#Marihuana: un debate que debieran ser dos

“Chile se suma a la legalización de la marihuana medicinal. Y el presidente [de México] haciendo un debate cargado y con línea desde Los Pinos.”
– Raúl Elizalde Garza

El debate sobre la legalización de la marihuana no es de surgimiento reciente. En México, hay especialistas en política de drogas y en seguridad pública que han propuesto su legalización desde hace más de una década. Sin embargo, comenzó a tomar más fuerza y atención el tema a raíz del sexenio del ex presidente Felipe Calderón, por su estrategia contra el narcotráfico que tuvo como efectos colaterales muchas muertes de civiles.

Ese sexenio llevó a toda la población a reflexionar sobre una mejor política de drogas: una que acabe o, por lo menos, que tranquilice la violencia descomunal que han provocado los cárteles del narcotráfico.

Aunado a este contexto histórico reciente, está el famoso caso de Grace Elizalde Benavides. Grace es una niña de ocho años que desde su nacimiento tiene el Síndrome de Lennox-Gastaut. Entre otros padecimientos, este síndrome le provoca a Grace más de cuatrocientas convulsiones diarias.

Ante esta situación, sus valientes padres, Raúl Elizalde y Mayela Benavides, solicitaron a la Secretaría de Salud que les dejara importar de Estados Unidos un medicamento derivado de la mariguana, el Cannabidiol, que está científicamente comprobado que ha ayudado a muchas personas con el mismo padecimiento de Grace a controlar su enfermedad.

Debido a la negativa, se ampararon y un juez federal en materia administrativa les otorgó una suspensión provisional para que Grace pudiera recibir el medicamento, argumentando que se violaba su derecho humano a la salud.

Les negaron el permiso, sin siquiera fundamentar bien su resolución (la razón fue que el THC (elemento de la marihuana) tiene efectos psicoactivos y podía afectar la salud de Grace, pero el Cannabidiol no contiene THC). Debido a la negativa, se ampararon y un juez federal en materia administrativa les otorgó una suspensión provisional para que Grace pudiera recibir el medicamento, argumentando que se violaba su derecho humano a la salud.

Como la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios de la SSA interpuso un recurso de queja ante dicha suspensión provisional, el abogado de la familia de Grace solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que resuelva el caso de fondo. Pero, por lo pronto, la niña está recibiendo el Cannabidiol y ha tenido notables mejoras.

A su vez, un grupo de ciudadanos integrantes de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante obtuvieron una sentencia favorable de parte de la SCJN ante un amparo que interpusieron en materia del consumo lúdico de la marihuana.

La tesis aislada de la Corte declaró inconstitucionales los artículos de la Ley General de Salud que prohíben el uso y cultivo de la marihuana para fines recreativos, argumentando que violan el derecho humano al libre desarrollo de la personalidad.

Entonces, la situación jurídica actual es la siguiente: la legislación vigente no considera al consumo de la marihuana un delito, pero sí considera delitos el cultivo y la distribución de la marihuana.

Entonces, la situación jurídica actual es la siguiente: la legislación vigente no considera al consumo de la marihuana un delito, pero sí considera delitos el cultivo y la distribución de la marihuana. Es decir, la ley te dice: “sí puedes consumirla, pero no puedes cultivarla, comprarla, distribuirla, ni nada similar”. Bueno, ¿entonces cómo la consigo sin cometer un delito en el proceso? Esta situación es absurda, claro está.

Por el reciente auge de presión social y resoluciones judiciales en torno al tema, el Gobierno Federal ha convocado a una serie de debates sobre la despenalización de la marihuana, los cuales serán abiertos al público e incluirán a médicos, especialistas, académicos y funcionarios públicos. El objetivo es abordar los dos temores principales de la legalización: la seguridad pública y la salud de las personas.

Ya vamos tarde con la legalización de la marihuana y la política de drogas prohibicionista sólo ha contribuido al derrame de sangre en el país, por lo que sólo veo necedad en ese sentido por parte de los prohibicionistas.

Queda claro que una política prohibicionista es lo peor que puede adoptarse si se busca mejorar la situación de la seguridad pública. Definitivamente ya vamos tarde con la legalización de la marihuana y la política de drogas prohibicionista sólo ha contribuido al derrame de sangre en el país, por lo que sólo veo necedad en ese sentido por parte de los prohibicionistas.

