Peña Nieto: el presidente que le quedó grande ser mexicano

Ya han pasado poco más de cuatro años desde aquel día donde los mexicanos, fueron testigos del regreso del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia, por medio de Enrique Peña Nieto. En medio de un considerable escepticismo ciudadano, y de un desencanto hacia la oposición, que se había incorporado al sobreestimado “Pacto por México”, comenzaron (para EPN) y volvieron a iniciar (para el PRI en su conjunto) los días dentro de Los Pinos; dejando a un lado los errores en sus discursos, los cuales se referían a información que todo servidor público decente debería saber, la presidencia de Peña inició con el pie izquierdo: fomentando una reforma energética que desmantela los logros de Cárdenas por mantener nuestros recursos dentro de la esfera soberana.

Igualmente, continuando una reforma educativa, la cual, requiere de forma urgente modificaciones para convertirse en algo más que una iniciativa de reforma al sistema laboral de los profesores pertenecientes a escuelas públicas; las políticas regresivas de recaudación, como el aumento desproporcional del IVA, constituyen un argumento más para afirmar la política decadente que desde un inicio manejaba el aún ejecutivo.

Ahora bien, encima de la mala gestión inicial, resulta imposible no tocar el tema de los escándalos del presidente y compañía (familia y su gabinete) si se desea hablar de este sexenio por concluir (afortunadamente); la casa blanca de su cónyuge, Angélica Rivera, y el cínico video donde ella trata de justificarla, el avión presidencial, el reciente descubrimiento del plagio a su tesis profesional, las nada creíbles disculpas presidenciales respecto a la casa blanca, la “otra casa blanca”, de su secretario de hacienda Luis Videgaray, los departamentos de su esposa, y más recientemente la invitación a Trump. Todo esto es lo que sucede cuando se elige a un candidato de papel.

En cada uno de estos escándalos, las justificaciones rodeaban de incredulidad a la mayoría de la sociedad: que Videgaray había adquirido sus millonarias propiedades vendiendo obras artísticas que se negaba a mostrar, que si el avión presidencial valuado en millones no podía cancelarse porque resultaría en un mayor gasto, que si Angélica Rivera mencionaba que se habían metido con su familia con el reportaje de su inmueble.

En fin, todo un espectáculo de excusas que ni siquiera ellos se creían llegó a nosotros durante estos años, en los que algunos verdaderamente deseábamos que el escándalo del momento fuera el ultimo, en razón de rescatar la poca dignidad que le quedaba a México en el ámbito internacional.

Hoy, tras haberse suscitado nuevos escándalos, como el plagio de Peña Nieto (el cual se atreve a afirmar descaradamente que se trata de un error metodológico), y como la invitación al candidato republicano, Donald Trump (la cual se consagra como la burla suprema del presidente hacia la nación entera), no solo queda claro (hasta al más fiel militante del PRI), la nula capacidad intelectual, ética y direccional de Peña, sino también nos revela que este personaje, además de quedarle muy grande la investidura de jefe de estado, le queda mucho más grande la de mexicano; pues un mexicano, por más poca capacidad que tenga en los distintos campos, no va a poner de rodillas a su país como lo hizo con Trump recientemente; un mexicano no mancilla de esa manera la bandera y el orgullo de su nación con estos actos tan deplorables que presenciamos en este sexenio por terminar.
Peña, no solo ha sido el presidente que no merecemos ni necesitamos, sino que también ha sido la persona que no merece tener el honor de decirse mexicano.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL PAÍS DE NUNCA JAMÁS

Recientemente hemos vivido en México todo tipo de sucesos para identificar el tipo de sociedad en la que habitamos. En un país colorido, de fiesta y donde aguantamos bastante, todo pasa y nada cambia.

Hace una semana fuimos testigos de un clavo más al ataúd ya muy enterrado del presidente de la república: Don Enrique Peña Nieto. Ahora resulta que plagio casi un tercio de su tesis para graduarse de la licenciatura en la Universidad Panamericana, copió y pegó textos completos de libros y autores que olvidó- o no quiso citar- ni en el desarrollo de su tesis ni en la bibliografía.

