UMA y la Joya del Pancismo

Comparte este artículo:

El 27 de enero de 2017, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de desindexación del salario mínimo, a través del cual fueron modificados los artículos 26, apartado B y 123, inciso A), fracción VI de la Constitución.

Dicha reforma, en su modificación al artículo 26, apartado B, Constitucional, crea una medida que se utilizaría como referencia económica para el cumplimiento de obligaciones.

En ese contexto se crea la Unidad de Medida y Actualización (en adelante UMA) como referente económico, desindexando al salario mínimo general vigente (SMGV) y, a partir del 28 de enero de 2017, toda referencia al SMGV cómo parámetro de medida, debía considerarse efectuados a la UMA.

Esto, pues el artículo TERCERO transitorio del decreto anteriormente señalado, estableció que todas las menciones al SMGV como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia para determinar la cuantía de las obligaciones y supuestos previsto en las leyes federales, estatales, del Distrito Federal, así como en cualquier disposición jurídica que emane de todas las anteriores, se entenderán referidas a la UMA.

Derivado de lo anterior, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 26, apartado B y TERCERO transitorio de la Constitución, a partir del año 2017, el IMSS y el ISSSTE, comenzaron a utilizar la UMA a efecto de establecer los topes máximos en el cálculo para el pago de las pensiones.

Situación, que ocasionó que el poder adquisitivo y el monto de las pensiones fuera reduciéndose en perjuicio de los pensionados, toda vez que el valor de la UMA tenía menores aumentos en proporción a los realizados al SMGV.

No obstante, ambos Institutos de Seguridad Social, perdieron de vista que a la par de la reforma al artículo 26, apartado B, también se modificó el artículo 123, inciso A) fracción VI de la Constitución, estableciendo que el SMGV no podría ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza.

Es decir, el SMGV, podía seguir utilizándose cómo índice, unidad, base, medida o referencia, siempre y cuando fuera acorde a su naturaleza.

En esa tesitura, tratándose de la determinación de la cuota diaria de pensión, es decir, de una prestación de naturaleza laboral, el parámetro utilizado para su cálculo no puede ser otro que el SMGV.

Por lo anterior, desde el año 2017, diversos grupos de pensionados, al ver reducidos montos en el pago de sus pensiones, comenzaron a demandar el correcto cálculo del mismo, atendiendo al valor del SMGV y no a la UMA.

En consecuencia, a finales de 2017 y principios del año 2018, fueron emitidos los primeros criterios respecto a la indebida aplicación de la UMA, para efecto de realizar el cálculo en el pago de las pensiones. 

Mismos criterios, que gracias al legítimo esfuerzo de grupos de pensionados que con determinación acudieron a Tribunales Competentes a ejercer sus derechos siguieron reiterándose, hasta que el 20 de septiembre de 2019, el décimo octavo Tribunal Colegiado en materia administrativa del primer circuito creó jurisprudencia.

Jurisprudencia, que únicamente es producto del esfuerzo y valía con la que los pensionados defendieron sus derechos en los Tribunales.

No obstante, recientemente circuló un video, en el que aparece el Senador Dr. Américo Villarreal Anaya, declarando que gracias a las gestiones de los Senadores de la República, la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicó la jurisprudencia que establece que la pensión de retiro de los trabajadores debe ser calculada con base en el salario mínimo.

Estas declaraciones, además de constituir una verdadera joya al pancismo, son un acto demagógico que demerita la valía con la que los pensionados defendieron sus derechos.

Por mi parte, únicamente puedo felicitar a los pensionados por su Voluntad y Trabajo en este logro.

Dos servicios, un camino: el taxi

Comparte este artículo:

La vialidad de cualquier ciudad es un tema de importancia. Independientemente de si uno vive en la ciudad o va de paso, ubicarse puede convertirse en todo un dilema. La solución rápida sería que alguien nos lleve, nos olvidemos un rato del estrés y lleguemos a nuestro destino sin ningún tipo de apuro. Hasta hace unos años, los taxis eran la opción preferida de la gente que, desembolsando una cantidad mayor, buscaban viajar de manera más cómoda y rápida hacia su destino. Pero, como todo, al haber una oportunidad hubo varios que se apuntaron para aprovecharla.

El bloqueo que duró poco más de nueve horas en la CDMX es el mismo tipo de bloqueos que se produce en todas partes del mundo cuando de la regulación de las plataformas digitales de trata. La historia es la misma: los taxistas ven en las aplicaciones tipo Uber y Cabify un competidor desleal que les roba la clientela y afecta directamente a su trabajo, mientras que los usuarios ven con buenos ojos que las plataformas se escudan en que ellos ofrecen un servicio de mayor calidad y que satisface más necesidades que las del taxista común.

