El papel de los hombres el 9 de Marzo

Comparte este artículo:

Debo confesar, que al momento de escribir esta columna me encuentro un poco indeciso sobre escribir o no sobre este tema por lo sensible del mismo, y antes de comenzar, quiero expresar que esta columna esta escrita con un profundo respeto a las mujeres, y que no se que tan válida sea la opinión de un hombre que ha vivido beneficiado de distintas formas por el sistema patriarcal y machista que ha imperado en este país, que nos pone en condiciones desafortunadamente muy desiguales en temas laborales, sociales, etc; pero que de igual forma, sentí una responsabilidad con mi libertad de expresión, pues estoy convencido de que los hombres debemos tener una actitud empática frente al movimiento feminista y debemos ser parte de la conversación.

Frente a mi indecisión sobre si escribir o no de este tema, quise preguntarle a mujeres feministas sobre el paro y el papel que le toca al hombre, y me he encontrado con posturas muy distintas que me han hecho reflexionar sobre el tema y quiero compartirlo muy brevemente con todos ustedes. 

Por un lado, hay mujeres feministas que me expresaron su inconformidad con que los hombres participen en las marchas del 8 de marzo, pues argumentan que son espacios 100% para mujeres y rechazan, incluso, otras más, que un hombre toque el tema aunque sea para apoyar al movimiento bajo la idea de que son parte del problema como promotores de una cultura machista. Pero por otro lado, me encontré con mujeres que aceptan por ejemplo la participación de los hombres en las marchas (aun que sea hasta el final de ellas) y que creen necesario hacer a los hombres participes de la discusión.

Ahora bien, reconozco que existen hombres con quienes si bien comparto el sexo, definitivamente no comparto sus posturas, es por eso que no acepto cuando nos intentan meter a todos en el mismo costal -por decirlo de forma coloquial- como si por el hecho  de ser hombre pensáramos todos igual, explico el por qué: 

En estos días, he escuchado a muchos hombres posicionándose respecto al paro, y he comprobado que algunos no hacen más que reflejar una profunda insensibilidad y una incomprensión terrible frente al movimiento, con frases vacías como por ejemplo: “no quieren ir a trabajar o estudiar por flojas”; o políticos que han dicho: “yo no les voy a dar el día para que anden en su arguende”. Dejando en evidencia su total ignorancia frente al tema, mismos que por lo general son quienes no entienden que el feminismo NO es un antónimo del machismo, si no que es un movimiento que busca la igualdad entre el hombre y la mujer y todo lo que esto conlleva. 

Generalmente estos hombres son adultos mayores de 40 años, que crecieron en otra época donde era mas “normal” escuchar expresiones machistas y quedarse callado, incluso, difícilmente se hablaba del tema, pero hay otros, que preocupan todavía más, pues son jóvenes, que uno pensaría son un poco más críticos y empáticos y resultan no solo no ser críticos o empáticos si no ser hipócritas, pues se manifiestan a favor del feminismo por ser socialmente bien vistos, pero por otro lado expresan comentarios como: “no hay que despenalizar el aborto ni darles el derecho a decidir sobre su propio cuerpo a las mujeres, o que se manifiesten pero nada más que no vayan a hacer destrozos en la calles”, o peor aún, argumentos torpes como “matan más hombres que mujeres“, personas jóvenes pero moralmente muy incoherentes.

Por otro lado, también he escuchado preguntas como: “¿y el paro qué va a resolver?” y es que lo importante no es ese día como tal, si no la discusión en torno al tema y como ha permeado en la sociedad, pues el que se este discutiendo qué vas a hacer este lunes 9 de marzo, nos obliga a todos a tomar una posición en torno al tema, lo cual evidencía por un lado a quién es sensible ante el tema, y por otro, a quienes se encuentran cómodos con este sistema que vulnera a la mujer y que realmente no entienden absolutamente nada sobre el fondo del tema del paro.

Todos estos comentarios que vienen de hombres, realmente no me sorprenden, lo que no solo si me sorprende, si no que también me entristece, es escuchar a mujeres que están en contra de este movimiento, y que no se si no alcanzan a comprender que si pueden votar, estudiar, trabajar, hacer deporte, casarse con quien ellas prefieran, manifestarse, etc; se lo deben justamente a este histórico movimiento feminista.

