¿Debería ser Ilegal no Vacunar a tus Hijos?

Comparte este artículo:

En las últimas décadas los avances en la medicina han aumentado la expectativa de vida de los mexicanos a 75 años y han disminuido en gran medida casi hasta la desaparición enfermedades como el sarampión, difteria, tos ferina, paperas y tétanos. Curiosamente en algunos países de Europa y en Estados Unidos han surgido movimientos denominados “antivacunas” que, promueven a los padres la no vacunación de sus hijos basados en supuesta evidencia científica que se ha demostrado es errónea, como decir que las vacunas contienen sustancias peligrosas como aluminio y mercurio, que pueden sobrecargar el sistema inmune del niño, que la protección natural es mejor inducida que la vacuna y que las vacunas son responsables de alergias, asma y enfermedades autoinmunes; inclusive han llegado a colarse teorías de paranoicos que dicen que el gobierno busca controlar la natalidad de la población y que las farmacéuticas buscan debilitarnos para consumir sus productos, todas las teorías con poco sustento y tinte amarillista.

En México no existe registro de movimientos organizados antivacuna, la mayoría de la falta de cobertura se debe a costumbres religiosas o al desconocimiento que genera la no demanda de las mismas por parte de los padres, pero debido a las redes sociales ya hay señales de personas que comparten estas ideas y teorías que podrían traer consecuencias desastrosas en términos de salud pública. Desde 1996 no se tenía registro de brotes de sarampión en México, dado que  la gran mayoría de la población ya contamos con anticuerpos que se han desarrollado gracias a varias generaciones de aplicarse la vacuna. 

En México la Ley General de Salud establece que la vacunación puede ser obligatoria en una situación de emergencia como una epidemia para todos aquellos susceptibles de contagio, fuera de ahí es decisión de los padres si vacunan o no a sus hijos, aunque desde que nacen la mayoría de los hospitales aplican las primeras vacunas. 

¿Debería ser ilegal no vacunar a tus hijos? Yo creo que si, al final todo se reduce a una situación de un derecho individual contra otro individual y/o colectivo. Si bien es cierto que todos tenemos derecho a la libertad religiosa y de decisión, también es una realidad que al no vacunar a nuestros hijos ponemos en riesgo la salud de los demás, vulnerando el derecho de los demás a la salud aumentando el riesgo de esparcir enfermedades que se creían problema del pasado. Ya hay países donde la vacunación es obligatoria y en México existe un antecedente de cómo la salud del niño se sobrepone a otros derechos, como lo es el tema de las transfusiones de sangre que se realizan a niños aún en contra de la voluntad de los padres, por temas religiosos o de otra índole para salvarlos en situaciones de riesgo, y si consideramos que el tema de las vacunas es aún más grave porque el no tenerla vulnera a los demás, pues entonces deberíamos plantearnos como instrumentar la obligatoriedad de las mismas. 

Corte otorga amparo a Ríos Piter para consumir marihuana

Comparte este artículo:

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó el primer amparo para consumir marihuana de forma recreativa al ex aspirante a la Presidencia de la RepúblicaArmando Ríos Piter.

La primera sala de la SCJN concedió el amparo para solicitar a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) la adquisición de semilla de marihuana para cultivo, procesamiento y consumo para fines lúdicos y recreativos.

La sala se pronunció en contra de la prohibición absoluta sobre la adquisición de la semilla de marihuana porque es desproporcionado que la ley no permita conseguir la semilla.

Será la Cofepris quien determinará las modalidades de la adquisición de la semilla, esto se podrá dar a través de tenedores legales o de permisos especiales de adquisición”, señaló Luz Elena Orozco, secretaria de la ponencia del ministro José Ramón Cossío Díaz.

El amparo contó con cuatro votos a favor y uno en contra para otorgar la protección de la justicia al senador con licencia, quien se integró a la campaña de José Antonio Meade, candidato de Todos por México.

De acuerdo con Milenio, para que el criterio de la Sala se convierta en jurisprudencia hacen falta dos amparos; cuando sumen cinco casos, los jueces deberán resolver a favor de los consumidores que reclamen que la Cofepris no les permite cultivar, procesar y consumir marihuana para fines lúdicos y recreativos.

Desde el primer caso en 2015, hasta ahora, la SCJN ha concedido tres amparos que permiten el cultivo y uso recreativo de esta planta sin que violen la Ley General de Salud. Ninguno de ellos contempla sin fines de comercialización y distribución.

Legalización de la Cannabis para uso medicinal

Comparte este artículo:

La Cámara de Diputados aprobó el uso medicinal y científico de la marihuana en México el 28 de abril de 2017, la votación fue por 301 votos a favor, 88 en contra y dos abstenciones, con ello se reformaron la Ley General de Salud y el Código Penal Federal; se elimina entonces  la prohibición y penalización por el uso medicinal de la marihuana, la investigación científica con este producto, y por los derivados de su producción y distribución que tengan los fines señalados.




El proceso de reforma abrió un debate nacional sobre los diversos usos de la planta, entre estos claro está, el así llamado “uso recreativo”. El Congreso de la Unión transitó por una opción que permitiese su uso medicinal dejando en puntos suspensivos otros aspectos.

Con las reformas se estableció que el tetrahidrocannabinol es una sustancia psicotrópica con valor terapéutico y que proviene de la planta cannabis, la cual no provoca daños ni problemas de salud pública. Es importante mencionar que aunque el dictamen se aprobó, también se presentaron diversos estudios y encuestas que ponderaron el posicionamiento de diferentes sectores de la ciudadanía sobre el dictamen.

Por ejemplo, este debate en el estado de Nuevo León lleva desarrollándose varios años, hay que recordar que en agosto de 2015 se le concedió un amparo a la niña Grace Elizalde Benavides para obtener y usar cannabidiol para combatir el síndrome Lennox-Gastaut que padece, esto abrió el debate a nivel nacional para aprobar su uso en casos medicinales.

El que escribe estas líneas promovió realizar una encuesta en Nuevo León en marzo de 2016, un año antes de aprobada la reforma, donde se preguntó mediante diversos canales a la ciudadanía sobre el uso medicinal y recreativo de la marihuana. Por el uso medicinal de la marihuana la mayor parte de los ciudadanos dijo estar a favor, sólo en las entrevistas por teléfono ese porcentaje de aprobación fue menor (71%)  mientras que en Facebook tuvo un mayor porcentaje de aprobación (94%).

Sin embargo, los resultados se dividieron en la pregunta por el uso recreativo de la marihuana; la mayoría de los encuestados se inclinaron contra esta posible determinación, nuevamente fue en las entrevistas por teléfono donde se presentó el mayor porcentaje en contra (80.4%), seguida de las entrevistas personales cara a cara con el 58.4% en contra, mientras que en  las universidades el 58% de las respuestas fueron desfavorables. Ha de anotarse que en Facebook y Twitter, dos redes sociales significativas, los porcentajes fueron positivos en 68% y 55% respectivamente.

Al darle seguimiento a esta temática, en agosto de 2016 se realizaron nuevas encuestas sobre el uso medicinal y recreativo de la marihuana. Los porcentajes fueron claros para ambas opciones, la ciudadanía respondió con 76.2% contra el uso recreativo de la marihuana, mientras que para su uso medicinal un 72.4% respondió de forma favorable.

Con la reforma del 28 de abril, probablemente cambiará la calidad de vida de pacientes que utilizarán este producto y sus derivados. La investigación científica señala que los compuestos que se procesan con la sustancia de la planta ayudan a reducir migrañas, náuseas y vómito, aliviar dolor y espasticidad muscular, entre otros padecimientos no menos importantes.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”