Y los contraargumentos son los mismos: los taxistas dicen que las plataformas deberían ser reguladas para competir al parejo que ellos y en respuesta obtienen un “hay que buscar la coexistencia entre ambos servicios”, con lo que las plataformas buscan evitar a toda costa gravámenes que supondrían un ajuste en sus precios y por ende pérdidas en términos de clientela.

Las soluciones propuestas también suelen ser las mismas: para los taxistas, ajustes en su modernización y cumplimiento de demandas en regular a las plataformas, lo que permite a éstas continuar con esa “coexistencia” y mantenerse activas en el mercado, pero que les obligan a focalizar su ventaja comparativa en temas de seguridad y comodidad al momento de viajar, algo que es un verdadero reto.

Y justo así fue lo que se acordó desde la Subsecretaría de Gobernación: los taxistas contarán con una aplicación que será desarrollada por el Estado y que estaría disponible a finales de este mismo año. De esta amera, el tema de la inmediatez en el servicio quedaría cubierto, pero falta esperar cuáles son las otras características que contemplaría. Por el poco plazo que hay para desarrollarla, algo me dice que no estará tan completa, pero es preferible dejarse sorprender.

¿Y así de fácil? Pues pareciera ser que sí, pero ¿no será que se está queriendo tapar el sol con un dedo? Hay otros temas pendientes y que son vitales para hacer un buen pronóstico de hasta qué punto la nueva app y los incrementos en tarifas de las plataformas (porque diría que es prácticamente un hecho que sucederá) pueden equilibrar la balanza en favor de los taxistas. ¿Qué va a pasar con los taxímetros? ¿Cómo se calcularán las tarifas? Si no bajo la app ¿entonces mi viaje en taxi va a ser igual que siempre? Si sí, ¿entonces cuál es la diferencia? Estas y más son algunas de las preguntas que quedan pendientes de resolver.

Al final, la uberización del taxi terminará siendo la respuesta, pero algo me dice que las tradiciones no se van a perder del todo. “No, joven, ‘ora sí que nomás lo que me marca aquí en la aplicación. Mire. Yo no tengo cómo moverle”

Una crítica a la generación traidora

Comparte este artículo:

Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando las letras de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de los estados. Atibórralos de datos no combustibles, lánzales encima tantos “hechos” que se sientan abrumados. Entonces tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices. No les des Filosofía o Sociología para que empiecen a atar cabos.Fahrenheit 451, Ray Bradbury.

Hay gente sufriendo, hay gente muriendo, nuestros ecosistemas están colapsando… y lo único de lo que ustedes hablan es de dinero“, la discusión provocada por las palabras que la joven Greta Thunberg dirigió a los líderes internacionales en la Cumbre de las Naciones Unidas por el cambio climático el septiembre pasado del año 2019 en la ciudad de Nueva York, me ha servido de reflexión sobre el rumbo que ha tomado nuestro planeta en torno a esta situación: la economía y el cambio climático.

Sin duda, a pesar de los cuestionamientos de líderes mundiales a su persona, Greta ha sido un estandarte sobre la concientización acerca del cambio climático. Y es que tiene un punto y un argumento tan fuerte y tan incómodo que ha resultado muy atractivo tratar de tumbar a toda costa su discurso. Aquí hay una generación que nos ha traicionado.

El cambio climático que ha derivado en un calentamiento global no es un descubrimiento reciente, pero sí ha mostrado ser importante para la sociedad hasta hace apenas un par de décadas. De acuerdo a la NASA (2019), los últimos cuatro años (2015, 2016, 2017 y 2018) han sido los más calurosos registrados en el planeta Tierra; por lo que esto ha provocado evidentes cambios en la vida diaria tanto de los seres humanos como de todas las demás especies por las consecuencias que ha traído.

Nunca los escucharon

El efecto invernadero es una de las causas del cambio climático, cosa que los científicos conocen desde 1824, cuando Joseph Fourier calculó que la Tierra sería más fría si no hubiera atmósfera. El descubrimiento no planteó en ningún momento que fuera una mala consecuencia. De hecho, este efecto invernadero es lo que hace que el clima en la Tierra sea apto para la vida. Sin él, la superficie de la Tierra sería unos 60 grados Fahrenheit más fría.

Tiempo después, en 1895, el químico suizo Svante Arrhenius descubrió que los humanos podrían aumentar el efecto invernadero produciendo dióxido de carbono, un gas de invernadero. Pero nunca escucharon a los científicos.