Esto en contraste de su insistencia por impulsar una “educación de calidad” mediante la tan discutida reforma educativa, donde por cierto miles de maestros continúan en paro y millones de alumnos se encuentran sin tomar clases, como si no tuviéramos suficiente analfabetismo.

Pero, ¿qué respondió la Universidad Panamericana? Sorprendentemente mediante sus líderes estudiantiles y un comunicado de prensa oficial- que tardó varios días- prácticamente dejó en claro que no haría nada y que su ética no era aplicable a ex alumnos. Vaya, me queda claro que en México no existe institución con los suficientes pantalones para castigar y hacer justicia a un presidente de la república.

¿Cómo reaccionó la sociedad? Algunos indignados, otros muertos de risa. Lo cierto es que al día siguiente de la investigación- no tan bomba- que presentó Carmen Aristegui, millones de jóvenes mexicanos acudían a sus aulas con trabajos y tareas no muy bien citadas, vaya, es un reflejo cultural el que vivimos en el espejo del presidente.

Por otro lado, el país entero llora la repentina muerte del cantautor más aclamado en Latinoamérica: Juan Gabriel. Le lloran sus canciones, su talento y su capacidad para sobreponerse a situaciones de pobreza e injusticia, de esas que vive el mexicano promedio día con día.

Lo sorprendente- no tan sorprendente- es que semanas antes en varios Estados del país miles de personas marchaban contra los derechos de las comunidades LGBT, decían que esos “jotos” solo dañaban la moral (¿cúal moral?) de su sociedad, que no tenían derecho a reproducirse y amarse- ni ser humanos pues- y que eran casi casi la espuria y el opio de este país.

Así de incongruentes somos, así de persinados vivimos, así intentamos avanzar mientras no avance el vecino.

¡Bravo, Juanga! Porque con tu talento demostraste que eres por el alma y no por tu sexo, te impusiste en un país conservador y racista, un país al que amaste hasta el final. Bravo, porque jamás te avergonzaste de ser lo que eras y dejaste un legado que muchos deberíamos seguir: hacer lo que te apasiona con honestidad y para los demás.

El país de nunca jamás se persina en casa y sale a comer carne. Ha adoptado las redes sociales como el nuevo mundo para descargar su ira y su dolor. Critica el plagio y lo hace a diario, acusa a los “jotos” y escucha sus canciones, critica a los políticos y se queda en casa mirando. Así es la vida, en el país de nunca jamás.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “La realidad detrás del Reportaje de Aristegui”




Carmen Aristegui es una periodista que yo respeto, aprecio y admiro mucho. Su investigación sobre la “Casa Blanca” de Lomas de Chapultepec es impecable, un ejemplo vivo del tipo de periodismo que necesitamos en este país, golpeado por la corrupción.

Las revelaciones de la “faceta desconocida” de Enrique “Henry Monster” Peña Nieto el domingo de la semana pasada, me pareció algo forzado, pero un tanto necesario, pues el Peña está forzando una Reforma Educativa, cuando él cometió una falta académica garrafal.

Que si la imprenta, que si el estilo, que si fue hace veinticinco años, que si fue y que vino, no importa, cometer plagio es algo muy grave. Es muy penoso tener un Presidente que hizo una tesis a base de plagio, de hecho me lo imaginé perfectamente haciendo el “copy-paste” a la antigüita, y pensando que ya se estaba salvando de horas de trabajo. Es importante que la Universidad Panamericana, si quiere mantener su prestigio, investigue a fondo al asesor de tesis de Peña y el trabajo de Peña, pero bueno ese no es el punto de este texto.

Carmen Aristegui fue clara y contundente en el video previo a la revelación de la investigación de su equipo, Peña Nieto es una persona que está en estos momentos empujando, moviendo mar y tierra para que los maestros le entren de lleno a la Reforma Educativa, misma que tiene un rechazó contundente en varios estados de la República y que su implementación se complica cada vez más.

