El brote de Ébola en el Congo, declarado emergencia internacional por la OMS

Comparte este artículo:

Después de casi un año de haber detectado y reconocido un brote de ébola en la República Democrática del Congo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció hoy que la situación ya es una emergencia de salud pública internacional, debido a la naturaleza y la propagación de cuadros de ébola en el país africano.

El organismo internacional sonó la alarma después del descubrimiento de casos de ébola en la ciudad fronteriza de Goma, que alberga a casi 2 millones de personas. Ésta colinda directamente con Rwanda y está peligrosamente cerca de Burundi y Uganda, para arriesgar así que el brote termine esparciéndose fuera del Congo. Goma ya sufrió su primera muerte por la enfermedad.

El estatus de la situación es definida por la misma OMS como “un evento extraordinario” que requeriría “una respuesta coordinada internacional.” No obstante, el organismo ha criticado duramente la falta de presupuesto para el manejo de la crisis al igual que la falta de apoyo para estabilizar la región. Según oficiales de la OMS, se necesitarían $98 millones de dólares para hacerle frente al problema, mas solamente se les asignaron $44 millones.

Así mismo, han habido 198 ataques contra trabajadores de la salud, resultando 7 de estos fatales. La OMS le atribuye esto a la falta de confianza que hay en la población en los trabajadores extranjeros después de décadas de inestabilidad e intervenciones por organismos desde la ONU a la Unión Africana. Para colmo, el país sigue sumido violencia interna entre milicias y el gobierno, que apenas logró una transición política en enero de este año después de 2 años de incertidumbre electoral.

La OMS hasta ahora no ha recomendado restricciones de viaje ni de comercio con la intención de no lastimar las economías de los países posiblemente afectados. Además, exige que los países tomen medidas de vacunación inmediatas.

Al momento, 2,512 casos de ébola han sido registrados al igual que 1,676 muertes.

(Fuentes: OMS y BBC News)

Fracasó intento de golpe de Estado: Junta Militar de Sudán

Comparte este artículo:

Un intento de golpe de estado dentro de la junta militar sudanesa fracasó y terminó en la detención de 12 altos oficiales y 4 soldados, informó un vocero para el gobierno por medio de la televisión estatal. Aún no se detiene a la persona que concibió al intento de golpe.

El general Jamal Omar afirmó que el golpe de Estado buscaba terminar con el acuerdo entre los bloques militares y civiles de Sudán después de semanas de negociaciones. Si bien detalló las características de algunos de los integrantes golpistas, no dio a conocer cuándo estos intentaron llevar a cabo su plan. El anuncio llega mientras que los abogados de ambas partes siguen puliendo los detalles finales del acuerdo en un hotel en la capital, Jartum.

La BBC afirmó que fuentes anónimas denunciaron a los altos rangos de la RSF, el grupo paramilitar más importante de Sudán, como los que intentaron llevar a cabo el golpe. No obstante, no se pudieron confirmar estas declaraciones.

Dicho acuerdo se logró en el marco de intensa presión internacional, sobre todo con el apoyo de Etiopía y la Unión Africana. La transición se llevará a cabo en un plazo de tres años, con un consejo soberano tomando el cargo del país antes de que se hagan elecciones completamente civiles. Al principio, el consejo será presidido por militares, para luego entrar en un sistema de rotación donde 5 militares y 5 civiles estarán presentes. Asimismo, habrá un sexto miembro civil que deberá ser elegido por ambas partes. Se reporta que esta elección se la llevó un miembro retirado de las Fuerzas Armadas.

Si se llegara a concretar la transición, sería la primera vez en 30 años que Sudán tenga un gobierno civil con elecciones libres.

También se acordó comenzar una investigación independiente para la violencia perpretrada a principios de junio, donde se reportó que fuerzas paramilitares asesinaron, violaron y atacaron a múltiples de manifestantes a lo largo de una semana. Cualquier resultado que pueda dirigirse hacia una persona en particular lo haría inelegible para el consejo.

Al día de hoy, no hay cifras oficiales confiables sobre la cantidad de heridos y muertos del suceso.