A los neoclásicos: quisieron más plata y menos vida

Milton Friedman fue uno de los exponentes más importantes de la escuela económica neoclásica, el pensamiento reinante en la actualidad; esta escuela, a través del susodicho personaje, tiene como estandarte una amplia variedad de publicaciones que, en su mayoría, fueron publicadas a mediados del siglo XX, aquí estableció en su momento el rol de la firma, la cual es la unidad básica de las industrias de acuerdo a su pensamiento. En sus publicaciones establece que su objetivo es la maximización de la utilidad, sin importar las externalidades o consecuencias a las que se tenga que incurrir por los actos en el proceso siempre y cuando se llegue a una maximización de beneficios. En otras palabras, la única responsabilidad social que tiene la firma es hacer dinero. ¿Es Friedman responsable de la generación traidora?

La ineptitud

A principios de este siglo se hicieron públicos los 8 Objetivos del Milenio que caducaron en el 2015; sin embargo, ninguno se logró al 100%. El error es la ineptitud al pensar que solamente los gobiernos y las élites son los responsables de nuestra situación. Igual culpa tiene el que mata la vaca como el que le agarra la pata. Y esa gente común ha sido tan culpable como la de cuello blanco.

Hoy la UNESCO ha publicado 17 nuevos objetivos llamados ODS (Objetivos de desarrollo sostenible) con vencimiento en 2030, estos han colocado en un lugar importante a la sociedad civil por primera vez, reconociendo el rol que deben tener para que se cumpla este crecimiento sostenible. ¿Será suficiente?

¿Es hora de desechar al pensamiento neoclásico?

La economía, como cualquier otra ciencia, no se puede quedar estática en su  pensamiento y debe ser sometida a una evolución y cuestionamiento constante. No porque una escuela del pensamiento establezca ciertos lineamientos a los cuales hay que atenerse en cuanto al comportamiento de la industria y las firmas, no significa que no deban de ser cuestionados o que no deban de pasar por un proceso de evolución, sino al contrario.

Décadas después de las afirmaciones de Friedman, apareció en la escena y la consciencia de la sociedad una inquietud ante los evidentes cambios en el medio ambiente siendo que para el día de hoy, el calentamiento global se ha convertido en un verdadero reto para la sociedad del presente y del futuro.

Sin embargo, sería nuestro peor error desechar lo que se ha logrado ya con esas bases teóricas, esta etapa que vivimos es una más de evolución, que se ha visto reflejada en personajes como Paul Romer y William Nordhaus, ganadores del premio Nobel de Economía en el año 2018 gracias a sus estudios de los efectos del cambio climático en el crecimiento económico. A pesar de no ser los principales representantes de una nueva corriente de pensamiento económico, sí son los precursores del involucramiento de esta problemática con la teoría económica que por lo visto tiene un alto impacto.

¿Estamos a tiempo?

La economía y su estudio hoy en día son sumamente necesarias en el combate de los problemas ambientales trayendo nuevas teorías y áreas de exploración científica, sin embargo no queda mucha esperanza. A en lo que a esta ciencia social respecta, tiene poco tiempo para evolucionar de lo contrario morirá, como es el inevitable destino de la especie humana.

#ElNidoDelGavilán: “Historias del Topo Chico parte 2: Nombres famosos”

Comparte este artículo:

En la entrega anterior, abordamos los dos motines que marcaron para siempre la historia del penal del Topo Chico. En esta, hay que recordar a los internos famosos que dieron mucho de qué hablar en prensa.

El Doctor Ballí

Uno de primeros internos famosos fue el “Doctor Ballí”, Alfredo Ballí Treviño, médico condenado en 1959 por el homicidio de su presunta pareja sentimental, Jesús Castillo, al cual destazó de tal manera que logró meterlo en una pequeña caja, que luego fue encontrada por el rumbo de La Noria.

El doctor fue el último mexicano en ser condenado a la pena de muerte, la cual fue conmutada por una condena de 20 años de prisión. Sin embargo, su fama se extendió por ser la inspiración para Thomas Harris, creador de la novela “El silencio de los inocentes” que luego protagonizó Anthony Hopkins en su versión cinematográfica.

Harris fue a Topo Chico a visitar a un psicópata norteamericano que había asesinado a tres hermanos en Monterrey. Ahí conoció a Ballí, quien, a pesar de estar condenado, actuaba como médico para los internos y estaba atendiendo al recluso extranjero.

Ballí salió libre en 1981 y murió en 2009 haciendo consultas médicas gratuitas en los últimos años de su vida.

Jorge Lankenau

Lankenau, de oficio banquero, era un hombre respetado de la clase alta empresarial de Monterrey. Era dueño de ABA Seguros, Grupo Ábaco, Banco Confía y presidente activo del Club de Futbol Monterrey. En 1997, fue detenido por el delito de fraude en perjuicio de 250 personas por un total de 170 millones de dólares. Después de acusar e involucrar sin éxito en los tribunales a expresidentes, exgobernadores, empresarios y políticos famosos, Lankenau Rocha pasó 8 años tras las rejas hasta el 25 de diciembre de 2005. Alejado de los reflectores y medios de comunicación, murió en su casa en 2012.

