El Poder Centennial

Comparte este artículo:

Para nadie es secreto que las redes sociales llegaron para quedarse cambiando no solamente las formas en la que nos comunicamos y convivimos sino también en como las nuevas generaciones crecen bajo la influencia de esta nueva realidad virtual. La generación centennial representa a los nuevos jóvenes, a todos aquellos nacidos entre mediados de los 90s al 2010 equivalentes al 35% de la población mundial.  Una figura de esta generación es la joven sueca Greta Thunberg que encabeza el movimiento mundial “Fridays for Future” el cual invita a grupos de jóvenes para que realicen una huelga estudiantil para exigirle a los gobiernos de todos los niveles que atiendan la problemática del cambio climático.

Del 20 al 27 se septiembre se llevaron a cabo marchas por la semana de huelga mundial por el clima “Global Climate Strike” en donde se pronosticó que más de 4 millones de jóvenes salieron a las calles en 5,225 paros en 156 países a nivel mundial. En algunos países como Australia la manifestación es la más grande desde las ocurridas contra la guerra de Iraq en 2003 y con todo esto podríamos preguntarnos: ¿Quién está detrás de este movimiento? ¿Una serie de empresas y marcas buscando posicionar sus productos y servicios? ¿Grupos de cabilderos y políticos con intereses medioambientales? ¿Las Naciones Unidas y otros organismos internacionales con los recursos y el apoyo de decenas de gobiernos y empresas a nivel mundial? Y no, la responsable detrás de todo este movimiento es una centennial de 16 años quien hace apenas 1 año tuvo la idea de ir y plantarse afuera del parlamento sueco todos los días después de sus clases de secundaria para exigirle al gobierno que tomara medidas para reducir las emisiones de carbono que generaron en ese año uno de los veranos más calientes jamás registrados en ese país nórdico.

¿Cómo pudo una niña menor de edad lograr encender la mecha de un movimiento con más integrantes que muchos partidos políticos e inclusive religiones a nivel mundial? El ingenio a la hora de expresarse y el hablarle a su generación en su mismo lenguaje, en sus canales y en sus formas son parte fundamental de su éxito. Los centennials siguen comportamientos en manada y aunque si bien pudiese parecer que son ajenos a la política la realidad es que por el contrario se apasionan muchísimo cuando se les logra comunicar de la manera adecuada, creando valor, no anuncios y conectando, no convenciendo.

México es el país de Latinoamérica con más marchas registradas al momento con 65 marchas activas, seguidos por Brasil y Colombia con 48 y 43 respectivamente. Miles de jóvenes mexicanos se han estado registrando para participar en las marchas sin distinción de religión, ideologías, nivel social, ni de ningún tipo más que querer poner un alto a los elevados niveles de contaminación que se viven día a día, sobre todo en ciudades con alta actividad industrial y parque vehicular como la Ciudad de México y Monterrey.

Lejos de ser otro movimiento anti sistémico y rebelde, es en realidad una iniciativa que busca que los cambios en la reducción de la huella de carbono en cada país comiencen con acciones individuales en nuestros hábitos de consumo, alimentación y transporte. La manifestación más grande se llevó a cabo en Nueva York el 20 de septiembre en el marco de la Cumbre del Clima de la ONU en esa misma ciudad que a diferencia de otras cumbres o eventos internacionales en esta ocasión de integra en su mayoría por participantes jóvenes, en especial de la generación centennial y no es para menos, ya que es la generación que al final tendrá que lidiar con los estragos de la sobre explotación de los recursos hacía el 2050.

El tema del cambio climático no es el único tema que ha podido movilizar en años recientes a la juventud, distintos proyectos políticos algunos de derecha y otros de izquierda lo han logrado captando la atención de esta generación hablándoles en su idioma, entendiendo su sentir y partiendo de la idea que el centennial es sumamente emocional, le motiva crear y busca recompensas en el corto plazo. Quien quiera comunicar a esta generación deberá entender que los impulsos, trastornos y comportamientos de esta generación son diferentes a la de los milennials y requieren de estrategias que busquen un éxito rotundo. Quien sabe, podríamos tener a nuestra Greta Thunberg de seguridad, empleo o algún otro tema en nuestro país y solo es cuestión de tiempo para que surja.

