Diputado de Morena es sorprendido durmiendo… ¡Por segunda vez!

Comparte este artículo:

El diputado federal de Morena, Manuel Huerta, fue nuevamente sorprendido durmiendo durante horas de trabajo en San Lázaro, pero su justificación fue lo que hizo que la gente reaccionara en redes sociales.

Huerta, quien es diputado plurinominal del estado de Guerrero, fue hace unas semanas captado también durmiendo en su curul, aseguró que el sueño le gano por “la marea alcalina que uno come”.

“Es muy natural, el sistema digestivo capta la mayoría de energía para la digestión, y al sentarse entra un sopor de siesta bien sabroso”, dijo el legislador al ser cuestionado.

El morenista, es licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas por la UNAM y Médico Cirujano Partero por la Universidad Autónoma de Puebla. Actualmente es secretario en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

 

Niega la UNAM relación académica con Ricardo Anaya

Comparte este artículo:

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) negó a través de un comunicado de prensa, que exista alguna relación laboral y académica con Ricardo Anaya.

“No existe compromiso de incluirlo en la plantilla de profesores del siguiente semestre ni en licenciatura, ni en posgrado”, se lee en la misiva que fue publicada en redes sociales.

El mensaje de la máxima casa de estudios se da, después de que se diera a conocer que el ex candidato presidencial impartiría clases a partir de enero 2019 en la Unidad de Posgrado, lo cual complementaria con las lecciones que daría en la Universidad de Columbia en Nueva York.

Estudiantes rechazan violencia en conmemoración de la Marcha del Silencio

Comparte este artículo:

Miles de estudiantes mexicanos rememoraron el jueves una multitudinaria manifestación que tuvo lugar hace 50 años y se denominó la “Marcha del silencio”. Aunque en 1968 la principal exigencia era la democratización del país, ahora el clamor es contra la violencia que existe en los planteles universitarios y de bachillerato.

“El principal problema es la inseguridad y sobre todo hacia las compañeras”, dijo Diego González, un estudiante de Historia de 24 años que marchaba junto a su novia y lamentó que la violencia que vive México ahora también afecte a las universidades.

El acoso a los estudiantes por parte de grupos de choque llamados “porros” se incrementó últimamente junto con las denuncias de delitos. De ahí que algunas de las pancartas del jueves tuvieran mensajes como “Ser estudiante en México es más peligros que ser delincuente”.

A principios de mes, grupos de porros de una escuela de bachillerato afiliada a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) (la más grande del país, con 350.000 alumnos) golpearon a manifestantes que protestaban contra el pago de cuotas. Dos estudiantes resultaron seriamente heridos en el ataque que incluyó bombas de gasolina y cuchillos.

Las movilizaciones de los estudiantes, sobre todo de la UNAM, han sido constantes durante este septiembre y han sido detonadas por recientes actos de violencia ocurridos en sus instituciones.

 

#Kleroterion: “Si lastimas a uno, lastimas a todos…”

Comparte este artículo:

Como todos sabemos, la Universidad Nacional Autónoma de México, es sin duda, de las universidades más importantes en América Latina y de varias partes del mundo, con sus 108 años de trayectoria ha impulsado miles de profesionales en todas sus carreras, que sin duda, han forjado y aportado muchísimo a esta Nación, por lo que ubica entre una de las dos mejores universidades en Iberoamérica, superando a universidades españolas, de acuerdo al ranking QS World University 2019.

La UNAM es una demostración de lucha, constancia y compañerismo, como el que dio origen a su porra, a través de su autor Luis Rodríguez, apodado “Palillo”, en los años 40, quien pertenecía a la preparatoria San Ildefonso, el cual se encargaba de negociar con los encargados de los cines aledaños Río, Venus y el más cercano el Goya, el acceso a estudiantes de la prepa en horarios de clases, por lo que los jóvenes cuando se iban de pinta al cine, gritaban ¡Goya! y con el tiempo se agregaron las palabras ¡cachun!, ¡cachun! ¡ra, ra!, que se refería cuando una chica accedía a acompañarlos al cine, ya que la palabra ‘cachún’ equivalía a ‘cachondear’, por lo que surge a través de la hermandad y la lealtad de estudiantes la curiosa porra universitaria.

Otro dato muy importante es que la UNAM cuenta con tres mexicanos ganadores del premio Nobel, en 1982, el diplomático Alfonso García Robles; en 1990, el escritor Octavio Paz y el químico José Mario Molina Pasquél y Henríquez en 1995.