Miguel Nazar Haro

Un personaje oscuro de la época de la Guerra Sucia de los años 70s es Miguel Nazar Haro, represor y ex director de la Dirección Federal de Seguridad. Creador de la Brigada Blanca, un grupo paramilitar encargado de la identificación, captura, desaparición, tortura y muerte de militantes de izquierda en esos años. De febrero a abril de 2004 estuvo recluido en Topo Chico acusado de la desaparición de diversos elementos de la Liga Comunista 23 de septiembre, entre ellos Jesús Piedra Ibarra, hijo de doña Rosario Ibarra, renombrada activista y promotora de asociaciones de búsqueda de desaparecidos. Tras pasar a prisión domiciliaria, con juicios pendientes y absuelto de otros cargos murió en 2012.

Rodrigo Medina

El exgobernador acusado de malversación del erario pisó la cárcel solo por 19 horas tras salir bajo el amparo de un juez federal ante el asombro de propios y extraños, especialmente de la Fiscalía Anticorrupción del estado. La gran promesa de campaña de Jaime Rodríguez se vio cumplida por poco tiempo, sin embargo, aunque no logró su cometido, la fotografía de su ficha en Topo Chico se viralizó y es el recuerdo más reciente de Medina de la Cruz, el cual sigue alejado de medios y de la vida partidista.

Estos cuatro internos, entre otros tantos, causaron revuelo en medios y dieron a Topo Chico una proyección nacional e internacional. La prisión se cierra con sus múltiples historias, estas son apenas 4 de los miles de internos e internas que, en más de 70 años, Topo Chico tuvo dentro de sí.

Lo dicho, dicho está.

¡Escuchar para cambiar!

Comparte este artículo:

El problema de AMLO es que ni ronco deja de hablar. El problema de los empresarios es que ni en desacuerdo profundo con la cuarta transformación y sus manifestaciones legales, dejan de ir a la foto en Palacio Nacional. 

Ni ronco deja de hablar, por temor al vacío que podría crear, después de casi un año de perorata diaria. Pienso, luego existo, decía Descartes. Hablo luego soy el presidente expresa AMLO a diario. ¿Si deja de hablar, deja de ser el presidente? 

Los empresarios no concuerdan con las reformas que transforman el sistema fiscal en un sistema de terror y de presión. Pero siguen asistiendo a las fotos, sonrientes, en Palacio Nacional. ¿A qué horas se atreverán a decir al caudillo que así no se puede dialogar? Estamos regresando a los años del besamanos y de la sumisión. Falta poco para que se acuse a los nuevos encapuchados de Chipinque de querer sabotear a la cuarta transformación. Y de tomar represalias contra ellos. 

Existen algunas reglas no escritas, de autoritarismo y de sumisión, difíciles de entender. Más difícil, no dar patadas para sacudirse una irracionalidad que no tiene nada que ver con el siglo XXI. ¿Les encanta a Carlos Salazar y a Armando Garza Sada someterse a un dialogo (¿o más bien será monólogo?) del siglo XIX? ¿Así es cómo se maneja Grupo Alfa? 

Vale el beneficio de la duda y la expectativa de una estrategia más propositiva y menos sumisa. ¿Hasta que intensidad de laringitis podemos esperar el silencio oratorio de AMLO?  ¿Tendremos una mañana de descanso y de silencio? ¿Porqué no aprovecha para escuchar? Para cambiar. 

De la Justiciabilidad a la Exigibilidad

Comparte este artículo:

“En sociedad, el espíritu de rebelión no es posible sino en los grupos en que una igualdad teórica encubre grandes desigualdades de hecho. El problema de la rebelión no tiene, pues, sentido sino dentro de nuestra sociedad occidental”.   -Albert Camus 

Con el paso de los años los movimientos sociales han marcado un parteaguas en nuestra manera de razonar, coexistir, dialogar y actuar como sociedad. Estos movimientos de rebelión no son mas que un acto de la persona que posee la conciencia de sus derechos. En realidad, los movimientos sociales no tratan ante todo de conquistar, sino de imponer. 

El levantamiento armado del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, la marcha del 68, movimiento LGBTTTI, movimientos por el caso Ayotzinapa, movimientos contra el gasolinazo, las marchas feministas, protestas a favor del aborto y manifestaciones al impacto ambiental por mencionar algunas de las importantes, han comprometido la vida política, económica y social en nuestro país.

 Como consecuencia, estos movimientos al imponer sus derechos ante la violación, negligencia y pobreza por parte del Estado a impartir justicia y evidenciando la falta de funcionamiento de las vías de justiciabilidad. Han ocasionado un espíritu de rebelión que se ve representado en la solidaridad humana, que germina de la violación a sus derechos y al abuso y opresión por parte del Estado. 