El autor es consultor senior de centennials en Espora y consejero de la organización juvenil Alianza 2030

Gobernar con mayorías

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia con un distintivo peculiar que  las anteriores administraciones no tuvieron: legitimidad. Los famosos 30 millones de votos y la alta incidencia en la participación electoral, llevaron a un lugar privilegiado a esta administración federal; un amplio margen de votos generan comodidad en el arte de gobernar, ya que cuentan con el dicho margen, le permite a la llamada “Cuarta Transformación” mover el tablero de juego del escenario político. El  poder tiene una naturaleza expansiva, y en ese sentido, la 4T  se encuentra en un proceso de instaurar un nuevo régimen afines a su  ideología y pilares por los cuales llegaron al poder mediante el voto popular. En ese sentido, la victoria de este movimiento de regeneración tiene una responsabilidad fundamental de dejar atrás las prácticas autoritarias y antidemocráticas del pasado. La expectativa es muy alta, no solo por lo propuesto en campaña, sino por  el cambio que conlleva una transición política de este calado, y de ser supuestamente el primer gobierno de izquierda o índole social en  el México del siglo XXI. Como hemos podido observar con lo sucedido en Venezuela, Chile, Ecuador, Perú, Argentina y demás países, en America Latina se observa una urgente necesidad de un estado social que pueda subsanar las nuevas necesidades sociales; y por ello el gobierno de López Obrador tiene aun mayor relevancia al ser foco  de atención a nivel regional. 

La Dra. María Amparo Casar y el Dr. Ignacio Marván en el libro “Gobernar sin mayoría, plantean si un gobierno puede funcionar con gobiernos divididos, y encontraron que no existe un riesgo  de parálisis de gobierno; funciona en otros lugares como Estados Unidos; y genera una alta actividad legislativa y sanos contrapesos. Como podemos observar, a diferencia de lo plasmado por los autores mencionados, la 4T posee una mayoría que permite cualquier flujo legislativo y generar reformas a fines a su estilo de gobierno, sin embargo y en sentido opuesto, una de sus conclusiones es que al tener un gobierno dividido, “se generan serios problemas desde el punto de vista de logros y acuerdos”. Por ello, la nueva administración federal está a en un paso a instaurar nuevas formas democráticas de gobierno o un totalitarismo como aquellos tiempo del partido  oficial. 

En la popular obra “Como mueren las democracias” de los autores de Levitsky y Ziblatt proponen una nueva responsabilidad a los partidos políticos para mantener a una democracia sana: contención. ¿a qué se refieren con esto?, de manera, para dichos académicos, en cualquier democracia pueden surgir lideres cuyas  posturas e ideas pueden ser contrarias al bienestar de un país y de una forma republicana, demócrata y con respeto al estado de derecho, y   debido a esta fragilidad inherente a esta forma de gobierno, por lo cual los partidos políticos deben postular y mantener como lideres a aquellas personas que vayan en armonía con estas ideas, por si las organizaciones políticas no mantiene una contención contra este tipo de liderazgos, el escenario puede provocar un autoritarismo. También, cuando un partido se encuentra liderando al país, debe hacer todo lo institucionalmente posible para favorecer una democracia liberal. Andrés Manuel tiene una responsabilidad preocupante y también alentadora. Tiene una oportunidad única de ir alcanzar la “tierra prometida” o de regresar al pasado. 

El Aeropuerto de Santa Necia

Comparte este artículo:

Teníamos en nuestras manos la construcción de una de las puertas al mundo más importantes y modernas de toda América Latina, pero como en México al parecer no podemos tener nada mejor que los demás, la 4ta transformación echo esa posibilidad por la borda. Y no es que no podamos tener nada nuevo, ni moderno, es que la 4T no quiere nada que no venga de ellos, obviamente. 

Después de una lluvia de amparos, de prácticamente recibir advertencias de todas las autoridades aeronáuticas y tener todo en contra, inclusive a la naturaleza, el aeropuerto de Santa Lucia, va. El aeropuerto que llevara por nombre “Aeropuerto Internacional, General Felipe Ángeles”, no es otra cosa más que una necedad y capricho presidencial, al viejo estilo autoritario, donde el mandamás  es quien dice que obra si, que obra no. Tal cual mandamás, el Presidente López Obrador, se pasó por el cerro que está en medio de las pistas de aterrizaje, todas y cada una de las advertencias antes mencionadas. Estamos de acuerdo que el NACIM, el proyecto estrella de Enrique Peña Nieto, estaba plagado de dudas, y debía revisarse con lupa, pero la inversión ya estaba hecha, ya estaba planificada e iba a detonar una zona olvidada, donde anteriormente existió el Lago de Texcoco, del que los morenistas tachaban de faraónico, corrupto y oscuro, por lo cual, desde unos días antes de tomar posesión del cargo, la 4T se encargó de descalificarlo y poner en la cuerda floja la continuidad de este proyecto, cosa que al final, resulto como se predecía: la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Una vez sepultado el NACIM, era hora de que López Obrador levantara su propio aeropuerto, uno que hasta el día de hoy había funcionado como base militar, al servicio del ejército y la marina armada de México. Este nuevo aeropuerto desde el día uno de su presentación recibió una ola de cuestionamientos, que el cerro no lo habían visto, que el costo de la cancelación del NACIM,  que no había estudios de impacto ambiental (como en Dos Bocas, el tren maya y las que faltan). Inmediatamente, luego de la proyección del arranque de obras, los colectivos sociales se movilizaron para interponer amparos a la construcción, lo cual frenaba la obra, por razones totalmente lógicas, pero, los mexicanos no contamos con que tenemos un Presidente que no le gusta perder (2006 y 2012 lo dejaron muy claro), y así como con la “Ley Taibo”, Andrés Manuel López Obrador modifico y se aprovechó de la ley, declarándolo una obra de carácter de seguridad nacional, si, el Presidente uso el chantaje para salirse con la suya, dejando en el piso a todos los recursos legales y hasta de la misma naturaleza, porque el Señor Presidente quiere su aeropuerto. ¿Qué horas son? – “La hora que usted diga, Señor Presidente” 