Hoy en día tiene 349,515 alumnos, 30,310 de Posgrado, 204,191 Licenciatura, 114,116 Bachillerato y 898 en la Facultad de Música, así como 40,578 académicos, 41  programas de posgrado con 92 planes de estudio de maestría y doctorado, 123 carreras, 36 carreras técnicas, 15 facultades, 8 escuelas nacionales, 9 planteles de la Escuela Nacional Preparatoria, 5 planteles del Colegio de Ciencias y Humanidades, 34 Institutos, 14 centros de investigación y 10 programas universitarios, teniendo representación en todos los estados, además de Canadá, España, Costa Rica, Estados Unidos y hasta China, lo que la convierte en un semillero de talentos y profesionales con vocación de servir y ayudar a sus familias y a su país.

Sin embargo, en estos días hemos visto una serie de problemáticas que manchan su excelencia y exhiben las carencias y necesidades de la universidad, comenzando principalmente por la inseguridad y el respeto a la valiosa autonomía que tienen los estudiantes y los todavía grupos porriles, que no hacen más que lastimar a toda la comunidad estudiantil.

Este conflicto comenzó en el Colegio de Ciencias y Humanidades, plantel Azcapotzalco, cuando a finales de julio se difundió que la directora había permitido que se borraran murales, lo que los estudiantes señalaron  como una privación a la libertad de expresión y difusión, posteriormente se realizó una inadecuada publicación de horarios escolares y otras medidas que la directora quería imponer, por lo que se manifestaron en una asamblea con un pliego petitorio que contenía el esclarecimiento del presupuesto escolar, la restauración del acervo mural, la asignación de profesores y horarios, y castigo a profesores y administración abusivos y deficientes; como no se tuvo respuesta ni presencia de la directora se tomaron las instalaciones, donde sujetos encapuchados agredieron a los alumnos que se manifestaban al interior y exterior del plantel. Fue entonces que hasta el 31 de agosto se comunicó que la directora Guadalupe Márquez había presentado su renuncia al rector Enrique Graue Wiechers, lo anterior demostró que con la unidad de los estudiantes se pueden mejorar las realidades en sus planteles.

Paralelo a esto, el tema de la inseguridad en toda la UNAM iba creciendo, tal es el caso de la estudiante Miranda Mendoza del CCH, plantel Oriente, que fue levantada fuera de las instalaciones, para ser asesinada y calcinada, lo que avivó la lucha de protesta contra la inseguridad, fue entonces que estudiantes de bachilleratos y licenciaturas de la UNAM convocaron a una marcha el 3 de septiembre para exigir mejoras en la educación y seguridad en los planteles.

Desgraciadamente esta marcha pacífica y sustentada con dirección a la explanada de rectoría, terminó con un ataque de supuestos porros, muchos encapuchados y armados de palos, tubos, varillas y cuchillos, recibiéndolos con piedras, petardos y bombas molotov, mientras que el personal de seguridad UNAM, no hizo más que observar los hechos, resultando seis jóvenes heridos, dos de gravedad, dando de nueva cuenta que los estudiantes convocaran a asamblea para realizar acciones en repudio a las agresiones y en solidaridad con los lesionados. Es así como cuarenta planteles suspendieron clases y fueron tomadas las oficinas de la Dirección General del CCH, por jóvenes que exigían nada más que la seguridad que todo estudiante debe tener.

Por consiguiente y de manera muy eficaz, las autoridades universitarias están expulsando a los delincuentes y realizando una investigación a fondo para castigar a los agresores, sean o no universitarios, tan es así que la propia Cámara de Diputados condenó de manera enérgica la violencia contra estudiantes y pidió a las autoridades capitalinas identificar a los llamados “grupos porriles” y adoptar medidas para su desarticulación, respetando la autonomía universitaria, favoreciendo el diálogo entre autoridades y la comunidad estudiantil.