Por ese motivo, las vías de justiciabilidad en la práctica deterioran lo escrito y manifestado en nuestra Constitución y sus leyes infra-constitucionales. Dejando como única vía la exigibilidad, el de imponer los derechos por medio de un movimiento de rebelión que representa un acto de reivindicación. 

Por desgracia, aun nos encontramos alejados de consolidar un verdadero estado de derecho. Actualmente el gobierno de México viene violando ininterrumpidamente la Constitución desde el día siguiente a su promulgación, en 1917. Nos encontramos con un presidente que tiene no solo seguidores sino creyentes y, quien siempre tendrá la ultima palabra, como una especie de tlatoani. Por esas razones y muchas más, donde la igualdad teórica está plasmada en códigos, leyes, tratados internacionales y en nuestra propia Constitución que manifiestan solo ser letra muerta y por consiguiente una lectura de meras buenas intenciones y una especie de cuento fantasioso. Por esos motivos y por suerte contamos con el poder y el espíritu de la rebelión no como un acto egoísta sino de colectividad, ya que toda rebelión es profundamente positiva, pues revela lo que siempre hay que defender en la persona.

A fin de cuentas “a los que creen que las materias fecales no son susceptibles de ser ensuciadas yo les digo que hay tres formas de marcharlas: con sangre de inocentes, con sangre de torturados y con sangre de asesinatos fríamente premeditados.”

¿Sigma o hecho anunciado?

Comparte este artículo:

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es la máxima autoridad judicial y nuestro Tribunal Constitucional. Desde la concepción de Charles Louis de Sécondat, Barón de Montesquieu, cuando en 1748 publica su conocida obra “Del Espíritu de las leyes”, donde vislumbra y contempla la separación de poderes. Charles decía que “si no estuviera separado el poder, se podría disponer arbitrariamente de la libertad y de la vida de los ciudadanos[…]”. En ese sentido, la SCJN ha tenido un largo, difícil y complejo recorrido para consolidarse lo que es en estos momentos. En días recientes, el Ministro Eduardo Medina Mora renunció a su cargo en la Corte, el cual hubiera concluido en el año 2030. Por supuesto, los comentarios no se hicieron esperar, de un lado están aquellos que gritan y aluden a una crisis dentro de la Corte; y por otro lado, aquellos que mencionan que el Ministro Medina Mora era un persona con un pasado denunciable y un presente aún peor, por lo cual no debe tomarnos por sorpresa este hecho. 

Podemos especular respecto al motivo del Ministro para renunciar a su cargo, sin embargo, ya que conforme a lo establecido en el artículo 98 de la Constitución, la renuncia de un ministro sólo es procedente por “causas graves” y debe enviarse al Presidente de la República para que, en su caso, acepte o niegue dicha renuncia. Sin embargo, el motivo de fondo que la opinión pública y la mayoría de los analistas atribuye a este hecho sin precedentes, es la columna de opinión escrita por Salvador García Soto y publicada en El Universal el 5 de mayo de este año. En dicha columna, el periodista hace publico un reporte de la National Crime Agency (Agencia Nacional del Delito) del Gobierno del Reino Unido, en donde detectan una actividad sospechosa respecto a “transferencias millonarias hechas desde México a cuentas del Ministro Medina Mora, en el Banco HSBC del Reino Unido de Londres por un total de 2 millones 382 mil 526 libras esterlinas, que fueron depositados en los últimos 2 años”. También, el periodista hace mención al Reporte emitido por el Departamento del Tesoro de los Estado Unidos el cual “documentó que entre 2016 y 2018, el ministro mexicano también recibió en sus cuentas de HSBC USA, 2 millones 130 mil dólares en los mismos años”:  

El tema generó en su momento tal nivel de controversia, que desde el Congreso de la Unión se tomaron tribuna por diversos legisladores para solicitar que el Ministro aclare dichos señalamientos. Lo cierto, es que estamos ante un hecho sin precedentes desde la reforma de 1994 que crea a la Suprema Corte como un tribunal constitucional. El único registro conocido fue en 1989 con el retiro voluntario del entonces Ministro Ernesto Díaz Infante por “motivos de salud”, sin embargo, estaba involucrado por la prensa en temas de corrupción.  

