Invitan a Taxistas de Escobedo para que saniticen sus unidades en protección de ciudadanos

Comparte este artículo:

Para ofrecer mayor seguridad a los ciudadanos que salen a trabajar o a realizar actividades esenciales, el Municipio de Escobedo inició una campaña de sanitización de taxis. 

La Administración de la Alcaldesa Clara Luz Flores, ofrecerá este servicio de prevención a 25 bases, con un padrón de 800 conductores del volante, durante el tiempo que dure la contingencia. 

Se busca que tanto los taxistas como los pasajeros viajen de forma más segura, y evitar el contagio y la propagación del coronavirus. 

Un equipo especial se encargó de desinfectar los vehículos en la zona Centro de la Ciudad, desde las puertas, cajuela, asientos, volantes y tablero.

Además de la sanitización, el Municipio entregó a los conductores un kit con cubrebocas y gel antibacterial.

La actividad preventiva se efectuará cada lunes y jueves, de 11:00 a 16:00 horas. 

Los taxistas de Escobedo que necesiten sanitizar su unidad, pueden acudir a la calle Francisco Javier Mina, entre Benito Juárez y Miguel Hidalgo.

En medio de la crisis por el COVID-19, reportan saqueos en tiendas de la CDMX

Comparte este artículo:

Los robos a comercios en el marco de la emergencia por el coronavirus COVID-19, han dejado en la Ciudad de México 73 personas detenidas.

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) desde el 23 de marzo se han realizado estas aprehensiones por 30 robos e intentos de saqueos en la capital del país.

Los actos delictivos en centros comerciales, supermercados, tiendas departamentales y de conveniencia se han registrado en 10 alcaldías, principalmente al oriente de la Ciudad, en Iztapalapa.

En un corte informativo la dependencia detalló que en los dos primeros días de operativo que implementó la policía preventiva fueron arrestados 42 probables responsables.

Ayer se realizaron 24 detenciones y durante la madrugada, seis personas más fueron aseguradas por el intento de robo a una pizzería; y un hombre fue detenido por haber participado en un robo en la alcaldía Iztapalapa.

En Iztapalapa se atendieron 10 reportes de robos y asaltos; en Gustavo A. Madero, cinco; en Cuauhtémoc, cuatro; Iztacalco registró tres casos; Miguel Hidalgo y Azcapotzalco dos incidentes; y en Venustiano Carranza, Tláhuac, Tlalpan y Benito Juárez, un caso en cada alcaldía.

La SSC señaló que entre los objetos robados, en la mayoría de los casos recuperados, están bebidas alcohólicas y refrescantes, cajas de cigarros, botanas y helados; y en algunos casos ropa y tenis, o artículos diversos como pilas y teléfonos celulares.

A nivel nacional, en el Estado de México se registró la detención de 19 personas que fueron puestas a disposición del Ministerio Público por robo con violencia en tiendas de autoservicio y provocación y apología del delito.

En la zona conurbada de Oaxaca, fueron arrestadas seis personas más por robar en una tienda departamental, mientras que en Puebla un hombre que presuntamente incitó a través de las redes sociales a saquear negocios fue detenido.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Piden panistas de San Pedro la renuncia del titular de la Secretaría de Desarrollo

Comparte este artículo:

Los integrantes de PAN Nuevo León y de San Pedro pidieron la destitución de miembros de la Secretaría de Ordenamiento y Desarrollo Urbano del municipio.

Por realizar un trabajo deficiente en sus respectivos cargos, se pide la renuncia a Javier de la Fuente, actual titular de Desarrollo Urbano; Benito Juárez, director jurídico; y Carlos Ayala, director de gestión Urbana.

Los panistas que se pronunciaron en contra del desempeño hecho por la Secretaría fueron Luis Susarrey, diputado local; Mauricio Farah, dirigente del PAN en San Pedro; y Mauricio Molano, representante del PAN en San Pedro.

Los tres denunciaron las malas decisiones que han sido tomadas alrededor del Plan de Desarrollo Urbano 2030 porque su deficiente consulta podría generar una lluvia de amparos.

Susarrey cuestionó lo blindado que está jurídicamente este proceso de consulta contra recursos legales y amparos en el Tribunal Contencioso Administrativo por parte de los desarrolladores.