Concluyo diciendo que ser joven es tener la llama del deseo del cambio y de un mundo mejor más encendida que nunca, pues de ella depende el futuro de México y en general de la humanidad, y así lo vimos en la marcha del 5 de septiembre, donde más de 30 mil alumnos marcharon y llegaron a la rectoría de la máxima casa de estudios, para exigir mayor seguridad y la salida de porros de esa institución con el pliego petitorio que incluyó: correcta asignación de los docentes, conocer el historial previo de los candidatos a la dirección, no intervenir en las expresiones político-culturales de la comunidad estudiantil, solucionar los problemas de seguridad en el exterior e interior de los planteles, atender las denuncias de acoso, transparentar en el manejo del presupuesto público, acciones inmediatas para expulsar grupos de porros y a quienes los protegen, dichas peticiones ya fueron reconocidas como aceptables y atendibles por parte de la UNAM por lo que se enaltece la apertura y disponibilidad de las autoridades.

Confío y hago un llamado a todos a que este tipo de marchas y protestas se sigan realizando sin violencia, pero a que sigamos alzando la voz cada uno desde nuestras trincheras, apoyando y aportando a tener en el país instituciones más sólidas, justas, eficientes e incluyentes, recordando que ser universitario no es una institución, es una ideología, ya que todas y cada una de las universidades del país, somos una fuerza, por lo que en todos los estados debemos adoptar como nuestra la problemática de la UNAM.

Es necesario que los universitarios de todos los rincones de México nos unamos con la vocación humanística, con la que Don José Vasconcelos asumió la rectoría de la UNAM en 1920, cuando existía una gran fe en la patria, postrando sus palabras que se volverían en el lema fundamental de la Universidad Nacional Autónoma de México, “Por mi raza hablará el espíritu” y sobre todo entendiendo que “si lastiman a uno, lastiman a todos”… ¡GOYA! ¡GOYA! ¡CACHUN, CACHUN, RA, RA! ¡CACHUN, CACHUN, RA, RA! ¡GOYA! ¡UNIVERSIDAD!.

 

15 órdenes de aprehensión por ataque contra estudiantes de la UNAM: PGJ CDMX

Comparte este artículo:

La Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJ-CDMX) solicitó 15 órdenes de aprehensión contra 10 personas identificadas como responsables de las agresiones a estudiantes, el pasado 3 de septiembre en Ciudad Universitaria. Los delitos por los que se les acusa son: homicidio en grado de tentativa, motín y lesiones que ponen en peligro la vida.

En conferencia de prensa, el procurador capitalino, Edmundo Garrido, detalló que este lunes se cumplimentó una de estas órdenes contra un joven de 29 años que ya fue trasladado al reclusorio.

Explicó que la PGJ CDMX solicitará a las autoridades la medida cautelar de prisión preventiva para los 10 probables participantes y agregó que las órdenes se cumplimentarán en terreno neutral, es decir, fuera de las instalaciones de la UNAM para no violar su autonomía.

Durante el anuncio, el procurador capitalino estuvo acompañado por autoridades de la Procuraduría General de la República y de la Policía Federal, y aseguró que “hay una coordinación permanente y constante entre instituciones locales y federales para la investigación del caso”.

La identidad del único detenido así como el Reclusorio al que fue traslado no se dio a conocer.

Edmundo Garrido comentó que la investigación sigue abierta y que el número de órdenes de aprehensión podría aumentar en los próximos días.

El pasado 3 de septiembre un grupo de estudiantes del CCH Azcapotzalco y alumnos universitarios fueron agredidos frente al edificio de Rectoría mientras se manifestaban de forma pacífica por un grupo porril.

Como resultado hubo 14 estudiantes heridos, dos de ellos estuvieron en condición grave.

Este sábado la PGJ CDMX informó la liberación de dos presuntos responsables de las agresiones, que habían sido detenidos por elementos de la Policía Federal, argumentando que no se tuvo “acusación alguna en su contra”, sin embargo la UNAM aseguró que sí presentó denuncias.

UNAM asegura que sí presentó denuncia de actos porriles

Comparte este artículo:

Luego de la Procuraduría de la Ciudad de México informara sobre la liberación de dos presuntos responsables de las agresiones contra alumnos el 3 de septiembre, en Ciudad Universitaria, argumentando que no se tuvo “acusación alguna en su contra”, la UNAM aseguró que sí presentó denuncias.

“La Universidad Nacional Autónoma de México reitera que desde el 3 de septiembre pasado, mismo día en que un grupo porril agredió a alumnos de nuestra Universidad, fue presentada una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, contra quien resulte responsable. La carpeta de investigación es CI-FAAE/CU/UI-1  C/D/00283/09-2018″, indicó la Universidad Nacional, en un comunicado.

“También se hizo lo propio ante la Procuraduría General de la República, donde se abrió la carpeta de investigación FED/CDMX/SPE/0011998/2018“, agregó.