Este tema esta más que estudiado y “de cajón” sabemos que una parte de lo que nos toca a los hombres hacer es sencillo: No acosarlas, no insultarlas, no maltratarlas, y evidentemente no matarlas, etc; es decir, que la violencia no sea un recurso a utilizar contra la mujer. Es por ello que estoy convencido de que el papel que debemos tomar los hombres ante este paro es escuchar a las mujeres, ser empáticos con su lucha, acompañarlas si ellas así lo deciden y sobre todo aprender del tema.

Por último, quiero expresar que comparto totalmente el enojo que las lleva a manifestarse en contra de un Gobierno que prioriza la rifa de un avión sobre el movimiento feminista y que le molesta profundamente que le modifiquen la agenda, pues desgraciadamente, tenemos un Presidente que no entiende que esto no es contra el, si no contra un sistema patriarcal y machista que ha vulnerado a las mujeres mexicanas desde hace muchas décadas.

Por Ingrid, Fátima, Abril, y miles de mujeres violentadas en todo el país, aplaudo que se este hablando del paro en todos los rincones de México y en el contexto internacional, pues eso, ya es un gran avance, y a ti que es leyendo esto, te invito a no soltar esta inercia y a erradicar la violencia de género en cualquiera de sus múltiples expresiones.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

En cuatro años crecen 300% las denuncias por acoso en México

Comparte este artículo:

En tan solo cuatro años las denuncias por acoso sexual contra mujeres se cuadruplicó y el de hostigamiento se duplicó, esto de acuerdo a datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Entre el 2015 y el 2019, el acoso se disparó 297%, al pasar de mil 064 a 4 mil 234 carpetas de investigación.

El promedio igualmente creció, pues pasó de 3 denuncias diarias a 11.

Por otro lado, el hostigamiento sexual, el número de casos se incrementó 99.1%, ya que en el 2015 hubo 784 carpetas y el año pasado cerró con mil 561. El promedio pasó de dos a cuatro.

La entidad con más denuncias por acoso fue la Ciudad de México con 98, el 27% de los casos del País, seguida del Estados de México, con 57; Querétaro, con 32; Nuevo León, con 20; Guanajuato, con 19; Jalisco, con 18; Coahuila, con 17; y Puebla, con 16.

En el caso del hostigamiento, los estados que abrieron más carpetas en enero fueron Veracruz, con 24; Tabasco, con 17; el Estado de México, con 13, y Baja California, con 10.

(Con información de Grupo Reforma)

Aumenta en un 36% el acoso sexual en Nuevo León

Comparte este artículo:

Nuevo León sufrió un incremento en 2019 en denuncias por acoso sexual, aumento un 36 por ciento con respecto al 2018, según datos de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

En el 2019, la entidad sumó 255 acusaciones por este delito, a diferencia del 2018 cuando se registraron 187.

Las estadísticas indicaron que el 86 por ciento de las denuncias consignadas en 2019 se presentaron en el área metropolitana.

Monterrey tuvo un aumento de denuncias, pasó de 29 a 68.

Guadalupe también tuvo un incremento considerable ya que las denuncias se multiplicaron de 17 a 44, lo que significó un aumento del 159 por ciento y lo situó como el municipio metropolitano con el mayor incremento.

García registró un crecimiento del 43 por ciento, pero obtuvo la mayor tasa de los municipios metropolitanos con 13 denuncias de acoso sexual por cada 100 mil habitantes.

San Pedro y Juárez, fueron los únicos municipios que tuvieron un descenso en el registro de acusaciones, San Pedro bajo de 9 casos en 2018, a solo 3 en el año 2019 y Juarez que solo disminuyó una denuncia, ya que de 20 en el 2018, bajo a 19 en el 2019. 

El resto de los ayuntamientos metropolitanos presentaron un aumento de entre 5 y 11 por ciento.

Durante el 2018, el mes en el que se registró el mayor número de denuncias fue julio con 23, sin embargo, en 2019 existieron cinco meses en los que se igualó o superó esa cifra.

En el año pasado, el mes en el que se interpusieron más acusaciones fue en octubre, con 38, una más que todas las denuncias que se presentaron fuera del área metropolitana.

En los municipios periféricos y rurales se presentaron 37 denuncias en 2019, donde Cadereyta fue el que registró la mayor cantidad con ocho, seguido por Santiago y Pesquería, con cuatro cada uno.