¿Qué calidad moral le queda a “Henry Monster” Peña Nieto para seguir exigiéndole a los maestros evaluaciones? Ninguna, pues si Peña Nieto fue capaz de cometer plagio en su tesis profesional, cómo podemos estar seguros que es una persona académicamente preparada.

El líder no puede exigir preparación profesional intacta por parte de los maestros, si él no tiene una preparación buena y además está acusado de plagio.




Es contundente también decir que actualmente Presidencia no han dado una respuesta que podamos considerar fuerte y/o definitiva respecto al plagio de Peña Nieto. Mientras que el “pretexto” o razón del asesor de tesis de Peña, me parece un insulto para la inteligencia de los mexicanos. Deja ir la Reforma Educativa, Peña, o mejor dicho deja ir la Presidencia.

Ahí Se Leen.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dándole Patadas al Muerto




El domingo en punto de las 10 de la noche, estuve esperando la revelación de una “faceta” desconocida del Presidente Enrique Peña Nieto, que según la periodista, Carmen Aristegui, iba a dar a conocer. Al final del día fue mucho ruido y pocas nueces, ya que lo que reveló la reconocida periodista quedó corto a las expectativas de sus seguidores y la realidad es que no sucederá nada a consecuencia de su revelación.

El plagio, es grave, de hecho se puede perseguir legalmente a una persona por lo mismo. Que el Presidente de la República lo haya cometido, es aún más grave.

El problema está en que esta “revelación” se da a conocer veinticinco años más tarde, en un video de cinco minutos, sin ponerle más “carne periodística” y esperando que los resultados sean parecidos a los de otros países donde funcionarios han renunciado.

En mi muy humilde opinión y sin defender en lo más mínimo a Enrique Peña Nieto, la investigación de Aristegui Noticias parece más tener fines de darle patadas al muerto y beneficiar en el largo plazo a uno de los candidatos de las elecciones del 2018. En lo personal admiro mucho el trabajo de Aristegui y su equipo en el caso de la “Casa Blanca”, pero esta investigación parece hasta forzada y esperar que por esto mismo renuncie EPN, es una locura.

Imagínese estimado lector, si el Presidente no renunció por el escándalo de la “Casa Blanca”, mucho menos lo hará por plagiar textos de libros de reconocidos autores en su tesis profesional. Es decir, que Aristegui nos demuestre lo inepto que es nuestro Presidente, ya es innecesario. Básicamente se está ridiculizando a alguien que ya está ridiculizado a nivel mundial.




Me parece lamentable que desde estas alturas Carmen este mostrando la casta de quien es su gallo en el 2018, sin que nos sorprenda que sea, Andrés Manuel López Obrador. Cada quien puede tener sus preferencias electorales, pero es triste ver que se utilice un portal como lo es Aristegui Noticias, que tiene prestigio por investigaciones impecables, para una cuestión mediática y golpeadora.

¿Qué Enrique Peña Nieto tiene que dar explicaciones? Si, debe de, y de la misma manera las debe de dar la Universidad Panamericana, no olvidemos que detrás de cada tesis también hay asesores, que son parte del personal docente de la institución educativa.

Las declaraciones de ayer por parte de Presidencia al argumentar que es un “simple error de estilo”, son pobres y lamentables.

Lo que queda cierto de esta investigación son dos cosas, el Presidente pierde mucho mérito al estar empujando una Reforma Educativa y buscar mejor personal docente, cuando el en su vida educativa cometió plagio en el 29% de su tésis.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EPN PAPERS




Esta semana arrancó con un tema, que, si bien no sorprende, si preocupa. Aristegui con bombo y platillo levantó intriga ante lo que parecía ser otra de sus grandes investigaciones, como la de la Casa Blanca o su participación en la investigación de los Papeles de Panamá.

Pero no, a mi parecer Aristegui se quedó corta, tratando de descalificar al ya descalificado con un tema que, si bien es de gran importancia, es de poca trascendencia en el día a día del mexicano (malamente) y que, para colmo, no sorprende. Pero ahora sí que como twitteaba ayer Juan Pablo Becerra, relevante o no relevante, periodístico o no periodístico, es el asunto.