El sábado pasado, la UNAM manifestó “su asombro y desconcierto”, por la información de que los dos presuntos responsables, Joel ‘N’ y Erick ‘N’, habían sido liberados.

“Esta casa de estudios espera una explicación a la comunidad universitaria y a la sociedad mexicana por parte de las autoridades correspondientes sobre tal determinación.

La Universidad de la Nación pide que los procesos ministeriales y judiciales relacionados con la agresión a estudiantes por parte de grupos porriles se lleven a cabo con responsabilidad, en estricto apego a Derecho y con la celeridad que la gravedad del caso amerita”, expresó la UNAM.

En su boletín, la Procuraduría de la Ciudad de México también indicó que los dos jóvenes, detenidos por elementos de la Policía Federal, habían sido liberados toda vez que en su detención no hubo flagrancia.

“Uno de los presentados, incluso, afirmó no haber estado en el lugar de los sucesos y en ningún momento se le observa en los videos que forman parte de la investigación”, indicó la Procuraduría capitalina.

“Adicionalmente, en el mismo análisis del material videográfico presentado como indicio, no se observa agresión alguna por parte de los presentados hacia los manifestantes“, agregó.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, dijo que no se trata de fabricar culpables sobre el caso, y que la investigación tenía que ser amplia y responsable.

Cuando se informó sobre las detenciones, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, dijo que los dos presuntos responsables habían sido identificados gracias a que uno de ellos aparece en imágenes que circularon en redes sociales, agrediendo a estudiantes, mientras que el otro fue reconocido por distintas personas como participante de los hechos violentos del pasado 3 de septiembre.

Sin embargo, después la Procuraduría de la Ciudad de México aseguró que ninguno de ellos aparecía en videos que forman parte de la investigación, cometiendo agresiones.

La Procuraduría de la Ciudad de México y la Procuraduría General de la República también entraron en un intercambio de declaraciones, sobre quién tenía el mando de la investigación.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Amieva, dijo que la PGR había declinado investigar el caso, porque al parecer la UNAM no había presentado alguna denuncia.

Este domingo, la Universidad confirmó que sí denunció ante PGR. Además, la Procuraduría General aclaró que seguía investigando una parte de lo ocurrido.

Delitos de lesiones y tentativa de homicidio en las agresiones de CU, los investigará la Procuraduría capitalina, mientras la PGR investigará delitos que afecten a la Universidad, explicó en entrevista con Radio Fórmula el subprocurador Roberto Andrés Ochoa.

#HojaDeRuta: “Atravesar el cuerpo”

Comparte este artículo:

Una noche fría, a más de 7,000 kilómetros de casa, escuché una idea que no habría de abandonarme nunca: “la política también se trata de atravesar el cuerpo”. Estaba un pequeño auditorio a medio llenar en el centro de Santiago de Chile, donde atendía la clase de movimientos sociales, impartida por una profesora francesa.

¿Qué le queda a campesinos que van a ser despojados de sus casuchas más que atravesarse a los bulldozers que pretenden derrumbarlas? ¿Por qué un solitario anónimo hizo frente a una columna de cuatro tanques tras la masacre de la plaza de Tiananmén en Beijing?

Atravesar el cuerpo es la forma más primaria, más básica del ejercicio político. A veces la más precaria, y al tiempo, la más comprometida. Es la expresión máxima del albedrío: poner la integridad física al servicio de una causa, de una idea.

30 mil cuerpos se atravesaron el miércoles frente a la Rectoría de la UNAM para protestar por la violencia ejercida por grupos de porros en contra de estudiantes de preparatoria. Dos de ellos se encuentran en condición grave.

El conflicto escaló a partir del 27 de agosto pasado, cuando estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco protestaron por la presencia de porros en las instalaciones, así como la falta de docentes. Ante la falta de respuesta, el alumnado se manifestó frente a la Rectoría de la UNAM el lunes 3 de septiembre, donde fueron atacados a piedras, palos y artefactos explosivos por grupos de porros.

Tras la agresión, 41 escuelas de la UNAM (probablemente se sumen mientras se escriben estas líneas) han entrado a paro, configurando la mayor movilización estudiantil en la institución desde la huelga general de 1999. El movimiento #yosoy132 ocurrido a raíz de la campaña presidencial de 2012 había sido la más reciente expresión estudiantil de alto impacto.