En total fueron 27 municipios en los que no se consignaron denuncias el año pasado y sólo en cinco de ellos existieron acusaciones formales en 2018.

Las denuncias por acoso sexual en el estado apenas comenzaron a registrarse a partir de junio de 2017, al ser tipificado como delito, por lo que esta es la primera ocasión en la que se pueden comparar dos años completos.

 

Con información del  Norte 

¿Seguiremos esperando?

Comparte este artículo:

Es complicado tomar el estandarte de una batalla, aún más cuando las personas que están a tu alrededor no te permiten hacerlo, ¿o no?

Soy una mujer que, desde hace relativamente poco, se siente identificada y comprometida con la causa feminista, más aún en temas de seguridad y equidad; sin embargo, no tendía a emitir opiniones públicas sobre este tema. Lo que si hacía era demostrar mi postura a quienes me rodean con pequeñas acciones pues soy fiel creyente de que un hecho vale más que mil palabras. En resumen, actuaba desde mi trinchera.

El cambio de horario transformó mi comportamiento. A los pocos días tuve que ir al centro de Monterrey, después de mi trabajo, a comprar un material para manualidades; llegué a las 6:30, el sol ya se había ocultado. Al bajar del carro me sentí indefensa, insegura.

Nunca había experimentado la sensación de tener miedo por ser mujer, de verdad estaba asustada de que algo pudiera pasarme estando sola. Incluso consideré regresar a casa y esperar al fin de semana para ir con luz de sol, pero me quedé, con temor realicé mis actividades y continué mi camino.

Ese día despertó algo en mí. Sí, las acciones valen más que las palabras, pero la unión de voces es la que le da poder y visibilidad al movimiento que busca mi seguridad.

Las manifestantes chilenas lo entendieron perfectamente cuando entonaron el cántico “Un violador en mi camino”.  Y ellas hablaron por todas: por las mexicanas, las peruanas, las colombianas, las españolas, las francesas, las alemanas, las turcas, las indias, por las mujeres del mundo que no pueden salir a la calle sin preguntarse si volverán a casa.

Tenemos miedo. ¿Por qué? Porque los gobiernos no pueden garantizar nuestra seguridad, porque los violadores y feminicidas no son atrapados y enjuiciados, porque, aún con todas las evidencias sobre la mesa, los intereses económicos de un hombre son más poderosos que la integridad y la vida de una mujer, porque nos han hecho sentir débiles y sin oportunidades.

Hacemos manifestaciones organizadas, pacíficas, con bailes y cantos y ¿qué sucede? Nadie nos escucha. Pero que no se pinta una pared porque los medios, además de los funcionarios públicos y miembros de la comunidad, voltean para tacharnos de irreverentes, histéricas y berrinchudas.

Hoy las mujeres tenemos un “himno” que le está dando la vuelta al mundo, pero, ¿qué ha sucedido en México? Nuestros compatriotas han hecho de esta pieza una burla que se baila en los antros y fiestas, o que, en Monterrey, Fuerza Civil utiliza para castigar y denigrar a los detenidos. A todos los que hacen un uso diferente de este cántico, ¿acaso no consideran que defender la vida de las mujeres es una causa correcta?

Estamos cansadas y queremos un cambio positivo. No buscamos privilegios, ni estar por encima de nadie. Lo único que queremos es lo que por ley nos corresponde, que el gobierno haga su trabajo.

Mujer: levántate, grita, pelea por lo que deseas. No tienes que marchar para ser parte del movimiento, basta con que compartas con los demás las causas de tus reclamos y busques la manera de cambiar algo, lo que esté a tu alcance.

Hombre: sé solidario. No te burles de nosotras, ni de lo que hacemos, ni de lo que queremos. Intenta ponerte en nuestros zapatos por lo menos una vez y legitimiza nuestro llamado con tus compañeros. 

Esta es una pelea urgente, de todos: así como ayer fueron Abril, Daniela, Emily, Alicia, Laura o Claudia, entre miles de mujeres más, mañana puedo ser yo, tú, nuestra madre, hermana o novia. ¿Seguiremos esperando?

Estado solicita a la UANL atender protestas por acoso

Comparte este artículo:

El Secretario de Gobierno, Manuel González, solicito a autoridades de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) atender las denuncias de acoso hechas por alumnas, esto tras las manifestaciones del lunes en la Explanada de dicha institución.