Éste es el evento más reciente de la transición política en Sudán, que comenzó con el derrocamiento de su dictador, el general Omar al-Bashir, en abril de este año después de un mes de manifestaciones. Éste llevaba en el poder desde 1989.

(Fuente: The Guardian y la BBC)

Reinician protestas en Sudán; Junta Militar reconoció atropellos a derechos humanos

Comparte este artículo:

Después de que el Consejo Militar de Transición (TMC, por sus siglas en inglés) reconoció que hubo abusos por parte de la autoridad durante las protestas civiles en Sudán, una multitud de cientas de personas ha vuelto a reunirse en la capital sudanesa, Jartum.

El reconocimiento por parte del TMC llevó a la detención de un número sin especificar de agentes del Estado, que fueron parte de una táctica de dispersión por parte del gobierno para terminar con las protestas, especificado así por el vocero del Consejo, Shams al-Din Kabashi. Reconoció que “algunos errores se cometieron” y que aún así la TMC cree que “la mayoría del consejo soberano deberían ser militares y que el liderazgo debe ser militar.”

Van 12 días desde el inicio de la violencia en las protestas en Sudán; al día de hoy, las cifras reales de personas fallecidas o heridas es incierto. De acuerdo al ministerio de salud sudanés, 61 muertos es la cifra oficial. No obstante, doctores y testigos reportan que múltiples cadáveres fueron tirados al Río Nilo y que hay decenas de personas que fueron violadas por grupos paramilitares. También, la desinformación entre la población sudanesa abunda gracias al embargo gubernamental contra el internet, efectivamente obligando a los manifestantes a organizarse mediante SMS y comunicación de boca a boca.

También existe el miedo que hayan más crímenes de lesa humanidad sucediendo en otras partes del país: la ONU confirmó que 17 personas murieron y más de 100 casas fueron quemadas en la aldea de Deleij, en la región de Darfur.

De hecho, esta misma región fue la que vivió un conflicto clasificado como genocidio por numerosos organismos internacionales en el 2003, dentro de los cuáles la ONU y la Corte Penal Internacional (CPI) fueron los más activos para contrarrestar o mínimo mitigar las violaciones a derechos humanos cometidas por el estado sudanés, en ese momento comandado por Omar al-Bashir. Fue en abril de este año que al-Bashir fue depuesto en un golpe de estado y recientemente imputado por corrupción después de casi 30 años en el poder; no obstante, el fin de su régimen no tuvo efecto en el status quo y mantuvo un gobierno militar a pesar de las manifestaciones por la población y la oposición política, que exigen un gobierno civil.

Con el reinicio de protestas, el futuro de Sudán y de su tipo de gobierno se mantiene incierto: el gobierno militar ha recibido tres mil millones de dólares de parte de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos como señal de apoyo. No obstante, la Unión Africana, ONGs como Amnistía Internacional y países como Etiopía y los EE.UU piden un cese al fuego y que se prepare una comisión independiente que investigue los atropellos a derechos humanos. Asimismo, llaman a que comience otro diálogo con mediación legítima para permitir una transición de régimen militar a civil.

(Fuente: The Guardian)

Advierte Gobierno de México sobre flujo migratorio inédito

Comparte este artículo:

El Gobierno de México, a través de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, advirtió que existe un comportamiento inédito en el flujo de migrantes de Honduras, África, Asia y Cuba.

“El número de nacionales hondureños que han abandonado su país aumentó de manera inusual, creció de manera inédita la proporción de mujeres y menores de edad”, dijo Sánchez Cordero.

La titular de la Segob afirmó que están haciendo todo lo posible para darles atención humanitaria, pero solicitó a los migrantes que contribuyan a respetar las leyes y aceptar su registro con precognición para decidir su calidad migratoria.

“Mantener el control de nuestra frontera sur no es una opción, es una obligación del Estado mexicano, lo estamos haciendo con orden y apegados a la ley”.

(Con información de Grupo Reforma)

Reflexiones sobre el trabajo social

Comparte este artículo:

Se ha contado ya miles de veces la misma historia. Llega un extranjero benevolente, y pone su granito de arena para ayudar a una causa social. Este extranjero no necesariamente es una persona física, puede ser una organización, un grupo religioso, un país, una agencia de la ONU, incluso un turista. 