La presión del estudiantado no dejará de subir en los próximos días. En la manifestación del miércoles se unieron contingentes del IPN y la UAM. Seguramente se sumarán diversas expresiones de solidaridad que desembocarán en una fuerte presión a la rectoría que encabeza Enrique Graue y múltiples problemas al interior de la Universidad, entre los que estaría la presencia de estos grupos clandestinos de choque, así como probablemente la venta de drogas.

También resulta necesario revalorar la huelga como instrumento de presión y negociación política. No dejo de pensar qué hubiese pasado si se hubiese llamado a una huelga de maestros y profesores quienes estuvimos en el movimiento que se desató tras el asesinato de Jorge y Javier por efectivos del Ejército.

¿Habría sido tan tibia la reacción de las instituciones involucradas? Probablemente no. Pero en aquél momento, como hacía mucho tiempo no ocurría, muchos hombres y mujeres jóvenes se animaron a atravesar el cuerpo marchando, manifestándose, exigiendo.

No fue en vano. Hoy los cuerpos caídos de Jorge y Javier no solo no se han olvidado, sino que la demanda de justicia fue pasando entre generaciones de estudiantes, manteniendo el latir de la memoria. 

Actualmente ha revivido el interés público por el caso gracias al documental “Hasta los dientes”, dirigido por Alberto Arnaut, que reconstruye el encubrimiento del caso. El filme estará en cartelera este fin de semana en Monterrey.

En un momento en que el país se enfila no solo a un cambio en la presidencia, sino a la exigencia de un cambio de régimen, resulta oxígeno puro que desde las y los universitarios surjan la indignación hacia la violencia y despierte solidaridad. 

A veces atravesar el cuerpo es la salida última, a veces, el primer paso. ¿Usted por qué causa atravesaría el suyo? (Este espacio estará fuera por vacaciones. Regresará antes que septiembre se haya ido)

gilberto@altiusconsultores.com

Convocan a asamblea el viernes en la UNAM

Comparte este artículo:

Tras un mitin frente a Rectoría, estudiantes de la UNAM acordaron celebrar una asamblea el viernes a las 12:30 horas en el Auditorio de la Facultad de Economía.

En el encuentro, cada plantel compartirá su pliego petitorio.

Los alumnos de las escuelas en paro y de otras instituciones, como el IPN, marcharon en CU en demanda de seguridad luego de la agresión de porros el lunes.

En un comunicado, la máxima casa de estudios difundió los nombres de los estudiantes que participaron en el ataque.

Asimismo, la PGR investiga las pruebas aportadas por la Procuraduría capitalina, la cual declinó el caso, para determinar si se trata de delitos federales.

Mientras los alumnos se retiran poco a poco de CU, en Avenida Insurgente un grupo de encapuchados bloquea la vialidad presuntamente en apoyo al movimiento.

Clientelismo: vicio costoso

Comparte este artículo:

La basura electoral no es un concepto nuevo. Desde que tenemos memoria, hemos presenciado el derroche de propaganda al menos cada tres años. Lonas, pendones, volantes, pulseras, camisetas, y la lista sigue. Cada artículo personalizable que se te pudiera ocurrir. En las calles, en la puerta de tu casa, en tu celular, está en todas partes a donde vayas.

Todos estamos hartos. Y, sin embargo, se ha definido previamente como un “mal necesario”. ¿Y por qué necesario? Porque visibiliza a las y los candidatos. Porque, aunque no tengas idea de su trayectoria, sus propuestas, o sus aptitudes, mínimo reconocerás el nombre del contendiente en la boleta electoral. Recordarás: aquella señora que dijo algo sobre los maestros antes de que empezara mi video en youtube; aquel joven con la sonrisa amable que estaba en mi parabrisas; aquella mujer que tengo en la camiseta que ahora uso de pijama.

Y esto, a pesar de funcionar en términos de rentabilidad electoral, ¿tiene fines democráticos? Esta ráfaga publicitaria banal, superficial y hasta cínica ¿contribuye en realidad al debate electoral? 

Claro. Algunos podrán decir que es nuestra responsabilidad investigar la información relevante para ejercer nuestro voto, y no conformarnos con el papel que nos repartieron. Sin embargo, se ha hecho así por tantos años, que nuestra democracia se encuentra viciada. Nuestras elecciones, periodo tras periodo, deforman el ejercicio democrático a un vil clientelismo. 