Y en materia de salud, está científicamente comprobado en muchísimos estudios que nadie ha muerto de una sobredosis de marihuana, que no genera adicción (hay unos que dicen que sí, pero precisan que el porcentaje es de 9%) y que además tiene beneficios médicos. De nuevo, sólo veo necedad por parte de los prohibicionistas que no quieren ver dichos estudios. Son sus perjuicios contra la ciencia. Nada más.

Quisiera dejar clara una consideración personal. Es algo que creo que no se ha tomado en cuenta ni por el Gobierno ni por la ciudadanía. Sobre esto tuve un intercambio de ideas con el Lic. Fernando Belaunzarán y con el Sr. Raúl Elizalde, padre de Grace: se trata de la necedad de embarullar dos debates en uno.

Estimo importantísimo que el Gobierno Federal y la ciudadanía en general esté consiente de que no debe haber un debate sobre la legalización de la marihuana. Deben haber, mínimo, dos: uno en torno al uso lúdico y otro en torno al uso medicinal.

Estimo importantísimo que el Gobierno Federal y la ciudadanía en general esté consiente de que no debe haber un debate sobre la legalización de la marihuana. Deben haber, mínimo, dos: uno en torno al uso lúdico y otro en torno al uso medicinal. Y, por supuesto, que este último debe tener prioridad sobre el primero.

Considero que se ha estado confundiendo una cosa con la otra y es muy importante segregar ambos temas porque, si bien ambos engloban la legalización de la marihuana, las finalidades son enteramente distintas. Así, las declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto para manifestarse en contra, si bien es su derecho, contribuye a la confusión: contribuye a que de algo que debieran ser dos debates separados, se haga uno.

El uso medicinal de la marihuana no debería siquiera estar en discusión, dados los múltiples estudios médicos que le sustentan y la enorme cantidad de niños y adultos que podrían beneficiarse de los medicamentos derivados de ella.

El uso medicinal de la marihuana no debería siquiera estar en discusión, dados los múltiples estudios médicos que le sustentan y la enorme cantidad de niños y adultos que podrían beneficiarse de los medicamentos derivados de ella. El que sí amerita debate es el del uso recreativo porque, aunque yo estoy a favor y creo que ya vamos tarde para la despenalización, vivimos en una democracia y todo lo que concierne al pueblo debe ser objeto de escrutinio público.

No obstante, me gustaría que todos estuviéramos conscientes de que estamos discutiendo un tema, mezclando cosas que no deberían mezclarse, en lugar de discutir dos temas, como debe de ser, por separado.

En ese sentido, propongo a la ciudadanía que se reflexione sobre la legalización de la marihuana en dos ámbitos separados: uno con fines médicos y otro con fines lúdicos. No debemos mezclar. Pido al Gobierno Federal que se realice la serie de debates que convocaron, igualmente, con esos dos puntos de análisis distintos, atendiendo a la diferencia de los fines con los que se busca legalizar esta sustancia.

Esto es, ahorita, lo que me parece más importante recalcar sobre el debate de la legalización de la marihuana.

“El debate está cargado completamente al lado recreativo. Marihuana medicinal no está siendo tomada en cuenta seriamente.”
– Raúl Elizalde Garza

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Dimes y Diretes”: “Rorro” Medina y Los Pinos

rodrigo-medina-y-enrique-peña-nieto

FIRMA LA PETICIÓN: https://www.change.org/p/enrique-pe%C3%B1a-nieto-no-le-den-cobijo-a-medina

Ni la amenaza de posible investigación, ni que le acaban de destapar sus trapos sucios en el proyecto de Monterrey VI van a evitar que Rodrigo “Golden Boy” Medina tome un puesto en el gobierno federal. Desde antes de que saliera del gobierno se rumora que Peña Nieto le daría cobijo todavía a otra rata más (con Arturo Escobar no tuvo suficiente) en su gabiente.

El día de ayer trascendió que posiblemente “Rorro” tome el lugar del recién salido Alejandro Murat Hinojosa en la Dirección del Infonavit. Las mismas fuentes citan que el puesto es un premio de Peña por el “buen gobierno” de Medina en Nuevo León.

El día de ayer trascendió que posiblemente “Rorro” tome el lugar del recién salido Alejandro Murat Hinojosa en la Dirección del Infonavit. Las mismas fuentes citan que el puesto es un premio de Peña por el “buen gobierno” de Medina en Nuevo León. Así que tal parece que Medina se nos pelo, me pregunto yo si “El Bronco” hará alguna declaración de confirmarse esta información.