“Cuanta manifestación se dé a lo largo y ancho del estado, el gobierno protegerá y, en todo caso, promoverá la libertad de expresión. Algo ha de estar sucediendo ahí, las autoridades universitarias tendrán que poner atención en eso”, dijo González.

Por otro lado, el funcionario reiteró el compromiso de la institución en no omitir lo que pudiera estar sucediendo en las diversas preparatorias y facultades.

Al ser cuestionado sobre la pinta de las letras “UANL” durante la manifestación del lunes, González dijo que no estaba a favor, debido a que, aseguró, la libertad de expresión siempre estará separada de lo que tenga que ver con la delincuencia.

El lunes un grupo de alrededor de 300 mujeres se manifestaron con cartulinas en las que exigieron frenar la violencia de género que han sufrido alumnas dentro y fuera de las diferentes facultades, además imitaron el baile “Un violador en tu camino”, que se volvió popular en Chile y luego en el mundo.

El grupo de mujeres exigió que se expulsara a los estudiantes que han sido identificados en redes sociales por haber sido partícipes en agresiones sexuales contra jóvenes universitarias.

Inmujeres condena agresiones sexuales denunciadas en #MeToo

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) por fin se manifestó respecto a las denuncias en contra de agresiones de índole sexual que han cobrado relevancia en los últimos días en redes sociales a través del hashtag #MeToo.

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador hiciera al Instituto un llamado para que atendiera las denuncias, este emitió un comunicado en el que condenó el acoso, hostigamiento y violencia sexual en contra de las mujeres, denunciado a través del movimiento #MeToo.

No obstante, hizo un exhorto a respetar la presunción de inocencia y el debido proceso de las personas involucradas.

El organismo pidió a las víctimas denunciar el acoso y la violencia sexual ante las autoridades para que todos los casos sean investigados y sancionados.

E incluso, puso a disposición de las instancias públicas y privadas, el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual, “como referente para que se adapte conforme a la normativa aplicable, y exista un mecanismo donde las mujeres agraviadas puedan contar con una herramienta administrativa y legal para poner fin a estas prácticas”.

En ese contexto, una de las ramificaciones del #MeToo, el movimiento #MeTooMusicosMexicanos, a través del cual se hicieron públicas denuncias de conductas sexuales inapropiadas de músicos en el país, llegó a su fin.

En la cuenta @metoomusicamx, publicó un texto de despedida y ofreció una disculpa a todos los allegados al músico Armando Vega Gil, quien este lunes se quitó la vida, tras ser denunciado por presuntamente acosar a una menor de 13 años de edad.

“Lamentamos profundamente el suicidio de Armando Vega Gil. Nuestra reacción inicial no fue la adecuada y, por ello, extendemos una disculpa honesta a todos sus allegados. Jamás incitamos a alguien a hacerse ningún daño ni a acabar con su vida, en lugar de afrontar los hechos ante las autoridades”, refiere el texto.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Las mujeres, los hombres y el acoso

Comparte este artículo:

Siempre hay que estar dispuestos a escuchar opiniones y debemos estar abiertos a que nuestras ideas sean cambiadas por las ideas que otras personas tienen sobre prácticamente cualquier tema.

En los últimos días, debido a los recientes reportes y denuncias que han hecho algunas mujeres que figuran en el mundo del espectáculo y la televisión sobre diversos casos de acoso sexual, hostigamiento e intimidación que han sufrido en sus ambientes de trabajo, he visto un sinfín de reacciones que la gente tiene sobre este tema. Me llaman la atención algunas de las reacciones y es por eso que escribo, para dar mi punto de vista sobre las dos posturas más comunes que pude distinguir.

La primera gira en torno a la idea de que “¿por qué las mujeres tardaron tanto en denunciar a sus agresores y no lo hicieron inmediatamente después de que ocurrió?”. Creo que el hecho de que, gracias a que hay movimientos como #YaEstuvo y #SiMeMatan y @MachosEnRehab en redes sociales, que generan corrientes de comportamiento y pensamiento, y que han hecho que más mujeres levanten la mano en busca de justicia, debe ser aplaudido y no cuestionado; los hechos atroces de los cuales mucha gente ha sido víctima crean importantes daños físicos y psicológicos, que sin ser experto en la materia, puedo decir que es difícil anteponerse a ellos. Lo cual debe crear conciencia en la gente desde dos perspectivas: la de la víctima y la de quienes, hasta el momento, no hayamos sido víctimas de estos casos.