Si bien, el tema del Ministro y su desempeño como servidor público es en sí mismo un tema, los motivos de su renuncia otro y independencia del Poder Judicial de la Federación otro. El Presidente de la SCJN, el Ministro Arturo Zaldívar, tuiteó de manera inmediata a este hecho, que “la SCJN ha sido y seguirá siendo independiente y defensora de los derechos humanos todas y todos. Poder equilibrador que controla la constitucionalidad”, y en ese sentido debemos dirigir la discusión. Es equívoco pensar que la renunciar de Medina Mora es una influencia del Ejecutivo para cooptar, secuestrar o influir el máximo tribunal, ya que el pasado y desarrollo profesional de este personaje eran una carga que restaba credibilidad a la Corte, y que renuncia alguien que nunca debió llegar. Y de igual manera, este hecho se da en un contexto judicial interno en el cual el actual Presidente Zaldívar, tiene una política frontal contra la corrupción y los conflicto al interior del Poder Judicial, y por ello existe una probabilidad que la presión de su dimisión viniera desde dentro de la institución y no de fuera. 

Es de celebrar que el origen del debate respecto a este hecho, es porque en México estamos entendiendo, comprendiendo y asimilando el importante e imperativo papel que la SCJN tiene en el desarrollo jurídico, institucional, constitucional y democrático en toda nuestra vida pública. Pero como escriben Javier Martín Reyes y Jesús Garza Onofre en The Washington Post el 4 de octubre: “Se trata no sólo de la primera renuncia de este tipo en 25 años en México, sino también de la dimisión de un político poderoso que abre la puerta a una reconfiguración del tribunal constitucional mexicano”. El proceso de designación de Ministros de la Corte como está estipulado en el artículo 96 constitucional, en el cual establece que el Presidente enviará al Senado una terna de donde se designará a un candidato, como hemos sido testigos (incluso con el proceso para designar a Medina Mora), es un proceso jurídico y político para designar a los miembros de la Corte que no es lo suficientemente estricto, que permita la contradicción y un escrutinio profundo, que tenga como consecuencia que el candidato designado por el Senado sea el idóneo y se procure la independencia e imparcialidad de la SCJN. Es evidente que los ojos estarán centrados en el Senado y en la terna que envié el Presidente Lopez Obrador para llenar la vacante, y será una oportunidad histórica que no podemos desperdiciar. 

Impeachment: EEUU, Trump y el Nuevo Orden Mundial

Comparte este artículo:

Estados Unidos es el país más poderoso del mundo, militar y económicamente, por eso resultó sorpresivo cuando Trump ganó la presidencia en 2016. Siendo alguien totalmente ajeno a la política destacó por sus comentarios sin filtros, frases pegajosas e ideas sencillas para “arreglar” la política de ese país. A más de dos años de presidencia de Donald Trump vemos un listado sin fin de escándalos y conflictos sin precedente.

Para entender la trascendencia de Trump es necesario conocer la historia de EEUU para convertirse en la superpotencia que es. Fue el primer país en independizarse en 1783. Después vivió 150 años de conquistas y compras de islas y territorios en el Caribe, Pacífico y América en los que destacan Alaska, Guam, Puerto Rico, Filipinas, Panamá, Hawai, entre otros. Al terminar la I GM en 1919 tiene una primera oportunidad de liderazgo, con la Liga de las Naciones, que desecha por un aislacionismo en los 20s y 30s. Posteriormente se involucra y gana la II GM pero ahora no deja pasar la oportunidad y toma un liderazgo como la nueva potencia global, siendo el único país de los Aliados que no terminó en ruinas.

La consolidación económica y política se da en 1945 con la creación de la ONU y el tratado de Bretton Woods, estableciendo el sistema económico global con el FMI y el BM además del Plan Marshall haciendo al dólar la divisa de mayor importancia global. Esto llevó al inevitable enfrentamiento con la URSS en la Guerra Fría. La lucha ideológica entre capitalismo y socialismo llevó a intervenciones directas e indirectas en todo el mundo (Corea 50, Cuba 61, Vietnam 60s, Iraq 90, América Latina 60s), todo con el fin de limitar el “socialismo”, siempre defendiendo sus intereses políticos y económicos. Al final EEUU sería el vencedor en 1991 y consolidaría su poderío global, autoproclamandose como “hacedores de paz” y policía internacional sin tener contrapeso alguno en el ámbito internacional.

Hasta el 2016 ningún actor político de EEUU había siquiera mencionado dejar ese lugar de superpotencia, hasta Donald Trump. El nuevo e inexperto presidente, con una mentalidad “mercantilista” muy simplista, no encuentra beneficio alguno en tener balanzas comerciales negativas y gastar tanto dinero en la protección de aliados si no pagan lo suficiente para merecerla. Así empieza un nuevo periodo de aislamiento internacional retirándose de tratados comerciales, políticos y militares que deja un vacío de poder al que China y Rusia se abalanzan inmediatamente.