Como lo he mencionado en columnas anteriores, estoy en contra de la verificación vehicular; pero me parece incoherente que los diputados del partido rojo sangre se pongan a protestar y, al mismo tiempo, defiendan a Medina a capa y espada.

Pero Jaime tiene otros problemas en la localidad y en uno están involucrados los secuaces de Medina, los diputados del PRI. Esta semana los “diputadetes” decidieron “tomar las calles” del centro para repartir calcomanías y protestar en contra de la verificación vehicular que propuso Jaime. Como lo he mencionado en columnas anteriores, estoy en contra de la verificación vehicular; pero me parece incoherente que los diputados del partido rojo sangre se pongan a protestar y, al mismo tiempo, defiendan a Medina a capa y espada.

Les tengo una recomendación a los diputados del PRI: ¿por qué no se ponen a TRABAJAR en lugar de andar haciendo sus protestas?

Les tengo una recomendación a los diputados del PRI: ¿por qué no se ponen a TRABAJAR en lugar de andar haciendo sus protestas? Si Jaime ha tenido que proponer una tontera como la verificación vehicular es por que alguien de su partido dejó las finanzas en ruina, ese alguien siendo “Rorro” Medina.

¡Los invito a firmar esta petición para que Peña Nieto no le de protección a “Rorro” Medina!

Nosotros como ciudadanos debemos de exigirle al presidente de México, Enrique Peña Nieto, que no le de cobijo a Rodrigo Medina. ¡Los invito a firmar la petición para que Peña Nieto no le de protección a “Rorro” Medina!

FIRMA LA PETICIÓN: https://www.change.org/p/enrique-pe%C3%B1a-nieto-no-le-den-cobijo-a-medina

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

México’s moment

Han pasado ya casi 2 años desde que ese jefe de estado de copete relamido y aspecto sibarita aparecía, con barbilla en alto y temple tenaz, en la portada internacional de la revista TIME, que enfatizaba, con letras grandes y blancas, la frase: “Saving Mexico” [1].

Era el momento de México, The Mexican Moment, en donde a pesar de la baja aprobación de los mexicanos hacia la administración del presidente Enrique Peña Nieto, los medios internacionales veían al país con optimismo.

En este tomo se hacía apología a las recién aprobadas reformas constitucionales (educativa, energética y telecomunicaciones) que, según el autor del artículo, vaticinaban un futuro promisorio para el país [2]. Era el momento de México, The Mexican Moment, en donde a pesar de la baja aprobación de los mexicanos hacia la administración del presidente Enrique Peña Nieto, los medios internacionales veían al país con optimismo, como una de las mejores apuestas para los inversionistas y como una de las economías emergentes con mayor potencial de crecimiento económico.

Si alguien recuerda los meses que antecedieron a las crisis del 94, relacionaría los hechos mencionados con que se avecinaba otra crisis aún más fuerte en el país.

Pero, poco después, como diría Emmanuel, todo se derrumbó. En los meses venideros acaecieron problemas sociales, políticos y económicos que terminaron por apagar el Mexican Moment. La desaparición de los 43 normalistas, las protestas sistemáticas hacia el gobierno federal, los flagrantes casos de corrupción de los altos niveles del gobierno, la fuga de un personaje del hampa, la caída de los precios de petróleo y la depreciación del peso mexicano frente al dólar pusieron en duda el estado de derecho y el futuro económico y político del país. Fueron meses de sofocante angustia para los policy makers mexicanos y de incertidumbre para la ciudadanía en general. Si alguien recuerda los meses que antecedieron a las crisis del 94, relacionaría los hechos mencionados con que se avecinaba otra crisis aún más fuerte en el país.

Sin embargo, esa atmósfera aciaga y de incertidumbre parece haberse atenuado en estos últimos meses. La coyuntura económica y política actual del país muestra algo de alivio pese aún estar frente a una debilidad económica mundial y a la tormenta de problemas sociales y políticos que parecían que, en algún momento, para los pesimistas, acabarían con los últimos estertores del país.

La inflación se ha mantenido en mínimos históricos, lo que significa que las empresas no han trasladado sus mayores costos de importaciones hacia los consumidores.

Esta semana las expectativas de especialistas del sector privado sobre el crecimiento de la economía mexicana para 2015 aumentaron [3], esto después de que se registrara en el tercer trimestre de 2015 un crecimiento del PIB de 2.64% con respecto al mismo periodo del año 2014 [4]. Asimismo, y pese la depreciación del peso mexicano —que ha sido como un indicador de fracaso económico en México en las crisis anteriores—, la inflación se ha mantenido en mínimos históricos, lo que significa que las empresas no han trasladado sus mayores costos de importaciones hacia los consumidores [5].