Así, por los tamaños de López Obrador tendremos el aeropuerto que él quiere, y no el que el país necesita. Bajo los argumentos de un “aeropuerto nada ostentoso y sencillo” es como se abrirá una ventana al mundo, una que era la punta de la lanza del desarrollo comercial, que la 4T nos cerró. Justo un mes después del anuncio de la cancelación del proyecto, Turquía, uno de los competidores comerciales de México, inauguro su aeropuerto internacional ¡con menos capacidad que el NAICM!, les digo, fue un capricho, un berrinche del Presidente, que nos costara, es más, ya nos está costando, ya que desde su anuncio de cancelación, muchos indicadores comerciales retrocedieron y lanzan señales negativas económicamente hablando sobre México. No es casualidad el 0.1% de crecimiento en lo que lleva este sexenio, y apenas vamos por el primer año.  Y ni digamos sobre el horror que será llegar a este nuevo complejo de transporte, ya que se encuentra en una de las zonas más transitadas de la megalópolis, lo cual hace que los trayectos sean largos, lentos y costosos. Para terminar, antes de que termine el mes de octubre, las aerolíneas, que no les cayó muy en gracia la decisión del aeropuerto de Santa Lucia, se posicionaron en contra, ya que Aeroméxico e Interjet anunciaron que ellos no usaran este aeropuerto, ya que genera costos y dificultad de operaciones.

Del aeropuerto podemos hablar mucho, al final, como lo mencione tendremos uno nuevo, no es el que necesitamos, es el que el mesías quiere.

The Joker: La protesta contra el Estado de Derecho Fallido

Comparte este artículo:

¿Puede un Estado de Derecho ser eficiente y por lo tanto, legítimo, cuando las oportunidades no es igual para todos los ciudadanos? Eso es lo que nos transmite la película The Joker. 

No daré spoilers. Pero quien tenga el más mínimo sentido de patriotismo podrá coincidir conmigo que la salud general, la pobreza y la lucha constante de mejores empleos es lo que nos muestra The Joker y nos hace pensar que sobrevivir en estas circunstancias son más crudas que las guerrillas en América Latina. 

La obligación de un Estado no es lo mismo que el de una Nación. Un Estado, para el gran jurista mexicano García Maynez en palabras del Florentino Maquiavelo lo define como “la comunidad con su gobierno propio e independiente y supremo en su orden” y toma su significado de las polis de los griegos y civitas de los romanos.

Y aquí es donde se centra el artículo: ¿Por qué protesta la gente? Simple: No se sienten representado por el Estado de Derecho que los gobierna. Se sienten como The Joker: Abandonados, sin un gobierno capaz de ejercer su facultad de orden supremo y cuidar el desarrollo de sus pueblos. 

Si pudiéramos pensar en un lugar donde las oportunidades son escasas y el actuar del gobierno es ineficiente, seguramente pensaríamos en alguna ciudad en cualquier país de la Latinoamérica, pero no es así. 

Ahí tenemos el caso del Bronco, Gobernador de Nuevo León: Político bien intencionado pero que la opinión pública lo pone como el penúltimo peor evaluado, solo superado por la Jefa de Gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum.

Aquí es donde radica la importancia que un Estado de Derecho exista. Necesitamos atender las necesidades de los ciudadanos. Las oportunidades no llegan a los 19 días ni a las 500 noches. Se trata de atender las necesidades de los ciudadanos. Dejar los intereses externos y poder entregar nuestro mayor esfuerzo. 

De no permitir que en la ausencia de nuestros como agentes políticos, permitir que existan The Joker que incomprendidos por nuestra sociedad, busquen crear una realidad alterna que impida entender que nuestra sociedad es más compleja de lo que parezca. Eso incluye a nuestros gobernantes. 

Lo que nos queda como generación es empezar a encauzar las protestas. No se puede ser puede tener un Estado de Derecho con protesta o al menos, sin escuchar las demandas. Y si son persistentes, son reguladores sociales para recordarle al Poder Supremo que las cosas se necesitan escuchar.