Afirmo que este es costoso, por tres razones principales: la democrática, la ambiental, y la económica. La democrática, porque nos lleva a un ciclo de paternalismo y de desinformación. Porque nos conformamos con que cada tres años, los y las candidatas visiten nuestras colonias y nos regalen su mercancía, que nada tiene que ver con propiciar un voto argumentado y sustentado.

Esto, además, se ve agravado por el contexto social mexicano. La presencia del clasismo en el clientelismo electoral es evidente. Los típicos recorridos vecinales tienen dinámicas distintas dependiendo de qué lugar está visitando el candidato. Si se visita alguna colonia popular, se limita al uso de canciones populares (cumbias, rap, reggaetón ¿qué más?), se organizan actividades populares (bailables, concursos de grafiti para los jóvenes, partidos de futbol) se mencionan propuestas populares (o más bien populistas) con poco o nada de sustento.

El problema con esto es que se reduce a alguien de cierto nivel socioeconómico a generalizaciones burdas. Se engloba en esta población un conjunto de características entre las que no se incluye el interés genuino y democrático de ejercer su voto. Así, se menosprecia a muchos de los votantes mexicanos y se concluye que se está haciendo lo suficiente al entregarles artículos promocionales.

En cuanto a la ambiental, por la enorme cantidad de artículos que terminan inmediatamente en la basura. Y, basándome en información de Benjamín Ruíz Lozoya, maestro en Ciencias Químicas de la UNAM, se utiliza material biodegradable en afán de complacer a la opinión pública. Sin embargo, esto termina siendo contraproducente y es aún más dañino para el medio ambiente, ya que al descomponerse se transforma en gases de efecto invernadero. 

Por último, el costo económico es el más sencillo de detectar. Estas elecciones el INE destinó un presupuesto de más de dos mil millones de pesos para gastos de campaña de partidos.

Lo mencionado y otros datos más, nos deberían de estar empujando a reflexionar sobre nuestra manera de hacer política. Creo que es momento de pensar en replantear las dinámicas de campaña y educarnos en el ejercicio democrático. Es difícil romper con este círculo vicioso, pero creo que vale la pena el esfuerzo.

Académicos y experredistas son las propuestas de AMLO en las ternas para las fiscalías

Comparte este artículo:

El precandidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, presentó su Plan Nacional para la Procuración de Justicia y combate a la corrupción, que incluye las ternas para fiscal General, Electoral y Anticorrupción.

Eva de Gyves: Ha ocupado diversos cargos en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal; ha sido defensora de oficio adscrita a juzgados de paz y penales

Juan Luis González Alcántara: Es Licenciado en Derechoespecialista en Finanzas Públicas y Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, de donde también es profesor.

Bernardo Bátiz: Es licenciado en Derecho, ha sido consultor jurídico del Banco Nacional de México Banamex; profesor en la Unam y en la Uia; colaborador editorial en varios periódicos y revistas. Fue procurador general de justicia del Distrito Federal durante el gobierno de López Obrador.

Para ocupar el cargo de Fiscal Anticorrupción, López Obrador propuso a:

María de la Luz Mijangos: Buscó ser consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), es doctora en derecho por la Universidad Complutense de Madrid y docente del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Diana Álvarez Maury: Es licenciada en Derecho por el ITAM y cuenta con una maestría en la Universidad de las Américas, institución en la que fue coordinadora y directora de la licenciatura de Derecho.

Ricardo Peralta Saucedo. Es licenciado en Derecho por la UNAM. Fue propuesto por la facultad ante el Senado para competir en el proceso de selección de Fiscal Anticorrupción.

En la terna para el nuevo titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade):

María Estela Ríos González: Es licenciada en Derecho por la UNAM; especialista en derecho laboral y sindical. Fue presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos. También fue directora del Registro Civil de la Ciudad de México y procuradora de la Defensa del Trabajo. Además de consejera jurídica y de servicios legales del Gobierno del Distrito Federal, durante la administración de López Obrador.

Ernestina Godoy Ramos: Es egresada de la Facultad de Derecho de la UNAM; fue observadora electoral del IFE y la ONU. Fue diputada local por el PRD. Actualmente diputada federal en la LXIII Legislatura y secretaria de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados por Morena.

José Agustín Ortiz Pinchetti: Es abogado por la Escuela Libre de Derecho, profesión que ejerció más de 40 años. Fue profesor universitario, articulista y escritor. Fue consejero ciudadano del IFE y trabajó en la reforma política del DF.