El tema apenas comienza y ya es trending topic en las redes sociales. La investigación deja algunos comentarios y cuestionamientos sobre lo que vendrá en los próximos días.

Hay que estar pendientes de la postura que tomará la Universidad Panamericana al respecto, ¿lo dejará pasar?, ¿Castigará?, para ser una de las principales universidades en materia de Derecho, esperaría que se tomaran cartas en el asunto.

También habrá que ver cuál será la reacción del Presidente y hoy cuestionado “Maestro” Enrique Peña Nieto, que si bien, Eduardo Sánchez, vocero de presidencia, ya emitió un comunicado, su respuesta queda un poco aguada (insípida, incolora e inodora). Dejando en claro nuevamente que el fuerte de los asesores de comunicación del Presidente, no es la comunicación, ¡UPS!




La investigación cae como balde de agua fría al Gobierno Federal, pues es lanzada un día antes del regreso a clases, en medio del pleito con la CNTE y agraviando la ya debatida Reforma Educativa.

Tendremos que analizar con que calidad moral se presentó Enrique Peña Nieto a incentivar la honestidad en los pequeños estudiantes que ayer regresaron a las aulas. ¡Ojalá no lo tomen como ejemplo a seguir!

PREGUNTA SOSPECHOSA: A quien también le pegó la investigación fue a Televisa, no directa, pero si indirectamente ¿Por qué Aristegui lanzó su investigación justo el día del arranque de la “Nueva” Televisa? ¿Coincidencia? Cierto es que en las redes se habló más de su tema que de Televisa.

POSDATA: Quien no dejó pasar la oportunidad de apuntarse en la grilla fue Pedro Ferriz de Con, quien, metido en su campaña imposible, fuera del medio periodístico y con un notable desprecio hacia Aristegui, se pone nuevamente a hablar valores, cuando no es precisamente la persona indicada para ello. Caray, necesitamos mejores candidatos independientes.

Así las cosas, si no nos vemos, pues nos escribimos.

@RicardoGuerraMX

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Presidencia en Estado Vegetativo




Las cifras de rechazó a la Presidencia de Enrique Peña Nieto que público el día de ayer Grupo Reforma, son una muestra de la decadente y cada vez peor percepción que tienen los mexicanos sobre su actual Presidente.

La Presidencia de Peña Nieto está tan desgastada que cualquier escandalo es directamente relacionado con conflicto de interés y levante el repudió nacional.

El día de ayer el periodista, Federico Arreola, comentaba que los desaprobatorios a la administración de Enrique Peña Nieto, se debían al desgaste que han dejado las Reformas Estructurales y que si el “costo de no estar como Venezuela es tener un Presidente reprobado por la ciudadanía, lo vale”. Yo considero que el Sr. Arreola está equivocado y por múltiples razones.

Al contrario, el Presidente está reprobado por ciudadanos y líderes del país por la muy poca efectividad que han tenido las Reformas en nuestro país. Hoy la gasolina y luz suben de precio, a pesar de que con la Reforma Energética se prometió que sería todo lo contrario.

La Reforma Educativa, dejará de ser Reforma después de las negociaciones y pasará a ser más de lo mismo. El Sistema Nacional Anticorrupción es un conjunto de leyes a modo y se ignoró en gran parte la Ley 3de3 que era una iniciativa ciudadana.




Las reformas, efectivamente le han costado a Peña Nieto, pero no por eficientes, sino por ineficientes. Nadie espera resultados de la noche a la mañana, pero todo lo que está sucediendo actualmente va en contra de lo que se había dicho originalmente.

Otra razón por la cual el Presidente Enrique Peña Nieto esta reprobado es el “Caso de la Casa Blanca” en Lomas de Chapultepec. Aunque Peña ya se disculpó y pidió “perdón”, un nuevo caso salió donde se involucra a un potencial contratista del Gobierno Federal y un departamento en Miami, propiedad de la Primera Dama, Angélica Rivera.

La realidad es que la investigación hecha por el diario británico, The Guardian, deja muchos huecos y cosas sin explicar, pero ciertamente ha afectado de nueva cuenta la imagen Presidencial.