En México, existen protestas todos los días. Eso es nuestro semáforo: Nosotros debemos los moduladores. Nosotros debemos ser los reguladores. Por eso, seamos The Joker o no, debemos abonar a la construcción de nuestra sociedad.

Quien no quiere a su patria, no quiere a su madre.

#ElNidoDelGavilán: “Hablemos del futbol femenino”

Comparte este artículo:

Hablábamos hace un par de días sobre las copas masculinas del verano, la Copa América y la Copa Oro, que nos entregaron a dos campeones que cumplieron con su rol de favoritos, Brasil y México, respectivamente.

Sin embargo, el futbol femenino tuvo en la Copa Mundial Francia 2019 una vitrina para volverse a mostrar como producto a comercializarse en el mundo. Estados Unidos levantó la copa por cuarta vez para convertirse en la nación con más campeonatos mundiales en la historia del futbol femenino. No obstante, la calendarización del evento hizo que la final coincidiera el mismo con la final de los dos torneos masculinos.

En cada mundial femenino se ven más jugadoras profesionales, provienen de más ligas y de ligas cada día más fuertes. Holanda llegó a una final venciendo a potencias como Japón o Suecia, después de ganar una Eurocopa. En la América Latina, Jamaica, Argentina y Colombia vienen realizando un progreso interesante en busca de emular a Brasil, la potencia latinoamericana en la materia.

Históricamente, el futbol femenino ha permanecido rezagado frente al masculino en todos sus aspectos: Infraestructura, volumen de ventas, desarrollo profesional, desarrollo directivo, salarios, entre otros. Por decir un ejemplo, en varones, Francia se llevó 38 millones de dólares por su título en 2018; en mujeres, Estados Unidos se llevó 4 millones. Sin embargo, poco a poco, se ven cambios para reducir la enorme brecha que existe. Voces como la de Megan Rapinoe ayudan a visibilizar el deporte, a generar respuestas a las demandas y que ponen ese activismo necesario para impulsar el futbol femenino. Es interesante que su nombre se ve en muchos lados, pero pocos hablan de su fútbol, que posición juega o siquiera en qué equipo juega regularmente. Sin embargo, lo que hace Rapinoe es significativo, con que una persona prenda su televisor o googlee lo que hace el seleccionado norteamericano o consuma futbol femenino es un efecto positivo de dicho activismo.

En general, los retos a nivel internacional son: Más apoyo de FIFA a las federaciones nacionales para promover ligas nacionales, generar mayor infraestructura en los países, mejorar la capacitación de entrenadoras y directivos especializados en futbol femenino y coadyuvar a los países a promover campañas en contra del machismo que existe para que mujeres puedan jugar futbol.

En nuestra realidad, México no asistió al mundial debido a su eliminación a manos de Panamá, lo cual representa un retroceso a lo que venía haciendo el equipo, pero a pesar de ello, es de subrayar que la Liga MX Femenil es una realidad, que cada crece en público y en tiempo en televisión.

El futbol femenino en México es aun limitado en categorías inferiores, ligas en diferentes estados están desconectadas con la Liga MX Femenil, no existen clubes profesionales femeninos que no estén vinculados a un equipo varonil y la dependencia en traer de universidades y colleges a jugadoras México-americanas a la selección nacional son obstáculos aun por enfrentar.

La gran meta, sin duda, es generar la rentabilidad financiera del futbol femenino, debe ser un esfuerzo conjunto de afición, patrocinadores, federaciones, FIFA, ligas y gobiernos. Eso nos va a llevar a conseguir una verdadera equidad en salarios y condiciones deportivas para las mujeres en el futbol mundial.

Lo dicho, dicho está.

Centennials: Los Nuevos Jóvenes

Comparte este artículo:

¿Quiénes apoyarían después de 40 años del fin de la dictadura en España a un partido con ideales franquistas?

La respuesta es sorprendente: en las recientes elecciones españolas el partido ultraderechista Vox recibió la mayoría de sus apoyos de adultos mayores y de los primeros votantes.

¿Quiénes son los primeros votantes? Es la generación centennial, que agrupa a casi 8 millones de personas en España y representa el 35 por ciento de la población mundial.

Hemos sido y seremos durante la próxima década “los game changers” en la mayoría de los procesos electorales, sobre todo en América Latina.

Los centennials somos todos los nacidos entre 1994 y 2010, que tenemos la característica principal que somos nativos digitales, nacimos conectados a las redes sociales y a las nuevas tecnologías.

Siempre hemos tenido toda la información a la mano y nos hemos comunicado de manera instantánea entre nosotros, lo que nos ha hecho flotar sobre superficialidades que nos hacen ser carentes de visión en temas importantes. Los Centennials mexicanos preferimos usar Instagram y Snapchat compartiendo contenido con temporalidad lo cual representa un reto para hacernos llegar mensajes largos y con fondo. 