Hoy China busca consolidar su poderío económico y político. Mediante proyectos de vital importancia está realizando una conquista económica territorial, como la de EEUU hace 150 años. Por un lado reviviendo la Ruta de Seda, ruta comercial de más de 1,500 años que conectaba Europa con el país asiático, ahora con trenes, carreteras y proyectos de infraestructura innovadores a través de todo Asia. Así como una ruta marítima-portuaria que conectará Europa, África y Asia hasta el Mar del Sur de China, donde el gigante asiático está construyendo islas artificiales y tomando el control de esa zona marítima, de manera ilegal, a fin de reforzar su principal acceso al mar.

A pesar de todos los escándalos de Trump, no había habido consecuencia alguna, pero lo sucedido hace una semana fue la gota que derramó el vaso. Un funcionario de inteligencia denunció anónimamente una llamada entre Trump y el presidente de Ucrania, donde a cambio de apoyo militar pedía investigar a Joe Biden, uno de sus principales contrincantes para la elección del 2020. Un claro abuso de poder por parte del presidente. Pero no nos dejemos engañar el juicio político a Trump tiene dos momentos clave, uno para el inicio de las investigaciones en la cámara de representantes, algo que sucederá con una clara mayoría demócrata. Y un segundo momento donde se determinará la inocencia o culpabilidad de Trump con 2/3 partes del senado, en donde es necesario que 20 senadores republicanos, del mismo partido de Trump, cambien su voto para sentenciarlo, algo que difícilmente se dará. 

En el mundo de hoy Putin logró en 15 años lo que la URSS no pudo en 40, ha puesto a EEUU de rodillas con una grave crisis política, Xi Jinping está aprovechando el momento expandiendo su influencia en todo el mundo. Y en todo este escenario serán unos cuantos senadores los que confirmen el inicio del fin de EEUU y dejen a Trump en el poder, o lo destituyan y empiecen un arduo y difícil camino de recuperación política y legitimidad mundial.

Marihuana sí, marihuana no… Delgado ya tiene ganador

Comparte este artículo:

Legalizar o no el cannabis es un debate a nivel mundial del que México no es ajeno. Ya en el año 2000 Gilberto Rincón, durante su campaña para la presidencia por el Partido Democracia Social, hablaba de la reglamentación de tal droga, lo que causó amplia polémica. 

Sin embargo, no fue hasta hace 12 años cuando el entonces presidente Felipe Calderón declaró la guerra contra el narcotráfico, que diversas figuras de la sociedad civil y la academia vieron con buenos ojos la opción de regularizar. Esto buscando alternativas para proteger a los eslabones más bajos de la cadena. 

En 2015 se dio un primer gran paso, o gran retroceso, según el cristal con que se mire. Josefina Ricaño, Juan Francisco Torres, Armando Santacruz y José Pablo Girault, a través de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) recibieron el primer amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para el uso lúdico de la marihuana, el cuál permitía sembrarla, cultivarla, prepararla, poseerla y transportarla. 

Otro hito fue cuando Graciela “Grace” Elizalde, una niña de ocho años con Síndrome de Lennox-Gastaut, abrió ese mismo año el debate sobre el uso terapéutico del cannabis en México. En abril de 2017 la Cámara de Diputados autorizó el uso medicinal y científico de la marihuana y sus derivados en México al aprobar las reformas del Senado a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal.

Tras el quinto amparo recreativo otorgado por la SCJN en 2018, se creó jurisprudencia, lo que declaró inconstitucional la prohibición absoluta del consumo de marihuana para esta intención, lo que en fines prácticos significó que cualquiera podía pedir un amparo para su consumo y este le sería otorgado. 

Pero esta historia apenas está comenzando a escribirse. A principios de año, el presidente de la Comisión de Salud de las Cámara de Senadores, Miguel Ángel Navarro, y la senadora Jesusa Rodríguez señalaron que el Dictamen para Uso Lúdico de la Marihuana estaría listo a más tardar en el mes de octubre. Y bueno, parece que no se equivocaron. 

Puntual con la llegada del 1 de octubre, Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, propuso permitir el autocultivo de hasta seis plantas de marihuana y la creación de Cannsalud, una empresa estatal para que el gobierno tenga la facultad exclusiva de su compra y venta en todo el país. 

La iniciativa publicada en la Gaceta Parlamentaria contempla, además, la elaboración de la Ley General para el Control de Cannabis, modificaciones a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal y a la Ley del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios. 

Hablemos ahora un poco de las actividades de Cannsalud. ¿De dónde viene la importancia de que el gobierno controle las actividades de compraventa de este producto? 

Sencillo, de que la apertura de un nuevo mercado lícito permite a México convertirse en una “potencia en producción de cannabis”, de acuerdo con las palabras de Delgado. 

El propósito fundamental de la empresa es abaratar y facilitar la verificación sanitaria de los productos, registrando y sistematizando la información relativa a la producción, flujos, volumen, calidad, destino, entre otros. Igualmente, evitar que la comercialización de la marihuana sea acaparada por los “grandes intereses comerciales”. 