En las dinámicas internacionales, occidente es que tiene la agenda caritativa. Los países europeos o de Norteamérica son los que proveen con fondos y dádivas a aquellos menos afortunados.  

Las diferencias de poder económico y político repercuten directamente en las dinámicas e interacciones entre los Estados. Y afectan principalmente a los que han recibido ya distintos motes: los del Sur global, los subdesarrollados, el tercer mundo, los que están en vías de desarrollo, incluyendo alguno que otro incluso denominado como “Estado fallido”. 

La pregunta para muchos es ¿por qué? ¿por qué la mayoría de los Estados del continente africano no ha podido salir de los ciclos de pobreza, enfermedades, desastres?, ¿por qué Latinoamérica, a pesar de las particularidades regionales, parece compartir un presente y futuro similar, tan distinto al de nuestros prósperos vecinos del Norte? ¿cómo es que en Asia están algunas de las máximas potencias económicas, y a la vez regiones enteras de escasez e incumplimiento de necesidades básicas?

Junto con otros autores que han compartido la postura, lo probó Dambisa Moyo en su libro Dead Aid. Con un ejemplo muy sencillo, explica cómo diversas empresas quiebran después de que una ONG (benevolente, pero sin un diagnóstico preciso) llega y comienza a repartir matamoscas gratuitos. Y este es solo un ejemplo de cómo la caridad internacional en África, a pesar de tener las mejores intenciones, entra con un disfraz de cura, pero actuando en realidad como veneno. Con esta lógica, la misma caridad es la que ha subyugado a África a este estado de pobreza.

A nivel nacional y regional, se genera una dinámica similar. Los altruistas o emprendedores, con buenas intenciones, llegan a comunidades remotas, rurales, a los polígonos de pobreza en las urbes, y aplican actividades cual sacadas de un recetario. Implementan proyectos de snapshot, que funcionaron en algún otro lugar en alguna época en específico, pero que no toman en cuenta la especificidad de la nueva comunidad. 

Hay mucho documentado en este tema, y vale la pena reflexionar con esta información. Se han concebido conceptos como la pornografía de la pobreza, en los que se remarca la asimetría y hasta cinismo con la que se realizan algunas acciones con fines sociales. Esto, no solo en la sociedad civil, pero también en las políticas públicas. Los programas sociales muchas ocasiones carecen de un diagnóstico preciso y de una metodología que los pueda probar efectivos. 

Pero… es importante precisar: no es regla o una generalización absoluta. Se está haciendo mucha consciencia sobre prácticas asistencialistas, y hay muchos proyectos que están aplicando métodos diferentes con resultados que vale la pena voltear a ver. Pero aquí está la clave: la profesionalización. 

Y no es que la filantropía, la caridad, el gobierno o los grupos misioneros, estén equivocados. Pero sí que muchas veces han tenido un enfoque equivocado. Porque en el trabajo social, las buenas intenciones no son suficientes. La profesionalización, traducida en el uso de metodología y de respaldos teóricos, es clave en el éxito de aquellos que quieran identificarse en alguna causa social.

Reflexionar sobre el tema no es un regaño o una mala calificación. Pero es un recordatorio de que no hay que dejarnos llevar por la necesidad de ver resultados inmediatos. En las Relaciones Internacionales, en la política pública, sector privado o sociedad civil. Hay que invitar a cimentar los proyectos sociales en una metodología diseñada cautelosamente, en un proceso participativo y específico para cada proyecto. Fomentemos el diseño de programas analíticos, críticos y de largo plazo. 

Admite Zedillo error de política ante droga

Comparte este artículo:

El expresidente Ernesto Zedillo, reconoció este lunes que durante su administración se siguió una política equivocada en materia de drogas.

Zedillo, quien es miembro de la Comisión global de Política de Drogas, aseguró que el grupo ha analizado evidencia suficiente para concluir que el prohibicionismo ha causado afectaciones graves a derechos humanos y no ha dada resultado en el tema de salud.

“Lo que hemos hecho durante ya casi un siglo está mal. La prohibición está mal, la prohibición está causando mucho daño. Hemos seguido políticas equivocadas, nótese que digo hemos”, dijo el ex mandatario mexicano durante la presentación del Informe de la Comisión Global de Política de Drogas, grupo en el que participan expertos, entre los que se encuentran ex Presidentes y ex Primeros Ministros de América Latina, Europa y África.