“Es un plan sin certeza jurídica y sin responsabilidades. Hay permisos de casa habitación que están tardando hasta un año y eso ya es ineficiencia administrativa”, dijo el panista.

Por su parte, Farah señaló que los ciudadanos presentaron en tiempo y forma más de 340 planteamientos, mismos que deben ser contestados a más tardar el día 23 de octubre de 2019.

Molano exigió que el alcalde Miguel Treviño se involucre a fondo ante esta petición.

 

Con información de Grupo Milenio.

 

López Obrador y un nuevo sujeto histórico

Comparte este artículo:

Cuando Plutarco Elías Calles creó el Partido Nacional Revolucionario (PNR), colocó las bases para la institucionalización del poder. El tiempo de los caudillos, quienes ascendían al poder a través de “balazos”, se había terminado, y comenzaba así el tiempo de las instituciones. 

Sin embargo, el tiempo de las instituciones heredó bastante del tiempo de los caudillos, herencia integrada en el fenómeno conocido como presidencialismo. Los artículos 27º constitucional, sobre la propiedad original de la nación, y 123º, sobre las relaciones laborales, otorgaban al Poder Ejecutivo una amplia capacidad de acción. El presidente se convertía así en el mediador de todas las disputas entre los grupos y clases sociales. Fungía como arbitro al colocarse por encima de las confrontaciones y determinar su solución.

Junto a la institucionalización del poder político se dio su centralización y la supresión de poderes locales, el ostracismo de la élite terrateniente y eclesiástica del poder y la reivindicación del control y dirección de la educación por parte del Estado. Todo esto con el objetivo de generar un Estado interventor que fungiera como el rector del desarrollo del sistema capitalista a través de la industrialización del país. 

La centralización del poder político requería necesariamente construir una ideología que generara legitimidad en el nuevo régimen. Ante ello, la familia revolucionaria buscó colocarse como último enclave en la sucesión histórica mexicana. Desde el pueblo originario de los aztecas, pasando por la Independencia y la Guerra de Reforma, y ascendiendo con la Revolución mexicana, el nuevo régimen se justificaba como legítimo heredero de todo este proceso histórico. 

No por nada, se buscó reivindicar el origen precolombino a través de la producción de elementos pictóricas que generaran orgullo de nuestro pasado anterior a la llegada de los españoles. Asimismo, a través de la educación se logró imponer un tipo de historia acorde a los intereses del Partido Revolucionario. 

Esto es lo que intenta hacer López Obrador: configurar la historia para colocarse como legítimo heredero del devenir mexicano. Para el presidente actual, la historia se divide en cuatro grandes transformaciones: la Independencia, la Guerra de Reforma, la Revolución y su victoria electoral. Y de forma negativa, todas estas transformaciones son la antítesis de cuatro fenómenos: el periodo colonial, el imperio de Maximiliano, el Porfiriato y la etapa neoliberal. No es por lo tanto coincidencia que AMLO admire a personajes como Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas. 

Benito Juárez enfrentó a los conservadores en la guerra de los Tres Años (1958-1961) y al imperio de Maximiliano de Habsburgo para liderar el periodo conocido como la Restauración. Como argumentó Emilio Rabasa en La constitución y la dictadura, la Constitución de 1857 permitió a Juárez convertirse en dictador al obtener facultades extraordinarias que permitieron prologar su estancia en el poder. López Obrador, si bien no apunta a una prolongación de su mandato, si ha comenzado a ejercer facultades que no le competen. 

Por su parte, Madero se enfrentó a la dictadura de más de treinta años de Porfirio Díaz. Si bien la de Madero fue en el ámbito político de la no relección, López Obrador compara esta oposición con la suya frente al periodo neoliberal de más de treinta años. 

En el caso de Lázaro Cárdenas, la admiración de López Obrador radica en la capacidad del primero en establecer las bases para un Estado corporativo, nacionalista e interventor: corporativo en el sentido de que el poder político está legitimado por una base social caracterizada por el estrecho vínculo entre el presidente y los líderes sindicales de obreros y campesinos; nacionalista en el sentido de priorizar la creación de un burguesía nacional y anteponer los intereses nacionales frente a los extranjeros; y desarrollista en el sentido de que el gobierno generara los medios para intentar colocar a la economía nacional en el camino del desarrollo.