La de la víctima ha venido de menos a más en los últimos años y sobre todo en los últimos meses; hay que fomentar por todos los medios que estén a nuestro alcance el empoderamiento de la figura de la mujer para que cada vez más se atrevan a reprobar y denunciar ésta y cualquier clase de situaciones que denigren su calidad de vida por el hecho de ser mujeres.

Por otro lado la figura de la gente que, afortunadamente, no hemos sido víctimas la opinión está bastante dividida; unos son empáticos con lo sucedido y otros no lo son así. Ante esto debe imperar una cultura de comprensión, respeto y solidaridad; pues no creo que sea congruente opinar un tema del cual no hemos sido parte, y sobre todo, cuando se tratan cuestiones tan delicadas, entender que cada persona puede reaccionar de manera distinta, cada cabeza es un mundo y es perfectamente válido tener comportamientos y reacciones discrepantes ante situaciones extremas, como lo son estos ataques. En su mayoría las víctimas temen por sus empleos, por su reputación e incluso por sus vidas y es por esto que no se acercan a reclamar justicia, esto sin contar la desconfianza que existe hacia los criterios que asumen los órganos jurisdiccionales y el estado en general, pero eso es materia de otra conversación.

A los que no hemos sido víctimas. Nos corresponde abordar esta situación con una menta abierta, dispuesta y consciente de que los tiempos han cambiado y van a seguir cambiando gracias a lo que nosotros hagamos de aquí en adelante y no a lo que hemos venido haciendo desde siempre.

La segunda va relacionada con el tema, pero no en lo específico, sino en el trasfondo de una ideología que venimos arrastrando y que con el crecimiento que el movimiento feminista ha tenido en los últimos años, ha venido a crear inquietud en la población masculina. Vi hace unos días que uno de mis contactos tuiteó algo como: “Desde mi punto de vista está igualmente mal ser feminista que ser machista”. En lo personal este pensamiento me hizo reflexionar durante mucho tiempo, principalmente porque anteriormente compartía la misma idea, hasta que una excompañera de trabajo, que es una enorme y joven impulsora de los derechos de las mujeres, me hizo darme cuenta de la realidad y logró que cambiara mi parecer.

En efecto, en un estado social, en el cual hombres y mujeres pudiéramos desempeñarnos en igualdad de oportunidades, la ideología anteriormente mencionada seria acertada, pero en razón de que ambos géneros no son medidos con la misma vara, ese pensamiento no está bien fundado. El movimiento feminista, busca empoderar a un sector de la población que muchas veces se ve mermado por discriminación y costumbres que vienen arraigadas desde los orígenes de la humanidad, no buscan restar a un sector masculino, sino que debido a que existe una diferencia tan marcada entre el trato que reciben ambos géneros, se busca dar mayor atención, relevancia y esfuerzos a un sector que más lo necesita, como lo debe ser ante cualquier sector vulnerable de la población.

Sería equivalente quejarse porque una asociación de beneficencia brinda apoyos alimenticios a los que no tienen que comer y ésta no da la de la misma forma a los que tienen a manos llenas.

Se trata de poner las cosas en igualdad de condiciones y darle un impulso a un sector de la población que históricamente ha sido puesto en desventaja.

Así pues, debemos ajustarnos, cambiar el chip, como lo mencioné al inicio de este artículo, y darnos cuenta de que una sociedad incluyente, que da la mano en lugar de dar la espalda, en la que las mujeres, al igual que los hombres podamos sentirnos seguros, respetados, comprendidos y escuchados, es justamente lo que necesitamos para acercar a nuestra comunidad y a nuestro país al verdadero progreso social.

Despide el Tec a Felipe Montes por acoso

Comparte este artículo:

Hoy a través de un comunicado dirigido al personal docente del Tecnológico de Monterrey, autoridades de la institución dieron a conocer que el maestro del área de Letras, Felipe Montes, ha sido dado de baja por las acusaciones en su contra de acoso, mismas que fueron señaladas en la página web de #AcosoEnLaU hace unas semanas.