La mayoría de los centennials sabíamos qué carrera íbamos a estudiar, pero no sabemos exactamente qué hacer con nuestras vidas, qué nos hace felices, cuáles son las causas que nos mueven, entre otras cosas.

Los países en donde se ha detenido el avance de las fuerzas políticas radicales, como en Francia o España, han venido acompañados de estrategas que también entienden esta realidad y crean contenidos que transmiten por canales de comunicación específicos a los centennials por medio de memes, blogs y otras herramientas.

Somos una generación menos idealista y más práctica. En la escena política, somos sumamente pragmáticos y nos dejamos llevar por ella. 

El 70% no compartimos nuestra información personal. Valoramos la libertad al igual que los milennials, pero añoramos la seguridad y el orden.

En el plano político mexicanonacimos en la democratización y apertura del sistema, tenemos hemos tenido espacios y plataformas para participar y alzar nuestra voz, por lo que como centennials ya no sólo buscamos perfiles disruptivos y entretenidos, distintos a la vieja política, sino que también buscamos perfiles que brinden orden, seguridad y progreso, sin intervenir en nuestras actividades cotidianas.

La psicografía de los centennials muestra que somos pragmáticos, impacientes, conservadores y competitivos, dejamos atrás a los influencers tradicionales para adoptar nuevos que se parezcan a nosotros y comunicarnos por medio de memes y formatos más gráficos de noticias.

Según el INEGI el 36% de la población en México somos Centennials, nuestra generación es menos apegada a las marcas y más exigente con la publicidad ya que priorizamos a que ponerle atención y que no por la sobre carga sensorial que tenemos y que reduce nuestro spam de atención a 8 segundos a comparación de los 12 se los milennials. 

El fenómeno de los partidos de ultraderecha o ultraizquierda pudiera llegar a México, de no reconstruirse los partidos tradicionales y de no haber una satisfacción a seis años con el Gobierno federal actual.

Para tal efecto será importante para las fuerzas políticas entender que los centennials somos los nuevos jóvenes y ya no los millennials que por su condiciones laborales o de nuevos padres han perdido gran parte de la rebeldía e irreverencia que los caracterizaba hace algunos años.

Trump y PEMEX: dos problemas que agravan el panorama de México

Comparte este artículo:

La semana pasada el país sufrió dos embates que pusieron a la economía a temblar. Por un lado, el presidente de Donald Trump amenazó con imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas si el país no colaboraba con la política migratoria estadounidense. Por el otro lado, Moody’s y Fitch ajustaron las calificaciones de la deuda soberana y de PEMEX. Si bien la primera se mantiene en niveles de inversión, la de Petróleos Mexicanos descendió al umbral de especulación (“bono basura”). Eso significa que el precio de los bonos de la petrolera será más bajo y la tasa de interés a pagar será más alta. Esto se traduce en mayores complicaciones para el financiamiento de la petrolera más endeudada de todo el mundo.

Según la calificadora Fitch, el ajuste en la calificación de PEMEX es debido al panorama de incertidumbre que genera la paraestatal, referente a su alto apancalamiento y a sus bajos de niveles de producción. Asimismo, la incertidumbre aumenta en tanto que PEMEX se encargará de la construcción y operación de la refinería en Dos Bocas; una inversión que para muchos es inviable financiera y operativamente. Además del aumento en el gasto por las condiciones del terreno y el tipo de crudo de la región, el costo de oportunidad de la inversión es considerable. Dentro de la industria petrolera, la refinación es el proceso menos rentable. El gobierno mexicano debería enfocarse en su ventaja comparativa, reorientando esa inversión a exploración y a impulsar la producción de PEMEX.

Por otro lado, si bien se han implementado estrategias para reactivar a la petrolera, a través de capitalización y reasignación fiscal, entre otras, estas no parecen disminuir la incertidumbre alrededor de la paraestatal. El gobierno mexicano todavía no entiende que el problema de PEMEX no es solamente de liquidez, sino de solvencia. 

Paradójicamente, la insistencia de AMLO de apuntalar nuevamente a Petróleos Mexicanos como una gran petrolera que vuelva a aportar sustancialmente a los ingresos federales puede significar el último clavo de su ataúd. Y lo que resultaría peor, su situación financiera podría arrastrar consigo a las finanzas públicas y mermar la estabilidad macroeconómica del país. 

El otro tema no tiene su causa en las malas decisiones de este gobierno, aunado a la corrosiva corrupción del sexenio pasado, sino que alude a una variable exógena. Algunos parecen estar sorprendidos de la asimetría de poder entre Estados Unidos y México. Eso no es algo nuevo, desde el nacimiento de México como país, la relación entre ambos países es de subordinación. Empero, el contexto global de antaño jugaba a favor de México. Sobre todo, en el contexto de la Guerra Fría, en la cual Estados Unidos buscaba evitar la propagación del comunismo en América Latina. Esto le permitía a México tener una moneda de cambio para apaciguar dicha relación.