Lo interesante de esto, es que nadie lo duda, nadie reflexiona si fue o no fue conflicto de interés, si hay corrupción o no, la mayoría ya lo asegura y sanciona. Esto es solo un reflejo de la situación precaria en la que se encuentra la administración peñista y desde mi punto de vista está lejos de mejorar y Peña es consciente de esto, ayer en su visita al estado de Veracruz, evito ser recibido por el controversial gobernador de la entidad, Javier Duarte y durante la ceremonia se sentó lejos del mandatario estatal. Señal que parece como un, “aléjate, que si me ven contigo me va peor”.

Es ya casi seguro que Peña Nieto se ira con los niveles más bajos de aprobación de la historia reciente de México. Tal y como sucedió en estados como Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua, donde los gobernadores fueron la razón primordial por la que el PRI perdió las elecciones, Peña será el culpable de la derrota del PRI en el 2018.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “La triple crisis de confianza en México”




En México nos han enseñado que el Estado, centro del poder político, se divide en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Desde éstos Poderes, conformados principalmente mediante elecciones democráticas, se ejerce el Gobierno, todo lo anterior de acuerdo a lo que marca la Constitución.

Por ello, señalan las enseñanzas tradicionales, en nuestro país tenemos una democracia funcional, y un Estado de Derecho basados en el dominio de la Constitución, ejercido por las instituciones del Estado.

Y colorín colorado, este cuento ha terminado.

La realidad es que el sistema político en México nace, crece y se reproduce mediante una serie de prácticas que asignan poder de acuerdo a mecanismos extralegales, mientras que las elecciones son un juego de simulaciones, que por tanto, no aseguran un Estado de Derecho ni constituyen una democracia.




Me explico:

El poder en México se ejerce no por tres Poderes del Estado, sino por tres grupos de operación política, unidos por un pacto de impunidad.

El primer grupo, el más pequeño es la partidocracia. Ésta se compone por el gobierno, los partidos políticos y sus líderes.

Ellos controlan la llave para acceder a los puestos de elección popular, que son la puerta de entrada para robar.

El segundo conjunto, más numeroso, constituye los llamados grupos de interés, que son las cámaras empresariales, los medios de comunicación, los líderes sindicales, empresarios gigantes o grandes corporativos, el narcotráfico, las agrupaciones religiosas, poderes extranjeros y bancos. Ellos se encargan de legitimar social, financiera y mediáticamente a los gobernantes corruptos, a cambio de privilegios de todo tipo.

Finalmente, el conjunto más grande o numeroso, son las bases de apoyo, compuesto por los cientos de miles de afiliados a gremios, centrales obreras, sindicatos, partidos, empleados públicos, asociaciones, clubes, empresas, etc., mismos que son presionados por sus líderes para brindar apoyo electoral a los elegidos del sistema.

Esta manifestación dinámica del poder en México es el legado del PRI, adoptado posteriormente por el PAN, PRD y demás partidos, y es la esencia de la partidocracia mexicana.

Su pacto de impunidad es de lo más sencillo, y tiene solo un mandamiento: “Entre los integrantes de esta mafia, nadie, nunca, estará sujeto a los dictados de la Ley.”

Sin embargo, algo huele a podrido…

Este sistema autoritario pseudo democrático (el más longevo que se haya visto en la historia de la Humanidad), se encuentra actualmente en una profunda crisis, que se manifiesta claramente en el enfrentamiento entre Gobierno, empresarios y maestros de la CNTE y SNTE.

Recordemos: Como parte del Pacto por México, los partidos políticos y Peña Nieto plantearon una “reforma educativa” que evaluaría a los maestros, expulsando a los malos elementos de acuerdo a la Ley.

Esta expulsión de miles de maestros mediocres sería en efecto el fin de los privilegios obtenidos por las mafias sindicales de la educación durante décadas, un golpe maestro que debilitaría mortalmente a la CNTE y el SNTE, principal oposición para privatizar el sistema educativo nacional, dejándolo listo para ser entregado a la agrupación empresarial “Mexicanos Primero”, a quienes se les prometió este coto de poder.