Por el lado político, las recientes elecciones dan un halito de esperanza en cuanto al mejoramiento del estado de derecho en el país. Que hayan ganado candidatos independientes en diferentes estados y en diferentes niveles de gobierno alrededor de la república habla de que se respetó la decisión de los ciudadanos.

Sí, faltan muchos problemas por resolver: la economía mexicana no crece a los niveles prometidos a principios del sexenio. Siguen habiendo niveles de pobreza altísimos, desigualdad, corrupción latente, violencia a diestra y siniestra, etc., pero el cambio podría empezar lento. Habría que esperar los primeros meses del próximo año para ver si esta leve mejoría de la que hablo se consolida y se transforma en algo mayor. Por lo pronto sabemos que hasta ahora México ha resistido a uno los peores vituperios y choques externos [6] que se han vivido en las pasadas dos décadas, lo que se traduce en una mejoría y fortalecimiento del país [7]. Lo que antes nos hacía caer, ahora sólo nos hace tambalear.

_________________________________
[1] La portada a la que se alude: http://content.time.com/time/covers/pacific/0,16641,20140224,00.html

[2] Crowley, M. (2014). Mexico’s New Mission. TIME. (Tomado de: http://content.time.com/time/magazine/article/0,9171,2165465-5,00.html)

[3] Suceso que no había pasado en todo el año. Las expectativas del sector privado para el crecimiento económico de 2015 pasaron de 2.29% en Octubre a 2.44% en Noviembre. Fuente: Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Noviembre de 2015. Banco de México. http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/resultados-de-encuestas/expectativas-de-los-especialistas/%7BF04F2F8C-B0F0-3348-9C7E-898E1666460E%7D.pdf

[4] Banco de Información Económica, INEGI. http://www.inegi.org.mx/sistemas/bie/

[5] Para saber más sobre del porqué el tipo de cambio ya no se traduce en inflación en México, les recomiendo este artículo de Bloomberg: http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-11-24/go-ahead-sell-the-peso-mexico-doesn-t-care-what-you-do-anymore

[6]Como la caída de los precios mundiales del petróleo y las decisiones de política monetaria de Estados Unidos, que han provocado un caos en las economías emergentes como México.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “La democracia según AMLO”

noti-22

Andrés Manuel López Obrador, mejor conocido como AMLO o “peje” pa’ la raza, inició ayer con una brigada de protesta pacífica en contra de la CFE en Tabasco. La protesta es porque —según comenta el aspirante a la presidencia del 2006, 2012 y 2018 (no puedo creer que se lance tantas veces)— considera que los precios de electricidad son muy altos en su nativo estado. Aunque él dice que no está promoviendo el uso de los famosos “diablitos”, sí busca restablecer la energía eléctrica en más de una comunidad en Tabasco.

La protesta es porque —según comenta el aspirante a la presidencia del 2006, 2012 y 2018 (no puedo creer que se lance tantas veces)— considera que los precios de electricidad son muy altos en su nativo estado.

Bueno, parece que es una obra de caridad… Pero NO. El peje afirmativamente está promoviendo el uso de “diablitos” y además promoviendo que la gente no pague su recibo de luz, por que según él “es injusto”. Lo que me parece injusto es que se le perdone a cientos de personas un cobro que todos —incluido usted, estimado lector— pagamos. Peor aún es que este “perdón” o este “regalito”, como lo quiera usted ver, es con el fin de el promoverse a la presidencia, es decir, tiene un motivo electoral.

Lo que me parece injusto es que se le perdone a cientos de personas un cobro que todos —incluido usted, estimado lector— pagamos.

Esta acción de caridad se da en el marco del arranque del ex jefe de gobierno, como nuevo presidente de su partido político Morena (su liana para poder seguir viviendo del erario público). Por cierto, ¿supo como se decidió la presidencia de aquel partido? Pues no hubo elección como lo harían otros partidos, sino fue a puro dedazo y según Morena y AMLO por “aclamación popular”, y así se volvió presidente de su propio partido político.

Peor aún es que este “perdón” o este “regalito”, como lo quiera usted ver, es con el fin de el promoverse a la presidencia, es decir, tiene un motivo electoral.

La ironía de las cosas, la democracia según AMLO es por dedazo (algo que critica de otros partidos políticos) y violando leyes (el caso de CFE).