El ex presidente de Colombia, César Gaviria, aseguró que aunque se regulen las drogas se deberá seguir combatiendo a los cárteles de las drogas, por otro lado, afirmó que prohibir estas sustancias es lo que ha generado un mercado ílicito.

“La prohibición ha sido una pesadilla para México, Centroamérica, Colombia, una pesadilla por la corrupción que ha generado en nuestros países. La prohibición es la que ha generado el problema de mafias”, comentó el ex mandatario colombiano.

Gaviria, dijo que la propuesta es avanzar la regulación, peor no la legalización de las drogas, además, agregó que para que la regulación tenga éxito en América Latina, es necesario que Estados Unidos también cambie de política de drogas.

(Con información de Grupo Reforma)

 

#ElTalónDeAquiles: “El fin de la era de plástico”

Comparte este artículo:

Hace al menos quince años inició el fin de la era de plástico. La revuelta comenzó en los supermercados de Canadá, Estados Unidos, y Europa, cuando la gente empezó a rechazar el uso de bolsas de plástico, que tardan siglos en biodegradarse, para llevar sus compras a casa. Años después, inició la lucha contra – llamálos como mejor te convenga – los absorbentes, bombillas, calimetes, cañitas, carrizos, pajitas, pajillas, pitillos, o popotes. Luego aparecieron las máquinas para fabricar agua mineral casera. Hoy, el agua natural empaquetada en cartón (como la leche o el jugo de naranja) se popularizariza.

El fin de la era del plástico llegó al punto de no retorno. En definitiva, la economía verde está aquí para quedarse. Los reportajes televisivos sobre la inmensa isla de plástico que flota en alta mar se multiplican. Durante mi escala en el aeropuerto Mohamed V, vi por vez primera uno de los aviones asociados al esfuerzo para limpiar ese mar de desechos. También aflora la conciencia sobre la importancia de los micro-plásticos, esos residuos no biodegradables que entran en la cadena alimenticia de los peces, y por lo tanto, en la nuestra. 

Pero, como siempre, es en los países menos desarrollados en donde el mayor esfuerzo queda por hacer. Tomaré un ejemplo para ilustrar mi angustia. Durante mi semana en N’Djamena, organicé un taller en el cual participaron 30 personas. Todos los días (y el evento duró tres), cada persona recibió una botella matutina de agua, y otra vespertina. En realidad no fue mucho, pero aun así, se repartieron 180 unidades. 

El agua de tubería de la ciudad, como es el caso en muchos otros lugares del mundo, no es potable. Por lo tanto, a parte de las seis botellas de 350 ml que consumí durante el taller, tomé las dos botellas que el hotel puso a mi disposición todos mis días de estancia (10 unidades). Y como esos 750 ml no bastaron para hidratarme diariamente, compré al menos cuatro botellas, de 1.5 L, más. Así, tan solo en materia de agua, mi huella ecológica de plástico de la semana que recién termina fue de 50 botellas (un aumento de alrededor de 1700 % de mi producción individual semanal de este tipo de basura). 

Supongamos ahora un consumo individual similar de cada uno de los participantes al evento: 1500 botellas. Olvidemos el consumo de otros refrescos, envases de jabón (por ejemplo para limpiar la vajilla), botellas de salsas, aceite, etc. Todo ese plástico, sin excepción, durará una eternidad en desaparecer y producirá micro-plásticos no degradables. Ahora multipliquemos esa cantidad por varios billones de personas, y luego hagámoslo de nuevo por 365 días para obtener un estimado del consumo anual. Prefiero no hacer el cálculo. ¿Entendés ahora por qué es un capricho usar una pajilla durante diez minutos para ingerir un refresco? ¿Queda claro por qué es inexusable olvidar tu bolsita de tela para tu diario? ¿No es ser malagradecido el menospreciar el privilegio, porque eso es lo que es, de vivir en un lugar en donde el agua de tubería es potable? 