“Por medio de la presente les informamos que Felipe Montes deja de prestar sus servicios a esta institución efecto desde el día de hoy”, dice el comunicado que es firmado por el Rector David Garza Salazar e Inés Sáenz Negrete, Decana de la Escuela de Humanidades y Educación.

En el documento, la institución, reafirma que tendrá cero tolerancia a conductas inapropiadas que atenten contra la integridad de las personas, y que actuaron siempre con firmeza ante cualquier circunstancia en la que se evidencie el haber vulnerado la dignidad de las personas.

Por último, el Tec también dice que mantendrá su compromiso de escuchar cualquier tipo de denuncia formal que abone a la convivencia respetuosa, armoniosa y sana que brinde protección y confianza.

Felipe Montes, reconocido escritor de la localidad y profesor de muchos años del Tec, fue acusado de acoso a principios de este mes en el sitio web, www.acosoenlau.com.

 

Tec tardará 10 días en investigar casos de acoso; Ya hay denuncias formales

Comparte este artículo:

El Tecnológico de Monterrey, a través de la decana de la Escuela de Humanidades y Educación, Inés Sáenz, dijo que la investigación de las acusaciones de acoso en contra del escritor y maestro, Felipe Montes, tardarán al rededor de 10 días, esto ya que es lo que marca el Protocolo de Actuación y Atención de Violencia de Género de la universidad.

“Vamos a poner nueve ó 10 días, que es lo que nos marca el protocolo, desde la notificación, la formación del comité, la declaración de las personas, el notificar a la persona acusada y que dé su réplica”, dijo Sáenz.

Por otro lado, la decana de la Escuela de Humanidades y Educación, aclaró que en este momento Montes es presunto inocente, ya que es lo que el protocolo les pide y por lo que ellos tienen que hacer una investigación.

Sáenz aclaró que fue la institución la que le solicitó a Montes suspender sus actividades y no una decisión del él, como lo había asegurado el profesor en un comunicado el 13 de noviembre, al decir que la decisión la había hecho ante “las acusaciones sin rostro”.

Por último, la decana aseguro que ta tienen ellos las acusaciones formales en contra del maestro, pero no específico de cuantas se trataban, ni tampoco cuando se presentaron.

“Se han levantado, digamos, señalamientos, pero en esta investigación hay diferentes niveles de conductas inapropiadas, es decir, no todas tienen el mismo estatus de acoso”, aclaró Sáenz.

El pasado 11 de noviembre el catedrático del Tec y escritor, Felipe Montes, fue acusado de acoso sexual en el blog #AcosoEnLaU. Hasta el momento el sitio web ha acumulado 65 denuncias anónimas en contra de personal académico del Tec, UDEM y el Cedim.

Afirma el Tec su compromiso a la cero tolerancia al acoso

Comparte este artículo:

Después de que la semana pasada se diera a conocer el sitio web, www.acosoenlau.com y que estudiantes del Tecnológico de Monterrey, Universidad de Monterrey y el Cedim, publicaran testimonios sobre acoso sexual en estas instituciones educativas, el Presidente del Tec, Salvador Alva, dijo en un comunicado que la institución educativa se compromete a investigar los casos y a tener cero tolerancia hacia este tipo de actos.

“En respuesta a la preocupación y acciono de alumnas y alumnos en contra del acoso, reiteramos el compromiso del Tecnológico de Monterrey de generar un ambiente de confianza y libre de violencia, que asegure el respeto a la dignidad de quienes forman parte de nuestra comunidad”.

Alva, informo que ya cuentan con planes, acciones y grupos de profesores expertos, pero que la publicación de los casos de acoso, han motivado a fortalecer el impulsar estrategias y acciones concretas y efectivas que promuevan una cultura de igualdad y respeto.

En comunicado, el Presidente de la institución educativa también dice que ya se está trabajando en el reforzamiento de los protocolos existentes y en el diseño de nuevas herramientas integrales en cada uno de sus campus, con el fin de garantizar la vivencia y apego a los valores de equidad, respeto, responsabilidad, inclusión y diversidad de la institución.

La página web, www.acosoenlau.com, tiene hasta el momento 65 denuncias de acoso sexual en contra de personal educativo del Tec, UDEM y Cedim, siendo las más notables las que son en contra del escritor y profesor del Tec, Felipe Montes, quien hasta el momento no ha dado respuesta sobre las acusaciones en su contra, esto a pesar de haber sido suspendido por la institución educativa.