Claro está que la propuesta no puede entrar en vigor hasta que sea votada por la mayoría en senaduría y diputaciones, pero hay una importante diferencia en cuanto a ocasiones anteriores: la mayoría en ambas cámaras es de Morena y muchos de sus legisladores aseguran que puede ser un negocio lucrativo para las arcas públicas. 

Aún es incierto lo que sucederá durante las votaciones a final de este mes, lo que si podemos saber es que entre la población la idea de legalizar es cada vez más popular. Hasta hace un par de años, únicamente 13% apoyaba esta convicción. A noviembre de 2018, de acuerdo con la XVIII Encuesta de Percepción de Inseguridad Ciudadana, más de un 43% estaban a favor. ¿De qué lado estás tú? 

#EspacioPúblico: “Accesibilidad ¿universal?”

Comparte este artículo:

¿Es útil una rampa para personas con discapacidad que topa con una escalera? 

En días recientes a través de la cuenta de Twitter de La banqueta se respeta nos compartieron el reporte de la construcción de una rampa con esas características. Una rampa mal construida que da “acceso” al camellón con andador de una colonia residencial de Monterrey.  Los comentarios fueron desde la burla hasta la incredulidad y el enojo. No era para menos, a simple vista era notorio que el trabajo realizado era inútil y si los usuarios lo tuviéramos que evaluar, definitivamente el municipio saldría reprobado. Respondiendo al reporte, a los pocos días estaban corrigiendo la rampa. Doble trabajo inútil. Seguía siendo una rampa sin ningún estándar de calidad que asegurara su funcionamiento.

No es la primera vez que nos comparten fotos con estas características, ni tampoco la primera en que vemos soluciones que tampoco sirven. Cruces peatonales que se topan a medio camino con una barrera que protege un semáforo, guías táctiles que llevan a zonas de riesgo a invidentes, rampas que no cumplen con la pendiente establecida por manuales de accesibilidad o puentes peatonales con escaleras o rampas interminables en calles semaforizadas y de tráfico moderado que no justifican su instalación más que para fines publicitarios, son algunos de los ejemplos más comunes. 

Aquí hay un serio problema. Los responsables de la obra pública en la ciudad están haciendo lo mínimo indispensable para pasar su clase de urbanismo sin haber estudiado para el examen y simplemente aplican recursos económicos e intelectuales muy limitados a conceptos que alguna vez leyeron o escucharon que eran necesarios incluir, poniendo a consideración de la suerte la aprobación de sus jefes que, al parecer, tampoco tienen claros los elementos de evaluación. 

Es preocupante escuchar a diario discursos sobre accesibilidad, inclusión, calles completas y ciudades para todas las personas cuando la manera de construir sigue siendo la misma o se va adecuando de una manera limitada. 

¿Por qué suceden estas cosas? En primer lugar, por la cadena de responsabilidades: de lo que se conceptualiza en un plano arquitectónico a lo que se ejecuta hay un abismo de diferencia y la capacitación necesaria en todos los niveles para detectar problemas y poder corregir errores es prácticamente nula. 

En segundo lugar, en el mismo diseño. Diseñar de manera universal parece ser todavía algo complicado y se prefiere corregir los errores realizados en el trabajo terminado a evitarlos desde el origen. 

Y si me pusiera estricto, existe un tercer error, más grave que los anteriores, que me parece que quienes construyen la ciudad no lo tienen claro: No entienden quién evaluará el trabajo.
Sienten que al tener un visto bueno de sus superiores en el gobierno ya lograron aprobar cuando al final del día el evaluado final será su jefe de más alto nivel y será evaluado por los usuarios del espacio público. Si reprueba el alcalde ante la ciudadanía reprueban todos sus funcionarios. 

Es posible mejorar calificaciones. Como todo examen, si se quiere hacer con méritos, es necesario buscar bibliografía adicional a lo que se recibe en clase; por ejemplo, ya existe un Manual de calles mexicanas con un estudio amplio y conceptos precisos de cómo construir una ciudad, pero al no ser lectura obligatoria, pocas veces se consulta y se aplica.  Es una lástima, si se usara se evitaría muchos errores. 

Para pasar el examen de urbanismo se necesita algo más que conocer conceptos, se necesita un taller práctico para lograr la correcta aplicación de la teoría basándose en la empatía con los usuarios.  No sería mala idea que para el examen final un alcalde acompañado de usuarios con distintas necesidades de ayudas técnicas, recorriera en silla de ruedas o con los ojos vendados una obra pública nueva. Quizás con eso se motiven a estudiar un poco más para el examen o cambien su manera de evaluar el trabajo e incluyan verdaderamente a las y los usuarios.