Con ello, López Obrador busca colocarse como un nuevo parteaguas en la historia mexicana, al ser el legítimo sucesor de la Revolución y opositor del periodo neoliberal. Busca colocar al Estado nuevamente en el centro de la acción económica -por ejemplo, hacer de PEMEX nuevamente la empresa productiva del país que lidere el crecimiento. 

Para ello, buscará rehacer la historia, enalteciendo su figura como sujeto transformador y vilipendiando el periodo de liberalización económica. Esta monumental empresa de depuración ideológica ya ha comenzado en el ámbito de las letras, la ciencia y el arte. Se busca redefinir estos campos para que estén acordes al proyecto de la 4T. Resoplan los juicios de inquisición ideológica al denostar la opinión ajena, en tanto que aquel que no apoye el movimiento hercúleo se encuentra del lado equivocado de la Historia.   

México en el siglo XXI

Comparte este artículo:

Con un presidente que se vuelve a transformar en candidato durante los fines de semana, México se aleja cada vez más de la modernidad del siglo XXI, única alternativa que tiene para alcanzar una prosperidad que permitiría los sueños guajiros del mismo presidente que se ve en los años setentas del siglo pasado y no en 2019. 

Estas giras en los hospitales de las ciudades medianas y en las moliendas de pueblos que no han adoptado la modernidad no abren soluciones para un México dispuesto a competir. Solamente invitan a reconstruir un México del siglo XX, cuando no del siglo XIX, con su amado Benito Juárez. 

En vez de invitar a un México agresivo y presto a ocupar su lugar cómo la séptima economía mundial que le pronosticaban los profetas de la macro economía mundial (hasta que llegará AMLO a aguadar la salsa), parece que el presidente se complace a celebrar los atrasos y la incapacidad de adaptarse al siglo nuevo. Y está dispuesto a apapachar a una población que prefiere vivir del apoyo externo que de la creatividad propia. 

Estas giras de fin de semana apoyan la tendencia del régimen de nivelar por abajo en lugar de buscar una modernidad que millones de mexicanos, que usan el internet, están ansiosos de adoptar. ¿Para qué apoyar a la molienda impulsada por un caballo ciego y no apoyar al emprendedor audaz que quiere lanzar un negocio del siglo XXI?  ¿Entenderá esto un Presidente que no dudó en recortar los recursos para la Ciencia y la Tecnología? 

Quienes aconsejan a diario al Presidente, de lunes a viernes, deben aconsejarle también para que sus giras de fin de semana tengan propósitos constructivos y no olores a pasados revueltos e improductivos que solamente mantendrán a México en la miseria de los siglos anteriores. Quizás deberían aconsejarle a pasar los fines de semana en su casa en lugar de desquiciar la provincia para pavonearse cómo jefe de un clan obsoleto. 

México necesita un Jefe de Estado, no un tlatoani paternalista. México necesita entrar en el siglo XXI, no rememorar siglos pasados que fueron caracterizados por pobreza, atraso social, dependencia económica y financiera y sometimiento al poder del extranjero. ¿AMLO quiere seguir siendo el peón de Trump?

Investigan la privación ilegal de la libertad de 27 personas en Cancún

Comparte este artículo:

La Fiscalía General de Quintana Roo informó a través de su cuenta de Twitter que investiga la posible privación ilegal de la liberad de 27 personas en Cancún.

Aunque originalmente se hablaba de 14 personas plagiadas, la Fiscalía aclaró la cifra está mañana.

“La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informa que inició la carpeta de investigación relacionada con los hechos que se registraron sobre la Avenida Santa Fe ubicada en la Súper Manzana 524 del municipio Benito Juárez por la posible privación ilegal de la libertad en agravio de al menos 27 personas”, indicó la Fiscalía.

De acuerdo a las primeras versiones, las 27 personas que fueron secuestradas eran son trabajadores de un “call center” y habrían sido desalojadas por sus captores en su lugar de trabajo. Hasta el momento se desconoce el paradero de los empleados.

“Testigos refieren que los sujetos desconocidos llegaron a bordo de dos camionetas tipo Van al lugar de los hechos, en donde se encuentra una oficina destinada a realizar servicios para la venta de espacios vacacionales a través de un call center. Posteriormente, salieron del lugar con los empleados, sin que se advirtieran señales de violencia o la presencia de armas. Hasta el momento se desconoce su paradero”.