Todo ello constituye, evidentemente, una ruptura del pacto mafioso de impunidad, puesto que los sindicatos de la educación, habiendo apoyado al PRI, al PAN y al PRD durante décadas, no están dispuestos a que sus privilegios hereditarios sean eliminados.

Para estos sindicatos, el sistema educativo es suyo, y no se lo pueden “asignar” a nadie… más que a ellos. Para los empresarios, es suyo, porque se los prometió el gobierno. Y para el gobierno, es suyo, puesto que la Ley le da la autoridad…

El saberse deshonestos, les impide sentarse a negociar.

Así de simple y así de vulgar es la crisis triple crisis de confianza que tiene paralizado a medio México:

Los maestros no confían en el gobierno ni en los empresarios;
Los empresarios no confían en el gobierno ni en los maestros;
El gobierno no confía ni en los maestros ni en los empresarios.

En resumen, los sospechosos de siempre, los que garantizaron la “paz social” a cambio de privilegios, han llegado a un punto de choque que puede ser el epitafio del verdadero sistema político mexicano.

Todos ellos quieren controlar la manzana de la discordia: el sistema educativo nacional. Ninguno está dispuesto a ceder. Por lo anterior, solo la fuerza permitirá que alguno de ellos prevalezca sobre los demás.

Y en este momento, la fuerza está en manos de Enrique Peña Nieto, quien se encuentra acorralado, en el peor momento de su sexenio y empeorando, mientras el 2018 se acerca rápidamente…

Dios nos agarre confesados.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La Reforma Educativa Sí, pero no así

El tema de la Reforma Educativa en nuestro país ha sido el más comentado en los últimos meses. Programas de debate, noticieros y columnas completas en diferentes espacios se han dedicado a analizar esta polémica reforma a la Ley General de Educación, aprobada por el aparato legislativo mexicano en el 2013. En la última semana me he dedicado a leer la reforma y sus leyes secundarias con el fin de comprender lo mejor posible el conflicto magisterial, y las razones detrás de las protestas.

Primero, tras leer la Reforma a la Ley General de Educación, no le podemos llamar Reforma Educativa, ya que tiene un perfil más guiado hacia cuestiones administrativas/laborales y no habla en sí sobre cambios profundos en el sistema educativo de nuestro país, que lo necesita.

Esta ley se enfoca más en la mejora en la calidad de maestros y transparencia en los planteles educativos, que de lograrse, llevarían en teoría a mejores programas educativos para los niños y niñas de México.

Me parece importante atacar en esta columna los mitos que han surgido alrededor de esta ley. La primera es con relación a las evaluaciones al personal docente que se estipulan en la ley. Es totalmente falso lo que se ha manejado por muchos lados de que en caso de no pasar la evaluación los maestros son dados de baja, de hecho el papel estipula que en caso de tener resultados deficientes, el personal docente recibirá capacitación para atacar estas áreas de oportunidad.

Otro de los mitos que han aparecido en las redes sociales, es que los libros de texto gratuitos van a tener un costo. ¿Cuánto no han visto una fotografía donde presumiblemente tendrán un costo de $50.00 pesos? Muchos, estoy seguro, esto es totalmente falso, los libros de texto gratuitos no costaran, ni tampoco se cobraran “cuotas” en las escuelas públicas como se dice. En este último punto hay que recalcar que es una cosa lo que dicen las autoridades y una realidad muy diferente, ya que sabemos que hay escuelas “gandallas” que si cobran cuotas y no son “opcionales”.

Dejando atrás esos dos mitos, quiero hacer un análisis de la reforma. Creo que el problema más grave de ella es la implementación de la misma, al igual que las “lagunas”, como diría mi estimada amiga Marlenne Váldez, que deja la misma. En efecto hay muchas cosas que no quedan bien aclaradas, siendo la más importante, cómo estos mecanismos van a funcionar y mejoraran la situación del sistema educativo de nuestro país. Es decir, no hay una forma clara que se explique de cómo iremos del punto A al B.