Es en mi recamara de hotel, entre mis botellas de plástico que de seguro terminarán en cualquier lugar menos en un centro de reciclaje (porque en África reciclar como en Europa es un lejano sueño), que vi al siempre anacrónico Donald Trump eliminar medidas de protección ambiental creadas por su predecesor. Pero también vi un reportaje sobre una empresa europea que descubrió cómo fabricar plástico biodegradable a partir de leche de vaca: el plástico del futuro. Y entonces, como eterno optimista que soy, y a pesar de ser la siempre privilegiada Europa la que desarrollará las primeras sociedades autosustentables de nuestra era (mientras el sur, falto de infraestructuras, se seguirá ahogando en mares y montanas de plástico), que pensé: algo de esperanza todavía hay para el futuro de nuestra especie. 

Fernando A. Chinchilla 

N’Djamena (Tchad), agosto de 2018

Derecho a la Ciudad

Comparte este artículo:

“Hacer el retrato de una ciudad es el trabajo de una vida y ninguna foto es suficiente, porque la ciudad está cambiando siempre. Todo lo que hay en la ciudad es parte de su historia: su cuerpo físico de ladrillo, piedra, acero, vidrio, madera, como su sangre vital de hombres y mujeres que viven y respiran. Las calles, los paisajes, la tragedia, la comedia, la pobreza, la riqueza.” (Berenice Abbott, 1989).

La forma en que han crecido las ciudades en el mundo, ha modificado la manera en que se produce la vida y todo lo que ello implica. Lamentablemente, no podemos esconder que se ha sacrificado la calidad de vida de las personas dentro de las ciudades por esta forma de construir ciudad. En 2011, la ONU anunció que habíamos alcanzamos la cifra de más de 7 mil milles de habitantes en el mundo y como consecuencia de ello, se estima que más de 828 millones de personas estén subsistiendo en barrios marginales carentes de servicios básicos como vivienda digna, agua, electricidad, salud, educación, empleo formal, entre otros servicios básicos. Lo más preocupante, es que se proyecta que el número de personas siga creciendo conforme pasen las décadas. Además, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) señala que en las próximas décadas, el crecimiento poblacional en zonas urbanas se incrementará en las regiones de África, Asia y América Latina, lo que podría convertirse en un problema mayor debido a las condiciones actuales de estas regiones. Además, en 2010 se registró que más del 80% de los habitantes ya vivía en ciudades en Latinoamérica, y se proyecta que para el año 2050, la cifra aumente a el 90% si estas dinámicas de hacer ciudad se mantienen igual.

Es fundamental para todos aquellos que están tomando decisiones en torno al desarrollo urbano de las ciudades, que la población deje de ser más que un simple número. Para hacer ciudad, es indispensable contemplar las funciones de la sociedad, los servicios que le brinda se les brinda, las actividades que realizan y entender como ellas se relacionan con el contexto urbano.  Este comportamiento en Latinoamérica y a nivel mundial ha prendido los focos de organismos de la sociedad civil como Hábitat International Coalition (HIC) que, en conjunto de profesionistas interdisciplinarios, han presionado a gobiernos locales y a la misma Organización de las Naciones Unidas (ONU), para que decreten derechos humanos emergentes enfocado en el “Derecho a la Ciudad”.

Ampliar las acciones y políticas en materia del Derecho a la Ciudad nos permitirá concretar soluciones de desarrollo sustentable a los problemas que tienen que enfrentar día con día las personas al vivir en una ciudad. Además, identificar mejoras en las políticas públicas ya existentes permitirán a cualquier región del mundo, explotar sustentablemente sus recursos para crear modelos en donde la equidad social se vuelva un factor fundamental y que sus economías puedan convertirse en economías sanas y saludables. Lewin (1964) afirma que, “es necesario considerar al individuo y el medio ambiente como una entidad única e inseparable” pues “así como el sujeto actúa sobre el medio ambiente, el medio ambiente también está en grado de afectar a la persona de manera profunda”, y un estado que no proteja a sus habitantes, será una sociedad que no proteja su economía, su seguridad y el medio ambiente con el que convive. Estamos aún a tiempo de revertir estos problemas y el Derecho a la Ciudad es una pieza clave para lograrlo.