Por otro lado, el problema de la migración no es algo reciente. Desde la segunda mitad del siglo pasado, la confrontación por la migración y el narcotráfico han sido temas centrales en la política exterior con Estados Unidos, tal que condicionaban los acuerdos de comercio entre ambos países. 

El gobierno mexicano debe entender que la amenaza de los aranceles no es un asunto comercial, ni siquiera un asunto migratorio, sino un asunto totalmente electoral. Trump, el presidente pragmático por antonomasia, ya apunta a las elecciones del próximo año. Sabe que colocar a los inmigrantes como chivo expiatorio, culpándolos de todos los males que sufre Estados Unidos, lo puede llevar nuevamente a ganar los comicios federales. 

Era necesario evitar la imposición de aranceles, si bien el tipo de cambio hubiera absorbido en su totalidad el arancel de cinco por ciento, el costo del servicio de la deuda hubiera aumentado y la incertidumbre que el país vive se hubiera intensificado. Sin embargo, el costo de evitar lo anterior es sumamente alto, ya que le otorgamos el poder a Trump de jugar la carta de los aranceles cuando crea que México no está cooperando. 

Nos comprometimos a fortalecer los esfuerzos en la frontera sur, lo que se traduce en regresar a más migrantes centroamericanos, así como recibir a aquellos que sean deportados desde Estados Unidos. Trump no entiende que la ola de migración proveniente de Centroamérica es culpa, en parte, de la política exterior de Estados Unidos. La desestabilización de esos países fue generada por el gobierno estadounidense en los años ochenta, poniendo y quitando dictadores, y generando pobreza y marginación. 

Estamos a merced de un megalómano que hará cualquier cosa para poder mantenerse en el poder, incluso si en el intento aniquila a sus socios comerciales. Trump está dispuesto combatir por la victoria -y ganará- sin importar que sea una victoria pírrica. 

Acceso a anticonceptivos gratuitos como obligación del Estado

Comparte este artículo:

Recientemente, la APEC lanzó una convocatoria que busca generar investigación en el tema de la salud de las mujeres en Asia Pacífico y América Latina. La Asociación define a la “salud” como el resultado de la seguridad en el ambiente de trabajo, la conciencia y el acceso a los servicios de salud, la salud sexual y reproductiva, el alto a la violencia de género, y el balance entre la vida personal y el trabajo. A continuación, hablaré de la salud sexual y reproductiva porque la falta de información y de planificación familiar, vulneran a las mujeres y retrasan la lucha por el control sobre sus propios cuerpos. Recordemos que México cuenta con el primer lugar a nivel mundial en embarazo adolescente, y esto no es más que el resultado del abuso de poder, de la desinformación, y de la anciana idea de que se puede controlar a una mujer al mantenerla embarazada en contra de su voluntad. 

Ahora, ¿qué está haciendo el gobierno de México para prevenir esto e impulsar la salud de la mujer en el tema de salud sexual y reproductiva? Mucho. Pero no lo sabemos. 

El IMSS cuenta con un departamento de Planificación Familiar en cada una de las clínicas del Área Metropolitana de Monterrey. Ahí, personal médico capacitado proporciona información, que por ley debe ser objetiva y científica, sobre una vida sana en lo sexual y reproductivo. En el consultorio, uno puede pedir colocarse de manera gratuita y segura, diferentes anticonceptivos de larga duración, como el DIU de cobre, el DIU Mirena, y el implante subdérmico hormonal. Se define el más adecuado para una paciente determinada, de acuerdo con el llenado de un formulario previo por el médico, que le permite a él o ella conocer su perfil y buscar la opción más segura. Además, también de manera gratuita, hay acceso a métodos anticonceptivos de corta duración, como las pastillas anticonceptivas, las inyecciones, los parches, y los preservativos. Esto es completamente gratuito, y no hay necesidad de ser derechohabiente del IMSS para tener acceso a ello. De acuerdo con la Cartilla de Derechos Sexuales del IMSS:

El Estado debe garantizar y promover el acceso a la información y a los servicios de salud con pertinencia cultural, garantizando nuestro derecho a la confidencialidad, incluyendo el acceso a todos los métodos anticonceptivos, la atención de un embarazo saludable y los servicios de aborto Legal [en Nuevo León, solo en caso de violación] y seguro.

Y con esto, por ley, el Estado está involucrado en cada una de las etapas de la vida reproductiva de las y los mexicanos. Busca desde prevenir un embarazo no deseado o una Enfermedad de Transmisión Sexual, hasta acompañar a la mujer en su proceso de maternidad, o en la interrupción de un embarazo producto de una violación (en el caso de Nuevo León).