Lo que si podemos aplaudir de esta reforma, es la mejora en los mecanismos de transparencia e inclusión en los planteles educativos. Se estipula que existan mesas conformadas por padres, alumnos, maestros y representantes de los sindicatos donde se defina qué es lo que la escuela necesita. También los padres de familia podrán saber de los resultados en las evaluaciones al personal docente de las escuelas. Pero de nueva cuenta todo parece sonar un tanto utópico y depende 100% en que las palabras plasmadas en estas leyes se hagan realidad.

Dentro de lo que cabe, la Reforma Laboral/Administrativa en Educación (cómo lo mencione anteriormente lejos está de ser una Reforma Educativa) tiene buen potencial siempre y cuando se implemente de una manera responsable y se incluya a todas las partes, algo que en mi parecer le ha fallado al Gobierno Federal y espero hasta que la olla exprés explotara para incluir a las partes, siendo estas los sindicatos.

Me parece debida la recomendación para los maestros que luchan por sus derechos laborales, que le echen un vistazo a la reforma Laboral/Administrativa en Educación, puesto que para la realización de esta columna pedí de manera más atenta a varios docentes que me dijeran con claridad con que puntos estaban inconformes, sin que pudieran darme una respuesta clara.

Abro este espacio para cualquier maestro, repito, MAESTRO que quiera darle replica a esta columna.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Los maestros piden pan y…ahí ni venden

¿Les ha pasado que tienen un problema con su pareja por algo que ni es su problema y se hace un problema mundial? Bueno, pues algo así le está pasando al Gobierno del Estado encabezado por el célebre e ilustre Jaime Rodríguez Calderón.

La Reforma Educativa (Federal) se le está viniendo encima al Gobernador (Estatal), y antes que las opiniones salten, los maestros exigen cosas muy válidas desde su punto de vista, sólo que en una dirección incorrecta; si bien, la Secretaria de Educación en el Estado ha dado tintes de falta de la misma (otra ironía independiente), no es la maestra que México esperaba, las exigencias de los maestros deben de cambiar el rumbo, porque el Gobernador poco puede hacer por la Reforma Educativa, pero puede hacer mucho por su Estado. Pero con el respeto que el magisterio se merece, la Reforma no se discute en Avenidas del primer cuadro, ni colapsando la ciudad.

En una encuesta realizada por Animal Político, el 70% de los manifestantes en la CDMX desconocen a fondo el contenido de la Reforma, por lo cual es muy fácil entorpecer el actuar de las autoridades, hay una línea muy delgada entre la verdad y nuestra verdad; a esta Reforma cada quien la está interpretando como se les antoja, desde maestros que se la pasan exigiendo cosas muy válidas para su desempeño, hasta los mismos exigiendo que se elimine la evaluación (la cual estoy de acuerdo, es un filtro para tener lo mejor, digo, quien no lo haría con sus empleados).

Hay que dejar en claro los tres grupos que se disputan esta Batalla Educativa, el Gobierno Federal, con EPN y Aurelio Nuño, la CNTE grupo que se separó del sindicato porque no les convenía, digo, porque no compartían ideas y el SNTE, que no solo se escribe parecido, si no es el Sindicato más influyente en nuestro país, y que alguna vez fuera el cochinito de ahorro del a maestra Elba Esther.

De hecho el SNTE es el único que ha sido coherente en sus exigencias, además que respaldan la evaluación, exigen mejoras en el equipamiento de los centros de educación, algo muy necesario. Pero del otro lado, la CNTE como ex novia de hace 5 años, parecería que son solo pasiones ahogadas, frustraciones y en algunos casos, NO EN TODOS, una necesidad de hacer paros con tan poca información que solo evidencian la falta de preparación que tienen para la función que son asignados.

Los beneficios del magisterio llegaron a su probable final, estos privilegios que fueron como un globo de helio, que por motivos electorales (PRIistas) se les otorgaron, para recibir a cambio un apoyo tricolor, pero llego a un punto tan alto, que al momento de jalar el hilo para bajarlo, es prácticamente imposible luchar contra la física, ese será el reto de Nuño, quien si suspiraba por la Silla Presidencial, y ahora debería acomodar y garantizar la silla para los alumnos de nuestro país.