Las alegrías y tristezas de las eliminatorias a la Copa Mundial de Rusia 2018

Comparte este artículo:

En los pasados días se han ido concretando las obtenciones de pases al mundial en todo el mundo. Aun no terminan, pero hay zonas del mundo que habrán terminado para estos días como CONCACAF en esta zona del mundo de América del Norte, Centro y Caribe. Solo Europa y África tienen partidos pendientes más los repechajes intercontinentales como el de Oceanía contra Sudamérica y el de CONCACAF contra Asia.

La sorpresa más grande hasta el momento es que Holanda quedo fuera del mundial Rusia 2018.

Egipto y Perú son dos gratas sorpresas para el futbol internacional, Egipto, ya clasificado por primera vez desde 1990, un habitual contendiente por el título africano no se le había dado la posibilidad de estar tan cerca de un mundial. Y en el caso peruano, aun y no calificando, dieron una grata sorpresa en el entorno de la CONMEBOL y ha puesto a temblar a más de uno.

México, por primera vez desde 1998 se coloca en el primer lugar del Hexagonal, así llamada la última ronda (Quinta) de esta zona del mundo. Es un logro que debe resaltarse porque demuestra la autoridad del país en la zona, sin embargo, como dicen la mayor parte de los críticos, esta zona del mundo no tiene ese alto nivel de competencia como otras zonas del mundo.

En mi punto de vista, Sudamérica, África y Europa son las zonas más difíciles para clasificarse. En el caso de Sudamérica, ese “todos contra todos” hace que sea la competencia más pareja del mundo donde no hay sorteos ni emparejamientos a modo, por eso vemos los problemas que está teniendo Argentina para meterse, y que se notan al verse como Argentina, Chile, Paraguay, Perú y Colombia se pelean solo 2 lugares directos y uno a la reclasificación contra Nueva Zelanda.

África tiene un sistema de grupos en varias rondas, el problema de la zona africana es que, si a determinado equipo le toca un grupo pesado, las posibilidades se reducen notoriamente. Un caso es el grupo donde Nigeria ya se calificó a la Copa del Mundo a expensas de Argelia y Camerún, dos equipos altamente competitivos a nivel mundial. De un grupo de cuatro, solo pasa uno. Aquí la gran complejidad del sistema africano.

Europa tiene un sistema de grupos en una sola ronda, donde los segundos lugares de cada grupo se eliminan entre sí para dar el total de clasificados. La eliminatoria europea es complicada, parecida a África, sin embargo, las distancias futbolísticas son y siguen siendo amplias. No es lo mismo, un grupo africano donde están Senegal y Cabo Verde donde las distancias no son tan lejanas ni en el ranking FIFA ni en logros. En Europa ves un grupo donde a Alemania le pusieron a San Marino y a Azerbaiyán. Para las grandes potencias europeas, el reto es que sacar los puntos contra otras potencias y ganarles a todos los equipos “chicos”. Por eso Alemania, España, Inglaterra por decir algunos, pasaron a la Copa casi caminando. El caso alemán es contundente, de 10 juegos posibles, ganó los 10… en un grupo verdaderamente flaco de talento.

Asia, poco mencionado, tiene un sistema de grupos en su última ronda, es una zona débil donde lo más difícil son los viajes, ir de Irán a Australia, de Japón a Jordania. De Australia que increíblemente se fue al repechaje y Siria, una grata sorpresa, saldrá quien juegue contra el cuarto de Concacaf que pueden ser Panamá u Honduras.

En nuestra zona del mundo, los clasificados serán los de siempre como casi siempre ha pasado. Panamá tiene la posibilidad de romper con este status quo a expensas de Honduras.

Para finalizar, por primera vez en esta columna daré un pronóstico sobre los lugares que faltan a la Copa del Mundo. Los en color negro, ya están calificados, los de color azul, son mi pronóstico.