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Intimidades Públicas”: #YaChole con la doble moral

“Y es que no hay mayor cansancio que el de no hacer nada.”– Esolam

En los últimos días, se ha generado en redes sociales y diversos medios de comunicación una enorme polémica causada por un spot que la Presidencia de la República publicó —y después eliminó— en el cual se mencionaban mediante un diálogo entre dos trabajadores los logros de la administración federal a tres años de gobierno.

En el video, los dos trabajadores hablan de los beneficios que han brindado las reformas estructurales que se aprobaron en la Legislatura pasada, y que han impactado directamente la calidad de vida de los ciudadanos. Como ejemplo de ellos mencionan la disminución de las tarifas de luz, del costo de las llamadas de larga distancia, así como de la seguridad social de la cual ahora gozan más trabajadores.

La polémica se causaría debido a que casi al terminar el spot uno de los trabajadores le menciona al otro “Ya chole con tus quejas”, refiriéndose a que ya era suficiente quejarse de los “pocos” resultados que ha brindado al administración del gobierno federal.

Desafortunadamente, el mensaje que quería demostrar dicho spot quedó muy lejano a lo que explícitamente se mencionó. Ya que en lugar de alzar las bondades que han existido durante el lapso que ha gobernado la presente administración, generó que muchos ciudadanos se sintieran ofendidos y externaran la falta de sensibilidad del gobierno.

Lo preocupante de esta situación, es que la polémica llega a abonar a una crisis presidencial en la que su popularidad se encuentra muy por debajo de los índices que en comparación con otros sexenios la figura presidencial había tenido.

Hay algo que puede rescatarse de esta situación. Me refiero al hecho que de alguna u otra forma, pareciera que la democracia no satisface ni parece suficiente para la calidad de ciudadanos que suponemos ser.

Sin embargo, independientemente que el concepto que intentaron manejar no cumplió con su objetivo, hay algo que puede rescatarse de esta situación. Me refiero al hecho que de alguna u otra forma, pareciera que la democracia no satisface ni parece suficiente para la calidad de ciudadanos que suponemos ser.

Una supuesta calidad que nos permite quejarnos del gobierno y las labores que realiza el Ejecutivo, sin importar si en verdad otorgamos algo a cambio a nuestra comunidad. Con esto, no hago referencia a la polémica de que si es justo quejarse o demeritar las labores que realiza el Ejecutivo, ante esto cualquiera es libre de expresar su opinión, sino sobre la reciprocidad en los asuntos públicos que deberíamos tener como ciudadanos pero que no siempre se ejerce.

Sí, los mexicanos encajamos perfectamente en un concepto: la doble moral. Una doble moral, que nos hace exigir al máximo, pero sin otorgar nada a cambio.

Sí, los mexicanos encajamos perfectamente en un concepto: la doble moral. Una doble moral, que nos hace exigir al máximo, pero sin otorgar nada a cambio; que permite que nos quejemos de los ilícitos en lo público, pero que toleramos en lo privado.
Por eso, independientemente del mensaje equívoco que se envió con un spot, sirvió para generar una reflexión sobre lo que somos como ciudadanos, pero sobretodo, lo que deberíamos ser.

Deberíamos ser los ciudadanos que criticamos los desaciertos y áreas de oportunidad del gobierno, pero que también participamos activamente desde la sociedad civil, la iniciativa privada o incluso desde el propio gobierno para mejorar las cosas.

Deberíamos ser los ciudadanos que criticamos los desaciertos y áreas de oportunidad del gobierno, pero que también participamos activamente desde la sociedad civil, la iniciativa privada o incluso desde el propio gobierno para mejorar las cosas.

Por lo tanto, ya chole con criticar sin participar; ya chole de cansarnos sin hacer el mínimo esfuerzo; ya chole de hacer todo para no generar nada.

Ya chole con la doble moral de los mexicanos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Intimidades Públicas” – El Presidente menos aprobado: EPN

“Y sin embargo en México, con la minoría ejerces una mayoría.” -Esolam

Durante las elecciones del 2012, el ambiente era completamente distinto a lo vivido en el 2006. No sólo se concretó una alternancia en el Ejecutivo, sino también, Enrique Peña Nieto, obtendría la Presidencia de la República con una diferencia —6.62%— suficientemente considerable, en comparación con el estrecho margen con el que Felipe Calderón obtuvo la victoria: sólo 0.56% de diferencia.

