al cargo; y, finalmente, (iii) porque el Comité de Selección del SEANL, como autoridad, impone su voluntad hacia los particulares sin necesidad de que dicha voluntad sea refrendada por algún tribunal y, en ese sentido, las personas a quienes se incluye en la lista tienen una expectativa de derecho y, por otro lado, a quienes no se incluye en la lista, pierden su posibilidad de acceder al puesto. (746/2018, 13). 

Esto es, cuando el Comité de Selección conforma la lista para que el Congreso del Estado designe a quien ocupará el cargo, actúa como autoridad y, por consecuencia, es sujeto obligado a transparentar y permitir el acceso a su información. Más aún si se tiene en cuenta su importante función en el sistema anticorrupción: Permitir designaciones transparentes, abiertas y competitivas que logren la implementación de una política orientada “a la generación de capacidades centradas en el mérito, la legalidad, la certeza y la igualdad de oportunidades como el antídoto para evitar la captura de los puestos públicos…” (CIDE-RRC 2018, 7).

En este caso fue inconcebible que el Comité de Selección del SEANL se abstuviera de responder las solicitudes de acceso a la información y de rendir cuentas de sus decisiones; también resultó increíble que la COTAI, a pesar de los argumentos que se le presentaron en el recurso de revisión, concluyera que el Comité de Selección no tenía el carácter de sujeto obligado. 

Ojalá pudiera concluir que esta historia ha terminado y que, como manifestó el Juzgado de Distrito, la COTAI ha resuelto el asunto ordenando al Comité el acceso a la información solicitada hace un año y medio y rendir cuentas de sus decisiones, pero no, de forma decepcionante, y contrario a su función de órgano garante de nuestro derecho humano de acceso a la información y en contra de su función de defensor de uno de los pilares de la democracia en Nuevo León, la Comisión de Transparencia ha decidido prolongar más el asunto y ha combatido la sentencia del Juzgado de Distrito. Al no abstenerse de interponer la revisión de la sentencia, la COTAI está contribuyendo a que la transparencia y la rendición de cuentas en el Sistema Anticorrupción en Nuevo León sea solamente un sueño.

Fuentes consultadas.

Castilla Juárez, Karlos A. 2012. Libertad de expresión y derecho de acceso a la información en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. México: CNDH.

CIDE-RRC. 2018. Hacia una política nacional anticorrupción. Bases para una discusión pública. (documento preliminar). México: CIDE.

COTAI. Resolución recaída al recurso de revisión RR/45/2018. 03 de agosto de 2018. 

Poder Judicial de la Federación. Juzgado Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Novena Región, con residencia en Zacatecas, Zacatecas. Sentencia recaída al Juicio de Amparo Indirecto 746/2018 del índice del Juzgado Tercero de Distrito, con sede en Monterrey, N.L. 22 de noviembre de 2019.

Schedler, Andreas. 2011. ¿Qué es la rendición de cuentas? En Transparencia y rendición de cuentas, comp. José Sosa, 77-106. México: BBPAdf/Siglo XXI.

Movilidad 2020 ¿Colapso o solución?

Comparte este artículo:

¿Monterrey empezará un proceso de mejora en su sistema de movilidad o seguirá su camino al colapso total? Esa es la pregunta con la que iniciamos el año.

Lo podemos analizar haciendo un balance de lo sucedido en 2019 y ver sus implicaciones para el 2020.

Terminamos el año con calles completas. En las calles Juárez y Juan Ignacio Ramón se ampliaron y se arborizaron banquetas con la finalidad de dar más espacio peatonal a las personas que se desplazan caminando y utilizando el transporte público. Un proyecto que, con áreas de oportunidad, nos da una nueva forma de visualizar cómo deben ser las calles en la ciudad pensadas en las personas y no solo en los vehículos automotores. Lo bueno es que se tiene un nuevo estándar de como deben ser las calles, lo malo es que siguen teniendo defectos de ejecución. 

El Gobierno del Estado publicó una Normativa de aceras en la que indica cómo deben ser las banquetas en los municipios del estado, principalmente en el área metropolitana de Monterrey. Buen inicio, el reto estará en que dicha normativa se convierta en reglamentos municipales durante el año. Los estándares de calidad que marquen dichos reglamentos serán decisivos para tener una buena movilidad peatonal o solo cubrir los requisitos para cumplir con la norma establecida. 

Después de meses de “trabajo” legislativo se concluyó la Ley de Movilidad. Lo digo entre comillas porque a mi entender la labor del Congreso es desarrollar leyes que su principal motivación sean los ciudadanos que representan, pero la realidad es que el trabajo es una lucha de partidos, acuerdos entre participantes, negociaciones para no afectar procesos de trabajo que requieren cambiar de manera urgente y la negación a trabajar verdaderamente bajo parlamento abierto. Esto es solo el principio, el 2020 estará marcado por muchos temas relacionados con esta ley.

El Senado realizó un cambio en la Constitución para establecer el derecho a la movilidad. Se agrega un párrafo en el artículo cuarto, que dice: “Toda persona tiene derecho a la movilidad en condiciones de seguridad vial, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad”. Además, se da facultad a las cámaras de diputados y senadores para legislar en materia de movilidad y seguridad vial y a los municipios los faculta para elaborar planes en estas mismas materias.

¿Para que realizar estos cambios?  Para que durante el primer semestre del año, se tenga una Ley General en materia de Movilidad y Seguridad vial. 

Con esta ley se fijarán las bases para el diseño o modificación de calles y carreteras en el país, con la finalidad de que sean seguras para todo tipo de usuarios y disminuyan así las muertes y lesiones por hechos de tránsito. Gran reto si consideramos que Nuevo León es líder en excesos de velocidad, choques, atropellos y faltas al reglamento de tránsito. 

Con este contexto yo veo que los retos del año serán de todos y para todos. 

El reto del gobierno del Estado será lograr que su normativa llegue de manera eficiente a reglamentos municipales y que con la nueva ley de movilidad se logren cambios positivos para usuarios de la calle. 

El de los municipios será cambiar su visión de hacer calles y que el concepto de calles completas no se quede en solo una buena intención. 

El del Congreso será trabajar en nuevos proyectos como la ley de seguridad vial para el Estado y proponer reformas que nos lleven a tener calles más seguras. 

El de la ciudadanía será respetar el reglamento de tránsito que con todos los defectos de diseño vial que se tengan, sigue siendo el reglamento y hoy es casi letra muerta. 

Y el reto mayor para quienes habitamos esta ciudad será no aferrarnos a lo conocido y hacer cambios en nuestra manera de vivirla, aunque en algunas ocasiones nos implique renunciar a privilegios y malas prácticas que ya vemos como lo cotidiano.