CONCACAF

Europa Sudamérica Asia África Oceanía

México

Rusia Brasil Irán Nigeria

No calificarán equipos

Costa Rica

Bélgica Uruguay Corea del Sur

Egipto

Alemania Argentina Japón

Túnez

Inglaterra

Chile Arabia Saudita Costa de Marfil
España Perú Australia

Senegal

Polonia

Serbia

Suiza

Francia

Faltan los repechajes europeos

#ElTalónDeAquiles: “El Orgullo Gay”

Comparte este artículo:

Durante el mes de junio, fuimos testigos de las “Marchas de la Diversidad” alrededor del mundo. El evento, que originalmente se llamó “Marcha del Orgullo Gay”, ha generado polémica desde su inicio, no solo por la oposición de segmentos reaccionarios de la sociedad, que ven aquí la desinhibida perversión inmoral de “los modernos”, sino también por los cuestionamientos de la propia comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual). El día oficial de celebración es el 28 de junio, pues se conmemoran las manifestaciones espontáneas y violentas contra una redada policial realizada en la madrugada del 28 de junio de 1969 en el bar neoyorquino Stonewall Inn. Otro momento habrá para hurgar en el pasado. Hoy, deseo elaborar sobre el significado de la marcha.

Por un lado, se argumenta que la marcha refuerza estereotipos sociales, pues miembros de la comunidad gay hay para todos los gustos. Los medios de comunicación siempre publican provocativas extravagancias (con lo que se desdibuja la diversidad), pero existen los twinks y los bears, los que parecen, pero no son (o tal vez sí), y los que no parecen, pero sí lo son. Hay almas de mujer en cuerpos de hombre (y viceversa), travestís que revindican su género, y gente que no cabe en moldes. Tanta es la diversidad, que recientemente se acuñó el término queer para incluir a los que no caben en nuestra fábrica de estereotipos. De hecho, debería referir a la comunidad LGBTIQ (Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Intersexo, Queer) para ser políticamente correcto. La retórica social nos enseña que la “normalidad” está en la homogeneidad, pero la realidad muestra que la diversidad es lo “normal”.

Por otro lado, se arguye que la comunidad tiene prioridades. La homosexualidad aísla, deprime, discrimina. Por ser gay, se pueden sufrir ataques, incluso ser asesinado, o perder el trabajo y el apoyo familiar. Claro, la situación varía de una región a la otra. En los países del norte (con la notable excepción de Rusia, entre otros), los avances son significativos. Incluso, aquel elemento clandestino, rebelde, y anticonformista característico de la cultura gay anterior a los años 1990s, fue sustituido por la defensa de derechos conservadores. Esto no es necesariamente “malo”: si la mujer tiene el derecho de decidir si usa burka, un gay debe poder decidir si adhiere a hipotecas familiares del estilo Modern Family. Pero, en otras regiones, por ejemplo, en África o en Medio Oriente, la reivindicación es más necesaria que nunca, pues el simple hecho de visibilizarse cuesta caro. Las marchas siguen entonces teniendo una función, social, ya sea para denunciar, para celebrar, o para mostrar solidaridad internacional.

Hay muchas críticas más. Se lamenta, por ejemplo, el énfasis puesto en la “fiesta”, que lleva al consumo excesivo de drogas. Se señala también que la comunidad es víctima del “capitalismo rosa”, de una comercialización excesiva. Esas son, sin embargo, críticas aplicables a la sociedad en general. El alcoholismo y la adición a otros tipos de sustancias, sean estas lícitas o ilícitas, afectan a diversos segmentos sociales. Además, la sociedad actual ya no está constituida por “pacientes”, “estudiantes”, o “feligreses”, sino por “clientes”.

Siempre opiné que no hay por qué sentirse orgulloso de ser gay, así como tampoco se debe estar orgulloso de ser heterosexual. Pero las marchas no existen para eso, sino para recordarnos que nadie debe avergonzarse de ser lo que es. Además, el evento celebra la diversidad. Se trata de una oportunidad para que todos – niños, abuelas, personas con discapacidad, las pocas personas “normales” que por ahí deben existir, y sí, a miembros de la comunidad LGBTIQ – nos congreguemos en un ambiente de fiesta. La marcha será innecesaria cuando, en vez de ver preferencias sexuales o anticonformismos sociales, veamos amor, no del que requiere ser respetado, tolerado, o comprendido, sino del que no requiere ser juzgado. Mientras eso no suceda, la afirmación reivindicativa y la celebración, con orgullo, alegría, y sin remordimientos, seguirá siendo necesaria.

Fernando A. Chinchilla

Cholula (México), julio de 2017