La carpeta de investigación informa que una de las primeras líneas de investigación apunta a las posibles diferencias que existen ante problemas económicos entre los socios del negocio.

“La primeras indagatorias señalan que una de las líneas de investigación se deriva de diferencias entre los dos únicos socios por falta de pago y maltrato laboral entre los empleados y uno de los socios, de quien se separaron hace 15 días aproximadamente”.

Además, se indica que los presuntos plagiarios se habrían llevado también algunos vehículos pertenecientes a los empleados.

“Los sujetos que participaron se llevaron tres autos y una moto de las personas que laboraban en el call center. Cabe destacar que desde el primer reporte se implemente un despliegue policial para la búsqueda y localización de las personas”, informa la Fiscalía.

La política es virtud y fortuna: la revocación de mandato

Comparte este artículo:

La revocación de mandato ha sido un tema que el presidente de la República ha mencionado constantemente desde hace un tiempo, pero que el día de ayer volvió a causar revuelo. Andrés Manuel hizo una propuesta que sorprendió a muchos al señalar que ante el debate que ha suscitado dada la coincidencia entre la consulta ciudadana y las elecciones intermedias, ésta podría “adelantarse” y llevarse a cabo el domingo 21 de marzo, argumentando que así no podría decirse que se trata de una maniobra político-electoral. Pero ojo porque, como solía decir a mis alumnos, todo en política está planeado.

El lunes, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, comentó sobre la falta de condiciones para que el mecanismo sea aprobado, pues la suma de los apoyos de los partidos de oposición -por si a alguien se le había olvidado que todavía existen- no permiten que la mayoría calificada sea alcanzada dentro en el Senado. Al momento de consultarse, la propuesta sería rechazada aún y cuando ya fue aprobada desde la Cámara de Diputados. No obstante, la meta no está tan lejos: Morena podría obtener hasta 81 de los 85 requeridos si cuenta con los apoyos del PRD. Eso sí, el umbral de la mayoría se calcula basándose en un máximo de 128 senadores y en que ninguno se abstenga, pero si alguno falta o no vota, entonces se necesitan menos votos para la mayoría por dos terceras partes. 

El presidente calificó como “suerte” el hecho de que pudiera presentarse la consulta para el día 21 de marzo, pero esto es más bien resultado del excelente trabajo que están haciendo sus asesores. En caso de que se adelantara la fecha, hay varios elementos a tomar en cuenta. Primero, que la fecha es nada más y nada menos que la del 215° aniversario del natalicio del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, quien sabemos es la principal figura de respaldo histórico e ideológico de AMLO, lo que nuevamente se traduce en un uso de la historia como un recurso político, un tema que, por cierto, comenté anteriormente en este mismo espacio.

El segundo elemento tiene que ver con el impacto directo que tendría el resultado de la consulta en la planificación de la campaña para la elección intermedia. Si AMLO ganara la consulta, lo normal sería que el respaldo obtenido fuera utilizado como herramienta de campaña por el resto de los candidatos morenistas, lo que nuevamente pone en desventaja a los opositores. En cambio, si pierde, seguramente la estrategia giraría en torno a aprovechar la confusión para intentar blindar la Cámara de Diputados y así, incluso de cara a una nueva elección presidencial, contarían con el poder legislativo a su favor: no hay que olvidar que los senadores permanecen seis años en el cargo y que Morena tiene mayoría.

Siguiendo la línea anterior (y dependiendo de cómo quede estipulado en la reforma), la elección intermedia podría coincidir con la eventual elección extraordinaria para la Presidencia. Esto provocaría que los morenistas movilizaran a sus votantes y hace dos semanas nos demostraron que lo saben hacer muy bien. Además, podría venir acompañado de un retraso en la fecha para ganar más tiempo y rediseñar la estrategia, lo que pone el tablero a favor de los de Andrés Manuel.

Pero, a todo esto, hay un elemento muy importante que se está quedando fuera: la popularidad del presidente es de alrededor del 70%. ¿Entonces no hay un momento idóneo para que la revocación de mandato sea aprobada? En 2012, cuando AMLO hablaba del tema, sugería que la consulta debía realizarse cada dos años y no cada tres, por lo que virtualmente en 2020 podría llevarse a cabo y así la actual controversia no tendría lugar, pero ello compromete el nivel de participación en las futuras elecciones.