Al hablar de planificación familiar, uno debe preguntarse a qué edad desea comenzar (o continuar) a tener hijos. Si la respuesta hace referencia a dentro de tres, cinco, o hasta diez años; lo mejor es optar por un anticonceptivo de larga duración de los mencionados con anterioridad (DIU o implante subdérmico). De esta manera, uno se encuentra protegido por un tiempo importante y sin necesidad de recordar tomar pastillas o inyectarse constantemente, lo cual, puede fallar en mayor medida. Si el proceso de colocarse un DIU o un implante subdérmico se siguiese por medio de una institución médica privada; el costo de estos métodos oscila entre los $4,000 y los $5,000 MXN, aunque varía según el país y la institución. Se lucra con la salud reproductiva, y en muchos casos, no hay conocimiento del privilegio con el que cuentan los mexicanos, al acceder a estos servicios sin costo alguno, como obligación del Estado.

Por naturaleza humana, quienes mantienen un embarazo son las personas de sexo femenino. Cuando la mujer utiliza un anticonceptivo que la acompaña por varios años independientemente de las decisiones de su pareja, ella se empodera y tiene la capacidad de decidir sobre su propio cuerpo. Esto le permite planear su futuro, prepararse en lo educativo, económico y emocional; para más adelante y cuando lo decida, ser madre. Al contribuir a la difusión de la información sexual y el acceso a los anticonceptivos, se impulsa la salud de las mujeres, y con ello, el desarrollo y la plenitud de la mitad del país.

#ElTalónDeAquiles: “Alan”

Comparte este artículo:

“Alan”. Así de simple. Ese fue el nombre con el cual Alan Gabriel Ludwig García Pérez, mejor conocido como Alan García, se presentó en las elecciones peruanas de 2006, las cuales terminaron con una victoria que le permitió asumir, por segunda vez (la primera fue de 1985 a 1990), la Presidencia de la República 2006-11. Hoy, Alan se ha convertido en el segundo Jefe de Estado peruano en suicidarse (luego de Gustavo Jiménez, en 1933). 

La primera vez que escuché el nombre “Alan García” fue a mediados de la década 1980, cuando este discípulo de Víctor Raúl Haya de la Torre llevó al poder por primera vez a la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), un partido de centroizquierda fundado en 1924. García había sido diputado constituyente (1978-79) y diputado (1980-85), pero su figura obtuvo alcance latinoamericano cuando su discurso joven, radical, y antiimperialista, le dio, a sus 36 años, la Presidencia de la República. 

Al inicio de su gobierno, los salarios crecieron, las tasas de interés se redujeron, y el tipo de cambio, así como la inflación, se mantuvieron bajo control. Pero la bonanza económica terminó. Las emisiones inorgánicas de moneda, su rebeldía al Fondo Monetario Internacional (FMI), y el hecho de limitar el pago de la deuda externa al 10% de los ingresos obtenidos por las exportaciones, hicieron estallar la crisis económica. En 1989, la hiperinflación llegó al 2775%. Además, en esa época se recrudeció el conflicto armado interno. No solo creció la violencia de grupos armados como Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), sino que también lo hicieron las violaciones a los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas. Con un legado como ese, era imposible pensar en una segunda oportunidad. 

Y por eso, el segundo Alan, el que asumió en 2006, me sorprendió. Si algo se demostró en esa ocasión es que en América Latina los cadáveres políticos no existen. Bien por Alan. Pero también es cierto que su segundo gobierno se definió por el mismo neoliberalismo implantado a partir de 1990. Los tratados de libre comercio y la política de austeridad fiscal propulsados por este dinosaurio político sepultaron al joven izquierdista de retórica explosiva. Y así, el único denominador común de sus dos gobiernos fue las denuncias de corrupción. En 1991 el parlamento debatió la posibilidad de encausarlo por eventual enriquecimiento ilícito. Y en 2013 se creó una comisión para investigar presuntas irregularidades acontecidas durante su segundo gobierno. Si no fuera porque en 2001 la Corte Suprema declaró prescritos los delitos presuntamente cometidos durante su primer mandato, no hubiera podido resucitar.   

La última vez que escuché mencionar a Alan fue el 17 de abril de 2019, cuando me enteré de su suicidio. A punto de ser arrestado por asuntos relacionados al caso Odebrecht, una empresa constructora brasileña que habría incurrido en actividades ilícitas (cohecho, colusión, y tráfico de influencias) para obtener licitaciones de obra pública, Alan decidió dispararse. Claro, García no es el único político latinoamericano salpicado por el escándalo. Tan solo en Perú, el expresidente Alejandro Toledo (2001-06) se encuentra prófugo, Ollanta Humala (2011-16) estuvo nueve meses en prisión preventiva, y Pedro Pablo Kuczynski (2016-18) purga una pena de 36 meses de detención domiciliaria por supuesto lavado de activos. Si Alan hubiese sido aprendido, y sin tomar en cuenta a Alberto Fujimori (Jefe de Estado 1990-2000 quien fue sentenciado en 2009 a 25 años de presión por delitos de represión) habría sido posible afirmar que todos los presidentes de Perú de los últimos veinte años han tenido problemas legales debido a la corrupción. 