Si bien, el fantasma del PRI como partido político en el gobierno generó un costo político, no resultó fundamental para marcar diferencia en una contienda electoral que para muchos se antojaba más estrecha.

Si bien, el fantasma del PRI como partido político en el gobierno generó un costo político, no resultó fundamental para marcar diferencia en una contienda electoral que para muchos se antojaba más estrecha. Los comentarios sobre que “el viejo PRI” había regresado al poder eran constantes, en su mayoría, no por quienes vivieron las épocas en las que el partido hegemónico demostraba su poder ante un débil sistema político, sino por quienes inmersos en un sistema político plural, vieron esto como un retroceso en una transición democrática para que para muchos aún no termina.

Pero el primer día de gobierno sucedió un hecho inédito. Las principales fuerzas políticas de nuestro país, decidieron formar una agenda de reformas “estructurales”, cuya intención consistía en permitir transformar a nuestro país del rezago en el que se encontraba, y de esta forma, despegar a un nivel que no había podido concretarse debido a las diferencias políticas de la élite en el poder: fue así como se creó el “Pacto por México”.

La reforma educativa, en telecomunicaciones, en energía, entre muchas otras, eran pruebas tangibles de que la única convicción de la clase política era generar acuerdos.

El “Mexican moment”, como se denominó por el contexto internacional, brindaría esperanza por primera vez en mucho tiempo de que las cosas sí podían cambiar. La reforma educativa, en telecomunicaciones, en energía, entre muchas otras, eran pruebas tangibles de que la única convicción de la clase política era generar acuerdos.

… Momento en el que la Presidencia de nuestro país se encuentra castigada, no sólo por los motivos políticos que carga desde su campaña electoral, sino también por una serie de factores que han impactado gravemente su credibilidad ante los mexicanos.

Hoy, tres años después, parece ser que vivimos el “President moment”. Sí, un momento en el que la Presidencia de nuestro país se encuentra castigada, no sólo por los motivos políticos que carga desde su campaña electoral, sino también por una serie de factores que han impactado gravemente su credibilidad ante los mexicanos.

Algunos de ellos, causados por una serie de factores externos a la propia soberanía de nuestro país. Pero muchos otros, causados por una enorme falta de comunicación política eficiente que permitiera llevar mensajes institucionales donde los merecía.

Independientemente de las posibles mil causas y de los debates que se puedan derivar lo anterior, la realidad es que al día de hoy, el Presidente Enrique Peña Nieto se encuentra con una aprobación que ronda entre los 30% y 40% —cifras que dependen de la casa encuestadora— por sus gobernados.

Aunque el crecimiento del PIB no ha sido el pronosticado, hemos tenido un crecimiento mínimo sostenible en comparación con el sexenio de Calderón. Entonces, ¿cuál es el problema?

Lo anterior pudiera no ser tan sorprendente si hubiera un problema específico como en otros sexenios. Ni tenemos una devaluación considerable como con Zedillo —el peso se devaluó frente al dólar en la presente administración, pero tenemos la menor inflación histórica de país—, ni tenemos altos índices de violencia como en los años más crudos de la administración de Calderón —que si bien existen índices que han crecido, la mayoría se encuentran por debajo cuando sucedía la guerra contra el narcotráfico— ni mucho menos tenemos un problema macroeconómico grave, aunque el crecimiento del PIB no ha sido el pronosticado, hemos tenido un crecimiento mínimo sostenible en comparación con el sexenio de Calderón. Entonces, ¿cuál es el problema?

Habrá quienes puedan refutar lo anterior, pero sin importar la polémica que esto pueda generar parece ser que el problema es uno mucho mayor: la falta de credibilidad en la Presidencia y sus instituciones.

Ante este escenario, en la vida cotidiana pasa a segundo plano si el Presidente logra generar una acción determinante en su gobierno, el común denominador es que causa una indiferencia a los ciudadanos, los cuales han generado una percepción muy difícil de cambiar.

En fin, la aprobación de un Presidente sobre su gobierno, es causada —en su mayoría— en la percepción que la población tiene sobre él. Con esto, no quiero decir que el Presidente sea un buen o mal gobernante, sino que la capacidad que tiene un gobierno para generar credibilidad sobre sus gobernados, es aún más importante que generar acciones positivas durante su administración.

Sólo espero, que sin importar quien gobierne, entendamos que la percepción política no daña a una figura política ni a un gobierno, daña a quienes sin importar causas o determinaciones, la ponemos por encima como método implícito de aprobación política.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”