“La política es virtud y fortuna”, dijo el presidente citando a Maquiavelo. ¿Será? Ahí se las dejo.

La historia al servicio de AMLO

Comparte este artículo:

El día de ayer se conmemoró el cien aniversario luctuoso Emiliano Zapata. Desde principios de año, el presidente declaró que 2019 sería el año homenaje al caudillo durante una de sus mañaneras, que muchas veces han sido auténticas clases de historia. La presente administración es la que más se ha empeñado en revivir la historia nacional, incluso más que durante el año 2010. Una estrategia de comunicación política que está siendo llevada a cabo con sumo cuidado.

La conmemoración de Zapata supone adueñarse a nivel institucional de lo que el general representa: alguien que estuvo a favor de cambiar el rumbo del país, que defiende los derechos de los más débiles, pero que nunca estuvo de acuerdo con las formas en las que se hizo, negándose incluso a ser la cabeza del poder. AMLO quiere proyectar esa imagen: es el que manda y es el titular del Ejecutivo, sí, pero siempre dejando una distancia para la autoridad del pueblo; distancia que en el ejercicio diario del poder le da margen de maniobra para no asumir todo el coste político de las decisiones.

El presidente ha decidido explotar este relato. Llamar a su partido “Morena”, tener como eslogan de campaña “Juntos Haremos Historia”, hacer el encuadre con el fin de una etapa (la neoliberal que él llama) y su llegada al poder, nombrar su gestión como la “Cuarta Transformación” y poner en el logotipo oficial del gobierno a personajes notables de la historia; por cierto, siempre manteniendo a Juárez como el centro de todo (hasta lo puso en el billete de $500), le ha permitido a AMLO hacer de la historia nacional una herramienta más para legitimarse.

No es el primero que apostó por una estrategia así en la historia reciente del país. Si recordamos el año 2000, Vicente Fox ya había intentado hacer algo similar al compararse con Francisco I. Madero. Intentó hacer un símil entre su llegada a Los Pinos y el fin de los gobiernos del PRI con la caída del porfiriato. Pero ¿por qué cuando Fox hizo esta comparación recibió muchas críticas? ¿Por qué con Andrés Manuel parecería ser que sí cuadra? Muy sencillo: hablar de la historia en pleno año del jubileo y cambio de siglo, después de la caída de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría; a nivel mundial, el marco mental era de mirar hacia el futuro y dejar al pasado descansar.

Y lo mismo aplicaba para México, que ya desde 1988 se volcó hacia el mundo globalizado en aras de convertirse en la siguiente economía emergente. Sin embargo, después de la crisis económica de 2008 y con los niveles de desconfianza para con los partidos políticos por los cielos, en el ideario colectivo de los mexicanos se instaló la idea del anhelo por tiempos pasados en contraste con la incertidumbre del futuro. Fuimos golpeados de tal manera que se abrieron las heridas de nuestro pasado y, ante esto, qué mejor que venga alguien y sane. Pues este quiere ser AMLO.

La gente se siente orgullosa de su historia y Andrés Manuel lo sabe. Las personas difícilmente van a cuestionarle que quiera conmemorar a personajes como a Juárez o Zapata y eso le es mucho más útil para seguir asociando la idea de que la manera de gobernar de Morena puede asemejarse a las antiguas glorias de la política nacional. Pedir disculpas al Rey de España y al Vaticano no fue un acto de megalomanía. Al contrario, sirvió para probar los límites y alcances del relato que sigue construyendo. “Zapata no murió. Zapata vive”. “¡Y qué bueno!”, dice Andrés Manuel.

Se le chispotea y atribuye a Juárez frase de Madero

Comparte este artículo:

El dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN) en Tamaulipas, Francisco Elizondo, atribuyó la frase “Sufragio efectivo, no reelección”, a Benito Juárez, cuando en realidad el autor es Francisco I. Madero.

Elizondo publicó este día en sus redes sociales un mensaje con motivo del natalicio del “Benemérito de las Américas”, para criticar la iniciativa de revocación de mandato.