Pero hoy el orador decidió unirse, por razones muy diferentes, a una lista de Jefes de Estado latinoamericanos que han terminado trágicamente sus días, entre ellos Getulio Vargas (Brasil, 1954) y Salvador Allende (Chile, 1973). Alan, quien siempre supo utilizar el poder de las palabras, se quedó mudo. Y esta vez, no resucitará. 

Fernando A. Chinchilla 

Montreal (Canadá), 2 de mayo de 2019

La reforma laboral a la luz de la economía internacional

Comparte este artículo:

Los dos modelos clásicos de la economía internacional implican que cualquier economía se verá, en general, beneficiada por el comercio exterior. El primero es el formulado por David Ricardo, quien atribuye los beneficios a las ventajas comparativas y no absolutas como afirmaba Adam Smith. Ricardo afirmaba que los países tienden a especializarse en aquellos bienes en los cuales tienen una mayor productividad relativa respecto a otro país.

El segundo modelo clásico es el formulado por Eli Heckscher y Bertil Ohlin quienes, partiendo de las ventajas comparativas de Ricardo, afirman que los países tienden a exportar aquellos bienes cuya producción es intensiva en el factor abundante en el país. 

Ambos modelos, así como sus derivados, argumentan que el comercio internacional es siempre benéfico para todos los países involucrados. Sin embargo, durante la segunda mitad del siglo XX, la corriente estructuralista negaba este argumento de la economía neoclásica y aseguraba que los países periféricos se encontraban en una posición de desventaja frente a los países del centro. La CEPAL, quien promovía un enfoque histórico de la economía, alejado de la abstracción teórica del paradigma neoclásico, postulaba que los países que exportaban bienes agrícolas y materias primas sufren el deterioro en los términos de intercambio a diferencia de los países que exportan bienes manufactureros, los cuales se benefician. 

Por ello y debido a otros factores estructurales de América Latina -heterogeneidad en productividad y baja capacidad de diversificación- los economistas de la CEPAL proponían medidas proteccionistas en algunos sectores para esta región. 

Desde los años ochenta, bajo el modelo neoliberal, la tendencia de la economía internacional ha sido la de la apertura comercial. Al igual que en el mundo, la apertura comercial en México es reciente. El país entró al GATT, hoy Organización Mundial del Comercio, en 1986 y firmó un tratado de libre comercio junto a Estados Unidos y Canadá en 1994. 

Si bien, en términos generales, el Tratado ha sido benéfico para la economía mexicana, algunos sectores se han visto altamente perjudicados por la apertura, debido a sus bajos niveles en competitividad. Por otro lado, los sectores beneficiados lo han conseguido principalmente por ofrecer una mano de obra barata. 

En el nuevo tratado denominado T-MEC, la cuestión laboral se encuentra como eje central y no, como lo era en el TLCAN, una propuesta paralela del gobierno estadounidense. Estados Unidos argumenta que México cae en prácticas de dumping al promover salarios extremadamente bajos. Por ejemplo, para enero 2019 el salario en el sector manufacturero era de 2.4 dólares por hora en México, mientras que en Estados Unidos era de 21.8. 

La competitividad de un país en el comercio exterior no debe darse a partir del bajo precio de la fuerza laboral, sino a partir de un esfuerzo por aumentar estructuralmente y de forma diversificada su productividad. 

La teoría neoclásica de la distribución del ingreso estipula que los factores de producción perciben una remuneración equivalente a su aportación a la producción total. La riqueza se agota en la repartición de la producción entre todos los factores productivos, por lo cual la teoría de la explotación de Marx no tiene cabida en este marco conceptual. Sin embargo, la realidad no se ajusta necesariamente a la teoría y observamos un pago extremadamente bajo al factor trabajo.

Por ello, no sólo se debe aumentar la productividad a través de la inversión, sino que se deben generar los ajustes institucionales y jurídicos necesarios para facilitar este proceso. 

En ningún momento se debe dejar al mercado operar de forma anárquica, ya que el mercado no interioriza elementos de justicia social; por el contrario, se deben edificar los cauces a través de los cuales discurran los fenómenos económicos. 

La reforma laboral aprobada en la Cámara de Diputados es un buen comienzo, ahora falta que sea aprobada en el Senado. Entre los puntos se encuentra aquel que versa sobre la libertad de formar parte de negociaciones colectivas por parte de los trabajadores. Es impensable argumentar que existe un piso parejo entre un trabajador y un capitalista. Sin embargo, se busca implementar una democracia sindical que evite los abusos de los líderes sindicales.