Ahora de regreso en Nuevo León, la falta de pericia, por decirlo de alguna manera, al momento de dialogar con la parte agraviada, los maestros, se desato en una serie de reacciones históricas en nuestra ciudad.

Sabemos que como parte de la libertad de expresión y del derecho que tenemos de decir lo que nos gusta o no, podemos manifestarlo cuando y como queramos, pero en un strike para el Bronco, su falta le ha costado una primera alarma de fastidio por parte de sus broncolibers, perdón, InD3p3ndY3nTh3Zz, perdón, seguidores; ya que sus niveles de aprobación están bajando de una manera poco favorable, y con las consignas de “bronco traidor”, al señor Gobernador le convendría entrarle al diálogo y no al bloqueo con fuerza civil o en la “diplomacia” de su Secretario de Gobierno. Porque donde manda capitán no gobierna marinero.

PD: Ya cayó Margarita Arellanes, los primeros implicados de Medina… conste, este no es un logro Independiente, que no les vean la cara de caballos chavos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Reforma Educativa y los Cien Pesos de Jaime

Si las cuentas que hace el Bronco son correctas (lo que no me consta, por desconocimiento de los detalles de la reforma laboral que están aplicando a los maestros), o él es un genio de la negociación, digno de ser el próximo presidente de la República, o los maestros son unos amargados que desgracian la vida del país por unos miserables cien pesos.

Según los cálculos que hizo él en compañía de Javier Treviño, el subsecretario regiomontano que enviaron a su tierra natal para servir de amortiguador entre los maestros y la intransigencia federal, la afectación económica para cada maestro por los cambios en el sistema de remuneración es de 90 a 100 pesos. Siendo 17,000 los agraviados, ofrece aportar 1.7 millones de pesos (que según se cansan de repetirlo él y Fernando Elizondo, no tiene el Estado), para aplacar a los que quieren marchar nuevamente e indefinidamente, hasta que se le dé solución a una reforma que les quitó 100 pesos.

La verdad, no entiendo. O los maestros son unos necios y por cien pesos pretenden poner nuevamente la ciudad de Monterrey patas por arriba y demuestran una intransigencia digna del peje, o los cálculos del Bronco son un engaño que pretenden mostrarlo a él como el gran negociador que puede salvar la paz social del país.

Si la aseveración del Bronco es correcta, entonces se va a cubrir de gloria y a poner al gobierno federal como el villano de la película y a los maestros cómo unos intolerantes incapaces de sacrificar 100 pesos para el bien del país.

Si sus declaraciones son una bravuconada hecha para salvar a la metrópoli de un nuevo agravio lastimoso, tendrá que pagar el precio más tarde y olvidarse de cualquier aspiración nacional ya muy cuestionada.

Sigo sin entender por qué, si la reforma educativa fue aprobada hace tres años, solamente ahora estalla una bomba que todos deberían haber anticipado. ¿Qué pasa en los otros estados? ¿También los gobiernos estatales les dan un dulce a los maestros para mantener la paz? Ya se sabría.

¿Un gobernador independiente puede tomar medidas para contrarrestar las decisiones del gobierno federal? Vivimos una locura que resulta de la falta de claridad y de liderazgo federal, del entreguismo de un sindicato descabezado, de la intolerancia de unos agremiados acostumbrados a que todo se les dé y de las aspiraciones desbocadas de un aprendiz de gobernador que antes de mostrar que sabe gobernar su Estado pretende dar lecciones a la Federación.

¿Cómo saldremos de esta, si nada se hace para corregir un sistema educativo que deja 43% de la población en rezago educativo, 5.4 millones de analfabetas, principalmente mujeres indígenas, 10 millones sin terminar la primaria, otros 16 millones sin terminar la secundaria, 1 millón de deserciones cada año, 5,000 alumnos abandonando la escuela cada día, 33,000 salones que se vacían cada año.

¿Frente a este desastre educativo nacional, tendrán sentido los cien pesos que reclaman los maestros?

¿O cuál es el nombre secreto del juego?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”