“Revocación de Mandado; en el #PAN combatiremos esta medida que atenta en #México contra la democracia y las libertades. ‘Sufragio, efectivo no reelección’ el legado del Benemérito de las Américas: Benito Juárez”, puso en su Facebook.

El mensaje, también esta mal escrito, ya que puso una coma donde no va.

(Con información de Grupo Reforma)

Las consultas populares: ¿eficientes o innecesarias?

Comparte este artículo:

A 33 días de las elecciones, es importante saber que no solo votaremos por cargos del poder ejecutivo y legislativo, sino que los neoleoneses también formaremos parte de dos consultas populares. En una consulta popular se somete un asunto público a votación, donde la ciudadanía puede presentar una postura a favor o en contra. Esta es una herramienta que entró en vigor en el 2014, sin embargo, en estas elecciones se utilizará por primera vez debido a que está establecido que se lleven a cabo el mismo día de la jornada electoral federal. 

En esta jornada, se realizarán 3 consultas: 1 en Quintana Roo y 2 en Nuevo León, con un costo total de casi 63 millones de pesos. En Nuevo León, una de las consultas solo se realizará en Monterrey y San Pedro Garza García, mientras que la segunda será a nivel estatal. 

En Benito Juárez, Quintana Roo se preguntará: ¿Está usted de acuerdo en que se autorice el transporte de servicio público de automóviles de alquiler, a través de plataformas digitales?”. En la consulta de nivel municipal de Nuevo León: “¿Te gustaría que los Ayuntamientos de Monterrey y San Pedro Garza García gestionen con las autoridades correspondientes el desarrollo de un proyecto de movilidad sustentable Constitución-Morones Prieto en las orillas del río Santa Catarina (que puede incluir el uso recreativo y deportivo), en el tramo que corresponde al territorio de dichos municipios?”. Por último, en la consulta estatal de Nuevo León se preguntará: “¿Te gustaría que los parques a cargo del estado tuvieran casetas de primeros auxilios para atender situaciones de emergencia o accidentes?”.

Sobre la primera pregunta, considero que está bien su realización porque se refiere al conflicto entre la empresa Uber y los taxistas que hubo en Quinta Roo, por lo que la ciudadanía debería decidir si quieren tener un servicio alternativo de transporte como Uber dentro del estado o no. 

De la segunda consulta, también considero que nos compete a nosotros elegir si queremos que se construya en el río Santa Catarina, pero pienso que la pregunta está mal formulada, generando un sesgo para que la gente vote que sí. Es muy diferente que te digan ¿quieres un proyecto sustentable en el río? a que te digan ¿quieres un proyecto sustentable a costa de la flora y fauna que se encuentra en el río?, además de que es un proyecto previsto a terminarse dentro de 15 años y que es muy probable que se inunde con el siguiente huracán. Me parece un proyecto increíblemente innovador y que podría hacer que Monterrey y San Pedro sean comparables con ciudades de primer mundo, pero si no hay información que garanticen la eficacia y transparencia para que no se desvíen recursos durante tantos años, entonces debería de reformularse la pregunta o hacer debates públicos donde la gente conozca la información completa del proyecto. 

En cuanto a la tercera pregunta, pienso que es totalmente innecesaria e inclusive algo aterrador que no se haya hecho antes. ¿Qué clase de persona estaría en contra de tener casetas de primeros auxilios en los parques? O también, ¿por qué no se tenían antes estas casetas? Frecuentemente se realizan actividades de riesgo en La Estanzuela o La Huasteca, por lo que parece preocupante que no haya atención médica al instante en este tipo de lugares.

Pienso que si se va a invertir tanto dinero en 3 preguntas, al menos deberían estar bien formuladas y que resuelvan temas polémicos, no que sean preguntas obvias. La herramienta de consulta popular es útil para que las acciones del gobierno tengan mayor legitimidad, pero de igual manera la consulta popular debería ser más aprovechada por la sociedad civil para exigir proyectos ante el gobierno. Las consultas tienen mucho mayor peso que las iniciativas de ley, puesto que las consultas se respaldan con la mayoría absoluta de los ciudadanos y obligan a que se cumpla el resultado. Después de estas elecciones veremos como se van a llevar a cabo estos resultados, y con base en ello podremos utilizarlas para nuestro beneficio y mejorar la democracia.